Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Plan divino de salvación

Bautismo. Muchos estudios e intercambios en esta Web.

 

El bautismo bíblico es por inmersión en agua.

Jesucristo fue sumergido en las aguas del río Jordán.

 

Imagen (diapositiva) para la proyección digital o el autodidactismo

 

Cuatro imágenes generadas por computadora. Obtenidas del programa "ILUMINA".

(1) Izquierda, la imagen superior." Juan (el Bautista) bautizaba... en Enón... porque había allí MUCHAS AGUAS ..." (Juan 3:23). Se requieren "muchas aguas" para efectuar el bautismo ordenado por Dios. Juan el Bautista bautizó a Jesucristo en el río Jordán, no, de cierto, rociándole con unas gotas del río, como se presenta su bautismo en algunas pinturas realizadas por quienes ignoran la naturaleza del bautismo, sino sumergiéndole en las aguas. 

(2)   Izquierda, inferior. Esta imagen impresionante, producida utilizando una computadora, muestra a Jesucristo completamente sumergido en las aguas del río Jordán. Fue zambullido en las aguas. Este modo de bautizar es el único encontrado el la Biblia.

(3)   Derecha, inferior. Jesucristo, una vez bautizado, se levanta de las aguas. "Somos SEPULTADOS juntamente con el para muerte por el BAUTISMO a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado" (Romanos 6:3-9). Qué conste: el bautismo es una sepultura en agua. También observamos que el creyente obediente al evangelio puro comienza a andar en "vida nueva" después de ser sepultado, o plantado, en las aguas, y no antes.

(4)   Derecha, superior. Tan pronto resucite Jesucristo de las aguas bautismales "hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia ". A él debemos oír y obedecer, incluso, bautizándonos que él se bautizó.

 

Plan divino de salvación

Bautismo. Muchos estudios e intercambios en esta Web.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.