Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Falso profetas. Falsas enseñanzas. Estudio excelente, en cuatro partes, por Wuiston Medina.

El diezmo: una verdad irrefutable. Análisis sobresaliente por Daniel Neveu, una vez defensor de diezmar.

Más intercambios sobre temas relacionados con el pentecostalismo

¡Libres al fin! Documento conmovedor de la lucha de jóvenes adultos y una dama para librarse de las garras de iglesias apóstatas y hallar real libertad mediante la verdad de Cristo.

“Este pasaje del pentecostalismo, déjalo a las manos del Señor”, aconseja don Ángel.

Pastor pentecostal en una postura típica de su especie, acaso induciéndose el trance o invocando la presencia del Espíritu Santo.

 

Estimado Sr. Ángel, saludos en Cristo. Quiero hacer constar que recibí su correo, respondiendo a sus observaciones, consejos y advertencias, pero no logré enviarle por correo electrónico mi respuesta, aunque lo intentara tres o cuatro veces, pues cada vez se recibía un mensaje indicando algún problema con la dirección de correo suya. Así que, decidí hacerle llegar mi respuesta mediante esta Página de Internet, esperando que esto no le incomode, pese a que dos o tres más lean nuestro intercambio.

Usted escribió…

"ESTIMADO AMIGO, ESTE PASAJE DEL PENTECOSTALISMO DÉJALO A LAS MANOS DEL SEÑOR. NO ENSEÑES SI NO TIENES UN LLAMAMIENTO DIVINO DE PARTE DEL DIOS DE LOS CIELOS. MEJOR SEGUIR PREDICANDO A JESUCRISTO COMO ÚNICO SALVADOR DEL MUNDO. ME AGRADÓ LO DE MARCOS Y TIMOTEO [1]. ESTÁ EXCELENTE. PERO ESTO DEL PENTECOSTALISMO, NO [2]. CRISTO HIZO UNA GRAN OBRA EN MI VIDA TAN PARECIDA AL APÓSTOL PABLO Y EL SEÑOR JESUCRISTO ME LLEVÓ A UNA IGLESIA EVANGÉLICA PENTECOSTAL A TRAVÉS DE SU ESPÍRITU SANTO. TU REFERENCIA SOBRE PENTECOSTAL ES CUALQUIER COSA. AMIGO, SERÍA BUENO QUE SIGAS HABLANDO SOBRE LA PALABRA DEL SEÑOR JESUCRISTO, SALVACIÓN, PERDON DE PECADOS, VIDA ETERNA. EL SEÑOR VIENE A BUSCAR A SU IGLESIA LIMPIA, SIN MANCHAS Y SIN ARRUGAS. UNA IGLESIA VIVA, Y NO A DENOMINACIONES O RELIGIONES. CRISTO NO ES RELIGIÓN Y COMO ESTÁ ESCRITO, EL EVANGELIO ES PODER DE DIOS PARA SALVACIÓN A TODO AQUEL QUE CREE, AL JUDÍO PRIMERAMENTE Y TAMBIÉN AL GRIEGO. DE MI PARTE, NO ESTROPEES LO LINDO QUE HAS EMPEZADO CON LAS LECCIONES. ESTÁN MUY LINDAS, PERO NO TE VAYAS DEL CAMINO SIN CRÍTICAS. PREDICA LA PALABRA. AMIGO, QUÉ MI SANTO PADRE TE BENDIGA." Referer: "http://www.editoriallapaz.org/pentecostales_iglesia_Jerusalen.htm"

[1] Se refiere a La iglesia ideal: sus EVANGELISTAS.

[2] Como indica el “Referer”, se trata del estudio Cero pentecostales en la iglesia de Jerusalén, tercer tema de tres sobre la Historia de la iglesia de Cristo en Jerusalén.

 

Esta fue mi respuesta para usted

 

Estimado Sr. Ángel, sean la gracia y la paz de Dios con usted. Acabo de leer dos veces su comunicación. Agradezco, sinceramente, sus evaluaciones, observaciones y advertencias, las cuales tendré presentes al seguir estudiando y escribiendo, pues ay de mí si no enseño lo correcto sobre lo fundamental para la salvación. En cuanto a “enseñar”, entiendo que Dios sí me llamó a tal ministerio mediante varios evangelistas y maestros de la Palabra, como Timoteo fue llamado a través del apóstol Pablo, sin intimación alguna de colocarme en la misma categoría con el muy admirado Timoteo (Filipenses 2:19-24).

Unas breves observaciones de mi parte. En primer lugar, me agrada su franqueza, y voy a usar un poco de la misma al responder. Su forma de expresarse en torno a “denominaciones o religiones”da a entender que las condena, y esto no me sorprende, pues me consta que pentecostales en general se consideran el verdadero pueblo de Dios, clasificando al creyente no pentecostal como “muerto”, y si está muerto, de verdad, espiritualmente, entonces, no es salvo. Así que, este servidor sería para usted “muerto espiritualmente”, y por ende, perdido, ya que no soy pentecostal, aunque soy sí creyente en Cristo y estoy esforzándome para entender y seguir sus enseñanzas. Aclaro que no me identifico con las “denominaciones” sino como “cristiano” (Hechos 11:26), sin otro nombre, miembro de la iglesia no sectaria que el Señor estableció, empeñado en conocer y practicar la “sana doctrina” (1 Timoteo 4:16), la “doctrina de Cristo” (2 Juan 9-11), la “ley de Cristo” (1 Corintios 9:31), tal cual revelada en el Nuevo Testamento. Sin ser pentecostal, testifico que Dios también ha hecho grandes obras en mi vida. Y sabe, amado, que aun en las denominaciones hay muchas personas cuyas vidas han sido cambiadas para el bien, pese a las doctrinas erradas de sus iglesias. Qué Dios tenga misericordia de ellas, como de este servidor, como de usted y los demás pentecostales, cuando de la salvación de nuestras almas se trata, perdonándonos a todos nosotros nuestros defectos y falta de entendimiento. Mi convicción personal es que deberíamos poner toda diligencia para llenar las lagunas en nuestro entendimiento de “la perfecta ley, la de la libertad”(Santiago 1:25), porque existe el peligro de ser rechazados por Dios si no traemos no solo una vida cambiada moralmente sino también la “doctrina de Cristo”, peligro puesto de relieve en 2 Juan 9-11 y muchísimos textos parecidos.

“Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !Bienvenido! Porque el que le dice: !Bienvenido! participa en sus malas obras.”

Querido Sr. Ángel, he buscado “pentecostales” en todo el Nuevo Testamento sin hallar evidencia de su existencia en las iglesias del Siglo I, exceptuándose la de Corinto, la que tenía algunas prácticas parecidas al pentecostalismo del presente. Pero, estas prácticas en Corinto –por ejemplo, hablar lenguas sin interpretarlas, hablar lenguas sin sentido, hablar más de uno a la vez, no hablar por turno, hablar más de tres en un culto, hablar las mujeres en las congregaciones- ¡todas fueron condenadas rotundamente por el Espíritu Santo! 1 Corintios 14. ¿Qué debo deducir?

Quisiera rogarle encarecidamente que lea El Gigante Pentecostal. El Gigante atrae, el Gigante agarra, el Gigante aprieta. Sé que no le va a gustar, pero su evaluación objetivo del estudio me interesaría bastante tenerlo. 

Para servirle en el Señor, Homero Shappley de Álamo  

www.iglesia-de-cristo.com  

www.apocalipsis.co  

 

¡Libres al fin! Documento conmovedor de la lucha de jóvenes adultos y una dama para librarse de las garras de iglesias apóstatas y hallar real libertad mediante la verdad de Cristo.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.