Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Clases bíblicas. Guías y textos para maestros en esta Web. Material para PowerPoint.

Sermones en esta Web. Más de ciento diez. Texto completo, PowerPoint, audio, video.

 

"La comunidad de los seres humanos que buscan la verdad  es la más exclusiva en todo el mundo."

"Para el ser humano sabio y espiritual, la montaña llamada 'VERDAD'   es la más alta, la más bella y la más imponente en el panorama de su vida .  En todo el vaivén de la vida material, en todos sus 'viajes' espirituales,  no la pierde de vista nunca porque ella es su punto inmovible e infalible de referencia."

Los elementos de la vida más importantes, según encuestas por la organización Barna

"Mano en el espacio" ¿La discierne usted? Fotografía de la NASA. 

I.  Introducción.

A.  El Sr. Geoge Barna es el fundador y presidente del Barna Research Group (El Grupo Barna de Investigaciones), ubicado en Glendale, California. Barna Research realiza encuestas profesionales para muchas organizaciones, particularmente para las de índole religiosa o de fines no pecuniarios. Anualmente, la empresa prepara The Barna Report (El informe Barna), una encuesta sobre los estilos de vida, los valores morales y las perspectivas religiosas del pueblo americano. En el día de hoy, los hispanos componen el 11% de referido pueblo.

1.  El Informe revela: "Que los elementos de vida más importantes para los americanos son la familia, la salud, el tiempo y los amigos. Entre los elementos de menos importancia figuran el dinero, el gobierno y la política" (The Barna Report para los años 1992-1993, Pág. 23. Publicado por Rebal Books, Ventura, California).

a)  Para el 96% del pueblo, "la familia" es muy importante.

b)  Para el 90%, "la salud" es muy importante.

c)  Para el 78%, "el tiempo" es muy importante.

d)  Para el 76%, "los amigos" son muy importantes.

e)  Para el 69%, "la religión" es muy importante.

f)  Para el 67%, "la Biblia" es muy importante.

g)  Para el 40%, "el dinero" es muy importante (Pág. 25).

h)  Amigo, amiga, en cuanto a los "elementos de vida", ¿cuál es el más importante para usted? Y, ¿cuál ocupa el segundo lugar? Y, ¿cuál el tercero?

2.  Sorprendentemente, la encuesta Barna descubre que casi el 25% de los adultos cree en falsos dioses, y no en el Dios de la Biblia (Pág. 21).

3.  El 54% de las personas asisten a una iglesia por lo menos una vez al mes (Pág. 181). ¿Pertenece usted al 54% que asiste o al 46% que no asiste?

4.  Entre las preguntas figura la siguiente: ¿Opina usted que el concepto tradicional del "pecado" es obsoleto? Un 75% de los entrevistados por Barna respondieron en lo negativo, es decir, un 75% cree que la definición tradicional de "pecado" no ha pasado de moda. Un 25% cree que la definición tradicional de "pecado" ya no es relevante, teniéndola por anticuada. Referente a este 25%, "entre los grupos étnicos, tres veces más hispanos que los demás afirman que el concepto tradicional del pecado es obsoleto", mientras dos veces más católicos que protestantes coincidían en lo mismo (Pág. 48). Se deduce que los hispanos y los católicos están en la vanguardia de quienes eliminaran el estigma de "pecado" a una conducta que antes se tenía por pecaminosa, por ejemplo, el homosexualismo.

5.  Según las indagaciones del Grupo Barna, la mayoría de las personas "desestiman la noción de la existencia de la verdad absoluta". El 60% concierta en que "lo único que puede conocerse con certeza son las cosas que experimenta uno en su propia vida". El 68% de los carismáticos y de los pentecostales se solidarizan con esta apreciación (Pág. 36).

6.  Estimado lector, ¿cómo responde usted a la siguiente afirmación? "Todas las personas buenas, pasarán a vivir, después de su muerte, en el cielo, bien sea que confesaran, o no, a Jesucristo como Salvador." El 40% de los entrevistados por Barna respondieron en lo afirmativo. El 33% de los evangélicos, el 51% de los metodistas y el 26% de los bautistas dijeron que sí. El 33% de las personas que leyeron la Biblia durante la semana anterior a la encuesta dijeron que "todas las personas buenasvan al cielo, a pesar de no haber aceptado a Cristo como Salvador (Págs. 50-52). O sea, para el 40% de la población, no es necesario confesar o seguir a Cristo para ser salvo eternamente. Para el 40%, ser "bueno", sin confesar a Cristo o ser miembro activo de su iglesia, es suficiente para que le abran las puertas del cielo.

B.  Pues bien, las encuestas efectuadas profesionalmente descubren el pensar, el parecer, las prioridades y las acciones de los seres humanos en determinado lugar y tiempo. Surge una interrogante de importancia trascendental: ¿coinciden los resultados de la encuesta Barna con la voluntad de Dios para el ser humano? Es decir, ¿están pensando la mayoría de los creyentes como piensa Dios? ¿Tiene la mayoría la "mente de Cristo"? ¿Tiene la mayoría la verdad de Dios? Sus prioridades ¿son las mismas que Dios ha establecido para la raza humana y para la iglesia de su Hijo?

II.  Las prioridades y las verdades de Dios contrastadas con las prioridades y las opiniones de los seres humanos que profesan seguir a Cristo. Según el Dios que me creó, dándome cuerpo y alma con vida, dotándome de poderes intelectuales impresionantes, ¿cuál debe ser, absolutamente, la prioridad número uno para mi vida? ¿Cuál debe ser? No según los teólogos renombrados, los predicadores carismáticos, las iglesias populares o la mayoría de los creyentes, sino según Dios mismo. Él me dio la vida y me tiene aquí en su bella tierra. ¿Qué quiere de mí? ¿Sobre todo? ¿Más que cualquier otra cosa? Según este "único Dios verdadero" (Juan 17:3), ¿qué debe ser para mí lo más importante en esta vida? Reiteramos: ¿lo más importante en esta vida? ¿La prioridad número uno? ¿La prioridad suprema? ¿Lo más importante? No conforme a mis propios pensamientos o deseos sino de acuerdo con los designios del gran Dios que me dio la vida, que tiene potestad sobre mi cuerpo y alma (Mateo 10:28). Hacemos la pregunta una y otra vez para que nuestra mente la enfoque correctamente. ¿Lo más importante?, según Dios. Si usted responde:"Bueno, lo más importante para mí es...", entonces aún no logra en su intelecto el enfoque debido. Es preciso que responda: "Bueno, lo más importante para mí, según Dios, es..." Ahora, ¡sí!, ha entendido la pregunta.

A.  Al buscar en las Sagradas Escrituras respuesta para esta pregunta trascendental, la encontramos revelada en muchos textos inspirados. La respuesta se resume en una sola palabra: ¡la VERDAD! ¡La VERDAD! Según Dios, la prioridad suprema para mi vida debería ser la Verdad; lo más importante para mí sobre la faz de la tierra debería ser la Verdad.

1.  ¿Le suena prosaico, pedante, demasiado filosófico e inexacto?

2.  ¿Cómo contestaría usted?

a)  Sin duda, muchos hubiesen respondido: "Pues, según Dios, Cristo debería ser lo más importante para mí. Él debería ocupar el trono de mi corazón". Razonamos: "Pero, ¿cómo conocer a Cristo a no ser por medio de la Verdad divina, la Palabra inspirada, que lo anuncia al mundo?" Precisamente, lo podemos conocer a plenitud a través de la Verdad revelada. De otro modo, ¡jamás lo conoceríamos para salvación!

(1)  Cristo mismo dice: "Yo soy... la verdad" (Juan 14:6). Él es la personificación de la "verdad". Por medio de esta verdad revelada conocemos, ampliamente, los atributos y la voluntad de Dios, el Padre.

(2)  También se dice de Cristo: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros... lleno de gracia y de verdad" (Juan 1:1 y 14). Cristo es el "Verbo", el "Verbo" significa "Palabra" y la "Palabra" es la "verdad", conforme a Juan 17:17.

b)  Es de suponerse que muchos hubiesen contestado: "Pues, según Dios, lo más importante para mí en el mundo debe ser buscar a Dios". Razonamos: "Pero, ¿cómo buscar a Dios, hallándolo para salvación, sin tener la verdad escrita como guía infalible?" Querida alma, es cierto que el "eterno poder y deidad" de Dios "se hacen claramente visibles... siendo entendidas por medio de las cosas hechas" (Romanos 1:20), o sea, por medio de la creación. Sin embargo, su "buena voluntad... agradable y perfecta" (Romanos 12:2) se da a conocer solo por medio de la Verdad revelada y escrita en el Nuevo Testamento.

3.  La realidad obvia e innegable es que nosotros los seres humanos no podemos conocer nada, con certeza, de no ser por medio de la verdad revelada. El Creador se comunica con nosotros principalmente por medio de "palabras". Nuestra mente, creada con la capacidad maravillosa de entender anuncios, explicaciones, leyes, mandamientos, ideas, conceptos, etcétera, presentados por medio de "palabras", procesa las "palabras" dichas por Dios a nosotros y captamos así la poderosa Verdad que emana de su Trono Celestial.

4.  ¿Cuánta importancia da usted a la Verdad revelada por Dios? ¿Se interesa por encontrarla? ¿Por hacerla suya? ¿Por vivirla?

5.  Cierto autor escribió: "La comunidad de los seres humanos que buscan la verdad es la más exclusiva en todo el mundo". ¿Pertenece usted a esta exclusiva comunidad?

6.  Para el ser humano sabio y espiritual, la montaña llamada la "VERDAD" es la más alta, la más bella y la más imponente en el panorama de su vida. En todo el vaivén de la vida material, en todos sus "viajes" espirituales, no la pierde de vista nunca porque ella es su punto inmovible e infalible de referencia, su norte inconfundible.

7.  En el cielo del sabio y entendido de corazón aparece una palabra escrita con letras gigantescas. La palabra es: "VERDAD". Querida alma, ¿aparece esta palabra en el cielo suyo? Si no la ve en su cielo, significa que echar mano de la Verdad no es la prioridad principal de su vida. De no ser esta su prioridad suprema, ciertamente su alma se expone a la Mentira y al Engaño, ya que estos males son lo contrario de la Verdad.

8.  En el hermoso y único " Parque de placeres espirituales", donde se recrea el alma de la persona inteligente en materias espirituales, se yergue hasta las nubes un monolito, espléndido por la sencillez de su arquitectura, fabricado de un material celestial parecido al acero inoxidable. En los cuatro lados de la magnífica estructura aparece una sola palabra en letras de oro de alto relieve, y la palabra es: "VERDAD". Amado, amada, ¿conoce su alma el "Parque" aludido? ¿Ha contemplado usted su impresionante "monolito"? Por cierto, lo pueden ver solo las personas que aman la Verdad más que cualquier otra cosa del mundo.

9  En el firmamento de aquellas almas dotadas de una visión excepcional por su perspicacia espiritual, resplandece una estrella mucho más fulgente que sus compañeras, y la estrella se llama "VERDAD". Fija en su lugar y siempre brillante, visible aun en el día más tenebroso, es guía segura para los peregrinos que siguen aquel camino angosto, el cual conduce, a través de no pocos lugares espantosos, a la vida eterna. ¿Puede usted ver esa estrella extraordinaria? Se llama "VERDAD". Si no la puede ver, quizás sea porque "tiene la vista muy corta", como dice 2 Pedro 1:9, condición peligrosa que puede resultar en la completa ceguera espiritual, si no se trata a tiempo.

B.  ¿Por qué ocupa la Verdad el centro de la vida de estas almas sabias, entendidas, inteligentes, perspicaces y de visión penetrante? ¿Por qué es la Verdad para ellas el elemento dominante, nunca olvidado, siempre presente en sus vidas? ¿Por qué la consultan antes de tomar cualquier decisión? ¿Por qué la colocan siempre por encima de las Emociones, de los Sentimientos, de la Intuición, de la Conciencia misma, de las Tradiciones, de la Cultura? Escuchemos. Nos explican que lo hacen porque:

1.  La Verdad libra del pecado, de los vicios, de las ataduras eclesiásticas, de toda esclavitud del alma."Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres(Juan 8:32).

2.  La Verdad santifica"Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad (Juan 17:17).

3.  La Verdad obra en corazones contritos el nuevo nacimiento. Dios, "de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas" (Santiago 1:18).

4.  La Verdad es necesaria para ser un verdadero adorador de Dios. "Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren(Juan 4:24).

5.  El sello de Espíritu Santo se obtiene mediante la Verdad. "En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa" (Efesios 1:13).

6.  La Verdad es el evangelio, según Efesios 1:13, y el "evangelio... es poder de Dios para salvación", según Romanos 1:16. Por lo tanto, la Verdad es "poder de Dios para salvación".

7.  La Verdad sirve para afianzarnos en nuestra fe. "Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad" (Efesios 6:14.

8.  La Verdad es vital para la purificación del alma. "Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia de la verdad" (1 Pedro 1:22).

9.  La Verdad nos hace madurar en Cristo. "Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo" (Efesios 4:16).

C.  Amada alma, ¿comprende usted ahora por qué debemos procurar la Verdad por encima de todas las demás cosas? Hemos citado solo una pequeña porción de los tantos textos bíblicos que realzan el poder, la eficacia y la necesidad de la Verdad en el proceso de la salvación, donde, además, se contrastan las virtudes de la Verdad con los males profundos y terribles de la Mentira, la Falsedad y el Engaño.

III.  ¿Cuáles son las Verdades más importantes para el ser humano? Al contemplar la creación material y estudiar las Sagradas Escrituras, discernimos "Quince Verdades Supremas" para nuestra vida.

A.  En todas las regiones celestiales y terrenales, en todas las dimensiones del tiempo pasado, presente y futuro, no hay una Verdad más importante que la siguiente: ¡Dios existe y ha creado todo el universo visible e invisible! La creación no existe por mera casualidad. La creación no es el producto de la evolución ateísta. Dios existe y lo ha creado todo. ¿Concuerda usted con esta afirmación?

B.  La Segunda Verdad más importante es esta: El Bien y el Mal existen. Existen en las regiones espirituales. También existen en el universo material donde residimos nosotros.

C.  La Tercera Verdad más importante la enunciamos de la manera siguiente: El Todopoderoso Dios Creador es un Ser inteligente y moral que ha escogido el Bien, ejemplificándolo perfectamente, en todos sus aspectos maravillosos, ya sea mediante sus atributos (amor, compasión, paciencia), sus comunicaciones (la Biblia) o sus obras tanto materiales como espirituales.

D.  Le sigue la Cuarta Verdad más importante, a saber: El ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios. Somos seres inteligentes y morales, dotados de la facultad del libre albedrío. Sabemos distinguir entre el Bien y el Mal, y podemos escoger entre los dos. De hecho, tenemos que elegir entre los dos, pues no se nos concede ninguna posición de neutralidad.

E.  Colocamos la siguiente verdad en el quinto lugar. El Dios Supremo hace a todo ser humano responsable por la decisión que cada uno ha de tomar, obligatoriamente, referente a seguir el Bien o el Mal.

F.  La Sexta Verdad suprema. "Está establecido para los hombres que mueran una sola vez " (Hebreos 9:27).

G.  La Séptima Verdad suprema. También está establecido que todo muerto resucitará y que todo aquel que esté vivo en la tierra al venir Cristo la segunda vez será transformado.

H.  La Octava Verdad suprema. Dios "ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia(Hechos 17:31).

I.  La Novena Verdad suprema: "Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaban el cuerpo, sea bueno o sea malo" (2 Corintios 5:10).

J.  La Décima Verdad suprema. Las almas justas serán admitidas a las mansiones celestiales, o sea, irán a morar en la "tierra nueva con cielos nuevos".

K.  La Undécima Verdad suprema. "El que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego" (Apocalipsis 20:15).

L.  La Duodécima Verdad suprema. El Dios de amor "quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (1 Timoteo 2:4).

M.  La Verdad Suprema número trece. "De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).

N.  La Verdad Suprema número catorce. Toda alma que cree, se arrepiente y se bautiza en el el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo "para perdón de pecados" (Hechos 2:38) será salva (Marcos 16:16), y será añadida a la iglesia establecida por Cristo (Hechos 2:47).

O.  La Verdad Suprema número quince. Toda alma que persevera en la doctrina de los apóstoles hasta la muerte será otorgada amplia entrada en el reino eterno de Dios (Apocalipsis 2:102 Pedro 1:11).

IV.  ¿Conoce usted a plenitud estas quince verdades supremas? De saberlas, ¿las hace realidad en su vida cotidiana? Le animamos a hacerlas suyas, alineando su vida de acuerdo con el derrotero que trazan, para el disfrute de las grandes e incontables bendiciones que traen en esta vida, y las gloriosas e incomparables.

 

Clases bíblicas. Guías y textos para maestros en esta Web. Material para PowerPoint.

Sermones en esta Web. Más de ciento diez. Texto completo, PowerPoint, audio, video.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.