Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Índice del contenido completo, incluso gráficas, del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

APOCALIPSIS
Análisis de las profecías y visiones

Cuatro caballos transparentes como espíritus galopan sobre el planeta Tierra en esta gráfica que ilustra la Página sobre usar como Curso el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones.

Algunas directrices en torno a impartir este comentario como CURSO 

 

En la Escuela de Estudios Bíblicos Avanzados, de la iglesia de Cristo en Puerto Rico, cada alumno que estudia el curso formalmente recibe su propia copia del Análisis, pagando el costo del material durante el transcurso de las clases. No se le entrega el comentario completo desde el inicio sino porciones conforme progrese el desarrollo del curso. Al principio, se le entrega una carpeta grande y ancha, de tres argollas, en la cual va colocando el material. Debido a la cantidad de páginas que ocupa todo el comentario –en la actualidad, casi mil- se requieren al menos dos carpetas por alumno.

“Apocalipsis” es uno de los cursos estudiados durante los años tres y cuatro de la Escuela. El alumno que aprueba todos los cursos recibe el Certificado de Cuatro Años. En cuanto al interesado que quisiera acudir como “oyente” a las clases sobre Apocalipsis, no se le hace ninguna exigencia, pero su participación en la clase, mediante comentarios, preguntas, etcétera, puede sea limitada por el maestro a su discreción. Esta directriz obedece al hecho de que a veces no falta algún oyente que tienda a dominar la clase con sus ideas, interpretaciones y otras intervenciones, quizás perjudicando a los que toman el curso formalmente.

El alumno estudia la porción asignada del Análisis no solo en las clases sino también en su tiempo libre. En la clase, se leen en voz alta las porciones claves del Análisis, párrafo por párrafo, resumiendo el maestro la enseñanza, haciendo preguntas, contestando preguntas, fomentando el diálogo, procurando siempre que cada estudiante entienda cabalmente la información impartida. No es preciso leer todo el Análisis en voz alta en las clases, escogiendo el maestro las porciones a ser leídas. Desde luego, se supone que el alumno lea en privado también las partas no leídas en voz alta.

De contar el maestro con un retroproyector y los acetatos que ilustran el material, o un proyector digital y PowerPoint, proyecta las Presentaciones gráficas disponibles para unos cuantos de los temas tratados, enfatizando los puntos resaltados y señalando las distintas gráficas, explicando el significado o propósito de cado una, etcétera. Este procedimiento refuerza el proceso del aprendizaje.

El maestro prepara a los alumnos para cada examen, indicándoles cuáles son los puntos más importantes, sobre los que pueden esperar preguntas, etcétera, en el examen. Previo a la fecha para el examen, vuelve a repasar estos puntos con los alumnos. Procediendo así, es de suponerse que logre ayudar a los alumnos, aun a los de poca preparación académica, a dominar la materia. Desde luego, todo este procedimiento requiere mucha paciencia y bastante tiempo, y que el maestro mismo se haya preparado al máximo, pues si él no domina la materia totalmente, ¿qué puede esperar de los alumnos?

 

En la Escuela de la iglesia de Cristo en Puerto Rico, se requiere que el candidato para el estudio de Apocalipsis haya terminado exitosamente los primeros dos años de estudios fundamentales, recibiendo el Certificado correspondiente. Cada lunes por la noche, de 7:00 p. m. a 9:30 p. m., durante dieciocho semanas corridas, dos veces al año, para un total de treinta y seis lunes cada año, se imparten tres clases a cuatro grupos distintos. Para el segundo grupo, la primera y tercera clases se dedican al estudio de Apocalipsis. [El tercer grupo estudia para el Certificado de Seis Años, y el cuarto grupo se compone de posgraduados que estudian temas y textos bíblicos no cubiertos durante los primeros seis años.]

Este procedimiento de la Escuela en Puerto Rico es tan solo un ejemplo de varias opciones posibles.

Personalmente, prefiero impartir este curso a alumnos que se comprometan formalmente a estudiarlo hasta terminarlo, y que lo estudien con el propósito de prepararse para también enseñarlo, bien sea el curso completo o temas particulares, en sus respectivas congregaciones. O enseñar la materia en cualquier otro foro donde haya personas deseosas de aprender.

No albergo ninguna ilusión de que todo maestro o alumno acepten necesariamente toda interpretación desarrollada en el Análisis. Por razones puestas de relieve en la Introducción del Capítulo Uno del comentario, sigo esforzándome para entender cada vez mejor el contenido de Apocalipsis, sin dejar que la tarea consuma la mayor parte de mi tiempo y energías. Este Análisis es el fruto de mis labores al respecto. Estoy plenamente consciente de que existen numerosas interpretaciones marcadamente diferentes a la que presento. Cuál sea la más razonable cada maestro o estudioso lo determina mediante su propio análisis informado y objetivo.

De revestirse este comentario de algún mérito, a Dios le doy las gracias y la honra. Me sentiré más que satisfecho al saber que otras personas lo encuentren de valor como fuente de información edificante y práctica.

Índice del contenido completo, incluso gráficas, del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.