Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Salud mental, emocional y espiritual. Muchos documentos en esta Web.

La mente: ¡nuestra fantástica “computadora”! ¿Bien usada o mal usada?

Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva. Lección 1.

Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva. Lección 3.

Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva

Lección 2

Esta fotografía de hombres y mujeres sonrientes ilustra el estudio sobre Corazón puro y alegre, Lección 2, de la serie Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva, en editoriallapaz.org.

Estudiando, trabajando, haciendo diligencias, pasando tiempo con seres amados, participando en actividades de la iglesia –para nuestra salud y bienestar tanto físico, como emocional, mental, social y espiritual tener corazón puro y vivir la vida con el máximo grado de alegría y contentamiento posible es de vital importancia.

Corazón puro y alegre

Guía para desarrollar las clases

 

1.  ¿Puede el cristiano de corazón impuro tener, a la vez, “corazón alegre”?     Explicar.

 

a)  ¿Existen “cristianos” alegres de corazón, no obstante su inconstancia en la asistencia y su habitual andar en la carne?    Ejemplos.

 

b)  Catalogar este tipo de “cristiano”, dando razones para su evaluación.

 

2.  ¿Puede la persona no convertida a Cristo tener “corazón alegre” a pesar de no haber purificado su corazón?     

a)  Dar ejemplos específicos, sin mencionar nombres.

 

b)  De responder afirmativamente a la pregunta, anotar algunas “alegrías” que suele sentir el inconverso en su corazón.

 

(1)  ¿Son beneficiosas para él estas “alegrías”, o engañosas y perjudiciales? Explicar.

 

(2)  ¿No tiene derecho el inconverso de sentirse “alegre”?     Comentar.

 

(3)  El inconverso, ¿debería sentirse triste o acongojado todo el tiempo?    ¿Por qué? ¿Hasta cuándo?

 

(a)  Aplicar Santiago 4:8-10. ¿Qué pasos puede tomar la persona “de doble ánimo” para purificar su corazón?

 

(b)  Aplicar Santiago 5:1-3.

 

(c)  Apocalipsis 11:7-13.

-Según Apocalipsis 11:10, ¿qué hacen los “moradores de la tierra” que matan a los “dos testigos” de Dios?

 

-Según Apocalipsis 11:11-13, ¿cómo reaccionan estos mismos “moradores” al presenciar la revivificación de los “dos testigos”, su súbito levantamiento al cielo y, “en aquella hora… un gran terremoto”?

 

-¿Qué lección tiene este ejemplo para los inconversos del presente?

 

3.  Jeremías 17:9-10. “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.”

a)  Según este texto, ¿quién dice que el corazón es “engañoso… más que todas las cosas, y perverso”?                 ¿Cómo lo sabe él?

b)  ¿Es “engañoso” el corazón más que la mente, que el intelecto?         ¿Por qué?

 

c)  Refiriéndose al corazón, Jehová pregunta: “¿quién lo conocerá?”

(1)  ¿Qué es la respuesta a la pregunta de Jehová, según 1 Corintios 2:11?

 

(2)  ¿Cómo se llega a tener este conocimiento del corazón, según 2 Corintios 13:5?

d)  Jehová afirma que él no solo escudriña la mente sino que también prueba “el corazón”. ¿Cómo prueba él el corazón, y con qué propósito?

e)  Jehová escudriñaba la mente y probaba el corazón de los israelitas. ¿También escudriña la mente y prueba el corazón de cada miembro de esta congregación? Analizar y aplicar:

(1)  Apocalipsis 2:18-23.

 

(2)  Hebreos 4:12.

 

f)  ¿Con qué derecho o autoridad escudriña Jehová la mente del ser humano, probando también el corazón de cada uno?

g)  ¿Invade Jehová la privacidad del ser humano, violando también sus derechos personales, al escudriñar su mente y probar su corazón?       ¿Por qué?

 

h)  ¿Cómo se siente usted al saber que Jehová escudriña su mente y prueba su corazón? ¿Incómodo, asustado o aterrorizado? ¿Indiferente? ¿Complacido, cómodo y confiado?

i)  Jehová apunta que el corazón no solo es “engañoso” sino también “perverso”.

(1)  ¿Acaso hiciera Jehová mismo al corazón humano “perverso”?     Explicar.

 

(2)  ¿Es “perverso” por naturaleza el corazón humano?     El apóstol Pablo dice que “éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás (Efesios 2:3). ¿Con qué justificación puede Jehová inculparnos de “corazón… perverso”, siendo que el corazón es corrupto “por naturaleza”?

 

(3)  Según Mateo 15:19, Cristo atribuye al corazón siete cosas malas. Anotar las siete.

(a)  ¿Nace el ser humano con estas siete maldades ya impregnadas en el corazón, o latentes en el corazón?

(b)  ¿Nace el ser humano con una fuerte tendencia a albergar estas siete maldades en el corazón?

(c)  Si responde en lo negativo a las dos preguntas anteriores, explicar cómo estas siete maldades llegan al corazón, indicando además cómo evitar que lleguen, o cómo expelerlas, para que el corazón sea “puro”.

 

 

4.  Hebreos 10:19-25.  (19) “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, (20) por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, (21) y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, (22) acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. (23) Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. (24) Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; (25) no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”

a)  El presente tema es “corazón puro y alegre”. Al respecto, Hebreos 10:22 exhorta que tengamos “purificados los corazones de mala conciencia”.

(1)  Definir “conciencia”.

 

(2)  Definir “mala conciencia”.

(3)  ¿Qué relación existe entre el corazón y la conciencia?

 

(4)  Anotar las acciones necesarias para lograr purificar el corazón de una “mala conciencia”.

 

(5)  Quien tiene “mala conciencia”, ¿puede tener corazón purificado o alegre?    ¿Cómo?

 

(6)  En el mismo Versículo 22 se encuentra la expresión “y lavados los cuerpos con agua pura”.

(a)  ¿Qué significa esta expresión? ¿A qué se alude? Consultar Levítico 8:1-6.

(b)  ¿Puede el corazón ser purificado si el cuerpo no es lavado “con agua pura”?        ¿Por qué?

 

(c)  __________ Cierto o falso. Gran número de personas tienen el corazón purificado, a pesar de no haber lavado sus cuerpos “con agua pura”, y esto se sabe porque sienten mucha alegría en Cristo, mostrando en su diario caminar los “atributos de Dios” tales como el amor, la paciencia y la mansedumbre.

(d)  __________ Cierto o falso. Tener el corazón purificado es sinónimo de tener salvación.

(e)  __________ Cierto o falso. El corazón puede disfrutar de “purificación”, o ser declarado “purificado”, pese a que su dueño siga cargado de pecados por no haber sido bautizado “para perdón de los pecados” (Hechos 2:38).

 

 

b)  “Acerquémonos con corazón sincero exhorta el autor de Hebreos 10:22.

(1)  Definir “sincero”, indicando también lo contrario de “sincero”.

 

(2)  ¿Puede ser alegre y feliz la persona de corazón insincero?      ¿Por qué no, o por qué sí?

(3)  ¿Hace daño la insinceridad al corazón físico?     Explicar.

(4)  ¿Contribuye la sinceridad a la salud del corazón físico?      Explicar cómo.

 

(5)  ¿“Acerquémonos” a qué cosa? Contestar de acuerdo con las indicaciones encontradas en los Versículos del 19 al 21.

(6)  ¿Qué es el “Lugar Santísimo” mencionado en el Versículo 19?

(7)  ¿Qué es la “casa de Dios” nombrada en el Versículo 21?

(8)  ¿Quién es el “gran sacerdote” sobre esta “casa de Dios” y por qué se le aplica el adjetivo “gran”? Consultar Hebreos 4:14-16.

 

(9)  En Hebreos 10:23 se encuentra una regla que fortalece al corazón. Identificarla, discutirla y aplicarla. ¿Puede disfrutar de corazón alegre el cristiano que no siga esta regla?      Explicar.

 

 

5.  1 Juan 3:18-22. (18) “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. (19) Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él; (20) pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas. (21) Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; (22) y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.”

a)  ¿Qué significa amar “de palabra” o “de lengua”?

b)  Describir con solo dos vocablos este tipo de “amor”.

(1)  Primer vocablo.

(2)  Segundo vocablo.

c)  Apuntar dos ejemplos específicos de este tipo de “amor”.

(1)  Primer ejemplo.

(2)  Segundo ejemplo.

d)  ¿Qué significa amar “de hecho y en verdad”?

 

e)  ¿Ama esta congregación solo “de palabra” o “de hecho y en verdad”?               Anotar evidencias que sostengan su apreciación.

 

f)  ¿Qué es “la verdad” en la expresión “somos de la verdad”?

g)  Según el contexto de los Versículos del 19 al 22, ¿qué acción constituye una fuerte evidencia de que “somos de la verdad”?

h)  Según los Versículos 18 y 22, ¿qué podemos hacer para asegurar nuestros corazones delante de Dios?

i)  ¿Qué quiere decir “asegurar nuestros corazones”? ¿”Asegurarlos en qué sentido?

 

j)  “Si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.”

(1)  ¿Qué es lo que induciría al corazón a tomar la acción de “reprender”? Dar ejemplos.

 

(2)  Si nuestro propio corazón nos reprende, ¿qué debemos concluir acerca de nuestra condición espiritual?

(3)  En el contexto de reprensiones que haga el corazón, ¿qué implica la expresión “mayor que nuestro corazón es Dios”?

(4)  ¿Me otorgará Dios salvación pese a que mi propio corazón me condena?    Explicar.

 

k)  “Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios.”

(1)  ¿Cómo se siente el corazón que no encuentra causa o razón para reprender?

(2)  ¿Qué puede hacer el cristiano para tener corazón que no le reprenda?

 

(3)  ¿Qué significa tener “confianza… en Dios” y cómo logramos tenerla?

 

(4)  ¿Fortalece y alegra al corazón esta “confianza… en Dios”?

6.  Proverbios 15:13-15. (13) “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate. (14) El corazón entendido busca la sabiduría; Mas la boca de los necios se alimenta de necedades. (15) Todos los días del afligido son difíciles; Mas el de corazón contento tiene un banquete continuo.”

a)  ¿Puede el corazón sentir tanto alegría como dolor simultáneamente, es decir, durante el mismo espacio de tiempo, bien sea por un minuto, una hora, un día, una semana, un mes, o un año?       Sostener su respuesta con razones válidas o casos anecdóticos relevantes.

 

b)  Si “el dolor del corazón” marchita la alegría, aun hasta hacerla desaparecer del todo, ¿qué acción debemos tomar para evitar semejante desastre emocional y espiritual?

c)  Anotar concisamente las cinco causas (condiciones, circunstancias, estados) que más dolor (angustia, sufrimiento, tristeza, aflicción) de corazón le traen.

(1)

(2)

(3)

(4)

(5)

(a)  Analizando despasionadamente estas cinco causas, reflexionando y orando, determinar usted cómo eliminarlas, o por lo menos, amortiguarlas.

(b)  De resultar imposible eliminar o amortiguar cualquiera de estas causas, ¿qué medidas puede usted implementar para crear y preservar en su corazón un espacio amplio donde la “Alegría” crezca y florezca aun hasta suplantar el “Dolor”?

 

(c)  Cierto o falso. __________ Sufre doblemente quien se obsesiona con su dolor físico, mientras sufre menos quien dirige adrede su atención a otros asuntos, esforzándose para obviar el dolor.

(d)  Cierto o falso. __________ Obsesionarse con “dolores de corazón” es una tendencia fuerte en la mayoría de los seres humanos.

(e)  Cierto o falso. __________ Este tipo de “obsesión” no aflige a ningún cristiano.

(f)  Cierto o falso. __________ La obsesión con “dolores de corazón” sofoca, efectivamente, la “Alegría”.

(g)  Describir el rostro, con particular atención a los ojos, de quien sufre agudos “dolores de corazón”.

 

(h)  Siguiendo las indicaciones de Proverbios 15:13-15, describir al “espíritu” de la persona que sufre “dolor de corazón”.

 

d)  Anotar concisamente los cinco motivos que más alegría producen en su corazón. Si el “motivo” anotado descansa en algún texto, enseñanza o ejemplo bíblico, favor de incluir datos relevantes.

(1)

(2)

(3)

(4)

(5)

(a)  ¿Hermosean su rostro estos cinco motivos?         ¿Con qué frecuencia?

(b)  Describir el rostro, con particular atención a los ojos, de la persona de “corazón alegre”.

 

e)  ¿Qué busca el “corazón entendido” según Proverbios 15:13-15?

f)  ¿De qué se alimenta la boca de los necios?                                      Identificar algunas de ellas.

 

g)  ¿En qué sentido “son difíciles… todos los días del afligido”?

 

h)  “El de corazón contento tiene un banquete continuo.”

(1)  Definir el vocablo “contento” en esta afirmación.

(2)  ¿Qué es lo contrario de “contento”?

(3)  Describir el estado emocional de la persona que no tiene contentamiento, explicando cómo este estado afecta tanto su corazón físico como su personalidad o carácter.

 

(4)  Cierto o falso. __________ Entre los dividendos más valiosos de ser cristiano es el de tener “corazón contento”.

(5)  Cierto o falso. __________ Jesucristo siempre estaba contento durante su vida terrenal.

(6)  Cierto o falso. __________  Todo cristiano tiene “corazón contento” todo el tiempo.

(7)  Cierto o falso. __________ Todos los miembros de nuestra congregación son contentos y alegres.

(8)  Cierto o falso. __________ Los administradores, predicadores, maestros y maestras de nuestra congregación proyectan contentamiento y alegría.

(9)  Cierto o falso. __________ “Contentamiento” es sinónimo de “conformismo”.

(10)  ¿Se encuentra usted “contento” en esta etapa de su vida?      Si responde en lo afirmativo, favor de apuntar ocho de los motivos más importantes.

(a)

(b)

(c)

(d)

(e)

(f)

(g)

(h)

(11)  ¿Es usted capaz de ser “contento” aun cuando sometido a pruebas duras?     Explicar cómo. Aplicar Filipenses 4:10-13.

 

 

(12)  Leer 1 Timoteo 6:3-10.

(a)  Dar el sentido de “piedad” y “contentamiento” en el contexto de este pasaje.

 

(b)  “Estemos contentos con esto” exhorta el apóstol Pablo. ¿A qué cosas se refiere él?

(c)  ¿Cuánto “sustento y abrigo” requiere el cristiano para estar contento?

 

(d)  ¿Cuánto “sustento y abrigo” requiere el inconverso medio para estar contento?

 

 

(e)   Cierto o falso. __________ El amor a las cosas materiales suele acarrear mucho “dolor de corazón”.

(f)  Cierto o falso. __________ Las deudas no son causa de dolor alguno, pues de resultar que el deudor no puede responder, sencillamente la persona o empresa prestataria, cual sea, carga con la pérdida, y se acabó el asunto. Esto es aplicable también al cristiano.

(g)  Por su “amor al dinero” algunos cristianos del Siglo I “se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6:10). ¿Sucede lo mismo en el tiempo presente?       Definir “dolores” y “fueron traspasados” en este contexto.

 

 

7.  Proverbios 17:22. “El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos.”

a)  ¿Literalmente “seca los huesos” el “espíritu triste”?         Explicar. Dar ejemplos.

 

 

b)  ¿Qué cosa constituye “el corazón alegre”?

c)  ¿“Remedio” para qué enfermedades o condiciones en particular? Anotar y discutir algunas.

 

 

 

d)  ¿Cuánto cuesta este “remedio”?

 

 

e)  ¿Dispone usted de él?

 

Salud mental, emocional y espiritual. Muchos documentos en esta Web.

La mente: ¡nuestra fantástica “computadora”! ¿Bien usada o mal usada?

Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva. Lección 1.

Mente sana, corazón puro y alegre, alma santa y salva. Lección 3.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.