Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales.

-Muchos estudios e intercambios sobre diezmos y ofrendas
 

"DIEZMOS”

"Para ser miembro de esta iglesia tienes que diezmar."

Análisis por Larry Jiménez

jimen300@coqui.net

Puerto Rico 


www.raicesjuntoalafuente.org

Larry Jiménez, autor de este artículo Diezmos, sostiene con abundantes pruebas que los diezmos NO son del Señor, contrario al título del DVD por José Padín, el cual este vende por $10.00.

Escribe Larry Jiménez:

Ciertos años atrás mi amigo de juventud "G.R." me comentó, una vez que fui a visitarlo, que él había visitado una iglesia evangélica muy cercana a mi hogar y que luego de varias visitas y en la última, uno de los miembros de dicha iglesia le comentó: "Para ser miembro de esta iglesia tienes que diezmar".

En este estudio que personalmente he desarrollado respecto al tema del diezmo, tratando en todo momento de utilizar la palabra de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis, quiero recalcar desde un principio que mi intención no es derribar las finanzas de las iglesias, especialmente aquellas que llevan el verdadero mensaje del Señor Jesucristo, pues yo ofrendo, sino traer la verdad que se oculta en diferentes iglesias, y digo ocultan, porque hay gente que están en liderazgo y saben cuál es la realidad. Como por ejemplo, una vez mi hijo menor hablaba con un pastor sobre el diezmo, y este le dijo a mi hijo: "Yo no puedo decir eso, porque si lo hago se me cae la casa ($$$)". Ahora creo que en muchas iglesias lo que hay es una repetición automática de lo que dicen otros. Mi real intención lo es el que se aprecien a las almas y no al dinero.

Yo fui instruido a diezmar como a los demás, y lo practiqué por años, aunque con toda sinceridad les digo que en muchas ocasiones no lo fui fielmente. Hasta tenía detrás de la puerta de mi guardarropa (closet) un papel donde tenía apuntado los diezmos que no había pagado. Esto en ocasiones me era preocupante, pues no deseaba en ocasiones que Cristo viniera a llevar a su iglesia al cielo, pues yo me quedaría por ser un ladrón al mismo Dios[1], según había sido enseñado. En ocasiones, pregunté a otros hermanos en la fe que si ellos también estaban en este dilema y sí, son muchísimos que en todas las iglesias están en esta "condición de ladrón" por no dar el diezmo fielmente sin fallar.

He oído en innumerables ocasiones por diferentes medios de comunicaciones, diferentes líderes y cristianos, pero mayormente en las iglesias (incluyendo libros de clases bíblicas y otros), que el que no diezma es ladrón porque le roba a Dios, que tiene un pie en el infierno, que es maldito y tiene sobre sí la maldición de Malaquías, que es anatema, que no puede tomar partes en la actividad del culto, que no puede ser miembro, que es un mezquino. En muchas ocasiones, se llega a despreciar con cierto disimulo, y otras cosas más. Y como yo, y quizás usted también, lector en esta ocasión, estaba en la condición de diezmador pero con deudas atrasadas, casi al punto de que en la iglesia me embargara mi membresía, participación y mi salvación por deudas atrasadas, pues decidí personalmente profundizar en el asunto bíblicamente y ver hasta qué punto llegara el juzgar mi salvación, y la de los demás, que hacían los lideres y predicadores, porque enviar a los cristianos al infierno por cualquier razón es juzgar, con la diferencia de que si el señalamiento es bíblico, el elocuente lo que hace es repetir la palabra de Dios que es la que juzga. Además si yo les hacía los mismos señalamientos a otros en cualquier futuro, tenía que demostrarle a tal persona por la Biblia que también era ladrona si no diezmaba.

Amado lector, luego de algún tiempo de búsqueda y análisis bíblicos, escudriñando como dice la Escritura, encontré nuevamente que la palabra de Cristo es libertad verdadera del alma, espíritu y mente. Por la Biblia encontré que tales señalamientos son falsos, y que tales acusaciones de ladrón, y que apesta a infierno, que es maldito el que no diezma, SON FALACIAS. No hay fundamento novotestamentario para tales acusaciones.

Luego de estas conclusiones, se despertó en mi el temor a que si manifestaba a los demás mi nueva posición respecto al diezmo, empezaría a auto cultivar señalamientos y rechazos por parte de los demás hermanos en la fe y del liderazgo. Empecé con mi esposa y precisamente eso fue lo que ocurrió. Empecé a sentir que era el único con esta verdad en el ámbito cristiano, pero me pasó como a Elías, que cuando estaba él en la cueva, Jehová le dijo que no solamente era él sino que tenía 7,000 más que no habían doblado sus rodillas a Baal. Y esto cuando en búsqueda en la red cibernética, encontré a otros exactamente con la mayoría de textos bíblicos que yo había encontrado, y con la misma comprensión.

Un día en las clases bíblicas, el tema a tratar era el del diezmo. Yo le había comentado a mi hijo que ya yo no puedo dar marcha atrás sobre este asunto, porque sería como si después de comprender por la palabra de Dios que arrodillarse ante estatuas es idolatría, ahora dijera que no. Al comienzo del estudio bíblico, para mi sorpresa el maestro me dio la oración de comienzo. Para mí fue como romper el hielo, pues luego tomé ánimo y manifesté a la iglesia mi nueva posición y que ya no me sentía ser un ladrón, ni sentirme reo del infierno por no diezmar. 

La confusión, ¿de dónde proviene?

Lo principal de la confusión sobre el tema del diezmo principalmente proviene de la mezcla que se hace entre el Viejo Testamento y el Nuevo. No es que se menosprecie el contenido del Viejo Testamento, pues es completamente vital para todo el mundo como palabra de Dios que es. Pero el problema consiste en que en muchos casos, consciente o inconscientemente, se quiere traer una norma o ley del Viejo Testamento a la iglesia de hoy, luego que se aplica, dicen, leyendo la Biblia. "Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz" (Efesios 2: 14-15). Estos dos pueblos son Israel (judíos) y gentiles. Por otro lado, hermano en la fe, te exhorto a que no solo leas un versículo de la Biblia, y le quites el resto que está antes y después del versículo.  

¿Cómo podemos bíblicamente descifrar que la ley del Antiguo Pacto no se aplica a los gentiles?

Hay muchos textos bíblicos en el Nuevo Testamento, especialmente el libro de los Hebreos, que aclaran el asunto. Traeré el Capítulo 15 de Hechos, pero antes analicemos lo siguiente. Uno de los diez mandamientos escritos por el dedo de Dios en las tablas de piedras que le fueron dadas a Moisés en el monte Sinaí, decía "NO MATARAS". Más sin embargo, Jehová envió al pueblo de Israel a la guerra contra los pueblos paganos de aquella época con el fin de sacarlos de las tierras prometidas a Abraham para su descendencia. En las guerras se mató a mucha gente. El pueblo peleaba contra el enemigo hasta matar, sin ser castigado por el mandamiento de no matar. Ahora, ¿qué  sucedía cuando un israelita mataba a otro Israelita? Entonces le aplicaban la ley del mandamiento de no matar. Esta ley, como las demás, era exclusiva para Israel.

Otro ejemplo: La ley (“Ley de Moisés”, como también se conocía) expresaba que si un hombre cometía adulterio con la mujer de su prójimo ambos serían muertos. Por lo general eran apedreados. Éxodo 20:14, Levítico 20:10. Lector, le pregunto, ¿dónde registra la Biblia que un filisteo fuera traído desde su nación y sentenciado a muerte a pedradas por adultero? En ninguna parte, porque esta ley era para Israel y no para las demás naciones. Ahora si un extranjero vivía entre el pueblo de Israel, debía vivir conforme a las leyes de Israel.  

Capítulo 15 de Hechos

El Capítulo 15 de Hechos es crucial, porque establece claramente que no se debe imponer la ley del Viejo Pacto a los gentiles. Dice que algunos que venían de Judea les decían a los gentiles convertidos al cristianismo que tenían que circuncidarse y guardar la ley de Moisés para ser salvos. Estos eran fariseos que habían creído, pero seguían guardando la ley. Los apóstoles Pablo y Bernabé discutieron fervientemente, con textos, contra aquella imposición a los gentiles. Entonces se acordó que Pablo y Bernabé fueran a Jerusalén ante los demás apóstoles y ancianos para presentar el asunto. Me llama la atención que Pedro en el Versículo 10 dice: “¿Por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?” La conclusión del asunto fue, según el Versículo 28: "Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardáis, bien haréis. Pasadlo bien". Esto se reafirma también en Hechos 21:25. "Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinadamente que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación.” En el Versículo anterior se está hablando de la ley, y luego el problema de Pablo, que fue apresado en el templo.[2]  

Hebreos, Capítulo 7

Este capítulo, sumamente importante para establecer el nuevo orden de leyes (y mayormente leyes espirituales), es crucial para aclarar que ya las leyes del Antiguo Pacto han sido reformadas o eliminadas. Los defensores del diezmo lo toman como un re-establecimiento del diezmo y dan explicaciones que no están cónsonas con lo que el Capítulo 7 realmente dice.

No entraré en detalles tales como quién era Melquisedec, o en qué tiempo ocurrió, o que el diezmo que le dio Abraham era producto del botín de guerra y no de su trabajo cotidiano, u otros detalles, sino más bien sobre el tema principal o la revelación real que nos trae este Capítulo. Esta revelación lo es el establecimiento de un "NUEVO Sacerdocio", sacerdocio ahora ocupado por Jesucristo el sumo sacerdote eterno. Antes de este Capítulo 7 ya se estaba revelando sobre el nuevo sacerdocio, anteriormente en Hebreos 5:10 y 6:20 (Le sugiero que lea Hebreos desde el principio y siga la línea principal de todo el libro). Ya en el Capítulo 7 se hace un recuento sobre lo que hizo Abraham, que voluntariamente dio al Rey Melquisedec el diezmo del botín de guerra. Ahora, observemos que el apóstol Pablo de repente, en los Versículos 8, 9, 10 y 11, entrelaza el tema del diezmo con la tribu de Leví, el sacerdocio de los levitas y la ley que fue dada al pueblo de Israel bajo el sacerdocio levítico. (Diezmo - sacerdocio - ley). En el Versículo 11, dice que si la perfección fuera por la ley impuesta bajo el sacerdocio levítico, no se tendría la necesidad de que se levantase otro sacerdote fuera del linaje de los levitas (Aarón).

Ahora, y como un cambio radical, en los Versículos del 12 al 28, dice: “…cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley”, y que ahora la ley (Nuevo Pacto) no procede del sacerdocio de la tribu de Leví sino ahora del León de la tribu de Judá, esto es, Jesucristo (“…ley de Cristo”. Gálatas 6:2). Amado hermano o lector, aquí solo se hace referencia al diezmo de Abraham como punto de partida y desarrollo explicativo de que hay un cambio de sacerdocio, pacto y ley. No se está re-estableciendo el diezmo levítico.

Además, con todo, si todavía no lo puede o no lo quiere captar de esa manera, pues entonces, veamos…

-De tantas leyes y reglamentos que contiene el Viejo Testamento (no matarás, no robar, no fornicar, no adulterar, no codiciar, guardar el día de reposo, no idolatrar, no comer animales inmundos, etcétera), resulta que en estos versículos el apóstol Pablo (por el Espíritu Santo) solo se trae o se menciona el diezmo que fue practicado por Abraham (una solo vez a Melquisedec) y que luego fue establecido como ley y regla para el sostenimiento de los sacerdotes. Al leer los versículos se comprende que se está utilizando la ley del diezmo como representativa de toda la ley para luego leerse…

1.  “Porque cambiado el sacerdocio, necesario es también que haya también cambio de ley.”

2.  “Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior…”

3.  También en Hebreos 8:13. "Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.”  

Los pastores o líderes no son levitas

Una vez vi un video de un joven judío convertido al cristianismo. Este decía que uno de los grandes errores que se cometían al escudriñar la Biblia era que cuando la palabra hablaba en forma literal, muchos la espiritualizan. En el caso de la fe, aunque sea gentil, si tiene fe se cuenta como parte de la genealogía espiritual de Abraham, el padre de la fe. Así lo dice la Biblia y esta es una interpretación espiritual correcta (Gálatas 3:7). Pero para ser levita, la Biblia solo señala y reconoce solo aquel que es nacido por carne y sangre de alguien de la tribu de Leví. Esta es una interpretación literal correcta. "AAAAH”, dirá usted, "pero la Biblia dice que son sacerdotes del Sumo Sacerdote (pastores y líderes)”. Pues sí que lo son, como también todo miembro de la iglesia convertido a Cristo y lleno del Espíritu Santo es sacerdote por igual delante de Dios y esto es por la fe en aquel que derramó su sangre santa por ellos. Esta es interpretación espiritual. (Apocalipsis 1:5-6). 

Hablando específicamente de Hebreos 7:8

El texto lee como sigue: "Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive”. Tomemos la segunda parte del texto: "…pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive". Y nos preguntamos: ¿quién es ese "…uno"? Se contesta con el Versículo 6 anterior: "Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos y bendijo al que tenía las promesas”. Bueno, se podría concretar que este "…uno" es el Señor Jesús, pues de él es que aquí se está hablando que tiene la genealogía de la tribu de Judá y no levita. Pero esta parte del texto está expresada en tiempo pasado, pues fue el encuentro de Abraham con Melquisedec. Pero, la primera parte de este texto se encuentra expresada en forma presente. La explicación para esto sería preguntándonos que si el pueblo de Israel (mayormente judíos en ese momento) dejó de practicar la ley en toda su extensión porque la gran mayoría de ellos aceptara a Cristo como el Cordero de Dios. Definitivamente, que NO. Aquel pueblo continuó con todos los rituales de la ley, aun sacrificando holocaustos a favor de sus pecados, cuando ya estos no eran válidos ante Jehová, como también continuaron con los diezmos a los levitas. Es por tanto que se expresa en forma presente el apóstol Pablo, porque en efecto continuó hasta que la profecía de Jesucristo se cumplió sobre el templo y la dispersión corporal de los judíos sobre la faz de la tierra. Actualmente, no se sabe quiénes sean los levitas, porque toda esa documentación de esa tribu se perdió con las guerras y diferentes sitiados ocurridos en Jerusalén. Una vez leí un reportaje que los judíos estaban empleando la genética para poder identificar nuevamente ese linaje. Me dirán algunos: "Esa es tu interpretación personal". Pues, si es así veamos lo siguiente.

1.  Hebreos 7:28. "Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres…” Tiempo en forma presente que ya no se practica. Este texto si se analiza literal, es expresado en presente, pues eso es lo que hace la ley si se practicara al momento, pero sabemos que ya es muerta la ley, pues ya está Cristo que no muere y tiene la posición de sumo sacerdote eterno. Ya no se necesitan hombres débiles que murieran y tuvieran que ser reemplazados en esta posición.

2.  Hebreos 8:4. "Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley.” Tiempo en forma presente que ya no se practica.

3.  Hebreos 9:9. "Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfectos, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto…” Tiempo en forma presente que ya no se practica.

4.  Hebreos 10:1-4. "…sacrificios que se ofrecen continuamente cada año…” Tiempo en forma presente que ya no se practica. "…pues los que tributan…” Tiempo en forma presente que ya no se practica. "…se hace memoria de los pecados…” Tiempo en forma presente que ya no se practica.

5.  Hebreos 10:11. "Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados…” Tiempo en forma presente que ya no se practica.

Es decir, que porque se lea "Y aquí ciertamente reciben los diezmo hombres mortales…", en forma presente al día de hoy (aunque escrito hace muchísimos años), ello no significa que es ley practicable [o autorizada divinamente. HSA] en el presente. Y repito, cuando el apóstol Pablo lo escribió, todavía el pueblo judío no convertido lo practicaba.

Ahora, fíjese en la diferencia que hace el texto en Hebreos 10:12. "Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios.” Este texto comienza con un hecho del pasado, manifestándose en un presente hasta hoy.

La iglesia, sus líderes y el diezmo levítico

Toda iglesia, y todo líder, que reclame el diezmo levítico, también tienen que dejarse regir por los mandamientos y leyes del diezmo levítico, mayormente si reclaman escrituras o textos del Viejo Testamento, o los libros del pentateuco, o ley de Moisés, para mantener el reclamo. De lo contrario sería un reclamo ilícito de diezmo a la congregación; uno diferente al de la Biblia. Uno de los reglamentos o leyes del diezmo levítico, dado por Jehová a Moisés en el monte Sinaí, decía que cada tres años todo el diezmo acumulado durante ese tercer año, al final tendría que ser repartido entre el levita, la viuda, el huérfano, y el extranjero. !!!!Qué cómo!!!! ¡Que no se está cumpliendo con esta parte de la ley del diezmo en las iglesias que reclaman diezmo! Pues entonces, se le está robando al levita, a la viuda, al huérfano y al extranjero, porque por ley del diezmo les pertenece. Qué ironía: usando la ley para acusar a otros de “ladrones” por no diezmar, y la misma ley los señala a ellos, los acusadores, de ladrones si no cumplen con esto. Deuteronomio 14:28-29; 26:12-13.  

Textos de la Biblia que son tomados por los defensores de la práctica del diezmo levítico en las iglesias de hoy

1.  Lucas 11:42. "Mas !ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello." En este versículo, en que Jesús señala la mala actitud de los fariseos, esto lo hace en contra de y en presencia de:

a)  Los fariseos –pertenecientes al pueblo de Israel y bajo el Viejo Pacto vigente.

b)  Delante del pueblo judío -pertenecientes al pueblo de Israel y bajo el Viejo Pacto vigente.

Jesús no hablaba con los gentiles ni con la iglesia.

2.  Malaquías, Capítulo 3. El libro de Malaquías, último libro del Viejo Testamento, es posiblemente el libro principal citado por los defensores del diezmo levítico aplicado a las iglesias de hoy en día, especialmente el siguiente texto: Malaquías 3:8-11. "¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.” Versículo 9: "Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado”. Versículo 10: "Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa…" Pero, como dije anteriormente, los defensores están haciendo una mezcla de leyes del Viejo Testamento y aplicándoselas a las iglesias, las que deben regir su vida moral y espiritual por la ley del Nuevo Testamento, “la ley de Cristo”. Y para probarles muy sencillamente que este libro de Malaquías era una reprensión al pueblo de Israel y a los levitas (sacerdotes), vamos a ver el primer Capítulo, y Versículo 1, de Malaquías. Dice: "Profecía de la palabra de Jehová contra Israel, por medio de Malaquías". También al final del libro, en el Capítulo 4:4. "Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.” Y como cité anteriormente, el Capítulo 3:9 que dice: "…porque vosotros, la nación toda…" ¿Qué “nación” es esta? Pues por lógica, es Israel. Así que, esto no es para los gentiles ni para la iglesia del Señor Jesucristo. 

Otros argumentos de los defensores del diezmo 

El diezmo fue practicado antes de que existiera la ley.

Esto lo dicen en referencia a Abraham y Melquisedec. Esto fue un acto voluntario de Abraham, y no fue pedido o impuesto por Melquisedec. Además de esto, la circuncisión también fue practicada por Abraham antes de la ley. Génesis 17:9-27. Esto fue un pacto entre Jehová y Abraham. Un pacto es más solemne que un diezmo voluntario. Entonces, ¿por qué los que predican diezmo también no se circuncidan ellos, y predican la circuncisión? El día de reposo (sábado) también fue practicado por el pueblo de Israel antes de que fuera escrito como ley por el dedo de Dios en las tablas de piedra. ¿Por qué los defensores del diezmo no lo guardan y lo predican también, pues Moisés y el pueblo de Israel lo practicaron antes de la ley? Éxodo 16:23-30. Vemos entonces un escogido de "esto lo hago y esto no lo hago".

Entonces, a los que establecen el diezmo como una regla o ley, que el que no la cumpla es reo del infierno, les preguntamos lo siguiente:

1.  ¿Es correcto hoy en día a la iglesia apedrear a los adúlteros y fornicarios según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

2. ¿Es correcto hoy en día a la iglesia hacer sacrificios de animales en pro de los pecados del pueblo según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

3.  ¿Es correcto hoy en día a la iglesia circuncidarse según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

4.  ¿Es correcto hoy en día a la iglesia abstenerse de comer de una variedad de animales inmundos según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

5. ¿Es correcto hoy en día a la iglesia guardar el séptimo día (sábado) según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

6.  ¿Es correcto hoy en día a la iglesia hacer lavacros con agua según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Negativo. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

7.  Y se podrían citar aquí muchísimas partes de la ley vieja y diversas formas de prácticas y contestarán: “No. Eso fue abolido en la cruz del calvario”.

Entonces, ¿es correcto hoy en día a la iglesia diezmar tal como lo hacía el Israel según la ley del Antiguo Pacto? Contestan: “Sí. Eso sí hay que hacerlo.” Pero, ¿por qué?, ¡¡¡si esta ley del diezmo se encuentra precisamente entre las leyes y en el mismo libro de las leyes que ustedes dicen que han sido abolidas en la cruz del Calvario!!!!!!!!!!!! Vemos entonces un escogido de "esto lo hago y esto no lo hago". 

Israel y el diezmo

Con todo esto que ya se ha analizado, se puede concretar sin ninguna duda, que ya habiendo estos cambios desde la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, ni siquiera Israel tiene que diezmar hoy en día. 

Diezmo levítico detallado

En el Antiguo Pacto, Jehová habla explícitamente y con detalles, en forma clara, sobre el diezmo y cómo realizarlo. Habla sobre cómo diezmar, de qué diezmar, para qué diezmar, dónde dar el diezmo, alternativas para el diezmo, etcétera, porque así él lo quería. Lo dice en forma categóricamente explícita. En el Nuevo Pacto (Nuevo Testamento), esta explicación detallada no existe. No hay textos que hablen para que la iglesia pueda dictaminar, en forma clara, que el diezmo levítico sea vigente para ella. 

El Nuevo Testamento

Si para mantener la salvación, el cristiano tiene que diezmar (porque si se señala de ladrón, los ladrones no entran al reino de Dios) entonces se está haciendo una clara contradicción al Nuevo Testamento, como por ejemplo:

1.  Romanos 3:24, 28. "…siendo justificados, gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús…” Versículo 28: “…concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley”.

2.  Apocalipsis 21:6. "Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida."

3.  Apocalipsis 22:17. "Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.” 

Modo nuevo testamentario para el sostenimiento de la obra y ministros en la iglesia

El modo nuevo testamentario para el sostenimiento de la obra del Señor lo es a través de las ofrendas.

1.  Hechos 4:32-37. En este Capítulo se describe cómo empezó a desarrollarse la iglesia primitiva y se narra en la Biblia que muchos de los creyentes en aquel entonces vendieron casas y heredades y traían el precio de lo vendido, poniéndolo a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad. Ahora, en los Versículos 36 y 37 dice: "Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles". Este Bernabé es el mismo que luego es nombrado como apóstol junto a Pablo en Hechos 14:14.

-Aquí ahora vemos un procedimiento muy distinto al practicado por Israel según la ley de Moisés. Ahora, en vez de los apóstoles (judíos) traerle dinero a Bernabé (levita) y ponerlo a ministrar en alguna nueva iglesia como levita por nacimiento que era, es Bernabé quien trae dinero para los apóstoles, y dicho sea de paso, no trajo diezmo sino el producto de la venta de la heredad.

El apóstol Pablo llevó ofrendas a Jerusalén.

2.  Hechos 24:17. "Pero pasados algunos años, vine a hacer limosnas a mi nación y presentar ofrendas." Lea el capítulo completo, y conocerá qué fue lo ocurrido. Esto viene ya desde el Capítulo 21 de Hechos, cuando Pablo fue apresado en el templo. Lo distinguible aquí es que él fue a su país a hacer limosnas (podría haber sido a los pobres) y presentar ofrendas. No habla de diezmos, y Pablo tenía el oficio de hacer tiendas.

1 Corintios 16:1-3
“…ofrenda para los santos… …ponga aparte algo, según haya prosperado…”

3.  "En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén.”

Romanos 15:25-27. “…ofrenda para los pobres…”

4.  "Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos. Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales.”

2 Corintios 11:8-9. Pablo recibe “salario”.

5.  "He despojado a otras iglesias, recibiendo salario para serviros a vosotros. Y cuando estaba entre vosotros y tuve necesidad, a ninguno fui carga, pues lo que me faltaba, lo suplieron los hermanos de Macedonia, y en todo me guardé y me guardaré de seros gravoso."

Filipenses 4:15-20. Pablo no busca diezmos. Recibe “dádivas”.

6.  "Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios. Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.”

Lea completamente en 2 Corintios, Capítulo 8 y Capítulo 9.

7.  En estos capítulos se habla claro sobre las ofrendas. Me trae mayormente la atención el Capítulo 9:7. "Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre." No dice que cada uno dé conforme a la regla del diezmo.

Y aquí es donde verdaderamente está la bendición de parte de Dios para el “dador alegre”. Muy diferente al cristiano dador por temor del infierno.

Como podremos concluir, en ninguna parte del Nuevo Testamento señala que los cristianos tengan la obligación de practicar el diezmo por sus salarios devengados u otra entrada financiera. Ahora si alguien voluntariamente quiere practicarlo, que lo practique, no solo el 10%, sino el 20%, el 50%, etcétera, lo que quiera y pueda.

Si usted quiere dejarse regir su vida espiritual por la vieja ley del Viejo Testamento, o parte de ella, abrogada, clavada en la cruz del Calvario, allá usted, pero yo busco cumplir con la ley del Espíritu; “la ley de Cristo”.

Romanos 10:3-4. El fin de la ley es Cristo.

8.  "Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree."

Gálatas 6:2; 1 Corintios 9:21. “La ley de Cristo.” ¡Aleluya!

9.  "Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo." En 1 Corintios 9:21 el apóstol Pablo dice: "…a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley". 

////////////////////////////////////////////////////

El pastorado es un trabajo espiritual y debe ser a tiempo completo, y la iglesia debe sostenerlo bíblicamente[3]. El problema hoy en día es que hay tantas iglesias (templos) que la mayoría no tienen ni una cuarta parte de su capacidad en miembros, y esto divide al pueblo cristiano, su fuerza, su unidad; y divide las finanzas.

Lea en Gálatas, Capítulos 2 y 3, la diferencia claramente establecida entre la ley y la gracia. Se encuentran muchísimos textos y capítulos enteros respecto al Viejo Pacto y el Nuevo. Tenga en cuenta que cuando se habla de la ley o Moisés, se habla del Viejo Pacto. 

Conclusión

Por la Biblia encontré que tales señalamientos son falsos, y que tales acusaciones de “ladrón, de maldito y que apesta a infierno el que no diezma”, SON FALACIAS. No hay fundamento novotestamentario para tales acusaciones. Cuando señalan a los demás de ladrón a Dios, tacaño, que se perderá, que huele a infierno, que no entrarán al reino, que se les retirará la membresía de la iglesia, que no tomarán parte en la iglesia para nada –estos son medios utilizados para manipular las mentes de los miembros de las iglesias por dinero (siempre y cuando el que utiliza tales argumentos conoce la realidad). La palabra de Cristo es libertad verdadera del alma, espíritu y mente. A Jesucristo sea la gloria en todo. Amén.

Israel recibió el Viejo Pacto. Israel y la Iglesia reciben el Nuevo Pacto. "Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca, porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre." Efesios 2: 14-18.

Por Larry Jiménez.  E-mail: jimen300@coqui.net

 

Notas del administrador de editoriallapaz.org. 

[1]   Esto en ocasiones me era preocupante, pues no deseaba en ocasiones que Cristo viniera a llevar a su iglesia al cielo, pues yo me quedaría por ser un ladrón al mismo Dios, según había sido enseñado.” El autor alude al “Rapto, y dejado atrás”, doctrina popularísima entre evangélicos y pentecostales, pero carente de fundamento bíblico, según estudios disponibles en www.editoriallapaz.org/rapto_desglose.htm.

-Continuar la lectura

 

[2]  Observamos que los apóstoles, los ancianos de la iglesia en Jerusalén y demás hermanos presentes en aquella reunión en Jerusalén no impusieron diezmos a los gentiles. Entre las cosas “necesarias” que sí imponen no figuran diezmos; tampoco guardar el séptimo día.

-Continuar la lectura

[3]   Dice el escritor Larry Jiménez que El pastorado es un trabajo espiritual y debe ser a tiempo completo, y la iglesia debe sostenerlo bíblicamente”. Entendemos que esta declaración refleja el concepto común entre evangélicos y pentecostales de “un solo varón, o hembra, al mando de una congregación”, “un solo pastor, o pastora, que dirija, alimente espiritualmente, controle todo”, etcétera. Como ya hemos puesto de relieve en varios artículos, no se encuentra en el Nuevo Testamento patrón apostólico para semejante organización, la que se presta, por ciento, para muchos desajustes y abusos, incluso el cobro de diezmos, montar negocios en la iglesia y obstaculizar el desarrollo de un liderato plural estable en cada congregación. Pablo y Bernabé, dirigidos por el Espíritu Santo, “constituyeron ancianos en cada iglesia” (Hechos 14:23). “…ancianos…” es sinónimo de “pastores” u “obispos” (Hechos 20:17, 28; Tito 1:3-9; 1 Timoteo 3:1-8). Bien que los “ancianos”, es decir, “pastores”, puedan recibir sostenimiento, el Espíritu Santo no lo hace obligatorio. Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.” 1 Timoteo 5:17-18. Estudios detallados sobre estos temas, incluso sostenimiento para obreros, se encuentran en www.editoriallapaz.org/diezmos_compilacion.htm.

-Continuar la lectura

-Volver al principio de este estudio

 

-Muchos estudios e intercambios sobre diezmos y ofrendas
 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.