Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Ateos en el Edén. Conflictos entre ateos y los que defienden el relato de Génesis.

Arqueología bíblica. Recursos en esta Web.

La naturaleza global del Diluvio bíblico. ¿Inundaciones repentinas locales o un diluvio global?

El Diluvio en los escritos antiguos sumerios y mesopotámicos

¿Duda usted de que aconteciese el Diluvio de Génesis 6?

¿Acaso se burle de los que creen en aquel Diluvio?

¿Ha estudiado las evidencias que proporcionan escritos antiguos?

La tablilla sobre el diluvio de la Epopeya de Gilgamesh, rey de Sumeria.

La tablilla que contiene la porción sobre el diluvio de la Epopeya de Gilgamesh. La letra es del idioma  acadio. Mide 15. 240 cm de largo, por 13.33 de ancho, por 3.17 de espesor. Se encuentra en el cuarto 55 del Museo Británico. Fue excavada por A. H. Layard.

El Diluvio en la Epopeya de Gilgamesh

Gilgamesh era rey sumerio de Uruk

La versión babilónica de la Epopeya de Gilgamesh data de entre los Siglos XIII a X a. C. y lleva el título de Sha naqba īmuru (El que vio la profundidad, o en términos modernos, El que ve lo desconocido). Han sido recuperados fragmentos de aproximadamente dos tercios de esta versión más larga de doce tablillas. Algunos de los mejores ejemplares fueron descubiertos en la ruinas de la librería del rey Ashurbanipal de Asiria, del Siglo VII a. C.

Tablilla undécima (Resumen del texto) [En las primeras diez tablillas de la Epopeya se relatan muchos sucesos en la vida del rey Gilgamesh, incluso la muerte y sepultura de su mejor amigo Enkidu. Muerto este, Gilgamesh hace un viaje larguísimo y muy peligroso para encontrar a Utnapishtim, de quien se decía que era inmortal. La Tablilla undécima relata el encuentro de Gilgamesh con Utnapishtim.]

Observando Gilgamesh a Utnapishtim, piensa que no parezca ser diferente a él mismo, y le pregunta cómo obtuvo su inmortalidad. Utnapishtim explica que los dioses decidieron enviar un gran diluvio. El dios Ea, para salvar a Utnapishtim, le dijo que construyera un barco. Le dio dimensiones precisas, y fue sellado con brea y bitumen. Abordaron el barco toda su familia, juntamente con sus artesanos y “todos los animales de los campos”. Entonces, suscitó una tormenta violenta, la que hizo que los dioses se retiraran a los cielos. Ishtar [diosa] lamentó la destrucción masiva de la humanidad, y los demás dioses lloraron juntamente con ella. La tormenta continuó durante seis días y noches, después de que “todos los seres humanos se volvieron barro”. Utnapishtim llora cuando contempla la destrucción. Su barco se atasca en una montaña, y él suelta una paloma, una golondrina y un cuervo. No regresando el cuerno, él abre el arca, soltando sus habitantes. Utnapishtim ofrece un sacrificio a los dioses, quienes al olfatear el olor grata se reúnen alrededor. Ishtar jura que, de la manera que jamás olvidará el collar brillante colgante de su cuello, siempre recordará este tiempo. Llegando Enlil [dios], airado al encontrar sobrevivientes, ella le condena por haber instigado el diluvio. También Ea le censura por enviar un castigo desproporcionado. Enlil bendice a Utnapishtim y su esposa, otorgándoles vida eterna. http://en.wikipedia.org/wiki/Epic_of_Gilgamesh

 

Datos en el libro Mesopotamia, por Federico Lara Peinado, sobre documentos sumerios y mesopotámicos en los que se refiere al Diluvio

El Señor Federico Lara Peinado escribe…

“A comienzos del Siglo XX los arqueólogos comprobaron la existencia de estratos aluviales que interrumpían los restos materiales en diferentes lugares de la Baja Mesopotamia (Ur, Kish, Shuruppak, Laagash) y que, considerados en un primero momento como la prueba inequívoca del diluvio bíblico, luego se vio que diferían en su cronología. Se ignoran las causas de aquellas inundaciones que afectaron a una amplia zona del sur mesopotámico, pero se deduce que fueron muy significativas, pues el hecho quedó reflejado no solo en la documentación histórica –la Lista real, por ejemplo- sino también en algunos textos de tipo religioso, entre ellos el Diluvio sumerio, la Epopeya de Atrakhasis y el Poema de Gilgamesh. Tiempo después, en el Siglo III de nuestra Era, un sacerdote babilónico de nombre Beroso se hizo eco de la gran catástrofe en su obra sobre la historia de Babilonia. Prescindiendo del contenido religioso que se le quiera dar, es inequívocamente histórico que una gran calamidad –fuesen lluvias, maremoto, desbordamientos de los ríos o incluso invasión de extranjeros- afectó a Mesopotamia, en una fecha que puede fijarse alrededor del año 2900 a. C. (Historia de la Humanidad, Mesopotamia. Federico Lara Peinado. MM Ediciones Credimar, S.L. Barcelona, España. Páginas 24-25)

-Observaciones al respecto. Copiamos el párrafo anterior, ennegreciendo algunos datos o expresiones que quisiéramos destacar, como evidencia de que al menos cuatro escritos de los sumerios hacen referencia al gran Diluvio, a saber:

-La Lista real

-El Diluvio sumerio

-La Epopeya de Atrakhasis

-El Poema de Gilgamesh.

En su libro Mesopotamia el autor Federico Lara Peinado hace comentarios o interpretaciones respecto al Diluvio que expresan sus propias percepciones, por ejemplo: “Se ignoran las causas de aquellas inundaciones…”, y dando un sentido simbólico a “la gran catástrofe”, dice que el Diluvio pudiera haber sido una “invasión de extranjeros”. También escribe: “Prescindiendo del contenido religioso que se le quiera dar…” Semejantes expresiones implican, ciertamente, que el Sr. Lara Peinado no subscribe a la idea de un Diluvio global literal. Con todo, reconoce sí que “…es inequívocamente histórico que una gran calamidad… afectó a Mesopotamia, en una fecha que puede fijarse alrededor del año 2900 a. C.. Desde luego, quien recibe como verídica la historia de Génesis sabe las causas del Diluvio; además, que se trata de agua literal y no de alguna “invasión de extranjeros”.

En la Página 72 del libro, bajo el título Relatos mesopotámicos acerca del diluvio universal, el Sr. Lara Peinado escribe: “Europa quedó conmovida cuando en la campaña arqueológica de 1928-1929 Leonard Woolley, al excavar las ruinas de la ciudad sumeria de Ur, halló pruebas de la existencia del diluvio universal. Sin embargo, otras pruebas localizadas en diversas ciudades mesopotámicas contribuyeron a diluir la importancia de aquel hallazgo, que quedó restringido a serias disputas entre científicos sobre cuál de aquellas evidencias era realmente la del diluvio. No obstante, lo que sí se pudo probar fue que los sumerios dejaron por escrito textos alusivos a una gran catástrofe que había puesto en peligro la existencia de la humanidad, pero cuya desaparición había sido evitada por los dioses gracias a la supervivencia de una familia. De hecho, en aquellos textos se confundía mito e historia y más bien se tendía a justificar dos etapas históricas, separadas por un momento simbólico instrumentalizado mediante un diluvio. De los textos mesopotámicos con relatos del diluvio hay que señalar las versiones sumerias y babilónicas (Tablilla de Nippur, Tablilla de Nínive, Fragmento Hilprecht, el Enuma ilu awilum), las narraciones –muy interesantes y completas- contenidas en el Poema de Gilgamesh (en el que la persona salvada de las aguas se llama Utnapishtim) y en la Epopeya de Atrakhasis, y sobre todo la referencia histórica del diluvio contenida en un famosísimo Prisma de barro (hoy atesorado en Oxford), que relaciona a los reyes tanto antediluvianos como posteriores al gran cataclismo hasta alcanzar el año 1800 a. C. aproximadamente. Más tarde, el Génesis, tanto en su versión yahvista como sacerdotal, ofrecería el relato de Noé, cuya base estaba en aquella historia”.

-Comentarios. De nuevo, observamos que el autor pronuncia declaraciones o interpretaciones personales con el evidente propósito de restar importancia de los documentos sumerios y babilónicos referente al gran Diluvio. Por ejemplo:

-Supuestas “pruebas”, al menos pruebas no identificadas por el Sr. Lara Peinado, que diluyeran las “pruebas” halladas por Leonard Woolley.

-Que el hallazgo de Woolley quedara “restringido a serias disputas entre científicos sobre cuál de aquellas evidencias era realmente la del diluvio”.

 -Dice, quizá con una seguridad tal vez no completamente científica y objetiva, que “en aquellos textos se confundía mito e historia y más bien se tendía a justificar dos etapas históricas, separadas por un momento simbólico instrumentalizado mediante un diluvio”. Pues bien, el Diluvio separó definitivamente la historia humana en “dos etapas históricas”, la antediluviana y la postdiluviana, siendo aquel evento catastrófico mucho más que “un momento simbólico”, conforme a nuestra humilde apreciación no solo del relato en Génesis sino de un gran caudal de datos geológicos, hallazgos arqueológicos y cuentos del Diluvio tanto de otros pueblos antiguos del mundo como de los sumerios y babilonios. En las publicaciones de la Creation Research Society, escritas por científicos de diferentes categorías, se encuentran enormes cantidades de datos a favor de un Diluvio global.

-De todos modos, semejantes apreciaciones particulares como las del Sr. Lara Peinado no anulan el gran valor e impacto de aquellos documentos sumerios-babilónicos los cuales sirven para confirmar la fe de los que creemos en la autenticidad del relato de Génesis.

A los cuatro escritos sumerios que se refieren al Diluvio añadimos más escritos mesopotámicos nombrados por el propio escritor Federico Lara Peinado.

-La Tablilla de Nippur

-La Tabilla de Nínive

-El Fragmento Hilprecht

-El Enuma ilu awilum

-El Prisma de barro

 

Profecía del apóstol Pedro para los que se burlan del Diluvio

“Estos ignoran voluntariamente” que “…el mundo de entonces pereció anegado en agua…”

“…en los postreros días vendrán burladores… diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua…”

 

El Prisma Weld-Blundell

Data del año 2119 a. C.

Lista de reyes antediluvianos y postdiluvianos

Fotografía del Prisma Weld-Blundell, el que data desde 2119 a. C. y que contiene una Lista de reyes antediluvianos y postdiluvianos.

El Prisma Weld-Blundell es de arcilla, inscrito en cuneiforme en los cuatro costados en el idioma sumerio. Aproximadamente 10 centímetros de alto, contiene listas de los reyes de Sumeria, tanto antediluvianos como posteriores al gran Diluvio. Se conserva en el Museo Ashmolean, Oxford, Ingleterra, con el número de museo AN1923.444.

Más datos sobre el Prisma Weld-Blundell

Datos traducidos de: http://www.noahs-ark.tv/noahs-ark-flood-creation-stories-myths-sumerian-kings-list-cuneiform-tablet-kish-cush-utu-hegal-of-uruk-2119bc.htm

La Lista de Reyes original fue compuesta probablemente durante el reinado de Utu-hegal, de Uruk (2119 - 2112 a. C.), y la lista de reyes antediluvianos añadida después del reinado de Sin-magir (1824 - 1817 d. C.), de la dinastía Isin.

El Prisma Weld-Blundell (W-B 444) fue excavado en Larsa, Irak, por la expedición Weld-Blundell de 1922 d. C., y se halla en el Museo Ashmolean, Oxford, Inglaterra. Data desde 2119 a. C., o quizá de un tiempo aún anterior a esta fecha.

-Aparecen en la Lista de reyes los nombres de ciudades también mencionadas en la Biblia: Babilonia, Erech [Uruk], Akkad, Calah y Nínive.

-Gilgamesh, rey de Uruk, aparece en la Lista.

-Se nombra en la Lista la ciudad de Suruppak, la que existía antes del Diluvio, siendo el lugar donde Zi-ud-sudra construyera el arca para salvarse del Diluvio, según el Cuento sumerio del diluvio, aunque el propio Zi-ud-sudra no figura en la Lista de los Reyes Sumerios.

 

 

Click to View

Traducción del sumerio en cuneiforme de la porción que menciona a Cus:

“Después de que el Diluvio hubiese barrido, y el reinado hubiese descendido del cielo, el reinado fue establecido en Cus.”

Cus fue engendrado por Cam, uno de los tres hijos de Noé. “Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra” (Génesis 10:1-12). En el texto del Prisma Weld-Blundell, Cus también es el nombre de un lugar donde fue establecido el primer gobierno después del Diluvio.

 

 

Manuscrito 2855

Lista de reyes y ciudades antes del diluvio en Eridu

 

Fotografía del Manuscrito 2855, el que tiene una Lista de reyes y ciudades antes del diiluvio en Eridu, y que se compara con Génesis 5.
 

Manuscrito 2855. En el idioma sumerio. Una tablilla de arcilla que mide 8.1 x 6.5 x 2.7 centímetros. Una sola columna de texto, de veintiséis líneas en el escrito cuneiforme. Data desde 2000 - 1800 antes de Cristo. Fue hallada en Babilonia.

Traducción del manuscrito

Alulim reinó como rey durante veintiocho mil ochocientos años. Elalgar reino cuarenta y tres mil doscientos años. Eridu fue abandonada. El trono del reino fue trasladado a Bad-Tibira. Ammilu’anna reinó treinta y seis mil años. Enmegalanna reinó veintiocho mil ochocientos años. Dumuzi reinó veintiocho mil ochocientos años. Bad-Tibira fue abandonada. El trono del reino fue trasladado a Larak. En-sipa-zi-anna reinó trece mil ochocientos años. Larak fue abandonada. El trono del reino fue establecido en Sippar. Meduranki reino siete mil, doscientos años. Sippar fue abandonada. El trono fue establecido en Shuruppak. Ubur-Tutu reinó treinta y seis mil años.”

 Total: ocho reyes, los que reinaron 222,600 años.

-Comentario [de la persona responsable por esta información en el sitio de Internet que la contiene]. “La lista relata los comienzos de la historia de los sumerios, y la del mundo, como los sumerios la conocían. Las ciudades ya eran sitios muy antiguos [cuando la tablilla fue hecha originalmente, entre el 2000 y 1800 a. C.], y los nombres de los reyes son nombres típicos conforme a la costumbre antigua sumeria de dar nombres. Así que, se considera que las tradiciones recopiladas sean auténticas, aunque no sea correcta la secuencia. Se considera posible que las dinastías tipo ciudad-estado pudieran haber coincidido. Se tiene por cierto, generalmente, que la lista antediluviana de reyes se refleje en Génesis 5, el que contiene una lista de los diez patriarcas desde Adán hasta Noé, cada uno alcanzando entre trescientos sesenta y cinco años de edad (Enoc) hasta novecientos sesenta y nueve años de edad (Metusalén), para un total de ocho mil quinientos setenta y cinco años. Existe la posibilidad de que los doscientos veintidós mil seiscientos años de la lista de los reyes refleje una percepción más realista del inmenso número de años entre la Creación y el Diluvio, como también de la duración de las dinastías identificadas. Eridu, la primera de las cinco ciudades mencionadas, es Uruk, en el área donde los mitos colocan el Huerto del Edén, mientras la última ciudad, Shuruppak, es la ciudad de Ziusudra, el Noé sumerio. http://www.schoyencollection.com/historySumerian.html

-Observaciones (del administrador de editoriallapaz.org). Parece que el autor de del “Comentario” arriba no tomara en cuenta el que los diez patriarcas fueran coetáneos durante hasta gran parte de sus vidas largas, pues suma las edades de los diez como si no naciera el siguiente hasta que no muriera el anterior. De hecho, el relato de Génesis 5 da a entender claramente que algunos eran coetáneos durante largos años. Por ejemplo, Jared engendra a Enoc, luego vive ochocientos años más, engendrando hijos e hijas (Génesis 5:18-20, siendo, pues, contemporáneos los dos durante cuatrocientos setenta y cinco años, aunque no todo el tiempo como adultos. (Jared vive ochocientos años después de engendrar a Enoc. Este vive tan solo trescientos setenta y cinco años. Restando este número de ochocientos, el resultado es cuatrocientos setenta y cinco.)

-En cuanto a los reinados larguísimos de los reyes nombrados en el Manuscrito 2855 que data desde aproximadamente dos mil años antes de Cristo, tendremos presente que el escriba que hizo la tablilla no era inspirado por Dios y que posiblemente recogiera datos no del todo fidedignos. O que se valiera de métodos de contabilidad o de representaciones de tiempos no totalmente entendidas en el presente.

-De todos modos, lo intrigante e importante para este servidor es la correlación, en algunos aspectos, entre el Manuscrito 2855 y el libro de Génesis. Entre el Noé de Génesis y Ziusudra, el sumerio que figura en escritos sumerios sobre un gran diluvio. Y además, la mención del Huerto de Edén en aquellos escritos tan antiguos.

El texto completo de 2 Pedro 3:1-7

Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento, para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles; sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación. Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. 2 Pedro 3:1-7.

 

La naturaleza global del Diluvio bíblico. ¿Inundaciones repentinas locales o un diluvio global?

Ateos en el Edén. Conflictos entre ateos y los que defienden el relato de Génesis.

Arqueología bíblica. Recursos en esta Web.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.