Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Pastor pide 5,000 pesos para pagar una cuenta de tan solo 900 pesos.

“Pasen a diezmar. No tengan miedo. Levanten su sobre y el que no tenga, pídalo, para que anote su petición de oración, y orar para que Dios le conteste.”


 “Dios les bendiga. Pues, yo soy cristiana, y mucho tiempo he tenido ese sentimiento de rechazo cuando los pastores exigen el diezmo como lobos rapaces. Creo que tal vez si fueran más cautelosos, o sea, menos avarientos, ni quien notaría que se están haciendo ricos con eso. La gente estaría feliz por ayudar con sus diezmos.

Yo conozco a un pastor, que no voy a decir nombre para no quemarlo más, pero yo era su asistente, y yo veía cómo, con el argumento de que los pactos te ayudaban a mover la mano de Dios a favor tuyo, les robaba descaradamente. La gente ignorante daba miles de pesos por conseguir favores de Dios. ¿Se imaginan cómo estaba Satanás atacado de risa?

Una vez pidió que para pagar el recibo de la luz y dijo que le llegó [el recibo] de cinco mil pesos. Y yo vi en el historial de los recibos de luz, y solo debía novecientos pesos. ¡Qué barbaridad! Solo de pensar en lo que se está metiendo se me enchina el cuero.

Y respecto al diezmo, había más descaro, pues cada servicio que hacía, que no era servicio porque había [que ver] cómo lo cobraba. JAJAJAJAJA. Su frase repetitiva era: ‘Pasen a diezmar. No tengan miedo. Levanten su sobre y el que no tenga, pídalo, para que anote su petición de oración, y orar para que Dios le conteste’. Como si Dios cobrara la décima parte para contestar peticiones. ¡Qué asco! La verdad es que eso nos pasa por borregos, por no leer la palabra y dejar de hacer lo que el hombre nos dice.

Maldito aquel que confía en el hombre, y sí, pues maldecimos hasta nuestra economía.

Atentamente, Erandi

/////////////////////////////////////////

Comentarios nuestros

“Salid,… pueblo mío.”  ¡Salid del pentecostalismo! “Para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”.
Apocalipsis 18:4

Sí, salid, querida alma, usted que está viendo claramente la crasa mercadería característica del pentecostalismo en casi todas sus innumerables manifestaciones variadas. Porque si bien vendrán plagas sobre “la gran ramera-gran ciudad”, conforme a la advertencia-exhortación de Apocalipsis 18:4, también vendrán “condenación” y “perdición” sobre los mercaderes pentecostales y evangélicos. Y “destrucción repentina”. Seguramente, usted, amante de la Palabra de Dios tal cual revelada en el Nuevo Testamento, conoce lo que dice 2 Pedro 2:1-3. Pero, ¿lo ha aplicado objetivamente a lo que está pasando en los círculos pentecostales del presente? Le rogamos encarecidamente leer de nuevo el texto, el cual es aplicable a todo religioso, y no solo a los que venden y compran ídolos.

-“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

-“Mover la mano de Dios a favor tuyo” mediante “pactos económicos” hechos con él es una gran herejía destructora.

-Tremendo falso maestro es todo aquel que vincule la eficacia de la oración a diezmos.

-Judaizante y falso maestro es todo aquel que enseñe el diezmo del Antiguo Testamento como vigente durante la Era Cristiana bajo el Nuevo Testamento, pues todo el sistema mosaico, incluso diezmos y el sacerdocio levítico, fue clavado en la cruz, sana doctrina enseñada en muchos textos tales como Hebreos 7:12; 8:6-13 y 2 Corintios 3:6-17.

-Multitudes siguen las “disoluciones” de los judaizantes y mercaderes del presente, engatusados, ilusionados con también “prosperar” mediante “pactos materialistas y egoístas” que pretenden hacer con Dios.

-Y muchísimas personas están blasfemando “el camino de la verdad” a causa de todo esto. ¿No sabe usted que esto es así? ¿Qué la rampante mercadería de los pentecostales y otros grupos está desacreditando grandemente a la causa de Cristo?

-¡Que caudal de “palabras fingidas” fluye de la boca del pastor típico! Diezmos, evangelio de prosperidad, pactos con Dios, soñarlo, proyectarlo y declararlo hecho ya. Con “testimonios” a granel. Subterfugios mañosos. Encubrimiento de fracasos. Respaldo mutuo entre los protagonistas de toda esta mercadería religiosa vergonzosa. Mucha “música cristiana contemporánea” para suavizar y entretener.

-¿Duras mis palabras? Pero, ¿por qué tropezar sobre ellas? La gente aún no convertida al Señor ve toda esta mercadería religiosa y se da cuenta de que no armoniza con siquiera lo poco que saben del evangelio de Cristo. ¿Por qué le cuesta tanto trabajo a los pentecostales y otros grupos entender lo mismo? ¿Será por qué entremezclan sus mercaderías con supuestos “sueños, profecías, sanidades, testimonios, mención del Espíritu Santo, entusiasmo desbordado y desenfrenado, emociones descontroladas”, etcétera, etcétera?

-¡SALIR! Pero, ¿cómo? Pues, comenzar por reconocer valientemente la realidad de lo que está ocurriendo. Luego, renunciarlo. Limpiar su mente y espíritu de esas creencias carentes de apoyo bíblico, de ese “entusiasmo religioso exagerado” que inflama emociones desorientadoras. Desligarse de esos “pastores” mercaderes. Acercarse a una congregación regida legítimamente por el Nuevo Testamento. Hacerse miembro activo, y perseverar en la “sana doctrina” de Cristo y los apóstoles, rechazando “nuevas revelaciones”, nuevos evangelios. No habiendo alguna congregación bíblica cerca de su residencia, esforzarse para formar una. Lo esencial para lograr todo esto lo puede aprender en poco tiempo, y aparte del Nuevo Testamento como única regla infalible, hacemos disponibles unas guías de estudio en www.editoriallapaz.org/salon_preceptos2.htm. O, llamarnos, con confianza. O, contactarnos por medio del panel "Sus Comentarios" a la derecha.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.