Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

www.iglesia-de-cristo.com es una Web dedicada específicamente a enseñanzas y profecías bíblicas sobre la iglesia concebida por Dios y establecida por su Hijo.

La iglesia ideal. Lista del contenido del curso.

La iglesia ideal, según Dios: sus EVANGELISTAS. Primera lección. Guía para el desarrollo de clases.

La iglesia ideal, según Dios

El apóstol Pablo encargó al evangelista Timoteo a escoger a hombres idóneos para el ministerio de evangelista. ¿Cuántos años de edad tenía Timoteo cuando fue bautizado? ¿Cuántos cuando fue llamado a acompañar a Pablo en viajes evangelísticos? ¿Cuántos cuando recibió la encomienda de nombrar a otros evangelistas? Preguntas contestadas en este estudio.

 

Sus EVANGELISTAS

 

Lección 1

 

A.  El oficio de “evangelista”, ¿lo autoriza Dios para la iglesia que él planificó?

-Positivo. Cristo, el que “subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo… constituyó… él mismo… a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros” (Efesios 4:10-11).

B.  “Evangelista”, ¿es lo mismo que “apóstol”, “profeta” o “pastor”?

1.  Es evidente que no, ya que se distingue de estos en la lista de Efesios 4:11. En una lista de distintos oficios no es de esperarse que haya sinónimos.

2.  En la iglesia, el “evangelista” tiene una función particular, la que puede cumplir sin ser “apóstol”, “profeta” o “pastor”.

C.  ¿Con qué propósito constituyó Cristo a evangelistas? La tarea principal asignada a ellos es la misma que debían cumplir los apóstoles, profetas, pastores y maestros constituidos por el Señor, a saber:

1.  Perfeccionar a los santos para la obra del ministerio."

2.  “Perfeccionar a los santos… para la edificación del cuerpo de Cristo.”

3.  “Perfeccionar a los santos… para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error” (Efesios 4:12-16).

D.  ¿Qué acción tomó Cristo para constituir a los primeros evangelistas?

1.  Les dio dones sobrenaturales. “Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres” (Efesios 4:7-8). De la manera que los apóstoles y profetas fueron constituidos tal mediante los dones sobrenaturales que los capacitaron para sus funciones, asimismo fueron constituidos los primeros evangelistas, pastores y maestros para poder efectuar las suyas.

2.  ¿Por qué debían los primeros evangelistas recibir dones sobrenaturales para poder realizar su obra particular? No contaban con el Nuevo Testamento plenamente revelado, escrito y confirmado. ¿Cómo hacer su obra sin tener instrucciones de parte de Dios? Estas las recibieron mediante los dones sobrenaturales.

3.  ¿Hasta cuándo hubo evangelistas constituidos mediante la recepción de dones sobrenaturales? “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13). Estas condiciones se alcanzaron cuando “toda la verdad” (Juan 16:13-15) quedó revelada “una vez a los santos” (Judas 3) hacia fines del Siglo I.

E.  ¿Hizo Dios provisiones para que se continuara nombrando a evangelistas durante los tiempos subsiguientes al Siglo I? Se deduce que sí, encontrándose instrucciones en 2 Timoteo 2:2. “Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”  El mandamiento es general, no especificándose oficios particulares. Razonamos que es aplicable tanto a evangelistas como a pastores y maestros.

1.  El pastor ha de ser hombre fiel, idóneo para apacentar al rebaño, cuidando de él (Hechos 20:28).

2.  El maestro ha de ser hombre fiel, idóneo para instruir correctamente al discípulo (Hechos 18:24-28).

3.  Igualmente, el evangelista ha de ser hombre fiel, idóneo para predicar el evangelio puro a los inconversos y establecer congregaciones, organizándolas conforme al modelo de Dios (2 Timoteo 4:1-5; Tito 1:5-10; Hechos 14:23).

F.  Según 2 Timoteo 2:2, ¿a quién responsabiliza el apóstol Pablo la selección de “hombres fieles que sean idóneos” para servir como evangelistas? Al mismo Timoteo. “Lo que has oído de mi ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles…” . O sea: Tú, Timoteo, tú mismo encargarás este mensaje a hombres fieles”. Encargar . (De en- y  cargar).1. tr. Encomendar, poner algo al cuidado de alguien” (Diccionario de la Real Academia. 2004. CD-ROM). Esta encomienda implica selección. Timoteo debía escoger a hombres que se prepararan para seguir evangelizando.

-He aquí el precedente que establece Dios mismo para el nombramiento de nuevos evangelistas: evangelistas ya probados y experimentados escogen a hombres fieles, con el potencial de ser idóneos, tomando el tiempo necesario para transmitirles toda la sana “doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1; 2 Juan 9-11) y prepararlos para el ministerio de la evangelización, poniendo al cuidado de los aprobados “la palabra de verdad, el evangelio de… salvación” (Efesios 1:13). A su vez, estos escogen y preparan a otros, y así sucesivamente hasta el presente, y hasta el fin.

-El caso de Pablo y Timoteo ilustra perfectamente este precedente.

1.  Timoteo llegó a ser evangelista, reconocido como tal por el apóstol Pablo. Este le exhorta: “Haz obra de evangelista, cumple tu ministerio” (2 Timoteo 4:5). Tan consagrado y eficaz era él que Pablo escribe: “A ninguno tengo del mismo ánimo, y que tan sinceramente se interese por vosotros. … Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio” (Filipenses 2:19-22).

2.  Timoteo fue escogido y preparado por el apóstol Pablo. En su segundo viaje evangelístico, Pablo llega a Listra y Derbe, donde conoce a Timoteo, escogiéndolo para que lo acompañara. “Había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego; y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio. Quiso Pablo que éste fuese con él” (Hechos 16:1-3). El apóstol no escoge a un hermano cualquier, sin verificar credenciales espirituales . Consideremos las de Timoteo, pues revelan algunos criterios a seguirse en la selección de candidatos a evangelista.

a)  Primer criterio: buen testimonio ampliamente confirmado.   Aquel varón Timoteo tenía “buen testimonio”, y no tan solo de dos o tres familiares o hermanos en un solo lugar sino de “los hermanos que estaban en Listra y en Iconio”. Plural: “los hermanos”. De dos congregaciones: Listra e Iconio, ciudades donde fueron establecidas iglesias durante el primer viaje evangelístico de Pablo (Hechos 14).

-Aplicación. El evangelista del presente que escoge juiciosamente a otro hermano para el mismo ministerio verifica -astuta, objetiva y completamente- sus credenciales espirituales, entre ellas, el testimonio .

-¿Tiene buen testimonio?

-¿Por cuánto tiempo ha gozado de buen testimonio?

-¿Quiénes son los que dan testimonio a su favor? ¿Acaso solo familiare? ¿Son sanos los móviles de estos familiares, o influyen consideraciones materialistas encubiertas, por ejemplo, la posibilidad de beneficios materiales para ellos si al “candidato a evangelista” le dan sueldo?

-Los hermanos que testifican a su favor, ¿cuán imparciales son? ¿Cuán capacitados para evaluar carácter, actitudes, conducta, aptitud para enseñar, aportaciones a la obra del Señor?

-Los que testifican a su favor, ¿son los ancianos o maestros de la congregación, neófitos o los de menor estima (1 Corintios 6:4)?

-¿Testifican favorablemente tanto damas como varones maduros en la fe? ¿Es importante el testimonio de las damas entendidas y espirituales? ¿Por qué?

-¿Dan fe de su alegado buen testimonio dos o tres hermanos, nada más, veinte, muchos, de una sola congregación, de dos o más?

-Escoger para evangelista sin realizar una investigación rigorosa del historial espiritual bien puede resultar en la selección de hombres no idóneos para este ministerio tan exigente.

b)  Segundo criterio: trasfondo familiar.  En el historial espiritual de Timoteo figuran su abuela y su madre, siendo creyentes las dos antes de que lo fuese Timoteo. Pablo mismo recuerda a Timoteo: “La fe no fingida que hay en ti… habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice” (2 Timoteo 1:5). En este contexto no se nombra a su padre griego. ¿No se convirtió él a Cristo? ¿Se separó de su esposa Eunice al convertirse ella? ¿Ya se había muerto? Se desconoce. De todos modos, es predominantemente “cristiano” el hogar en el que se cría Timoteo, inculcándole su madre y su abuela fe y conocimiento de lo divino. “Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras” (2 Timoteo 3:15).

-Aplicación. El evangelista del presente que escoge a otro hermano para el mismo oficio, ¿debe seleccionar indefectiblemente a un varón criado sabiamente en un auténtico hogar cristiano? Quizá no. Sin embargo, las ventajas y dotes de tal candidato son significantes, entre ellas: (a) buenos atributos de espíritu y mente, incluso sensibilidad y percepción espiritual, adquiridos a temprana edad y fortalecidos durante la adolescencia, (b) fundamento sólido para la vida futura, con sus múltiples vicisitudes y pruebas, y además (c) apoyo fuerte de los familiares más amados por compartir ellos la misma fe. En cambio, el cuyos familiares más cercanos son inconversos no cuenta con un ámbito hogareño favorable para su formación cristiana, ni con el respaldo moral o espiritual de tal hogar para las labores difíciles de “evangelista”.

-“Mi esposa e hijos son cristianos. Mis padres, hermanos y abuelos son cristianos.” Hay gran poder espiritual en tal familia, fortaleza y confort que contribuyen a sostener al evangelista en tiempos de prueba.

-“Mi familia no es cristiana.” Circunstancia negativa que nada aporta para fortalecer al evangelista cuando más necesita apoyo.

c)  Tercer criterio: edad del candidato.  ¿Cuántos años de edad tenía Timoteo cuando Pablo lo escogió? Calculamos que entre dieciséis y veinte.

-El apóstol Pablo inicia su segundo viaje en el año 50 del Siglo I. Pasando por Siria y Cilicia, llega a Derbe y Listra donde conoce a Timoteo, determinando llevarlo consigo (Hechos 15:40-41; 16:1-3).

-Timoteo obedeció el evangelio y alcanzó “buen testimonio” entre los hermanos de Listra e Iconio antes de la llegada de Pablo en el 50 o el 51. Alcanzar “buen testimonio” en dos congregaciones distintas no se logra de la noche a la mañana. Además, alcanzarlo implica conducta consecuente y obras de tal calidad que el resultado es una buena reputación confirmada. Estas consideraciones nos llevan a deducir que Timoteo fue convertido al menos un año antes de la llegada de Pablo, y con más probabilidad dos o tres años antes. También indican que Timoteo no era un niño de doce o trece años de edad cuando Pablo lo escoge sino un varón de al menos dieciséis años de edad, quizá, con más certeza, hasta de dieciocho a veinte años de edad.

-Observaciones.

-A pesar de ser Timoteo bastante joven cuando Pablo lo conoce, obviamente el apóstol percibe en él calidades espirituales e intelectuales que prometen mucho. Ve potencial en el joven, accediendo este a la invitación que le extendió Pablo. El joven Timoteo se une al ilustre apóstol y al fiel Silas, emprendiendo tremenda aventura, tanto por dimensiones espirituales como por tierras aún extrañas para él, y matriculándose, en efecto, en la mejor escuela para “evangelista”. Su maestro por excelencia sería el mismo apóstol Pablo.

-Timoteo no decepcionó a Pablo. Fue estudiante dedicado, fiel y valiente, ganando al término de unos años el “Diploma de Evangelista Probado y Experimentado”.

-Aplicaciones.

-En el presente, el evangelista ya maduro, siendo astuto observador y pendiente siempre de buenos candidatos para evangelista, identifica a varones jóvenes parecidos a Timoteo, llamándolos a prepararse.

-No solo entre jóvenes o adultos jóvenes, sino también entre los hombres de mediana edad o bien sea maduros, busca a candidatos con buenas credenciales.

-Escoge a candidatos, sabiendo que cada uno ha de aprender muchísimo en muchas materias y ser probado, para que alcance el grado de evangelista de verdad, eficaz, productivo y capaz de adiestrar a todavía otros para el mismo ministerio.

3.  ¿ Cuántos años de edad tenía Timoteo cuando el apóstol Pablo le instruye a escoger “a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros” ? Se deduce que de treinta y tres a treinta y siete.

-Pablo escribió su segunda carta a Timoteo poco antes de sufrir martirio el apóstol en el 66 o 67.

-Desde el año 50 o 51, Timoteo acompaña al apóstol Pablo en sus labores evangelísticas hasta el año 66 o el 67, un lapso de más o menos diecisiete años.

-Posibles parámetros. (a) 16 (años que tenía cuando escogido), más 17 (años que transcurrieron entre su llamado y la fecha para 2 Timoteo), dan treinta y tres. (b) 18 (edad cuando escogido) más 17 dan treinta y cinco. (c) 20 (edad cuando escogido) más 17 dan treinta y siete. (d) 14 (edad cuando escogido) más 17 dan treinta y uno.

-Pablo escribe la primera carta a Timoteo en el año 62, teniendo Timoteo entre veintisiete y treinta y dos años de edad para aquel año. Era joven, y el sabio apóstol le exhorta: “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza” (1 Timoteo 4:12). Cinco años más tarde, Timoteo, ya no tan joven pero tampoco de mediana edad, recibe la segunda carta escrita por Pablo. En esta Pablo exhorta: “Huye también de las pasiones juveniles(2 Timoteo 2:22).

(El Nuevo diccionario bíblico ilustrado, de Editorial CLIE, ofrece mucha información sobre la datación de eventos en la vida de Pablo, incluso fechas para 1 Timoteo y 2 Timoteo, en los artículos sobre Pablo y Timoteo.)

4.  Siendo Timoteo adulto joven cuando recibió instrucciones apostólicas de escoger “a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros”, ¿con qué preparación contaba para el cumplimiento cabal de tan importante paso, crucial para el futuro de la iglesia? ¡Diecisiete años de intensas labores al lado del evangelista más enérgico, eficaz, inteligente y productivo de su época, si bien no de toda época! ¡Diecisiete años bajo la tutela y supervisión del apóstol Pablo!

a)  Cuando Timoteo recibe las instrucciones en el año 66 o el 67, ya cuenta con vastos conocimientos y experiencias adquiridas durante el largo, concentrado y práctico aprendizaje que duró diecisiete años. Está plenamente preparado para identificar a “hombres fieles que sean idóneos” y transmitirles todo lo que Pablo enseñó e hizo “ante muchos testigos”.

b)  ¿No había hecho Timoteo esto mismo durante los años anteriores a recibir las instrucciones de 2 Timoteo 2:2? El apóstol Pablo, su maestro y padre en la fe, es quien lo hacía, observando y aprendiendo el discípulo Timoteo. Estando cerca el tiempo de la partida de Pablo (2 Timoteo 4:6), este gran maestro pasa a su excelente alumno Timoteo, ya pulido y graduado, la enorme responsabilidad de escoger y preparar a todavía otros evangelistas. Este es el precedente, patrón o modelo para asegurar la continuación bíblica del oficio de evangelista . Recalcamos: evangelistas ya probados y experimentados, con gran inteligencia y discernimiento espiritual, escogen a hombres fieles, confiriendo a estos el evangelio puro de Cristo y adiestrándolos para las obras y los deberes que les corresponden.

(1)  La iglesia ideal, según Dios, reconoce, entiende y aprecia esta provisión del modelo divino, dedicándose a hacerla realidad.

(2)  Obviar este precedente, o implementar patrones diferentes inventados por hombres no inspirados, resulta en cambios peligrosos para la iglesia que afectan adversamente su organización y funcionamiento, y por ende su misión en el mundo.

 

La iglesia ideal. Lista del contenido del curso.

La iglesia ideal, según Dios: sus EVANGELISTAS. Primera lección. Guía para el desarrollo de clases.

www.iglesia-de-cristo.com es una Web dedicada específicamente a enseñanzas y profecías bíblicas sobre la iglesia concebida por Dios y establecida por su Hijo.

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.