Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

PowerPoint. Gran cantidad de mensajes, clases bíblicas y estudios variados, también himnos, disponibles mediante imágenes (diapositivas) en esta Web.

Sermones en esta Web. Más de ciento treinta y cinco. De texto completo. PowerPoint. Video. Audio. Listas, con enlaces.

¿Conoce usted al Dios de Apocalipsis? Lista de las imágenes (diapositivas) con componen este mensaje ilustrado. Explicaciones y aplicaciones acompañan las imágenes.

Imagen 3 de la serie ¿Conoce y entiende usted al Dios de Apocalipsis?

 

¿Conoce y entiende usted al Dios de Apocalipsis?

¿Comprende usted por qué Dios se manifiesta como indignado y airado en muchas escenas de la Biblia? ¿O le rechaza de plano por tenerlo como demasiado iracundo y violento? ¿Sabe quiénes beben del furor de su ira? ¡Usted no tiene que encontrarse entre ellos!

Imagen (diapositiva) 2 para la proyección digital o el autodidactismo

 

La secuencia de las gráficas, textos y enseñanzas se encuentra después de la imagen.

En numerosos textos apocalípticos, Dios se manifiesta con gran indignación e ira, tanto contra humanos como contra ángeles. No pocos critican y repudian a este "Dios iracundo y violento". ¿Por qué se aíra Dios? ¿Entiende usted sus razones?

 

Imagen (diapositiva) 2

Secuencia de gráficos, textos y enseñanzas

 

1.  Texto a la izquierda, área superior de la Imagen. En numerosos textos apocalípticos, Dios se manifiesta con gran indignación e ira, tanto contra humanos como contra ángeles. No pocos critican y repudian a este “Dios iracundo y violento”. ¿Por qué se aíra Dios? ¿Entiende usted sus razones?

2.  Texto debajo de la pintura superior. Daño al planeta Tierra. Una causa poderosa que hace a Dios airarse se descubre en Apocalipsis 11:18. ¡Daño al planeta Tierra! "Tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos... y de destruir a los que destruyen la tierra." Las personas incrédulas, impías, inmorales, despilfarras, antihigiénicas, explotadoras descuidadas de los recursos de la tierra, no solo manchan al planeta con sus vicios e inmoralidades sino también literalmente "destruyen la tierra". La afean con sus acumulaciones de basura y chatarra. Contaminan su atmósfera, sus aguas dulces y los océanos. Eliminan sus bosques. "Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase(Génesis 2:15). No solo desobedeció el hombre el mandato de Dios sobre no comer del "árbol de la ciencia del bien y del mal" sino que a través de los tiempos tampoco ha guardado la tierra según la encomienda de su Creador. Las generaciones de la Edad Industrial, la cual comenzó a mediados del siglo diecinueve y continúa hasta el día de hoy, son las más culpables de no guardar la tierra. El daño que hacen multitudes a su hábitat terráqueo las primeras cuatro trompetas, de las siete trompetas apocalípticas, lo enfocan proféticamente mediante figuras retóricas vivas e inconfundibles (Apocalipsis 8:6-12). Un análisis detallado de las cuatro trompetas, con abundantes fotografías, se encuentra en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_CapituloCuatro_trompetas_contenido.htm.

Pintura superior, por Joe Maniscalco. Una panorámica que recoge varias profecías apocalípticas conforme a la visión del pintor. (Sugerencia para el maestro o predicador: identificar para el oyente los distintos elementos de esta pintura, trayendo explicaciones concisas y haciendo aplicaciones prácticas.)

a)  A la izquierda, los siete ángeles con las siete trompetas. Como ya observáramos, las visiones y advertencias que proclaman las primeras cuatro trompetas anuncian mucho daño a la tierra: a sus bosques y hierba verde, a sus mares, a sus aguas dulces y a su atmósfera.

b)  En el centro, superior, la visión de los cuatro caballos que salen cuando se abren los primeros cuatro sellos (Apocalipsis 6:1-8). La aparición del caballo negro del tercer sello señala hambrunas, escasez aguda y cuantiosas muertes a causa de la desnutrición. Estas tragedias las traen guerras, alteraciones del clima, agotamiento o  destrucción de los terrenos cultivables, despilfarro de cosechas, consumismo desenfrenado, etcétera, fenómenos y abusos que a su vez "destruyen la tierra".

c)  Centro, inferior. La ira de Dios cae sobre los hombres que rehúsan vivir en armonía con sus designios para el planeta Tierra y la raza humana. Él trae plagas sobre los seres humanos con el fin principal de lograr que se arrepientan, pero la inmensa mayoría no se arrepiente (Apocalipsis 9:13-21). Al contrario, siguen tercamente su trayectoria de obstinada rebeldía, blasfemando "el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria" (Apocalipsis 16:8-11).

d)  A la derecha, superior. El altar de incienso en el cielo. "Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto" (Apocalipsis 8:2-5). Esta escena figura en el preámbulo al toque de las siete trompetas. El "fuego" es simbólico de ira y castigo.

e)  A la derecha, inferior. Armagedón. Haciendo muchos humanos tremendo daño al planeta Tierra, sin importarles las consecuencias a corto o largo plazo, efectivamente, se abanderizan con los que resisten a Dios, y todos estos enemigos de Dios se unen a finales del "poco de tiempo" para pelear contra él en el lugar llamado Armagedón (Apocalipsis 16:12-16). ¡Serán derrotados eternamente!

3.  Texto a la derecha, inferior. Otra situación que incita a Dios a la ira se resalta en Apocalipsis 14:9-10. ¡Infinidad de seres humanos se someten a poderes seculares y religiosos engañosos! "Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero..." (Apocalipsis 14:9-10). "Vino de la ira de Dios... vaciado puro en el cáliz de su ira..." ¡Ira candente! Lenguaje durísimo. Castigo aterrador. "Atormentado con fuego y azufre..." Pero, Señor Dios, ¿por qué una ira tan concentrada y ardiente? Por la deslealtad del hombre y su descarada confabulación con los enemigos de la Deidad. Adorar a la bestia (el poder religioso engañado) y su imagen (el poder secular engañado y dominado por la falsa religión apóstata). ¡Aun recibir "en su frente o en su mano" la marca de la bestia! En vez de adorar al único Dios verdadero y recibir el sello de Espíritu Santo. ¡Inconcebible! ¡El colmo de insultos! Un desprecio sin paralelo. Sinónimo de aliarse con Satanás y los ángeles caídos. ¿Cómo pasar por alto Dios tan enorme afrenta? ¿Tan ridícula, absurda y necia decisión?

-Pintura a la izquierda, inferior, por Par Marvenko. Derechos reservados. 

a)  Primer plano, centro. La bestia que sube del mar "tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas" (Apocalipsis 13:1). Esta bestia simboliza a los poderes seculares engañados por Satanás y usados para sus propósitos malvados. Al sanarse la sexta cabeza (el Imperio Romano) de esta bestia, "se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?" (Apocalipsis 13:3-4). Esta idolatría tan crasa y masiva provoca a celos al único Dios verdadero, encendiéndose su ira contra los humanos que la practican, adulando a la bestia y al dragón.

b)  Primer plano, lado izquierdo. El "gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas..." Él es "la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero" (Apocalipsis 12:3-9). Este "gran dragón escarlata" también simboliza a los poderes seculares engañados y usados por Satanás en su empeño de llevar a los seres humanos, juntamente consigo mismo, a la perdición eterna. Los hombres sumidos en ignorancia espiritual, perdidos en medio de las densas tinieblas de supersticiones y mitos, "adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia". ¿Cómo virar Dios la cara? ¿Por qué no llenarse de ira? Viendo a seres humanos creados a su imagen, a imagen de Dios, rechazar su imagen divina y rehacerse a imagen de Satanás. ¡Intolerable! ¡Insufrible!

c)  En el fondo, a la derecha. La segunda bestia "que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón"(Apocalipsis 13:11). A diferencia de la primera bestia, la segunda simboliza a los poderes religiosos engañados.

d)  La bola de fuego que cae del cielo. La segunda bestia "hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres" (Apocalipsis 13:13). Se alude a "señales y prodigios mentirosos" (Apocalipsis 2:9) hechos por el hombre de pecado, lo mismo que la gran ramera o el falso profeta.

e)  En el fondo, arriba de la colina, seres humanos frente a la imagen de la bestia. La segunda bestia "engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia..." Estos moradores engañados obedecen a la segunda bestia, recibiendo luego "una marca en la mano derecha, o en la frente", la que los identifica como practicantes de la falsa religión idolátrica y satánica. ¿Cómo no encenderse el furor de Dios contra ellos? Lo han abandonado del todo. Se dejaron engañar. No sabían discernir entre señales auténticas y las señales mentirosas de religiosos aliados con poderes seculares bajo el dominio de Satanás. ¡Ay de ellos! El Dios que los dio vida, creándolos a su imagen, no es Dios blando, indiferente, tolerante de acciones traicioneras y oposición abierta a su voluntad. Su ira arde contra ellos, creciendo aún más cuando no se arrepienten pese a sus castigos encaminados a hacerlos recapacitar y arrepentirse.

4.  Conclusión. ¿Rechazar el hombre a Dios, acusándolo de “iracundo y violento”? Se atreve a proferir semejante acusación solo la persona carente de perspectivas bíblicas y reales. Que no entiende al Dios de Apocalipsis por no haber estudiado suficientemente las Sagradas Escrituras. Persona cuyo sentido de justicia lo distorsionan conceptos flojos, mundanos y prejuiciados de lo que es correcto, razonable, aceptable o tolerable en el ser humano a la luz de revelaciones divinas. Semejante acusación la concebimos como un subterfugio psicológico subliminal hecho para evadir sujetarse a la voluntad de Dios. “No voy a ninguna iglesia, no escucho a ningún predicador del evangelio, no sigo a Dios, porque el Dios de la Biblia, específicamente él de Apocalipsis, es un Dios iracundo y violento.” Pero, el que pronuncia parecida declaración, ¿ha hecho un esfuerzo grande para comprender la ira de Dios? Si no, sus palabras hay que catalogarlas de huecas, y su argumento se torna mera porfía. Por su insinceridad y vagancia espiritual tal persona también se convierte en blanco de la ira divina.

 


 

Sugerencias para el aprovechamiento de este tema bíblico ilustrado

Querido hermano Predicador. Esta serie de Imágenes (diapositivas) se presta para mensajes evangelísticos o para edificar a congregaciones. Originalmente, fue desarrollada para una campaña evangelística al aire libre (Se proyectaron las imágenes en el costado pintado de blanco de un camión de tamaño mediano). De querer usted utilizar todas las imágenes durante un solo mensaje de más o menos media hora, sería preciso limitar drásticamente sus comentarios sobre cada una. Ensayar de antemano una predicación de esta naturaleza sería altamente recomendable. Opcionalmente, puede adaptar este material para dos, tres o más mensajes.

Estimado Maestro, Maestra. Usted puede adaptar este material ya para pocas clases ya para numerosas clases. La mayoría de las Imágenes, con las "Explicaciones" acompañantes, contienen suficientes enseñanzas para dos o más clases. Sugerencia: dejar la imagen en pantalla durante toda la clase. El tema lo consideramos apropiado tanto para adolescentes y adultos jóvenes como para personas maduras.

Respetado Estudioso de las Sagradas Escrituras. Para su orientación e instrucción personal, escudriñar los distintos elementos de cada imagen, reflexionando sobre su significado y haciendo aplicaciones a su propia vida. Leer y analizar detenidamente las "Explicaciones" que acompañan cada imagen.

Medios para hacer uso de las Imágenes (diapositivas). 

Utilizar un proyector digital para proyectar las imágenes.

Copiar las imágenes a PowerPoint o a un programa similar.

Imprimir la serie en acetatos para proyectar las imágenes usando un retro proyector.

Hacer copias a color en papel blanco de alta calidad.

Hacer copias en blanco y negro.

 


 

Imagen 3 de la serie ¿Conoce y entiende usted al Dios de Apocalipsis?

PowerPoint. Gran cantidad de mensajes, clases bíblicas y estudios variados, también himnos, disponibles mediante imágenes (diapositivas) en esta Web.

Sermones en esta Web. Más de ciento treinta y cinco. De texto completo. PowerPoint. Video. Audio. Listas, con enlaces.

¿Conoce usted al Dios de Apocalipsis? Lista de las imágenes (diapositivas) con componen este mensaje ilustrado. Explicaciones y aplicaciones acompañan las imágenes.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.