Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Diezmos: muchos estudios, intercambios y testimonios disponibles en esta Web

Compilación en un solo archivo de algunos escritos disponibles por separado en esta Web

  Diezmos y mercaderías en las iglesias

 

                                    

 Diezmos y mercaderías en las iglesias  

Causa de muchos escándalos y tropiezos 

Algunas directrices del Nuevo Testamento para el sostenimiento de la obra de Dios durante la Era Cristiana  

 

Diezmos y mercaderías en las iglesias

Causa de muchos escándalos y tropiezos  

Algunas directrices del Nuevo Testamento para el sostenimiento de la obra de Dios
durante la Era Cristiana
 

Lista del CONTENIDO de esta Página

Temas                                                                                                

A.  “¡Los diezmos del Antiguo Testamento fueron abolidos! Rigen leyes distintas en el Nuevo Testamento.”

B.  “¿Diezmos en la iglesia? Melquisidec, Abraham y Cristo. ¿Debemos los cristianos diezmar porque Abraham dio diezmos a Melquisedec?” Analizados los textos de Hebreos 7:1-10 y Génesis 14:14-20.

C.  “Los pastores somos ‘los sacerdotes’ de la iglesia de Cristo” , argumenta el pastor Javier, afirmando que los diezmos son absolutamente necesarios. 

D.  El chileno Alex B. nos “procesa” por alegadas“inconsecuencias bíblicas en el tema del diezmo”

-Algunos puntos y textos tratados en este estudio.

-Levítico 31:27.“Rescatar algo del diezmo” , pagando el 20%. “ERA UNA OPCIÓN  DE PLENA LIBERTAD DAR EL DIEZMO EN DINERO, CON LA  SALVEDAD DE AÑADIRLE UN QUINTO”.

-Judaizantes actuales pisan los talones de aquellos del Siglo I. Gálatas 5:1-4.

-El grave error de todo judaizante: esclavizar a la antigua ley de Moisés, haciendo que los creyentes en Cristo se desliguen de él.

-2 Timoteo 3:16-17. Valor del Antiguo Testamento para la iglesia. El Nuevo Testamento, ¿disponible en el Siglo I?

-2 Corintios 11:9; Filipenses 4:10-20. ¿Diezmos o “salario” para los siervos de Cristo que anuncian su evangelio?

-Pablo no buscaba ni siquiera “dádivas” , pero el típico “pastor pentecostal” busca no solo diezmos sino beneficios adicionales que abunden en su cuenta personal.

-La generosidad del cristiano maduro supera la del israelita que daba el diezmo.

E.  Pastor chileno, con bachiller en Teología, Profesor de Historia, Egresado de Derecho y Mediador Familiar, nos ataca violentamente.

F.  “Los pastores tras el dinero de los creyentes”

G.  Sostenimiento para obreros en las Iglesias de Cristo, según el Nuevo Testamento. Estudios para aprender las directrices del Espíritu Santo al respecto.

1.  Lección 1. “La iglesia en Filipos provee sostenimiento para el apóstol Pablo.” Análisis de Filipenses 4:10-20.

2.  Lección 2. “El apóstol Pablo diserta sobre el asunto de sostenimiento para los siervos del Señor.” Análisis de 1 Corintios 9:1-23.

 

Evaluaciones y testimonios relacionados
con el cobro de diezmos, la mercadería con lo sagrado,
el evangelio de prosperidad, etcétera. 

1.  Ex pentecostal, de Buenos Aires, Argentina, relata sus experiencias
y evalúa al pentecostalismo.

“PENTECOSTALISMO Y FAMILIA”

Extracto: “Cada visita de un evangelista de renombre, como Yiye Avila, Luis Palau o Jimmy Swaggart, vale fortunas, que por supuesto las paga el pueblo evangélico, y si falta alguna suma, los pastores retiran de sus abultadas cuentas corrientes bancarias y ponen el restito. ¡Esto es cierto!!!! Se mueven en charters, se alojan en hoteles de primera y no se olvidan de ponerse los "gemelos" en los puños de sus camisas de seda con perfumes de organza. ¡Esto ES CIERTO!!!!”

2.  En Sevilla, España, “¡Pastores… que están eligiendo a… las ovejas por su capacidad de poder pagar el diezmo!”

3.  Uruguay. Pastor cierra “todas las puertas”   a Nestor al este rehusar diezmar.

4.  Alejandro está“harto de ver como muchos ‘siervos’ construyen su imperio en base al esfuerzo de mucho pueblo que sufre y la pasa muy mal” .

5.  Gran número de creyentes chilenos de acuerdo en que el diezmo fue abolido por Dios.

6. “Me parece que se me acaba de caer una venda de los ojos.”

7.  Dama que reside en Estados Unidos de América denuncia “la crueldad que se está llevando a cabo en estas iglesias mercantiles”.

8. Reflexiones de Juan Carlos sobre “diezmos”. “¿Es lo mismo el diezmo
de alguien que gana el doble de lo que necesita que el de aquel que
no puede mantenerse y a su familia?”

9. Esposa de pastor venezolano defiende los diezmos.

10. Anglicano chileno entiende que "el diezmo para el cristiano es obligatorio para tener una buena conexión con el dinero y obtener" bendiciones materiales.

11.  Aportación de una sola oración que equivale a miles de palabras.

12.  Creyentechileno señala los malos frutos de imponer el diezmo en la iglesia.

 


 

Textos de los temas que aparecen arriba

¡Los diezmos del Antiguo Testamento fueron abolidos! Rigen leyes distintas en el Nuevo Testamento.

Orientación importante

     Respetado estudioso de las Sagradas Escrituras, al recopilar el que escribe los datos de la Biblia sobre "diezmos", no tengo la menor intención de enseñar o implicar que el cristiano, librado por Cristo de la ley del diezmo, no esté en el deber de aportar generosamente para la gran obra del Señor en la tierra. Muy al contrario, mi convicción es que la generosidad del cristiano ha de superar aun la del israelita. Por favor, lea todo el estudio antes de emitir evaluaciones o hacer preguntas. Tal parece que algunos lectores no pasan más allá del título, pues nos hacen preguntas contestadas ampliamente, por ejemplo: "Si los diezmos fueron abolidos, ¿cómo se sostienen los pastores o evangelistas?" A continuación, un breve esquema del contenido de este estudio:

- Las preguntas del 1 al 22 : los diezmos en el Antiguo Testamento -Abraham, Jacob y Leví.

- Las preguntas del 23 al 26 : los diezmos en el Nuevo Testamento -Mateo 23:23 y Hebreos 7:1-10.

- Las preguntas del 27 al 41 : la práctica del la iglesia primitiva, el sostenimiento de obreros según el Nuevo Testamento y la generosidad admirable de los cristianos maduros.

Texto del estudio

     Amigo lector, ¿pertenece usted a una congregación, iglesia, concilio o movimiento que exige el diezmo? ¿Predica su pastor con mucha insistencia que todos los feligreses deben diezmar? ¿Censura él duramente a quienes no lo hacen, amenazándolos con castigos, incluso la excomunicación? Al demandar el diezmar, ¿acaso están los pastores cometiendo el error mayúsculo de sojuzgar a los creyentes en Cristo a un yugo que fue quitado? ¿A una ley que fue abrogada? ¿Cuestiona usted, como lo hacen muchas personas sinceras, la validez bíblica del diezmo como ley para la iglesia del Señor? Quizá se encuentre usted entre el número creciente de quienes no asisten a ninguna iglesia porque no están de acuerdo con el diezmo, pero no conocen a ninguna iglesia que no lo pida?

     Ya que muchos creyentes tienen inquietudes referente al diezmo, tenemos a bien presentar el siguiente estudio sobre el tema. Lo hacemos valiéndonos del formato sencillo de preguntas y respuestas.

1.  ¿Qué significa la palabra “diezmo"?

-La décima parte.

2.  ¿Dónde menciona la Biblia por primera vez los diezmos?

-En Génesis 14:20. Abraham dio “los diezmos de todo” ,  o "del botín" (Hebreos 7:4), a Melquisedec, rey y sacerdote de Salem (Jerusalén). Se alude a este suceso en Hebreos 7:1-11, donde Melquisedec es presentado como tipo de Cristo.

3.  ¿En qué consistían los diezmos entregados por Abraham a Melquisedec?

-Eran “del botín” (Hebreos 7:4), es decir, de los bienes materiales rescatados por Abraham cuando este derrotó a los reyes del oriente (Génesis 14:1-20).

(Para un análisis bastante completo de Melquisedec como tipo de Cristo, Hebreos 7:1-10 y Génesis 14:17-20, se recomienda el estudio: "¿DIEZMOS en la IGLESIA? Melquisedec, Abraham y Cristo. ¿Debemos los cristianos diezmar porque Abraham dio diezmos a Melquisedec? Hebreos 7:1-10; Génesis 14:17:20." (05 03 04. Seis páginas)

4.  Antes del tiempo de Moisés, ¿se encuentran otros ejemplos de quienes diezmaban?

-Solo el de Jacob quien hizo voto de apartar el diezmo de todo, con tal que el viaje que estaba realizando tuviera un desenlace feliz (Génesis 28:20-22). Que conste: Dios no mandó a Jacob a hacer el voto. Jacob hizo el voto de su propia voluntad. La fraseología del voto descubre un espíritu poco maduro que condiciona fe en Dios en bendiciones que Jacob deseaba para su viaje. "Jehová será mi Dios si...." (28:21). ¿Cuáles son las condiciones? "Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios" (28:20-21). Luego promete "y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti" . Muy parecida a la mentalidad de muchos "creyentes" de actualidad, ¿cierto? La mentalidad egoísta y materialista de intentar hacer tratos, convenios o negocios con Dios. En cambio, el cristiano entendido y maduro conserva su fe en Dios, no importando lo que le pase en esta vida material.

5.  ¿Diezmaban todos los patriarcas desde Adán hasta Moisés?

-No hay ninguna evidencia bíblica de que lo hicieran. Durante la Era Patriarcal no existía ningún sacerdocio especial,  tal como el sacerdocio levítico de la Era Mosaica, que necesitara sostenimiento. Se deduce que no hacía falta que se dieran de continuo los diezmos durante la Edad Patriarcal. No existiendo ningún sacerdocio especial, ¿a quiénes los hubiesen entregado, y para qué?

6.  Al recibir el pueblo de Israel las leyes dadas a través de Moisés, ¿cómo lee el mandamiento sobre diezmar?

- “Indefectiblemente diezmarás... cada año” (Deuteronomio 14:22).   

7.  ¿Con qué frecuencia debían diezmar?

- “Cada año” (Deuteronomio 14:22). ¡Una sola vez al año! No cada mes, ni cada semana, sino ¡una sola vez al año! Esta ley desmiente la práctica actual de no pocos pastores, profetas, evangelistas o "reverendos" quienes enseñan y exigen el diezmo, pues ¡ordenan que los feligreses diezmen cada semana!

8.  ¿De qué cosas tenían que diezmar los israelitas?

- “De todo el producto del grano” (Deuteronomio 14:22). “De... vino y de... aceite” (Deuteronomio 14:23).

- “De la simiente de la tierra como del fruto de los árboles” (Levítico 27:30).

-“De vacas... de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara” , es decir, que fueran contados al salir a los pastos (Levítico 27:32).

Y los líderes religiosos del presente que enseñan el diezmo, ¿piden a los feligreses la décima parte de los productos del campo (bananas, cocos, uvas, maíz, trigo)  y de los animales (vacas, caballos, ovejas, cabras) o de las aves (gallinas, pavos)? ¿O solo piden dinero?

9.  ¿Diezmaban los israelitas de su dinero?

-Ningún pasaje del Antiguo Testamento enseña el diezmo del dinero. Según Lucas 18:12, el fariseo que oraba, jactándose, dijo: “Doy diezmos de todo lo que gano” . Tal vez impliquen sus palabras que diezmase de su dinero. Con todo, las leyes del Antiguo Testamento sobre el diezmo claramente especificaban que el diezmo se constituía de lo que servia para la alimentación de los sacerdotes levíticos.

10.  Si los israelitas querían “rescatar algo del diezmo” , o sea, retener una porción del diezmo de los productos del campo o del ganado, ¿qué debían hacer?

-Calcular su valor, luego añadir por encima de su precio justo “la quinta parte de dicho precio” (Levítico 27:31).

11.  ¿Qué debían hacer los israelitas con los diezmos?

-“Y comerás delante de... tu Dios en el lugar que él escogiere... el diezmo de tu grano...” (Deuteronomio 14:23). Durante los primeros dos años de cada ciclo, los israelitas comían sus diezmos. El tercer año, y de ahí en adelante “cada tres años” , entregaban “todo el diezmo... de aquel año” a los levitas (la tribu sacerdotal de Israel), a los extranjeros, al huérfano y a la viuda (Deuteronomio 14:28,29).

12.  ¿Quiere decir que no todos los diezmos fueron dados a los Levitas?

-Deuteronomio 14:22-29 y 26:12 enseñan que los levitas recibían todos los diezmos solo del “año tercero, el año del diezmo” . Según Deuteronomio 12:17-18, para los demás años los levitas comían los diezmos juntamente con los que los daban, participando de ellos también los hijos y los siervos de los israelitas.

-Y los líderes religiosos del presente que exigen diezmos, no pocos a voz en cuello, con amenazas fulminantes, ¿los piden cada tres años? ¿O los piden cada semana? ¿Comparten los diezmos con el extranjero, el huérfano y la viuda? ¿O los utilizan exclusivamente para su propio beneficio? Consabido es que no pocos pastores se enriquecen mediante los muchos diezmos de dinero que reciben. Habitan casas grandes. Visten ropa costosa. Andan en carros lujosos. Tienen mucho dinero en el banco. Viven como príncipes o reyes. Todo a expenses del pueblo creyente que desconoce la verdad sobre la doctrina de diezmos.

13.   Dice Números 18:21 que Dios dio “a los hijos de Leví todos los diezmos” . ¿Contradice este texto a los dos pasajes de Deuteronomio ya citados?

-Negativo. Es preciso interpretar Números 18:21 a la luz de Deuteronomio 14:23 y 26:12. Los Levitas recibían como heredad todos los diezmos de cada tercer año.

14.  ¿Por qué debía comer el israelita sus diezmos de los primeros dos años?

- “Para que aprendas a temer a Jehová todos los días” (Deuteronomio 14:23).

15.  ¿Dónde debía comer el israelita sus diezmos?

-“Delante de Jehová” (Deuteronomio 14:26), y solo en el lugar que él escogiere (Deuteronomio 14:23). Se deduce que comerlos era un acto sagrado.

16.  De encontrarse algunos israelitas tan lejos del lugar escogido por Jehová para comer los diezmos que no pudieran llevar la décima parte del grano o del ganado, ¿qué debían hacer?

-Vender los diezmos, guardar el dinero, llegar al lugar señalado y comprar “cualquier cosa” que desearan comer (Deuteronomio 14:24-26). Es notable que estos israelitas no cumplían con su deber entregándole a los sacerdotes dinero. ¡Debían comprar comestibles y comérselos ellos mismos! ¿No es interesante y muy instructivo este particular?

-¿Dónde comen sus diezmos los creyentes que, hoy por hoy, diezman? En primer lugar, no diezman de las cosechas o del ganado sino de dinero. En segundo lugar, no guardan ninguna de estas leyes del Antiguo Testamento referente al uso de los diezmos . Si hay que diezmar hoy día, con razón se pregunta: ¿por qué no hacerlo tal como fue hecho durante la Edad Mosaica, con el mismo propósito y de la misma manera? Hay quienes argumentan que estas directrices de la Ley Mosaica no vienen al caso ya que los diezmos predatan a Moisés, y citan a Abraham y Jacob. Pero también predatan a Moisés el altar de piedra y sacrificios de animales. Por lo tanto, ¿debemos edificar altares y sacrificar animales? Obviamente, esto de "predatar" no prueba nada.

17.  ¿Dónde se guardaban los diezmos que fueron apartados cada tres años para el levita, el extranjero, el huérfano y la viuda?

-En los ejidos de las ciudades de Israel (Deuteronomio 14:28; Nehemías 12:44). Desde aquellos lugares, o fueron repartidos directamente entre los que tenían derecho de recibirlos (Deuteronomio 26:12) o fueron llevados y almacenados en las cámaras del templo en Jerusalén (2 Crónicas 3 1:4-13; Nehemías 12:44; 13:12). Los mayordomos encargados de los almacenes repartían los diezmos entre sus hermanos (2 Crónicas 31:11-13; Nehemías 13: 12-13).

18.  ¿Qué quiere decir “alfolí” en Malaquías 3:10? Exhorta Jehová: “Traed todos los diezmos al alfolí” .

-El “alfolí” era un granero, o almacén, donde los judíos guardaban los diezmos. Desde luego, hacía falta un almacén para guardar el diezmo de los productos del campo y del ganado, ¡pero no para dinero! El dinero se guarda en cajas de seguridad, bancos u otro lugar seguro, pero ¡no en un alfolí!

-El “alfolí” del tiempo presente, ¿qué cosa es? Pues, las cosas cambian, o las cambian a su gusto algunos religiosos muy propensos a ir, atrevidamente, más allá de las Escrituras. Hoy día, el “alfolí” ¡es el bolsillo del pastor o la cuenta de la iglesia!

19.  ¿Por qué nombró Dios a los levitas como recipientes de los diezmos de cada tres años?

-Porque Dios mismo había seleccionado a la tribu de Leví para que se dedicaran los varones calificados al servicio del tabernáculo (Números 13:1-4). “Por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión” (Números 13:21), no recibiendo heredad (o sea, una porción de la tierra prometida) entre los demás israelitas. Efectivamente, los diezmos eran su heredad (Números 18:20-24).

-Hoy por hoy, los que piden diezmos, ¿pertenecen a la tribu de Leví? Si no son levitas, ¿con qué derecho reclaman diezmos?

(No faltan pastores que argumentan: “En la actualidad, nosotros los pastores somos los sacerdotes de la iglesia de Cristo”. Le recomendamos el estudio al respecto disponible entre los recursos sobre estos temas.)

20.  ¿Contaban los levitas con otras fuentes de sostenimiento en adición a los diezmos de cada tres año?

-Les correspondían también “la ofrenda de las cosas santas “ , “todo presente“ , “toda expiación“ , la “ofrenda elevada” , las “ofrendas mecidas” , las primicias “de todas las cosas de la tierra” , “lo consagrado por voto” y los primogénitos de todos los animales, con la excepción de los que debían ser redimidos (Números 18:8,19).

-Surge una pregunta para los defensores actuales de diezmos para pastores o evangelistas: ¿por qué no reclamar también las expiaciones, ofrendas elevadas, ofrendas mecidas, etcétera? Si tienen derecho de vivir de los diezmos, pues, lógicamente. también derecho tienen de acogerse a las demás fuentes de sostenimiento que autorizó Dios para los levitas. Igualmente, si “la ofrenda elevada” , “las ofrendas mecidas” , etcétera, fueron abolidas cuando el Antiguo Testamento fue clavado en la cruz, cambiándose todo aquel sistema sacerdotal viejo para uno completamente nuevo (Colosenses 2:14-16; Hebreos 7:12), ¡también fueron abolidos los diezmos!

21.  ¿Debían diezmar los levitas?

-En definitiva. “Presentaréis el diezmo de los diezmos” , instruyó Jehová a los levitas (Números 18:26-32).

-Los líderes religiosos del tiempo presente que exigen diezmos, ¿también diezman? Observamos como muchos acaparan gustosamente, si bien no con avaricia, los diezmos, pero ¿dan ellos “el diezmo de los diezmos" ? ¿O los meten todos en el bolsillo y siguen andando?

22.  En Malaquías 3:10, Dios dice: “Traed todos los diezmos al alfolí” . ¿Es correcto exhortarle a la iglesia a diezmar, apelando a este texto como prueba?

-Definitivamente que no. Malaquías 3:10 pertenece al Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento ha sido abrogado en su totalidad (2 Corintios 3:6-17; Hebreos 7:18-19), quitado de en medio y clavado en la cruz (Colosenses 2:14-16). Los diezmos de Malaquías 3:10 procedían de los productos del campo y del ganado. Obsérvese la frase en el pasaje: “Y haya alimento en mi casa”. ¡Dinero no, sino ALIMENTO ! Recalcamos: el “alfolí” mencionado en el texto era un almacén. La “casa” era el templo en Jerusalén.

23.  Según Mateo 23:23, Cristo, al decir “sin dejar de hacer aquello” , respaldó la práctica de diezmar, en efecto mandando a los judíos de su tiempo a diezmar. Por consiguiente, ¿debemos sus discípulos diezmar también porque el mismo Señor enseñó el diezmo?

-Negativo. La respuesta es que no por la sencilla razón de que Cristo vivió y murió bajo el Antiguo Testamento (Gálatas 4:4), no entrando en vigor el Nuevo Testamento hasta diez días después de ascender el Señor al cielo (Hechos 1 y 2; Hebreos 9:14-17). Por lo tanto, no es de extrañarse que el Señor enseñara la ley del diezmo ya que él mismo vino a cumplir toda la Ley Antigua. Una vez cumplida, fue quitada de en medio, efectuando Dios mismo el “cambio de ley” correspondiente (Hebreos 7:12), y entrando en vigor el Nuevo Testamento establecido sobre “mejores promesas” (Hebreos 8:8-13). En este Nuevo Pacto es donde encontramos las leyes de fe y práctica para la iglesia, y no en el Antiguo Testamento.

24.  ¿Se nombran los diezmos en el Nuevo Testamento después de que este Nuevo Pacto, sellado con la sangre de Cristo, entrara en vigor?

-Solo en Hebreos 7:1-14. El estudioso de este pasaje bíblico comprendo pronto que el propósito del autor no es enseñar a la iglesia a diezmar sino probar que el sacerdocio de Melquisedec es superior al sacerdocio levítico.

25.  Hebreos 7:8 dice: “Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales” . ¿Significan estas palabras que en la iglesia del Siglo I hubiese hermanos que reciberan diezmos?

-Negativo. Cierto es que el verbo “reciben” indica tiempo presente. ¿Por qué utiliza el autor de Hebreos este verbo de tiempo presente? Porque cuando escribió el libro el templo judío todavía existía en Jerusalén, y los levitas seguían recibiendo los diezmos del pueblo judío, pues la gran mayoría de los judíos, incluso los levitas, no había aceptado a Cristo como el Mesías ni creía que el Antiguo Testamento hubiese llegado a su fin.

26.  Melquisedec era tipo de Cristo y Abraham es el padre de todos los que andamos por fe. Si Abraham dio diezmos a Melquisedec, ¿no nos enseñan estas circunstancias, por implicación, que nosotros los cristianos, siendo hijos espirituales de Abraham, debemos dar a Cristo, el ante tipo de Melquisedec, los diezmos?

-El Espíritu Santo no nos presenta semejante argumento en el Nuevo Testamento para convencer a los miembros de la iglesia de Jesucristo a diezmar. Dado el contexto de Hebreos, el capítulo siete, bien pudiera haber el Espíritu Santo desarrollado tal argumento, pero no lo hizo, hecho significante que no pasará por alto el estudioso perspicaz e imparcial. Ahora bien, Abraham es el padre de la fe (Gálatas 3:7) para los que obedecemos los preceptos del Nuevo Testamento, pero no por este enlace espiritual entre él y nosotros nos vemos obligados a edificar altares de piedras o sacrificar animales porque él lo hiciera, ¡ni a diezmar porque él diezmó! La fe de Abraham es la virtud que imitamos, y no la clase de obras que aquel renombrado patriarca realizara.

27.  ¿Diezmaban los miembros de la iglesia primitiva?

-Negativo. No recibieron mandamiento alguno que los obligara a diezmar. En todo el Nuevo Testamento, ¡no hay siquiera un solo ejemplo de algún hermano o iglesia que diezmara! ¡Ni uno! ¿Adónde habrían de llevar los diezmos? ¡La iglesia no tenía “alfolíes”, templos tal cual el de Jerusalén o almacenes! La iglesia, ya libre del Antiguo Testamento, no tenía que sostener al sacerdocio levítico. Cristo no estableció en su iglesia un sacerdocio especial, el que los miembros tuvieran que sostener mediante diezmos, sino constituyó a todos los miembros de su iglesia “reyes y sacerdotes” (1 Pedro 2:4-10; Apocalipsis 1:6).

28.  ¿No había sacerdotes en la iglesia apostólica?

-Sacerdotes tal como los de Leví no los había. Tenga presente, estimado lector, el hecho de que el sacerdocio fue cambiado (Hebreos 7:12) cuando Cristo murió, y entró en vigor el Nuevo Testamento. Bajo el Nuevo Testamento, Cristo es el sumo sacerdote (Hebreos 4:14-16) y todo miembro fiel de la iglesia es constituido sacerdote “para ofrecer sacrificios espirituales” (1 Pedro 2:4-10). Sacerdotes que sacrificasen, intercediesen o celebrasen culto por los creyentes no los había en la iglesia establecida por Cristo, ¡ni los hay en el día de hoy en la verdadera iglesia del Señor!

29.  Entonces, ¿qué líderes se constituyeron en la iglesia?

-Además de los apóstoles, había ministros o evangelistas (2 Corintios 3:6), y en cada congregación local gobernaban ancianos, o sea, pastores, también identificados como obispos (siempre una pluralidad y no un solo obispo o pastor). Además había diáconos (Tito 1:5-11; Hechos 14:23; Filipenses 1:1; 1 Timoteo 3).

30.  ¿Puede la iglesia sostener económicamente a sus ministros o ancianos (pastores, obispos) para que se dediquen a tiempo completo a los distintos ministerios?

-Sin duda alguna. “Ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio” (1 Corintios 9:14). En ocasiones, el apóstol Pablo trabajaba con sus propias manos para “no poner ningún obstáculo al evangelio” (1 Corintios 9:12), o “para no ser gravoso a ninguno” (2 Tesalonicenses 3:8). No obstante, a veces recibía “salario” (2 Corintios 11:8), y siempre defendía el derecho de los obreros en el Reino espiritual de recibir sostenimiento (1 Corintios 9:1-15; 2 Tesalonicenses 3:6-10; Filipenses 2:25-30; 4:10-20; 1 Timoteo 5:17-18).

31.  En 1 Corintios 9:9, Pablo cita “la ley de Moisés” donde “está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla” . ¿Implica su argumento que la ley de Moisés aún está en vigor y que los cristianos debemos apartar el diezmo para sostener a los evangelistas u obispos?

-De manera alguna. Citar la Ley de Moisés no quiere decir que referida Ley aún esté vigente. Lo único que significa es que la parte citada apoya la enseñanza que se quiere presentar, sin contradecir doctrina alguna del Nuevo Testamento. El mandamiento “No pondrás bozal al buey que trilla” (Deuteronomio 25:4) nada tuvo que ver con los diezmos. ¡Los bueyes no se comían los diezmos! ¡Ni tampoco viven de los diezmos los obreros legítimos y fieles de la verdadera iglesia del Señor!

32.  En 1 Corintios 9:13, el apóstol Pablo escribe: “Los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo” . ¿No se refieren estas palabras a los diezmos?

-Es posible que sí. Quizá se trate de los sacerdotes levíticos que comían los diezmos traídos al templo judío en Jerusalén. Es preciso tener presente el hecho de que el templo judío aún existía en Jerusalén cuando fue escrito 1 Corintios y que los levitas seguían oficiando en él. Aquellos levitas que no aceptaron a Cristo como el Mesías vivían en parte de los diezmos, como también de los holocaustos y las ofrendas mecidas, etcétera. Su ejemplo es uno de entre varios traídos por Pablo para probar que los ministros de la iglesia también tienen derecho de recibir sostenimiento. Otros ejemplos son: “¡Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto?” (1 Corintios 9:7). Referirse al ejemplo de los levitas no significa, ni por implicación, que la iglesia esté obligada a apartar el diezmo para sostener a los obreros espirituales del Reino.

33.  Si los diezmos fueron abolidos cuando fue clavado el Antiguo Testamento en la cruz, ¿cómo se sostienen bíblicamente los ministros del Nuevo Pacto?

-Mediante las ofrendas voluntarias apartadas cada domingo por los cristianos. La regla del Nuevo Testamento es: “Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga algo, según haya prosperado” (1 Corintios 16:2). “Cada primer día” (Todos los domingos. Los sábados, no, ni los demás días, sino los domingos.) cada uno... (Todos y cada uno, y no unos pocos.) ”ponga aparte algo” (El diezmo no, sino algo. Compárese 2 Corintios 8:1-12; 9:7,8). Los fondos recaudados de esta manera pueden ser utilizados para socorrer a los necesitados (Romanos 15:26) o para suplir las necesidades de los ministros del Reino (Filipenses 4:10-20).

-Además, los cristianos debían brindarle hospedaje a los ministros de la Palabra, cooperando con ellos y encaminándolos para que continuaran sus viajes evangelísticos (3 Juan 5-8; Hechos 6:14-15; 18:1-3,7). Asimismo ha de proceder la iglesia hoy día. Cuando Cristo envió a los doce, y luego a los setenta, no los instruyó a cobrar diezmos sino a quedarse en los hogares de los justos y a comer lo que les pusieran delante (Mateo 10:5-15; Lucas 10:1-12).

34. ¿En qué consistían las ofrendas dadas cada domingo por los miembros de la iglesia primitiva?

-Los relatos y detalles circunstanciales divulgados en el Nuevo Testamento indican que consistían principalmente de dinero. La iglesia no contaba con un alfolí (granero) central. No es concebible que Pablo y los pocos obreros que andaban con él en la misión de llevar las ofrendas de Macedonia y Acaya a Judea cargaran muchos víveres, ganado, etcétera. Obviamente, las ofrendas que llevaban eran de dinero (2 Corintios, los capítulos ocho y nueve). Las dádivas enviadas por los filipenses a Pablo por un solo hombre (Epafrodito) eran, sin duda, de dinero (Filipenses 2:25-30; 4:10-20). En cambio, los diezmos dados por Israel eran de granos, aceite, ganado, etcétera.

35.  ¿Qué significa “salario” en el contexto de 2 Corintios 11:8?

-Indica un ingreso justo, suficiente para que el ministro de la Palabra pueda sufragar los gastos normales de la vida.    

36.  ¿Puede la iglesia proveer sostenimiento para la esposa e hijos jóvenes del predicador u obispo casado?

-Puede y debe, si es necesario para el bienestar de la familia (1 Corintios 9:5-6).

37.  ¿Quiénes tienen control absoluto de las ofrendas?                                                                                                 

-Lógicamente, los encargados de cada congregación. En la iglesia primitiva no había concilios que se adueñaran de las ofrendas o que exigieran “el diezmo de los diezmos” .

-En la actualidad, hay muchos atropellos  y escándalos en muchas iglesias a causa de "diezmos" exigidos, recibidos y administrados por un solo oficial, "el pastor". ¿Cuál congregación de los tiempos apostólicos fue gobernada por un solo "pastor"? Se conoce a una sola, a saber, la que Diótrefes dominaba. Lejos de encomiar el apóstol Juan a Diótrefes, lo denunció severamente diciendo: "Le gusta tener el primer lugar entre ellos... recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia" (3 Juan 9-10), rasgos de verdadero dictador. ¿No actúan como "dictadores" gran número de los "pastores" que imponen diezmos?

38.  Al tratarse de la generosidad, ¿debemos los cristianos superar aun a los israelitas?             

-Se deduce que si, pues nuestra obra es más abarcadora y más urgente que la de aquellos israelitas. Con “la voluntad dispuesta” , debemos ofrendar, no según lo que no tengamos sino según lo que tenemos, dando generosamente, “no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 8:12; 9:6-7). Estas mismas reglas son las del Nuevo Testamento para el sostenimiento de todas las obras espirituales de la iglesia. Si podemos dar más de la décima parte de nuestros ingresos  estamos en la perfecta libertad de hacerlo. Pero si las condiciones económicas de cualquier miembro de la iglesia no son favorables, dificultando o haciendo imposible una ofrenda generosa, no por ello será rechazado tal hermano. No será puesto en disciplina. No se le prohibirá el privilegio de participar de la Santa Cena del Señor todos los domingos por el hecho de no poder ofrendar ni siquiera un poquito. Mucho menos será castigado por no diezmar. No tiene que diezmar. Ningún cristiano tiene que diezmar obligatoriamente. Todo cristiano fiel al Señor se somete al Nuevo Testamento, y no al Viejo. El Nuevo trae nuevas directrices sobre cómo ofrendar para agradar a Dios.

39.  ¿Puede el cristiano robar a Dios?

-Opinamos que sí, en el contexto del Nuevo Testamento. ¿Lo hace si no diezma? Negativo. El cristiano no tiene que diezmar. Desagrada a Dios aquel cristiano que no ofrenda de acuerdo a las directrices nuevas asentadas en el Nuevo Testamento. Si no aporta generosamente, pudiendo hacerlo, efectivamente, se hace culpable de robar a Dios.

40.  Si los diezmos han sido abolidos y vivimos bajo el Nuevo Testamento, ¿por qué tantos pastores, evangelistas y obispos enseñan que el pueblo de Dios del presente debe diezmar?

-O desconocen las verdades presentadas en este estudio, o con avaricia hacen mercadería de los creyentes (2 Pedro 2:1-3). Los que alegan haber recibido revelaciones y sueños según los que los cristianos deben diezmar, definitivamente, son guiados por “un poder engañoso” (2 Tesalonicenses 2:11-12), y no por el verdadero Espíritu Santo, pues el verdadero Espíritu de Dios no contradice nunca las reglas ya establecidas en el Nuevo Testamento. Todo “ministro competente del Nuevo Pacto” (2 Corintios 3:6) sabe que la iglesia ha de regirse por el Nuevo Testamento, y no por el Antiguo. Ningún ministro honesto se vale de revelaciones o sueños engañosos para estafar al pueblo de Dios.

41.  ¿Es aprobada la práctica de vender en las iglesias pasteles, budines, jugos, refrescos (gaseosos), frituras o revistas ungidas?

-Definitivamente que no. Cristo condenó enérgicamente la mercadería practicada en el templo en Jerusalén (Juan 2:13-22). ¿Cómo podemos pensar que aprobara semejante mercadería en su iglesia? De hecho, la condena rotundamente (2 Pedro 2:1-3; Romanos 16:18; 1 Timoteo 6:3-5).

Amigo lector, si se encuentra usted en una iglesia que exige diezmos y hace mercadería del evangelio, considere sobriamente su salvación. Dios no se agrada de los que por la Antigua Ley se justifican. Dice que los tales han caído de la gracia, desligándose de Cristo (Gálatas 5:1-4). Ni se complace Dios en los que hacen de su iglesia una casa de mercadeo. Si a usted le enseñaron mal sobre las doctrinas trazadas en este estudio, ¿no le convendría buscar la iglesia cuyo mensaje y práctica se ajustan a las verdades bíblicas? Todavía está en la tierra una iglesia que no diezma sino que enseña la ofrenda voluntaria generosa, realizando obras no pequeñas, tanto benévolas como evangelísticas, mediante ofrendas abundantes dadas el primer día de cada semana. En casi todos los países del mundo, existen congregaciones que se rigen por el Nuevo Testamento, y no por el Antiguo. Estas congregaciones enseñan la “sana doctrina” sobre diezmos, ofrendas voluntarias y el sostenimiento bíblico para obreros dignos de recibirlo. Comúnmente, se identifican como “iglesia de Cristo”, no tomando otros nombres o apodos. Para pertenecer a esta iglesia, es preciso obedecer “de corazón aquella forma de doctrina” (Romanos 6:17) que enseña el Espíritu Santo: creer, arrepentirse y sumergirse en las aguas “para perdón de los pecados” (Marcos 16:16; Hechos 2:38). Al usted obedecer estos mandamientos, Cristo le añadirá a su iglesia. Si desea nuestra ayuda, desinteresadamente se la brindaremos.

                       Escribe Homero Shappley de Álamo 

  Diezmos: muchos estudios, intercambios y testimonios disponibles en esta Web

 


 

¿DIEZMOS en la IGLESIA?

Melquisedec, Abraham y Cristo.

¿Debemos los cristianos diezmar porque
Abraham dio diezmos a Melquisedec?

Hebreos 7:1-10; Génesis 14:17-20

 

“Las cosas” cambian en Iglesia de Argentina.

“Ya no se habla de pentecostalismo, pero quedó todavía lo de la Ley del Diezmo.” ¿Bendice Cristo con bendiciones “adicionales” a los que diezman según Hebreos 7:6?

Carta del Sr. Fernando.

“Estimado hermano en Cristo Jesús:

He leído su estudio sobre los diezmos. Quería comentarle que en carne propia he sufrido, y mi familia también, los atropellos de esta falsa doctrina. Particularmente aborrezco el escuchar predicar la LEY DEL DIEZMO. En el sentido de que en muchos lugares se enseña que está antes que pagar deudas atrasadas, impuestos, ayudar a algún necesitado, o muchos se sienten en pecado porque justo antes de fin de mes, antes de cobrar su sueldo se les enferma un hijo, acuden al médico, este les receta un medicamento; y se siente mal si ese mes no pueden diezmar porque no les alcanzó para cubrir esos gatos que no estaban previstos. Me alegra que hermanos puestos en autoridad anuncien estos temas. Yo conocí a Cristo en una iglesia llamada Pentecostal, llena de doctrinas de hombres. En mi ciudad no hay iglesias para elegir. A través de la oración de muchos hermanos, que entendían lo que sucedía, las cosas empezaron a cambiar. Hoy en día ya no se habla de pentecostalismo, pero quedó, todavía, lo de la Ley del Diezmo. Amo a mi Pastor, así que oro para que pueda entender, así como entendió otras, que el cristiano no está bajo el paquete de la Ley. Le comento esto porque aunque quizás confundido es un hombre de Dios, que cuando se da cuenta de su error pide perdón en público y sigue adelante.

Algo que quería compartir con usted, si me lo permite, es que sin embargo creo que hay una bendición bíblica en el diezmo (siempre y cuando no haga de esto una ley para mi prosperidad personal, o forma de vida). Pero me gustaría citarle lo siguiente (con todo respeto, y sin querer entrar en ningún tipo de contienda): "Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas" (Hebreos 7: 6). Se fijó que dice bendijo al que ya tenía las promesas. ¿Se puede interpretar que Cristo bendice con bendiciones "adicionales" a los que ofrecen los diezmos? La paternidad de la epístola de los Hebreos normalmente, he sabido que se la atribuyen a Pablo. ¿Puede ser que, en caso de que sea una revelación, que él trasmitiera a los hebreos que Cristo recibía los diezmos, y no a los gentiles por miedo de que a través de esto le infiltraran las enseñanzas de la LEY?

Me gustaría que me conteste. Lo saluda, deseándole las más ricas bendiciones.

Fernando. Argentina.”

Comentarios y explicaciones

Estimado Sr. Fernando:

      Gustosamente responde este servidor a sus planteamientos sobre los diezmos, expresados con delicadeza y lógica.

      En primera instancia, aclaro que personalmente no miro mal a ningún cristiano que decida dar voluntariamente el diezmo de sus ingresos o bienes, haciéndolo no para guardar el Antiguo Testamento ni esperando que Dios “lo multiplique diez veces” sino por generosidad desinteresada. Al contrario, admiro a tal dador desprendido, por su amor hacia Dios y la iglesia.

      Refiriéndose usted a Hebreos 7:6, escribe: “Se fijó que dice bendijo al que ya tenía las promesas. ¿Se puede interpretar que Cristo bendice con bendiciones ‘adicionales’ a los que ofrecen los diezmos?” Examinemos Hebreos 7:1-10 para nuestra mutua edificación.

Hebreos 7:1-10 y Génesis 14:17-20

      Hebreos 7:1-4 dice: “Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz... permanece sacerdote para siempre. Considerad, pues, cuán grande era éste, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín”. Según algunos maestros de la Biblia, este texto se presta para formular el siguiente argumento a favor de diezmos en la iglesia:

A.  Melquisedec era tipo de Cristo, siendo “hecho semejante al Hijo de Dios” (7:3). Cristo “fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec” (Hebreos 5:10).

B.  Abraham “dio diezmos del botín” a Melquisedec (7:4)

C.  “Los que son de fe (los cristianos), éstos son hijos de Abraham” (Gálatas 3:7).

D.  Por lo tanto, los cristianos debemos dar diezmos a los siervos de Cristo en la tierra .

¿Es válido este argumento?

      Consideremos algunos hechos y circunstancias que quizá invaliden el argumento.

1.  Melquisedec era un “sacerdote de Dios” que vivía en la tierra cuando “tomó de Abraham los diezmos” (7:6).

a)  Cristo, del linaje sacerdotal de Melquisedec, vivió en la tierra, pero ni siquiera durante el tiempo de su ministerio, muy activo y sacrificado, exigió diezmos de sus discípulos , no insinuando nunca que se los pagaran.

b)  En la actualidad, Cristo es sumo sacerdote de su pueblo espiritual, la iglesia, pero él se encuentra en el cielo, no estando presente corporalmente en la tierra para recibir diezmos .

-Se puede replicar que sus siervos están, sí, en la tierra para recibirlos. Pero, observamos que la comparación hecha en Hebreos, el capítulo siete, es entre Cristo y Melquisedec, y no entre “los siervos” de Cristo y “los siervos” de Melquisedec. De hecho, en los pasajes de la Biblia que tratan de Melquisedec no hay indicación alguna de que hubiese “otros sacerdotes” que sirvieran bajo su mando con derechos de recibir diezmos.

c)  Melquisedec no es tipo de los “pastores” o “evangelistas” de las iglesias sino del sumo sacerdote Cristo. Por lo tanto, ni “pastores” ni “evangelistas” tienen derecho de apelar al ejemplo de él en particular, reclamando diezmos porque él los recibió. No están en la misma categoría con él.

2.  Curiosa y significativamente, ¡el Espíritu Santo no hace el argumento que estamos analizando! Si los cristianos estamos en el deber de diezmar porque Abraham dio diezmos a Melquisedec, ¡perfecta y magnífica oportunidad perdió el Espíritu Santo para declarárnoslo inequívocamente en Hebreos, el capítulo siete, en el contexto de sacerdotes y diezmos! Lejos de aprovechar el tema para imponer diezmos a la iglesia, el autor de Hebreos sigue adjudicándoselos a los sacerdotes levitas .

a)  “Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley” (7:5).

(1)  “Reciben… tienen” : verbos de tiempo presente; “tiempo presente”, que conste, para el tiempo cuando se compuso el libro de Hebreos, a saber, en el Siglo I de la Era Cristiana, antes de la destrucción del templo judío en Jerusalén por los romanos en el año 70 d.C. Aún existía aquel templo cuando fue escrito Hebreos; aún oficiaban en él los sacerdotes levíticos; ¡ aún recibían diezmos de los judíos que seguían bajo el Antiguo Testamento , rechazando a Cristo como el Mesías! “Reciben… diezmos según la ley.” ¿Cuál ley? La antigua de Moisés que autorizaba el sacerdocio levítico y los diezmos para su sostenimiento.

(2)  De estar diezmando religiosamente todos los cristianos del primer siglo, ¿por qué no relacionar la IGLESIA con Melquisedec en lugar de relacionar con él a Leví y sus hijos? Entonces, el versículo cinco leería: “Ciertamente los pastores y evangelistas tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la nueva ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también sean hijos espirituales de Abraham” . La ausencia de tal enlace en el texto constituye una evidencia circunstancial fuerte de que los cristianos del primer siglo no diezmaban, ¿no le parece? El texto enfoca a Leví y sus hijos, y no a la IGLESIA , énfasis inexplicable de estar dando diezmos toda la iglesia de aquellos tiempos.

b)  “Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales (7:8). ¿Cuáles hombres? ¡Cuán excelente ocasión para declarar: “Y aquí ciertamente reciben los diezmos los apóstoles, profetas, pastores y evangelistas de la iglesia” ! Pero bien se entiende que a ellos no se alude sino a los sacerdotes levíticos que seguían oficiando en el templo judío, confirmándolo el 7:9 que dice: “Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos” , es decir, que sigue recibiéndolos. En el asunto de “diezmos”, de nuevo están en primera plana los sacerdotes levíticos del primer siglo , ¡y NO la IGLESIA del Señor ! ¿Por qué? La única conclusión razonable es que LA IGLESIA de los tiempos apostólicos NO DIEZMABA, no recibiendo diezmos de la iglesia los apóstoles, profetas, pastores o evangelistas .

c)  ¿Por qué no se vale el Espíritu Santo del tema para enseñar, directamente o por implicación, diezmos en la IGLESIA? Sin duda, porque el patrón de “sacerdotes sostenidos por diezmos” fue clavado en la cruz, no siendo renovado en el Nuevo Testamento. “Porque cambiado el sacerdocio , necesario es que haya también cambio de ley” (Hebreos 7:12). ¿Componen los pastores, profetas y evangelistas de la iglesia un nuevo sacerdocio con derechos a diezmos? Al parecer, eso mismo es lo que pretenden muchos. Sin embargo, el que conoce bien “la ley de Cristo” (1 Corintios 9:27) sabe que TODOS los MIEMBROS fieles de la IGLESIA somos el nuevo “SACERDOCIO SANTO, para ofrecer sacrificios espirituales” ; TODOS somos el nuevo “REAL SACERDOCIO” (1 Pedro 2:4-9). En la iglesia verdadera regida por el Nuevo Testamento ¡no existe una nueva clase sacerdotal de líderes! El sacerdocio levítico no tiene su contraparte en la iglesia del Nuevo Testamento. Al escudriñar todo el Nuevo Testamento, queda muy evidente que los apóstoles, profetas, pastores y evangelistas del Siglo I no se conceptuaban oficiales espirituales con derechos implícitos a diezmos. ¿Quién de ellos pide o impone diezmos? ¡Ninguno! Se afirma su “derecho” de vivir del evangelio (1 Corintios 9:1-15), o de recibir “salario” (2 Corintios 11:8), pero nunca apelan a “diezmos”, circunstancia sumamente extraña de contar ellos con la autoridad de imponer el diezmo en la iglesia.

(7:6)  “Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas.”

A.  Quienes abogan por diezmos en la IGLESIA suelen aseverar que la práctica de diezmar antecede la Ley de Moisés ya que Abraham vivió centenares de años antes de que fuese dado el Antiguo Testamento en el monte Sinaí y Abraham diezmó. Deducen que los cristianos también debemos diezmar.

-La misma línea de argumentación nos obligaría a levantar altares de piedra y sacrificar animales, pues Abraham lo hizo siglos antes de la Ley Mosaica, y nosotros los cristianos, siendo “linaje de Abraham” (Gálatas 3:29), debemos imitar su ejemplo. Pero ningún cristiano en sus cabales trae o apoya este argumento. Entonces, ¿con qué lógica sostenerlo a favor de diezmos, pero no en pro de altares y el sacrificio de animales? El argumento queda sin efecto.

-No por ser nosotros los cristianos hijos espirituales de Abraham tengamos que imitar literalmente todas las acciones de aquel patriarca que señalaban hacia Cristo, por ejemplo, edificar un altar y sacrificar un carnero en lugar de un hijo (Génesis 22). De cierto, Abraham “tenía las promesas” , pero por tenerlas él ¿estamos los cristianos en el deber de diezmar? Tal enlace entre “promesas” y “diezmos” no se forja en la Biblia.

B.  ¿Cuántas veces diezmó Abraham? ¿Cada semana, cada mes, cada año o cada tres años como en el caso del pueblo de Israel? ¿Daba Abraham continuamente el diezmo? No hay constancia de semejante práctica en su vida, siendo el diezmo dado a Melquisedec el único registrado en la historia del ilustre patriarca.

-Pero, supongamos que Abraham siguiera diezmando: ¿a quién o a quiénes hubiese entregado sus diezmos? ¿Siempre volvería a Salem (Jerusalén) llevando sus diezmos a Melquisedec? ¿O mandaría algún siervo que se los llevara? ¿Acaso había otros sacerdotes de Dios en Canaán que recibieran los diezmos de Abraham?

C.  ¿ De qué dio Abraham diezmos a Melquisedec? “De todo” dice Génesis 14:20; “del botín” aclara Hebreos 7:4. No de todos los bienes en su haber sino solo “del botín” de guerra, “de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban” (Génesis 14:17). Por lo tanto, ¿basta con que los cristianos demos diezmos una sola vez y eso no de todos nuestros bienes o ingresos sino solo de algún negocio o inversión particular?

D.  ¿ Ordenó Dios a Abraham a entregar a Melquisedec los diezmos “del botín” ? No hay evidencia alguna a favor de semejante deducción. Abraham lo hace voluntariamente, y si algún hijo espiritual de él del tiempo presente quiere diezmar voluntariamente, pues ¿quién se lo prohíbe? Con todo, a tal “hijo” (cristiano) le convendría determinar sabiamente a quién entregar sus diezmos, a no ser que se los dé a un obrero fraudulento o a un pastor que enseñe doctrinas contrarias a “la doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1).

E.  ¿ Pidió Melquisedec a Abraham los diezmos “del botín” ? ¿ Ordenó a Abraham a dárselos ? ¡En ningún momento! Sin embargo, los pastores, profetas y evangelistas de muchas iglesias y concilios actuales no se cansan de pedir diezmos, de exigirlos a pena de excomunicación, de pronunciar anatemas sobre quienes no los dan, de llamar a los tales “ladrones” y aun “blasfemos” o de condenarlos al infierno. Entre los temas más comunes en los púlpitos de no pocas iglesias figura el de “diezmar”.

F.  ¿Dio Abraham diezmos a Melquisedec motivado por la esperanza de recibir a cambio muchas bendiciones ? Según el relato de Génesis 14:18-20, ¡Melquisedec bendice a Abraham ANTES de que este le diera los diezmos “del botín” ! ¡ANTES! “Entonces Melquisedec, rey de Salem, y sacerdote del Dios altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.” ¿Cuándo? ¡Después de la bendición! No con miras a recibirla, sino habiéndola recibido ya. Y la recibió con “pan y vino” (14:18). ¿Por qué no siguen los pastores del presente el ejemplo de Melquisedec, dándole a los diezmadores “pan y vino” juntamente con “la bendición” que pronuncian sobre ellos? ¿Quién duda de que en cualquier momento algunos implementen la práctica con tal de recaudar más diezmos? A estas alturas, el amor a los diezmos es ya una obsesión para no pocos pastores y evangelistas.

G.  ¿Bendijo Melquisedec a Abraham porque este le dio los diezmos “del botín” ? Ya lo hemos resaltado: Melquisedec pronunció la bendición antes de recibir los diezmos. La bendición se pronuncia no por los diezmos recibidos sino porque Abraham fue el instrumento usado por Dios para derrotar a sus “enemigos” . No alteremos los hechos o el enfoque del encuentro y de la bendición. “Bendito sea Abram… y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano” (Génesis 14:19-20). Melquisedec no dice “Bendito sea Abram por los diezmos del botín que él me ha dado”. La bendición no está ligada a los diezmos sino a la victoria de Abraham sobre los enemigos . Algunos amadores o defensores de diezmos vinculan las “bendiciones” al cumplimiento de la supuesta “ley del diezmo”. No lo hizo Melquisedec, ni lo hace el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento.

-Hebreos 7:6 dice que Melquisedec “tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas”. Que conste: el texto no dice “Melquisedec tomó de Abraham los diezmos, y como recompensa para los diezmos recibidos bendijo al que tenía las promesas” . Mas bien, identifica dos acciones distintas, no siendo la segunda ( “bendijo” ) consecuencia o fruto de la primera ( “tomó… diezmos” ). Certeramente, se nos enseña en Génesis 14:19-20 que la bendición pronunciada por Melquisedec no se condicionó en los diezmos.

 

Sobre promesas, diezmos, voluntarias y bendiciones.

      Sin tener este servidor el propósito de profundizar mucho en el tema, aprendemos en Gálatas que las bendiciones prometidas a través de Abraham las recibimos por la fe y no en virtud de diezmar . La promesa fue: “En ti serán benditas todas las naciones” , y en Gálatas 3:8-9 el cumplimiento se define mediante la explicación “De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham”, añadiéndose en el 3:14: “para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu .

      En el Nuevo Testamento se anuncian abundantes bendiciones para el cristiano generoso . “El que siembra generosamente, generosamente también segará” (2 Corintios 9:6). “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra” (9:8). “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad” (9:10-11).

-Ni la fraseología ni el contexto justifican interpretar estas bendiciones solo dentro del marco de lo material.

-Tomemos nota: ¡estas grandiosas bendiciones no se pronuncian para el diezmador para quien el diezmo es obligatorio sino para los cristianos que se identifican en 2 Corintios 9:7. “Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.” ¿Se da cuenta? El apóstol Pablo no escribe: “Cada uno dé el diezmo” sino “Cada uno dé como propuso en su corazón” . El que propone en su corazón dar el diezmo, que lo dé “no con tristeza, ni por necesidad” sino voluntariamente, no imponiendo su criterio a ningún otro miembro de la iglesia. El que propone en su corazón dar más del diez por ciento, que lo dé alegremente, sin hacer sentir mal a los menos afortunados. El que por su humilde condición no puede dar tanto, que dé lo que pueda, sin añadir aflicción o culpabilidad a su espíritu por no poder dar más, pues no está obligado a diezmar. Otros textos del Nuevo Testamento respaldan estas enseñanzas.

-2 Corintios 8:12. “Porque si primero hay la voluntad dispuesta , será acepta según lo que uno tiene, y no según lo que no tiene .”

-1 Corintios 16:1-2. “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado , guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan eontonces ofrendas.”

Preguntas contestadas

      Estimado Sr. Fernando, usted pregunta: “¿Se puede interpretar que Cristo bendice con bendiciones "adicionales" a los que ofrecen los diezmos?” A la luz del análisis de Hebreos 7:1-10 y Génesis 14:17-10, no discernimos ninguna relación particular entre “diezmos” y “bendiciones” en el caso de Abraham y Melquisedec. Por ende, demás es traer el asunto al presente, intentando hacer aplicaciones injustificadas, y menos todavía dado el hecho de que ninguna ordenanza sobre diezmar se encuentra en el código doctrinal del Nuevo Testamento.

      También pregunta usted: “¿Puede ser que, en caso de que sea una revelación, que él (Pablo) trasmitiera a los hebreos que Cristo recibía los diezmos, y no a los gentiles por miedo de que a través de esto le infiltraran las enseñanzas de la LEY?”

-A la verdad, hasta donde sepamos Cristo nunca recibía él mismo los diezmos de nadie, ni se los pedía a nadie, ni mandó, bien sea por ordenanza o alguna inferencia necesaria, que los cristianos de cualquier categoría los dieran.

-Los apóstoles y gran parte de los pastores, profetas y evangelistas de la iglesia primitiva eran hebreos. Sin embargo, no hay evidencia concreta alguna de que siquiera uno de ellos reclamara, exigiera, enseñara o recibiera diezmos. Hebreos 7:1-10 no constituye tal evidencia. Al contrario, algunas circunstancias ya señaladas en referido pasaje nos llevan a la conclusión de que la iglesia del primer siglo no diezmaba, ni la parte hebrea ni la parte gentil. Tengamos presente que Melquisedec no pedía ni exigía diezmos. Tampoco Cristo. Que Melquisedec los recibiera como una aportación voluntaria de Abraham no significa que Cristo autorice a los pastores, profetas o evangelistas de la iglesia a pedirlos o demandarlos.

 

      Amado, de encontrar usted fallos en este estudio le ruego me los señale ya que mi ferviente deseo es el de siempre enseñar la pura verdad del Señor.

Para servirle en el amor de Cristo,

Homero S. de Álamo

 


 

“Los pastores somos ‘los sacerdotes’ de la iglesia de Cristo”, argumenta el pastor Javier,
afirmando que los diezmos son
absolutamente necesarios.
 

También se aborda el tema de concilios religiosos, la organización de la iglesia primitiva, qué recursos utilizada aquella iglesia para hacer grandiosas obras evangelísticas y benévolas, más otros temas relacionados.

“Hno. Homero,

        Que Dios le bendiga; encontré su página y hubo un estudio en particular del cual me gustaría abundar un poco pues no creo que la explicación no es fiel según la Palabra, y tal vez cayendo en una lógica falta.  Primeramente y sin citar muchos versículos al menos por ahora, pues el diezmo no es algo que murió con el viejo pacto, ni tampoco meramente un "mandato" o algo por el estilo que solamente corresponde a la ley.

- Comentario. Desde luego, afirmarlo no es probarlo. La afirmación es solo un elemento de la argumentación, siendo acaso el más fácil de confeccionar. Traer información o razonamientos de peso para sostenerla es necesario, sin los que la afirmación se queda flotando en el aire.

        Como pastor de una iglesia pentecostal, siempre he hablado de la bendición del diezmo pues Dios dice "probadme ahora en esto"... y aunque el libro de Malaquías está en el viejo testamento, no debe ser meramente echado a un lado por ello.  Los levitas eran sumos sacerdotes para el pueblo de Dios; los pastores somos "los sacerdotes" de la iglesia de Cristo.  Y si la Palabra nos enseña que el que trabaja para el evangelio, viva del evangelio pues no sé como sería posible hacerlo sin que el pueblo diezme fielmente (cuando puede) y que ofrende con acción de gracia.

-Observación. Que “el libro de Malaquías… no debe ser meramente echado a un lado por” encontrarse “en el viejo testamento” es una afirmación que usted deja flotando en el aire. ¿Se fija? Usted no ofrece pruebas que la sostengan. De mi parte, afirmo que todo el Antiguo Testamento, incluso Malaquías, fue clavado en la cruz, anulándolo y abrogándolo Dios mismo. Entre abundantes pruebas a favor de esta afirmación, traigo solo tres:

- 2 Corintios 3:6-17. “El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto… Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria … ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu?” El Antiguo Pacto “fue con gloria… perece… había de ser abolido” . Este pasaje ningún defensor de sábados, alimentos inmundos conforme a la ley mosaica o diezmos, lo ha podido arrebatar jamás, enseñando el Espíritu Santo a través de él la abolición de todo el Viejo Pacto de Sinaí, y no tan solo de una parte. En el “todo” figura el diezmo designado a sostener al sacerdocio levítico.

-Colosenses 2:13-17. Anulando el acta de los decretos… quitándola de en medio y clavándola en la cruz … Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir ; pero el cuerpo es de Cristo.” Lógicamente, la exhortación “nadie os juzgue” no se limita solo a comida, bebida, días de fiesta, luna nueva y días de reposo. Estos no eran los únicos “decretos” del acta anulada, quitada y clavada en la cruz. Bien pudiera el apóstol Pablo haber añadido muchísimos decretos a la lista, incluyendo la circuncisión, los holocaustos, el incienso, los panes de la propiciación, la sangre de los animales sacrificados, las vestimentas sacerdotales, los instrumentos músicos y los diezmos. Pero, ¿era preciso desglosarlos todos, uno por uno, para que los colosenses no porfiaran sobre “los no mencionados”? ¿No dicta la razón que todos “los decretos” del acta quitada, anulada y clavada en la cruz caen en la categoría de mandamientos que el ministro competente del Nuevo Pacto no impone a la iglesia?

-Hebreos 7:12. “Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley.”

-Su argumento analizado. Usted afirma: “Los levitas eran sumos sacerdotes para el pueblo de Dios; los pastores somos ‘los sacerdotes’ de la iglesia de Cristo.”

-Aclaración. Bajo la antigua ley, servía un solo sumo sacerdote a la vez, identificándose los demás levitas que servían como “sacerdotes”, sin el adjetivo “sumo”.

-¿En qué texto del Nuevo Testamento se nos enseña que “los pastores somos ‘los sacerdotes’ de la iglesia de Cristo” ?

-Si los pastores son “los sacerdotes de la iglesia de Cristo” durante la Era Cristiana, ¿qué son los demás miembros de la iglesia? He aquí el meollo del asunto: ¡todos los miembros de la iglesia de Cristo son sacerdotes, según el Nuevo Testamento! ¡TODOS! Reiteramos: ¡TODOS! Presento pruebas indubitables tomadas directamente del Nuevo Pacto sellado con la sangre del Señor.

- “Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo , para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio , nación santa, pueblo adquirido por Dios” (1 Pedro 2:5 y 9).

-¿Escribe el apóstol Pedro: Vosotros los pastores son sacerdocio santo, real sacerdocio” ? ¡Claro que no! “Vosotros” abarca a todos los cristianos fieles. Ofrecer “sacrificios espirituales” , ¿es deber solo de los pastores? ¡Negativo, en absoluto! Todo cristiano ha de ofrecerlos.

-¿Escribe el apóstol Pedro: Vosotros los pastores son sacerdocio santo, real sacerdocio, para recibir los diezmos de la feligresía de sus congregaciones” ? ¡No, señor! Semejante fraseología no pocos pastores quisieran, sin duda, atribuir a la pluma de Pedro, pero nada parecido aparece, ni por inferencia, en sus cartas.

- “Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 1:6-7). ¿Acaso hace Dios “reyes y sacerdotes” solo a los pastores ? ¿Son ellos los únicos que Dios ama, lavando sus pecados con la sangre de Cristo? Dios ama a todos los cristianos fieles por igual, habiendo lavado a todos ellos de sus pecados, y ¡haciéndolos a todos “reyes y sacerdotes” !

-Esto de “los pastores somos ‘los sacerdotes’ de la iglesia de Cristo” pone al descubierto el concepto, totalmente carente de apoyo neotestamentario, que los pastores de las iglesias pentecostales, evangélicas o protestantes suelen tener de sí mismos. Que estas palabras no hagan tropezar a nadie. Estos son campos de milicia espiritual. Los conflictos entre creencias, conceptos, posiciones doctrinales o prácticas se vuelven, a menudo, duros. Quien no esté preparado para la batalla más le vale no estar en el área de milicia. El que está preparado no huye, escandalizado, por el señalamiento o unas expresiones que no le agraden. Digo: el pastor típico se coloca frente a su congregación como si fuera él el único “sacerdote” de la iglesia . ¿No es así? Se arroga títulos, autoridad y poder que el Espíritu Santo no le concede , incluso la autoridad de exigir el diezmo, pues él es el “sacerdote” de la iglesia, según él. Hace y deshace. Manda. Se impone. Exige. Se enseñorea. Tal oficio no lo hallamos en el Nuevo Testamento para las congregaciones del Señor. Al contrario, la congregación organizada bíblicamente cuenta con una pluralidad de pastores que la cuidan y alimentan, llamándose estos también “obispos” o “ancianos”.

- “Y constituyeron ancianos en cada iglesia” ( Hechos 14:23 ). “Ancianos” : plural; al menos dos ancianos para cada congregación.

-Todo texto del Nuevo Testamento relacionado con la organización de las congregaciones armoniza perfectamente con el patrón establecido por Pablo y Silas bajo la dirección inmediata del Espíritu Santo. En esta ocasión, no copiamos todos. El amante de la verdad divina, al dudar de lo afirmado, buscará, pensamos, cada uno, estudiando todos objetivamente. Hechos 20:17-32 ; 15:4-6; Tito 1:1-10 ; Filipenses 1:1 ; 1 Timoteo 3; 5:17-20; Hebreos 13:17 ; 1 Pedro 5:1-4 .

-La pluralidad de pastores (obispos, ancianos ) frente a una congregación ofrece grandes beneficios , entre ellos el de evitar que un solo hombre se adueñe de la iglesia, como lo hizo el infame Diótrefes (3 Juan 9-10). El apóstol Pedro advierte a los ancianos (pastores, obispos): “Apacentad la grey de Dios… cuidando de ella, no por fuerza , sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta , sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” ( 1 Pedro 5:2-3 ). El diezmo del Antiguo Testamento, no renovado en el Nuevo, cae en la categoría de “ganancia deshonesta” , como además todas las mercaderías que la mayoría de los pastores de las iglesias mencionadas promueven.

-Otro argumento analizado. “Y si la Palabra nos enseña que el que trabaja para el evangelio, viva del evangelio pues no sé como sería posible hacerlo sin que el pueblo diezme fielmente (cuando puede) y que ofrende con acción de gracia.”

-Análisis. Ciertamente, al ministro competente del Nuevo Pacto el Espíritu de Dios le concede el derecho de recibir “salario” ( 2 Corintios 11:8 ). Diezmos no, que conste, sino, recalcamos, “salario” . Sin imponerse a las congregaciones, demandando autoritaria o dictatorialmente que lo sostengan ( Filipenses 4:10-20 ). Se sobreentiende que el incompetente no merece sostenimiento de parte de la iglesia.

-¿ De qué fuente provienen los fondos para cubrir salarios para los ministros competentes del Nuevo Pacto? De las ofrendas dadas voluntariamente el primer día de la semana ( 1 Corintios 16:1-2 ; 2 Corintios 8:1-12 ; 9:6-15). Hermano Javier, usted no se explica cómo sea posible esto, pero ¡funciona! Funciona cuando se le inculca a la membresía la verdadera doctrina neotestamentaria de dar “generosamente” , “según lo que uno tiene, no según lo que no tiene” . La clave para lograr que funcione es adoctrinar e incentivar bíblicamente, creando en cada miembro conciencia. Soy testigo de que funciona. Nuestra hermandad provee salarios para miles de predicadores, sin jamás recurrir a diezmos o mercaderías. Además, efectuamos obras benévolas de gran alcance. En adición, se construyen planteles donde llevar a cabo el culto y realizar diversas obras espirituales. ¡Todo sin imponer diezmos o mercadear! ¿Por qué no implementar usted el patrón divino para el sostenimiento de obreros, conforme al Nuevo Testamento?

        El argumento de que la iglesia primitiva no diezmaba es muy correcto, pero no diezmaba sino que daba el 100%.  La Palabra nos enseña que vendían sus posesiones y lo compartían todo.  Ahora hermano Homero, ¿cómo me sería posible (al menos en mi caso), operar un templo propio que se ha comprado con las ofrendas, diezmos y actividades de los hermanos? Sin el diezmo, ¿cómo se pagaría la mensualidad de la propiedad, el agua, la luz, la gasolina de el transporte de la iglesia, el pago de los vehículos para el transporte de los hermanos, arreglos al templo, la compra de instrumentos, equipo de sonido, Biblias, material de escuela dominical, ayuda a los hermanos necesitados, mantenimiento del edificio (plomería, arreglos o modificaciones al templo), compra de bancas, sillas, mesas, etc.?

-Respuesta. Pues, ¡de la misma manera ya indicada! Fíjese: todos los gastos mencionados por usted, con la excepción de “instrumentos” , también los tenemos nosotros , y los cubrimos ¡sin jamás pedir diezmos, hacer “actividades” de ventas, montar tele maratones para recaudar fondos, etcétera! ¿Cómo? ¡Haciéndonos del mismo espíritu generoso que había en gran parte de la iglesia primitiva! Esforzándose para imitar a aquellos hermanos del Siglo I, quienes daban conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas” , abundando “en riquezas de su generosidad” , a pesar de “su profunda pobreza” , en el caso de las congregaciones de Macedonia ( 2 Corintios 8:1-12 ). Muy al pesar nuestro, no todos los que componen nuestra hermandad imitan a los cristianos generosos del Siglo I, pues hay inmaduros o insinceros que aportan poco o nada, entre quienes figuran algunos que no dan lo que pudieran y debieran, alegando que no tienen que diezmar, justificándose.

-Dejándonos llevar por las palabras que usted escribe, deducimos que usted mismo capta y comprende el tremendo espíritu de generosidad que había en la iglesia primitiva. ¿Por qué no intentar que la congregación donde usted ministra lo tenga? La admirable generosidad de muchos cristianos del Siglo I superaba el ritualista diezmo judío. Aceptando usted que “El argumento de que la iglesia primitiva no diezmaba es muy correcto” , ¿con qué justificación seguir predicando e imponiendo el diezmo? Existe una alternativa enteramente bíblica: la ofrenda generosa apartada el primer día de cada semana.

        Por la gracia del Señor, aún trabajo en lo secular y cuando comencé con mi familia la iglesia que ahora pastoreamos de 0, pagaba los gastos de un pequeño edificio alquilado, y en 4 años cuando las almas comenzaron a llegar pudimos comprar un edificio propio de 8,555 pies cuadrados.  Al presente con lo que me gano, con una esposa y 4 hijos no podría sufragar los gastos de operación del templo que Dios nos ha dado si no fuera por los hermanos fieles que diezman.  Yo no demando el diezmo hermano Homero, pero enseño la sana doctrina con la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis.  Sin predicar prosperidad, he visto hermanos prosperados por su fidelidad a lo que Dios (no el hombre) escribió en Su Palabra.  Si el dice que va a abrir las ventanas de los cielos y va a derramar bendición hasta que sobre abunde, pues eso exactamente es lo que Dios hará si lo crees sin debatir si tengo o no que parar el diezmo, o lo que mi pastor hará con el diezmo.  De hecho, ¿cómo vivirían los pastores que solamente viven de los diezmos y primicias de la iglesia si el diezmo fuera una vieja enseñanza que debería ser descartada?

-Comentario. Sinceramente, admiro su entrega y empeño. No dudo de que Dios haga prosperar aun materialmente a muchos de sus hijos, pues él es “poderoso… para hacer que abunde en vosotros toda gracia” ( 2 Corintios 9:8-11 ). Otra cosa es el falso y dañino “evangelio de la prosperidad”, en el que se obvia osada y vergonzosamente la “la profunda pobreza” que sufrieron los cristianos de Macedonia, la hambruna que azotó a cristianos de Judea, la estrechez que pasó el apóstol Pablo repetidamente, etcétera. Los demás planteamientos suyos sobre “los pastores que solamente viven de los diezmos y primicias” , etcétera, efectivamente, ya los tratamos. Solo quisiera hacerle la siguiente pregunta: ¿No es cierto que entre esos pastores hay un número alarmante de incompetentes, vividores, vagos e inmorales?

        Al hermano que escribió que se le obligaba pues eso está mal, pues si diezmas por obligación y sin gozo sabiendo que Dios multiplicará, pues mejor que ni diezme hasta que lo pueda hacer con gozo. Cuando comencé en el evangelio, debatí con la enseñanza del diezmo porque mi pastor era un hombre sumamente prosperado que se ganaba más de 3 veces lo que yo me ganaba al mes. Pero cuando comprendí que Dios quiere que diezmemos para probar nuestra fidelidad y para poder bendecirnos pues ya lo comencé a hacer creyendo y Dios se ha glorificado en mi vida y la de mi familia. La iglesia y todo lo que ella trae consigo no es solamente del pastor, es de la congregación.  Y además, de nuestras iglesias sacamos el diezmo de los diezmos para enviar a las oficinas centrales de lo cual se ha usado para alcanzar 59 países y con planes de entrar a Afganistán, Sur África, e Israel este año.  De allí utilizamos para bendecir a los misioneros que con mucho sacrificio han abierto 14 Iglesias en la India (a penas comenzando y muchísimo más terreno para cubrir), en Guinea Ecuatorial, Malabo, y muchísimos otros países los cuales sin el diezmo sería imposible realizar.

-Dudas y preguntas.

- ¿De dónde saca usted eso de que “Dios quiere que diezmemos para probar nuestra fidelidad y para poder bendecirnos” ? No del Nuevo Testamento de Cristo, se lo aseguro, pues el diezmo no es ley para la iglesia, como usted mismo acepta. En términos de “probar nuestra fidelidad”, la ofrenda voluntaria y generosa, dada los domingos, y no todos los días, como propone cada cristiano en su corazón, no “por necesidad” ni “con tristeza” , “según lo que uno tiene, no según lo que no tiene” ( 2 Corintios 9:7 ; 8:12; 1 Corintios 16:1-2 ), es un medio mucho más efectivo que el diezmo, ¿no le parece?

- ¿De dónde saca usted eso del “diezmo de los diezmos para enviar a las oficinas centrales” ? ¿Del Nuevo Testamento? ¿Del Antiguo Testamento? ¿O de los reglamentos y exigencias del concilio al cual se somete usted y su congregación? La iglesia primitiva no tenía “oficinas centrales” . Ninguna congregación enviaba “el diezmo de los diezmos” a otra congregación o a algún cuartel general. Es más: ninguna congregación presentada en el Nueva Testamento pertenecía a un “concilio”. Los “concilios” son organizaciones humanas. Dios mismo organizó a su iglesia. No puso sobre las congregaciones a “concilio” alguno. Cada congregación organizada según el modelo divino es gobernada por una pluralidad de pastores (ancianos, obispos). Ni ingiere en ella ninguna organización externa.

-¿Con qué “sin el diezmo sería imposible realizar” obras evangelísticas de largo alcance, bien sea en la India, África o cualquier otro lugar? Sin embargo, nuestra hermandad, sin imponer diezmos o someterse a concilio alguno, ha llevado el evangelio puro a los confines de la tierra, ya existiendo en la India y varios países del continente africano miles de congregaciones que se someten solo al Nuevo Testamento. Toda la gloria para el Señor.

-A propósito, los oficiales de los concilios, ¿reciben salarios? ¿Qué función hacen que no puedan hacer los ancianos (pastores, obispos) debidamente calificados al frente de una congregación local? A mi entender, los administradores de “concilios” (“reverendísimos” presidentes, “reverendos” vicepresidentes, secretarios, tesoreros, representantes, etcétera) lo que hacen es consumir ellos mismos muchos recursos (“el diezmo de los diezmos”, cuotas, etcétera), los que, no invertidos en ellos, bien pudieran utilizarse directamente en obras evangelísticas o benévolas con más dividendos positivos. ¿Qué me dice usted?

        Entonces, hermano Homero, ¿es necesario el diezmo?; yo digo que absolutamente SÍ.  El pueblo debe hacer todo lo posible para ser fieles con sus diezmos de todos los ingresos.  Sacarlo primeramente para Dios con gozo, y Dios se encargará del resto. Si hay situaciones extenuantes, pues yo sé que las hay y eso no debe ser razón de vergüenza y algo que debe hablar con su pastor. Pues de los diezmos si tenemos que ayudar en situaciones extenuantes también lo hacemos. Confiemos en Dios, diezmemos y ofrendemos con gozo pues así seguiremos avanzando y bendiciendo la obra de Dios y Dios nos bendecirá abundantemente.

Comentario. Respetado Javier, si la iglesia primitiva no diezmaba, hecho que acepta usted, ¿con qué lógica afirmar usted que es “absolutamente” necesario el diezmo? Si la iglesia primitiva podía realizar grandiosas obras evangelísticas y caritativas, amparándose, no en el diezmo, sino en la generosidad voluntaria de los cristianos, ¿por qué no puede hacer otro tanto la iglesia de actualidad? Mi convicción personal es que no solo puede sino que debe. Librarse de esa mentalidad de “diezmos, el diezmo de los diezmos, mercaderías, los pastores somos los sacerdotes de la Iglesia, concilios, etcétera”, para luego inculcar a los creyentes del presente el superior espíritu de inigualable generosidad que había en la iglesia primitiva, ¿no es esta la clave para una iglesia más bíblica y dinámica?

-Mi ferviente deseo es que usted y este servidor hablemos “una misma cosa” ( 1 Corintios 1:10 ), bien sea acerca de diezmos, ofrendas voluntarias o cualquier otra doctrina fundamental de la Biblia. Para mí, este intercambio de argumentos es edificante. Le ruego perdone cualquier expresión que lastime innecesariamente.

-Para servirle en el Señor, Homero Shappley de Álamo

Que Dios le bendiga y le guarde hermano Homero.

Respetuosamente, Pastor Javier

 

Diezmos: muchos estudios, intercambios y testimonios disponibles en esta Web

 


 

El chileno Alex B. nos “procesa” por alegadas “inconsecuencias bíblicas en el tema
del diezmo”

-Algunos puntos y textos tratados en este estudio. 

-Levítico 31:27. “Rescatar algo del diezmo”, pagando el 20%. ERA UNA OPCIÓN  DE PLENA LIBERTAD DAR EL DIEZMO EN DINERO, CON LA  SALVEDAD DE AÑADIRLE UN QUINTO” .

-Judaizantes actuales pisan los talones de aquellos del Siglo I. Gálatas 5:1-4.

-El grave error de todo judaizante: esclavizar a la antigua ley de Moisés, haciendo que los creyentes en Cristo se desliguen de él.

-2 Timoteo 3:16-17. Valor del Antiguo Testamento para la iglesia. El Nuevo Testamento, ¿disponible en el Siglo I?

-2 Corintios 11:9; Filipenses 4:10-20. ¿Diezmos o “salario” para los siervos de Cristo que anuncian su evangelio?

-Pablo no buscaba ni siquiera “dádivas” , pero el típico “pastor pentecostal” busca no solo diezmos sino beneficios adicionales que abunden en su cuenta personal.

-La generosidad del cristiano maduro supera la del israelita que daba el diezmo.

Carta del obispo Alex. Respondemos.
(La carta copiada electrónicamente.)  

“PROCESO A LA IGLESIA DE CRISTO POR SUS  INCONSECUENCIAS BIBLICAS EN EL TEMA DEL DIEZMO.

 1.- GRAVE ERROR EN LA PREGUNTA 5. SÍ EXISTIÓ UN  SACERDOCIO ANTES DEL LEVÍTICO Y FUE EL DE MELQUISEDEC, DEL CUAL NO SE REGISTRA NI SU PRINCIPIO  NI SU FIN, ¿O PUEDEN, BÍBLICAMENTE USTEDES FIJAR UN  PRINCIPIO PARA ESTE SACERDOCIO, BAJO CUYO ORDEN  CRISTO FUE ORDENADO SACERDOTE? (HEBREOS 5:6). AL SER UN TIPO DEL SACERDOCIO DE CRISTO, Y MÁS QUE ESO,  DIOS SE VALE DE ESTE SACERDOCIO PARA DECLARAR A  CRISTO SUMO SACERDOTE (HEBREOS 5:10) ¿PUEDE LA  "IGLESIA DE CRISTO FIJARLE UN PRINCIPIO Y LLEGAR A  DECIR:" QUE DURANTE LA ERA PATRIARCAL NO EXISTÍA NINGÚN SACERDOCIO ESPECIAL? POR FAVOR.... NO  PEQUEMOS DE IGNORANCIA...”  

Orientación de parte nuestra. Estimado Sr. Alex B., ¿no vio usted en nuestro sitio el siguiente estudio bien detallado sobre el sacerdocio de Melquisedec?

www.editoriallapaz.org/diezmos_melquisedec.html/ DIEZMOS en la IGLESIA. Melquisedec, Abraham y Cristo. ¿Debemos los cristianos diezmar porque Abraham dio diezmos a Melquisedec? Hebreos 7:1-10; Génesis 14:17:20  

“2.- DESDE LA PREGUNTA 6 A LA 9, USTEDES TRATAN DE  DECIR QUE EL DIEZMO NO CONSISTÍA EN DINERO Y QUE ERA  RECIBIDO UNA VEZ AL AÑO. AL RESPECTO, ME ASOMBRA VER  TANTA IGNORANCIA JUNTA. ¿COMO INTERPRETÁIS LEVÍTICOS  27:31 DONDE LA BIBLIA HABLA DE AÑADIR LA QUINTA  PARTE DE SU PRECIO POR ELLO? ¿A CASO CUANDO HABLAMOS  DEL PRECIO DE ALGO NO LO ESTAMOS REDUCINDO A DINERO ?  SI USTEDES SE PREOCUPARAN DE ESTUDIAR LAS COSTUMBRES  DE DAR EL DIEZMO SE DARÍAN CUENTA QUE ERA UNA OPCIÓN  DE PLENA LIBERTAD DAR EL DIEZMO EN DINERO, CON LA  SALVEDAD DE AÑADIRLE UN QUINTO . EL MOTIVO POR EL  CUAL SE HABLA DE LA ENTREGA ANUAL DE LOS DIEZMOS ES  MUY SIMPLE, DADO A QUE LA SOCIEDAD ERA AGRÍCOLA Y GANADERA . SI LA LEY DE MOISÉS HUBIERA SIDO DADA EN  ESTA EDAD , A LOS ISRAELITAS, LOS PRINCIPIOS DE  RECOLECCION DE DIEZMOS HUBIESEN SIDO EN CONFORMIDAD A LOS SUELDOS Y TRABAJOS DE LA EPOCA . POR FAVOR...  PRESENTEN ARUMENTOS DE PESO. NO NIÑERÍAS.”  

Contra argumentos. Pues, ya que soy, según usted, tan ignorante, quizá no tenga la capacidad de entender Levítico 27:31, pero lo intentaré, con la ayuda del Señor. Veamos lo que ordena Dios a Israel. “Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello.”

- “Rescatar algo del diezmo.”  Me fijo en el verbo “Rescatar” . Para mi pobre intelecto, la idea es redimir o retener “algo” del diezmo. Ahora bien, si el diezmo podía ser dinero en efectivo, la idea de “rescatar algo del dinero del diezmo”, pagando la quinta parte, o sea, el 20% por encima de su valor, para hacerlo, se vuelve un tanto absurda, digo, a mi humilde parecer. Obviamente, ningún israelita en sus cabales iba a “rescatar” dinero de un “diezmo de dinero” . Aunque hubiese excepciones, esencialmente el diezmo era de los frutos de la tierra y animales, comprobándolo el mismo contexto de Levítico 27:31.

- “Y el diezmo de la tierra , así de la simiente de la tierra , como del fruto de los árboles , de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová” (Levítico 27:30).

- “Y todo diezmo de vacas o de ovejas , de todo lo que pasa bajo la vara , el diezmo será consagrado a Jehová” (Levítico 27:32).

-Israelita, ¿quiere usted “rescatar” una vaca u oveja del diezmo de vacas y ovejas? Debe pagar su valor, más el 20%.

-El dinero que produce esta transacción es dinero del rescate , y no, técnicamente, “diezmo de dinero”. Me parece percibir una diferencia importante entre “dinero de rescate” y “diezmo de dinero”. ¿O me equivoco?

-Asegura usted que ERA UNA OPCIÓN  DE PLENA LIBERTAD DAR EL DIEZMO EN DINERO, CON LA  SALVEDAD DE AÑADIRLE UN QUINTO” .

-A decir la verdad, se me confunden los pensamientos al leer sus palabras. Esta desconcertante confusión, ¿se debe a mi debilidad intelectual o acaso a desaciertos en su afirmación?

-La única “opción” que discierno personalmente en Levítico 27:31 es la de “rescatar algo del diezmo” , y no la de sustituir el “diezmo de dinero” por el de la tierra, la simiente de la tierra, frutos, vacas, ovejas, etcétera. No veo en Levítico 27:30-32 “una opción de plena libertad dar el diezmo en dinero” . ¿Dar el diezmo de dinero, no dando antes, o no dando, punto, el diezmo de los frutos de la tierra y animales ? En definitiva, esto no es lo que se plantea en el texto. Jehová no dice: “En lugar de diezmar de los frutos de la tierra y los animales, están en plena libertad de optar por diezmar de dinero, con tal que añadan el quinto” . ¿Cómo calcular el quinto si el diezmo es solo de dinero y no de bienes? He aquí el meollo del asunto: ¡el quinto añadido presupone el previo diezmo de bienes, y no tan solo de dinero! ¿Lo capta usted?

-Luego, se pone usted a especular sobre el por qué de diezmos anuales, y no semanales o mensuales, atribuyendo las instrucciones de Dios a  las circunstancias accidentales de aquella “sociedad… agrícola y ganadera” , diciendo que SI LA LEY DE MOISÉS HUBIERA SIDO DADA EN  ESTA EDAD… LOS PRINCIPIOS DE  RECOLECCION DE DIEZMOS HUBIESEN SIDO EN CONFORMIDAD A LOS SUELDOS Y TRABAJOS DE LA EPOCA” , añadiendo: “POR FAVOR...  PRESENTEN ARUMENTOS DE PESO. NO NIÑERÍAS” .

- Sinceramente, estoy tratando de evitar “niñerías” . Sucede que “la ley de Moisés” no fue dada para esta Edad, o sea, para la Edad Cristiana, sino más bien solo para el pueblo de Israel (Éxodo 31:12-17), y solo para el tiempo antes de la validación del Nuevo Testamento mediante la muerte del testador Jesucristo (Hebreos 9.15-17). Por lo tanto, no viene al caso cualquier especulación suya sobre “principios de recolección de diezmos” ajustados a nuestra época.

-Además, al Cristo  proclamar su Nuevo Testamento, amplia oportunidad tenía de emitir nuevas ordenanzas sobre el diezmo que determinaran su uso en la iglesia durante la nueva Era Cristiana. Pero, no se hallan tales ordenanzas en el Nuevo Testamento , razón fuerte para deducir que el Señor no quiso implantar el diezmo en la iglesia. La ley de diezmar fue clavada en la cruz (Colosenses 2:14-16), juntamente con el sacerdocio levítico, los holocaustos, el incienso, los días de reposo (sábados) y demás mandamientos de la ley de Moisés (el Antiguo Testamento), no pasando a formar parte del “régimen nuevo del Espíritu” (Romanos 7:6).

-El diezmo Cristo no lo adaptó para su iglesia. Pero, los pentecostales lo adaptan para la suya . También los adventistas del séptimo día y otras iglesias. Sin autorización divina, fijan “principios de recolección de diezmos… en conformidad a los sueldos y trabajos” de su membresía. Su error mayúsculo es el mismo cometido por los judaizantes en la iglesia del Siglo I. Estos, teniendo aún puesto el velo de la antigua ley (2 Corintios 3:14-17), pretendían imponer la circuncisión (Gálatas 5:1-3), y guardaban “los días, los meses, los tiempos y los años” (Gálatas 4:10), volviéndose “de nuevo a los débiles y pobres rudimentos” (Gálatas 4:9). Pisan sus talones los judaizantes de actualidad , pues estos imponen el diezmo, astutamente “adaptándolo” para vivir de él, explotando al máximo a la membresía carente de conocimiento del Nuevo Testamento y amenazada constantemente por fulminaciones de “¡Usted es ladrón si no da el diezmo!” El grave error de todo judaizante es el de someter a los cristianos al “yugo de esclavitud” del Antiguo Testamento, llevándolos a desligarse de Cristo y caer de la gracia. Señor Alex, le ruego lea una y otra vez la siguiente advertencia del Espíritu Santo.

-“De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído” (Gálatas 5:4). Dígame: ¿tiene salvación el que está desligado de Cristo, o el que ha caído de la gracia? De ahí, la gravedad de judaizar. Enseñar el diezmo de la antigua ley de Moisés es judaizar.

-“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres; y no estáis otra vez sujetos a esclavitud” (Gálatas 5:1). Imponer el diezmo en la iglesia es sujetar a los feligreses a la esclavitud de la antigua ley, privándoles de la libertad a la que tienen derecho en Cristo.  

 

“3.- USTED DICE EN LA PREGUNTA 22 QUE EL ANTIGUO  TESTAMENTO FUE  ABROGADO CITANDO ERRÓNEAMENTE HEBREOS  7:18-19. ¿HA DIMENCIONADO LA ESTUPIDES QUE HA  ESCRITO? ¿HA LEIDO CORRECTAMENTE ESTOS DOS VERSÍCULOS? ¿NOS HABLAN DEL ANTIGUO TESTAMENTO O DEL  SACERDOCIO AARÓNICO CONSTITUIDO CONFORME A LA LEY  DEL MANDAMIENTO ACERCA DE LA DESCENDENCIA (7:16)? SI  USTED QUIERE CITAR EL NUEVO TESTAMENTO, HÁGALO  CORRECTAMENTE, NO ESCRIBIENDO HEREJÍAS.¿NO HA LEÍDO CÓMO PABLO LE LLAMA AL ANTIGUO TESTAMENTO EN  2 TIMOTEO 3:16-17? ¿CUÁL ERA LA ESCRITURA INSPIRADA  POR DIOS QUE EL TENIA A SU DISPOSICIÓN ERA EL  ANTIGUO O NUEVO TESTAMENTO QUE TODAVÍA NI EXISTÍA SU CANON?”  

a)  Todo el Antiguo Testamento fue abolido, y no tan solo el sacerdocio aarónico o el decálogo. La prueba irrefutable para esta afirmación la tenemos en 2 Corintios 3:6-17, texto que ningún sabatista o judaizante haya podido arrebatar jamás. Respetuosamente, le retamos a escribir una exposición sobre mencionado pasaje, sosteniendo lo contrario de lo que afirmamos.

b)  Al escribir el apóstol Pablo las letras de 2 Timoteo 3:16-17, disponía no solo del Antiguo Testamento sino también del Nuevo. Este Nuevo el Señor mismo comenzó a revelarlo (Hebreos 2:1-4), completándolo el Espíritu Santo al revelar a los apóstoles “toda la verdad” (Juan 16:13). La segunda carta a Timoteo el apóstol Pablo la dictó en el año 66 d.C., treinta y tres años después de Pentecostés del año 33 d.C. (Hechos 2), fecha en que el Espíritu Santo inició su obra de revelar a los apóstoles “toda la verdad” . Ya Pablo había escrito trece libros y cartas, incluso Romanos y Hebreos. Para el año 66 d.C., ¿no sabía Pablo el Nuevo Testamento de Cristo? ¡Claro que sí! ¿Se atreve usted a negarlo? El Nuevo fue revelado primero verbalmente, mediante los dones sobrenaturales. Luego, su contenido fue escrito por hombres inspirados. Gran parte de estos escritos inspirados ya existía para el año 66, estando en circulación entre las congregaciones (Colosenses 4:16). Señor Alex, ¿quiere usted decir que la iglesia del Siglo I no contara con el Nuevo Testamento? Los hechos prueban lo contrario. Lo recibió verbalmente, luego en su forma escrita, y en su totalidad para el año 96 d.C. cuando el Apocalipsis fue dado al apóstol Juan. Lo de “canon” solo sirve para desorientar a mentes no bien informadas, tratándose de un vocablo no bíblico, envuelto en “sombras de erudición”, las que sirven solo para ofuscar.

c)  Que quede claro para usted, y toda alma sinceramente interesada en estos temas: el Antiguo Testamento tiene mucha importancia para la iglesia hasta el día de hoy, pero nunca como cuerpo de leyes divinas para ella . Su historia, sus ejemplos, sus profecías y su tipología, todos son de mucho valor para la iglesia (Romanos 15:4; 1 Corintios 10:1-11; 2 Pedro 1:19-21; Hebreos 9), pero sus estatutos y mandamientos todos caducaron en la cruz .                                                                                                                       

“4.- USTED DICE EN LA PREGUNTA 25 QUE EL TEMPLO  ESTABA EN VIGENIA CUANDO SE ESCRIBIO EL CAPITULO 7  DE HEBREOS. ¿COMO SABE USTED ESO? ¿NO HA LEIDO LOS  ESTUDIOS BIBLICOS DE LA ERUDICION ACTUAL?¿NO PODRÍA

 EL LIBRO DE HEBREOS HABER SIDO ESCRITO DESPUES DEL  70?¿QUIEN ESCRIBIO EL LIBRO? QUEDA CLARO QUE USTED  ESTÁ DANDO POR SENTADO UN HECHO DEL CUAL NO HA  PRESENTADO PRUEBAS BIBLICAS NI MENOS RQUEOLÓGICAS.”  

-El consenso de los eruditos en materias de idiomas antiguos, historia de la iglesia primitiva e historia del Siglo I es que el apóstol Pablo escribió el libro de Hebreos antes del 66 d.C., el año que fijan para su muerte. Al tener usted evidencias contrariadas, sugerimos se las presente a ellos. El ejército romano sitió a Jerusalén, quemando el templo y arrasando la ciudad en el año 70 d.C., hecho testificado por el historiador Josefa, como además por otras fuentes fidedignas.  

“5.- EN LA PREGUNTA 16 COMETE UN TERRIBLE ERROR POR  NO LEER BIEN EL TEXTO, NI CONSULTAR MANUALES DE  INTERPRETACION RABÍNICA SOBRE EL DEBER DE DIEZMAR. USTED DA A ENTENDER QUE EL QUE VIVIA LEJOS NO CUMPLIA CON SU DEBER ENTREGÁNDOLE DINERO AL  SACERDOTE. LE ACLARO EL DIEZMO DEBIA ENTREGARSE  CORRECTAMENTE, "NO DESAMPARARÁS AL LEVITA QUE  HABITARE EN TUS POBLACIONES2 (dT.14:27). lA MISHNAH  LLAMA AL CANJE (HILUL MAHASER)QUE ERA LA CONVERSION  DEL DIEZMO EN DINERO. LA TPRAH, O LEY PRESCRIBIA  VENDER EL PRODUCTO, Y CON EL DINERO RESULTANTE,  ADQUIRIR EN JERUSALEN LOS ALIMENTOS AUTOIZADOS POR  LA TORAH Y DISFRUTARLOS ALLI. ESE ERA EL LUGAR  ORDENADO POR DIOS. ¿O USTED CREE QUE LOS JUDIOS  RESIDENTES EN OTRAS CIUDADES COMIAN EN CUALQUIER  PAIS LOS DIEZMOS SIN COMPARTIRLO CON LOS LEVITAS?

POR FAVOR.... REVISE SU INTERPRETACION.”  

-Más nubes de erudición que solo ofuscan, desorientando a mentes de poca preparación. Mishnah. Torah. Comentarios rabínicos sobre la ley de Moisés. Judíos de la dispersión. Nada de todo esto anula o altera lo que Jehová ordenó en el monte de Sinaí. De todos modos, todo el Antiguo Testamento –repetimos, TODO- pereció, siendo clavado en la cruz. 2 Corintios 3:6-17 es el texto irrefutable al respecto . Así pues, todo lo relacionado a cómo entregar el diezmo ninguna importancia tiene para los cristianos que disfrutamos la libertad que trajo Cristo. Vivimos bajo el Nuevo Testamento, y no bajo el Antiguo.  

“6.- EN LA PREGUNTA 22 USTED DICE QUE EL ANTIGUO  TESTAMENTO FUE CLAVADO EN LA CRUZ, CITANDO  COL.2:14-16. DÍGAME ¿ESTAMOS LEYENDO LA MISMA  BIBLIA? LA PALABRA DE DIOS ENSEÑA QUE LO QUE FUE  CLAVADO EN LA CRUZ, FUE EL ACTA DE LOS DECRETOS QUE  NOS ERA CONTRARIA Y ESTO NO ES EL ANTIGUO  TESTAMENTO, POR FAVOR....” 

-Sr. Alex, este servidor, juntamente con todos los que lean este estudio, aguardamos su identificación exacta y precisa del “acta de de los decretos” , y además, su exposición clara de toda oración y cláusula de 2 Corintios 3:6-17 . Hasta no tenerlas, de mi parte, seguiré convencido de que el “acta de los decretos” es sinónimo de “antigua ley” , o “Antiguo Testamento”.  

“7.-EN LA PREGUNTA 39 USTEDES AFIRMAR QUE EL NO  OFRENDAR ES ROBAR A DIOS. ¿DONDE ENSEÑA LA BIBLIA  ESO?¿CUAL ES EL VERSÍCULO BIBLICO QUE PERMITE APOYAR  AQUELLO? USTEDES SE CONTRADICEN Y USAN ERRONEAMENTE  EL NUEVO TESTAMENTO. ¡PREMIO DE 500 DOLARES SI ME  ENCUENTRA UN VERSICULO EN EL NUEVO TESTAMENTO QUE  DIGA QUE AL NO OFRENDAR "ME HAGO CULPABLE DE ROBAR A  DIOS"  

-Se queda usted con sus 500 dólares. Hasta donde sepa este servidor, no hay texto que lo diga exactamente así.  

“8.- SEGUN UESTDES ¿COMO DEBEN SOSTENERSE LOS MINISTROS DEL NUEVO PACTO? ¿OFRENDAS, AYUDAS, COLECTAS? ¿DONDE ENSEÑA ESO LA BIBLIA? ¿COMO SE SUSTENTA VUESTRO MINISTERIO? ¿TIENE LA FORMULA  BIBLICA?”  

a)       En ocasiones, el apóstol Pablo recibía “salario” de las iglesias. Que conste: diezmos no, sino “salario” . “He despojado a otras iglesias, recibiendo salario para serviros a vosotros” (2 Corintios 11:9). La congregación que provee el sostenimiento para este servidor determina mi “salario”. Los obispos (ancianos) de la congregación me consultan referente a mis necesidades, teniendo ellos, y no este servidor, la última palabra en cuanto a la cantidad del salario. Los fondos que suplen provienen de ofrendas voluntarias dadas el primer día de cada semana, y no de diezmos. Siguiendo este patrón bíblico del Nuevo Testamento, las congregaciones que componen nuestra hermandad sostienen a miles de evangelistas, efectuando, además, notables obras benévolas.

b)       “Y cuando estaba entre vosotros y tuve necesidad, a ninguno fui carga , pues lo que me faltaba, lo suplieron los hermanos que vinieron de Macedonia, y en todo me guardé y me guardaré de seros gravoso (2 Corintios 11:10). Dígame, Sr. Alex, esta noble actitud, ¿demuestra tenerla el típico “pastor pentecostal” ? Negativo, conforme a mis observaciones. Más bien, exige el diezmo, demanda el diezmo y se pone rabioso si no se lo dan completo. No le importa ser gravoso a la iglesia, o una carga para ella.

c)       En Filipenses 4:10-20, el apóstol Pablo agradece a la iglesia en Filipos sus aportaciones, diciendo: “No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta” (4:17). A diferencia de Pablo, el típico “pastor pentecostal” lo que busca es el diezmo, y beneficios materiales adicionales al diezmo que abunden en su cuenta personal . Digo, según mi conocimiento, pues he conocido a no pocos de ellos. A propósito, si la ley de diezmar estaba vigente en la iglesia del Siglo I, perdió Pablo tremenda oportunidad para reforzarla. Pudiera haber escrito “No es que busque diezmos…” . Pero, no dice “diezmos” sino “dádivas” . De hecho, en todo este pasaje, cuyo enfoque céntrico es la ayuda para Pablo, el diezmo brilla por su ausencia.  

 

“9.- cUANDO JESUCRISTO ENSEÑÓ QUE EL QUE ANUNCIA EL  EVANGELIO, VIVA DEL EVANGELIO ¿LO DIJO EN LA LEY O  EN LA GRACIA?” 

-Durante su ministerio terrenal, el Señor Jesucristo comenzó a revelar una parte del Nuevo Testamento (Hebreos 2:1-4. Mateo, los capítulos del 5 al 7, por ejemplo. “Oísteis que fue dicho… pero yo os digo.” ). Su pronunciamiento acerca de “vivir del evangelio” (1 Corintios 9:14) no significa, de modo alguno, que la antigua ley siguiera vigente durante toda la Era Cristiana. Tampoco implica que los predicadores del evangelio tuvieran derecho de exigir el diezmo. De haber Cristo programado que los predicadores del evangelio vivieran del diezmo, ¡tremenda oportunidad perdió de divulgarlo! Bien pudiera haber dicho: “Los que anuncian el evangelio, que vivan del diezmo” . Pero, esto no lo dijo.  

 “SI ME CONTESTAN, ESTARÉ GOZOSO DE SEGUIRLES ESCRIBIENDO, ESPERO QUE CONSIDEREN LOS ARGUMENTOS Y  QUE REPRODUZCAN EL TEXTO INTEGRAMENTE, NO SOLO LO  QUE LES CONVIENE.” 

Agradecemos su aportación, proporcionándonos la misma ocasión para esclarecer aún más el tema del diezmo.

En cuanto a la generosidad para con nuestro Dios y su grandiosa obra en la tierra, el cristiano maduro querrá superar la de los israelitas, es decir, si puede contribuir más de la décima parte de sus ingresos lo hará con alegría. Me consta que algunos lo hacen.

Que ninguno malinterprete mi oposición al diezmo, pues, Dios es mi testigo, no se debe a ánimo alguno de reducir o limitar contribuciones a la causa de Cristo. Me opongo al diezmo en la iglesia porque predicarlo e imponerlo significa volver a esclavizar a “los débiles y pobres rudimentos” por Cristo quitados. Quien “vuelve a edificar” lo que Cristo derribó, a saber, “la pared intermedia de separación… la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas” (Efesios 2:14-15), “transgresor” se hace, asegura Pablo (Gálatas 2:18). Imponer el diezmo es edificar lo que Cristo derribó.

El Señor alumbre nuestro entendimiento, capacitándonos para llevar la pura luz de su mensaje al mundo en tinieblas. Sr. Alex, le invito e insto a unirse a los “ministros competentes de un nuevo pacto” (2 Corintios 3:6). Prediquemos el Nuevo Pacto sellado con la sangre de Cristo (Mateo 26:28), y no el que fue purificado con la sangre de animales (Hebreos 9:18-20).

Le ruego me perdone cualquier palabra o expresión indebida.

Para servirle en Cristo,

Homero Shappley de Álamo

 


 

Pastor chileno, con bachiller en Teología, Profesor de Historia, Egresado de Derecho y Mediador Familiar, nos ataca violentamente.

(Copiamos su carta sin alterar en nada el contenido, ortografía o sintaxis.)

 

Estimado Sr. José Lema:

Esperamos que usted se encuentre bien de salud, juntamente con los suyos.

Pensaba no responder a su carta, ya que cae en la categoría de una evaluación totalmente subjetiva, pero al reflexionar sobre algunas de sus observaciones, y tomando en cuenta su posición de pastor letrado, me ha parecido más prudente traer algunas aclaraciones, las que, para mayor claridad, intercalo en su mensaje.

Escribe usted: “Realmente espero que el Señor les amoneste por su espíritu, si realmente están abierto a Él…”

-El Señor siempre me amonesta a través de su Palabra en la Biblia. Que este servidor esté “abierto a Él” , o no, pues él sabe. Me dedico a escudriñarlo todo, con el propósito de retener lo bueno; además a probar a los espíritus (pastores, profetas, evangelistas) que han salido por el mundo. Ya que el Espíritu Santo mismo me exhorta a hacerlo (1 Juan 4:1; 2 Tesalonicenses 5:21, más decenas de textos parecidos), mi conciencia no me reprende. Solo hago lo que Dios ordena, asintiendo mi sentido común a la ordenanza divina, ya que considero muy lógico examinar a otros antes de aprobarlos o seguirlos.

“… en cuanto a la publicación de éste tipo de "estudios", teológicamente, muy, pero muy discutibles, cosa que no estoy dispuesto a hacer con ustedes en éste momento…”

-Esta renuencia de presentar textos bíblicos o argumentos sólidos que prueben lo contrario de lo que sostenemos como la “sana doctrina” de Cristo solo sirve para reforzar aún más nuestra convicción. Los estudios que presentamos son “teológicamente, muy, pero muy discutibles” , o “llenos de errores” como escriben algunos, sin embargo, ¿quién cuenta con las armas espirituales para derribarlos? Con muy raras excepciones, los que emiten tales pronunciamientos ni siquiera intentan una refutación.

 “… ya que como bien sabrán, este tipo de "Estudios", más que bendecir y ser un ayo para los cristianos que anhelan aprender más de las escrituras, y que normalmente son muy pequeños en el Señor, porque por algo buscan dirección y enseñanza fuera de sus Iglesias, son más de tropiezo que de edificación…”

-Contrario a su opinión, miles de personas testifican que los “Estudios” son edificantes. Me pregunto por qué aun los “pequeños en el Señor… buscan dirección y enseñanza fuera de sus iglesias” . ¿No será por el pobre alimento que sus pastores suelen poner sobre la mesa? Mensajes repetitivos que giran sobre diezmos, ofrendas, actividades para recaudar fondos, testimonios, experiencias, “el Señor me ha revelado”, etcétera. Veinte minutos de pie, cantando el mismo “corito caliente” una y otra vez. “Bailo como David, bailo como David” , una y otra vez. Cosas de niños. Manipulación de sentimientos. Dado tal ámbito, ¿es de extrañarse que aun el más humilde y sumiso piense para sus adentros: “Debe haber algo más serio y maduro para mí, más nutriente, refrescante y espiritual, que satisfaga más las necesidades del alma” . El hambre de la verdad impela a las almas sinceras a buscarla. También es cierto que la verdad misma hace tropezar a los que no la aman sobre todas las cosas.

“… (supongo que conocen muy bien los ayes, especialmente aquel que dice sobre hacer caer a los pequeñitos...”

-¿Quién es culpable de hacer caer a los “pequeñitos”: el que les guía por caminos del error o el que les instruye correctamente? Por ejemplo, al principio del Siglo XX, los portavoces del pentecostalismo originado en Los Ángeles, California, llevados por su fogosidad evangelística, lograron reunir en muchos lugares del mundo a masas de gente analfabeta, de condiciones humildes, de cero o muy poco conocimiento de la Biblia, a quienes persuadieron a ser “pentecostales”. ¿Qué sabían aquellos “pequeños” de la sana enseñanza del Espíritu Santo? Fue fácil acorralarlos en los rediles pentecostales, ¿no? Y allí vivieron el engaño, engendrando la siguiente generación, a la que inculcaron celosamente el evangelio pervertido aprendido. Pregunto: el “pequeñito”, ¿se quedará “pequeñito” siempre? ¿No ha de crecer? Pero, ¿cómo crecer con una dieta que le deja raquítico, desnutrido? ¿Cómo ensanchar su mente y espíritu?

“… no sé si ustedes tienen el más mínimo conocimiento acerca de la gente que pueda dejar o salirse de una iglesia por causa de estos "estudios", que, por pocos que fueran.. uno en mil.. supongo que también saben de la "fiesta que hay en los cielos por cada pecador que se arrepiente, imaginen la fiesta en el infierno por cada cristiano pequeño que se aparta de Dios con la excusa o razón "aportada" por éste tipo de "estudios".

-Jamás nadie me ha dicho o escrito: “Yo salí de mi iglesia y me fui para el mundo a causa de esos “Estudios” . Dios es mi testigo. ¡Jamás! Quizás algunos lo hayan hecho. Pero, ¿en qué mente cabe tal decisión? Ciertamente no en la mente cuerda y racional, o espiritual. No es concebible que la persona que cree en Cristo, amando la verdad y la salvación, vuelva a practicar el pecado, alegando desacuerdo con cualquier mensaje o estudio religioso. Al contrario, tal persona estudia y analiza más, y todavía más, en el empeño sin cuartel de cerciorarse de la veracidad bíblica de su fe y práctica. A propósito, ¿cuántos “cristianos” salen de iglesias a causa de mercaderías, exigencia de diezmos, bochinches o escándalos sexuales de pastores o pastoras, “sueños” inventados, “revelaciones” que contradicen la Biblia, “testimonios” exagerados, confusión y desorden en los cultos, imposiciones arbitrarias de dictadores religiosos, etcétera, quedándose en casa, o yendo para el mundo? Pienso que usted sabrá que muchos lo han hecho. ¿Y por qué semejante decisión? Pues, en el caso de los sinceros de espíritu que deciden no acudir a ninguna iglesia, será, sin duda, porque no saben que existe algo mejor, una doctrina más pura, una iglesia más bíblica.


”Soy Pastor hace más de 10 años, bachiller en Teología, Profesor de Historia, Egresado de Derecho y Mediador Familiar,…”

-Sin ninguna intención de restar de sus logros académicos, simplemente observo que títulos y diplomas no eximen a nadie de ser puesto a prueba, ni significan necesariamente que su poseedor entienda correctamente las Sagradas Escrituras . Hay letrados y profesionales en todo tipo de iglesia y religión, ¿cierto? Irónicamente, en materias religiosas, el letrado o profesional parece ser casi tan susceptible al engaño que cualquier otro. Médicos, abogados, profesores, ejecutivos que practican y defienden el paganismo, la religión de la “Nueva Era”, distintas formas de espiritismo, supuestas “apariciones” de personajes muertos o seres celestiales; que se someten a jerarquías religiosas, respaldándolas con sus recursos tanto intelectuales como materiales.

“… pòr lo que conosco muchas iglesias que tienen prácticas poco escriturales, sin lugar a dudas, ni siquiera sujetas a discusión, pero también se que como le dijera Dios a Pedro, no era él quién podía llamar inmundo lo que había limpiado,…” 

-Disculpe: ¿qué relación tiene lo que dijo Dios a Pedro con “iglesias que tienen prácticas poco escriturales” ? ¿Quiere usted decir que Dios haya “limpiado” a referidas iglesias? ¿Cómo lo sabe usted? ¿Acaso se lo haya revelado Dios?  Si las limpió, ¿por qué aún siguen sus “ prácticas poco escriturales” ? De todos modos, el tema de Dios con Pedro no era el de “muchas iglesias distintas, con prácticas no escriturales” sino el de la abolición del Antiguo Testamento, con sus reglamentos sobre “carnes inmundas”, y la aceptación de los gentiles en la iglesia como coherederos de la salvación.

“…aún con toda la religión y sistema dogmático, característico de las Sectas (grupos cerrados que se atribuyen la calidad de ser los únicos poseedores de la verdad, sin lugar a discusión posible, y con éste tipo de "estudios", repito, 100% discutible, es justamente lo que hacen, abrogandose ser ustedes.."la iglesia de Cristo", como la única que posee la verdad).”

-En el mundo, ¿hay alguna iglesia que posee la verdad de Dios necesaria para ser salvo y para que exista en la tierra la misma iglesia que Cristo edificó? O, ¿son “sectas” todas las iglesias? “No existe iglesia que haya entendido la verdad del evangelio como Dios quiere que se entienda.” Esta aseveración, ¿la afirma usted?  “Toda la verdad” que reveló el Espíritu Santo a los apóstoles (Juan 16:13-15), ¿es entendible y absoluta, o confusa y relativa? Esta sagrada verdad inspirada, ¿no la puede entender nadie? ¿No la puede poseer y publicar ningún grupo de discípulos? O, ¿dispone Dios que cada cual la entienda a su manera, o que cada iglesia la interprete “conforme a su visión o proyección”?

- Este servidor afirma que la verdad de Dios es entendible y además absoluta, no prestándose para varias interpretaciones contradictorias. Las personas que la entienden y la obedecen componen “la iglesia de Cristo actual en la tierra”. Dios sabe exactamente quiénes son, pues “conoce el Señor a los que son suyos” (2 Timoteo 2:19). Estas personas no forman una “secta”. Son iglesia del Señor. Y si no lo son, entonces Dios no cuenta con una iglesia en la tierra hecha de acuerdo con su propio plan. ¿A Dios no le queda nada sino un montón de “sectas cristianas”?

- “Sabemos que Dios es interdenominacional” , nos escribió hace poco un compatriota suyo. ¡Tonterías de “cristiano interdenominacional”! El Dios que ordenó “un cuerpo, y un Espíritu… una misma esperanza, un Señor, una fe, un bautismo” (Efesios 4:1-6), siendo el mismo “el único Dios verdadero” (Juan 17:3), no concibo que se rebajara a ser “Dios interdenominacional”. En su mente y lenguaje, los interdenominacionalistas lo bajan a su propio nivel, pero a mí me está que él mantiene su posición de siempre, reclamando que hablemos “todos una misma cosa, y que no haya divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer” (1 Corintios 1:10), y que sigamos “una misma regla” (Filipenses 3:16). ¿Dice usted “Amén”, o es usted también “interdenominacional”?

“Sin embargo, de ahí Dios ha levantado hombres que han dignificado el Nonbre del Señor y su evangelio, y probablemente, tenían bastantes errores teológicos.
Cualquier persona, con un mínimo de preparación académica, sabe que posturas como aquellas, lejos de sumar y ayudar (sacar a la gente de un error), sólo dividen aún más a los cristianos de América y, el mismisimo Satanás fué quien acuño el concepto "Divide y reinarás".

-La verdad de Dios une y divide. Une a los que la aman y obedecen. Hace separarse y formar sectas a quienes no la entienden o siguen. Los nuevos evangelios diferentes, con “ bastantes errores teológicos” , causan divisiones. ¿Acaso une el “error teológico”? De cierto, une a los que lo siguen, pero es imposible que obre la unidad que enseña Cristo, pues la que requiere nuestro Señor no es “unidad en error”, sino “unidad basada en su propia verdad revelada”.


”Es penoso advertir que gente que ha sido redimida por la misma sangre de Cristo que redimió a todos los demás cristianos evangélicos, se levanten como un Caín para asesinar espiritualmente a los hermanos pequeños a través de éste medio que Dios ha provisto como una tremenda bendición, en vez de sustentar a los debiles, si realmente ostentamos la poisición de más fuerte o "sabio".

-¿Está usted acusándonos de “ asesinar espiritualmente a los hermanos pequeños” a través de los “estudios” en Internet? Es obligación moral suya sostener tan cruel alegación con evidencias palpables. Las “almas muertas” a causa de nuestros “estudios”, ¿quiénes son? Nombres, apellidos y circunstancias de su “muerte espiritual”. A no ser que hayan muerto por otras causas.

-¿Pretende usted que sustentemos a “los débiles” , reafirmando las enseñanzas y prácticas erróneas que los mantienen “débiles” ? Más bien, albergamos la ilusión de ofrecerles “alimento sólido” para su fortalecimiento, sin ninguna ilusión de ser nosotros demasiado “sabios” o “fuertes”.


”Oro al Señor para que el Espítitu Santo, si es que lo respetan como a Dios mismo, no sólo verbalmente, sino en la realidad, con la manifestación y frutos de sus carísmas, no contristándole, les convenza de su pecado y usen éste medio, realmente para edificación de la Iglesia de Cristo, que les recuerdo, que todos los que le recibimos y creemos en su nombre, hemos recibido la potestad de ser llamados Hijos de Dios.
Que Dios les bendiga y espero que esta voz profética para ustedes, sea oída.

Pastor José Lema Tello”

-Pues bien, le escuchamos, pero no como “voz profética” de Dios para nosotros. Confiamos solo en la Biblia.

De haber excedido la cordura en cualquier expresión, le rogamos nos perdone y sobrelleve. Su servidor en Cristo,

Homero Shappley de Álamo

 

  Diezmos: muchos estudios, intercambios y testimonios disponibles en esta Web


Los pastores tras el dinero de los creyentes  

      "Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. Quitad de aquí esto, y  no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado" (Mateo 21:12-13; Juan 2:13-17).

      ¿Cuántas veces ha escuchado, o exclamado usted mismo, o pensado en su corazón, lo siguiente? "Las iglesias son un buen negocio. Los pastores son unos listos que viven de los creyentes ingenuos."

      ¿Está esforzándose para perseverar en una iglesia pero tiene dudas o a veces se siente incómodo, aun avergonzado, por la mercadería que hacen de usted y sus hermanos ?

      ¿Acaso ha decidido no asistir a ninguna iglesia "porque todas son iguales, llenas de mercaderes y adúlteros" ?

      Lamentablemente, hay que admitir que la gran mayoría son iguales. De una forma u otra, hacen mercadería de lo sagrado. Pero, debe saber que hay miles de congregaciones que no cometen semejante pecado . Nosotros los creyentes que componemos estas congregaciones repudiamos toda clase de mercadería religiosa. Si usted quiere seguir fielmente a Cristo, ¿no le parece que debe hacerlo también?

      ¿Se acuerda de cuando Jesús echó del templo judío a los mercaderes (Juan 2:13-17)? ¿Piensa que no hará lo mismo con los evangelistas, pastores y demás clérigos que profanan a las iglesias con sus negocios y su incesante pedir, y con ellos, a los que los apoyan? Tome su Biblia leyendo objetivamente y con oración: 2 Pedro 2:1-3, 14-22; 1 Timoteo 6:3-5; 2 Corintios 11:20; Romanos 16:17; Apocalipsis 17; Ezequiel 13 y Jeremías 23.

      ¿Verdad que según estos pasajes el camino al Cielo no es a través de las iglesias que mercadean con lo espiritual ? ¿Dice que no conoce a ninguna iglesia donde no haya mercaderes? Entonces, ¡nunca ha conocido a la iglesia que Jesucristo fundó! Somos la continuación de aquella iglesia. No hacemos mercadería. ¿No nos conoce? ¿No ha leído lo que hemos publicado? ¿No ha escuchado nuestros programas radiales? ¿No ha visitado nuestros locales? ¿No ha buscado, poniendo toda diligencia, la iglesia libre de comercio?

      Deseamos que nos conozca para que comprenda que la iglesia bíblica puede existir y cumplir su misión divina sin recurrir a mercaderías ver­gonzosas. No pretendemos presentarle congregaciones donde todos los miembros hayan alcanzado la absoluta perfección moral y espiritual. No obstante el elemento omnipresente de la imperfección humana, los cristianos bien instruidos podemos predicar la "sana doctrina" (Tito 2:1; 1 Timoteo 4:16), sin hacer mercadería, y esto lo hacemos los “ministros competentes del Nuevo Pacto” (2 Corintios 3:6). Lo hacemos sin fomentar el emocionalismo excesivo o esclavizarnos a mandamientos del Antiguo Testamento, el cual fue ab­rogado en la cruz (Colosenses 2:14-16; Hebreos 7:12; 8:1-13). Amigo lector, no deseamos venderle nada. No le exigimos el diezmo. Al unirse usted a nosotros, no estaremos pidiéndole muchas ofrendas todos los días.

      ¿A usted le llama la atención los templos grandes tipo "coliseo" o "pabellón"? Las congregaciones del primer siglo se reunían en casas (Romanos 16:3-5; Colosenses 4:15; Filemón 2).

      ¿Está infatuado con los "reverendos" de mucho carisma personal? ¿Impresionado grandemente por los "licenciados" de renombre? Los apóstoles no usaban títulos pomposos (Mateo 23:1-12), ni se en­salzaban a sí mismos (1 Corintios 3:5-7), ni permitían que otros cristianos los ensalzaran (2 Corintios 10:12-18).

      ¿ Diezma, ofrenda y compra lo que los oficiales o feligreses ofrecen en venta, pensando ganar dividendos materiales? El Espíritu Santo enseña que "raíz de todos los males es el amor al dinero" (1 Timoteo 6:8-10). ¡El jamás enseñó el necio "evangelio de la prosperidad"!

     

¿Vive su pastor en una mansión, usa joyas o es dueño de carros lujosos? Nuestro Señor no tenía "donde recostar su cabeza" (Mateo 8:20).

      ¿ Le hechizan los programas religiosos radiales o tele­visados, o las campañas de los "evangelistas internacionales"? ¿Aporta dinero para sostenerlos? ¿Por qué? ¿Qué busca? ¿Sanidad para su cuerpo? Pablo, Timoteo y otros obreros sufrieron enfer­medades (2 Corintios 11:29; 1 Timoteo 5:23; Filipenses 2:25-27; 2 Timoteo 4:20).  Intentar “comprar" la sanidad hubiese sido para ellos lo mismo que tentar a Dios. ¡Lo mismo que insultar a Dios!

      ¿ Le deleitan los "cultos avivados" con agrupa­ciones musicales y cantantes talentosos? ¿Aplaude, baila y grita frenéticamente? ¿Le gustan esas iglesias tipo "farándula", las que presentan un "show", montando espectáculos musicales? La iglesia fundada por Cristo está en el deber de hacerlo "todo decentemente y con orden" (1 Corintios 14:40), no para complacer y entretener a los asistentes sino para edificarlos y glorificar a Dios (1 Corintios 14:26).

      Si responde en lo afirmativo a las preguntas formuladas arriba, habría por qué cuestionar sus prioridades y motivaciones espirituales . Si responde en lo afirmativo, francamente ¡será presa fácil para los pas­tores mercantes ! Éstos se llenan de lana (dinero) , pelando una y otra vez a las ovejas (creyentes) quienes vuelven una y otra vez procurando el alimento prohibido (beneficios materiales, “contratos con Dios”; “señales”). ¿Se en­cuentra usted entre las ovejas descar­riadas y explotadas? ¿Por qué no sale del redíl de los falsos pastores que trasquilan despiadadamente a las ovejas que los siguen?

      ¿Es usted de los miles y miles que se quedan un rato en una iglesia, luego se salen porque no aguantan la mercadería, las intrigas, la hipocresía o los escán­dalos sexuales de los pastores ? ¿Entonces se integra de nuevo por el miedo que siembran esos mismos pastores con sus "profecías" amenazantes y griterías sobre el "juicio", el falsamente llamado "rapto" y la Segunda Venida de Cristo? ¡Qué triste! Entrando y saliendo, brincando de iglesia en iglesia, buscando "bendiciones" materiales efímeras (dinero, prosperidad) y carnales (salud) o huyendo de los mercaderes religiosos. ¿No le parece más sabio buscar y hacerse miembro activo de la iglesia que no hace mercadería sino que predica y practica la "sana doctrina" ? Sin duda, Cristo viene. Pero, ningún hombre sabe exactamente cuándo. Retornará, y ¡juzgará a los mercaderes religiosos y a los que los sostienen, sacándolos a todos de su Reino! (Mateo 13:41-43)

      Ciertamente, estamos viviendo el cumplimiento la profecía anunciada en 2 Timoteo 4:3. Grandes multitudes tienen "comezón de oír" , pero no sufren "la sana doctrina" sino que se amontonan "maestros conforme a sus propias concupiscencias" (deseos egoístas). Predicamos la ley del Nuevo Testamento: la ofrenda voluntaria apartada cada domingo (1 Corintios 16:1-2). Pero, la mayoría aparta "su oído de la verdad" (2 Timoteo 4:4), esclavizándose a diezmos y dando múltiples ofrendas durante toda la semana, en ocasiones, ¡tres o cuatro en una sola reunión! Advertimos el pecado de cooperar con los "empresarios de carpa, radio y televisión" , pero la advertencia es desatendida. ¿Nunca ha leído usted 2 Pedro 2:1-3? "Por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme." ¿Acaso está usted cumpliendo esta profecía, bien sea como mer­cader o como víctima?

      Si ama la salvación y la Verdad, si ama a Cristo y su iglesia única y verdadera, ¡salga de en medio de los mercaderes! Acérquese a la iglesia edificada por Cristo para que goce de la libertad que el Señor concede bajo la nueva ley (Gálatas 4:21 - 5:13).

      Salga, se lo suplicamos, motivado por el deseo sincero de ajustar su fe y prác­tica a la regla inspirada (Filipenses 3:16). Si está meditando en su corazón: "Bueno, voy a salir de estas iglesias que exigen diezmos, piden muchas ofren­das y venden de todo, para hacerme miembro donde no tenga que aportar nada" , pues nos incumbe indicarle que no está pensando espiritualmente. La generosidad es característica inconfundible del cristiano fiel (2 Corintios 8:1 - 9:15; Efesios 4:28; Hechos 2:44-45). Pero el cristiano fiel no mercadea con lo sagrado, ni impone leyes abolidas (por ejemplo, el diezmo). Voluntariamente, ofrenda generosamente "cada primer día de la semana... según haya prosperado "(1 Corintios 16:1-2). Esta directriz procede del Espíritu Santo. Es la voluntad de Dios. ¿Por qué hacerle caso omiso o quebrantar su mandamiento, trayendo sobre sí mismo condenación?

      El mundo está perdiéndose en el desenfreno de vicios, pasiones desordenadas y crimen. Los mercaderes religiosos, con sus templos, algunos enormes, otros medianos o humildes, pero llenos todos de almas explotadas, lo que hace es contribuir, pese a que lo nieguen a gritos, al escepticismo e incredulidad que ahuyentan a muchos inconversos y debilitan a muchísimos creyentes.

      Para la salvación de todos, predicamos que Cristo murió por los pecadores, fue sepultado y re­sucitó el tercer día (1 Corintios 15:1-8). Predicamos: "El que creyere y fuere bautizado será salvo" (Marcos 16:16). El que se arrepiente y es bautizado (sumergido en agua) "para el perdón de pecados" (Hechos 2:38) "en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mateo 28:19), será añadido a la iglesia verdadera (Hechos 2:38-47) donde puede gozar de salvación y la esperanza de vida eterna.

      Si quiere usted conocer a una congregación que no hace mer­cadería, a la iglesia que Cristo fundó (Mateo 16:18) y compró a precio de sangre (Hechos 20:28), llámenos o escríbanos. Dios le ama y quiere salvarle (Juan 3:16) en la iglesia de la cual su Hijo amado es Cabeza y Salvador (Efesios 5:23).

 


 

Sostenimiento para obreros en las Iglesias de Cristo,
según el Nuevo Testamento
 

Estudios para aprender las directrices del Espíritu Santo al respecto.

Analizando los ejemplos y las enseñanzas relevantes, el estudioso sincero e imparcial
aprende las provisiones de la Nueva Ley de Cristo para el sostenimiento de
evangelistas y otros siervos dignos de ser apoyados.
 

Lección 1 

La iglesia en Filipos provee sostenimiento para el apóstol Pablo.  

Análisis de
Filipenses 4:10-20

 

1.  Nombrar a los predicadores o líderes de las congregaciones en su área (estado, provincia, ciudad grande o país) que reciben sostenimiento, completo o parcial.

 

 

 

2.  En su área, ¿Hace falta más obreros sostenidos?            Anotar razones en pro o en contra.

 

 

 

 

 

 

3.  ¿Por qué no hay más obreros sostenidos? Identificar y anotar razones.

 

 

 

 

 

4.  Algunos discípulos del Señor aseguran que no es bíblico pagar salario a ningún evangelista u obrero. Encontrar y anotar tres textos en los siguientes escritos inspirados que demuestran equivocada su posición.

a)  1 Corintios __________________

b)  2 Corintios __________________

c)  1 Timoteo __________________

5.  Analizar Filipenses 4:10-20 . La iglesia en Filipos provee sostenimiento para el apóstol Pablo.

a)  ¿Dónde estaba el apóstol Pablo cuando escribió la carta a los filipenses?

 

b)  Encontrar a la ciudad de Filipos en el mapa del Imperio Romano del Siglo I. ¿Cuántos kilómetros separaba a los filipenses de Pablo cuando él dictó la carta para ellos?

 

c)  Versículo 10. ¿Qué significa: “Ya habéis revivido vuestro cuidado de mí” ? ¿Qué implica “revivido” ?

 

 

d)  Identificando y analizando las circunstancias de Pablo y la iglesia de Filipos en aquel tiempo (distancias, modos de viajar, actividades de Pablo, manejo de recursos, etcétera), ¿por qué les “faltaba oportunidad” ? Deducciones.

 

 

e)  Versículos 11 y 12.  ¿Qué debe ser la actitud del siervo del Señor ante toda situación de la vida, ya sea de escasez, ya de abundancia?

 

f)  ¿Qué implica el verbo “he aprendido” ?

 

g)  Aplicar “en todo y por todo estoy enseñado” a los obreros de actualidad.

 

 

h)  ¿Es malo que el obrero tenga “abundancia” ?           ¿Por qué?

 

i)   ¿Es malo que el obrero padezca “necesidad” ?          ¿Por qué?

 

j)   Definir el “evangelio de prosperidad”, popular en la actualidad, evaluándolo a la luz de estos dos versículos.

 

 

k)  Versículo 14. ¿Qué es el sentido de “participar conmigo en mi tribulación” ?

 

 

l)  Versículo 15. Al partir Pablo de Macedonia, ¿cuál iglesia participó con él “en razón de dar y recibir” ?                                      

(1)  ¿Cuándo sucedió esto? Pablo dice que “al principio de la predicación del evangelio” . ¿De qué tiempo, más o menos, se trata?

 

(2)  ¿Qué es el sentido de “en razón de dar ?

a)  ¿Dar qué cosa?

b)  ¿Dar para qué propósito?

 

(3)  ¿Qué es el sentido de “en razón de… recibir” ?

a)  ¿Quién recibía?

b)  ¿Qué cosa recibía?

 

m)  Versículo 16. ¿A qué distancia queda Tesalónica de Filipos?

n)  ¿Qué cosa enviaron los filipenses a Pablo para sus “necesidades” ? ¿Dinero, abrigo, alimento, diezmos?

 

o)  Versículo 17. Según este versículo, ¿buscaba Pablo diezmos?        ¿Qué buscaba? Explicar.

 

p)  Versículo 18. ¿Cuán agradecido estaba Pablo por lo que los filipenses enviaron?

 

q)  Al hermano “Epafrodito” , nombrado en el versículo, ¿qué le pasó durante las gestiones de hacer llegar a Pablo las dádivas de los filipenses? (Filipenses 2:25-30).

 

 

r)  Definir los términos “olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios” , aplicándolos a las ofrendas de las congregaciones actuales que imitan a la iglesia de Filipos.

 

 

s)  Versículo 19. Dar el sentido de lo que expresa Pablo. Si esto es así siempre para todo obrero del Señor, ¿cómo se explica que el apóstol Pablo pasara hambre (versículo 12)?

 

 

6.  ¿Qué enseña Filipenses 4:10-20 sobre dar diezmos la iglesia regida por el Nuevo Testamento con el propósito de sostener a pastores o evangelistas?

 

7.  Dada la “tribulación” que Pablo estaba pasando, ¿cómo se explica que el apóstol no se valiera de su situación difícil para reclamar diezmos?

 

8.  ¿ Exigía el apóstol Pablo que las iglesias de aquel tiempo le proveyeran sostenimiento?       ¿Qué enseñanza tiene su ejemplo para los obreros de actualidad?

 

 

9.  Los alumnos o graduados de institutos bíblicos, ¿tienen derecho de presionar, demandar o exigir que la iglesia los sostenga en virtud de haberse ellos dedicado al estudio de la Biblia y ministerios espirituales?            

a)  Anotar concisamente razones, observaciones o experiencias relacionadas.

 

 

 

 

b)  Guiado por ejemplo del apóstol Pablo, ¿con qué actitud deben los aludidos acercarse a las congregaciones en busca de sostenimiento?

 

 

c)  El diploma de un instituto bíblico, ¿es razón suficiente para darle al que lo posee sostenimiento?      Explicar.

 

 

d)  Cuando de proveer sostenimiento se trata, ¿hay consideraciones más importantes que el diploma?              Identificarlas.

 

 


 

Lección 2

El apóstol Pablo diserta sobre el asunto de
sostenimiento para los siervos del Señor.

Análisis de 1 Corintios 9:1-23

 

1.  (9:2) “Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor.” Explicar de qué manera los cristianos en Corinto eran “el sello” del “apostolado” de Pablo.

 

2.  (9:3) “Contra los que acusan, esta es mi defensa:…” Al ser el siervo del Señor blanco de acusaciones serias, ¿es correcto que se defienda? _____  En términos generales, ¿qué circunstancias ameritan que presente defensa, aunque no quisiera?

 

 

3.  El apóstol Pablo se valió de ciertos mecanismos para presentar defensa contra los que le acusaban. Anotar tres que descubren los versículos del cuatro al catorce.

a) 

b)

c)

4.  (9:5) “No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas?”

a) ¿Qué significa “traer con nosotros una hermana por mujer” ?

 

b)  ¿Cuántos de los apóstoles eran casados?

c)  Anotar los nombres de “los hermanos del Señor” , juntamente con el texto donde se encuentran sus nombres.

 

d)  ¿Qué fue el estado social de ellos?

e)  Identificar a “Cefas” , anotando textos bíblicos corroborantes.

 

f)  ¿En qué estado social se encontraba Cefas cuando Pablo escribió a los corintios?

 

g)  Encontrar y anotar dos textos bíblicos adicionales que corroboran este hecho.

(1)

(2)

5.  (9:6) “¿O solo yo y Bernabé no tenemos derecho de no trabajar?” ¿Qué significa “derecho de no trabajar” ?

 

6.  (9:7) “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?” Apuntar y discutir los tres ejemplos que Pablo presenta para sostener su derecho de recibir sostenimiento.

a) 

b)

c)

7.  (9:8) “¿Digo esto sólo como hombre? ¿No dice esto también la ley?” “La ley que menciona Pablo en apoyo de su argumento, ¿cuál era?

8.  (9:9-10) “Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió; porque con esperanza debe arar el que ara, y el que trilla, con esperanza de recibir del fruto.”

a)  Ya que el apóstol Pablo se apoya en aquella “ley” , se deduce que aún estaba vigente, ¿correcto? _________   ¿Por qué? ¿Con qué razón traer la evidencia de “la ley” si esta no está en vigor?

 

b)  El mandamiento “No podrás bozal al buey que trilla” , ¿en qué texto del Antiguo Testamento se encuentra?

c)  Según el contexto del mandamiento, ¿qué es el significado de “trilla” , y qué trabajo hacía el buey en el proceso de trillar?

 

d)  ¿Qué cosa es “bozal” , y qué función hacía?

 

e)  ¿Debían los israelitas cumplir literalmente este mandamiento?

f)  ¿Tiene Dios cuidado de los bueyes, y por extensión, del camello, el caballo, la mula, el burro, el elefante o cualquier otro animal que el hombre utiliza para realizar trabajos? _____ ¿Es pecado abusar a los animales empleados en trabajos? _____ Explicar.

 

g)  El apóstol Pablo asegura que este mandamiento dado a Israel también se escribió para los obreros de la iglesia.

-El agricultor que ara, “con esperanza debe arar” . ¿Qué cosa espera?

 

-El obrero del Señor ara los campos espirituales. ¿En espera de qué cosas?

 

-El obrero del Señor trilla las almas, “con esperanza de recibir del fruto” . ¿Qué fruto?

h)  El mandamiento de no poner “bozal al buey que trilla” , ¿su contexto es el de diezmos para el sacerdocio levítico? _____ Explicar.

 

i)  El buey que trillaba, ¿tenía derecho al diezmo del grano? ___ ¿A qué parte tenía derecho? Aplicar al obrero en la iglesia.

 

9.  (9:11) “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?”

a)  ¿Qué cosa espiritual sembraron Pablo y sus compañeros entre los corintios?

 

b)  ¿Qué abarcaba “lo material” al que lógicamente tenían derecho? ¿Incluía diezmos? ____ ¿Por qué?

c)  El diezmo, ¿es implícito en esta reclamación del apóstol Pablo al derecho de recibir sostenimiento material de la iglesia? ____ ¿Por qué?

 

10.  (9:12) “Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Pero no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.”

a)  Nombrar a otros obreros del Señor que trabajaran en Corinto (1 Corintios 1:12; 3:6; Hechos 18:5).

b)  ¿Qué expresión enseña que estos “otros” obreros recibieran sostenimiento material de parte de la iglesia en Corintio?

c)  Definir “este derecho sobre vosotros” . ¿De qué “derecho” se trata?

 

d)  ¿Por qué tenía Pablo aún más razón de usar de “este derecho” ?

 

e)  ¿Por qué optó por no usarlo?

 

f)  De haber el apóstol Pablo insistido en recibir sostenimiento material de los que se convirtieron en Corinto a través de la obra evangelística que llevó a cabo, explicar cómo tal proceder hubiese resultado ser “obstáculo al evangelio de Cristo” .

 

g)  Al recibir los otros obreros sostenimiento material, ¿resultó este hecho ser “obstáculo al evangelio de Cristo” en Corintio? _____ Explicar.

 

h)  En la actualidad, los obreros del Señor que reciben sostenimiento material, ¿ponen “obstáculo al evangelio de Cristo? ______ ¿Quiénes de entre ellos? ¿Cómo? Explicar.

 

 

i)   El siervo de actualidad que recibe sostenimiento material, ¿qué medidas puede tomar para evitar que su condición de “sostenido” se vuelva “obstáculo al evangelio de Cristo” ?

 

 

11.  (9:13) “¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan?”

a)  Identificar “las cosas sagradas” , el “templo” y el “altar” a los que el apóstol Pable se alude.

(1)  “Las cosas sagradas.”

 

(2)  El “templo” .

(3)  El “altar” .

(4)  ¿Existía el templo judío en Jerusalén cuando Pablo escribió estas palabras? ___ ¿Oficiaban levíticos en él? ____ ¿Cuándo fue destruido este templo?

 

b)  Explicar comer “del templo” y participar “del altar” , conforme a Deuteronomio 18:1-8.

(1)  ¿Quiénes tenían este derecho?

(2)  ¿Se trata de diezmos? ____ ¿De qué cosas se trata?

 

(3)  Al Pablo presentar este argumento, ¿significa que el Antiguo Testamento todavía estuviera en vigor? ____ Explicar.

 

 

12.  (9:14) “Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.”

a)  Instrucciones de Cristo para los doce discípulos : “No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento . Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis” (Mateo 10:9-11).

b)  Instrucciones de Cristo para los setenta : “No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino. En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros. Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario . No os paséis de casa en casa” (Lucas 10:4-7).

(1)  ¿Dijo Cristo “El obrero es digno del diezmo ? ____

(2)  De acuerdo con todo el contexto de Lucas 10:4-7, para los setenta, ¿qué cosas abarcaba el “salario” al que tenían derecho, según la autorización de Cristo?

 

(3)  ¿Qué cosa es “alforja” ?

 

(4)  ¿Qué cosa es “bordón” ?

 

(5)  Al entrar y posar en cualquier casa “de paz” , tanto los doce como los setenta podían exigir que los anfitriones les entregaran el diezmo de sus bienes, contando con la autorización de Cristo. Cierto o falso. ____________ ¿Por qué?

 

(6)  Cristo los ordena, tanto a los doce como a los setenta, a no llevar dos mudas de ropa, como tampoco ni siquiera dinero.

-¿A qué circunstancias particulares se debían estas directrices?

 

-Después de la muerte de Cristo, su resurrección, ascensión y el establecimiento de la iglesia en Pentecostés, ¿debían los apóstoles seguir sometiéndose a estas mismas directrices? _____ ¿Por qué?

 

-Estas mismas directrices, ¿las siguen los pastores, predicadores y evangelistas de actualidad que viven de diezmos?

(7)  Considerando el enlace entre “Así también ordenó el Señor…” y el ejemplo anterior de los sacerdotes levíticos, ¿debemos concluir que los obreros del Señor ocupan en la iglesia una posición correspondiente a la de los sacerdotes en el templo judío, y que, por ende, derecho tienen de pedir a la iglesia diezmos? _____ ¿Por qué?

 

13.  (9:18) “¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.”

a)  ¿Qué es el significado de presentar “gratuitamente el evangelio de Cristo” ?

 

b)  ¿Debe todo obrero presentar gratuitamente el evangelio porque Pablo optó por hacerlo en Corinto? _______ Explicar.

 

c)  No recibiendo Pablo sostenimiento material de la iglesia en Corinto, ¿de qué vivía él en aquella ciudad durante los dieciocho meses durante los que “se detuvo allí… enseñándoles la palabra de Dios” (Hechos 18:11)?

(1)  Según 2 Corintios 11:7—15.

 

(2)  Según Hechos 18:1-2.

 

 


 

Evaluaciones y testimonios relacionados
con el cobro de diezmos, la mercadería religiosa,
el evangelio de prosperidad, etcétera.

 

Ex pentecostal, de Buenos Aires, Argentina,

relata sus experiencias y evalúa

al pentecostalismo.

“PENTECOSTALISMO Y FAMILIA”

 

“He sido pentecostal desde nacimiento y hasta los 17-19 años. Me bauticé a los 15 años. Por ir a vivir a otra provincia abandoné la Iglesia y deambulé por cuanta iglesia evangélica pude. Nunca halle dónde quedarme y seguir como miembro. Formé mi familia casándome en una iglesia evangélica que no sé qué doctrina realmente tenía. También me aparté de ella. Nunca tuve vicios de alcohol o tabaco y soy una persona de trabajo. Soy Policía (de los honestos).

Resumiendo. Mi familia paterna fue siempre un desastre con un padre golpeador pero que aún así hoy tiene mi amor. Una madre muy ferviente en la fe pero analfabeta, hoy con el Señor. Con los años me enteré que el pastor también era un padre golpeador en extremo. Tengo un hermano que es pastor pentecostal y sus hijos muy sutilmente se están yendo "al mundo" a medida que van creciendo.

En resumidas cuentas: ¡la Iglesia pentecostal predica de Cristo a personas sordas y ora a un dios hipoacúsico y obediente! a cuanto reclamo puede hacer un "evangelista" cuando le pide un milagro "ahora mismo". Esas cosas las hace a los gritos y aun la alabanza se vuelve estridente. Malinterpretan el alabar a Dios en espíritu y en verdad lisa y llanamente y malinterpretan las enseñanzas de Pablo en cuanto a las reuniones sacramentales. Es absolutamente cierto que sus líderes viven de las ofrendas y diezmos y las reparten bastante desigualmente inclusive. Cada visita de un evangelista de renombre, como Yiye Avila, Luis Palau o Jimmy Swaggart, valen fortunas, que por supuesto las paga el pueblo evangélico, y si falta alguna suma, los pastores retiran de sus abultadas cuentas corriente bancarias y ponen el restito. Esto es cierto!!!! Se mueven en charters, se alojan en hoteles de primera y no se olvidan de ponerse los "gemelos" en los puños de sus camisas de seda con perfumes de organza. Esto ES CIERTO!!!!.

Me considero cristiano estrictamente desde el significado de la palabra y porque encierra el mismo espíritu o significado que encerraba en Etiopía donde fueron llamados así por primera vez los que seguían las enseñanzas de Cristo. Hoy soy miembro y asisto y participo activamente en una Iglesia evangélica no reconocida como tal por el pentecostalismo y muchas otras iglesias (el administrador juzgará si prudente o no incluir el nombre verdadero de la iglesia en base a e-mail enviado por mí por separado), pero lo que me da satisfacción no es la membresía sino la posibilidad que tengo de no quedarme encerrado en un dogmatismo sino de ser un libre pensador capaz de discernir por el espíritu las cosas espirituales y por el razonamiento las que correspondan. Eso es lo que soy hoy, un libre pensador porque Cristo me hizo libre y en esa libertad es en la que me muevo gracias a Él.

Dios permita que muchas personas que están oprimidas por el dogmatismo pentecostal entre otros, puedan comprender que el pentecostalismo no es la Religión Pura y sin mancha mencionada por Cristo y está lejos de serla. Que comprendan que también es una religión, aunque esa palabra les asuste, pero además es una religión de profetas falsos y mercaderes del evangelio que no hacen más que llenar "sus propios vientres". Dios no permita que esas almas sean perdidas porque siempre digo que conocen a Cristo pero se hallan mal orientadas y no saben muchas cosas que deberían pues si no reciben el alimento sólido ¿cómo van a estar preparados para morar en su presencia?

 Bueno, les dejo mis cariños y que Dios los Bendiga muy ricamente.

Me gustaría poder leer los artículos de Fe de vuestra Iglesia a fin de discernirla, si no es molestia.

Atte, Daniel.”

-Estimado siervo Daniel, los únicos “Artículos de fe” que sigue la iglesia que Cristo edificó son, precisamente, los que componen la sana “doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1), es decir, su Nuevo Testamento sellado con su propia sangre (Hebreos 7:12; Mateo 26:28). No la rige algún “Manuel” o “Disciplina” oficial confeccionado por líderes religiosos, siendo el Nuevo Testamento su único credo oficial. Los creyentes en el Señor que estudiamos la Biblia con el fin de llegar al pleno “conocimiento de la verdad” , conforme al deseo y el designio de Dios (1 Timoteo 2:4), podemos, y debemos, llegar al mismo entendimiento del evangelio, hablando “una misma cosa” (1 Corintios 1:10) y siguiendo “una misma regla” (Filipenses 3:16). Mediante los mensajes y estudios disponibles en el “Salón dedicado al evangelio de nuestra salvación y la iglesia que Cristo edificó” , en www.editoriallapaz.org , se recopilan y se realzan algunas doctrinas fundamentales del Nuevo Testamento tenidas por indispensables para la formación de un pueblo espiritual conforme a la voluntad de Dios (Tito 2:14), sin pretensión alguna de que sirvan de “credo o manual oficial”. A través del mundo, muchos miles de predicadores, evangelistas, maestros y ancianos de congregaciones locales enseñamos estas doctrinas, teniendo “una misma mente” referente a su veracidad y estando “perfectamente unidos” (1 Corintios 1:10) en nuestra convicción de que son totalmente correctas, habiendo llegado, en este contexto, “a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios” (Efesios 4:13).

 

_________________________________________________________________

 

En Sevilla, España,

“¡Pastores… que están eligiendo a… las ovejas
por su capacidad de poder pagar el diezmo!”

 

“Estimados hermanos, me alegró mucho leer su estudio sobre el diezmo. Voy a ser breve para no cansarles.

El uso del diezmo que tanto se está extendiendo en las “llamadas” iglesias cristianas se está convirtiendo en abuso. Aquí hay pastores en mi ciudad que están eligiendo – sí, han leído bien, elegir – a las personas, las ovejas, por su capacidad de poder pagar el diezmo.

”Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas” Mateo 23:4 Reina Valera 1960.

Vamos al principio de todo el movimiento cristiano, en la reunión entre apóstoles que hubo en Jerusalén, básicamente hubo dos facciones, una que sanamente creía que había que judaizar a los gentiles, otra que fue la que prevaleció, que creía que simplemente los gentiles ya somos libres por Cristo Jesús. En ese concilio se acordó escribir a los gentiles y por extensión a todo judío convertido a Cristo, lo siguiente: “Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre” (Hechos 15:19-20 RV 1960). Y nada pone ahí de pagar un diezmo, quieran creerlo o no, así de sencillo es el evangelio de Nuestro Señor.

Y el texto ha hablado por sí sólo, todo esto está dicho con amor hacia los hermanos que de verdad sienten que su propósito de corazón es dar el diezmo en sus Iglesias. Estimados hermanos, ustedes son LIBRES, libres por la sangre de Nuestro Señor Jesucristo.
Piensen, hermanos, el efecto indeseado del diezmo que es crear una enorme maquinaría y casta sacerdotal aparte tal como existía en tiempos de Jesús.

Dios les bendiga mucho.” Emilio L.

 

_______________________________________________

 

Uruguay. Pastor cierra “todas las puertas” a Nestor al este rehusar diezmar.


”DIOS LE BENDIGA MUY RICAMENTE.


Y ME ES UN HONOR EL PODER ESCRIBIRLES, POR LA RAZÓN DE QUE HE ESCUDRIÑADO SUS ESTUDIOS DE LOS DIEZMOS, Y LA VERDAD QUE ES ALIENTO PARA MI Y LOS HERMANOS QUE ESTAMOS TRABAJANDO SOBRE LA FALSA DOCTRINA DE LOS HOMBRES.

LE CUENTO MUY DETALLADAMENTE LO OCURRIDO BAJO LA VOLUNTAD DE DIOS. HACE MES Y MEDIO, RENUNCIÉ A LA CONGREGACIÓN A LA QUE ASISTÍA DESDE HACE CASI 4 AÑOS QUE LLEVO EN LOS CAMINOS DEL SEÑOR. RECIBÍ A CRISTO COMO MI SALVADOR EN ÁFRICA, EN LA REPÚBLICA DEL CONGO. DURANTE UNOS MESES ME CONGREGUÉ EN ESE PAÍS. AL LLEGAR A Uruguay, COMENSÉ A CONGREGARME Y A TRABAJAR EN UNA IGLESIA, Y AL CABO DE DOS AÑOS FUI PROPUESTO COMO DIÁCONO. PERO AL MOMENTO DE ASUMIR ESE PUESTO ME INSINUARON QUE TENÍA QUE DIEZMAR. COMO ERA POBRE EN EL CONOCIMIENTO BÍBLICO A PESAR DE QUE ME ESTABA PREPARANDO EN EL SEMINARIO. DURANTE ESE AÑO, ME EMPECÉ A SENTIR MAL PORQUE LAS ESCRITURA NO AFIRMABA ESA DOCTRINA, Y ENTENDER QUE ESTAMOS BAJO LA DOCTRINA DE CRISTO (2 JUAN 9). TOMÉ LA DICISIÓN DE NO DIEZMAR MÁS PORQUE ME SENTÍA EN CAUTIVERIO. AL TOMAR ESTA DESICIÓN DE PARTE DEL SEÑOR, LO HABLE CON MI “PASTOR” Y AL MOMENTO ME DIJO QUE TENÍA TODAS LAS PUERTAS CERRADAS EN CUANTO A LA NOMINACIÓN E INCLUSO LA DEL SEMINARIO. PERO DIOS ES GRANDE CUANDO CAMINAMOS EN SU PALABRA. AL OTRO DÍA COMENCÉ EN OTRO SEMINARIO QUE ES INTERDENOMINACIONAL.

AL DÍA DE HOY, ESTAMOS ORANDO Y BUSCANDO EL ROSTRO DEL SEÑOR PARA QUE NOS SIGA DANDO ENTENDIMIENTO PARA NO ERRAR EN LAS ESCRITURAS, CON UN GRUPO DE HERMANOS PARA QUE SE HAGA LUZ EN Uruguay BAJO LA CONDUCCIÓN DE UN PASTOR. LA VISION NUESTRA ES PODER LLEGAR A REUNIR 100 HOMBRES QUE SEAN TEMEROSOS DE DIOS. NUESTRO PRIMER OBJETIVO ES PODER LLEGAR A LA AUDICIÓN RADIAL. HOY POR HOY ESTAMOS REUNIÉNDONOS EN LOS DIFERENTES HOGARES PORQUE AUN NO TENEMOS UN LOCAL. ESTO ME HACE ACORDAR A LA IGLESIA PRIMITIVA. PERO YO TENGO LA FE QUE DIOS ES TODO PODEROSO PARA LEVENTAR LA IGLESIA DE CRISTO EN URUGUAY.


HERMANOS, LE PIDO ORACIÓN POR ESTE GRUPO DE HERMANOS, QUE PODAMOS ILUMINAR COMO UNA ANTORCHA EN MEDIO DE LAS TINIEBLAS. Y QUE PODAMOS LLEGAR A LA RADIO PARA ALCANZAR LAS ALMAS. ME GUSTARÍA TENER EL APOYO DE USTEDES COMO IGLESIA EN CRSITO CON SUS ORACIONES Y RECIBIR MATERIAL DE ESTUDIO Y RESPUESTA A TODO ESTO.

DIOS MEDIANTE ESTAREMOS EN CONTACTO SI USTEDES LO DESEAN. GRACIAS

NESTOR”

______________________________________________

 

Alejandro está “harto de ver como muchos ‘siervos’ construyen su imperio en base al esfuerzo de mucho pueblo que sufre y la pasa muy mal”.

 

“Me pareció excelente el estudio sobre diezmo. Es hora que, de una vez por todas, se le enseñe la verdad al pueblo de Dios, no engañándolo, ni ejerciendo coerción ni presiones ni infundiendo temores o maldiciones, o colocando mandamientos de hombres, o exigencias, en lo cual nada tiene que ver Dios con esto.


Estoy harto de ver como muchos “siervos” construyen su imperio en base al esfuerzo de mucho pueblo que sufre y la pasa muy mal. Estoy cansado de ver muchos líderes enriquecidos, y el hermano que esta al lado está pasando la más cruda de las necesidades. Algo está funcionando mal. Pero lamentablemente, este tipo de artículos, enseñanzas y notas no hallan cabida en las principales publicaciones cristianas (pues responden a intereses creados muy fuertes). Igualmente lo mismo sucede en las fraternidades u organizaciones evangélicas.
Enseñar la verdad (LA VERDAD EN SERIO, NO MEDIA VERDAD) tiene un costo muy alto, pero estoy plenamente convencido que bien vale la pena.

Bendiciones de Dios y adelante. Alejandro”

____________________________________________________

 

Gran número de creyentes chilenos de acuerdo
en que el diezmo fue abolido por Dios.

 

“HOLA QUERIDOS. LES SALUDO MUY  AFECTUOSAMENTE.

MI NOMBRE  ES  LUIS P.  Y SOY UN MAESTRO  DE LA CORPORACION

"IGLESIA  ____ ______" UBICADA EN LA CIUDAD DE VALPARAÍSO,  EN LA QUINTA  REGION DE CHILE. LES CUENTO QUE LEÍ  SU ESTUDIO SOBRE LOS DIEZMOS Y FUE COMO UN DESCANZO PARA MI,  PORQUE NO ERA YO EL UNICO QUE  PENSABA ASI SOBRE EL DIEZMO,  ESTE  TEMA  DEL DIEZMO  ME A GENERADO MUCHOS PROBLEMAS CON MIS PASTORES,  PORQUE YO TAMBIEN DIGO QUE EL DIEZMO FUE ABOLIDO POR DIOS   PERO ELLOS DICEN QUE ES NUESTRA FORMA DE CONECTARNOS CON LAS BENDICIONES  ESPIRITUALES.  BUENO HERMANOS HAY UN NUMERO GRANDE DE PERSONAS QUE PIENSAN COMO YO Y USTEDES CON RESPECTO AL DIEZMO ACA EN CHILE .  ESPERO QUE USTEDES PUEDAN  MANDARME  INFORMACION DE SU CONGREGACION POR EJEMPLO DE DONDE SON, QUIEN ES EL LIDER DE LA ORGANIZACIÓN , ETC.  PARA CONOCERLOS MEJOR.  BUENO,  HERMANOS SIN NADA MAS QUE DECIRLES LES DESEO LO MEJOR.  LUIS,  DIRECTOR  MUSICAL, MAESTRO”

____________________________________________________________________

 

“Me parece que se me acaba de caer una venda de los ojos.”

 

“¡Wao! Acabo de leer lo que escribió acerca de Rodolfo Font y me parece que se me acaba de caer una venda de los ojos. Yo fui miembro de la Iglesia Fuente de Agua Viva por 12 años y me llené de envidia, de frustración, de impotencia, de rabia y no sé que otras cosas más. Mi familia jamás prosperó, financieramente hablando. Para uno hacer algo para la obra de Dios tenía que tener instituto, y llenar cien requerimientos y morirte en el asiento. Era frustrante porque tú no tienes hermanos de oración y de compartir. Mi hija  fue violada y yo pedí oración y que fueran a mi casa, y por vivir en un residencial público jamás fueron a mi casa.  Escuché cómo se burlaban de los pentecostales y de los pobres. Tenía que confesar y decretar para que Dios, como el genio de la lámpara, me diera lo que yo le pedía. Me frustré porque veía que nada de lo que pedía llegaba, y la maravillosa explicación: ‘No tienes fe’. Otra cosa era el restarle importancia a las estrategias del diablo, donde él no tiene poder; que un cristiano no puede, o mejor dicho, no debe estar pendiente a lo que el diablo hace. Dios te quiere rico y próspero, y si hay alguien en necesidad, que se pudra; nadie sabe nada.  La cosa es que por poco me divorcio a consecuencia de todo esto y los consejos en consejería pastoral. ‘Tu esposo no va a cambiar; déjalo’, y cosas por el estilo: ‘tú no tienes que sufrir’. No le sigo diciendo porque creo que no terminara. Con decirle que me fui de la iglesia y creo que ni cuenta se han dado. Fue tremenda experiencia.”

 

__________________________________________________________________

Dama que reside en Estados Unidos de América denuncia

“la crueldad que se está llevando a cabo en estas iglesias mercantiles”.

 

“Le escribo esta carta con mucho amor y cariño. Pues al leer su tratado ‘Los pastores y el dinero’, quedé muy impresionada, descubrí una verdad, y dije en mi corazón: ‘Por fin, Dios usó a personas con sabiduría para desenmascarar a pastores que practican la mercadería’. Les felicito por este tratado y más aún en este último tiempo, en que la mercadería es aún mayor cada día. El mundo está lleno de personas que, queriendo servir a Dios, no han podido soportar la crueldad que se está llevando a cabo en estas iglesias mercantiles de hoy día. Iglesia de Cristo, sigan adelante predicando la verdad de la Santa Biblia, pues ustedes han sido los únicos valientes, los cuales he oído hablar la verdad. Gracias por la orientación recibida por medio de este tratado, que da vida.”

 

_____________________________________________________

 

Reflexiones de Juan Carlos sobre “diezmos”.

“¿Es lo mismo el diezmo de alguien que gana el doble de lo que necesita que el de aquel que no puede mantenerse y a su familia?”


”Estimado hermano en Cristo:


Me ha parecido muy interesante y clarificador este análisis del tema del diezmo.


Como aporte, agrego algunas reflexiones

Conozco a personas de muy escasos recursos, que apenas sobreviven, y que diezman porque creen que están robando a Dios. ¿Puede un Dios de amor exigirle que pase más hambre?

 

¿Es lo mismo el diezmo de alguien que gana el doble de lo que necesita que el de aquel que no puede mantenerse y a su familia? ¿De aquel que da de lo que le sobra, o quien pasa necesidad por reducir lo poco de su sustento? Dios es justo. La aplicación y exigencia de quienes lo ponen como obligatorio, no lo son.


Por tanto, razono que Dios no puede ser injusto, no es propio de Él imponer un mandamiento en los términos que lo enseñan, como apropiación indebida si no se cumple, o como condición para la prosperidad. Sino como muestra vuestro estudio, una ofrenda relativa a sus ingresos, cuando están cubiertas las necesidades básicas, cuando no se privan de alimentos, medicamentos, vestido, etc.
Por ejemplo: si pongo un comercio y, descontados los gastos, doy diezmo de las ganancias por un tiempo, está todo bien. Pero, si luego me va mal y comienzo a tener pérdidas, ¿no sería justo que me devolvieran diezmos? ¿O somos socios en las ganancias pero no en las pérdidas?


Por lo que esta me parece una aplicación materialista y arbitraria. Sin embargo, "Dios ama al dador alegre", al que aparta algo con fe, que lo da generosamente para ayudar a otros en necesidad, que ofrenda quizá más del diezmo, "según haya prosperado", y que puede también hacer un "pacto" con el Señor, pero lo hace sin presión, sin amenaza de reprobación de su congregación, sin el temor de ser castigado por Dios por haberle robado cuando no le alcanza.


¿Qué diría Jesús cuando le fuera a presentar mis diezmos y en mi casa estuvieran mis hijos con hambre? Seguramente me diría: “Ve ahora y alimenta a tus hijos, que a mí no me debes nada". ¡Hay de aquellos que enseñan mandamientos de hombres! En el antiguo testamento se dice de los dueños de los rebaños y de los plantíos que debían diezmar. Y de los peones que vivían pobremente y no tenían animales ni plantas, ¿le retenía el dueño o no tenía obligación?


Comparto estos puntos con ustedes, que los he discutido con hermanos cristianos, porque me identifico con lo que exponen en este estudio.

Cordiales saludos, Juan Carlos.”

________________________________________________________

Esposa de pastor venezolano defiende los diezmos.

     "(1) CREO EN LA PALABRA DE DIOS DESDE GÉNESIS HASTA APOCALIPSIS. 

     (2) CREO EN LA SOBERANÌA DE DIOS. ÉL DECIDE LO QUE ESTÁ ABOLIDO Y LO QUE ESTA VIGENTE. 

     (3) NO ESTOY DE ACUERDO CON EL TEMA "LOS DIEZMOS FUERON ABOLIDOS". SOY ESPOSA DE PASTOR. SOMOS JÓVENES EGRESADOS DEL INSTITUTO BÍBLICO EBENEZER, SAN CRISTÓBAL, TÁCHIRA, EN VENEZUELA. TENEMOS 20 AÑOS EN EL PASTORADO. NUESTROS 04 HIJOS DAN FE Y TESTIMONIO PÚBLICO DE NUESTRO MINISTERIO EL CUAL NO DEPENDE DE LOS DIEZMOS NI DE LAS OFRENDAS, SINO DE LA BENDICIÓN DE DIOS, LA QUE "ENRIQUECE Y NO AÑADE TRISTEZA". CREO EN LOS DIEZMOS Y OFRENDAS Y QUE CUANDO EL CREYENTE NO LO DA ROBA A DIOS. NO PERSEGUIMOS A NADIE POR HACERLO O NO, NI APLICAMOS DISCIPLINA ALGUNA. ES MÁS, NO LLEVAMOS REGISTRO DE QUIENES LO HACEN. PERO, SÍ, ENSEÑAMOS A LOS HERMANOS A DIEZMAR Y A DAR SEGÚN HAYAN PROSPERADO. 

     (4) NO ES JUSTO QUE LA EXPERIENCIA QUE USTED O SU FAMILIA HAYAN TENIDO CON UN "PASTOR" EXIGIDOR DE DIEZMOS LO LLEVE A SACAR SEMEJANTE CONCLUSIÓN. LA ÚLTIMA PALABRA LA TIENE DIOS."

Orientaciones. ¿También hay en su iglesia un altar de holocaustos, un sacerdocio levítico, un altar de incienso, un alfolí donde guardar los diezmos y se rocían las cosas sagradas con sangre?

 Estimada Sierva:

 

     Le saludamos en el nombre de Cristo, deseando que se encuentre bien, juntamente con su esposo e hijos.

      ¿Me permite hacer unas observaciones referente al contenido de su carta? Quisiera hacerlo siempre con el ánimo de edificar y nunca con el propósito de lastimar su preciosa alma.

      (1)  Usted afirma creer "en la palabra de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis" . ¿Quiere decir que, para usted, toda la palabra de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis está vigente, todos los mandamientos, todos los ritos y ceremonias del pasado? Entonces, lógicamente, debía usted levantar altares, sacrificando animales al estilo de los patriarcas y los israelitas bajo el Antiguo Testamento. En su iglesia, ¿hay un sacerdocio levítico, un altar de incienso, un alfolí donde guardar los diezmos, se rocían las cosas sagradas con sangre? ¿Por qué no? Todo esto está en la Biblia. ¿Con qué razón seleccionar los diezmos del Antiguo Testamento, rechazando todo lo que mencionamos, más ritos y ceremonias sin fin que también integran la ley de Moisés? Quien enseña el diezmo, "está obligado a guardar toda la ley" (Gálatas 5:3).

      (2)  Profesa usted creer en la soberanía de Dios, y que decida él lo que esté abolido o vigente. ¡Ya lo ha decidido y lo ha declarado claramente! "Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley" (Hebreos 7:12). ¿Quién hace estos cambios? ¡Dios mismo! Quitó el sacerdocio levítico; cambió la ley. Al parecer, los pentecostales aceptan solo la primera parte de Hebreos 7:12. No instituyen el sacerdocio levítico en sus congregaciones o concilios. Sin embargo, insisten en retener la ley del diezmo que proveía para el sostenimiento de aquel sacerdocio. ¿No le parece incongruente, contradictorio? La realidad es que Dios abolió en la cruz todo el Antiguo Testamento (2 Corintios 3:6-17; Colosenses 2:14-16), tanto el sacerdocio levítico como los diezmos, tanto los alimentos inmundos como los sábados. ¿Acaso guarda usted el sábado? Está en la Biblia. Figura como el cuarto mandamiento de los diez grabados en piedra. Si no lo guarda, ¿por qué? Este servidor no lo guarda porque el Espíritu Santo me enseña en 2 Corintios 3:5-17 que los diez mandamientos fueron abrogados. Nuestra "perfecta ley de libertad" (Santiago 1:25), la "ley de Cristo" (1 Corintios 9:17), es muy superior al Antiguo Pacto, bien sea en su código moral o en los demás mandamientos (Hebreos 8:6-13).

      (3)  Querida Hermana, usted y su esposo estudiaron en un instituto pentecostal. ¿Será posible que no acepten las conclusiones irrefutables sobre la abolición del diezmo debido a fuertes prejuicios sembrados en aquel instituto? ¿Se da cuenta usted de cuántas veces dice "Creo" en su carta, pero sin ofrecer textos o argumentos bíblicos? "Yo creo" no satisface; no basta. La defensa de nuestra fe consiste de textos bíblicos y argumentos formulados correctamente. Que exijan ustedes el diezmo, o no, que lleven, o no, registro, que disciplinen, o no, al que no diezma, ¿qué tiene que ver? El meollo del asunto es que no tienen derecho de enseñar el diezmo , ya que fue abolido en la cruz, juntamente con el sacerdocio levítico y el resto de la Antigua Ley. Todo ministro competente del Nuevo Pacto (2 Corintios 3:6) enseña la ofrenda voluntaria según se haya prosperado (1 Corintios 16:1-2). ¿Ministran ustedes conforme al Antiguo Pacto o de acuerdo con el Nuevo? ¿Acaso son sacerdotes levíticos?

      (4)  Nos motivó a publicar el estudio sobre la abolición del diezmo el deseo de dar a conocer la verdadera doctrina de la Biblia, y no, como implica usted, alguna experiencia negativa con algún pastor abusador. Con todo, sabe el Señor cuantos atropellos cometen muchos pastores en su afán de vivir de los diezmos ilícitos.

      Dios ilumine su corazón, pasando usted y su familia a un nivel de entendimiento mucho mayor del que se conoce en el pentecostalismo. Que se dediquen a levantar congregaciones regidas por el Nuevo Testamento sellado con la sangre de Cristo (Mateo 26:28), y no gobernadas por el viejo régimen de un pacto ya caducado (Romanos 7:1-6), pues "estamos libres de la ley" .

 

__________________________________________

 

Anglicano chileno entiende que "el diezmo para el cristiano es obligatorio para tener una buena conexión con el dinero
y obtener"
bendiciones materiales.

"Estimado hermano:

     Con sorpresa, he leído su página en Internet porque no conocía su iglesia. Mis consultas son las siguientes: soy un anglicano chileno y desde hace tiempo que entiendo que el diezmo para el cristiano es obligatorio para tener una buena conexión con el dinero y obtener de nuestro Señor una de sus promesas que es la bendición material. Hay referencias en el Nuevo Testamento respecto a esto. La otra duda es que me parece que ustedes solo estudian el Nuevo Testamento, sin considerar el Antiguo. Si esto es cierto, ¿a qué se debe?. Para mi, la palabra del Señor es toda la Biblia.

     Bendiciones."

Respondemos: en realidad, tal "conexión" es imposible, ya que la ley del diezmo fue abolida en la cruz.

  Estimado amigo anglicano chileno:

       La paz de Dios abunde en usted y los suyos.

       Sinceramente, este servidor no encuentra en el Nuevo Testamento ninguna "conexión" entre diezmar el cristiano y recibir bendiciones materiales a cambio. ¿Puede existir tal "conexión" si la ley de diezmar fue abolida? De cierto, fue abolida. Al respecto, me parece de suma importancia tener presente la enseñanza de Hebreos 7:12. "Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley." ¿Funciona el sacerdocio levítico en la iglesia? ¿Se sacrifican animales sobre altares en la iglesia? Dios impuso el diezmo para el sostenimiento del sacerdocio levítico durante la duración del Antiguo Testamento. Una vez clavado el Antiguo en la cruz (Colosenses 2:14-16), el sacerdocio levítico fue "cambiado" (abolido). Si el sacerdocio levítico no existe bajo la nueva "ley de Cristo" (1 Corintios 9:27), ¿con qué lógica colectar "diezmos" para sostenerlo? En el nuevo sacerdocio, bajo el Nuevo Testamento, Cristo es el único Sumo Sacerdote, y todo miembro fiel de su iglesia es sacerdote espiritual (perteneciente al "real sacerdocio" ), con el privilegio de ofrecer "sacrificios espirituales" (1 Pedro 2:1-9). El sacerdocio ha sido "cambiado" por Dios mismo. También la "ley". La Nueva Ley autoriza ofrendas voluntarias generosas para cubrir el costo de obras benévolas y evangelísticas (1 Corintios 16:1-2; 2 Corintios 8:1-15; 9:1-15; Filipenses 4:10-20), y no el diezmo. Muchos miles de congregaciones regidas por el Nuevo Pacto testifican a la eficacia de esta nueva ley, pues efectúan obras de gran alcance valiéndose solo de las ofrendas voluntarias generosas de la membresía.

       Este "sacerdote espiritual" que escribe aparta ofrendas (esperando que Dios las encuentre "generosas") porque ama la causa del Señor en la tierra, deseando promoverla al máximo. No ofrenda incentivado por la idea que Dios reciproque dando bendiciones materiales multiplicadas diez veces, o más. ¿Es aceptable que el cristiano ofrende, pendiente a las bendiciones materiales que reciba a cambio? ¿No debe ser su motivación mucho más espiritual y desinteresada?

       El tema de 2 Corintios, el capítulo nueve, no es el del diezmo sino el de las ofrendas voluntarias, de acuerdo con los textos relacionados en 2 Corintios 8:1-12 y 1 Corintios 16:1-2. La estricta aplicación de 2 Corintios 9:6-11 a lo material produce el falso "evangelio de la prosperidad" , el "evangelio de la sementera multiplicada" y el "evangelio de contratos con Dios" . En términos exclusivamente materiales, ¿siega "generosamente" todo cristiano que "siembra generosamente" ? ¿Siempre tiene "en todas las cosas" materiales "todo lo suficiente" ? ¿Siempre se multiplica su "sementera" material? ¿Afirmativo? Entonces, ¿cómo explicar el "gran hambre" que sobrevino a los hermanos de Judea (Hechos 11:27-30), o la pobreza de los santos en Jerusalén (Romanos 15:26), como también en toda la "nación" (Hechos 24:17)? Precisamente, la pobreza de los cristianos en Judea motivó las ofrendas mencionadas en 2 Corintios, los capítulos ocho y nueve. ¿Debemos deducir que los cristianos en Judea fueran pobres porque no supieran ofrendar generosamente o dar el diezmo? El mismo apóstol Pablo pasaba, en ocasiones, "hambre" y "necesidad" (Filipenses 4:12). ¿Sufría porque no ofrendaba generosamente ni pagaba diezmos? Un payaso predicador del "evangelio de la prosperidad" tuvo la temeridad de catalogar a Pablo de "necio", alegando que aquel ilustre siervo no supiera acogerse a las "bendiciones materiales" de la "sementera" multiplicada. ¡Ay de los falsos predicadores del "evangelio de la prosperidad"! Santiago descubre su insensatez al escribir: " El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación; pero el que es rico, en su humillación; porque él pasará como la flor de la hierba" (Santiago 1:9.10). Y, ¡así pasará el rico Señor Rodolfo Font!, pues este protagonista de la "prosperidad" regaña a los hermanos de "humilde condición" , exaltando a los "ricos". Otro tanto hacen los pastores que lo imitan.

       En resumen, es evidente que Dios no promete siempre tener en abundancia de bendiciones materiales a todos sus hijos que ofrendan generosamente, como tampoco promete mantenerlos siempre con salud o exigimirlos de la muerte física. Al fin y al cabo, lo material es de poca importancia. En cambio, lo espiritual, lo invisible, permanece para siempre (2 Corintios 4:18).

       "Mas bienaventurado es dar que recibir" apunta el Señor (Hechos 20:35). Dar, sin esperar recibir nada material a cambio, lo hace el maduro en el Señor.

     Referente a la utilidad actual del Antiguo Testamento, le suplicamos lea la información pertinente en "Si el Antiguo Testamento ha sido abolido , ¿por qué citarlo para aconsejar? ¿No se contradice usted?" , en www.editoriallapaz.org.

       ¿"Anglicano"? Perdón, pero ¿qué nombre espiritual es ese? ¿Se identificará usted ante el trono del juicio diciendo "Señor, en la tierra yo fui fiel anglicano" ? Disculpe, amado, si nuestras observaciones lastimen, pero el nombre espiritual sin igual que todos los seguidores de Cristo debemos tomar es el nombre "cristiano", sin añadiduras.

____________________________________

Aportación de una sola oración que equivale a miles de palabras:

"He comprendido con tristeza en mi corazón las doctrinas que en verdad mueven a mi iglesia -el diezmo". Juan A.

_____________________________________________________

Creyente chileno señala los malos frutos
de imponer el diezmo en la iglesia.

"Hace tiempo mi esposa y yo hemos venido sintiendo cierta incomodidad a raíz del hincapié que hace el pastor en los diezmos y las ofrendas remecidas, a tal punto que los hermanos que están trabajando y no diezman no les dan actividad dentro de la iglesia. Dichos hermanos terminan descarriándose o descarrilándose, después que ha sido tan difícil arrancárselos al enemigo de las manos. Tal es el caso de mi mamá y mi hermana."

___________________________________

Referente a la abolición de los diezmos, el argentino O. M. pregunta:
“Si algún líder o hermano empieza a predicar esto,
¿no le tirarían con el púlpito por la cabeza?


”Realmente me agrado muchísimo su comentario respecto del diezmo y todas las citas bíblicas.

Ahora bien, hay un refrán que dice: "¿Y quién le pone el cascabel al gato”?

En todas las iglesias que conozco solo en mi provincia que cuenta con mas del 10 % de población cristiana (o sea 1 ,500,000 personas "creyentes" ) están todas engatusados. ¿Cree que si algún líder o hermano empieza a predicar esto, no le tirarían con el púlpito por la cabeza? ¿Usted apoyaría a una persona que lo haga en mi país, discutiendo con los pastores? (¡Claro que lo haría! HSÁ)

¿Sabe una cosa, Hno., la iglesia de Cristo está hoy muerta como está no por falta de Fe, ni porque no sea el tiempo de Dios, ni siquiera porque, como algunos dicen, se acabaron los dones, eran solo para la iglesia primitiva. ¡¡¡NO!!! Hasta que no dejen de robar los lideres y pastores a Dios con la mentira de los Diezmos, Dios va a hacer oído sordo .

Gracias nuevamente por su claridad. O. M.”

 

Diezmos: muchos estudios, intercambios y testimonios disponibles en esta Web

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.