Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Sermones en esta Web. Texto completo, audio, video, pdf. Más de ochenta.

Cómo planificar, preparar y presentar sermones, clases bíblicas, conferencias y cultos. Curso.

Clásico ejemplo de cómo empañar la imagen de la iglesia ideal que Dios planificó y Cristo estableció.

Hermosa gráfica de esferas y estrellas en el ancho espacio del universo. De la manera que “Orden y Belleza” son atributos admirables de la creación material de Dios, asimismo estos mismos atributos han de embellecer a la iglesia de Cristo en sus cultos y demás actividades espirituales.

Hermosa gráfica de esferas y estrellas en el ancho espacio del universo. De la manera que “Orden y Belleza” son atributos admirables de la creación material de Dios, asimismo estos mismos atributos han de embellecer a la iglesia de Cristo en sus cultos y demás actividades espirituales.

Ineptos, indisciplinados líderes frente a una congregación de la iglesia de Cristo hacen que la ilusionada visita Ivone se lleve una impresión muy negativa.

“Apreciado amigo:

En días pasados, tuve la oportunidad de que se me obsequiara un tratado, el cual leí varias veces, por parte de un profesor que me enseña inglés y español. Como él varias veces me había invitado a la congregación donde él asiste, al recibir el tratado acepté ir el domingo pasado a la reunión, pero quedé muy decepcionada, aunque no se lo he hecho saber a él porque es una persona muy sencilla y amable.  

Le cuento que al leer el contenido del tratado para nada se parece la congregación o Iglesia de Cristo a la que usted hace referencia en el tratado. Las personas muy amables y amorosas, pero la mayoría, a excepción de mi profesor y la familia del que es el predicador, todos van llegando tarde. De ahí, que el servicio de la cena no lo aplican como debe ser. Se empezó la cena y cuando ya se hubo orado por el pan, el vino y la ofrenda aparecían más personas, y el encargado de la cena al que iba llegando se la daba. Me pareció una burla esto. Además, se la repartieron a todos los que llegaban, inclusive a mí que iba por primera vez . Realmente, su tratado explica muy bien cómo debe ser la iglesia de Cristo y me gustaría que así fuera: que uno pudiese llegar a una congregación y fuera así, pero qué triste.” 

Director de cánticos llega con diez minutos de atraso.  

“El que iba a cantar llegó faltando veinte para las once. Inicialmente, el servicio escuché que empezaba a las diez y media, pero como le cuento, a las diez de la mañana ya estaban allí mi profesor y la familia del predicador. Inclusive, mi profesor empezó a cuadrar las sillas y colocar Biblias e himnarios, con su señora, y la esposa del predicador empezó a alistar lo de la cena. A los diez minutos, mi profesor empezó a ensayar cánticos, y como a unos cinco minutos antes de empezar la reunión dijo que podíamos saludarnos, que teníamos cinco minutos para esto.” 

“Se notó la falta de coordinación y respeto para con los asistentes.”

Vergonzosa confusión de ministerios, y falta de preparación.
Frialdad espiritual en el saludo.
 

“A las diez y treinta, una persona, o sea, el predicador, pues mi profesor me lo había presentado junto con su familia, empezó con un ‘buenos días’. No le escuché decir ni siquiera ‘qué Dios les bendiga’, ni nada por el estilo. Habló y oró como usted dice en su tratado. Luego dijo: ‘Ahora Luisito va a hacer los cánticos’, pero en eso llegó otro joven y el predicador dijo a Luisito: ‘No, tú haces mejor la cena’, cosa que me pareció muy mal, puesto que el otro acababa de llegar, ya llevábamos unos veinte minutos y sin ni siquiera sentarse lo estaban colocando a cantar. Mi profesor que había ensayado con nosotros le tocó sentarse como avergonzado. Se notó la falta de coordinación y respeto para con los asistentes . Además, qué vergüenza: el tipo se buscaba por todos lados y no encontró dónde tenía anotados los cánticos que parece iba a cantar. Entonces, Luisito muy hábilmente le pasó los que él había preparado, pero resulta que tampoco los sabia, puesto que invitó a Luisito para que él los comenzara.” 

Lectura transformada en prédica.  

“Bueno, pasó el oso que se hizo, luego vino la persona que leería el Salmo. Demoró, o lo transformó en una prédica.

De ahí, que media hora después mi profesor salió y realizó una cena, muy bonita por cierto, pero que realmente no me gustó porque se la daban a todo el que llegaba sin ser miembro fiel, como dice usted que debe ser.” 

Predicador respira desánimo. Mensaje no llega.  

“Después, ya mejor ubicado y como más tranquilo, volvió el joven a cantar e invitó a la persona que iba a predicar que pasase. El que predicó habló muy bien, por lo menos explicó mucho sobre su vida personal, pero como muy desanimado: realmente no le llega al corazón de nadie. Cuando terminó, el predicador estaba que se salía de alegría y le dijo al que había predicado: ‘bien, qué hermosa prédica’, delante de todo el mundo. A mí muy personalmente no me gustó y menos que el predicador fuera a alabar al que predicó porque le está dando méritos y creo que al que se le debe dar méritos es a Dios. Además, su presentación personal daba lástima, lo mismo que el joven que cantaba, tres muy bien presentados y dos muy mal presentados.  

Realmente me desanimé muchísimo después de leer su tratado y pienso hablar con mi profesor al respecto de esto. Les falta mucha coordinación y disciplina. Yo le voy a contar a mi profesor de que yo le escribí a usted ya que para nada tiene que ver la Iglesia de Cristo que usted muestra en su tratado con la que yo visité.” 

Sitio de reunión mal escogido.  

“Es más, el sitio de reunión es un local donde se realizan fiestas porque el lugar además olía a cigarrillo y licor. Para dar con esta congregación fue muy difícil ya que el letrero en la entrada dice ‘Casa de recepciones, la Casa del Marqués’.  

No es que yo acostumbre a criticar y soy muy seria por cierto, pero me ilusioné tanto que dije por fin encontré una verdadera congregación que alaba a Dios, y no sé pero creo que deben mejorar mucho para ser la verdadera iglesia de Cristo que usted tiene en su tratado. Gracias por su mensaje y espero que me ayude a encontrar la verdadera iglesia de Cristo. Ah, quiero aclararle que el predicador al comenzar dijo que esa era la iglesia de Cristo y que como cristianos realizaban la cena del Señor cada primer día de la semana.”  

___________________________________________________ 

Estimada Ivone

Pláceme saludarle en el nombre del Señor. 

Se me tiñe la cara de rubor al leer el relato de su visita a una "iglesia de Cristo". Cuán lamentable e inexcusable es la incompetencia, la ineptitud, de algunos "cristianos" que pretenden seguir el modelo de la iglesia ideal, según lo traza Dios en su Palabra. 

Ojalá entregue usted al profesor que le invitó una copia de su carta, y que él haga llegar al "predicador" una copia. Hace falta, para el bien de la obra del Señor. 

En su búsqueda de la salvación, le ruego no se fije en los hombres sino que eche mano de la vida eterna, obedeciendo al evangelio puro, no importando los defectos de los demás que también buscan de Dios. 

Para servirle en el Señor, 

Homero Shappley de Álamo

Sermones en esta Web. Texto completo, audio, video, pdf. Más de ochenta.

Cómo planificar, preparar y presentar sermones, clases bíblicas, conferencias y cultos. Curso.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.

>