Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Guías para clases bíblicas. Lista de muchas en esta Web.

El joven Jesucristo. Tres lecciones de preguntas y ejercicios. PDF disponible.

El joven Jesucristo. Lección 1. Regreso a Nazaret vía Jericó. Imágenes en PDF vía carrusel.

 

El mundo familiar-social-secular-religioso de Jesús de Nazaret

Su vida de los 12 hasta los 30 años de edad

Lección 1

Jesucristo: viaje cada año a Jerusalén

En Jerusalén a los doce años de edad

Regreso a Nazaret vía Jericó

Notas para el maestro

Grandes multitudes de israelitas y prosélitos acudían anualmente a Jerusalén para las tres fiestas solemnes ordenadas en la ley. José, María, Jesucristo y demás hijos iban todos los años a la fiesta de la Pascua. En esta pintura se acerca una muchedumbre al hermoso templo con sus grandes patios y pórticos.

Grandes multitudes de israelitas y prosélitos acudían anualmente a Jerusalén para las tres fiestas solemnes ordenadas en la ley. José, María, Jesucristo y demás hijos iban todos los años a la fiesta de la Pascua. En esta pintura se acerca una muchedumbre al hermoso templo con sus grandes patios y pórticos.

 

Lecciones complementarias

Notas para el maestro en PDF

Notas para el maestro

Estas mismas NOTAS en INGLÉS

These same NOTES in ENGLISH

 

Imagen 1 para la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.
 

A. El tema de esta serie de lecciones: El mundo familiar-social-secular-religioso de Jesucristo de Nazaret: de los doce hasta los treinta años de edad.

B. Propósito: que cada joven de la clase conozca a Jesucristo como joven, viéndolo en sus contornos físicos-sociales-religiosos, visualizándole e identificándose con él hasta lo máximo posible.

1. Qué cada uno lo vea como amigo, andando con él en sus viajes, visitándole en su hogar en Nazaret, compartiendo con él en sus actividades.

2. El joven de doce años de edad, qué visualice a Jesucristo de doce años de edad. El de catorce, qué lo visualice de catorce; el de diecisiete, qué lo visualice de diecisiete. Cada uno conforme a su edad.

C. Un vistazo a las imágenes.

1. Tres gráficas que presentan distintos aspectos de la vida del joven Jesucristo.

a) Izquierda. Estudiando la ley de Moisés en la sinagoga de Nazaret.

-Nota. A su discreción, el maestro hace preguntas o explicaciones sobre la gráfica. ¿Qué clase de escrito está abierto sobre la mesa? Un pergamino. ¿Qué es un pergamino? Qué los alumnos comparen este tipo de escrito con los que ellos utilizan en sus clases de escuela secular. Qué describan las vestimentas del alumno y su maestro.

-Asimismo se puede proceder con cada gráfica, pero que se tenga en cuenta que se vuelve, con más detenimiento, sobre algunas de estas actividades del joven Jesucristo y aspectos de su vida más adelante en la serie. Con todo, se considera importante que los alumnos aprendan desde el principio a fijarse atentamente en las gráficas, discerniendo detalles, para así conceptualizar más acertadamente al joven Jesucristo.

b) Centro. El joven Jesucristo en el taller de su padrastro. ¿Cuántos años de edad tendría según esta representación artística de él? ¿Qué hace? ¿Qué herramienta maneja? ¿Cómo se llama su padrastro? ¿Por qué se identifica como “padrastro”?

-Nota. Al propio maestro le corresponde analizar detenidamente, antes de dar cualquier clase, toda imagen, toda gráfica y todo texto incluido en cada diapositiva, con el fin de estar completamente familiarizado con la materia, preparado para responder inteligente y correctamente a cualquier pregunta que hagan sus alumnos. Qué no se limite necesariamente solo a la información impartida en las diapositivas o en estas notas sino que busque más información en escritos relevantes, ya disponibles en impresos ya en el Internet.

c) Una señorita israelita. ¿Qué hace? ¿Por qué incluir esta imagen de una dama joven? Porque el joven Jesucristo también conocía a señoritas de su edad. Este aspecto de su vida social se enfatiza una y otra vez en la serie con la idea de que los alumnos entiendan que el joven Jesucristo no vivía aislado de la sociedad, de contacto con el sexo opuesto, verdad que las jóvenes de la clase deberían apreciar.

2. Al pie de la diapositiva, una imagen que representa a Jesucristo como adulto joven, que anda en compañía de unos cuantos varones y mujeres de más o menos su edad. Jesucristo creció en estatura física, llegando a ser adulto joven. Esta fotografía captura una escena de la película de largo metraje La última tentación de Jesús. Se utiliza aquí en el contexto de una compañía de israelitas que regresan a Nazaret después de estar en Jerusalén para la celebración de la Pascua.

 
Imagen 2 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

 

A. El joven Jesucristo viajó cada año de Nazaret a Jerusalén para la celebración de fiestas solemnes de los israelitas. ¿Por qué cada año? Se supone que el maestro sepa o aprenda por qué, según enseñanzas del Antiguo Testamento.

B. Qué los alumnos identifiquen distintos elementos de la gráfica, con la ayuda del maestro.

1. Dos jóvenes entregan ofrendas a un sacerdote levítico.

a) ¿De qué son las ofrendas?

b) ¿Cuál de los jóvenes sería Jesucristo?

c) ¿Y el otro? Quizás Juan el Bautista. Parentesco de Juan el Bautista a Jesucristo. Edad de Juan el Bautista.

d) Vestimentas de ambos.

2. ¿Cuáles otras ofrendas se ven en la pintura? Una oveja, granadas…

3. ¿Cuántas personas se ven? Observar calle llena de gente. Hasta dos millones, o más, acudían a Jerusalén para la fiesta anual de la Pascua.

4. Comentar las estructuras. Identificar el templo en Jerusalén.

-Nota. El templo no es la muralla enorme con torres, siendo esta muralla la que cercaba el Monte del templo. Detrás de la muralla se ve solo la porción superior de gran templo.

Imagen 3 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Teniendo Jesucristo doce años de edad, viaja de nuevo a Jerusalén, con su familia y toda una compañía de personas de Galilea, juntamente con cientos de miles de otros lugares, para celebrar la Pascua.

B. Después de la Pascua, salen sus padres para Nazaret, pensando que Jesucristo anduviera en la compañía, pero este se había quedado en Jerusalén. Habiendo sus padres caminado un día, buscan a Jesús, y no encontrándolo, regresan a Jerusalén, caminando a pie, donde lo buscan durante dos días. Por fin, lo encuentran en el templo “sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles”. Estos “se maravillaban de su inteligencia y repuestas”. (Lucas 2:41-52). El joven Jesucristo, inteligente en lo espiritual por sus estudios de la ley dada a Israel en el monte de Sinaí. El joven cristiano de actualidad también puede tener mucha inteligencia espiritual con tal de dedicarse al estudio de enseñanzas bíblicas, orar y pedir sabiduría de Dios.

C. Qué los alumnos describan las facciones del joven Jesucristo, como también su vestimenta. ¿Representarían correctamente al joven? ¿De qué rango social-económico era él? ¿Qué dice una profecía del Antiguo Testamento sobre la apariencia física de Mesías? ¿Cómo eran las facciones y demás rasgos físicos del varón israelita típico?

-Notas. Se supone que el maestro pueda responder acertadamente a estas preguntas, ayudando a los alumnos a comprender que el joven en la pintura no representa correctamente al joven Jesucristo. Sus facciones más bien europeas, su tez blanca, su cabello largo, su vestimenta costosa, no reflejan los rasgos de un joven israelita de condiciones pobres del Siglo I.

El propósito principal de esta diapositiva es fijar uno de los parámetros de tiempo para estas clases, a saber, el de “doce años de edad”. Se proyecta examinar detenidamente esto que ocurrió en el templo en una lección futura. Estas orientaciones el maestro se las comunica a los estudiante.

Imagen 4 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Esta imagen fija el otro parámetro de tiempo para la serie, a saber, los treinta años de edad que Jesucristo tenía al ser bautizado por Juan el Bautista.

B. ¿Quién es quién en la gráfica?

C. Sus vestimentas típicas.

D. ¿Dónde fue bautizado Jesucristo?

E. ¿Cómo fue bautizado Jesucristo?

F. ¿Por qué no fue bautizado más temprano en su vida? Por ejemplo, a los doce años de edad, o a los veinte. Porque Juan el Bautista no comenzó su ministerio hasta tener él mismo como treinta años de edad. El bautismo no fue un mandamiento del Antiguo Testamento.

-Nota. A su discreción, el maestro hace, o no hace, estas preguntas; abunda, o no, en respuestas. De haber jóvenes no bautizados en las clases, quizás fuera una ocasión oportuna para impartirles información básica sobre el bautismo que recibió Jesucristo.

Imagen 5 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Se escribe muy poco en el Nuevo Testamento sobre la vida de Jesucristo después de los doce años de edad y hasta los treinta. El texto principal es Lucas 2:52. “Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.”

B. ¡Dieciocho años creciendo en cuatro aspectos vitales! Desde los doce hasta los treinta años de edad.

1. En “sabiduría”.

2. En “estatura”.

3. En “gracia para con Dios”.

4. En “gracia para con… los hombres”.

C. Queridos jóvenes, ¡qué crezcan ustedes de la misma manera, desde los doce hasta los dieciocho años de edad, mediante estas clases!

-Notas.

1. Aquí, el maestro se detiene para enfatizar estas áreas de continuo crecimiento.

2. Define, con la participación de los alumnos, las cuatro áreas claves.

3. Este tipo de intercambio se presta para forjar una relación de amistad y confianza entre maestros y alumnos. Por ejemplo, el maestro se dirige a dos o tres de los alumnos, preguntado cuánto de alto mide… el más alto, el más bajito… qué cuánto medía el joven Jesucristo, etcétera. El sano humor, usado astutamente, contribuye a buenas actitudes, las que abren paso a mayor participación y aprendizaje.

4. En el contexto de estas clases, ¡seis años, pues, para seguir creciendo en sabiduría, estatura, gracia para con Dios y gracia para con los hombres!

a) ¿Quiénes tienen doce años de edad? ¡Queremos que continúen en estas clases seis años más! Muchos temas variados, y no repetitivos, tenemos proyectados.

b) ¿Quiénes tienen quince años de edad? Pues, ¡tres años más en estas clases!

Imagen 6 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Había dos rutas principales entre Jerusalén y Nazaret. La de Jerusalén vía Jericó y caminos por el valle del río Jordán, y la de Jerusalén vía la provincia de Samaria. Ya que terrenos y gentes de Samaria muchos judíos los tenían por “inmundos”, quizás no pocos israelitas escogieran una ruta que los llevara al este de aquella provincia. Tomemos, pues, la que nos lleva por Jericó. Viajando con Jesucristo, su familia y la demás compañía de peregrinos. Para el que tiene doce años de edad, Jesucristo tiene doce años de edad. Para el que tiene catorce, dieciséis o diecisiete, él tiene el mismo numeró de años. ¿Qué veremos? ¿A quiénes? ¿Cuánto tiempo toma el viaje?  ¿Cómo viajamos?

B. La distancia de Jerusalén a Nazaret vía Jericó: 150 kilómetros (90 millas). Indicar los tres lugares en el mapa.

Una lucecita láser es útil para señalar lugares, textos y gráficas en las diapositivas. O, el ratoncito de la computadora. Comparar aquella distancia con alguna semejante entre lugares conocidos para los alumnos.

C. Modo de transportación: a pie, como la pareja en la fotografía superior a la izquierda. En aquel tiempo, los israelitas saludables no solían montarse en burritos. Pero, ¡ahí va fulanito (nombrar algún varón de la clase) montado en un burrito! Familias de la categoría de José, María y sus hijos ni poseían camellos.

-Allá a principios del Siglo I, en aquellas tierras de Israel y Samaria, no había carros, autobuses, trenes o aviones.

D. El tiempo que toma el viaje: cuatro o cinco días. Andando con un grupo tal vez bastante nutrido de personas –incluso mujeres y niños- cargando agua y unos comestibles.

Imagen 7 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Iniciamos el viaje en Jerusalén, saliendo por la puerta oriental y tomando el camino para Jericó. ¡Qué ciudad! Bastante grande. Dentro de sus murallas, con unas cuantas puertas.

B. ¡Qué templo! El templo propio apenas se ve en esta pintura panorámica. Hacia la izquierda, arriba, el humo que se levanta sería el humo del gran altar de los holocaustos frente al templo propio. Alrededor del templo, muy amplios patios donde cabían hasta cientos de miles de personas. A la derecha del templo, la gran fortaleza Antonia con sus tres enormes torres. Aquí vivía y vigilaba constantemente un destacamento de soldados romanos.

C. La puerta oriental de la ciudad se discierne en el mismo centro de la muralla, y fuera de la muralla, en ambos lados del camino para Jericó, tiendas de comerciantes, etcétera. ¡Por ahí andamos!

Imagen 8 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. ¿Cómo visualiza usted a Jerusalén? No fue una pequeña ciudad con calles de tierra o gravilla sino una urbe cosmopolita de calles pavimentadas, muchos edificios y casas construidas de piedras, sinagogas, mercados, un coliseo romano, la enorme fortaleza Antonia junto al templo, y sobre todo, el imponente templo construido por Herodes el Grande, con sus espaciosas plazas y largos pórticos elegantes.

B. En la actualidad, existe en la ciudad moderna de Jerusalén un gran modelo, el que proyecta cómo era aquella ciudad en el tiempo de Jesucristo. En esta fotografía vemos una sección de aquella Jerusalén. Al fondo, en el centro, el coliseo-teatro romano. Detrás del coliseo-teatro, tiendas. Al frente, alrededor del coliseo-teatro, casas, tiendas o comercios. Colindando con la muralla al frente, en el centro, una plaza amplia con pórticos. La muralla con sus torres cercaba y protegía el elegante Palacio de Herodes, del cual se ve solo una pequeña parte en primera plana. Esto para tener una idea de cómo era aquella ciudad. El joven Jesucristo andaba por aquellas calles, viendo todos aquellos edificios maravillosos, y todo el gentío que pululaba por aquellos lugares, particularmente durante las tres fiestas solemnes de Israel. Él no era, pues, un joven aislado de tales escenarios. ¡Todos los años pasaba unos cuantos días en aquella gran ciudad!

Imagen 9 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. ¡Qué templo! El equivalente de un edificio de quince pisos. Quizás el edificio más alto de todo el Imperio Romano de principios del Siglo I. Fachada de mármol blanco. Una de las maravillas del mundo de aquel tiempo. Muchos miles de artesanos trabajaron por décadas en la construcción de aquel templo, con todos los pórticos, plazas y demás edificios alrededor de ello. De hecho, todavía se ocupaban miles de obreros en aquellas tareas cuando Jesucristo iba a Jerusalén todos los años. En los fundamentos para toda esta obra extraordinaria había piedras alisadas que pesaban hasta ochenta toneladas. Y no dos o tres sino muchas colocadas en hileras, una encima de la otra.

B. En la escalinata frente al portón de bronce que daba acceso al Lugar Santo en el templo se paraban sacerdotes que cantaban y tocaban trompetas para las distintas actividades de culto ordenadas para el templo.

C. En el fondo, a la izquierda, se levantan las tres altas torres de la fortaleza Antonia.

Imagen 10 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Caminando a pie por el camino hacia Jericó, pasamos cerca del Monte de los Olivos, a la derecha en esta fotografía.

B. De Jerusalén a Jericó: 24 kilómetros (15 millas).

C. Nos toma todo un día el viaje.

D. Al principio del viaje, hay algunos árboles, cultivos y pastos. En esta área caen unos 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia anualmente. En ocasiones, cae nieve en Jerusalén.

Imagen 11 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Siguiendo por el camino a Jericó, comenzamos a bajar precipitadamente. Mientras Jerusalén se encuentra a 855 metros (2,600 pies) por encima del nivel del mar Jericó se halla a 270 metros (825 pies) por debajo del nivel del mar. Una diferencia de altitud de 1,125 metros (3,425 pies) en una distancia de tan solo 24 kilómetros (15 millas).

B. Bajando, bajando, entramos en un puro desierto donde caen solo unos 20 centímetros (8 pulgadas) de lluvia anualmente. Aquí no crecen árboles; tampoco casi ninguna plantita.

C. Por ahí va fulanito en su burrito (se nombra a algún varón de la clase) por aquel camino entre tierras áridas rumbo a Jericó. Por ahí pasaría el joven Jesucristo en uno que otro viaje a Jerusalén o de regreso a Nazaret.

Imagen 12 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Una fotografía tomada en el año 1932 de dos viajeros que transitaban el camino de Jerusalén a Jericó.

B. ¿En cuál relato suyo se refiere Jesucristo a este camino? En el del buen samaritano (Lucas 10:25-37).

Imagen 13 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Otra vista que nos ayuda a apreciar las áreas desérticas por donde pasaba el camino de Jerusalén a Jericó.

B. La flecha a la izquierda indica la ubicación de Jericó, un oasis cerca del río Jordán. La a la derecha señala hacia la parte norteña del Mar Muerto, desembocando el río Jordán en aquel Mar.

-Nota. A su discreción, el maestro comenta estas escenas. Lo difícil, arriesgado y fatigoso de caminar a pie por tal camino. Caminando el joven Jesucristo, con sus padres y hermanos.

-Enfatizar que durante todos aquellos viajes, Jesucristo iba creciendo en sabiduría, estatura, gracia para con Dios y gracia para con los hombres. Veía muchos lugares distintos, desde desiertos hasta la gran metrópolis de Jerusalén. Veía e muchísima gente de distintos niveles sociales-económicos. En medio de todo, se mantenía vertical en su conducta, cuidando su testimonio. Lo hacía como un ser humano joven, y no como un joven “dios”, no teniendo reparo a poderes sobrenaturales para confrontar pruebas y tentaciones. El reto para el joven de hoy día es imitar tan excelente ejemplo.

Imagen 14 de la Lección 1 de la serie El joven Jesucristo.

A. Pasando una noche en Jericó o su cercanía, el próximo día nos enfilamos por el camino cerca del río Jordán.

B. Llegando cerca del territorio de los samaritanos, cruzamos el río, siguiendo hacia el norte por la ribera oriental del río.

C. Luego, cruzamos de nuevo el río Jordán al encontrarnos en un punto donde podemos entrar en tierras de Galilea.

D. Seguimos el camino por Galilea tomando la bifurcación que conduce a Nazaret.

E. Habiendo caminado cinco días, llegamos a la casa de José y María en el pequeño poblado llamado Nazaret.

F. La fotografía es del río Jordán cerca de donde sale del Mar de Galilea.

Estas mismas NOTAS en INGLÉS

These same NOTES in ENGLISH

El joven Jesucristo. Lección 1. Regreso a Nazaret vía Jericó. Imágenes en PDF vía carrusel.

Guías para clases bíblicas. Lista de muchas en esta Web.

El joven Jesucristo. Tres lecciones de preguntas y ejercicios. PDF disponible.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.