Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

La justicia, el dominio propio y el juicio venidero. Amor y misericordia. Análisis conciso.

Los JUICIOS de Dios y Cristo. LISTA de numerosos estudios analíticos en esta Web.

 

 

¡JUSTICIA después de la MUERTE!

 

En esta fotografía, balanzas y un martillo ilustran el tema ¡Justicia después de la muerte! El justo juicio de Dios, en editoriallapaz.

 

“El justo juicio de Dios”

 

¿Amas y apoyas la JUSTICIA? Si no te importa, si la ignoras en el trato diario, si te conocen, aun tu familia y conocidos de la calle, como “INJUSTO, DURÍSIMO y DESALMADO”, bien que no recibas tu merecido en esta vida, ¡se te aplicará la verdadera justicia, imparcial e irrevocable, ¡más allá de tu MUERTE! A menos que te arrepientas a tiempo.

¿Te ríes y te burlas? ¿Te crees tan diablo como Satanás mismo? Aun los demonios temen y tiemblan al contemplar el JUSTO JUICIO venidero para ellos. ¿No crees en demonios, ángeles, Dios o justo juicio? Para personas rebeldes de semejante mentalidad obtusa, entenebrecida, aun depravada, la muerte física queda corta como castigo justo.

El justo juicio exige sentencias acordes con los hechos y las intenciones. De ahí, el JUICIO” del ALMA-ESPÍRITU (Hebreos 9:27), después de la muerte física, con castigos tales que resultan en “la SEGUNDA MUERTE. Esto parece del todo justo al alma que ama, de verdad, la JUSTICIA.

Adolfo Hitler, Heinrich Himmler (Jefe del SS y el Gestapo, responsables por la matanza de hasta catorce millones de civiles) y los miles de políticos, militares, filósofos, sociólogos, policías, profesores e ingenieros que se solidarizaron con ellos, provocaron enormes guerras en el siglo XX y montaron genocidas, pogromos y destierros que causaron la muerte violenta de decenas de millones de soldados, mujeres, niños, jóvenes y ancianos, incluso seis millones de judíos.

Prisiones, la pena de muerte, el suicidio o la muerte natural serían, para los culpables, como dos o tres latigazos flojitos en comparación con sus crímenes monstruosos. De magnitud tan grande que a la mente del humano decente y justo se le hace imposible formar siquiera un pequeño cuadro realista de lo acaecido. Pero, Dios sí sabe todo lo que hicieran los megalomaníacos, con sus hordas de secuaces malditos, y los hará comparecerse delante de él y las grandes multitudes de sus acusadores.

La sentencia a dictarse figura en el Nuevo Pacto del Reino de Dios y Cristo, pero ni justo ni injusto comprenderá la seriedad y finalidad de ella hasta no estar en el futuro escenario (quizás cercano) del Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:12-15).

“…sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (2 Tesalonicenses 1:9).

Serán “…lanzados al lago de fuego”.

Esta es la SEGUNDA MUERTE. Este es el “justo juicio de Dios” sobre el alma-espíritu de Hitler y sus malvados correligionarios, Joseph Stalin y los suyos, Pol Pot y los suyos (responsables por el genocidio camboyano), y demás “gobernadores de las tinieblas” de todo tiempo y lugar.

Cientos de millones de almas-espíritus de seres humanos muertos injusta y cruelmente piden a gritos “¡JUSTICIA! ¡JUSTICIA!” Solo Dios puede responder a su reclamo. Indefectiblemente, lo hará en “el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios(Romanos 2:5).

Las sentencias de la Corte Penal Internacional terrenal contra personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y lesa humanidad, no satisfacen el deseo ardiente por verdadera justicia de las masas atropelladas y muertas.

Solo la Corte Celestial tiene tal poder y alcance, más allá de la muerte, contra las almas más satánicas y sus cuerpos resucitados (hechos espirituales, pero no glorificados. Juan 5:26-29; Apocalipsis 20:11-15).

Habiendo comenzado con los más malos en la trágica “Lista de los reos con cita a comparecerse en la Corte Suprema Celestial”, ¿cuáles serían Los próximos? Entre los candidatos probables:

Los capos de la droga, con sus traficantes en todo el mundo, por ser destruidores de incontables vidas y almas de jóvenes y adultos que se tornan adictos.

Ejecutores de abortos

Traficantes de mujeres, del sexo y la pornografía

Traficantes de esclavos

Mafiosos

¿Los próximos? Pues, los ejecutores de la Santa Inquisición, con sus sádicas torturas y matanzas de “herejes”: Papas, cardenales, obispos y verdugos.

Los fanáticos religiosos de todo tiempo y lugar que han perseguido y matado a cientos de millones de disidentes.

“Las almasde mártires claman “a gran voz… ¿Hasta cuándo, Señor… no juzgas y vengas nuestra sangre…?” Aguarden “un poco de tiempo” más, se les dice, y se os hará justicia (Apocalipsis 6:9-11). “AMÉN”, vociferan los amantes de la justicia. “¡Castigos justos para los religiosos criminales!”

¿Los próximos? Científicos, filósofos y maestros que rebajan a los humanos al estatus de animales sin alma. Evolucionistas darwinianos, humanistas y demás ATEOS.

Secularistas fríamente irreligiosos, burladores y narcisistas.

Ingenieros sociales que promueven estilos de vida contra la naturaleza.

Destructores de infinidad de almas que poco o ningún castigo sufran acá por sus horrendos crímenes espirituales.

Pero, ¡NO escaparán el justo juicio de Dios sobre ellos!

¿Los próximos? “¡ALTO! ¡Basta ya!” Tal vez exclames. Pero, el cuadro del “Día del Justo Juicio de Dios” quedaría incompleto, la justificación para él no del todo establecida, también faltando la debida identificación de otros reos a citarse.

Por ejemplo, “los cobardes…  incrédulos… abominables… homicidas… fornicarios… hechiceros… idólatras y todos los mentirosos” que mueran sin arrepentirse, sufrirán la “segunda muerte” (Apocalipsis 21:8).

IRA y ENOJO contra “…hombres que detienen con injusticia la verdad… estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades… que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia(Romanos 1:18, 29; 2:8).

Contra “…escribas y fariseos, hipócritas… llenos de robo y de injusticia(Mateo 23:25).

“…condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia (2 Tesalonicenses 2:12).

Todo aquel que haya hecho injusticia”, no arrepintiéndose, recibirá la injusticia que hiciere” (Colosenses 3:25).

Incluidos los falsos profetas con sus falsas señales. El Juez Supremo les dirá: “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:21-23).

Y los avaros pastores judaizantes que “por avaricia” hacen “mercadería de vosotros con palabras fingidas”.Su condenación no se tarda, y su perdición no se duerme (2 Pedro 2:1-3).

Muchísimos de estos citados han “vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos”. Han condenado y dado muerte al justo. Han engañado y robado a los obreros, cuyos clamores “han entrado en los oídos del Señor”. Llorad y aullad por las MISERIAS que os vendrán, señores opresores y explotadores, en el “Día del Justo Juicio de Dios”.

“Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; la misericordia triunfa sobre el juicio (Santiago 2:13).

GRAN NOTICIA para las incontables víctimas de los impenitentes injustos duros: ¡la verdadera justicia será aplicada justamente en la Corte Celestial!

Este evento confirma la existencia del Dios vivo y justo tal cual revelado en la Biblia.

De no efectuarse, ¡la justicia se quedaría frustrada grande y amargamente por sempiterno!

“…en toda nación” Dios “se agrada del que le teme y hace justicia(Hechos 10:34-35).

El que oye su Palabra y cree, obedeciéndola, al arrepentirse y bautizarse “para perdón de los pecados” (Hechos 2:37-47), y fiel hasta el fin, “no vendrá a juicio, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24), y en la “tierra nueva”, donde “MORA la JUSTICIA”, la disfrutará eternamente (2 Pedro 3:13).

 


 

La justicia, el dominio propio y el juicio venidero. Amor y misericordia. Análisis conciso.

Los JUICIOS de Dios y Cristo. LISTA de numerosos estudios analíticos en esta Web.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.