Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Desglose de estudios sobre obras benévolas y evangelísticas hechas bíblicamente

-La religión en Puerto Rico. Desglose de recursos en esta Web.

 

Cristianos en Puerto Rico hacen obras evangelísticas y benévolas en la India, siguiendo directrices del Nuevo Testamento.

   
Jagun, India. El orfanato Villa Simiente de Mostaza. Dos huerfanitos. Una casa con cabida para ocho huérfanos y la viuda cristiana que los cuida. Costo de construirla: aproximadamente $2,200.00.

“En todo os he enseñado que trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.” (Hechos 20:35)

¿Arde su corazón con el deseo de “ayudar a los necesitados”? Sugerencia: ser astuto administrador de sus ofrendas, enviándoselas a cristianos que las invierten de acuerdo con el propósito específico fijado por usted, no desperdiciando ni desviando siquiera un centavo.


Área de la India enfocada en este artículo: a la derecha, entre Myanmar, Tibet y Bhutan. La ciudad de Dibrugarh está indicada en la parte superior, derecha, arriba del estado de Magaland.

Según informes de evangelistas que trabajan en la India, la hermandad de congregaciones conocidas como Iglesias de Cristo se compone, en aquel país oriental, de más de tres millones de feligreses bautizados bíblicamente, es decir, por inmersión y “para perdón de los pecados” (Hechos 2:32-47; 8:26-40).

En este artículo, enfocamos algunas obras solo en una parte del noreste de la India.

Mustard Seed Village –Villa Semilla de Mostaza- es un orfanato en Jagun.

-En la actualidad, cuarenta y dos huérfanos están hospedados en Villa Semilla de Mostaza. A menudo, otros son aceptados. Por ejemplo, fueron recibidos en febrero de 2011, Rikesh Sonar y Rakhi Sonar, hermano y hermana, de siete y cinco años de edad respectivamente. Su madre murió de cáncer; su padre fue muerto accidentalmente hace unas pocas semanas por el elefante que él montaba, guiándolo en la realización de trabajos especiales hechos por elefantes en la India.

-Con tan solo $40 mensual se proveen alimentos, ropa y educación para un huérfano.

-A una viuda cristiana se le paga $50 mensual, haciendo posible que ella viva con ocho huérfanos en una casita, cuidando de ellos como si fuera su madre. La cultura de la India no permite a una viuda casarse de nuevo aunque se enviudara muy joven, por ejemplo, a los dieciocho años de edad.

-La construcción de una casita para ocho huérfanos y la viuda que los cuida cuesta $2,200.

-Ahora bien, estas familias especiales –una viuda cristiana, con ocho huérfanos a su cuidado- toman el lugar de una familia tradicional. Tal hogar guarda similitud al de una  esposa y madre que cuida de sus hijos, no estando presente el esposo y padre por la razón que fuera. En los hogares de Villa Simiente de Mostaza los huérfanos se benefician grandemente, no solo de alimento, ropa y techo sino también de un ámbito espiritual desarrollado conforme a principios bíblicos, y no saturado de las supersticiones de religiones orientales tales como el budismo o el hinduismo. 

El caso de los Indios Chakma y Hajong. Muy pobres y perseguidos. Aproximadamente 70,000 en cuarenta villas.

-Garry Jones, evangelista, adiestrado como paramédico y primer respondedor al ocurrir desastres –inundaciones, ciclones, hambrunas, etcétera- atendió a quinientos varones de los Chakma en solo tres días, tratando toda suerte de enfermedad desde fiebres y pulmonía hasta malaria y lepra.

-Durante los últimos meses, estudios bíblicos han sido impartidos a cientos de Chakma, de la religión budista, bautizándose ya más de ciento veinte. Residentes de otras villas de los Chakma se han comunicado con los evangelistas, indicando que están dispuestos a bautizarse. En la actualidad (febrero de 2012), hay cuatro congregaciones en cuatro villas distintas. Invirtiéndose aproximadamente $850, se puede construir un lugar de reunión sencillo de bambú.

-Adiestramiento de varones para el evangelismo. Seis varones jóvenes adultos se graduaron, después de dos años y medio de estudios, del Instituto Biblico Theophilus. Entre los requisitos para graduarse, debían pasar dos pruebas exigentes: (1)  “Empezando con Génesis y terminando con Apocalipsis, relatar en orden cronológico lógico la historia que cuenta la Biblia, identificando versículos, personajes, eventos y doctrinas claves en cada uno de los sesenta y seis libros, citando un mínimo de cincuenta versículos pertinentes.” Los seis tomaron, cada uno, ocho horas para esta tarea, llenando libretas no pequeñas. (2)  Responder satisfactoriamente, apoyándose en la hermenéutica y apología correctas, a preguntas hechas verbalmente por el cuerpo docente y el evangelista. ¡Los seis aprobaron las pruebas! Cuatro de los seis regresarán a las villas de las que procedieron, donde trabajarán en los huertos de té o cultivos de arroz para sostenerse económicamente, mientras también sigan predicando el evangelio. Dos casados irán, con sus familias, a dos ciudades grandes, Dibrugarh y Margarita, con el propósito de establecer congregaciones donde ninguna ha existido hasta el momento. Su sostenimiento consiste de $200 mensual, por tres años.

Fondos para estas obras

-Los cristianos en Puerto Rico que han decidido apoyar obras benévolas y evangelísticas en la India tendrían que gastar sumas grandes de dinero para viajar personalmente desde la “isla del encanto” a las regiones del noreste de la India, llevando cada uno sus ofrendas.

-Pero, no es preciso que ninguno haga tal viaje, pues tienen la opción de hacer llegar sus ofrendas para la India a través de los ancianos (obispos-pastores) de la iglesia de Cristo en Clinton, Tennessee. Recibiendo aquellos ancianos las ofrendas de los cristianos en Puerto Rico, han de asegurar que se utilicen en la India exactamente de acuerdo con el deseo de cada contribuyente. Si la ofrenda recibida es de parte de una congregación en Puerto Rico, los ancianos de la iglesia en Clinton están moralmente obligados a disponer de ella conforme al deseo explícito de la congregación contribuidora, bien sea para sostener a un huérfano, a una viuda cristiana que cuide de huérfanos, a un hermano preparándose para la obra evangelística, para la construcción de una casita donde se hospeden huérfanos o la de un lugar de reunión. Así que, la voluntad de la congregación contribuidora se respeta, no perdiendo ella control de su ofrenda. Desde luego, lo mismo es aplicable a las ofrendas enviadas por cristianos particulares.

-Ahora bien, ni los ancianos de la iglesia en Clinton, ni los evangelistas que viajan a la India llevando e invirtiendo las ofrendas de los cristianos en Puerto Rico, sustraen de ellas porciones para cubrir “gastos administrativos, de viaje, sostenimiento para los evangelistas”, etcétera. Provisiones para tales gastos necesarios los ancianos de la iglesia en Clinton han de proveerlas con fondos disponibles mediante otras fuentes de ofrendas voluntarias, y así lo hacen. Sucede, pues, que si una pareja de cristianos en Puerto Rico envía $40 mensual para un huérfano en Villa Semilla de Mostaza, la suma en su totalidad llega a la India y es invertida de acuerdo con el deseo de los donantes. ¡Qué maravilloso! ¡Qué buena obra! Una forma honesta de hacer obras caritativas y de evangelizar. Libre de reproches; de gastos innecesarios, de malas sospechas. De la manera que el apóstol Pablo, los evangelistas Timoteo y Tito, como también los demás ministros y “mensajeros de las iglesias” hacían obras benévolas en el Siglo I, procurando hacer las cosas honradamente, no solo delante del Señor sino también delante de los hombres” (2 Corintios 8:18-24), asimismo lo hacen hoy día evangelistas, ancianos y otros obreros que siguen ejemplos y directrices del Nuevo Testamento. Por ejemplo, el evangelista Garry Jones, evangelista a la India, ha de dar cuenta a los ancianos de la iglesia en Clinton, pues estos son los que le envían en misión a aquel país lejano. No se lleva el hermano Jones, por su cuenta, sin tener que responder a nadie, grandes sumas de dinero a la India, gastándolas a su parecer o antojo.

-¿Discierne usted, querido lector, las diferencias notables entre, por un lado, esta manera de hacer, bíblicamente, obras espirituales, y por el otro, los procedimientos, frecuentemente mañosos, engañosos, sospechosos, de no pocos evangelistas, pastores, pastoras, autodenominados “apóstoles”, “reverendos”, “ministerios independientes”, etcétera, del presente. Muchos de estos solicitan ofrendas para “obras caritativas” en África, India, Perú, Guatemala, México o el lugar que sea; donativos mensuales de $25 (por ejemplo) para cuidar de “niños desamparados” en tal o cual lugar. Y algunos reciben millones y muchos millones de dólares de almas nobles, pero ingenuas, o mal informadas. ¿A quién, o a quiénes, responden por el uso de tanto dinero? ¿Qué porción extraen para “usos administrativos”, incluso sueldazos personales? Entre ellos figuran quienes viven en casas lujosísimas, tienen su propio jet privado, quizás más de uno, se quedan en hoteles de los más caros y andan con tantas riquezas que necesitan guardaespaldas, tal vez más de uno. La “Reverenda Joyce Meyer” es un ejemplo clásico. Amigo, amiga, hermano, hermana, ¿con qué justificación enviar usted su aportación para huérfanos, viudas o desamparados a personas como ella? ¿A “ministerios” no fiscalizados debidamente como él de ella? De seguro, que la “organización” cual sea, o el personaje religioso carismático cual sea, se queda con una buena porción de su ofrenda. Hasta un 80%, según ciertas investigaciones. En tal caso, ¿cómo clasificar a usted como “administrador astuto” de los recursos que Dios la ha conferido?

-También andan por ahí “evangelistas” que reciben y administran, personalmente, sumas sustanciales de ofrendas apartadas para el evangelismo u obras benévolas. Si los tales contaran con credenciales bíblicas, espirituales y materiales totalmente legítimas, como las que tenían el apóstol Pablo, y los evangelistas Timoteo y Tito, pues quizás confiáramos implícitamente en ellos (2 Corintios 8 y 9). Pero, se sabe que muchos no pueden presentar tales credenciales. Sin embargo, por allá viajan con fondos cuantiosos en su haber, sin tener que responder a algún obispado bíblicamente formado, como el de Clinton. Entre ellos se cuentan los que “compran” predicadores, en distintos países, incluso la India, comprometiéndose los “asalariados” a enseñar la “doctrina” particular del que suple el sueldo.

-La iglesia de Cristo en Clinton, Tennessee dispone de los mecanismos para evitar los males señalados. Una organización netamente bíblica compuesta de una pluralidad de ancianos –exactamente el patrón establecido por Pablo y Bernabé, constituyendo estos dos obreros “ancianos”, plural, en cada iglesia por ellos establecida (Hechos 14:23). Además, los ancianos en Clinton aseguran el uso de los fondos aportados conforme al deseo del contribuyente. También, envían en misión benévola y evangelística a un evangelista de confianza, conocido y fiscalizado por ellos. Sabiendo que tales mecanismos se emplean, los cristianos de Puerto Rico no dudan del uso correcto de sus ofrendas enviadas, y esto por sí solo es una enorme bendición.

-Si le interesa orientarse más sobre las magníficas oportunidades en la India para evangelizar y hacer obras benévolas, puede contactar, sin compromiso, a: Elders, Iglesia de Cristo, P. O. Box 1126, Clinton, TN 37717, USA. Teléfonos 865-567-7872; 865-247-3146. Garryjones356@comcast.net.

-Los cristianos en Puerto Rico que están colaborando para la realización de obras evangelísticas y benévolas en la India pertenecen a la: Iglesia de Cristo, Ave. Teniente Nelson Martínez, Alturas de Flamboyán, Bayamón, Puerto Rico. Información sobre la ubicación de esta iglesia, horario, contactos, etcétera, se encuentra en www.editoriallapaz.org/directorio_PuertoRico.htm. También en Facebook: Iglesia de Cristo en Bayamón. iglesia_de_cristo@msn.com  

-La obra en la India presentada en este artículo es solo un ejemplo de muchísimas obras efectuadas de la misma manera en muchos países por congregaciones y obreros que funcionan conforme a enseñanzas y ejemplos del Nuevo Testamento. Amado lector, ¿pertenece usted a tal congregación? Los que integran iglesias de esta categoría primero debían confesar fe en Cristo como el Hijo de Dios, arrepentirse de sus pecados y sumergirse en las aguas, es decir, bautizarse “para perdón de los pecados”, como ya indicado. Haciéndolo, Cristo los añade a su iglesia (Hechos 2:47), y no a iglesias, movimientos o ministerios independientes fundados por hombres que no se sujetan a las enseñanzas de Cristo y sus apóstoles. Hoy día, lo que hacen hordas de creyentes es, efectivamente, entregar su alma y bienes a personajes religiosos carismáticos, mayormente a los que se están enriqueciendo espectacularmente mediante el egoísta y materialista “evangelio de prosperidad”. ¡Qué pena! ¡Qué desastre espiritual! Botando su dinero. Corrompiéndose con la avaricia de mercaderes religiosos, los que manipulan astutamente sentimientos, emociones, deseos, ilusiones, egoísmos de personas que aún no comprenden la verdadera naturaleza del evangelio puro del Señor, ni la de la iglesia fundada por él.

-Hagamos, pues, abundantes obras benévolas; también evanglísticas. Ubicándonos en congregaciones que obran bíblicamente, y dando generosamente, “porque Dios ama al dador alegre”, al que “de cómo propuso en su corazón” (2 Corintios 9:1-15). “Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene” (2 Corintios 8:12; 1 Corintios 16:1-3).

-Desglose de estudios sobre obras benévolas y evangelísticas hechas bíblicamente

-La religión en Puerto Rico. Desglose de recursos en esta Web.

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.