Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Obsequio de valiosas verdades bíblicas para Puerto Rico

DIEZMOS -¿Sabía usted que fueron abolidos en la cruz de Cristo?

Versión para la publicación en rotativos de Puerto Rico

Formateada para ocupar la mitad de una página de periódico.

[Para PowerPoint. Copiar la siguiente "Presentación" a "My Pictures" ("Mis fotografías"). En "Mis fotografías", seleccionar y copiar. para PowerPoint y otras aplicaciones, pegar (Paste) en una nueva presentación (slide). Y así, sucesivamente, con el resto de la serie. Para Microsoft Word, en "Mis fotografías", seleccionar y copiar; luego, pegar (paste) en Word. Imprimirla en acetato si desea proyectarla utilizando un retro proyector. Creado en CorelDraw 10.]

-A continuación, el "Texto" del estudio impartido en la Presentación gráfica.

Obsequio de valiosas verdades bíblicas para Puerto Rico

DIEZMOS -¿Sabía usted que fueron abolidos en la cruz de Cristo?

-Diezmos. Solo para los levíticos y demás pueblo israelita. De granos, frutos y animales. Guardados en alfolíes (almacenes).

-Ofrendas “cada primer día de la semana, según haya prosperado”. Voluntarias. Para las obras evangelísticas y benévolas de la iglesia.

[Lado izquierdo, bajo "Era Mosaica]

¿Sabía usted que...?
1. Los israelitas diezmaban “cada año”, y no cada mes o cada semana. “Indefectible-
mente diezmarás... cada año” (Deuteronomio 14:22). ¡Una sola vez al año!
2. Israel diezmaba “de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara”, “de la simi-
ente de la tierra como del fruto de los árboles” (Levítico 27:30, 32), “de tu vino o de tu
aceite”, “de todo el producto del grano que rindiera tu campo cada año” (Deut. 14:22-23).
3. Los israelitas comían sus diezmos dos años de cada tres, entregando “cada tres
años todo el diezmo” a los levitas, huérfanos y viudas. “Al fin de cada tres años saca-
rás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y
vendrá el levita, el extranjero, el huérfano y la viuda, y comerán” (Deut. 14:28-29).
4. ¿Dónde debía el israelita comer sus diezmos? No, por cierto, en cualquier lugar sino
“delante de Jehová en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido” (Deut. 12:17-18).
“Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, lo venderás y guardarás el dinero,
y vendrás al lugar; y darás el dinero por todo lo que deseas y comerás” (Deut. 14:24-26).
5. Los diezmos de cada tres años fueron guardados, para los levitas (la tribu sacerdotal),
viudas, huérfanos y extranjeros, en “los ejidos de las ciudades”. “Y todo Judá trajo el
diezmo del grano, del vino y del aceite, a los almacenes” (Nehemías 12:44; 13:12).
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa” (Malaquías 3:10). El
“alfolí” era un “granero o pósito”, un almacén, en el que se almacenaba “alimento”, y
no dinero, para los sacerdotes levíticos que oficiaban en el tabernáculo (templo).
6. Los israelitas no diezmaban de dinero sino de lo que se podía comer.
7. Los levitas debían diezmar. “Presentaréis el diezmo de los diezmos” (Núm. 18:26-32).
8. El israelita podía “rescatar algo del diezmo”, añadiendo la quinta parte (Lev. 27:31).
9. Durante su ministerio terrenal, Jesucristo enseñó a diezmar (Mateo 23:23) porque él
nació y vivió bajo la ley de Moisés. “Nacido de mujer y nacido bajo la ley” (Gálatas 4:4).

[Lado derecho, bajo "Era Cristiana"]

¿Sabía usted que...?
1. El sacerdocio levítico y los diezmos fueron clavados en la cruz. “Porque cambiado
el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley” (Hebreos 7:12). Todo
cristiano fiel es sacerdote (1 Pedro 2:4-10; Apocalipsis 1:6), no siendo los pastores
(obispos, ancianos), o evangelistas, sacerdotes exclusivos de la iglesia.
2. Toda aquella antigua ley dada en el monte de Sinaí al pueblo de Israel, mil quinien-
tos años antes de Cristo, fue anulada, quitada de medio y clavada en la cruz, no excep-
tuándose las leyes sobre “diezmar” (2 Cor. 3:6-17; Colosenses 2:14-17; Heb. 8:8-13).
3. Enseñar a diezmar es, pues, judaizar, y judaizar es pecar, según Gálatas 5:4. “De
Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído.”
4. El Nuevo Testamento de Cristo no manda a diezmar, no habiendo en él ejemplo de
cristiano o iglesia alguna que diezmara. “Aquí reciben diezmos hombres mortales” (He-
bre 7:8) alude a los levitas no convertidos a Cristo que aún oficiaban en el templo judío.
5. La nueva ley del Nuevo Pacto es la ofrenda voluntaria dada “cada primer día de
la semana”, y no todos los días. “Cada uno ponga aparte algo, según haya prospe-
rado” (1 Cor. 16:1-3). “Cada uno dé como propuso en su corazón, porque Dios ama al
dador alegre” que “siembra generosamente”, y no obligado (2 Corintios 8:1-12; 9:1-15).
6. Todo ministro fiel del Nuevo Pacto enseña esta nueva ley. No pide diezmos. No hace
mercadería de los santos (2 Pedro 2:1-3; 1 Tim. 6). El que es digno de ayuda, recibe
“salario”, diezmos no, de las ofrendas voluntarias (1 Cor. 9; 2 Cor. 11:8; Filipenses 4:10-20).

[Lado derecho, al pie de la sección, datos sobre los publicadores]


¿Quiénes regalan estas verdades a los residentes de Puerto Rico? Los miembros de la
Iglesia de Cristo, Ave. Teniente Nelson Martínez, Alturas de Flamboyán, PO Box 1264,
Bayamón, PR 00960. Domingos -10 a. m. 787-740-6841, 787-799-4485, 787-807-1719.
Para datos sobre otras congregaciones y más de 4,000 páginas de cursos y estudios
bíblicos: www.editoriallapaz.org ¦ iglesia_de_cristo@msn.com

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.