Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Muchos estudios e intercambios sobre diezmar

-Archivo de numerosos intercambios sobre diezmar
 

Dando diezmos “por obligación, por necesidad, por temor a las maldiciones o por quedar bien a los ojos de los demás, y en especial, de los pastores…”, señala Miguel Ángel.

 
Manos que diezman son manos usadas para practicar lo que Dios mismo ha abolido.

"Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley" (Hebreos 7:12).

Abolido el sacerdocio levítico, fueron abolidos también los diezmos, juntamente con el resto de aquella ley antigua de Moisés (Hebreos 8:6-13; 2 Corintios 3:6-17).

Miguel Ángel escribe...

“Gloria sea a nuestro Señor Jesucristo. Gracias, por las enseñanzas sobre los diezmos. En muchas congregaciones los diezmos son como si fueran una carga pesada y para muchos difíciles de cumplir por las diferentes situaciones económicas que uno pasa en la vida cotidiana. Sin embargo, se dan por obligación, por necesidad, por temor a las maldiciones o por quedar bien a los ojos de los demás y en especial, de los pastores, olvidando lo importante, que debemos dar como está escrito. 2corintios 9:7. ‘Cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad porque Dios ama al dador alegre.’ También debemos recordar lo que dice la Biblia en 1 de Corintios13:3. ‘Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada sirve.’ GLORIA SEA A MI PAPITO JEHOVÁ.  EN EL NOMBRE DE MI CRISTO JESÚS. Dios les bendiga, hermanos.”

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.