Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

Contenido completo del Capítulo Siete

Mapa de Europa en el año 1500. Ubicación de los “diez cuernos”

La religión en España en el contexto apocalíptico de los “diez cuernos”

 

Los diez cuernos actúan juntamente con la bestia durante una sola hora.

APOCALIPSIS

Capítulo Siete de
 Análisis de las profecías y visiones

Diez cuernos peligrosos, el séptimo rey, el octavo rey y el cuerno pequeño

Épico drama que cubre muchos siglos, impactando a vastas multitudes de seres humanos.


En esta pintura por Joe Manizcalco (Derechos reservados. http://biblical-illustrations.com), fuerzas militantes de la Iglesia Católica Romana persiguen, torturan y matan a quienes esta iglesia identifica como “herejes”. Una gran cruz en la túnica de estos perseguidores dilata su identidad, como además el color púrpura de referida prenda. Al levantarse, fortalecerse e independizarse los diez cuernos-reinos, estos comenzaron a atacar a la “gran ramera”, despojándola de sus riquezas y poniendo fin a sus crueles persecuciones bestiales.

 

Capítulo 17 del libro de Apocalipsis

Capítulo 7 del libro de Daniel 

Acto I 
Los diez cuernos

Escena 3

Las acciones de los diez cuernos

Los diez cuernos actúan "juntamente con la bestia" durante "una hora". Luego, son vencidos por Cristo.

PDF de este estudio

A.  ¿Durante cuánto tiempo actúan los “diez cuernos” “juntamente con la bestia”, en contra de “la gran ramera” y, además, en oposición a Cristo mismo?

1.  La respuesta divina dice: “Por una hora”. Por una sola hora“Por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia” (Apocalipsis 17:12). Este factor tiempo lo consideramos de suma importancia para el entendimiento correcto de las profecías sobre los “diez cuernos”. No reciben “autoridad… juntamente con la bestia” durante “mil años” o durante “cuarenta y dos meses”, sino “por una hora”. Al abrirse el Séptimo Sello, “se hizo silencio en el cielo como por media hora (Apocalipsis 8:1). Las “langostas” atormentan “cinco meses…” “…a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes” (Apocalipsis 9:4-5). Pese a que sean simbólicos estos “tiempos” apocalípticos, y no literales, es evidente el elemento relacional entre ellos, y por consiguiente, no deberíamos obviarlos en la interpretación de las profecías. Así pues, concluimos que “una hora”, en la línea de tiempos proféticos, no sería un período muy largo. De hecho, el testimonio de la historia confirma ampliamente que la agresividad física de cada uno de los “diez cuernos” contra la “gran ramera”, como además contra el Cordero, duró relativamente poco tiempo. Esto ya lo hemos comprobado al presenciar los distintos escenarios de la “Escena 2”, donde pudimos observar, atónitos, las muchas acciones violentas tomadas, casi en concierto, por los “diez cuernos” contra “la ramera”.

-El saqueo de Roma y del Vaticano en el año 1527 por el rey Carlos I de España duró ocho días, continuándose su persecución contra la jerarquía católica romana un tiempo más. Pero, lejos de repudiar aquel rey al catolicismo romano, más adelante en su reinado organizó una guerra religiosa contra los protestantes en los países bajos de Europa. El tiempo de su acometimiento contra “la ramera” fue, pues, relativamente corto, ejemplificando perfectamente lo de “una hora”.

 


Durante la Edad Media, la jerarquía católica romana intentaba evitar, bajo pena de castigos severos, que el laico poseyera o estudiara las Sagradas Escrituras. Quien osara leer personalmente la Biblia o escudriñar materias relevantes se veía obligado a hacerlo escondido de las autoridades eclesiásticas. Quizá en alguna cueva, como en esta pintura por Joe Maniscalco. (Derechos reservados. http://biblical-illustrations.com) 

2.  En cuanto al tiempo durante el que actuarían los “diez cuernos” ligados a “la bestia” sanada, encontramos parámetros claves en Apocalipsis 17:17. “Porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.” De manera que Dios mismo intervendría providencialmente en los “corazones” voluntades de oficiales políticos y otros personajes claves de las naciones simbolizadas por los “diez cuernos”, logrando que ejecutaran “lo que él quiso”.

a)  ¿Qué cosas “quiso” Dios realizar a través de los “diez cuernos” durante la “hora” cuando actuarían en conjunto con “la bestia” sanada? La respuesta exacta se encuentra en el mismo Versículo 17, a saber:

(1)  “Ponerse de acuerdo…”

(2)  “…y dar su reino a la bestia…”

(3)  Para dejar “desolada y desnuda” a “la ramera”.

b)  ¿Hasta cuándo continuaría esta intervención providencial de Dios? “…hasta que se cumplan las palabras de Dios.” ¿Cuáles “palabras de Dios”? El contexto determina cuáles. Lógicamente, las que definen “la sentencia contra la gran ramera” (Apocalipsis 17:1). Particularmente, que los “diez cuernos” fueran los instrumentos para dejarla “desolada y desnuda”, devorando “sus carnes” y quemándola “con fuego” (Apocalipsis 17:16). Dios quiere castigar a “la gran ramera”, es decir, a la iglesia apóstata, programando usar a los “diez cuernos” para tal fin. De la manera que “despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de Persia” (Esdras 1:1-4) para que este librara a Israel del cautiverio, asimismo despierta Dios al espíritu de los reyes y príncipes de los diez reinos representados por los “diez cuernos”, siendo su móvil el de liberar del cautiverio espiritual a las pobres masas pilladas, explotadas y perseguidas por la orgullosa y dura jerarquía de la riquísima madre iglesia apóstata, la Católica Romana. ¿En qué tiempo se lleva a cabo esta operación? El tiempo ya ha sido establecido con bastante precisión mediante las numerosas fechas dadas en la “Escena 2” para “Las acciones de los diez cuernos”. Específicamente, los Siglos XIV, XV y XVI, o porciones de estos.

-Durante este tiempo, “la bestia” sanada, es decir, el Imperio Romano sanado, aún existía. Tengamos presente que el Imperio Romano Oriental (llamado por historiadores el Imperio Bizantino) cayó en el año 1453, y que el Imperio Romano Occidental (el Sacro Imperio Romano) permaneció hasta el año 1555, con mayor exactitud, hasta el año 1806. Efectivamente, los “diez cuernos” entregaron “su poder y su autoridad” a esta manifestación de “la bestia” durante el tiempo indicado. Un tiempo, de hecho, relativamente corto. Como de “una hora”. Al señalar los “Siglos XIV, XV y XVI”, no se quiere decir que todos y cada uno de los diez cuernos-reinos persiguieran a “la ramera” durante trescientos años corridos sino que las fieras acciones de los diez contra ella caen dentro de los parámetros de aquellos tres siglos, durando sus ataques violentos individuales comparativamente poco tiempo, en realidad, no más de “una hora” profética.

B.  Después de “una hora”, ¿qué les pasa a los diez reinos-cuernos? La profecía bíblica al respecto es tan concisa como intrigante: “El Cordero los vencerá” (Apocalipsis 17:14).

1.  ¿Qué medio utiliza Cristo para vencer a los “diez cuernos”? No, de cierto, algún ejército o armas carnales, sino su propia Palabra, particularmente, su evangelio del Nuevo Testamento. En uno de los escenarios de esta “Escena 3” se nos enseña a grandes rasgos lo que aconteció.

a)  Algunos “reformadores”, tales como Juan Wycliffe, Juan Hus, Martín Lutero y Juan Calvino, tradujeron, o hicieron traducir, la Biblia a las lenguas vernáculas de sus respectivos países.

b)  Por primera vez, desde hacía siglos, muchas personas, incluso líderes políticos, tenían libre acceso a las Sagradas Escrituras, pues en la época anterior a la Reforma las autoridades católicas romanas proscribían la Biblia para quienes no integraran el clero. Una vez rotos los grilletes de la hegemonía católica romana e impuesta la preciada y gloriosa libertad religiosa, un número cada vez más creciente de líderes religiosos predicaba y enseñaba normas y doctrinas de la Biblia en lugar de tradiciones y ritos de origen humano.

c)  Ahora bien, el conocimiento de las Sagradas Escrituras actuó como levadura en las masas de creyentes, transformando, ya de pronto ya poco a poco, su mentalidad y conducta. Tratándose de los gobernantes de los países representados por los “diez cuernos”, los ideales del evangelio de Cristo trabajaron en ellos, llevándolos, bien fuera pronto o quizá paulatinamente, a legislar para sus súbitos la inestimable “libertad de culto”.

(1)  Al garantizar libertad de culto, efectivamente quedaron vencidas por el Cordero aquellas naciones que antes actuaban en contra de la voluntad de Dios. Ya no perseguían a todo aquel que no fuera católico romano. Tampoco obstruían o vetaban la predicación de la Verdad de la Biblia tal cual revelada por el Espíritu Santo, sin añadiduras o interpretaciones de teólogos católicos romanos.

(2)  “Vencidos por Cristo” NO significa...

(a)  Que todo ciudadano de aquellas naciones, desde el rey hasta el más humilde peón, de pronto dejara toda maldad, transformándose en puro santo intachable.

(b)  Tampoco la eliminación de todo pecado, falsa religión, falsa doctrina, vana tradición religiosa, rito pagano o superstición en todos los territorios de los “diez cuernos”.

(c)  Tampoco la purificación absoluta de todos los oficiales políticos y de toda la ciudadanía de los países representados por los “diez cuernos”.

(d)  Ni tampoco el inicio de un “Milenio” de santidad absoluta y paz perfecta en toda la tierra, con Cristo sentado sobre un trono literal en Jerusalén.

(3)  “Vencidos por Cristo” significa...

(a)  Que los gobernantes de cada nación identificada como “cuerno” daban un giro de ciento ochenta grados, rompiendo relaciones exclusivistas con la Iglesia Católica Romana y abriéndose a otras iglesias, legislando e imponiendo libertad de culto, y por ende, poniendo coto a persecuciones religiosas. Desde luego, este grandioso cambio estremecedor no fue efectuado a perfección, de la noche a la mañana, en todos los países a la vez, tomando más tiempo este cambio en algunos que en otros.

(b)  “Vencidos por Cristo” significa que comenzaba en la tierra el verdadero Milenio, siendo este tiempo de “mil años” proféticos una etapa de paz y libertad para el pueblo verdadero de Dios, y no un tiempo paradisíaco de perfección terrenal como lo pintan no pocos teólogos y predicadores. Este tema del “Milenio” lo escrutamos minuciosamente en el Capítulo Diez de este Análisis de las profecías y visiones de Apocalipsis.

d)  “Vencidos por Cristo.” De tal magnitud fue el cambio operado en aquellas naciones de Europa en la época de la Reforma que aun en sus constituciones y códigos legales actuales se discierne claramente la influencia de varias leyes y normas éticas de la Biblia, siendo incorporadas algunas de ellas en la jurisprudencia de estos pueblos dichosos librados del yugo de la gran madre iglesia apóstata.

e)  Estas naciones vencidas por el Cordero ya no imponen forzosamente la religión idolátrica de la Iglesia Católica Romana. Bien que algunos países de Europa tengan, aun a estas alturas (primera mitad del Siglo XXI), convenios que favorezcan a referida institución religiosa, ya ella no ocupa el lugar de “única Iglesia del Estado”. Ella no cuenta con la autoridad o el poder para dominar política y económicamente, además de espiritualmente, a estos cuernos-naciones, ni siquiera a España o Italia. Estos cuernos-naciones ya no constituyen el “brazo secular” de la madre iglesia apóstata. ¡El Cordero los ha vencido para su propio propósito particular! Ya no honran al Papa por encima de Cristo. Ya no hacen guerra contra el Cordero y su pueblo verdadero. Todas estas observaciones las expresamos en términos generales, existiendo de cuando en cuando excepciones en algún que otro aspecto. Por ejemplo, como ya indicado, los gobiernos de Italia y España favorecen a la Iglesia Católica Romana, aun mientras aseguran libertad y protección para las demás iglesias o religiones. Para más información al respecto se recomienda la lectura de los siguientes dos artículos, también incluidos en este Capítulo Siete del Análisis.

-“La religión en España.” Libertad religiosa según la Constitución. La posición privilegiada de la Iglesia Católica Romana. Adeptos de distintas religiones. “Europa Laica” estima en más de seis billones de euros el financiamiento público de la Iglesia Católica en España. Aprovechando hoy mismo la libertad religiosa que garantiza la Constitución de España. “A libertad” Cristo llama al pueblo español. Informe internacional sobre la libertad religiosa para el año 2005. 

-"La libertad religiosa en Italia" según su Constitución. La posición privilegiada de la Iglesia Católica Romana en Italia. Cuatro billones de euros: la suma que la Iglesia Católica Romana cuesta al Estado de Italia cada año. Italia en los tribunales de la Unión Europea por las exenciones otorgadas por el estado a la Iglesia Católica. Otras religiones en Italia.

f)  Conviene tener presente el que esta profecía de “vencidos por el Cordero” aplica específicamente a los “diez cuernos”, y no necesariamente a todas las naciones del tiempo de la Reforma, o del Renacimiento, como tampoco a todas las naciones existentes en el Siglo XXI.

 


Dejando los “diez cuernos” a “la ramera… desolada y desnuda”, algunos primero, luego otros, decretan libertad religiosa. Noticias de tan grande bendición hacen regocijarse a estos varones, como a multitudes a través de Europa durante el tiempo de la Reforma. Ya no tienen que esconderse para el estudio de la Biblia. Quebrantar la durísima dictadura religiosa de la jerarquía católica romana y lograr libertad de conciencia y de culto costó la sangre de muchos seres humanos, represalias, sacrificios y persecuciones. ¿Cuánto apreciamos hoy día esta libertad tan maravillosa? Pintura por Joe Maniscalco. (Derechos reservados.http://biblical-illustrations.com)

 

2.  Aclaración sobre el conflicto entre los “diez cuernos” y el Cordero. En definitiva, este conflicto no es el de Armagedónni tampoco debe interpretarse como una señal del inminente fin del mundo. Consideremos:

a)  Entre el tiempo cuando Cristo conquista a los “diez cuernos” y el día cuando llega el fin del mundo, están programados otros sucesos importantes, entre ellos, el “cuerno pequeño” ha de salir de entre los “diez cuernos”, derribando a tres de estos, haciéndose más grande que los demás y reanudando la persecución contra los santos de Dios. Por consiguiente, es del todo evidente que un lapso no tan corto de tiempo interviene entre, por un lado, el evento cuando Cristo vence a los “diez cuernos”, y por el otro, el día del fin del mundo. De hecho, veremos que este “lapso” abarca tanto el Milenio como el “poco de tiempo”.

b)  Además, este conflicto es limitado, pues se trata solo de los “diez cuernos” y no de todas las naciones del mundo. En cambio, Armagedón se proyecta como el conflicto global final entre el Cordero y todas las naciones de todo el mundo engañadas por Satanás.

C.  Después de haber sido conquistados por el Cordero para su propósito particular de instaurar una época de libertad religiosa, ¿cuánto tiempo permanecen en la tierra los “diez cuernos”? Esta cuestión no la trata directamente el libro de Apocalipsis. Sin embargo, tanto Daniel 7 como la historia misma transcurrida desde la Reforma hasta el presente, arrojan alguna luz sobre el asunto.

1.  Conquistadas por Cristo, las naciones europeas simbolizadas por los “diez cuernos” no desaparecen de la tierra. Al contrario, habiendo evolucionado en su desarrollo al extremo de deshacerse del dominio de la “gran ramera” y garantizar para sus ciudadanos muchas preciosas libertades, incluso la libertad de culto, abren paso al inicio del Milenio en la tierra.

2.  Nueve de las diez naciones identificadas en este estudio como integrantes de los “diez cuernos” permanecen en la tierra hasta el presente (primera mitad del Siglo XXI), teniendo los mismos nombres que los identificaban durante la Reforma, a saber: España, Italia, Alemania, Francia, Suecia, Dinamarca, Holanda, Inglaterra y Escocia. En cuanto a Bohemia, este “cuerno” aún existe, para los efectos, en los pueblos de la actual República Checa y el país de Hungría, los que ocupan territorios de aquel reino una vez conocido como “Bohemia”.

a)  A través de los últimos cinco siglos, estas diez naciones han sufrido fuertes altibajos políticos, sociales y económicos, aun guerras de gran magnitud.

b)  Quizá no hayan garantizado libertad de culto en todo momento desde que repudiaran el dominio de la “gran ramera”.

c)  Las diez no fueron conquistadas por Cristo en el mismo instante (día y año) de la historia. En particular, Italia y España demoraron mucho en implementar plena libertad religiosa.

d)  Con todo, estas diez naciones siguen en la tierra. ¿Hasta cuándo? ¿Durante todo el Milenio? Se deduce que al menos siete de ellas permanecerán durante todo el Milenio, pues de entre las diez sale el “cuerno pequeño”, derribando a tres, haciéndose más grande y renovando la persecución contra los santos de Dios. Veremos que este “cuerno pequeño” se manifiesta a principios del “poco de tiempo”Ya que el “cuerno pequeño” sale de entre los “diez cuernos”, lógicamente, las naciones representadas por los “diez cuernos” permanecen al menos hasta principios del “poco de tiempo”.

3.  Reflexionando sobre la permanencia en la tierra de los “diez cuernos” después de ser conquistados por Cristo, incluso durante el Milenio, entendemos que esto es importantísimo, aun imprescindible, para así mantener inviolable la libertad religiosa hasta el tiempo determinado por Dios. Ni siquiera durante el Milenio faltan elementos, mayormente de corte ateísta, humanista o hedonista, cuya agenda es trabar esta libertad. Y siempre por ahí está la jerarquía de la Iglesia Católica Romana, con su grandiosa pretensión de ser “la única religión o iglesia con derecho de existir”, a la expectativa de oportunidades para imponer su imperiosa voluntad al respecto. 

 


Pintura por Joe Maniscalco. (Derechos reservados. http://biblical-illustrations.com)

Oficiales de un gobierno confabulado con la jerarquía de la Iglesia Católica Romana amarran en una mazmorra a un varón arrestado por “hereje”. Personas denunciadas así por alegadas “herejías” fueron condenadas a los más horrendos castigos y torturas, burlándose tanto las autoridades seculares como las eclesiásticas de sus “derechos” legales o personales. Pero, llegó la hora cuando Cristo impuso su voluntad en los gobernantes de los diez cuernos-naciones, volviéndolos en contra de la madre iglesia apóstata romana y despertando en ellos el ideal de la bendita “libertad religiosa”. “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos fieles” (Apocalipsis 17:14).

 

Mapa de Europa en el año 1500. Ubicación de los “diez cuernos”

La religión en España en el contexto apocalíptico de los “diez cuernos”

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

Contenido completo del Capítulo Siete

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.