Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Mensaje de texto completo.

“¿Ignorar voluntariamente o confrontar valiente e inteligentemente?"

I.  Introducción.

A.  Salutación.

B.  El tema para esta ocasión: “¿Ignorar voluntariamente o confrontar valiente e inteligentemente?”

II.  2 Pedro 3:1-9 es el texto bíblico principal para este mensaje. Intercalamos comentarios breves.

(1) “Amados, esta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento, (2) para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles; (3) sabiendo primero esto

1.  Algo “primero” , es decir, algo fundamental , algo básico , debemos saber, y no ignorar . No nos conviene ignorarlo.

… que en los postreros días

2.  O sea, en los últimos días, en las últimas etapas de la Era Cristiana. No pocas señales indican que el mundo, la iglesia del Señor y las religiones en general están entrando en estas peligrosas etapas.

… vendrán burladores,…

3.  El consenso de quienes hacen encuestas sobre asuntos religiosos es que está aumentando notablemente en el tiempo presente el porcentaje de burladores, escépticos y ateos, siendo clasificada de “escéptica” la persona que duda, que tiene reservas, que no está convencida.

… andando según sus propias concupiscencias,…

4.  Según sus propias pasiones, pareceres, opiniones, agendas, proyecciones, interpretaciones.

(4) y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?

5.  Ponen en tela de juicio la Segunda Venida de Jesucristo. Cuestionan la “promesa” de su retorno, aun burlándose. Dudan. Hacen dudar a otros. Uno de sus argumentos es el siguiente: “Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación .” Pero, la incorrección, la debilidad, la flojedad de su argumento el apóstol Pedro la descubre enseguida, diciendo:

(5) Estos ignoran voluntariamente ,…

6.  Hacen caso omiso de algo importantísimo, cometiendo este grave error adrede, intencionadamente, de su propia voluntad, impelidos por “sus propias concupiscencias” . Ignoran voluntariamente dos eventos históricos de enorme magnitud, a saber:

a)   Primero: “… que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste…”

- “En el principio” mismo “creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía…” (Génesis 1:1-2). Pero, el Creador no dejó a la tierra en esta condición sino que comenzó a ordenar la tierra, creando la luz, separando la luz de las tinieblas, separando las aguas, juntándolas, haciendo aparecer tierra seca, etcétera. Por lo tanto, argumentar que “todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación” es un craso error.

b)  Segundo (6) “…por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;…”

-Se alude al Diluvio global que ocurrió en el tiempo de Noé, cuando las aguas cubrieron aun las montañas más altas de aquel tiempo, destruyendo toda vida terrestre menos la salvaguardada en el arca. Esta catástrofe de proporciones incomprensibles alteró la misma faz del globo terráqueo, y además su clima. ¿Cómo, pues, atreverse a plantear que “todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación” ? Este es un error demasiado pueril, una mentira demasiado grande, un engaño inexcusable.

7.  Definitivamente, Dios ha intervenido espectacularmente en su creación, particularmente durante los seis días de creación, y de nuevo, al anegar en agua el mundo del tiempo de Noé. En ambos ocasiones obró mediante su palabra . Por lo tanto, ¿con qué lógica dudar de su promesa acerca del futuro advenimiento de su Hijo? Es más, el apóstol Pedro nos asegura, por el Espíritu Santo de Dios, que…

- (7) “…los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.”

-Si usted cree en la creación de todo el universo conforme al Capítulo Uno de Génesis, y si acepta que el Diluvio ocurrió tal cual relatado también en Génesis, ¿ con qué justificación ignorar o cuestionar la futura destrucción del mundo material por “el fuego” divino, la Segunda Venida de Cristo o la ejecución “del juicio” de Dios sobre “los hombres impíos” ?

-Cierto es que ha pasado mucho tiempo desde que estas profecías fueran proclamadas en el Siglo I de esta Era Cristiana. Aclarando que esto es así de acuerdo a nuestras percepciones humanas del “tiempo”. Casi dos mil años. Pero, otra verdad trascendental la debemos saber , y no ignorarla , expresándola Pedro con admirable claridad.

-(8) “Mas, oh amados, no ignoréis esto : que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día . (9) El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

III.  Amados, ¿no es cierto que “ignorar voluntariamente” es un fallo muy común de nuestra raza humana?

A.  Este “fallo” acaso aflige más a las mujeres que a los varones. Por ejemplo, ¡no pocas féminas ignoran voluntariamente su edad! Asimismo la inmensa mayoría de los seres humanos tiende a ignorar voluntariamente muchos asuntos de muchísimo más importancia, tanto para la vida material como para la moral o espiritual. A continuación, cuatro ejemplos.

1.  Síntomas en el cuerpo físico que indican alguna enfermedad grave. Hay quien dice “Yo me siento bien de salud” , pese a sufrir de alta presión y tener frecuentes dolores de pecho.

2.  Acciones o expresiones de un hijo o una hija adolescente que son sintomáticas de vicios tales como la drogadicción, el consumo de bebidas alcohólicos, relaciones sexuales ilícitas, asociación con alguna ganga, etcétera. “Mis hijos son buenos. Me respetan. Jamás caerían en vicios” , a pesar de llegar ellos a casa tarde por la noche, ser poco comunicativos, usar una jerga callejera ofensiva, utilizar vestimentas, prendas o tatuajes que los vinculan con elementos perversos o intercambiar duras miradas furtivas sospechosas.

3.  Señales del enfriamiento del amor matrimonial. “Mi matrimonio marcha bien. Soy muy feliz.” No obstante frecuentes rencillas hirientes, parcas o inexistentes expresiones de mutuo amor, insatisfechas relaciones íntimas, etcétera.

4.  La constante acumulación de deudas más allá de la capacidad para cubrirlas. “Yo soy buen administrador. Yo sé manejar mis cosas. No me hace falta ningún consejo.” Pero, las cuentas sin pagar, o con recargos y multas exorbitantes, siguen amontonándose. Cortan la luz. Cortan el agua. Pero, ¡no tenga cuidado! Todo marcha a maravilla.

B.  Confrontar valiente e inteligentemente todo cuanto ignoráramos voluntariamente es lo que deberíamos hacer , pero he aquí otro mal típico de nuestro género: ¡hasta preferimos la ignorancia sobre el conocimiento o el entendimiento! Dos dichos en inglés descubren esta actitud peligrosísima.

1.  “What you don’t know can’t hurt you.” En español: “Lo que no sabe usted no puede causarle daño” . Sin duda, eso es así en muchos aspectos de la vida. Si alguien me difama, pero nunca llego a saberlo, ¡no sufro! Pero, ¡nada más lejos de la realidad este dicho para los aspectos verdaderamente importantes de mi vida! Lo que desconozco me puede arruinar, tanto en lo material como en lo moral o espiritual.

a)  Si cultivo la tierra, pero desconozco cómo preservar la fertilidad de ella por medio de la rotación de cultivos, esta ignorancia resultará en el agotamiento de los minerales necesarios para el crecimiento saludable de lo sembrado. Entonces, el hambre acechará. O sufriré la pérdida de mi finca al no poder pagar la hipoteca.

b)  Si conduzco un vehículo sin tener conocimiento de las leyes de tránsito, ¡me expongo a multas cuantiosas! Bien pudiera apelar a mi “ignorancia”, y tal vez los oficiales me tengan misericordia en alguna que otra ocasión, pero no existe garantía de ello. Mi deber es aprender las leyes, y si no lo hago por vago, osado o descuidado, ¿quién me justificará? Esto mismo es igualmente aplicable a normas para la conducta moral y leyes espirituales sobre la conducta espiritual ante Dios.

2.  “Ignore it, and it will go away.” En español: “Ignórelo, y desaparecerá.” Quizá si; a lo mejor que no.

a)  Un dolorcito muscular ignorado tal vez desaparezca, pero no por ser “ignorado” sino porque el cuerpo físico tiene unos poderes recuperativos asombrosos.

b)  Puede uno ignorar sus deudas , pero no por ello desaparecerán.

c)  Puede uno ignorar la Biblia , pero ella sigue siendo la Palabra de Dios que juzgará a los hombres.

d)  Puede uno ignorar la advertencia sobre la venidera destrucción del universo material por fuego , pero no por ello será anulada la advertencia o salvado el universo.

C.  Confrontar valiente e inteligentemente lo importante en esta vida puede traer grandes bendiciones , entre ellas:

1.  Despeja la mente de preocupaciones y engaños.

2.  Controla los fantasmas de temores indefinidos.

3.  Evita futuras sorpresas desagradables, y posiblemente fatales.

D.  Muchas personas afirman tener razones de peso para ignorar a Dios, la Biblia y la iglesia . Por ejemplo, refiriéndose a la historia de la creación en el Capítulo Uno de Génesis, señalan lo que califican de “error evidente y grande”, a saber, que la luz fue creada antes de ser creados el sol, la luna y las estrellas , exclamando: “¡Génesis es una fábula! Parecida a las fábulas de otras culturas. ¡Es imposible que existiera la luz antes de que existieran el sol, la luna y las estrellas!” Sin estudiar o investigar más el tema de la “luz” rechazan de plano a Dios, la Biblia y la iglesia del Señor. Pero, ¡ignoran información aclaratoria que ilumina el tema de la “luz” en relación a los cuerpos celestiales! Ignoran que la “luz” existe independientemente del sol y las demás estrellas. Si procuraran diligentemente explicaciones sobre esta ciencia, es probable que encontraran información como la siguiente:

-“Los trabajos de Maxwell (James Clark Maxwell. Científico inglés. 1831 – 1879) aportaron resultados importantes para la comprensión de la naturaleza de la luz , al demostrar que su origen es electromagnético: una onda luminosa corresponde a campos eléctricos y magnéticos oscilantes . Sus trabajos predijeron la existencia de luz no visible ; y en la actualidad se sabe que las ondas o radiaciones electromagnéticas cubren todo un espectro pasando por los rayos X, la luz visible y las microondas, hasta las ondas de radio…” (Microsoft Encarta. 2007).

IV.  Conforme a múltiples textos bíblicos relevantes, podemos afirmar confiadamente que a la Deidad no le agrada que ignoremos su voluntad tal cual expresada en las Sagradas Escrituras . Citamos solo dos ejemplos.

A.  Mateo 22:29. “Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios .” En aquella ocasión, la discusión giraba sobre la resurrección. Por un lado, los fariseos, secta judía, creían en la resurrección de los muertos, en ángeles y la existencia del espíritu. Por otro, los saduceos negaban que hubiese ángeles o espíritus, rechazando también que los muertos resucitaran. Cristo se dirige a los saduceos, doctores de la ley, diciendo: “Erráis” . ¿Y por qué erraban? “Ignorando las Escrituras y el poder de Dios.” Tanto saduceos como fariseos enseñaban la ley mosaica en las sinagogas, orgullosos de sus “vastos conocimientos”, exposiciones técnicas y supuesto dominio de temas elevados, pero su enseñanza estaba plagada de errores , particularmente en lo relacionado con el Mesías y el reino espiritual de Dios. ¿Cuántos maestros religiosos de actualidad yerran aun en lo más fundamental del evangelio porque también ignoran “las Escrituras y el poder de Dios” ? ¿Y cuántos de ellos los ignoran voluntariamente por que su teología aprendido en “institutos” se opone a la “sana doctrina” de Cristo (1 Timoteo 4:16; Hebreos 6:1), o porque persiguen agendas egoístas tales como ganar fama o enriquecerse?

B.  1 Corintios 14:33-28. “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones ; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas… Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor . Mas el que ignora, ignore ”. ¿Se cree usted “profeta, o espiritual” ? Si usted es maestro conforme a los requerimientos del Nuevo Testamento, entenderá que la ley de callarse las mujeres “en las congregaciones” no es meramente “paulina” sino que es mandamiento del Señor . En cambio, de ser maestro “conforme a” las “concupiscencias” de quienes tienen “comezón de oír” (2 Timoteo 4:3), y optar por ignorar esta verdad, esta realidad , pues ¡que la ignore ! Pero, no por ignorarla usted, o cualquier otro maestro, predicador, pastor o pastora, dejará de ser mandamiento del Señor . El verbo “ignore” ciertamente implica consecuencias negativas para el culpable. Implica ignorar voluntariamente las leyes de Cristo sobre el rol de la mujer en las congregaciones . Multitudes lo hacen. Oportunidad tendrán de justificar su acción ante Cristo en el Juicio.

V.  Expresiones escuchadas a menudo indican que muchísimas personas planifiquen apoyarse en el Juicio ante Cristo en su “ignorancia de la voluntad de Dios” , suplicando misericordia.

A.  “Yo no entiendo la Biblia. Es un libro tan grande. Tan difícil de leer. Me enredo. Soy torpe para el aprendizaje. No me gusta leer mucho. Me duermo. Dios tendrá misericordia de mí. Dios es bueno. Dios es amor.” Y esto lo dicen algunos a pesar de poder leer y entender otros libros de contenido técnico, dominar ciencias, aprender oficios, etcétera. Y lo dicen no pocos que rara vez, o nunca, siquiera intentan leer la Biblia. Y lo dicen muchos que no acuden a clases donde maestros capacitados exponen correctamente las Sagradas Escrituras. ¿Tendrá Dios misericordia de los tales? Él sabe de quien tendrá misericordia. Solo él. Con todo, lo cierto es que poca esperanza ofrece él, según la misma Biblia, a los perezosos desinteresados en aprender de él.

B.  El factor de “ignorancia espiritual” se pone de relieve en Hechos 17:30-31 . El apóstol Pablo, dirigiéndose a los sabios y estudiosos que solían darse cita en Atenas, Grecia, dice: “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan , por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos” .

a)  Así que, no vivimos aquellos “tiempos de… ignorancia” cuando los gentiles en particular “estaban alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo” (Efesios 4:12). Más bien, vivimos durante la Era Cristiana, época cuando Cristo quiere que sea predicado su “evangelio a toda criatura (Marcos 16:15-16), cuando Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4). Recalcamos: que vengamos “al conocimiento de la verdad” , todo lo contrario de morar en las tinieblas de la ignorancia.

b)  “Todos los hombres en todo lugar” han de escuchar, entender y obedecer al evangelio de Cristo.

c)  En lo esencial para salvación, este evangelio no es difícil de entender .

(1)  “El que creyere y fuere bautizado, será salvo (Marcos 16:16).

(2)   Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en le nombre de Jesucristo para perdón de los pecados (Hechos 2:38).

-Hasta un niño entiende estas condiciones básicas para perdón de pecados.

-No las entiende quien no quisiera entenderlas. El hombre natural no arrepentido; que no busca de Dios, que no ama la Verdad. El hombre cuya mente ha sido corrompida por doctrinas y mandamientos contrarios a los de Cristo, por ejemplo, que la fe sola salva, que el bautismo no es para perdón, etcétera.

-Pero, usted, estimado lector, puede entenderlas y obedecerlas hoy mismo.

-El inteligente confronta con valentía su condición espiritual, no reparándose en “ignorancia” sino procurando con diligencia aprender la voluntad de Dios, para luego obedecerla sin demorar.

 

 
  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.