Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Reflexiones sobre el derecho al voto, libertad religiosa y separación de religión y estado

Estos ciudadanos están ejerciendo su derecho a votar, privilegio disfrutado en países que garantizan derechos personales y libertad religiosa
Estas personas están ejerciendo su derecho a votar, privilegio disfrutado en países cuyos gobiernos son elegidos por la ciudadanía, donde también se suele garantizar libertad religiosa.

Introducción y observaciones preliminares sobre la gloriosa libertad religiosa de actualidad

Estimado lector, este no es un artículo a favor o en contra de algún candidato o partido del país que sea, sino más bien escribo para respaldar y promover la verdadera separación de la religión, por un lado, del estado político-secular-material, por el otro, pues entiendo que hacer efectiva tal separación y mantenerla resulta vital para la preservación perenne de la tan preciada libertad religiosa. Al menos este servidor coloca la libertad religiosa que se disfruta en la mayoría de los países del mundo entre las bendiciones más gloriosas de la época que vivimos, segunda década del Siglo XXI. Quien desconozca la larga, amarga y vergonzosa historia de intolerancia religiosa, de persecuciones religiosas realizadas tanto por imperios, naciones o estados políticos-seculares como por entidades religiosas, incluso no pocas llamadas "cristianas", ¿cómo podrá comprender cuán maravillosa, en grado sumo, es la libertad religiosa legislada y garantizada por tantos gobiernos de actualidad? Abusar de esta libertad, aun aprovechándola religiosos con la intención de vincular sus organizaciones con partidos políticos o gobiernos, sería, a mi humilde juicio, poner en riesgo tan fabuloso derecho, realimente sin paralelo en los anales de la historia humana.

La religión de los gobernantes. Enfoque sobre los cuatro candidatos principales a la gobernación de los Estados Unidos de América. Año 2012 d. C.

Barack Obama, actual presidente de los Estados Unidos de América, an actitud de oración. Profesa una fe de catigoría evangélcia.

Barack Obama, actual presidente de los Estados Unidos de América y candidato demócrata para otro cuatrienio, en actitud de oración. Profesa una fe de categoría "evangélica", término un tanto difusa que abarca a muchas iglesias distintas en doctrina y práctica, cuyo énfasis general es sobre conversión, o nuevo nacimiento, enseñanza bíblica, consagración y evangelización.

Joseph Biden, actual vicepresidente de los Estados Unidos de América, y candidato demócrata para otro cuatrinio como vicepresidente, pertenece la Iglesia Católica Romana.

Joseph Biden, actual vicepresidente de los Estados Unidos de América, y candidato demócrata para otro cuatrienio como vicepresidente, pertenece a la Iglesia Católica Romana. La mancha en su frente es la marca de cenizas que suelen ostentar católicos romanos durante la celebración de Semana Santa.

Mitt Romney, candidato republicano para la presidencia de Estados Unidos de América, es mormón. Aquí, le vemos reunido con los mormones en Salt Lake City, Utah.

Mitt Romney, candidato republicano para la presidencia de Estados Unidos de América, es mormón, es decir, miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Aquí, le vemos reunido con los mormones en Salt Lake City, Utah.

Paul Ryan, candidato republicano para la vicepresidencia de Estados Unidos de América, es miembro activo de la Iglesia Católica Romana.

Paul Ryan, candidato republicano para la vicepresidencia de Estados Unidos de América, es miembro activo de la Iglesia Católica Romana. Asiste a misa cada semana. Sus hijos están matriculados en instituciones educativas de la Iglesia Católica Romana.

Lo que dice la Cláusula Tres, del Artículo VI, de la Constitución de los Estados Unidos de América

En inglés. “No religious Test shall ever be required as a Qualification in any Office or public Trust under the United States”. Traducido: “Ninguna prueba religiosa jamás ni nunca será requerida como cualificación para cualquier puesto o encomienda pública en los Estados Unidos”.  

Aplicaciones de la Constitución. Votos "religiosos". Votos estrictamente políticos.

De acuerdo con la Cláusula Tres, del Artículo VI, de la Constitución citada, ningún voto de ciudadano estadounidense alguno debería ser "religioso", o sea, determinado principalmente por la religión del candidato o por las convicciones o afiliación religiosa del votante. Sin embargo, el voto de muchísimos ciudadanos resulta ser, fundamentalmente, de categoría religiosa.

-El "voto católico romano". Quien vote por Paul Ryan por ser este católico romano, o por Joseph Biden porque este es católico romano, su voto habría de calificarlo de "religioso". Tal voto lo consideraríamos una violación crasa de la separación de religión y estado, principio, o ley, fundamental para la libertad religiosa. Cierta dama llamada Alicia dijo: "Romney recibe mi 'voto católico' por [haber escogido a] Ryan" (Crisis Magazine Online, publicación de la Iglesia Católica Romana). ¿No es tal voto pura mezcolanza de religión y política, de religión y estado? Peligrosísimo batiburrillo que en tiempos pasados fue la causa subyacente que resultó en la corrupción tanto del cristianismo como de los imperios, naciones o estados involucrados, abriéndose paso a persecuciones religiosas indecibles y la matanza de millones.

-El "voto evangélico-protestante-pentecostal". Votar por Barack Obama por ser este "evangélico", dando prioridad a la religión sobre consideraciones políticas, también sería emitir un "voto religioso".

-El "voto mormón", o el "voto contra mormones". Según artículos y sondeos que este servidor ha leído, habrá mormones que voten por Mitt Romney simple y llanamente por ser este mormón. Y habrá no pocos que emitan su voto en contra de él por la misma razón. Votos motivados, pues, por sentimientos o convicciones religiosos, y no esencialmente por razones políticas. Esfuerzos de elegir o derrotar a candidatos a la gobernación en base de su afiliación religiosa. Pruebas religiosas hechas a los candidatos en abierta violación de la Cláusula Tres, del Artículo VI, de la Constitución. Religión vinculada a la política, violándose el principio excelentísimo de la separación de religión y estado.

Verdadera separación de religión y estado

Aprender a separar su religión de la política es el deber de los ciudadanos cuyos votos caerían en la categoría de "votos religiosos". Ningún "voto católico", ningún "voto evangélico", ningún "voto mormón", ningún voto contra candidatos por su afiliación religiosa. ¿No es este el sentido de la Constitución? En cambio, votos estrictamente políticos, es decir, determinados por las creencias y plataformas políticas de los distintos candidatos: su concepto del rol de gobierno, el grado de su lealtad a la Constitución, su tesis económica, sus propuestas económicas, sus proyecciones para el sistema educativo, su actitud hacia la Corte Suprema, su política exterior, su concepto del rol militar, su visión del papel del país en el escenario internacional, su posición sobre la relación de religión y estado, su postura respecto a libertad religiosa, libertad de expresión y otros derechos personales, etcétera.

Donde los ciudadanos voten su religión no puede haber verdadera separación de religión y estado. Esta es mi opinión. Derecho tengo a mi opinión, bien acertada o despisada, y me alegro por la dicha de poder expresar mi opinión sin ser perseguido por el estado. He aquí, una de las grandiosas bendiciones de vivir en un país cuyo gobierno garantiza tanto libertad de expresión como libertad religiosa. Pero, más me vale expresar una opinión informada, bien pensada y coherente, pues de no ser así la mía, otros en derredor mío también tienen los mismos derechos que yo, y ante su crítica pudiera quedarse mal, aun desacreditado, el que escribe. ¿Qué es su opinión, estimado lector? Informada, bien razonada, acerca de lo que estamos planteando. Al lado derecho, el botón "Mis comentarios" abre formas que le permiten expresarse.

Ahora bien, tratándose de los "candidatos", les corresponde aprender, de no saberlo ya, a no solo respaldar con mera retórica la separación de religión y estado sino imponerla y mantenerla en sus campañas. Pienso no fallar al decir que deberían hacerlo con la mayor delicadeza, diligencia y firmeza. Procurar el candidato de fe católica romana, agresiva e incansablemente, el "voto católico", congraciándose particularmente con el clero, ofreciendo beneficios materiales, exenciones o favores legales, habría de interpretarse, ciertamente, como intervención de políticos en la religión, como favoritismo hacia una religión, cosa que no permite la verdadera separación de religión y estado. Igualmente, procurar el candidato de fe evangélica o el de la fe mormona votos de sus respectivos compatriotas religiosos, citando como razón, aunque solapada y disimuladamente, su común religión, debería identificarse y denunciarse como una táctica que hace violencia a la separación de religión y estado. Así opino.

¿Y qué diremos en lo concerniente a pastores o pastoras que invitan a políticos de su predilección a promover sus candidaturas desde el púlpito? ¿O de políticos que aceptan gustosamente tales invitaciones? ¿O de predicadores, reverendos, obispos, etcétera, que dicen a la feligresía por quién votar? Todo esto sucede, por ejemplo, en Puerto Rico, de lo cual soy testigo. Wanda Rolón, una mujer autonombrada "apóstol", que pastorea una congregación de cinco mil miembros en Toa Alta, invita a un candidato a la gobernación a dirigirse a la muy numerosa feligresía. ¡Cinco mil votos en una sola congregación! Potencialmente. Aunque la iglesia sea de corte pentecostal, como lo es la de Wanda Rolón, ¡hasta el candidato de fe católica no titubea en aprovechar la oportunidad! En todas estas maniobras, en todo este baile religioso-político enredado, hay intereses materiales-políticos envueltos. Buscando el político más votos, congraciándose con algún elemento religioso de no poco impacto en la sociedad. Por otra parte, posicionándose los pastores o sus iglesias para poder presionar al estado, por ejemplo, en el intento de conseguir exención contributiva, pese a que iglesias de esta calaña sean conducidas, en realidad, como negocios seculares. Enredijos, pues, de la religión con el poder político-secular, e inversamente, del poder político-secular con la religión. En clara y osada violación de la separación de religión y estado. Así lo percibe este servidor. Respetado lector, ¿qué otra interpretación armonizaría con los hechos?

La interacción de los poderes políticos-seculares con los poderes religiosos -católicos, pentecostales, evangélicos, protestantes- en Puerto Rico es, de veras, asombrosa. Sintomático, según observaciones personales y noticias recopiladas, de condiciones parecidas en otros países del hemisferio occidental. Indiscutiblemente, no se practica la verdadera separación de religión y estado en algunos países o estados donde, conforme a disposiciones de la ley, estas dos entidades deberían mantenerse independientes la una de la otra. Sinceramente, esta situación me hace temer mucho por la libertad religiosa, más importante en contextos históricos que cualquier otra libertad. Teorizo que el abuso de ella, particularmente de parte de iglesias que se involucran agresivamente en la política, presionando, empujando y reclamando, pudiera repercutir a la larga en su anulación ya parcial ya completa a causa de ramificaciones y complicaciones aún imprevistas. Pues, ¿hasta qué punto soportará el poder político-secular el acoso y la intervención o desacatamiento de entidades del cristianismo o de otras religiones? Veremos. La riña ya está creando no poco estrés de parte en parte. Sin ninguna implicación de endoso político alguno, quisiera citar a Paul Ryan quien dijo, en un video grabado durante su campaña, que la libertad religiosa es "nuestra primera libertad", y que no hay garantía "más preciosa" que el derecho al ejercicio libre de religión. [Washington D.C., Oct 4, 2012 / 02:38 am. CNA/EWTN News]

En lo referente a Puerto Rico como ejemplo de país donde todavía no existe verdadera separación de religión y estado, para el lector que quisiera auscultar algunas evidencias al respecto incluimos varias al pie de este artículo tomadas de fuentes noticiosas y otras.

Inteligencia espiritual. Inteligencia política. Inteligencia profesional.

Habiéndome dedicado en muchas ocasiones al estudio de la historia cristiana, se me ha concedido la oportunidad de enterarme del origen y desarrollo de varias iglesias, incluso la Católica Romana, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormona) y la agrupación de iglesias denominadas "Evangélicas", como además, la aglomeración de iglesias llamadas "Pentecostales". De costumbre, durante el transcurso de mis investigaciones voy comparando tales iglesias con la iglesia ideal, según el plano de Dios para ella revelado en el Nuevo Testamento sellado con la sangre del testador Jesucristo. A consecuencia del conocimiento obtenido, no puedo menos que preguntarme que cómo es posible que personas tan inteligentes en algunos renglones del saber, por ejemplo, leyes o la ciencia política, no hayan aprendido lo mismo que yo sobre las iglesias a las que pertenecen y donde militan espiritualmente. Desde luego, la respuesta es sencilla, supongo: Simplemente, no habrán tomado el tiempo para investigar personal y objetivamente el verdadero origen y evolución de su iglesia, o fe. Nacidas y criadas en su religión, la reciben por herencia familiar-religiosa-cultural, quizás jamás cuestionando su legitimidad o veracidad bíblicas. Muy interesantemente para este servidor, el teólogo católico romano Hans Kung, al estudiar el origen de la iglesia fundada por Jesucristo, llega a conclusiones casi idénticas a las mías, las que compartimos con muchos estudiosos en el mundo, a saber, en síntesis, que la iglesia original no era ni católica romana, ni protestante, ni evangélica, ni mormona, o pentecostal, y que certeramente no se alió de modo alguno con el poder político-secular.

Entonces, reflexionando sobre religión, política y el derecho al voto, me inquieta la pregunta: Si candidatos políticos postulados para los escaños cumbres de gobierno no investigan un asunto tan importante como el verdadero origen y evolución de la iglesia donde se congregan, ¿con qué razón debería yo confiar en que tengan suficiente capacidad intelectual y objetividad para gobernar toda una gran nación? De nuevo, la respuesta es comparativamente sencilla, a saber, su pericia intelectual no es en la religión sino en la política, y todo lo que envuelve esta ciencia. Su concentración es la política, y no necesariamente también la religión.

-En medio de mis humildes reflexiones, se me viene a la mente una comparación. El cirujano cardiólogo exitoso posee muchísimo conocimiento, destreza e inteligencia profesional. Lo que sepa, o no sepa, sobre la religión que practica, si alguna, es otro asunto aparte. Bien que sea bastante o muy ignorante en materias espirituales-religiosas, esta condición, aunque sumamente lamentable en el contexto del posible desenlace para su alma, no afecta su gran habilidad admirable de cirujano cardiólogo que hace maravillas al operar. Y asimismo, pues, el político que posee vasto conocimiento de la ciencia de la política. Pese a que sea muy deficiente su conocimiento e inteligencia espirituales, podría ejercer, se supone, de forma competente, aun con mucho éxito, asuntos de gobierno.

-Y todavía otra comparación. Mi propia concentración intelectual es, precisamente, la Biblia, lo religioso, lo espiritual. Estaría prácticamente perdido en las aulas del Capitolio o las recámaras de los cuerpos legislativos, pues es bastante limitado mi conocimiento de leyes y de los mecanismos complicados de gobernar. Pero, mi ignorancia en este renglón afecta en poco o nada mi habilidad de funcionar como maestro de materias espirituales-religiosas, rol que trato de cumplir responsablemente, siempre contando con la preciosa ayuda providencial oportuna del Dios en quien creo y de quien soy. Ahora bien, sería atrevimiento y necedad de mi parte pretender gran pericia en asuntos de leyes o gobernación. No menos atrevido y poco sabio sería el político que, falto de esencial conocimiento de Dios, la Biblia, las iglesias, su iglesia en particular o la religión en general, hablara con autoridad sobre tales temas, mezclando religión y estado en contra de los dictámenes de la propia Constitución.

Pues bien, por estas consideraciones, al político profesional y consagrado le convendría no mezclar pública, oficial o disimuladamente su religión con asuntos de estado. Qué los mantenga separados. Qué los ciudadanos los mantengan separados. Qué haya verdadera separación de religión y estado. Qué los gobernantes, o candidatos a la gobernación, tengan cada uno su fe personal, oren cómo y cuándo quisieran, se congreguen y sirvan en su iglesia a su gusto o conforme a sus convicciones, pero, ¡qué no hagan un embrollo peligroso, inmiscuyendo su iglesia, su doctrina religiosa, su visión religiosa, con asuntos de estado político-secular! ¿No es este el verdadero sentido de la Constitución americana? Y esto es importantísimo para la preservación de la libertad religiosa.

¿Por qué me dice: "Yo soy católico"?

La Iglesia Mormona. Biografía de Joseph Smith. Doctrinas controvertidas

La iglesia ideal, según Dios

La iglesia establecida por Cristo -sus atributos esenciales

Consecuencias nefastas de unir la religión al estado

Persecuciones y matanzas efectuadas por poderes políticos-eclesiásticos unidos

En Puerto Rico, evidencias fehacientes de una fuerte y controvertida interacción entre poderes políticos-seculares y poderes religiosos

Lo que dice la Constitución de Puerto Rico sobre religión-estado

 ARTICULO II CARTA DE DERECHOS

Sección 3. Libertad de culto.

"No se aprobará ley alguna relativa al establecimiento de cualquier religión ni se prohibirá el libre ejercicio del culto religioso. Habrá completa separación de la iglesia y el estado."

Así que, "...completa separación de la iglesia y el estado". Pero, ¡no la hay! No se está implementando. Veamos unas pocas de las muchas evidencias al respecto.

La pastora Wanda Rolón, autonombrada "apóstol", y los políticos puertorriqueños

[Copiado de un artículo en el rotativo El Nuevo Día. 8 de julio de 2012.] El gobernador Luis Fortuño visitó está mañana el Tabernáculo de Alabanza y Restauración la Senda Antigua en Toa Alta, congregación que dirige la pastora Wanda Rolón. El líder de la palma se dirigió a los feligreses desde la tarima cerca al púlpito de Rolón, y aunque la actividad no era proselitista, asumió un matiz político cuando hizo alusión entre otras cosas, a la Reforma Contributiva, las exenciones a las organizaciones religiosas y los controversiales minutos de reflexión implantados en las escuelas públicas como su solución a la ola criminal que afecta al País. “Sin la mano de la Iglesia, no tendría la esperanza que tengo por Puerto Rico,” dijo el primer mandatario en expresiones que recoge el noticiero local de Univision. Fortuño, quien es católico devoto, llegó al templo de la mano del polémico pastor Aníbal Heredia, recordado por haber dirigido la Oficina para las iniciativas de Fe y Base Comunitaria donde devengaba un salario de $10,192 mensuales por sus servicios. Heredia sirvió como intermediario gestor entre Fortaleza y las organizaciones. Recientemente en una entrevista con El Nuevo Día, Rolón la autoproclamada apóstol, quien ha sido criticada por sus expresiones en contra de la homosexualidad, manifestó que si no estuvieran las iglesias “la situación del país fuera peor” y que son las iglesias las que pueden ayudar al Estado a mejorar la crisis social. “El Gobierno no tiene las herramientas ni la capacidad, ni la habilidad plena -tiene el anhelo, el deseo y la mejor intención- para mejorar el país, pero las manos extendidas de ellos son las iglesias y las organizaciones sin fines de lucro que trabajan en las comunidades” , expresó entonces la pastora. En el pasado, Rolón recibió y apoyó en su Iglesia a el ex gobernador Pedro Rosello cuando aspiraba a la reeleción durante las elecciones del 2004. (Por: elnuevodia.com 8 Julio 2012)  

La práctica "de la comunidad evangélica... de utilizar el dinero de ofrendas y diezmos para apoyar causas políticamente motivadas disfrazadas de movimientos por derechos religiosos"

[Copiado de http://poder5.blogspot.com]  Martes, 2 de octubre de 2012. Wanda Rolón recibe una bofetada federal. Dice un refrán que al que no quiere caldo se le dan tres tazas. En el caso de falsos "apóstoles" como Wanda "Nicolaíta" Rolón si no quieren una cachetada le dan dos. Aquella demanda. Hace dos años atrás la falsa apóstol del PNP sometió una demanda contra la periodista Yolanda por una serie investigativa titulada “Al Cesar lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” donde sacó a relucir ciertas prácticas de la comunidad evangélica con respecto a como manejan el dinero de las iglesias. Entre estas prácticas está la de utilizar el dinero de ofrendas y diezmos para apoyar causas políticamente motivadas disfrazadas de movimientos por derechos religiosos.

Líos entre políticos e iglesias. Propuesta de boicot a la Iglesia Católica Romana.

[A continuación, artículo del periódico Primera Hora. www.primerahora.com/silacondenapropuestapnpdeboicotalaiglesi]

"Sila condena propuesta PNP de boicot a la Iglesia Católica. Domingo, 30 de septiembre de 2012. 05:24 p.m. Gerardo Cordero / gerardo.cordero@gfrmedia.com. La exgobernadora Sila María Calderón condenó hoy, domingo, el boicot contra la Iglesia Católica impulsado por líderes del Partido Nuevo Progresista (PNP) como la representante Albita Rivera, la senadora Melinda Romero y su padre, el exgobernador Carlos Romero Barceló.

"Creo firmemente en la diferencia entre la Iglesia y el Estado, pero no estoy de acuerdo con boicots, ni con las expresiones que se han hecho", sostuvo Calderón cuando se le pidió su opinión sobre la propuesta de no aportar dinero en las colectas de misas católicas para expresar malestar por un supuesto activismo de líderes religiosos a favor del Partido Popular Democrático (PPD).

Romero Barceló propuso abandonar servicios religiosos, si obispos o sacerdotes católicos se pronuncian en torno a la política ante la proximidad de los comicios generales. Mientras, la representante Rivera recomendó poner papelitos para expresar malestar contra los curas y particularmente contra el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, en vez de echar dinero en las colectas.

"Yo sobre nada que diga Albita tengo comentario, porque a través de los años ella ha hecho tantos comentarios sin sustancias, sin base y muchos maliciosos también que no tengo nada que decir sobre ella", agregó Calderón, al abandonar un teatro en Hato Rey donde compartió con la candidata a alcaldesa del PPD en San Juan, Carmen Yulín Cruz.

Rivera denunció precisamente que Cruz tenía previsto realizar una reunión política en un salón de la iglesia Stella Maris, en El Condado, pero feligreses estadistas expresaron reparos y la actividad no se llevó a cabo. Aunque, al hacer su denuncia, Rivera dijo que la actividad contaba con el visto bueno de González Nieves, en una comunicación enviada a El Nuevo Día el arozibispo negó esa información.

Además, recordó que Melinda Romero paralizó que "vehículos de campaña del PPD" se guardaran "en la iglesia San Luis Rey, en la avenida Américo Miranda" y denunció que González Nieves "en el pasado orquestó unas visitas de Sila Calderón a los templos", pero evitó reaccionar en torno al activismo de predicadores protestantes como Wanda Rolón y Jorge Raschke, entre otros, a favor del gobernador Luis Fortuño u otros líderes del PNP, como el exgobernador Pedro Rosselló."

Artículos y noticias sobre la religión en Puerto Rico

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.