Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

Contenido completo del Capítulo Cuatro

 

 

APOCALIPSIS

Capítulo Cuatro de
 Análisis de las profecías y visiones

Las Siete Trompetas

Capítulos 8, 9, 10 y 11 del libro de Apocalipsis

Siete trompetazos de advertencia para el planeta Tierra

Siete trompeteos de advertencia y orientación para los habitantes del planeta Tierra. 

Sección B

Parte 4

La Cuarta Trompeta

Luz tenue del sol tras las torres de refracción de una refinería de petroleo

El sol amarillento y débil tras las torres de refracción de una refinería de petróleo y los contaminantes producidos por este tipo de industria. Su apariencia es de cuerpos celestiales “heridos”.

Los cuerpos celestiales heridos
Disminuye la luz natural que alumbra la tierra

Una profecía apocalíptica para la Edad Industrial, Post industrial y Digital

Este estudio en PDF

Apocalipsis 8:12

“El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche.”

Trompeta 4 de Apocalipsis. Sol, luna y estrellas heridos. Santiago, Chile. Contaminación lumínica.

 

Santiago, Chile. Contaminación lumínica. www.flickr.com

IV.  La Cuarta Trompeta. Dios transmite al anciano apóstol Juan una escena profética alarmante. ¡Son heridos severamente los cuerpos celestiales! Consecuentemente, se afecta su funcionamiento. De la manera que una herida grave impide la función normal del cuerpo humano, asimismo las heridas que sufren el sol, la luna y las estrellas hacen bajar notablemente su potencia de alumbrar.

A.  Habiendo concluido, y comprobado, que la tierra material es la esfera donde se cumplen las profecías de las primeras tres trompetas, lógicamente deducimos que el universo material es donde se cumple la profecía de la Cuarta Trompeta. El universo material, reiteramos, en contraste con el “mundo político, moral o espiritual”.

1.  Las primeras tres trompetas anuncian grandes cambios que afectarían a los árboles y la hierba verde, el mar y el agua dulce del planeta Tierra. El cuarto ángel dirige su trompeteo hacia los cuerpos celestiales. Tanto el sentido común como la sana lógica nos indican que no debiéramos cambiar la línea de interpretación de "literal" a "simbólico" o "espiritual". O sea, si los "árboles y la hierba verde," "el mar," "los ríos" y "las fuentes de las aguas" son literales, lógicamente también lo serían el “sol”“la luna” y “las estrellas” de la Cuarta Trompeta.

2.  De ser correcta esta conclusión, los cuerpos celestiales de la Cuarta Trompeta NO simbolizan, en definitiva, a los líderes políticos de las naciones, como tampoco a los líderes espirituales "de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12).

a)  Vemos en el sueño de José, hijo de Jacob, que los cuerpos celestiales simbolizan a seres humanos. “He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí” (Génesis 37:9). Así, se vaticinaba la sumisión de los padres y hermanos –simbolizados por “el sol y la luna y las once estrellas”- de José a este, sueño hecho realidad en Egipto. Por otro lado, en Malaquías 4:2, Jesucristo mismo es llamado el “Sol de justicia”. Simbólicas de seres también son “las siete estrellas” de Apocalipsis 1:10-21, pues “son los ángeles de las siete iglesias” (Versículo 20). Mas sin embargo, no encontramos ninguna razón de peso que nos obligue a aplicar este tipo de simbología a los cuerpos celestiales de la Cuarta Trompeta, o sea, de interpretar estos simbólicamente como representativos de seres vivientes.

b)  También apoya nuestra tesis el hecho de que solo la tercera parte del sol, la luna y las estrellas se oscurecen. Aplicado simbólicamente este aspecto de la visión a los gobiernos de la tierra, significaría que solo la tercera parte de ellos caería en oscuridad. Pero, ¿no es cierto que, tarde o temprano, casi el cien por ciento de los gobiernos de la tierra se llena de tinieblas y cae, aunque el proceso tome lugar paulatinamente en el caso de algunos? Al derramar el sexto ángel su copa de ira, “tres espíritus inmundos a manera de ranas… van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. Se reunirán en el lugar que se llama “Armagedón” (Apocalipsis 16:12-16). Realzamos el hecho de que caen en tinieblas satánicas todos “los reyes de la tierra en todo el mundo”, es decir, todos los gobiernos, y no tan solo una tercera parte.

c)  Además, si decimos que los cuerpos celestiales de la Cuarta Trompeta son gobernantes o gobiernos, entonces también es necesario dar una interpretación simbólica a otro elemento de la visión, a saber, la “luz”. En tal caso, ¿qué cosa representaría esta “luz”? ¿Acaso el conocimiento, la inteligencia o la sabiduría de los gobernantes? ¿Alumbraría la “luz” de estos solo durante dos terceras partes del día y la noche? Pero, ¿de dónde emana la verdadera “luz” que alumbra al corazón del ser humano? No, de cierto, de los gobernantes seculares de la tierra sino del Dios Creador. Estas consideraciones realzan algunas dificultades que surgen cuando se intenta interpretar simbólicamente el elemento “luz” en esta visión. Concluimos, pues, que también es literal esta “luz”, siendo ella la luz natural que emiten el sol, la luna y las estrellas.

B.  El contexto de la profecía.

1.  Nos ubicamos allá a fines del Siglo I de la Era Cristiana, cuando esta profecía fue proclamada. En aquel tiempo, el sol, la luna y las estrellas hacían su función normal en el universo material, conforme al designio original de Dios“Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas” (Génesis 1:14-16). En el tiempo del apóstol Juan, la potencia de estas lumbreras creadas por Dios aún no estaba afectada en casi nada. Cualquier disminución en su intensidad habrá sido casi imperceptible. No había electricidad, ni la masiva contaminación atmosférica del presente.

2.  Pero, según la profecía, vendrían tiempos cuando la función de las lumbreras se vería afectada notablemente, a saber, en una "tercera parte". Esto ocurriría al recibir heridas los cuerpos celestiales. ¿Herir al sol, la luna y las estrellas? ¡Cosa inaudita! La raza humana de aquel tiempo carecía de los medios para herirlos. ¿Herirlos Dios mismo? Bien pudiera, siendo su Creador, pero el texto no lo identifica como el autor de semejante acción. ¿Herida la tercera parte del sol, de la luna y de las estrellas? ¿Qué se oscureciesen en un 33%? Proyección quizá totalmente increíble para la gente de aquel tiempo.

C.  El cumplimiento de la profecía.

1.  Desde el inicio de la Edad Industrial durante el Siglo XIX, en muchos lugares del planeta la función normal de los cuerpos celestiales ha sido seriamente impactada, especialmente en las áreas donde existen ciudades grandes y zonas industriales. El hombre es, pues, quien hiere, en realidad, a los cuerpos celestiales. Antes de la Edad Industrial, poco o ningún poder tenía nuestra raza de cometer semejante acto, pero toda la maquinaria y tecnología desarrollada durante los últimos doscientos años ha hecho factible que el hombre, bien sea intencionada o no intencionadamente, reduzca notablemente la cantidad de “luz” natural que llega a la tierra desde el sol, la luna y las estrellas. Aún no es capaz de herirlos propiamente allá donde existen en el espacio, pero sí de entorpecer su función principal la cual es alumbrar naturalmente a la tierra.

2.  A continuación, identificamos algunas causas que "hieren" a los cuerpos celestiales, entorpeciendo su funcionamiento normal.

a)  La contaminación atmosférica que resulta del humo y los gases lanzados por un sinnúmero de fábricas, talleres, refinerías, petroquímicas, plantas de energía eléctrica, etcétera, etcétera, la cual literalmente opaca en parte ("la tercera parte") la luz que emiten el sol, la luna y las estrellas.

 

 

Fotografía ilustrativa 1. Una industria química lanza enormes cantidades de contaminantes a la atmósfera.

 

b)  Las emisiones tóxicas de los billones de carros, camiones, autobuses, motocicletas, motoras, trenes, barcos, aviones, cohetes, trasbordadores, tractores, podadoras y demás máquinas motorizadas.

(1)  En Ciudad de México, Los Ángeles, San Salvador, Lima, Nueva York, Londres, Tokio, Sao Paulo, Caracas, Medellín, más otras muchas ciudades y áreas industrializadas del mundo, el "smog" (una mixtura de gases dañinos) alcanza niveles peligrosos opacando el sol de día y, de noche, la luna y las estrellas.

Fotografía ilustrativa 2. Colombia, envuelta en nubes de contaminación atmosférica.

Fotografía ilustrativa 3. Nuevo Delhi, India. “Sol mañanero sobre Nuevo Delhi, una ciudad de diez millones. La persistente bruma es una mixtura acre del humo de madera, carbón y estiércol de vacas, con adiciones generosas de gases de escape diesel de automóviles, autobuses y camiones, y de los ubicuos ciclomotores y cochecillos que usan gasolina/aceite.”

(2)  Tanto es así que las autoridades se ven obligadas a formular e imponer leyes para el control del medio ambiente, el cual se vuelve cada vez más nocivo para los seres humanos, sufriendo estos infinidad de enfermedades, aun cánceres, a consecuencia de dicha condición, muriendo no pocos.

(a)  Anualmente, los gobiernos y las empresas privadas gastan muchos billones de dólares en el esfuerzo de controlar la contaminación de la atmósfera.

(b)  Durante los primeros dieciocho siglos de la Era Cristiana, el problema de la contaminación ambiental global ¡simplemente no existía! En la línea del tiempo, nos paramos en el punto que marca el año 1800 d. C. Desde ahí para atrás, a través de los siglos, ¡la contaminación atmosférica apenas existía!

Fotografía ilustrativa 4. El “smog” ataca frecuentemente a la ciudad de Los Ángeles, California.

Fotografía ilustrativa 5. Severa contaminación atmosférica en la urbe de Ciudad México

Fotografía ilustrativa 6. El sol parcialmente opacado por el “smog”.

Fotografía ilustrativa 7. El “SMOG” descansa como una manta mortífera sobre Shanghai, China

Fotografía ilustrativa 8. El “smog” envuelve a Bangkok, Tailandia, opacando casi del todo al sol, parcialmente visible al lado derecho del edificio más alto.

Fotografía ilustrativa 9. Aviones F-16 sobre Kuwait. Pozos petroleros en llamas. 
www.wikipedia.org

Fotografía ilustrativa 10. En Kuwait. Voraces incendios en yacimientos petroleros lanzan vastas cantidades de contaminantes a la atmósfera. Los vientos los esparcen sobre varios países del Medio Oriente y Europa. www.wikipedia.org

Fotografía ilustrativa 11.  Ciudad México. 08 de abril del 2008. Una nube tóxica que no se levanta. 

 

 

 

Fotografía ilustrativa 6. El sol parcialmente opacado por el “smog”.

Fotografía ilustrativa 7. El “SMOG” descansa como una manta mortífera sobre Shanghai, China.

Fotografía ilustrativa 8. El “smog” envuelve a Bangkok, Tailandia, opacando casi del todo al sol, parcialmente visible al lado derecho del edificio más alto.

Fotografía ilustrativa 9. Aviones F-16 sobre Kuwait. Pozos petroleros en llamas. 
www.wikipedia.org

Fotografía ilustrativa 10. Kuwait. Voraces incendios en yacimientos petroleros lanzan vastas cantidades de contaminantes a la atmósfera. Los vientos los esparcen sobre varios países del Medio Oriente y Europa. www.wikipedia.org

Fotografía ilustrativa 11. Ciudad México. 08 de abril del 2008. Una nube tóxica que no se levanta.

Densa contaminación atmosférica y lumínica sobre la Ciudad de México

Inversión térmica

El smog rodea El Ángel, monumento situado en pleno centro del Distrito Federal de México durante una inversión térmica. A consecuencia de situación física del Distrito Federal la contaminación aumenta de forma espectacular cuando una masa de aire frío queda atrapada bajo una de aire caliente, ya que las montañas que rodean la ciudad impiden la circulación del aire.

Cantidades de contaminantes

Cada año, los países industriales generan miles de millones de toneladas de contaminantes. Los contaminantes atmosféricos más frecuentes y más ampliamente dispersos son el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, los óxidos de nitrógeno, el ozono, el dióxido de carbono o las partículas en suspensión.

Enfermedades y muerte

En 1948 una inversión térmica sobre Donora, Pennsylvania, produjo enfermedades respiratorias en más de 6.000 personas, ocasionando la muerte de veinte de ellas. En Londres, la contaminación segó entre 3.500 y 4.000 vidas en 1952, y otras 700 en 1962. La liberación, como consecuencia de un accidente ocurrido en una fábrica de pesticidas, de unas 40 toneladas de isocianato de metilo a la atmósfera (junto con otras sustancias químicas como cianuro de hidrógeno), durante una inversión térmica, fue la causa del desastre de Bhopāl, India, en diciembre de 1984, que produjo, durante las primeras semanas, al menos 6.000 muertes (aunque posteriormente la cifra ascendió a más de 16.000 víctimas mortales) y más de 500.000 afectados. (Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos)

c)  La contaminación atmosférica causada por la gran cantidad de polvo que levantan los vientos y las tormentas ("tormentas de polvo") en los desiertos y donde los hombres han desnudado las tierras de árboles y vegetación natural. En algunos lugares del planeta, a menudo las "nubes de polvo" oscurecen, literalmente, en una "tercera parte" el sol, la luna y las estrellas. 

 

 

Fotografía ilustrativa 12.  El sol opacado casi del todo por una tormenta de polvo. 

Fotografía ilustrativa 13. Tormenta de polvo sobre Artana, capital de Kazajstán (al norte de Pakistán). 

Fotografía ilustrativa 14. Enorme tormenta de polvo azota en el Sudán, África

Fotografía ilustrativa 15. Una tormenta de polvo el Neguev, en el sur de Israel. En su traslación alcanza hasta setenta kilómetros por hora, o más. 

 

d)  La contaminación que resulta cuando se encienden bosques, pastos, cañaverales, basureros, factorías, pozos o yacimientos petroleros, depósitos químicos, etcétera.

(1)  La quema de los cañaverales en preparación para la zafra y de los campos en preparación para la siembra llena los cielos de humo y otros contaminantes.

(2)  Los enormes basureros de las grandes ciudades emiten gases venenosos. Arden día y noche, hasta por meses, lanzando millones de toneladas de contaminantes al aire.

(3)  En la Guerra del Golfo Pérsico, igual que en la más reciente Guerra de Irak, los iraquíes incendiaron a los pozos y depósitos de petróleo, tanto en Kuwait como en Irak. El humo y los demás contaminantes producidos por estos fuegos fueron llevados por los vientos y esparcidos a través de varios países.

e)  La polución causada por la luz artificial (“contaminación lumínica”).

(1)  “La noche no es lo que era. Antes, la Tierra estaba envuelta perpetuamente la mitad del tiempo en penumbra. El hombre, al igual que la bestia, dormía bajo cielos oscuros, en los que parpadeaban estrellas brillantes. Entonces, se introdujo el fuego, la vela y la bombilla eléctrica, y gradualmente se abría la cortina de la oscuridad, lo cual nos proporcionó control sin precedentes sobre nuestra vida.

     Pero, se está volviendo cada más evidente que un mundo más brilloso trae ciertas desventajas. … La luz artificial amenaza no solo el pasatiempo de contemplar las estrellas sino también la salud pública, la vida silvestre y posiblemente aun la seguridad.

     Estos hallazgos se tornan todavía más preocupantes cuando consideramos que se calcula en un 30% el malgasto del alumbramiento exterior –más una porción del interior. El alumbramiento mal planificado, inefectivo e ineficiente cuesta a la nación (Estados Unidos de América) $10.4 billones (dólares americanos) al año, según Bob Gent, de la Asociación Internacional del Día Oscuro, una entidad sin fines pecuniarios cuya meta es limitar la polución de luz artificial, cantidad que genera treinta y ocho millones de toneladas (34,473,600,000 kilogramos) de dióxido de carbono al año” (U.S. News and World Report. Marzo 24 -31, 2008. Página 16. Artículo “Turning Out the Lights” –“Apagando las luces”- por Ben harder. www.usnews.com)

 

Fotografía ilustrativa 16. Chicago, Illinois, USA. Muchísimos kilómetros cuadrados alumbrados por la luz artificial. ¡La noche se hace día! Apenas llega la luz tenue de las estrellas, y la luz lunar pierde gran parte de su fulgor ante semejante competencia. [lo sentimos, enlace: http://www.oyedfaisal.com/ ya no funciona]

Fotografía ilustrativa 17. En la Pálida luna sobre una metrópolis plenamente alumbrada. 

Fotografía ilustrativa 18. New York City. ¡Millones y millones de luces artificiales! 

 

 

Fotografía ilustrativa 19.  Tokio, Japón de noche. El hombre, pues pequeñito ahí en medio de tan grande ciudad. La luz artificial hace posible que viva de noche como si fuera de día. ¿Qué falta hace la luna o las estrellas? De todos modos, la luz de estos cuerpos celestiales se ha retirado en gran medida ante el espectáculo de tanta luz creada por los humanos. Heridas la luna y las estrellas. Su funcionamiento normal obstaculizado.  [lo sentimos, enlace: http://www.blogseverything.com/ ya no funciona]

Fotografía ilustrativa 20. Hong Kong de noche. Pero la “noche” se desvanece ante tan grande cantidad de luces.

 

(2)  “La contaminación lumínica puede definirse como la emisión de flujo luminoso de fuentes artificiales nocturnas en intensidades, direcciones, rangos espectrales u horarios innecesarios para la realización de las actividades previstas en la zona en la que se instalan las luces.

     La contaminación lumínica tiene como manifestación más evidente el aumento del brillo del cielo nocturno, por reflexión y difusión de la luz artificial en los gases y en las partículas del aire, de forma que se altera su calidad y condiciones naturales hasta el punto de hacer desaparecer estrellas y demás objetos celestes.

     Sobre este grave problema, hasta el momento, existe escasa conciencia social, pese a que genera numerosas y perjudiciales consecuencias como son el aumento del gasto energético y económico, la intrusión lumínica, la inseguridad vial, el dificultar el tráfico aéreo y marítimo, el daño a los ecosistemas nocturnos y la degradación del cielo nocturno, patrimonio natural y cultural, con la consiguiente pérdida de percepción del Universo y los problemas causados a los observatorios astronómicos.

     Estos perjuicios no se limitan al entorno del lugar donde se produce la contaminación -poblaciones, polígonos industriales, áreas comerciales, carreteras, etc.-, sino que la luz se difunde por la atmósfera y su efecto se deja sentir hasta centenares de kilómetros desde su origen.” (www.wikipedia.org, artículo “Contaminación lumínica”)

Fotografía ilustrativa 21. Ciudad de México, de noche. Con el cielo iluminado por la contaminación lumínica. www.wikipedia.org“Población del Distrito Federal (Censo 2000): 8.605.239; población del área metropolitana (aglomeración urbana integrada por el Distrito Federal y municipios conurbados, Censo 2000), 21.701.925 habitantes.” Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

3.  A resumida cuenta, con dificultad penetra la luz del sol, la luna y las estrellas la densa contaminación que arropa, tanto de día como de noche, una porción no pequeña del globo terráqueo. En los campos, lagos y mares lejos de las metrópolis y áreas industrializadas, con su luz artificial eléctrica, el cielo de noche resplandece con infinidad de estrellas y la luna llena baña todo con su luz hechizante. Pero, los contaminantes y la luz artificial opacan gran parte de las estrellas y distorsionan la luz lunar para los cientos de millones de seres humanos que residen en las grandes urbes.

4.  Con todo, es posible que estemos presenciando solo el principio del cumplimiento de la profecía de la Cuarta Trompeta.

a)  El continuo incremento poblacional del mundo, más la industrialización que sigue al paso, augura condiciones atmosféricas tal vez cada vez más pésimas para el planeta, no obstante las medidas que algunos gobiernos, organizaciones ecológicas y empresas privadas están efectuando para limpiar el aire.

b)  En el futuro, ¿disminuirá aún más la potencia del sol? Esta estrella nuestra, vital para vida en la tierra, ¿sufrirá alguna “herida” en su propia masa? ¿Disminución o enfriamiento de la misma? ¿Agotamiento de los elementos requeridos para su “fuego” atómico? ¿Alteración de su posición en el espacio? Lo indiscutible es que cualquier cambio en sus parámetros fundamentales resultaría desastroso para el planeta Tierra y sus billones de habitantes. Esto nos lo aseguran expertos en las ciencias relevantes, advirtiéndonos que tal cambio produciría efectos climatológicos y atmosféricos inimaginables, imposibilitando la producción de suficientes alimentos para nuestra supervivencia.

5.  Hace diecinueve siglos, se previeron para los tiempos que vivimos los cambios atmosféricos que obstaculizan parcialmente la luz del sol, la luna y las estrellas.

a)  En aquel tiempo, ni los hombres mejor informados o más perspicaces pudieran haber vislumbrado el mundo altamente poblado e industrializado que existe en la actualidad.

b)  Sin embargo, el Espíritu de Dios lo vio, identificando, asombrosamente, la reducción en la cantidad de luz natural que llega a nuestro planeta e intimando consecuencias desastrosas.

c)  No solo se predijo el gran daño que está sufriendo nuestro planeta sino también se advirtió un castigo fuerte para los culpables. Los veinticuatro ancianos pronuncian la sentencia, diciendo: "Ha venido... el tiempo... de destruir a los que destruyen la tierra" (Apocalipsis 11:16-18).

d)  Añadimos a las demás pruebas para la inspiración divina del libro de Apocalipsis el cumplimiento de la profecía de la Cuarta Trompeta. ¿Por qué cuestionar la autenticidad de las restantes profecías del libro, por extrañas e irreales que parezcan. Aunque no las entendamos, y aunque no acertemos en su interpretación o aplicación, tarde o temprano se cumplen.

D.  Reacciones de los seres humanos ante el cumplimiento de esta profecía y de otras parecidas.

1.  El religioso inteligente, astuto y honesto en sus estudios de materias bíblicas, al comprender más cabalmente esta, o cualquier otra profecía, volverá a revisar todas sus creencias o convicciones para comprobar que no se haya equivocado en las doctrinas esenciales para salvación eterna, razonando y preguntándose: “¿Enseñan los teólogos de mi iglesia interpretaciones de las profecías que armonizan con la Biblia, las evidencias y la lógica? Si exponen teorías exóticas que contradicen el sentido evidente y fácil de profecías importantes, ¿con qué razón confiar en sus enseñanzas sobre la iglesia, el plan divino de salvación y la adoración aprobada por Dios?” Respetado creyente en Cristo, ¿enseña su iglesia las condiciones para salvación establecidas por el Señor en la Gran Comisión? “El que creyere y fuere bautizado, será salvo” (Marcos 16:16). No solo la fe es condición para perdón sino también el bautismo. Si esto no lo comprenden los que guían su iglesia, ¿cómo esperar que entiendan profecías?

2.  El mundano, escéptico o ateo que se interesa livianamente en “profecías”, al percibir, aunque superficialmente, el cumplimiento de alguna profecía de la Biblia, se supone que tal pequeña luz lo motive a buscar más a fondo hasta encontrar la plena verdad divina que libera de la ignorancia espiritual, las filosofías huecas y los demás males que asedian nuestra raza.

 

Los Ángeles, California. 
El cielo nocturno mismo brilla, reflejando la luz artificial 
de infinidad de bombillas y focos eléctricos. 
www.wikipedia.org

 

Trompeta 4 de Apocalipsis. Un mapa de la tierra de noche demuestra la luz artificial alrededor del globo.

Una fotografía, compuesta de una serie de fotografías individuales unidas, 
enseña las áreas donde la luz artificial abunda y sobreabunda en el planeta Tierra.

Vistas tomadas desde el espacio en el año 2005, por la ASA.  [lo sentimos, enlace: http://www.nssdc.gafc.nasa.gov/ ya no funciona]

-A la izquierda, superior: Norte América, particularmente Estados Unidos de América y México.

-A la izquierda, inferior: el continente de Sudamérica.

-En el centro, superior: Europa.

-En el centro, inferior: África, “el continente oscuro”. De noche, lo arropa la oscuridad, 
pues aún no ha sido industrializado al grado de los demás continentes principales.

-A la derecha, superior: Asia, con las islas del Japón a la extrema derecha.

-A la derecha, inferior: Australia. 

El hemisferio occidental de noche. 

 

Cuarta Trompeta "Herida la tercera parte del sol... de la luna, y... de las estrellas." La contaminación atmosférica. ¡Otra profecía para el tiempo presente!

 

Sanación del planeta Tierra" Fascinante y bella pintura "Healing" ("Sanaciòn"), por Bruce Harmon. ¿Sanación por ángeles y duendes del planeta Tierra herido de muerte? Ilustración y enseñanzas relacionadas con las primeras cuatro trompetas de Apocalipsis.

 

Observación del autor. Más importante aún que el estudio de "Apocalipsis" es el de la "sana doctrina" fundamental revelada en su totalidad por el Espíritu Santo (Juan 16:13). "Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren" (1 Timoteo 4:16)."Cualquier que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo , no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo(2 Juan 9). Una anomalía curiosa y preocupante de nuestra época es el afán que manifiestan muchos creyentes, incluso predicadores, evangelistas y pastores, por "Apocalipsis" otros textos proféticos, sin haber aprendido ellos siquiera "los rudimentos de la doctrina de Cristo" (Hebreos 6:1), por ejemplo, que el bautismo bíblico es por inmersión y "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38; 8:34-40). "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre... Y entonces los declararé: Nunca os conocí..." (Mateo 7:22-23). ¿Y por qué "nunca"Obviamente, porque jamás llegaron a creer y bautizarse como ordena Cristo en la Gran Comisión, diciendo: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo..." (Marcos 16:15-16). Estimado estudioso de las Sagradas Escrituras, respetuosamente le animamos a escudriñar no solo "Apocalipsis" sino a estudiar detenidamente las Doctrinas fundamentales del evangelio.

 

La Quinta Trompeta. Se abre el pozo del abismo. Langostas sobre la tierra.

Contenido completo del Capítulo Cuatro

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.