Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

DESGLOSE del Contenido completo de este curso
 

  "Buenos ministros de Jesucristo"

Curso de capacitación espiritual para distintos ministerios

 
La metamorfosis de gusano a mariposa vista en esta gráfica adorna el estudio Ciclos en el desarrollo de las denominaciones y de la iglesia de Cristo, uno de los temas del curso de capacitación espiritual Buenos ministros de Jesucrito.

 

En la naturaleza, la metamorfosis de gusano a bella mariposa.
En el mundo espiritual de iglesia, ¿metamorfosis al revés, es decir, de mariposa a gusano?

TEMA

Ciclos en el desarrollo de las denominaciones religiosas y de la iglesia de Cristo



www.wikimedia.com
Metamorfosis de una mariposa

De la manera que se observan ciclos en la naturaleza, asimismo ocurren también en religiones, incluso iglesias, no eximiéndose siquiera la iglesia establecida por Cristo. 

 

I.  Introducción:

A. Salutación.

B.  El tema: Ciclos en el desarrollo de las denominaciones religiosas y de la iglesia de Cristo.

C.  El significado de la palabra "Ciclos": una "serie de acciones, acontecimientos o fenómenos que se suceden hasta uno desde el cual vuelven a repetirse en el mismo orden" (Diccionario de uso del español, Tomo 1, Página 623).

1.  De hecho, se observa en las iglesias de toda categoría una "serie de acciones, acontecimientos o fenómenos" que transcurren hasta cierto punto en la línea del tiempo, culminando en una "Etapa de graves crisis".

2.  ¿Está sujeta la iglesia de Cristo a la "ley de los ciclos"? No debería que este fenómeno la sacuda, pero desgraciadamente muchas evidencias confirman que también la iglesia del Señor está afectada por "ciclos" que culminan en graves crisis.

D.  En nuestro mundo y en nuestra vida, ¡todo parece estar sujeto a la ley de ciclos! Todo evoluciona. Nada luce constante, invariable o permanente sino quizás la tierra misma y el firmamento. ¡La muerte es lo único seguro! Sabemos que aun la "permanencia" de la tierra y los cielos es ilusoria, pues la materia no es eterna (2 Corintios 4:18).

1.  Por ejemplo, todos nos damos cuenta del "Ciclo de la vida": la concepción, el nacimiento,  la infancia, la niñez, la adolescencia, la juventud, la adultez y la vejez, seguida por la muerte. "Generación va, y generación viene" (Eclesiastés 1:4).

2.  También observamos "Ciclos en la política y la economía": Repúblicas, naciones e imperios se levantan, alcanzan su apogeo, declinan, se transforman, desaparecen y son reemplazados por otros, los que repiten el ciclo. Los "tiempos de abundancia" alternan con los "tiempos de escasez".

3.  Las "Estaciones del año" también siguen un "ciclo": la primavera, el verano, el otoño, el invierno. Además, detectamos "Ciclos en el clima": Tiempos más o menos normales, luego de intensas lluvias, seguidas en no pocos casos por tiempos de sequía descomunal.

4.  Aun en la vida y los ministerios de los siervos de Dios se observan "ciclos": tiempos de poder y producción, tiempos de problemas y reveses, tiempos de fe y esperanza, tiempos de desorientación y ocio, tiempos de muchas ilusiones y nuevos comienzos, tiempos de desilusión y dejadez.

II.  La "evolución" de las iglesias denominacionales y de la iglesia de Cristo. El perspicaz y experimentado observador del panorama religioso se da cuenta de que las iglesias evolucionan a través de ciclos de tiempo. No son entidades estáticas, es decir, inmóviles o inmunes a cambios. Algunas cambian lentamente; otras, precipitadamente. Algunas sufren una metamorfosis; otras mueren. La historia de los dos mil años del cristianismo está repleta de ejemplos. Muchas iglesias y "movimientos" religiosos del pasado ya no existen; otras han evolucionado de tal forma que conservan poco de lo que enseñaban y practicaban originalmente. Los puntos que traeremos en esta conferencia sobre la evolución de las iglesias denominacionales y de la iglesia de Cristo universal son aplicables en escala menor a las congregaciones particulares. Por lo tanto, animamos a cada líder espiritual a pensar en la congregación local a la cual sirve, analizando a la luz de este estudio su estado actual y las tendencias discernibles en ella.

A.  ¿Cuántos años dura el ciclo en la vida de una iglesia promedio?

1.  Aproximadamente, de 70 a 90 años, según estudios actuales hechos sobre el fenómeno, como además, indagaciones históricas. El lapso de tiempo puede ser menos, digamos 40 años, o mucho más, por ejemplo, 200 años.

2.  ¿Qué significa esto para la iglesia de Cristo, particularmente para la iglesia en los países de habla hispana? Significa que si la iglesia se deja llevar por las causas que producen los ciclos, ¡de hoy a 20, 30, 40 ó 50 años puede entrar en una etapa peligrosa de graves crisis! Puede estancarse y decaer o ser sujetada a una metamorfosis que la convertirá en otra clase de iglesia! Ciertas evidencias indican que algunas congregaciones hayan entrado ya en la "Etapa de las graves crisis".

3.  Sin lugar a duda, la iglesia del primer siglo entró en un ciclo de evolución parecido al que estamos estudiando, no obstante la presencia personal de los apóstoles y la dirección divina que ejercían éstos a través de la obra del Espíritu Santo. Establecida la iglesia en el año 30 d.C., cien años más tarde ¡ya había entrado en las "Etapas peligrosas" del ciclo! Durante el Siglo II, la iglesia sufrió una transmutación de tal magnitud que se convirtió, efectivamente, en una iglesia apóstata, en esencia diferente a la iglesia fundada por Cristo.

B.  ¿Cuáles son las "Etapas" notables en el ciclo de evolución de una iglesia? Discernimos "Cinco etapas de crecimiento" y "Cuatro etapas de peligro".

1.  La "Primera etapa de crecimiento": Establecimiento de la iglesia. La organización de las primeras comunidades de adeptos que apoyan las doctrinas y las prácticas particulares que distinguen a la iglesia de las demás. Por ejemplo, en tiempos modernos, las primeras congregaciones de los pentecostales fueron organizadas a principios de 1901.

2.  La "Segunda etapa de crecimiento": Crecimiento inicial. Aumenta el número de adeptos.

3.  La "Tercera etapa de crecimiento": Fuerte sentido de identidad espiritual. Los líderes y el grueso de los feligreses dicen enfáticamente: "Sabemos exactamente quiénes somos y qué creemos". Por ejemplo, en el caso nuestro (de la iglesia de Cristo), hemos venido afirmando con gran énfasis: "Somos cristianos, ni más ni menos. No somos católicos, ni protestantes, ni evangélicos ni pentecostales". Pero, estimados hermanos, a estas alturas, al parecer hay muchos entre nosotros que ya no se identifican así. Ciertamente, éstos han perdido el "fuerte sentido de identidad espiritual" que tenían, o de no haberlo tenido nunca, son partidarios de un espíritu más blando y conciliador al cual no le agradan las "fuertes auto identificaciones categóricas".

4.  La "Cuarta etapa de crecimiento": Evangelismo bien agresivo basado en la convicción fuerte de "tener la verdad". En esta cuarta etapa del ciclo, los dirigentes y la mayoría de los miembros creen firmemente, aun fanáticamente, que "tenemos la verdad y debemos convertir a todo el mundo a nuestra fe, a nuestra iglesia". Por ejemplo, en el tiempo presente, ésta es la fuerte convicción de los pentecostales y de los mormones. De ahí, su crecimiento acelerado.

5.  La "Quinta etapa de crecimiento": Apogeo del crecimiento. La iglesia alcanza su mayor índice de crecimiento y se mantiene el avance evangelístico por unos años quizás por dos, tres o más décadas.

6.  La "Primera etapa de peligro": La "máquina evangelística" pierde fuerza y velocidad. Este suceso es una señal inconfundible que presagia el acercamiento de una "grave crisis" y la pronta declinación de la iglesia. Se amaina el amor por las almas perdidas y mengua el afán de alcanzarlas. Comienzan las "Etapas peligrosas" del ciclo.

7.  La "Segunda etapa de peligro": Cambio de prioridades. Los funcionarios de categoría profesional, los programas no evangelísticos y las posesiones materiales de la iglesia ocupan el primer lugar. El evangelismo queda relegado a un plano secundario.

8.  La "Tercera etapa de peligro": Conflictos internos sobre doctrinas y cuestiones morales surgen entre el liderato a nivel de toda la hermandad. Estallan debates encendidos y muchos líderes se queman. Algunos, tal vez muchos, mueren espiritualmente. Ejemplo: la iglesia Discípulos de Cristo perdió su visión evangelística y su liderato se liberalizó al extremo de admitir a homosexuales en los ministerios. La dejadez y los conflictos resultantes hicieron que dicha iglesia perdiera el 40% de su feligresía en la década de los 1980.

9.  La "Cuarta etapa de peligro". A las prioridades invertidas, a los conflictos internos y al espíritu de dejadez se suma un acontecimiento que constituye evidencia segura de una crisis bien aguda: ¡La maquinaria evangelística de la iglesia virtualmente se para! Analicemos más de cerca esta "Cuarta etapa de peligro" en el ciclo.

a)  En algunas iglesias, esta "Cuarta etapa de peligro" resulta en un estancamiento y decrecimiento prolongado. Tal es el caso de la Presbiteriana, la Metodista, la Episcopal y de otras "iglesias protestantes tradicionales". Desde hace décadas, estas iglesias vienen perdiendo feligresía, muriendo lentamente.

b)  En otras iglesias, la "Cuarta etapa de peligro" produce un ambiente sumamente negativo donde los líderes no están orientados hacia el evangelismo sino que, impulsados por el orgullo, los celos y el fanatismo, comienzan a criticarse y a atacarse los unos a los otros despiadadamente.

(1)  Muchos líderes ponen en entredicho la identidad, el fundamento, los propósitos, las metas y el rumbo de la iglesia.

(2)  La inconformidad, el desasosiego, las dudas y las grandes controversias aumentan considerablemente.

(a)  La situación nos hace pensar en el millón de judíos que se encontraron en Jerusalén cuando el ejército romano sitió aquella ciudad. Acampado el enemigo en derredor suyo, ¡increíblemente, los judíos dejaron de concentrarse en el ejército romano y comenzaron a pelear bárbaramente entre sí!

(b)  ¿Son capaces de actuar tan absurda y locamente los líderes de la iglesia de Cristo? ¡Dios nos libre!

(3)  Cuando ocurren las circunstancias que caracterizan esta peligrosa "Cuarta etapa", comúnmente surjan DOS BANDOS, a saber: “Los agentes de cambio" y "Los salvadores de la iglesia".

(a)  Entonces, estos dos bandos entrañan un combate fuerte por el alma de la iglesia.

(b)  La lucha puede tener cuatro o más desenlaces distintos:

(i)  Primer desenlace: una división a nivel de toda la hermandad.

(ii)  Segundo desenlace: la resolución de las controversias, la reconciliación, la renovación de convicciones doctrinales y del empuje evangelístico de parte de la mayoría de los miembros. Este es el desenlace cuando prevalece el bando de "Los salvadores de la iglesia”.

(iii)  Tercer desenlace: la metamorfosis de la iglesia por medio de la cual ella se transforma en una "criatura espiritual distinta". Este desenlace se da cuando prevalecen "Los agentes del cambio".

-Estos "Agentes del cambio" logran cambiar la doctrina, la práctica y la dirección de la iglesia de tal manera que se crea, efectivamente una nueva iglesia que en poco o en nada guarda similitud con la que era antes de las crisis y la transmutación.

.Aunque la iglesia retenga el mismo nombre, ¡ya no es la misma iglesia!

-La minoría que rehúsa tajantemente seguir a los "Agentes del cambio" se apartan, llamando "Apostasía" a la "nueva criatura espiritual" creada por el proceso de la metamorfosis.

(iv)  Cuarto desenlace: la declinación lenta de la iglesia con su defunción futura casi asegurada.

B.  ¿Ha entrado la iglesia de Cristo en las "Etapas peligrosas" del ciclo?

1.  Ya que cada congregación es independiente, debemos tener mucho cuidado al generalizar.

2.  Sin embargo, la evidencia abrumadora indica que muchas congregaciones han venido evolucionando, y que han entrado ya en las "Etapas peligrosas".

3.  ¿Significa esta situación que la iglesia de Cristo haya dejado de crecer y que esté en peligro de debilitarse o dividirse a nivel mundial?

a)  En algunas áreas de los países de habla hispana, la iglesia de Cristo ha dejado de crecer y está perdiendo terreno, lo cual es sumamente preocupante.

b)  En otras áreas, el crecimiento es muy lento. En la década de los1980, en Estados Unidos de América solo siete iglesias no perdieron feligresía, figurando la iglesia de Cristo entre las siete. Con todo, la tasa de crecimiento era mínima.

c)  En cambio, en Rusia, en algunos países de Europa oriental, como también en algunos países de África, el crecimiento de la iglesia de Cristo es notable.

d)  Referente a la posibilidad de una división a nivel mundial, no pocos líderes auguran que es inminente. ¡Ojala estén equivocados!

C.  ¿Cuáles son algunas de las causas principales que propulsan a la iglesia de Cristo hacia las "Etapas peligrosas" del ciclo? Señalamos tres causas principales y las representamos como "Tres sistemas climatológicos espirituales de baja presión fuerte" que empujan la iglesia hacia un lugar en el océano del tiempo donde hay arrecifes peligrosísimos y donde será azotada por tormentas y huracanes.

1.  El "Primer sistema espiritual de baja presión fuerte": Lo constituyen las "tempestades" que generan las "nuevas generaciones de creyentes".

a)  Se levantan dentro de la iglesia "nuevas generaciones" de adeptos que no comparten la misma visión ni tienen el mismo compromiso de sus progenitores. Estos impulsan la iglesia hacia lugares peligrosos.

b)  Nacidos y criados en el seno de la iglesia, para ellos todo lo que ven  y experimentan es "familiar", "común" y "viejo". ¡Demasiado "familiar", "común" y "viejo"! Los cánticos espirituales, la cena del Señor, los mensajes. ¡Todo! Al llegar a la adultez, apetecen algo nuevo y diferente. Su "Inconformidad" es una de las "tempestades espirituales" que forman el "Primer sistema espiritual de baja presión fuerte".

c)  Estas nuevas generaciones nacidas dentro de la iglesia suelen rebelarse contra el fuerte espíritu de evangelismo de sus padres. También contra la "identidad espiritual única" que es una de las banderas enarboladas en los mástiles del barco de la iglesia. A todo eso le dicen "fanatismo viejo". Por lo tanto, le damos el nombre de "Rebeldía" a la segunda tempestad en este sistema.

d)  La tercera tempestad se llama "Fe Errática". La fe que tienen estas nuevas generaciones nacidas dentro de la iglesia no es constante o estable por no ser personal sino heredada. Es "errática" porque no es guiada por hondas convicciones íntimas basadas en el estudio y el entendimiento personal de las Sagradas Escrituras. Este tipo de fe la comparamos a una tempestad que engendra tornados erráticos los cuales trazan cursos impredecibles de destrucción causando grandes sufrimientos y pérdidas.

e)  La cuarta tempestad en este sistema espiritual de baja presión fuerte se llama "Ignorancia". En medio de la iglesia surge todo un fenómeno: ¡Los hijos de los cristianos ignoran la sana doctrina a pesar de haber escuchado miles de sermones y clases!

f)  La quinta tempestad en el sistema se llama "Mundanalidad". Se observa en estos creyentes que nacen en el seno de la iglesia una marcada tendencia de ser menos espirituales. Tienden a ser "cristianos seculares". A la iglesia la conocen desde la niñez. Crecidos, les llama la atención el mundo en derredor suyo. No lo encuentran tan malo como lo pintan sus padres cristianos o los predicadores y maestros de la iglesia. Sus corazones están llenos de deseos carnales y materialismo. ¡Terminan metiendo una buena porción de las cosas mundanas en la iglesia, disfrazándolas mañosamente para que tengan la apariencia de espiritualidad!

g)  Un ejemplo clásico de este tipo de "generación nueva" que rechaza lo establecido e introduce cambios desastrosos es la generación que siguió a Josué. "Y se levantó después de ellos (después de Josué y su generación) otra generación que no conocía a Jehová, ni la obra que él había hecho por Israel... Dejaron a Jehová el Dios de sus padres... Y Jehová levantó jueces que los librasen de mano de los que les despojaban; pero tampoco oyeron a sus jueces, sino que fueron tras dioses ajenos, a los cuales adoraron; se apartaron pronto del camino en que anduvieron sus padres obedeciendo a los mandamientos de Jehová; ellos no hicieron así" (Jueces 2:10,12,16-17).

(1)  No conocían a Jehová ni su obra, no porque no tuvieran maestros, ejemplos y evidencias sino sencillamente porque ¡dejaron a Jehová el Dios de sus padres! Asimismo sucede hoy por hoy en la iglesia de Jesucristo: ¡muchos integrantes de las "nuevas generaciones" simplemente no quieren tener en su conocimiento a la iglesia bíblica con su sana doctrina que aprendieron y obedecieron sus padres!

(2)  "Tampoco oyeron a sus jueces." Hoy día, los que componen las nuevas generaciones que están empeñadas en alterar la identidad y naturaleza de la iglesia del Señor ¡tampoco hacen caso a los atalayas de la hermandad que les advierten el peligro de perder sus almas, y por ende, hacer que la iglesia pierda la suya! Lejos de arrepentirse y retornar a los caminos antiguos, ¡se burlan de los "viejos fanáticos"!

(3)  "Se apartaron PRONTO del camino en que anduvieron sus padres…" De igual manera proceden las nuevas generaciones del tiempo modernos: son muy ligeras para enjuiciar y condenar a sus antepasados espirituales, no tomando en cuenta cómo Dios los usó poderosamente para realizar grandes obras.

(4)  ¡Ay de las nuevas generaciones que desprecian ignorantemente la "senda antigua", diciendo tonta y tercamente: "No andaremos" en ella! (Jeremías 6:16).

2.  El "Segundo sistema climatológico espiritual de baja presión fuerte" que impela el barco de la iglesia de Cristo hacia lugares peligrosos se compone de una serie de "Tormentas sociales y culturales".

a)  Definitivamente, nuestras sociedades y culturas no son estáticas sino que van evolucionando, impulsadas o arrastradas por las nuevas tecnologías, las nuevas filosofías, las nuevas modas, las nuevas formas de entretenimiento, en fin, ¡por todo lo nuevo!

b)  Los tripulantes que manejan el gran barco de la iglesia de Cristo tienen que tomar las medidas necesarias para enfrentarse a los vientos variables de las sociedades y de las culturas cambiantes.

(1)  Pueden y deben hacer los ajustes con tal destreza que no se pierda el control del barco ni se cambie su rumbo y destino.

(2)  Ahora bien, en la época de los grandes veleros ocurrieron motines en algunos barcos que hacían viajes largos y peligrosos. El barco de la iglesia de Cristo está realizando un viaje bien largo atravesando mares sumamente peligrosos. Si los marineros neófitos e ignorantes se amotinan, adueñándose del barco, seguramente no sabrán manejarlo con destreza, resultando del todo probable que lo metan en el mismo centro de las tempestades sociales y culturales. De hecho, comprendemos horrorizados que esto mismo está pasando. Muchos miembros de las "nuevas generaciones" se están amotinando. Quieren forzar a la iglesia a recibir e implementar en su seno los cambios sociales y culturales del presente, pese a que estos cambios violenten al espíritu de santidad y decencia, contradigan las normas y los mandamientos de la Biblia y violen el sentido común de lo que es correcto o incorrecto, de lo que es bueno o malo.

c)  Identificamos algunas "Tormentas sociales y culturales" que son, espiritual, moral y éticamente peligrosísimas para la iglesia:

(1)  La tormenta llamada "Anormal". Se trata de la  aceptación de nuevos "estilos de vida" como "normales", por ejemplo, el matrimonio de homosexuales. En la iglesia de Cristo, ¿hay quienes estén de acuerdo? ¡Sí señor!  Y presionan para que la iglesia no predique en contra del homosexualismo.

(2)  La tormenta llamada "Rompe Hogares". Se trata de la aceptación del divorcio por cualquier excusa o razón, de tener sexo y de tener hijos fuera del matrimonio y de formar, impulsados por consideraciones económicas, hogares de un solo pariente. En el seno de la iglesia de Cristo, ¿hay quienes fomentan estas creencias y prácticas? Positivo. Particularmente, el "divorcio por cualquier razón".

(3)  La tormenta que se llama "Liberación Femenina". Se trata de la filosofía social según la cual la mujer puede desempeñar, tanto en el matrimonio y el hogar como en las demás instituciones sociales, políticas, culturales, etcétera, los mismos papeles que el hombre y debe tener los mismos poderes y derechos en todo. En la iglesia, ¿hay quienes fomentan la "liberación femenina"? De cierto, ¡qué sí! Los promotores de este movimiento dentro de la iglesia, entre ellos algunos predicadores y ancianos, están causando una de las crisis más grandes de la actualidad. Efectivamente, dicen: “¡A un lado con la organización que enseña la Biblia para el hogar y la iglesia! Los tiempos han cambiado. La cultura ha cambiado. ¡La iglesia tiene que ponerse al día, pues sí no, se tornará en un anacronismo y morirá! Nuestras hermanas cristianas tienen muchos talentos. En el mundo secular, muchas son profesionales. No debemos discriminar contra ellas en la iglesia. Vamos a permitir que dirijan y prediquen en la congregación. Ya no rigen aquellas normas del Siglo I.” Los de semejante mentalidad figuran entre quienes meten el barco de la iglesia en el centro mismo de la tempestad.

3.  El "Tercer sistema climatológico espiritual de baja presión fuerte" que impela el barco de la iglesia de Cristo hacia lugares peligrosos se compone de una serie de "tempestades" que se arremolinan en derredor de las iglesias denominacionales. Se trata de las INFLUENCIAS sectarias, las que, tal cual fuertes corrientes de aires invisibles, emanan de dichas iglesias, ejerciendo presión contra el barco de la iglesia de Cristo.

a)  Israel no estaba conforme con el gobierno organizado por Dios para el pueblo. Quería un rey. Dijo el pueblo a Samuel: "No, sino que habrá rey sobre nosotros; y nosotros seremos también como todas las naciones" (1 Samuel 8:19-20). Hoy día, esta misma mentalidad se manifiesta en algunos líderes y no pocos miembros de la iglesia quienes reclaman: "Queremos ser como todas las demás iglesias. ¿Por qué hemos de ser diferentes? Queremos ser gobernados como ellas. Queremos adorar y actuar como ellas. Al fin y al cabo, la iglesia de Cristo es una secta más". Amados, como Israel sufrió las consecuencias duras y amargas de su inconformidad e ignorancia espiritual, ¡asimismo sufrirá la iglesia del Señor si va en pos de las sectas religiosas!

b)  Unas pocas iglesias denominacionales crecen espectacularmente. Por ejemplo, una iglesia de corte comunitario en Chicago tiene aproximadamente 30,000 miembros. Una congregación pentecostal en Puerto Rico tiene más de 5,000.

(1)  En la iglesia de Cristo, hay líderes que corren donde tales iglesias para aprender de ellas con el propósito de implementar las mismas metodologías de crecimiento en sus propias congregaciones, ¡no importa que violen claras enseñanzas de la Biblia! Quieren que sus congregaciones crezcan en número, cueste lo que cueste. ¡A un lado con la doctrina! ¡A un lado con los principios bíblicos sobre el crecimiento que vale para Dios!

(2)  Queridos hermanos, hay un tipo de "crecimiento" que es peor que el "decrecimiento", a saber: ¡el que se logra a base de falsas enseñanzas (rapto, dejado atrás, reino milenario terrenal), tácticas psicológicas mañosas (iglesia de células), "conversiones" cojas (por ejemplo, sin bautizarse), promesas de beneficios materiales (evangelio de prosperidad) o la exaltación y glorificación de algún predicador carismático!

c)  Algunas iglesias denominacionales auspician toda clase de actividad social y deportiva.

(1)  En la iglesia de Cristo, no faltan líderes y miembros que las miran con envidia y recelos. "¿Por qué no tenemos tales actividades en nuestra iglesia? Vamos a formar unos equipos para practicar deportes y tener competencias entre las congregaciones. Vamos a contratar a unos conjuntos musicales para entretener y retener a nuestra juventud. ¿Por qué no podemos tener cultos bien avivados como los pentecostales? Nuestra iglesia siempre se queda rezagada porque no tenemos estas cosas."

(2)  Amados hermanos, esa voz es la voz del "cristiano secular", y el "cristiano secular" no es verdadero cristiano.

(a)  Para el "cristiano secular", las actividades seculares o mundanas son aun más importantes que las espirituales, aunque lo niegue acaloradamente. Lo niega porque se ha engañado a sí mismo.

(b)  El "cristiano secular" pretende agradar a la carne dentro de un ambiente superficialmente "espiritual". Al proceder así, no le reprende su deficiente y mal orientada conciencia.

-Le agrada que se planifiquen actividades tales como giras, excursiones, competencias, banquetes y conferencias en lugares exóticos y costosos, con un leve matiz de "espiritualidad", y participa con gusto. Más sin embargo, mi apreciación personal es que en el fondo de su alma su intención primordial no es glorificar a Dios, ni edificarse a sí mismo o a otros cristianos sino satisfacer sus inclinaciones carnales y entretenerse. Aclaro que habrá, sin duda, excepciones. Pero, aun en estos casos se detecta una confusión garafal en torno a la relación del reino esencialmente espiritual al mundo carnal y material.

-Hermanos, no nos engañemos los unos a los otros. ¡Mezclar lo secular con lo espiritual resulta en la corrupción de lo espiritual!

-¿Qué sucede cuando se mezcla agua turbia con agua clara? ¿Verdad que la turbia opaca la clara? ¡Asimismo lo secular opaca lo espiritual!

(3)  ¿Qué nuestra iglesia se quede rezagada porque no tengamos estas cosas seculares? ¡Mentira!

(a)  Si nuestra iglesia se queda rezagada, ¡será por falta de más espiritualidad y más entrega! Será por falta de líderes más espirituales, visionarios y competentes en todos los ministerios.

(b)  Pero, razonemos con lógica espiritual: quedarse o no "rezagada" no es lo más importante para la auténtica iglesia del Señor sino conservarse "santa y sin mancha", sin "arruga ni cosa semejante" (Efesios 5:27).

(c)  Amados, ¡porque el Señor no viene a buscar una iglesia "progresista" y "popular" entre las masas seculares! ¡No viene en busca de una esposa coquetona y juguetona, sino de una mujer espiritual fiel a sus ideales, obediente, sumisa, casta y prudente!

(d)  "Don Secularismo y Doña Mundanalidad" constituyen una pareja engañosa que ha seducido a muchas iglesias denominacionales. ¿Queremos que seduzcan también a la iglesia que Cristo compró a precio de sangre? De mi parte respondo con un rotundo "¡NO!"

(e)  Tal cual el diabético que tiene que inyectarse insulina todos los días, ¡está gravemente enferma y moribunda la iglesia que necesita a menudo una inyección fuerte de secularismo para mantenerse viva y activa! Definitivamente, este tipo de iglesia no es la que Dios nos presenta en las Sagradas Escrituras. La iglesia que Cristo fundó tiene vida en abundancia y es saludable porque se nutre de santidad y espiritualidad, se ejerce haciendo incontables obras evangelísticas y benévolas, y porque adora reverentemente  "en espíritu y en verdad" (Juan 4:24).

D.  ¿Quiénes son los que más propulsan la iglesia de Cristo hacia las "Etapas peligrosas" de graves crisis?

1.  Ya lo hemos indicado en parte: son las "nuevas generaciones" inconformes e inconstantes, nacidas y criadas en el seno de la iglesia.

2.  Son las nuevas generaciones de predicadores que egresan de "universidades cristianas", siendo en su mayoría puros neófitos en los ministerios de Dios.

3.  Son los profesores de las "universidades cristianas" que seducen doctrinal y filosóficamente a sus alumnos, saliendo éstos para fungir como los nuevos líderes de la iglesia.

4.  Son los ancianos "progresistas y seculares" encantados con las "innovaciones" y el "nuevo rumbo" de la iglesia.

5.  Son los muchos miembros, vagos e ignorantes espiritual y doctrinalmente, a quiénes no le importa un bledo el evangelismo o qué derrotero tome la iglesia.

E.  En cuanto a los "cambios", ¿son todos malos? Definitivamente que no. ¿Cuáles cambios se pueden catalogar de "buenos para la iglesia"? A continuación, algunos ejemplos.

1.  Cambios en el formato de los cultos. Claro, no en los actos de adoración en sí, sino en el formato, o sea, en la secuencia de los actos.

a)  En el Nuevo Testamento no se establece un solo formato como el único patrón. Por lo tanto, el formato lo establecen los líderes de la iglesia a su discreción.

b)  A nuestro parecer no conviene seguir año tras año el mismo formato. Hacerlo trae unos males para la iglesia, entre ellos:

(1)  Se establece una rutina que degenera rápido en mero "rito". Las rutinas y los ritos acaban con la vida espiritual de no pocos débiles en la fe.

(2)  Hay quiénes se aferran a determinado formato de tal manera que lo convierten en doctrina. Dos himnos, una lectura bíblica, otro himno, el mensaje, el himno de invitación, la cena del Señor. El que se atreva a cambiar esta secuencia lo denuncian fuertemente como “hereje”. ¡Qué pena! Todo cristiano maduro sabe diferenciar entre los meros arreglos que constituyen el formato para las reuniones de la iglesia y las doctrinas inspiradas esenciales que toda congregación en todo lugar debería seguir.

2.  Cambios en los métodos usados para presentar mensajes y estudios.

a)  Por ejemplo: El uso de la pizarra, de cartulinas, de transparencias, de diapositivas, etcétera.

b)  Utilizar nuevos e interesantes métodos es hacer esfumarse el aburrimiento y despertar el genio del interés.

3.  Cambios en la fraseología y figuras retóricas que se emplean en las predicaciones, las clases, al administrar la mesa del Señor y aun en las oraciones.

a)  Enriquecer el vocabulario sin caer en el pedantismo, variar las ilustraciones, traer nuevos ejemplos, dar nuevos enfoques a los actos de culto sin cambiar su esencia, variar los textos bíblicos asociados con los distintos actos del culto sacándoles todo su rico significado. Todo esto sirve para avivar y edificar.

b)  Por ejemplo, ¿por qué leer siempre 1 Corintios 11:23-34 antes de celebrar la cena del Señor habiendo un sinnúmero de textos que se prestan para la ocasión?

c)  De cierto, el ritualismo y la monotonía son enemigos sutiles de una fe dinámica y salvadora.

4.  Cambios en los métodos o medios utilizados para evangelizar.

5.  Cambios en las demás actividades de la iglesia cuyo propósito es promover la comunión, la edificación y las buenas obras.

a)  Verificar cómo mejor servir a los enfermos y demás necesitados de la iglesia, como además, de toda la comunidad.

b)  Implementar nuevos proyectos mediante los cuales brindar socorro a los pobres de la iglesia, de la comunidad y de todo el mundo.

6.  En resumidas cuentas, un liderato despierto siempre estimula a su congregación con formatos, enfoques, programas y proyectos nuevos sin jamás cambiar en su esencia ninguna doctrina bíblica.

III.  Conclusión:

A.  ¿Es inevitable que toda iglesia, incluso la iglesia del Señor en su carácter universal, y toda congregación particular, pase por el "ciclo de la evolución" y se entierre en los mares peligrosos de las "graves crisis"?

1.  ¡NO! No es del todo inevitable.

2.  Un liderato bien espiritual y sabio evitará tal desenlace triste y doloroso.

B.  En este mundo sujeto a ciclos, a la evolución de tantas cosas, a constantes cambios en tantos sistemas de toda naturaleza, ¿hay algo invariable, alguna cosa que no evolucione, algo firme y estable? Desde luego, ¡que sí!

1.  Dios, en quien "no hay mudanza, ni sombra de variación" (Santiago 1:17).

2.  El Reino de Dios que es "inconmovible" (Hebreos 12:28).

3.  La Verdad sencillamente no puede evolucionar, porque es la Verdad, no siendo, por naturaleza, relativa.

a)  Los seres humanos, incluso algunos que están en la iglesia, siempre inquietos e inconstantes, cambian y manipulan todo a su alcance, ¡aun el evangelio y la iglesia!

b)  Pero ¡la verdad PERMANECE! "La hierba se seca, y la flor se cae; mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada" (1 Pedro 1:25-26).

4.  El consejo y las promesas de Dios son inmutables (Hebreos 6:17-20).

C.  En nuestra capacidad de líderes espirituales, como cristianos y como iglesia amada por el Señor, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para no caer en los "Ciclos peligrosos". ¡Agarremos con todas nuestras fuerzas las cosas invariables, inconmovibles, irrevocables, inmutables y permanentes de Dios y de su creación espiritual, apoyándonos en ellas y echando "mano de la vida eterna"! (1 Timoteo 6:12)

 

DESGLOSE del Contenido completo de esta serie

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.