Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Muchos estudios, intercambios y testimonios en esta Web sobre el pentecostalismo

Intercambios sobre doctrinas y prácticas pentecostales 

Testimonio de puertorriqueña contra el pentecostalismo, en el cual perseveró durante diez años.

Iglesia pentecostal en Fajardo, Puerto Rico
Una iglesia pentecostal en Fajardo, Puerto Rico

Insertamos breves comentarios o respuestas a preguntas

"He encontrado toda su Página muy informática y de gran ayuda. Vivo en Puerto Rico y pertenecí a la Iglesia Pentecostal. Es un pueblo bueno y no me cabe duda de que son personas que aman a Dios, pero con mucho pesar sé que desconocen el fundamento de la Palabra. Estuve con ellos diez años, y al principio no comprendía ciertas cosas. Luego, comencé a estudiar por mi cuenta las Escrituras y lo primero que comprendí fue que anulaban la gracia al sincretizar ambos pactos. De aquí, que su prédica está cargada solo de "juicio y castigo”, entre otros elementos del Antiguo Pacto.

También comprendí que esclavizaban al hombre (mujer) con su teología sincretista de sacrificios para ser santos, matar la carne o ganar la salvación. De aquí, sus ritos u observancias a la hora de vestirse, prohibiciones de todo tipo, ¡y de ver al diablo en absolutamente todo en la vida! Exigencias de santidad que abarcaban desde la asistencia los siete días hasta el diezmo, el cual está atado a nuestra salvación, condicionando esta última con esta práctica, que entiendo está claramente indicada era  para el pueblo de Israel, y sus sacerdotes, el pueblo, etcétera.

[En www.editoriallapaz.org/diezmos_compilacion.htm se encuentra una cantidad considerable de estudios a fondo, intercambios y testimonios relacionados con diezmos. Se confirma ampliamente que la ley de diezmar atañía solo al pueblo de Israel conforme a la ley dada a Moisés en Sinaí, y que no es para la iglesia cuya ley divina es el Nuevo Testamento de Cristo.]

Tanto los pentecostales como otras denominaciones han creado y orquestado una serie de prácticas "divinas” de primicias, diezmos y otros tipos de ofrenda, justificadas para exigirlas como requisito de salvación. Requisitos son también un evangelio santo y sin mancha, observando el "ornato exterior" de la mujer, ¡con prohibiciones estrictamente absurdas! ¡Hay mujeres sensuales con apetitos sexuales reprimidos que usan faldas!!! Por Dios, ¡¡¡no es cuestión externa!!!! Si una mujer es sensual lo va a exteriorizar, ¡aun  use faldas!! Es mi opinión que esto es un difícil prejuicio contra la sociedad y está basado en un tipo de sacrificio personal que, según muchos, es vital para la salvación.

Si te apartas de su iglesia, te ignoran y te destierran psicológicamente. Si te atreves a disentir de sus errores o posturas, te tildan de hereje o de blasfemo, se alborotan y, con agresividad, comienzan una disputa sin fin.

Hay tantas y tantas cosas extrañas. Si no hablas lenguas, no vas al cielo. Si no diezmas, tampoco. Si no tienes ministerio, si no asistes siete días, y la lista puede ser interminable.

Son como agoreros. Tienen una línea directa con Dios para saber cosas de otras personas, de su futuro, etcétera. Como si fueran mentalistas, adivinos, etcétera. ¿Es esto bíblico? ¿Es posible que Dios se posesione de un cuerpo y hable un mensaje a un grupo o a una persona en específico? ¿Esto no es condenado en la misma Biblia?

[Comentario. Cuando los verdaderos apóstoles “fueron todos llenos del Espíritu Santo” en el día de Pentecostés, “comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hechos 2:4). Las “otras lenguas” que hablaron eran las lenguas natales de los oyentes, y no lenguas angelicales o jerigonzas. “… cada uno les oía hablar en su propia lengua (Hechos 2:6). “¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?” (Hechos 2:8) El mensaje comunicado por el Espíritu a las mentes de los apóstoles por inspiración divina se componía de “las maravillas de Dios” (Hechos 2:11), mensaje perfectamente entendible, siendo el mensaje predicado por el apóstol Pedro aquel día (Hechos 2: 14-38) ejemplo clásico de las revelaciones divinas impartidas por Dios a sus siervos escogidos y fieles. Ni Dios ni el Espíritu Santo posesionan mentes o cuerpos como en el caso de pentecostales de actualidad. Estos, vencidos por un frenesí, o éxtasis, de emociones e ilusiones desenfrenadas, dicen hablar de parte de Dios, pero ni su mensaje ni su comportamiento irracional es de Dios, y consiguientemente, tampoco su mensaje. Realmente, son “posesionados”, mas no por el verdadero Espíritu Santo. Diríase que pertenecen a la categoría de pastores y profetas falsos de Israel en los tiempos de Jeremías y Ezequiel. Acerca de aquellos, Jehová Dios testifica: “…hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová”. “No envié yo aquellos profetas, pero ellos corrían; yo no les hablé, mas ellos profetizaban.” “He aquí que yo estoy contra los profetas que endulzan sus lenguas y dicen: Él ha dicho. He aquí, dice Jehová, yo estoy contra los que profetizan sueños mentirosos, y los cuentan, y hacen errar a mi pueblo con sus mentiras y con sus lisonjas, y yo no los envié ni les mandé; y ningún provecho hicieron a este pueblo, dice Jehová.” (Jeremías 23:16, 21, 31-32). Denuncias similares pronunciadas por Dios se hallan en Ezequiel 13. Si desea profundizar más en estos temas, permítanos recomendarle los estudios e intercambios relevantes en esta Web en www.editoriallapaz.org/espiritu_santo_lista_recursos.htm]

¿Por qué estos se enfocan en el pecado del Antiguo Testamento, siendo un 95% de sus predicaciones sobre juicio, castigo y condenación, cuando en el Nuevo Testamento Dios se revela diferente? Tal como está nuestra sociedad, creen ellos de vital importancia andar con esta prédica, habiendo tantas almas sedientas de amor que es la gracia, y no de querer oír juicios. ¿Realmente, es Dios un Dios de amor o, como ellos dicen, de fuego consumidor?

[Pues, Dios es ambos, es decir, tanto “amor” (1 Juan 4:8) como “fuego consumidor” (Hebreos 12:29). Pero, dedicar “un 95% de sus predicaciones” a “juicio, castigo y condenación”, apoyándose mayormente en el Antiguo Testamento es un error garrafal de los pastores y evangelistas pentecostales, constituyendo otra evidencia contundente de no ser ellos verdaderos portavoces del evangelio de Cristo. De hecho, el énfasis primordial de este evangelio, de estas buenas noticias, es sobre el amor de Dios, la reconciliación, esperanza de vida eterna, todas las gloriosas bendiciones de ser cristiano, en fin, sobre lo positivo.]

Líderes de iglesias y movimeintos pentecostales en Puerto Rico Líderes de iglesias y movimientos pentecostales en Puerto Rico. Lo que les une no es la "sana doctrina" de Cristo (Hebreos 6:1; 2 Juan 9-11) sino el existencialisimo religioso, es decir, una fe basada en sentimientos, experiencias psíquicas-emotivas, señales engañosas, testimonios e ilusiones de ser bautizados con el Espíritu Santo. ¿Unidos? De modo alguno. El pentecostalismo es, efectivamente, una enorme conglomeración de sectas, concilios, movimientos y ministerios independientes, con doctrinas, normas y prácticas contradictorias. ¿Cómo pensar, pues, que el pentecostalismo sea el estándar del cristianismo?

 

A mí me predicaron de tantas cosas erráticas. Sé cómo manipulan y sugestionan a los  hijos de Dios, que van muchos ignorantes, sin conocimientos, a estas iglesias que se han convertido en un tipo de sectas religiosas. Nos inculcan temores malsanos del diablo, que está por todas partes, ¡en todo! Todo es del diablo, ¡absolutamente todo! Lo ven en todos lados conspirando en su contra y nos vuelven unos temerosos que le servimos a Dios por miedo, sin confianza, con dudas de si en verdad este Dios que ellos predican es real o tiene muchas caras.

Creen que los únicos santos y salvos son ellos, y lo dicen desde sus púlpitos. Si no estás haciendo lo que pastores y lideres, etcétera, creen es lo correcto, te maldicen sin temor en nombre de Dios, diciéndote todo tipo de argumentos falsos y que infunden dudas y temores irracionales a Dios. "Así dice el  Señor”, "Dios  me dijo", “Tuve un  sueño”, “Tuve una  visión”, “El profeta tal me dijo”. O el profeta, o la profetisa, entran en un trance y reciben un mensaje en su espíritu, en su mente y trae eso a la congregación. ¡Ellos creen más en los profetas, apóstoles y evangelistas de "fuego y poder” que en  la Palabra misma de Dios! Y van eufóricos a las actividades de dichos agentes de Dios, convencidos que todo lo que estos digan es de Dios.

Me pregunto: ¿Dios habla hoy a través de estas personas? Pareciera que hayan  copiado las prácticas del Antiguo Testamento en todo, para vivir la gracia salvadora. Pero, ¿acaso Gálatas no menciona que se hace maldito todo aquel que pretenda vivir la ley sin poderla cumplir? Un día te dicen que Dios sana. ¡Otro día, te dicen que Dios te puso esa enfermedad en el cuerpo para enseñarte algo! Predican que Dios hace hoy lo mismo que ayer, olvidando que no somos judíos sino gentiles, que Dios tuvo su trato diferente con estos y que hoy vivimos bajo un pacto y condiciones diferentes. ¿Es así, o estoy equivocada? Tantas leyes que hay en el Antiguo Testamento, ¡pero ellos se  aplican y le dan vigencia a unas sí, y otras, no! ¿Es esto correcto?

[Respuestas a sus preguntas. ¿Qué si Dios habla hoy a través de estas personas? Negativo. ¡En absoluto! Ni su mensaje, ni sus ejecutorias, manifestaciones, actitudes o imponencias armonizan con doctrinas y normas del Nuevo Testamento. Quien busca diligentemente ejemplos de sus predicaciones, cultos u organizaciones en el Nuevo Testamento se frustraría si espera encontrarlos, pues son inexistentes en el texto sagrado. Usted no se equivoca. Al contrario, ha puesto el dedo en la llaga. Y ha acertado perfectamente al escribir: “Predican que Dios hace hoy lo mismo que ayer, olvidando que no somos judíos sino gentiles”.]

Dicen que Dios es amor, pero son intolerables con otras religiones. ¿Por qué? Cuando alguien cae en pecado, no es redimible. Sin embargo, para Jesús es todo lo contrario. ¿Por qué razón siempre predican del Antiguo Testamento y casi nunca del Nuevo?

Hay tantas actividades de ventas en las iglesias, que pareciera estar imitando a los cambistas del templo.

Los pastores en ocasiones se creen con derechos sobre las vidas personales de las personas. Con honestidad, un día entendí que estaba en un sitio con gente en su  mayoría buena, pero enseñada y adoctrinada con errores peligrosos. Que me había  vuelto una persona triste, que le servía a Dios con miedo y no con libertad. Con grandes sentidos de culpabilidad todo el tiempo, y con miedos irracionales que me habían inculcado para manipularme. Cuando entendí que no podía mirar a nadie como mi enemigo, por ser de diferentes denominaciones, porque Dios es amor y la gracia establece con claridad este mandamiento. Cuando comencé a comprender que ir a la  playa no es malo, ni pecado. Dios nos dio el regalo de la vida. ¿Por qué no disfrutarlo? ¿Por qué era pecado? Todo lo que es parte de su creación. "Todo me es licito, no todo me conviene.” Cada cristiano sabe cómo comportarse en estos lugares. ¿Acaso usted se priva de ir a lugares públicos donde hay gente de todo tipo y denominación? ¿No se atienden con médicos impíos? Cuando comprendí que mi Dios es un Dios de Gracia, decidí salir.

Comparto estas inquietudes con ustedes porque sé que hay otros cristianos deseosos de salir, pero les importa más el “qué dirán”, y su imagen, que su salvación, tranquilidad y su acercamiento sano a Dios.

¡Dios les bendiga!”

[“…decidí salir.” “…sé que hay otros cristianos deseosos de salir…” del pentecostalismo. ¿Para dónde? ¿Para el mundo? ¡Dios los libre! ¿Para otra iglesia? Qué procedan con sumo cuidado. ¿Por qué se hicieron pentecostales en primer lugar? ¿No fue principalmente porque desconocían la “sana enseñanza” del Nuevo Testamento? Y si ese mal no lo corrigen, ¿cómo podrán saber distinguir la iglesia que se rige por el “nuevo pacto” de Cristo, por “la ley de Cristo” (1 Corintios 9:21), por “la doctrina de Cristo” (Hebreos 6:1; 2 Juan 9-11), de las demás iglesias también sometidas a credos, tradiciones y criterios de hombres y mujeres no inspirados? He aquí la problemática y el reto. ¿La solución? Adquirir el conocimiento necesario de la “sana doctrina” (1 Timoteo 4:16; Tito 2:1) que capacita para discernir entre lo correcto y lo erróneo. En este mundo de tantas y tantas sectas que reclaman ser cristianas existen miles de congregaciones cuyo propósito es ser la continuación de aquella iglesia fundada por Cristo en el Siglo I, aquella diseñada por Dios mismo y revelada en el Nuevo Testamento, aquella iglesia ideal, según Dios, cuyos rasgos se descubren en Hechos y las epístolas inspiradas de Pablo, Juan, Pedro, Santiago y Judas. Amigo pentecostal, amiga pentecostal, que quisiera salir, humildemente le animamos a estudiar por su cuenta el Nuevo Testamento, objetivamente, habiendo despejado su mente de ideas preconcebidas, especialmente la teología pentecostal, y que luego busque a una congregación de las que se empeñan en ser la continuación legítima de la primera iglesia de Cristo establecida en Jerusalén, en Pentecostés del año 30 d. C. La opción de establecer una nueva congregación que se organice, adore y trabaje de acuerdo con el “nuevo pacto” también será factible para la persona, o personas, con suficiente conocimiento y madurez para implementarla. De nuestra parte, estamos en las mejores disposiciones de brindarle nuestro apoyo espiritual y moral.

Quisiéramos recomendarle el estudio Rompiendo con el pentecostalismo en www.editoriallapaz.org/pentecostalismo_rompiendo_con.htm.

Referente a comenzar una nueva congregación, se encuentra un listado de sugerencias concisas en www.editoriallapaz.org/Requisitos -nueva congregacion.htm.   

Dios alumbre los “ojos de su entendimiento”, como también los nuestros.]

 Muchos estudios, intercambios y testimonios en esta Web sobre el pentecostalismo

Intercambios sobre doctrinas y prácticas pentecostales

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.