¿Trajo Dios la plaga del coronavirus
sobre la humanidad?

 

The horrors of coronavirus on display at hospital on Brooklyn ...

 

“Múltiples fuentes informadas sobre los detalles de las primeras acciones tomadas por el gobierno de China y que han visto materiales relevantes, dicen a Fox News que se está aumentando la confianza para deducir que COVID-19 [coronavirus del año 2019] se originara, probablemente, en un laboratorio de Wuhan, aunque no como un arma biológica sino como un producto del empeño de parte de China para demostrar que sus esfuerzos para identificar y combatir virus sean iguales, o mayores, que las capacidades de Estados Unidos de América.

“Esto puede ser el ‘encubrimiento gubernamental más costoso de todos los tiempos’, dijo una de las fuentes.

“Las fuentes creen que la transmisión inicial del virus fue de murciélago-a-humano, y que el “paciente cero” trabajara en el laboratorio, mezclándose, entonces, con la población de Wuhan.”

 

14 de abril de 2020

 

By Bret BaierGregg Re | Fox News Traducción del inglés por HDSÁ

 

 

 

Decisiones por la Deidad

Así que, se desenlazara el drama del coronavirus conforme al escenario arriba, u otro un tanto diferente, la realidad es que el mal que comenzó en Wuhan se ha extendido a casi todo el mundo, registrándose, para el 18 de abril de 2020, 2,310,572 infectados, con 158,691 muertes.

Coronavirus In New York: A Nurse's Harrowing Photo Of Reality For ...Y las cifras siguen aumentándose día tras día. Como, además, las pérdidas económicas astronómicas.

A la izquierda, víctimas del coronavirus en Brooklyn, New York

¿Desataría el propio Dios Creador este enorme mal sobre el mundo?

Allá, en los vastos y bellísimos recintos celestiales, están el Dios Padre y su Hijo Jesucristo sobre sus tronos, pendientes a todo lo que esté pasando en su fantástica creación llamada “Tierra”.

Atentos especialmente a todos los casi ocho billones de seres humanos que residen allí en el planeta.

Presentes también “los siete espíritus de Dios” y millones de ángeles al servicio de la Deidad, como, además, posiblemente, los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes. (Apocalipsis, los capítulos 4 y 5. Exposiciones detalladas)

Observan cuando el “paciente cero”, trabajador en el Laboratorio Nacional Bioseguridad 4 (primer laboratorio de este nivel en China, construido a un costo de $44,000,000, en colaboración con ingenieros franceses. www.wikipedia.org/Instituto_de_Virología_de_Wuhan) se infecta con el coronavirus por contacto con él en el laboratorio.

¿Había planificado la Deidad de antemano, adrede, aquella cadena de eventos, con el propósito de desatar la plaga del coronavirus sobre todo el mundo del siglo XXI?

No me atrevo a responder ni que “Sí” ni que “Negativo”, pues autoridad para hablar de parte de la Deidad no cuento con ninguna.

Lo que sé a ciencia cierta, y creo firmemente, es que este planeta, con sus habitantes, están bajo maldición, que las leyes que gobiernan esta maldición la mantienen, muy en contra de nuestra voluntad humana, día tras día, año tras año, siglo tras siglo, con rarísimas excepciones, y que esta maldición incluye “plagas” de distintas clases, como el coronavirus.

Al igual que terremotos, tsunamis, huracanes, tornados, inundaciones, sequías, etcétera, etcétera. Innumerables enfermedades de toda naturaleza, y, para colmo, ¡la inevitable MUERTE del cuerpo físico de todos y cada uno!

También entiendo que la maldición abarca la notable tendencia en nosotros los seres humanos a…

Malas decisiones, incompetencias, torpezas, descuidos, accidentes, egoísmo, motivaciones malas, orgullo contraproducente, competencia dañina, encubrimiento, aun de actos delictivos. En uno que otro nivel.

Y, esto, pece a la inteligencia excepcional, la preparación académica, la experiencia, el profesionalismo y las buenas intenciones de no pocos hombres y mujeres de nuestra raza.

Las tres plagas de la Sexta Trompeta de Apocalipsis, y las siete plagas postreras de las Siete Copas, entiendo que sean muy específicas, para tiempos muy específicos, de acuerdo con propósitos específicamente determinados por la Deidad.

En cambio, considero, personalmente, que la plaga actual del coronavirus sea la consecuencia natural de errores humanos.

Errores sí, de intenciones, agendas y ejecutorias.

Achacables a las fuerzas negativas de la maldición global operante en nuestros contornos terrenales.

Mas, sin embargo, cada uno de nosotros se hace responsable por cómo y por qué responde de tal o cual manera a cada fuerza negativa de aquellas.

El justo y sabio procura soportar lo que no pueda cambiar para el bien, es enseñado por todo (Filipenses 4:12), y crece en entendimiento, fortaleciéndose cada vez más en su ser interior, es decir, en su mente, espíritu, corazón y alma.

Mientras el hombre o la mujer naturales, o sea, carentes de dimensiones espirituales en su existencia (1 Corintios 2:14-15), tiende a culpar a Dios, aunque no crea en él, y hundirse cada vez más bajo el peso acumulado de las fuerzas negativas de la maldición que los empuja hacia abajo, ¡porque se lo permiten!

 


 

¡Dios tiene el control!

¿De todo? ¿Todo el tiempo?

¿En toda la tierra?

Entonces, ¿también está él en control de este
maligno COVID-19 (coronavirus) del año 2020?

 

Pacientes infectados con el Virus Corona

 


 

John Pascual pregunta:

“¿Qué profetiza Dios en la Biblia sobre la terrible plaga del COVID-19?”

 

 

¿Aparece el coronavirus
entre las plagas de Apocalipsis?

 

A look inside an NYC hospital amid the coronavirus crisis

 


 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.