Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Las señales de los tiempos. Desglose de recursos para esta serie

-Imágenes (diapositivas) para PowerPoint y otras aplicaciones
-Escritos

"¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis" (Mateo 16:1-4).

"Las señales de los tiempos"

Crónica de eventos, decisiones y conductas que acercan al mundo al temible "poco de tiempo" apocalíptico, el cual precede de inmediato la Segunda Venida de Cristo y el fin del universo, incluso el del tiempo mismo.

Septiembre de 2008 - Enero de 2009...

Severas convulsiones económicas comienzan a finales de septiembre del 2008, y siguen durante el resto del año, agravándose aún más a principios del 2009.

[PowerPoint. Presionar aquí para esta serie en un solo archivo.]

-¿Dónde colocaría usted el mundo del tiempo identificado, en relación al Milenio y al "poco de tiempo"? Lo coloco más o menos donde indicado en la línea del tiempo, dando algunas razones. Ampliación de las razones después de la Presentación gráfica. Tres páginas.

-¿Es esta situación señal del inminente retorno de Cristo? Respondo en lo negativo, apoyándome en la respuesta a la pregunta anterior.

 

"Las señales de los tiempos"

"¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis" (Mateo 16:1-4).

Septiembre, 2008 - Enero, 2009...

Evento

Severas convulsiones económicas durante los últimos meses del año 2008 y comienzos del 2009

¿Acaso sea esta situación señal del inminente retorno de Cristo “como ladrón en la noche”?

Para los predicadores alarmistas, pastores sensacionalistas y auto nombrados profetas carismáticos, particularmente de corte pentecostal, todo evento estremecedor es "señal del inminente fin". Y los mercaderes religiosos no pierden ninguno en su empeño de acaparar más y todavía más "diezmos y ofrendas" para sus propios bolsillos.

Sin ninguna pretensión de ser este servidor intérprete infalible de “las señales de los tiempos” o de comprender cabalmente todo el complejo mundo de finanzas, política, evoluciones sociales y culturales, etcétera, de la época en la que nos toca vivir, nos atrevemos a emitir algunas opiniones personales sobre eventos que nos sacuden con frecuencia, comentándolos a la luz de textos bíblicos relevantes. Pese a que no pocos cataloguen de “estériles” estudios de esta índole, varias instrucciones y orientaciones del Espíritu Santo halladas en el Nuevo Testamento resaltan la importancia de ubicarnos los cristianos correctamente en la línea del tiempo para evitar confusión, desánimos, perturbación de espíritu y aun el debilitamiento o pérdida de fe. Así pues, estos estudios, efectuados con inteligencia espiritual y sensatez, no son un malgasto de tiempo y energías. Jesucristo reconviene a los religiosos de su tiempo, diciéndoles: ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis!" (Mateo 16:1-4). Incuestionablemente, la expresión ¡mas las señales de los tiempos no podéis” (distinguir) significa que deberíamos poder distinguir acertadamente “las señales de los tiempos”. El apóstol Pablo enseñaba a las congregaciones por él organizadas sobre “los tiempos”, asentando ejemplo para todo buen ministro de Jesucristo. “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba” (1 Tesalonicenses 5:1).

A nuestro parecer, el caos en algunos renglones económicos de Octubre, 2008 no es señal del inminente fin del mundo o de la Segunda Venida del Señor Jesucristo “como ladrón en la noche”. A continuación, apuntamos varias razones.

1.  En primer lugar, observamos que el "poco de tiempo" profetizado en Apocalipsis 20:1-10 enmarca el tiempo que precede la Segunda Venida de Jesucristo, fijando parámetros cruciales para el entendimiento de "las señales de los tiempos". Luego, escudriñando textos proféticos relacionados con aquel temido "poco de tiempo" venidero, no encontramos ninguno que paute "recesiones o depresiones económicas" como rasgo que lo identifique como tal.

a)  Algunos estudiosos de estos temas proyectan para el "poco de tiempo" el "caballo negro" del Tercer Sello (Apocalipsis 6:5-6), caballo de hambrunas, penurias y escasez masiva. Sin embargo, al abrirse el Tercer Sello, no lo vemos salir a todo galope a través de todos los tiempos de la Era Cristiana, incluso el “poco de tiempo”. Un análisis detallado del Tercer Sello por el que escribe se encuentra en /apocalipsis_sello_3.htm.  

b)  Por consideraciones expuestas más adelante lo consideramos probable que las naciones del “poco de tiempo” logren proveer alimentación adecuada para la abrumadora mayoría de los habitantes del mundo. Semejante hazaña requeriría, supongamos, bastante prosperidad y estabilidad económica.

2.  Considere usted, estimado analista de estos temas, un evento que sí, definitivamente, tomará lugar durante el "poco de tiempo", a saber, Satanás va "a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso", siendo “aquel gran día” el de la batalla de Armagedón (Apocalipsis 16:13-16). Esto lo logra a través de "tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales". A consecuencia de su obra diabólica, las naciones existentes durante el "poco de tiempo" desisten de pelear unas contra otras, uniéndose en oposición a Dios y su pueblo verdadero. Esta "unión universal de las naciones engañadas" se hace posible, teorizamos, debido en parte precisamente a la “economía mundial”, la "sociedad mundial", y la "cultura mundial" concretándose a todo vapor en la actualidad.

a)  Pese a los altibajos de las finanzas mundiales, a la manera de los experimentados en octubre del 2008, las riquezas del mundo en general están aumentando a pasos agigantados, y mientras sea cierto que aún gran parte de la población del planeta Tierra se clasifique de "pobre", sin embargo multitudes se están beneficiando del caudal de producción alcanzada mediante nuevas tecnologías, sistemas de distribución, etcétera. Por ejemplo, las masas de la China, de la India, de Indonesia y otros países.

b)  Escrutando y reflexionando sobre las profecías que enfocan el "poco de tiempo", lo tenemos por muy probable que la mayoría de las naciones engañadas por Satanás durante el tiempo previo a la Segunda Venida del Señor Jesucristo sean prósperas, por lo menos hasta los últimos días agónicos de Armagedón y el fin. De cierto, estarán en paz, y esto lo dicen las Escrituras con diáfana claridad. “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (1 Tesalonicenses 5:1-3). “Paz mundial” implica “prosperidad mundial”. Aun en el tiempo de octubre del 2008 observamos cómo el crecimiento materialismo apacigua la belicosidad. Las naciones dominan unas a otras ya no tanto por armas militares como mediante alianzas comerciales, finanzas, enormes conglomerados económicos, mercadeo masivo, bolsas de valores, consumismo, etcétera.

c)  A propósito, ¿se da cuenta usted de que la profecía “cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina” está eslabonada directamente a la venida del “día del Señor… como ladrón en la noche”? Por lo tanto, al regresar el Señor “como ladrón en la noche”, ¡las naciones sufrirán “destrucción”! ¡No permanecen en la tierra! Recalcamos: sufren “destrucción”. La doctrina pentecostal del “rapto en secreto de los salvos y la continuación en la tierra de los dejados atrás” simple y llanamente no armoniza con 1 Tesalonicenses 5:1-3. Muchísimos pastores y auto proclamados profetas se han lucrado escandalosamente de la falsa doctrina del “rapto”. Para vergüenza de ellos y gran confusión de sus seguidores.

3.  Apuntamos otra razón para sostener que las “severas convulsiones económicas de Octubre, 2008” no deberían interpretarse como señal indubitable del inminente regreso de Cristo “como ladrón en la noche”. El ateísmo será la filosofía o creencia dominante durante quizás la mayor parte del "poco de tiempo", particularmente entre las personas poderosas e influyentes -políticos, jueces, abogados, militares, sociólogos, filósofos, educadores, grandes empresarios, ejecutivos. Ganados por Satanás, se vuelven en contra del Dios de la Biblia; se oponen a todos los dioses. Denuncian a la iglesia de Cristo; a todas las iglesias y religiones. Hasta el extremo de unirse en batalla moral y espiritual contra el único Dios verdadero en el lugar llamado Armargedón (Apocalipsis 16:13-16). Pues bien, la indiferencia espiritual, el escepticismo y el ateísmo no suelen florecer en ámbitos de profunda pobreza sino donde las riquezas materiales abundan. De ahí que nos parece razonable proyectar prosperidad para el “poco de tiempo”, y no un desastre económico que hunda al mundo en abyecta miseria.

/////////////////////////////////////////

Observamos, un tanto perturbados en espíritu y muy preocupados, que muchos seguidores de Cristo se interesan más por profecías y “las señales de los tiempos” que por adquirir el conocimiento pleno de las doctrinas fundamentales del Señor, llamadas “los rudimentos de la doctrina de Cristo” en Hebreos 6:1. Por ejemplo, ni siquiera han comprendido que el bautismo por inmersión y “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38) es necesario para nacer de nuevo del agua y del Espíritu (Juan 3:1-7). Para consternación nuestra, encontramos a muchos aún sometiéndose al Antiguo Testamento de Moisés, como si Jesús no hubiese cambiado el sacerdocio levítico (Hebreos 7:12) o clavado aquel pacto en la cruz, juntamente con sus diezmos, sábados, incienso, instrumentos de música y demás preceptos (Colosenses 2:14-17; 2 Corintios 3:6-17). Lo sabio sería aprender lo más esencial para alcanzar el perdón y la vida eterna, obedeciendo “de corazón a aquella forma de doctrina” (Romanos 6:17), para entonces proceder a temas más avanzados. Respetado lector, ¿ha obedecido usted los mandamientos elementales del evangelio? Intentar ingerir “alimento sólido” (Hebreos 5:12) antes de tomar “la leche espiritual no adulterada” (1 Pedro 2:2) bien puede causar tremenda indigestión.

-Para análisis detallados sobre condiciones profetizadas para el "poco de tiempo", incluso el engaño que sufrirán la mayoría de los gobernantes, las consecuencias de este engaño, la pérdida de libertad religiosa, el desenlace de los escenarios proyectados, etcétera, recomendamos Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, los Capítulos Dos y Diez en particular, los que contienen estudios a fondo sobre los eventos que preceden la Segunda Venida de Cristo, el Milenio y el fin del universo, como también del tiempo mismo. Este comentario iliustrado sobre Apocalipsis se compone de más de 1,080 páginas, tamaño carta.

-"Las señales de los tiempos" Desglose de recursos para esta serie

-Imágenes (diapositivas) para PowerPoint y otras aplicaciones
-Escritos

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.