Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales.

Los diez cuernos y el cuerno pequeño -Capítulo Siete del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Desglose completo del contenido del comentario.

Desglose de recursos sobre Daniel en esta Web

DANIEL

Su vida y profecías

TEMA

Daniel, varón extraordinario en grado sumo, en el rango con Noé y Job


Daniel, junto al río Ulai.
Pintura por Ted Larson. Derechos reservados. theoson@earthlink.net
“En el año tercero del reinado del rey Belsasar, me apareció una visión a mí… Vi en visión; y cuando la vi, yo estaba en Susa… estando junto al río Ulai” (Daniel 8:1-2). 

¿Cuándo vivió Daniel? ¿Por cuántos años?

¿Cuándo fue escrito el libro de Daniel?

La concordancia asombrosa entre las profecías de Daniel
y las de Apocalipsis sobre los mismos temas y tiempos.
 

I.  Daniel: un varón extraordinario en grado sumo.

A.  Del rango de Noé y Job, según Ezequiel 14:14.

B.  Profeta mayor citado por Cristo mismo (Mateo 24:15).

C.  “Varón muy amado” por Dios (Daniel 10:11).

D.  Los ángeles, incluso Gabriel, le protegen y le interpretan las visiones que Dios le dio.

E.  “Gobernador de toda la provincia de Babilonia, y jefe supremo de todos los sabios” (Daniel 2:48).

F.  “El tercer señor del reino” de Babilonia (Daniel 5:29).

G.  Sátrapa de Persia durante los reinados de Ciro y Darío (Daniel 6).

II.  Daniel: varón cuya larga vida cubre todo un siglo, quizás un poco más, desde más o menos el año 620 hasta el año 516 antes de Cristo, abarcando, incluso los “setenta años” de cautiverio que el pueblo de Israel pasó en Babilonia (Jeremías 25:10-14).

A.  Importantes eventos políticos acaecidos durante la vida de Daniel.

1.  Año 605 antes de Cristo. Nabucodonosor, rey de Babilonia, ataca a Jerusalén. El joven Daniel es llevado cautivo a Babilonia. Datos al respecto se encuentran en 2 Reyes 24, Daniel 1:1-7, Las crónicas babilónicas y El papiro araméico de Saqqarab.

2.  Año 598 a. C. Los babilónicos se arremeten contra el pueblo de Israel por segunda vez.

3.  Año 586 a. C. Tercer ataque de Babilonia contra Jerusalén. El templo edificado por Salomón queda destruido.

4.  Año 562 a. C.  Nabucodonosor muere.

5.  Año 550 a. C.  Un varón persa llamado Ciro conquista a un pueblo conocido como “los medos”.

6.  Año 539 a. C.  Ciro, rey de Persia, conquista al Imperio de Babilonia.

7.  Año 538 a. C.  El israelita Zorobabel regresa de Babilonia a Jerusalén. Se inicia la reconstrucción del templo en Jerusalén. El libro de Esdras proporciona abundante información sobre este acontecimiento.

8.  Año 522 a. C.  Darío I asciende al trono del Imperio Medo-persa.

9.  Año 516 a. C.  Se acaba la reconstrucción del templo de los judíos en Jerusalén.

B.  Algunos importantes eventos espirituales en la vida de Daniel.

1.  Año 605 antes de Cristo. El joven Daniel figura entre los cautivos israelitas llevados a Babilonia (Daniel 1:3-6).

2.  Año 555 a. C. Primer año del reinado de Belsasar. Daniel recibe la “Visión de las cuatro bestias” (Daniel 7). Para aquel entonces, el profeta tiene más o menos 65 años de edad.

3.  Año 552 a. C. Daniel recibe la “Visión del carnero y del macho cabrío” (Daniel 8). Tercer año del reinado de Belsasar. Daniel tiene 68 años de edad.

4.  Año 536 a. C. Daniel recibe la “Visión muy detallada sobre Grecia” (Daniel, los Capítulos del 10 al 12). Tercer año del reinado de Ciro.

5.  Para el año 535 a. C., Daniel cuenta con más o menos ochenta y cinco años de edad. Asumiendo que el conteo para los “setenta años” de cautiverio profetizados en Jeremías 25:10-14 comenzara con el año 605, fecha en la que Jerusalén fue atacada por primera vez, terminaría referido período en el año 535. Para aquel año, Daniel tenía unos ochenta y cinco años de edad.

6.  Año 522 a. C. Primer año del reinado de Darío. Daniel recibe la “Visión de las setenta semanas” (Daniel 9). El profeta tiene noventa y ocho años de edad.

7.  Al terminarse la reconstrucción del templo en Jerusalén en el año 516, Daniel tendría ciento cuatro años de edad.

III.  Fecha para la composición del libro de Daniel: el Siglo VI antes de Cristo, y no el Siglo II. Tan detalladas son las profecías de Daniel sobre el Imperio Medo-persa, el de Grecia y el de Roma, que algunos expositores ponen en tela de juicio el que Daniel mismo escribiera el libro que lleva su nombre más de quinientos años antes del nacimiento de Cristo. Especulan que alguna persona lo escribiera después de las grandes conquistas del griego Alejandro el Magno, y después de la división en cuatro partes de aquel Imperio Griego, al fallecer Alejando. Conforme a esta tesis, el libro de Daniel hubiese sido escrito después de los hechos presentados como profecías en su texto, y no antes. Los partidarios de esta tesis se niegan a creer que tantos detalles fuesen revelados con tanta exactitud antes de que aconteciesen los eventos proyectados. Sin embargo, fuertes evidencias existen para asegurar que el libro de Daniel fue escrito por Daniel mismo en el Siglo VI antes de Cristo. Consideremos las siguientes.

A.  El profeta Ezequiel fue contemporáneo de Daniel, y también cautivo en Babilonia “junto al río Quebar” (Ezequiel 1:1-3). En sus revelaciones a Ezequiel, Dios mismo nombró a Daniel tres veces, colocándolo en la misma categoría con Noé y Job. “Si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, DANIEL y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová” (Ezequiel 14:14, 20; 28:3). Nombrar Dios a Daniel en sus revelaciones a Ezequiel significa que Daniel ya había hecho acto de presencia en el escenario del mundo para el tiempo de la vida de Ezequiel durante el Siglo VI antes de Cristo. Por lo tanto, el “Daniel” del “libro de Daniel” no es un personaje ficticio sino un varón israelita, contemporáneo del profeta Ezequiel, elevado por Dios mismo al rango espiritual de Noé y Job, grandioso hecho que ningún estudioso imparcial obviará.

B.  Según el historiador judío Josefo, en su obra “Antigüedades”, XI, VIII, 5, Alejandro el Magno no destruyó a la ciudad de Jerusalén porque aquel poderoso conquistador tuvo conocimiento del libro de Daniel, comprendiendo que algunas profecías del libro trataban de Grecia. Dado que Alejandro el Magno murió en el año 324 antes de Cristo, se deduce que el libro de Daniel fue escrito antes de referido año.

C.  Para el año doscientos antes de Cristo, el libro de Daniel ya fue incluido en el canon del Antiguo Testamento. De haber sido escrito después del año doscientos antes de Cristo, certeramente, no lo hubiesen incluido en el canon de textos inspirados.

D.  Cristo mismo validó la autenticidad del libro de Daniel al decir: “Cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entiende)…” (Mateo 24:15). Es, pues, del todo evidente que el Señor Jesucristo mismo reconoce a Daniel como “profeta” verdadero. Lo llama “profeta”. De haber sido el “Daniel” que escribió el libro que lleva su nombre un personaje ficticio, incuestionablemente, Cristo no lo hubiese identificado como “profeta”. Y si el libro de Daniel hubiese sido un mero recuento de hechos ya acaecidos, o una colección de fábulas inventadas por algún impostor del Siglo II a. C., seguramente el Señor Jesús lo hubiese sabido, no citándolo en apoyo de ninguna enseñanza o evento profetizado.

Conclusión. Definitivamente, el “libro de Daniel” fue escrito por “el profeta Daniel”, más de quinientos años antes del nacimiento de Jesucristo. Antes de las conquistas de Alejandro el Magno. Antes de la división del Imperio Griego en cuatro imperios distintos. Antes de que el Imperio Romano se adueñara de Grecia y del Cercano Oriente. La precisión de las profecías dadas a Daniel sobre estos imperios es absolutamente asombrosa. Igualmente asombrosa es la concordancia entre las profecías dadas a Daniel sobre las cuatro bestias, los “diez cuernos”, el “cuerno pequeño” y el tiempo del fin con las profecías de Apocalipsis, dadas al apóstol Juan seiscientos más adelante, las que tratan los mismos temas y tiempos. De cierto, la armonía profética entre Daniel y Apocalipsis –dos libros separados, en cuanto a sus fechas de composición, por aproximadamente seiscientos años- constituye, efectivamente, otra razón poderosísima a favor de la inspiración divina de ambos escritos. Y teniéndolos el cristiano por “inspirados”, se refuerza grandemente su fe en Dios.

 

///////////////////////////////////////////////////////////////////////

 

Imágenes relevantes. Para la proyección digital o el estudio personal

Sueño-profecía del rey babilonio Nabucodonosor acerca de Babilonia, Medo-persa, Grecia, el Imperio Romano y el Reino eterno de Dios. Daniel 2.

Parte 1

El sueño de Nabucodonosor, rey de Babilonia, en el año 603 a. C. Daniel 2. Cumplimiento de la visión-profecía seis siglos más adelante. Veinte imágenes cuidadosamente creadas en PowerPoint, disponibles en PDF vía un carrusel de  las mismas.

El israelita Daniel, capturado en el año 605 a. C. y llevado a Babilonia, se presenta ante el poderoso rey Nabucodonosor, revelando a este el sueño que el propio rey no podía recordar y también dándole la interpretación divina transmitida por Jehová Dios.

El israelita Daniel, capturado en el año 605 a. C. y llevado a Babilonia, se presenta ante el poderoso rey Nabucodonosor, revelando a este el sueño que el propio rey no podía recordar y también dándole la interpretación divina transmitida por Jehová Dios.

Una “imagen muy grande, y cuya gloria era muy sublime”. En el año 603 a. C., Nabucodonosor, rey de Babilonia, tiene un sueño sobre “lo que ha de acontecer en los postreros días”. Daniel 2. Pero, el rey ni siquiera puede recordar el sueño, mucho menos saber su interpretación. Convoca a los magos, astrólogos, adivinos, sabios y caldeos, demandando que le revelen tanto el sueño como su significado. ¡No pueden! Daniel, contado entre los sabios amenazados de muerte, acude a Jehová, quien le revela todo. Desenvolvimiento fascinante del Evento. Personajes claves en el escenario y sus roles particulares. Cumplimiento de la visión-profecía seis siglos más adelante. Veinte imágenes cuidadosamente creadas en PowerPoint, disponibles en PDF vía un carrusel de las mismas. Evento 4 de la serie Eventos del pasado y del presente que me incentivan a caminar derechito en el presente. Para clases bíblicas o sermones.

Parte 2

La “piedra… cortada, no con mano”, destruye reinos terrenales. Se hace “un gran monte que llenó toda la tierra”. Parte 2 del sueño del rey Nabucodonosor. Doce imágenes vía un carrusel de las mismas.

En el sueño del rey Nabucodonosor de Babilonia, una “piedra… cortada, no con mano”, azota los pies de la muy grande, sublime y terrible imagen que él vio, desmenuzándose y consumiéndose los reinos terrenales representados.

En el sueño del rey Nabucodonosor de Babilonia, una “piedra… cortada, no con mano”, azota los pies de la muy grande, sublime y terrible imagen que él vio, desmenuzándose y consumiéndose los reinos terrenales representados. ¿Cuándo y cómo se cumple este sueño profético? La revelación dada por Dios a Daniel no contiene respuestas. Así que, es necesario buscarlas en la historia de aquellos reinos, como también en la del Reino de Dios simbolizado por aquella “piedra” de origen divino.

El sueño del rey Nabucodonosor. Daniel 2. Parte 2. EVENTOS. 1. “…una piedra fue cortada, no con mano…” Esta piedra es el Reino de Dios. 2. Aquella piedra destruye a los reinos terrenales representados por los distintos componentes de la imagen. ¿Cuándo y cómo ocurre semejante destrucción? El Reino de Dios es fundamentalmente espiritual. ¿Cómo explicar que un reino espiritual destruya a reinos terrenales? Pistas y respuestas. 3. La piedra se hace “un gran monte que llenó toda la tierra”. ¿Cuándo y cómo se cumple esta proyección profética? Doce imágenes elaboradas en PowerPoint, disponibles en PDF vía un carrusel de las mismas. Evento 4, Parte 2, de la serie Eventos del pasado y del presente que me incentivan a caminar derechito en el presente. Para clases bíblicas o sermones.

 

Los diez cuernos y el cuerno pequeño -Capítulo Siete del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Desglose completo del contenido del comentario.

Desglose de recursos sobre Daniel en esta Web

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.