Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Lista de cursos de capacitación ministerial en esta Web

Lista de guías para clases bíblicas en esta Web

Lista de sermones en esta Web 

Lista de las lecciones de este curso Cómo planificar, preparar, presentar…

Próxima lección de este curso

Curso de capacitación ministerial

Cómo planificar, preparar y presentar sermones (mensajes), conferencias y clases bíblicas

Lección 7

Las dos categorías principales de sermones, clases bíblicas y conferencias

Esta fotografía de un predicador de la iglesia de Cristo ilustra la Lección 7, sobre Dos categorías principales de sermones, clases bíblicas y conferencias, del curso Cómo planificar, preparar y presentar sermones, clases bíblicas y conferencias.

 

A. Primera categoría: Los “Temáticos”.

1. Estos son los que giran en torno a temas particulares.

2. Muchísimos temas se hallan en la Biblia. A continuación, cinco ejemplos:

a) La deidad de Cristo.

b) La resurrección de justos e injustos.

c) La santidad como requisito para vida eterna.

d) La unidad de la iglesia de Cristo.

e) La Segunda Venida de Jesucristo.

3. Temas en adición a los encontrados en la Biblia el predicador o maestro los puede identificar o concebir al leer distintas fuentes de información –artículos en el Internet, periódicos, revistas, libros, etcétera- o al reflexionar sobre necesidades morales-espirituales de sus oyentes o alumnos. Además, al observar y analizar inteligentemente la conducta de seres humanos dentro y fuera de la iglesia. A continuación, tres ejemplos:

a) Dios y Darwin: ¿Creacionismo o evolución? Tres evidencias a favor del creacionismo. ¡Cuidado con tal tema! Por cierto, tiene gran importancia en el mundo presente, especialmente para adolescentes y adultos jóvenes. Pero, resulta técnico y es muy abarcador. Así que, proyectar presentar un sermón sobre Dios y Darwin: ¿Creacionismo o evolución?, sin limitar el contenido a dos o tres sub temas muy específicos, sería arriesgar cometer algunos de los errores señalados en la Lección 6 sobre La duración de sermones. Por otro lado, el tema se presta formidablemente para una serie de clases bíblicas o conferencias. Ilustrarlo con diapositivas cuidadosamente elaboradas para un video proyector contribuiría a hacerlo mucho más fácil de explicar y entender, como también más interesante.

b) Distintas clases de familias en el mundo de actualidad. ¿Cuál de ellas es la más práctica? ¿Cuál aprueba Dios? Cubrir este tema complejo en un solo mensaje constituye un reto serio. Hacerlo exitosamente, definiendo las distintas clases de familia y analizándolas brevemente, para luego contestar las dos preguntas de manera convincente, requeriría concisión y precisión extraordinarias, elementos abordados en la Lección 6 de esta serie. He aquí otro tema sumamente apropiado para una serie de clases bíblicas o conferencias.

c) La música cristiana moderna no armoniza con enseñanzas del Nuevo Testamento sobre la música en el culto de la iglesia. El impacto de música cristiana rap, mariachi, salsa, bachata, heavy metal y hard rock sobre el adorador y el culto de la iglesia. Motivaciones tras incorporar tal clase de música en la adoración. Tema de vivo interés hoy que se presta bien para un sermón, una clase bíblica o una conferencia.

B. Segunda categoría principal de sermones y clases bíblicas: Los “Textuales”.

1. El sermón textual tiene como fundamento principal algún pasaje específico de las Sagradas Escrituras, ya del Nuevo Testamento ya del Antiguo.

2. Escogiendo el predicador cierto texto, por ejemplo, Lucas 16:19-31, anuncia el tema El rico y Lázaro, o El destino del alma después de la muerte. Luego, se da a la tarea de exponer el pasaje versículo por versículo, oración por oración, todo detalle, o los que opte por enfatizar, haciendo aplicaciones para el presente. A su discreción, introduce textos adicionales relevantes. Pero su meta prioritaria es explorar detenidamente y desmenuzar el texto principal.

3. Tratándose de clases bíblicas o conferencias, el maestro o conferencista escoge un libro de la Biblia, un capítulo o cualquier porción bíblica, dedicando la clase o conferencia al análisis detenido, hasta exhaustivo, del texto seleccionado. A su discreción, trae a colación textos correlativos.

-Observación: Se da el caso del maestro que cubre todo un capítulo, aun más de uno, en una sola clase de treinta a cuarenta y cinco minutos. Efectivamente, lo que hace el tal maestro, casi sin excepción, es dar un resumen del capítulo, repitiendo, con parcos comentarios, el texto que cualquiera puede leer por su cuenta. Está en tela de juicio esta forma de “enseñar Biblia”. ¿Qué es el beneficio práctico para los alumnos? Quizás muy poco. ¿Por qué enseñan algunos de esta manera? Se deduce que simplemente no saben cómo desmenuzar un pasaje. Tal vez no hayan sido instruidos en el procedimiento o no tengan el conocimiento bíblico-espiritual para efectuar cumplidamente la tarea.

C. Observaciones y recomendaciones.

1. Usualmente, el sermón o estudio “temático” es más difícil de preparar, ya que se requiere la compilación y organización de la información pertinente para su desarrollo. También surge la problemática de cuáles temas sean apropiados y cuáles de poco valor o sencillamente inapropiados.

2. En cambio, el "textual" suele ser más fácil debido a que las enseñanzas a presentarse se encuentran juntas en un solo pasaje bíblico, ya organizadas según la sabiduría de Dios. Además, el "textual" prácticamente asegura buen contenido y sólida enseñanza espiritual, resultando en la debida edificación del oyente o alumno. Con la siguiente salvedad: que el texto seleccionado contenga orientaciones espirituales, doctrinas, exhortaciones, ejemplos, comparaciones, expresiones retóricas, etcétera, que se presten para aplicaciones valiosas a la actualidad. Así pues, escoger algún texto del Antiguo Testamento con poca o ninguna relevancia para el día de hoy lo haría solo el predicador o maestro falto de sentido común, de “inteligencia espiritual” (Colosenses 1:9). Mucho más sabio sería seleccionar, digamos, una de las parábolas de Jesucristo, siendo ellas ejemplos por excelencia de la categoría “textual”.

3. Pesando estos factores en la balanza de lo práctico, nuestra opinión es que la categoría de materias “textuales” es más recomendable para el principiante en los ministerios exigentes de la predicación y la pedagogía espiritual. Con todo, se consigue más variedad en formatos y contenidos, alternando entre las dos categorías, siendo referida variedad también un elemento importante para evitar la formación de ritos. Según nuestras observaciones a través de los años, una mayoría notable de predicadores y maestros, incluso principiantes, favorecen la categoría “temático”, cayendo no pocos en los peligros que esta representa.

D. Directrices sobre cómo "desmenuzar" un texto bíblico, por ejemplo, Lucas 16:19-31, sobre el rico y Lázaro. “desmenuzar v. tr. 1 Deshacer o dividir en partes muy pequeñas. 2 Analizar o examinar de forma exhaustiva: desmenuzó el texto para entenderlo del todo.”[Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.]

1. Obtener información sobre el trasfondo del texto –su autor, lugar o lugares donde se escenificaran eventos narrados, historia relevante, etcétera.

2. Identificar a los personajes del texto. También a cualquier ser celestial que intervenga de alguna manera.  ¿Cuál es el rol de cada uno? ¿Qué trasfondo, trayectoria y desenlace tiene la vida de cada persona?

3. Identificar todas las palabras y todas las frases claves que transmiten enseñanzas divinas. Analizar la función gramatical, de hacer falta este paso para clarificar cualquier punto o asunto. 

4. Definir todos los términos claves en el pasaje, señalando, a discreción del maestro y conforme al nivel espiritual-académico de los oyentes:

a) Su significado según el uso corriente, valiéndose de diccionarios bíblicos y/o seculares.

b) Su uso contextual espiritual. "Contextual" significa: de acuerdo con las palabras, ideas, hechos, etcétera, que preceden y siguen el pasaje seleccionado, como también parámetros internos determinantes para significados y usos.

c) Sus implicaciones, si alguna.

d) Su uso figurado, si alguno. Si se hallan palabras o frases retóricas en el pasaje, explorar su significado y hacer aplicaciones relevantes.

5. Identificar las ideas o argumentos principales y secundarios del pasaje. ¿Cuáles atañían solo a aquel tiempo? ¿Cuáles están vigentes durante toda la Era Cristiana? Actualizar estas, es decir, aplicarlas al mundo de hoy, particularmente, a los presentes para el mensaje, estudio o conferencia.

6. Comparar el contenido con textos paralelos o con los que guardan alguna similitud. No es preciso, ni tampoco conviene,  traer para toda enseñanza hallada en el pasaje todos los demás textos bíblicos relacionados, ya que semejante proceder probablemente alargara demasiado la intervención. Se traerían, pues, solo los textos adicionales más relevantes o más necesarios para explicar y ampliar la enseñanza.

7. Desarrollar la exposición más acertada según sus propios estudios y análisis.

8. Presentar interpretaciones contrarias, explicando por qué no las acepta usted como correctas.

9. Redondear y concluir.

10. Observaciones adicionales:

a) "Desmenuzar" es todo lo contrario de presentar un resumen meramente superficial de un texto bíblico.

b) Usar otras palabras y frases distintas a las del texto que resultan ser, efectivamente, repeticiones de lo dicho en el pasaje no es "desmenuzarlo".

c) "Desmenuzarlo" es, tal cual dice el diccionario citado, analizarlo o examinarlo “de forma exhaustiva”. Es dividirlo “en partes muy pequeñas”, identificando todos sus componentes, con el propósito de escudriñar minuciosamente cada parte y ver cómo está relacionada con el todo, y además, aun con todo el mensaje de Dios para la humanidad durante esta Era Cristiana. El ejemplo dado en el diccionario citado concuerda perfectamente con el uso de “desmenuzar” en el contexto de esta lección. Dice: “desmenuzó el texto para entenderlo del todo”. Precisamente, "entenderlo del todo" es el propósito de desmenuzar algún texto de la Biblia.

d) El predicador, maestro o conferencista que no sepa extraer y mostrar todos los tesoros de textos bíblicos ricos en enseñanzas, orientaciones y exhortaciones priva a sus oyentes de las riquezas espirituales a las cuales tienen derecho. Desmenuzar un texto es minarlo para encontrar sus riquezas.

E. Ejemplo de un pasaje "desmenuzado": 1 Pedro 1:3-5. “Bendito el Dios, y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia, nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.” Se trata de una sola oración repleta de riquísimo contenido espiritual, más que suficiente para un buen sermón, clase o conferencia.A continuación, se identifican palabras, frases e ideas claves:

1. La relación entre la "grande misericordia " de Dios y el renacimiento espiritual experimentado por el que se convierte a Cristo.

2. El significado de "renacer".

3. El proceso del "renacimiento", es decir, cómo se efectúa en el ser humano. Un texto que explica cómo Dios nos hacer renacer: Santiago 1:18. Un texto que arroja aún más luz: Juan 3:1-7.

4. Cómo entender la palabra "hizo" en relación al "libre albedrío". ¿Acaso obligue Dios a ciertas personas previamente escogidas por él a “renacer”, suprimiendo su voluntad personal? ¿Por qué?

5. El propósito de "renacer" es tener una "esperanza viva".

6 La relación entre renacer, permanecer en la iglesia y mantener siempre una “esperanza viva”.

7. "Viva" implica que también hay esperanzas "muertas". Algunas esperanzas "muertas":

a) La de vivir eternamente en la tierra.

b) La de alcanzar la salvación eterna por medio de la "fe sola".

c) La de participar en el "rapto" de la iglesia.

d) Que Dios tendrá misericordia de "toda la gente buena", no condenándola.

8. ¿Por qué es "viva" la esperanza del cristiano fiel?

9. La resurrección de Cristo como garantía para nuestra esperanza.

10. Otros textos sobre la esperanza del cristiano: 1 Juan 3:3; Hebreos 6:11-12.

11. Nuestra "herencia" espiritual.

a) Comparar la herencia espiritual con herencias materiales.

b) Definir las palabras "incorruptible, incontaminada, e inmarcesible”. Observamos que las tres comienzan con la sílaba "in".

c) Enfatizar el hecho de que la herencia está reservada "en los cielos", no en la tierra.

12. Señalar que "vosotros" incluye a los cristianos en "el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia" (versículo 1), y por ende, a todos los cristianos de todos los lugares y de todos los tiempos.

13. Orientar que 1 Pedro no es dirigida exclusivamente a los 144,000, tomando nota de que referido número ni siquiera es mencionado en la epístola.

14. Explicar que "reservado en los cielos para vosotros" contradice la doctrina de los testigos de Jehová según la cual solo los 144,000 estarán en el cielo, permaneciendo el resto de los redimidos en el planeta Tierra material.

15. Explicar la frase "guardados por el poder de Dios por la fe".

a) Definir "guardados" y "poder".

(1) ¿"Guardados" en qué sentido? ¿Tanto material como espiritualmente?

(2) ¿Significa esto que si tenemos suficiente fe el poder de Dios operará de tal modo que nunca suframos enfermedades, accidentes, etcétera?

(3) Traer a colación y discutir 2 Timoteo 4:16-18.

b) Exponer las relaciones entre conceptos encerrados en los vocablos  "guardados", "poder" y "fe". Explicar cómo el poder de Dios se hace manifiesto conforme a la medida de nuestra fe.

16. Explicar de qué manera difiere "la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero" de la salvación que la persona obediente goza en esta vida.

a) ¿Cuál es la "salvación...preparada"?

b) ¿Cuál es el "tiempo postrero"?

 

Asignaciones

A. Al escuchar el sermón predicado el próximo domingo en su congregación, anotar la categoría principal a la que pertenezca, explicando por qué.

B. Desmenuzar, por escrito, Santiago 1:2-8.

 

Preguntas y ejercicios

1. ¿Cuáles son las dos categorías principales de sermones y clases?

2. ¿Por qué es más difícil preparar un sermón "temático" que un sermón "textual"?

3. ¿Por qué es recomendable alternar a menudo entre las dos categorías?

4. En su congregación, ¿se traen sermones y clases bíblicas de las dos categorías? Si no, ¿se sabe la razón?

5. ¿Qué significa "desmenuzar un texto bíblico"?

6. ¿Qué es el criterio para seleccionar textos adicionales que arrojen luz sobre el pasaje que se está desmenuzando?

7. ¿Cómo se "actualizan" las enseñanzas bíblicas?

8. ¿Cuáles son las consecuencias para los oyentes cuando el predicador o maestro trata  superficialmente textos bíblicos seleccionados para el escrutinio minucioso?

9. ¿Cuenta su congregación con predicadores y maestros capacitados para "desmenuzar" textos bíblicos?

10. ¿Cómo puede uno aprender a desmenuzar textos bíblicos?

 

Próxima lección de este curso

Lista de las lecciones de este curso Cómo planificar, preparar, presentar…

Lista de cursos de capacitación ministerial en esta Web

Lista de guías para clases bíblicas en esta Web

Lista de sermones en esta Web 

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.