Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

Índice completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profeciías y visiones

Índice completo del Capítulo Siete del Análisis

Próximo tema: el Cuerno pequeño

APOCALIPSIS

 Capítulo Siete del
Análisis de las profecías y visiones
 

Diez cuernos peligrosos, el séptimo rey, el octavo rey y el cuerno pequeño

Épico drama que cubre muchos siglos, impactando a vastas multitudes de seres humanos.

 

Después del Milenio, durante el “poco de tiempo”, posible dominio político-social-psicológico-filosófico sobre masas de seres humanos a través de sistemas muy sofisticados de comunicación.  ¿“Octavo rey” conectado?

 Capítulo 17 de Apocalipsis

Capítulo 7 de Daniel

Acto 3

“La bestia que… era y no es, y será”, la cual
“es también el octavo” rey.

 “La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.” (Apocalipsis 17:8) La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición”. (Apocalipsis 17:11)


En el “poco de tiempo” del futuro, posible control psicológico de multitudes por medio de procesos tecnológicos. www.espace.canoe.ca  ¿“Bestia” moderna? ¿“Bestia” tecnocrática?

-Nota aclaratoria preliminar: “El octavo” (Apocalipsis 17:11), masculino, vincula gramaticalmente “la bestia que era y no es, y será” con los “siete reyes” de Apocalipsis 17:10. En la expresión “es también el octavo”, falta el nombre que el adjetivo numérico “octavo” calificaría. ¿“El octavo” qué? Pues, “el octavo” rey. “El octavo” rey, el cual también “es de entre los siete” reyes mencionados en el Versículo 10. Así que, ocho reyes figuran en estas profecías, y no tan solo siete.

-Introducción para el “Acto 3”. En el Épico drama real de “bestias, cuernos y reyes”, la figura céntrica del “Acto 3” es el octavo rey, el cual “es de entre los siete, y va a la perdición”. A través de la visión apocalíptica dada al apóstol Juan, lo vemos ahí delante de nosotros, y su apariencia es la de una “bestia”. ¡Él es una “bestia”! Él es la octava manifestación de la “bestia” universal, “la bestia que era y no es, y será”. Cualquier espectador que lo contemple no puede menos que sentirse tenso, preocupado, temeroso. ¿Quién será este octavo rey? ¿En qué tiempo toma el poderío, y hasta qué medida? ¿Cuál es su papel en el escenario del mundo? ¿Cómo afectan su agenda y sus movimientos a los habitantes de la tierra, incluso al pueblo de Dios?


        

A diferencia de los primeros “siete reyes”, el “octavo” rey contará, probablemente, con grandes recursos y poderes tecnológicos. Siguiendo nuestra línea de interpretación, se proyecta su gobernación para el “poco de tiempo” después de la etapa de libertades y derechos personales, incluso la libertad religiosa, que estamos viviendo en la actualidad (Siglo XXI). De izquierda a derecha:

 

-Podio electrónico, útil para la manipulación informática (www.thepurplepodium.com).
-Poderosas figuras políticas-seculares ateas ejercen autoridad sobre las masas, utilizando extensas redes de comunicaciones electrónicas de todo tipo (www.thepurplepodium.com).
-Posible uso de pequeñitos microchips, insertados debajo de la piel, para la identificación de individuos, con sus datos médicos, sociales, laborales, políticos o religiosos (www.espace.canoe.ca).

¿Pagar, haciendo solo un ademán de la mano?

www.CreditCards.com   11 de septiembre de 2009

“Se trata de un concepto realmente sencillo: se inyecta un detector miniatura de identidad, de frecuencia radiofónica, del tamaño de un grano de arroz, entre el pulgar y el dedo índice, y mediante un ademán de la mano, [el poseedor] podría abrir cerraduras de puertas, encender luces, encender el automóvil o pagar cuentas. El problema estriba en que el concepto, como tal, raya, para la mayoría de nosotros, en una tecnología loca, causa nauseas a otros, siendo de categoría orweliana para unos pocos y aun apocalíptico para uno que otro fundamentalista religioso. [Pero] sí, funciona perfectamente bien.”

¿El mundo del “octavo rey”? Tecnológicamente muy avanzado. Extremadamente materialista.
Bajo nivel de auténtica espiritualidad. Gobernado por humanistas. El “octavo rey” sube “del abismo”.

        
 
www.builttothrive.com                              www.jimpinto.com  
Para la gráfica a la derecha, www.vgchartz.com, el título es: “Ni dioses, ni reyes; solo el hombre”.

A.  La bestia que has visto, era y no es (Apocalipsis 17:8); “…era y no es, y será” (Apocalipsis 17:11). Esta expresión “era y no es, y será” cubre los tres tiempos principales: pasado, presente y futuro. “La bestia” vista por el apóstol Juan, y que estamos mirando fijamente por medio de su visión, se manifiesta en estas tres dimensiones temporales. Entendemos que ella es la representación universal del “poder secular-político opuesto a Dios, y perseguidor de los seres humanos creyentes en Dios”, “poder humano engañado” que imponía su nefasta voluntad en el pasado, está cohibido a imponerla durante tiempo determinado, pero que volverá a imponerla antes de que llegue el fin del tiempo y del mundo.

1.  “…era…” Tiempo pasado. Continuando la línea de interpretación que estamos desarrollando, este verbo pasado“era” cubriría, pues, desde aquel tiempo remoto de Nimrod, Semiramis y el reino Sumeria-Caldea, cuna de la idolatría y el primer gran reino terrenal opuesto a Dios, hasta el tiempo del Renacimiento y la Reforma,cuando los diez cuernos fueron conquistados por el Cordero, iniciándose el Milenio. Durante las decenas de siglos de este larguísimo periodo de la historia humana, esta terrible “bestia”, símbolo tan acertado del poder secular-político engañado por Satanás, se manifestaba repetidas veces a través de siete imperios principales ya identificados, dominando gran parte de la tierra habitada.

2.  “…no es…” Verbo de tiempo presente. “…no es…” identifica un tiempo cuando “la bestia” no domina, no siendo capaz de imponer su malvada voluntad en los gobernantes de las naciones. Un tiempo cuando ellano puede perseguir al verdadero pueblo de Dios. Un tiempo cuando está como “hibernando”, a la manera del oso en su cueva durante el invierno. ¿En qué tiempo “no es” esta peligrosa “bestia”? ¿En qué tiempo “hiberna”? Revisando los varios “tiempos” señalados en las profecías de Apocalipsis mil doscientos sesenta días, cinco meses, el “poco de tiempo”, etcétera- encontramos que los “mil años” el “Milenio”- es la época cuando Satanás no engaña a las naciones de la tierra. Esto, según la clara enseñanza de Apocalipsis 20:1-10. Ya que Satanás, el gran dragón escarlata y esta bestia que “era y no es, y será” están confabulados en su rebeldía contra Dios y en su empeño de conquistar para el Mal, tanto a humanos como a ángeles, deducimos que el Milenio es, efectivamente, el tiempo cuando “la bestia… no es”.

3.  “…será.” Tiempo futuro. Lamentablemente, ¡la bestia” saldrá de nuevo! Así que, conforme a esta profecía, ella no se quedará hibernando hasta el fin del tiempo. ¡Se despertará! Y cuando se despierte, ¡ay de los habitantes de la tierra!, pues volverá a pisotear y despedazar como antes del Milenio. ¿Cuándo “será” ella de nuevo? Mirando, de nuevo, la secuencia de los tiempos en las profecías apocalípticas, vemos que una etapa llamada “poco de tiempo” sigue al Milenio, y razonamos que “la bestia” volverá a “ser”, a imponerse, precisamente durante el “poco de tiempo”. Esta explicación quedará ampliamente confirmada mediante el estudio sobre el “cuerno pequeño”.

B.  Interpretaciones desacertadas de la expresión “era y no es, y será”.

1.  Aplicar “era y no es, y será” al Imperio Romano nos parece una interpretación insostenible, no solo por el contexto general de “la bestia” universal en las profecías de Apocalipsis sino también porque los anales históricos comprueban que el Imperio Romano mantuvo su vigencia continuamente a través de los veinte siglos de su existencia. Cierto es que sufrió una herida “de muerte”, pero ¡sobrevivió!  No murió. Fue sanado. No dejó de existir por un tiempo para luego levantarse de nuevo. Herido el Imperio Romano en el occidente (Italia, España, Alemania, Inglaterra, etcétera), su capital fue trasladada por el emperador Constantino a la “Nueva Roma” (Constantinopla), desde donde se fortaleció de nuevo el Imperio. Durante su larga historia, no hubo una época cuando la frase “no es” pudiera ser aplicada a él. Decir que el Imperio Romano “no era” desde el año 476 d. C. hasta el año 800 d. C., cuando Carlomagno fue coronado emperador del Sacro Imperio Romano, ha de catalogarse como una equivocación realmente inexcusable, porque los hechos históricos enseñan que, pese a debilitarse Roma en el occidente hasta postrarse en el polvo de la derrota, en el oriente se fortalecía, preservándose con vida hasta 1453 d. C., año en el que los musulmanes conquistaron a Constantinopla.

2.  Tampoco es correcto aplicar era y no es, y será” a “la gran ramera” de Apocalipsis 17, símbolo ella del “cristianismo idolátrico”. Entre las razones apuntamos la siguiente: “la bestia” que “era y no es, y será” no cambia de naturaleza. Ella no metamorfosea de “poder secular-político” a “poder religioso”. Sigue siendo el mismo “animal” de siempre. No evoluciona de una “especie” a “otra especie distinta”. Ella siempre es el “poder secular-político” engañado por Satanás, pese a que haga alianzas con religiones falsas. A la luz de este hecho, no es aceptable aplicar “era y no es, y será” a “la gran ramera”.

C.  “…y está para subir del abismo…” ¿Cuándo sube “la bestia” del abismo? Las profecías de Apocalipsis 17 no lo revelan con precisión. El sentido de “…está para subir del abismo…” es que “está próximo a subir del abismo”. La expresión “…e ir a la perdición…” también figura como parámetro temporal. Pero, ambas cláusulas son relativas. Datos más exactos se encuentran en otros textos de Apocalipsis relacionados con subir la bestia “del abismo”, por ejemplo, Apocalipsis 20:1-10 y 11:7.

1.  En la profecía de Apocalipsis 20:1-10, vemos a Satanás encadenado y echado en el “abismo… por mil años”. “…después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo”.Cumplidos, entonces, los “mil años” y “suelto de su prisión”, Satanás sube del abismo“a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra”

2.  En el drama profético de los “dos testigos”, habiendo estos “acabado su testimonio”, encontramos ala bestiaen la tierra, lista para atacarlos, pues ya había subido del abismo, y de hecho, procede a hacerguerra contra ellos” (Apocalipsis 11:7).

3.  Estos dos eventos nos ayudan a comprender cuándo“la bestia que era y no es, y será” sube “del abismo”. Sube después del Milenio. Y tan pronto suba, comienza el “poco de tiempo”.

4.  Saber cuándo sube y qué hace al subir son, a su vez, claves importantísimas para identificar a esta “bestia” en su manifestación de “octavo rey”. Recapitulando y razonando:

a)  Sube después del Milenio.

b)  Engaña de nuevo a las naciones de la tierra, reuniéndolas para la batalla de Armagedón.

c)  Hace “guerra” contra los dos testigos, matándolos.

d)  Estas acciones se atribuyen también a Satanás, una vez “suelto de su prisión” después de pasar “mil años” (el Milenio) en el “abismo”, infundiendo él poder y ánimo a “la bestia”.

e)  Deducción: el “octavo rey” será el conjunto de las naciones “de la tierra en todo el mundo” engañadas y reunidas para la batalla de Armagedón.

D.  “…e ir a la perdición…” “…está para subir del abismo e ir a la perdición” (Versículo 8) “…es de entre los siete y va a la perdición(Versículo 11).

1.  El octavo rey-bestia sube del abismo, engaña de nuevo a las naciones y todos estos enemigos de Dios se arremeten contra los dos testigos en Armagedón, matándolos. Pero, de repente, los dos testigos son levantados y llevados al cielo. Enseguida, la “bestia” es “apresada” y echada, juntamente con “el falso profeta”, al “lago de fuego que arde con azufre” (Apocalipsis19:20). Así, “la bestia”, en su manifestación de “octavo rey”, “va a la perdición”. ¡Es echada al infierno! De allí, ¡no subirá jamás! Se le permite subir “del abismo” después del Milenio y engañar “a los reyes de la tierra en todo el mundo” (Apocalipsis 16:13-14) durante el “poco de tiempo”, pero derrotada en Armagedón y echada en el infierno, desde ese lugar de tormento no saldrá jamás. No volverá a engañar a nadie. No podrá manifestarse de nuevo a través de algún reino terrenal. ¡No habrá ningún otro reino terrenal después de Armagedón! El “octavo rey” será el último de su género. Sube “del abismo”, se engrandece, “va a la perdición”. Esta es la secuencia de eventos profetizados.

2.  La “bestia” que es lanzada al “lago de fuego”, según Apocalipsis 19:20, es, pues, la misma “bestia” que “será”, que sube “del abismo” y que “va a la perdición”, según Apocalipsis 17:6 y 11. Ella es el octavo rey”.

E.  “…es también el octavo…” La “bestia”, en sentido “universal”, se manifestó primero en los “siete reyes”. O sea, se manifestó en cada uno de los siete, individualmente, siendo cada uno de ellos una “cabeza”, un “monte”, un “poder secular-político” particular engañado y usado por ella. Ya identificamos a los “siete reyes” como siete imperios terrenales opuestos a Dios y su pueblo. Luego del tiempo durante el que no se le permite engañar a las naciones de la tierra (el Milenio), cambia de nuevo la situación, permitiéndosele que se manifieste en el “octavo rey”. De la manera que ella era el primer “rey” de los siete, y el segundo, el tercero, y así sucesivamente hasta el séptimo, ella “es también el octavo”.

F.  “…es de entre los siete…” El “octavo rey” es “de entre los siete”.

1.  Él no es uno de los siete sino “de entre” ellos.

2.  Él no hace el número seis o siete sino el ocho. “Es también el octavo” (Apocalipsis 17:11).

3.  Él es el último rey de la categoría a la cual pertenece, a saber, los reyes-reinos terrenales opuestos a Dios y su eterno Reino espiritual.

4.  “De entre los siete significa que comparte la misma naturaleza rebelde, perseguidora e idolátrica, o atea, de las naciones (reinos, reyes) que no honran a Dios sino que siguen a Satanás, quien las engaña. “Será” como Sumeria, Egipto, Asiria, Babilonia, Persa, Grecia, Roma y la Unión Soviética. ¡Quizá peor!

a)  ¿De dónde sube el octavo rey-bestia? Sube “del abismo” (Apocalipsis 17:8). Este “abismo” es el peor lugar de todas las regiones de cualquier “mundo” dado a conocer a los humanos. “…del abismo” sube “humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra”, las que hacen daño “solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes” (Apocalipsis 8:2-4). Saliendo, pues, “del abismo”, nada bueno trae el octavo rey-bestia, sino confusión, engaño, opresión, violencia y muerte, tanto física como espiritual.

b)  ¿Adónde va el octavo rey-bestia? “…va a la perdición (Apocalipsis 17:11). Porque es malo, engañado y dominado por Satanás; impenitente, recalcitrante. Por tanto, será echado al “abismo”, al “lago de fuego que arde con azufre”, de dónde no subirá jamás.

G.  Los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.”

1.  Aquellos materialistas y carnales cuya naturaleza proviene, aunque sea en parte, de la gran “bestia”´. Irreligiosos e inmorales que desprecian la Biblia, que se mofan de las profecías de Apocalipsis. Las multitudes de hombres, mujeres y jóvenes que disfrutan, en perfecta ignorancia del plan de Dios, las bendiciones del Milenio (libertades, derechos y, en muchos países, no poca prosperidad material). Los tales se cuentan entre los que “se asombrarán” al ver subir e imponerse de nuevo el poder secular-político engañado, duro, satánico y perseguidor.

2.  En estos tiempos deleitosos de libertad religiosa, derechos personales y prosperidad, advertirle al “morador de la tierra” sumido en placeres e indiferente a Dios que todas estas hermosas bendiciones no continuarán indefinidamente, que las naciones del presente están evolucionando, que en una etapa futura, tal vez más cercana que lejos, los gobiernos del mundo caerán de nuevo bajo el engaño satánico, que los agentes de los gobiernos engañados saldrán como “langostas sobre la tierra” hiriendo “a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes” (Apocalipsis 9:3-4) advertirle a tal “morador de la tierra” semejante peligro es exponerse a risas y burlas de incredulidad. A tal persona le parece del todo imposible que sufra una terrible recaída su “mundo moderno, libre, progresista, sostenido y enriquecido por las ciencias avanzadas en pleno desarrollo; rico, lleno de infinidad de atracciones placenteras y con muchos gobiernos poderosos democráticos”. Que de nuevo se adueñen de él poderosas fuerzas siniestras intolerantes, perseguidoras, diabólicas. “Se asombrarán” porque desconocen las Sagradas Escrituras, las profecías inspiradas y el desenlace final del gran conflicto entre el Bien y el Mal, entre los justos y los malos, entre Dios y Satanás, ignorando también la historia de la raza humana en la tierra.

3.  En cambio, los cristianos bien informados no se asombrarán. Ya estamos advertidos. Sabemos que la “bestia” era, y tenemos conocimiento del gran mal que hacía al estar en el poder. Entendemos que en nuestros días, tiempo “milenario” de libertad religiosa, la “bestia... no es”, por no poder engañar y perseguir. Pero, también comprendemos que esta misma “bestia” una vez másserá”, que saldrá del “abismo”, donde está atado, para engañar de nuevo a poderosos, amedrentar a débiles y perseguir a santos. Esto mismo está escrito en las profecías de Apocalipsis, y las profecías de Dios no fallan. Lo hemos comprobado a lo largo de este estudio.

Indubitable relevancia e importancia de Apocalipsis

-¿Se cumplieron las profecías sobre la “herida mortal” que “fue sanada”?

-¿Se cumplieron las profecías que proyectaban una bestia con dos cuernos, la que se presentaría como Cordero pero que hablaría como dragón?

-¿Se cumplieron las profecías que señalaban el levantamiento de diez cuernos, los que devorarían a la iglesia apóstata, pero que luego serían conquistados por el Cordero?

-¿Se cumplieron las profecías que anunciaban, dieciocho siglos antes de su cumplimiento, la aparición de un “séptimo rey”, el que duraría “poco tiempo”?

-Pues, ¿con qué razón o justificación dudar del cumplimiento de las profecías que advierten la formación en el futuro de todavía otro “reino” terrenal que haga batalla campal contra Dios y su Reino espiritual? Seguramente, ¡vendrá el octavo rey! Él será la octava manifestación de “la bestia”, símbolo de “poderes seculares-políticos engañados”. Él será el temible “cuerno pequeño”, protagonista del próximo “Acto 4” de este Épico drama real de bestias, cuernos y reyes. Estemos pendientes a las señales de su entrada al escenario del mundo, a la vez teniendo mucho cuidado de no caer nosotros en muchas especulaciones poco informadas o analíticas, las que bien pudieran desacreditarnos al no ser confirmadas por acontecimientos futuros.

 
www.europalaica.com                                www.europalaica.com

“Europa sin religión” es la agenda de no pocos habitantes de referido continente. “Europa gobernada por humanistas” es su meta. Europa: ¿escenario donde aparecerá el “octavo rey-bestia”? ¿Acaso se está preparando el escenario para su entrada? Incremento notable de ateos y escépticos. Muchas iglesias casi vacías. Profunda indiferencia religiosa, según sondeos en varios países. Muy populares las filosofías del humanismo, la evolución darwiniana y el hedonismo. Se unen los países bajo el manto de la “Unión Europea”. Económica, política, social y aun culturalmente. ¿Acaso augure esto la llegada del octavo rey?

Índice completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profeciías y visiones

Índice completo del Capítulo Siete del Análisis

Próximo tema: el Cuerno pequeño

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.