Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Lecciones para clases bíblicas. Desglose de muchos recursos.

-Señales de los tiempos. Compilación de recursos.

Facebook y Twitter son más adictivos que cigarrillos o alcohol, según hallazgos de un estudio.

Por Zach Epstein

Publicado 06 de febrero de 2012

Prensa Asociada, en www.FoxNews.com 


iphone. www.123rf.com Fotografía añadida por el administrador de editoriallapaz.org.

Una adicción que hace perder mucho tiempo

["Observaciones del traductor" y "Preguntas y temas para discusión" añadidos después del siguiente artículo principal.]

Zack Epstein escribe:

Un nuevo estudio sugiere que es más difícil resistir los servicios de interconexión social tales como Facebook y Twitter que cigarrillos o alcohol.

Recientemente, un equipo de la Escuela Booth de Negocios de la Universidad de Chicago condujo un experimento con doscientas cinco personas en Wurtzburg, Alemania, con el propósito de analizar las propiedades adictivas de medios sociales y otros vicios.

Los participantes en el estudio, el cual duró una semana, fueron encuestados, vía teléfonos inteligentes [smartphones] de BlackBerry, siete veces cada día, pidiéndoles que reportaran que si hubieran experimentado el deseo [de usar  Facebook o Twitter] durante los pasados treinta minutos, y que si hubieran sucumbido, o no, al deseo. También se les pidió que midieran su deseo en una escala de “moderado” o “irresistible”.

Se registraron un total de 10,558 respuestas, reportándose los participantes un total de 7,827 “episodios de deseo”. Los resultados del estudio realizado por el equipo serán publicados pronto en la revista Psychological Science –Ciencia Psicológica. La data preliminar provista a The Guardian sugiere que la tasa más alta de ‘fracasos de autocontrol’ se dio en el renglón de los servicios de medios sociales.

‘La vida moderna es una confusión de deseos variados caracterizados por frecuentes conflictos y resistencia, esta última, con éxito fluctuante’, dijo Wilhelm Hofmann, el líder del grupo que condujo el estudio. Hofmann sugiere que tal vez la gente falle tanto en resistir usar los medios sociales porque revisar servicios tales como Twitter o Facebook no acarrea consecuencias obvias o inmediatas. Sin embargo, advierte sí que estos servicios pueden resultar, a través del tiempo, en una pérdida grandísima del tiempo del usuario.

Hofmann dice: ‘Puede que los deseos de usar medios sociales sean comparativamente más difíciles de resistir por ser tales medios altamente accesibles, y también porque la percepción es que no cueste mucho participar en estas actividades, aunque uno quisiera resistir. Tratándose de cigarrillos y alcohol, el costo es más alto –a largo plazo como también económicamente- y la oportunidad puede que no sea siempre la más propicia. Así que, pese a que ceder a deseos de usar medios sociales tiene, certeramente, menos consecuencias, su uso frecuente bien puede robar a la gente mucho de su tiempo.’

[Traducción del inglés por Homero Shappley de Álamo]

/////////////////////////////////////////////////////////

Observaciones del traductor

-Tan adictivos son Facebook y Twitter que algunos cristianos no resisten usarlos ni siquiera durante reuniones de la iglesia. La práctica se observa particularmente entre los jóvenes, tanto bautizados como no bautizados, que se congregan. Ahí están, durante la predicación, la cena del Señor y los cánticos espirituales, aun durante las oraciones, pendientes a la llegada de algún mensaje en su teléfono, usando, sin disciplina, sin control, sus aparatos electrónicos para interconectarse socialmente. En cuanto a los que manifiestan tal adicción, cualquier conexión con Dios sería prácticamente inexistente. Su obsesión con medios sociales opaca a Dios, su Palabra y su iglesia, arrinconándolos, tachándolos.

-De la manera que el usuario de cigarrillos, alcohol y otras drogas ha de arrepentirse de estos vicios si quiere salvar su alma, y además, mejorar la calidad de su vida material, asimismo los usuarios adictos a medios sociales deberían arrepentirse de sus excesos y abusos de Facebook y Twitter, con tal de no perder totalmente su relación espiritual con Dios, y por ende, la salvación eterna de su alma. Arrepentirse, sí; cambiar de actitud hacia medios sociales electrónicos. Imponer disciplina en su vida cotidiana. No ser víctimas irracionales de invenciones nuevas. Entender que interacciones sociales componen un solo aspecto de la vida humana, que no deberían dominar totalmente la vida, remplazando deberes de más peso. Comprender, y tener presente, que el tiempo perdido es realmente imposible recuperarlo, pues una vez pasen los preciosos minutos y horas, ¡jamás vuelven a repetirse los mismos!

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.” (Efesios 5:14-17). 

“Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, porque pronto pasan, y volamos.” (Salmo 90:10)

-Setenta años. Quizás ochenta. Aun noventa. Comoquiera, todos “pronto pasan”, pese a la percepción contraria de casi todo joven. Luego, la muerte del cuerpo físico; ataúd, funeraria, cementerio. Y desde el momento de la muerte física en adelante, ¡cero teléfonos inteligentes! ¡Cero iphone, ipad, computadora, o el más nuevo dispositivo electrónico cual sea! ¡Cero Twitter! ¡Cero Facebook terrenal! Pero, de repente, frente a frente con un nuevo tipo de “Facebook”, a saber, ¡“Facebook celestial”!, el que pone a uno cara a cara con Dios, y no virtualmente sino realmente. Y entonces, el diálogo no girará sobre “fulano hizo…”, “fulanita dijo…”, “¿Viste cómo me miró?”, “¡Qué guapo ese varón!!”, ¡Qué sexy esa chica!” –temas superficiales, tonterías, pequeñeces, chabacanerías, apariencias físicas, gustos corporales, hasta actos ilícitos sexuales, aun violaciones de leyes- sino sobre obras de valor, hechos de peso, conductas, deberes, responsabilidades, aprovechamiento o desaprovechamiento del tiempo, de habilidades, todo en el contexto espiritual del designio del Creador para el ser humano.

-Quienes no salgan bien en ese diálogo con el Creador serán llevados, quererlo o no, a un lugar donde estarán “excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder”, sufriendo “pena de eterna perdición” (2 Tesalonicenses 1:9), “para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre” (2 Pedro 2:17). Muy dudoso que haya “Smartphones” en ese lugar, pero suponiendo que los hubiera, y servicios parecidos a Facebook, ¿cuáles serían los temas de los que pudieran conectarse a través de ellos en aquel lugar de “la más densa oscuridad”? ¿Cuán placenteras sus conversaciones?

 

Preguntas y temas para discusión

1.  ¿Cuántos de los presentes disponen de un teléfono celular, un “Smartphone”, conexión al Internet y cuentas de Facebook y/o Twitter?

2.  ¿Cuántas veces cada día hace uso de medios sociales electrónicos?

3.  ¿Cuánto tiempo pasa cada día usando referidos medios?

4.  ¿Cuánto tiempo durante un año?

5.  Suponiendo que siguiera usted dedicando igual cantidad de tiempo al uso de medios sociales electrónicos durante los próximos treinta años de su vida, ¿qué por ciento del tiempo total de su vida representaría el tiempo pasado en medios sociales electrónicos, suponiendo que viviera setenta y cinco años?

6.  ¿Usa usted medios sociales electrónicos durante las reuniones de la iglesia?     ¿Por qué?

7.  ¿Es usted adicto de Facebook y/o Twitter?     Presentar evidencias que sostengan su respuesta.

8.  ¿Le llenan relaciones sociales establecidas y mantenidas virtualmente, es decir, mediante servicios electrónicos?      ¿Por qué?

9.  ¿Son inocentes sus relaciones sociales mantenidas virtualmente, o tienden a ser vulgares, baratas, aun obscenas?

10.  A su cuenta de Facebook, ¿carga usted fotografías de sí mismo (de sí misma) que se clasificaran como “pornográficas” o “rayando en pornográficas”?      ¿Por qué?

11.  En sus cuentas de Facebook y/o Twitter, ¿suele usted expresarse con cordura y respeto, o utiliza en lenguaje soez, aun obscena?      ¿Por qué?

12.  ¿Invitaría usted a su maestro (maestra) de escuela bíblica a visitar al sitio de usted en Facebook?           ¿Por qué?

13.  ¿Invitaría usted a Jesucristo a visitar al sitio de usted en Facebook?     ¿Por qué?

14.  Su actitud respecto a los medios sociales electrónicos, ¿cómo la clasificaría usted? Madura. Responsable. Controlada. Cuidadosa. Adictiva. Incontrolada. Irresponsable. De persona esclavizada.

15.  Wilhelm Hofmann, universitario que encabezó el grupo que realizó el estudio sobre el uso de Facebook y Twitter, dijo: ‘La vida moderna es una confusión de deseos variados caracterizados por frecuentes conflictos y resistencia, esta última, con éxito fluctuante’.

a)  ¿Concuerda usted con su observación, o está en desacuerdo?    ¿Por qué?

b)  Identificar otros “deseos… caracterizados por frecuentes conflictos y resistencia” en adición al deseo de usar medios sociales electrónicos.

c)  ¿Intenta usted resolver tales “conflictos” o permite que existan continuamente en su vida cotidiana?

(1)  Si intenta resolverlos, ¿qué mecanismos emplea para lograr resultados positivos?

(2)  Si permite que existan continuamente en su vida cotidiana, ¿cómo afecta esta condición su estado emocional, mental y espiritual? De permitir usted que esta condición continúe indefinidamente en su vida diaria, ¿qué prognosis habrá sobre el eventual desenlace de su vida?

d)  ¿Es usted capaz de “resistir” o siempre se deja llevar por la corriente, por “deseos”, por antojos, por la presión de grupo, por sentimientos pasajeros de placer?      Su respuesta, cual sea, ¿qué implica acerca de su carácter y madurez como ser humano?

16.  Referente a medios sociales electrónicos, Hoffmann dice que “su uso frecuente bien puede robar a la gente mucho de su tiempo”.

a)  ¿Concuerda usted?     ¿Por qué?

b)  ¿A usted no le importa perder tiempo, o matar tiempo?        ¿Por qué?

c)  Suponiendo que usted echara a perder tres años completos de su vida como joven, adulto joven o persona de mediana edad, ¿cómo cuantificaría usted sus pérdidas potenciales en todo renglón de la vida?

17.  ¿Está usted “aprovechando bien el tiempo”?       Evidencias que sostengan su respuesta.

18.  En el Salmo 90:10, ¿qué significa para usted la corta expresión “…y volamos”?

 

-"¿Qué pasaría si Jesús estuviera en Facebook?"  Por Don Blackwell. Adaptado. ¿Invitaría usted a Jesucristo a visitar su sitio en Facebook? ¿Acaso tendría que hacer cambios en su sitio para que él se sintiera a gusto? Suponiendo que Cristo tuviera un sitio en Facebook y usted le enviara una solicitud de amigo, ¿le aceptaría? "Cristianos" cuyos sitios en Facebook los desacreditan, al igual que a la iglesia de Cristo. (3)

-Lecciones para clases bíblicas. Desglose de muchos recursos.

-Señales de los tiempos. Compilación de recursos.

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.