Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales.

 

“Hijos, nietos y biznietos”

(Un mensaje interactivo)

 

-¡Transformar a todos en angelitos!

-Cinco formas distintas de organizar la familia.

-La lengua: palabras persuasivas que sacan a los padres y a los abuelos de la iglesia.

-La competencia desastrosa entre la Escuela Secular y la Escuela Bíblica.

-Los adolescentes, los jóvenes y los jóvenes adultos
en el estrado del juicio espiritual.

 

______________________________________________

  Proceder directo al mensaje sin leer las notas sobre preparativos, etcétera.


Preparativos de antemano para una presentación impactante.

(Como siempre, una presentación eficaz requiere mucha preparación.  )

-Promoción: Con tres o cuatro semanas de anticipación, se anuncia este mensaje interactivo como una obra evangelística de la congregación. En todas las reuniones, se le insta a la membresía a que invite al mayor número posible de “Hijos, nietos y biznietos, “ con sus “padres, abuelos y bisabuelos.” La invitación se hace llegar a los familiares, vecinos, amigos y compañeros de trabajo. De ser posible, preparar y enviar un anuncio y una invitación a toda la membresía, como también a los contactos de la congregación. Al efectuarse tal promoción en Bayamón, Puerto Rico, más de sesenta visitas acudieron para la presentación de este mensaje el 25 de noviembre de 2001.  

-Planificar el mensaje para después del culto del domingo y no como parte del culto, es decir, celebrar la cena del Señor, etcétera antes de presentar este mensaje. O, presentar el mensaje el día más propicio de la semana, por ejemplo, un sábado.  

-Para la Introducción. Seleccionar a un miembro de la iglesia que tenga la destreza de desempeñar con esmero el papel de “hechicero.” Proveerle una copia de este mensaje. Conseguir o confeccionar una capa, una gorra y una varita de hechicero (mago). Ensayar la escena donde entra el hechicero.

-Para la Parte II.

(1) Preparar seis hojas tamaño carta para identificar los Seis Lugares de Importancia en la organización de una familia. “Primer Lugar,” “Segundo Lugar,” etcétera, en distintos colores, laminadas las hojas.

(2) Seleccionar a seis niños que sostengan las hojas. De haber tarima en el local, los niños se paran en ella, tres a cada lado del predicador, separados un metro el uno del otro. De no haber tarima, los niños se paran frente a las parejas que identificamos a continuación, con esta aclaración: los niños no se mueven sino que se mueven las parejas.

(3) Preparar trece hojas tamaño carta para identificar a los siguientes: Hijo, Hija, Papá, Mamá, Abuelo, Abuela, Amigo, Amiga, Iglesia (hermano), Iglesia (hermana), Dios, Cristo y el Espíritu Santo. De contar con el equipo, laminarlas. Hacer un agujero en cada esquina superior de la hoja y amarrar a cada hoja una cinta o un cordón para guindar la hoja del cuello de la persona que la llevará. Seleccionar juiciosamente a las personas que harán los distintos papeles. No es imprescindible limitar la selección a miembros de la iglesia. Ninguna persona representa a Dios, Cristo o el Espíritu Santo sino que las hojas, con sus Nombres, se fijan a un cartón o una tabla grande confeccionada de tal manera que mida aproximadamente 1.8 metros de alto, con una pata o más para que quede parada en el piso. Los participantes debidamente identificados hacen cinco parejas (Hijos, Padres, Abuelos, Amigos, Iglesia) que ocupan los distintos lugares de acuerdo con las indicaciones del predicador. El muñeco con los nombres de la Deidad otro miembro de la congregación lo mueve conforme a las instrucciones del predicador.

(4) Preparar frente a la tarima una mesa con cuatro sillas. Seleccionar a dos matrimonios de la congregación, matrimonios de buen testimonio y con hijos ya grandes o casados. Estos dos matrimonios componen el “Panel de Expertos sobre Asuntos Familiares.”

(5) Antes de presentar el mensaje, orientar a todos los participantes.  

-Para la Parte III. Confeccionar una lengua larga.

-Para la Parte IV. Preparar dos cartulinas más o menos como las dos que aparecen en la Parte IV de este mensaje.

-Para la Parte V. Hace falta tres cajas: (1) Una grande en la que se colocan todas las cosas buenas y malas que se utilizan para desarrollar la enseñanza. (2) Una caja identificada con el rótulo “Cosas Buenas, “ y (3) Una caja identificada con el rótulo “Cosas Malas.” Seguir las indicaciones en la Parte V de este mensaje. De antemano, preparar las “Cosas Malas” y las “Cosas Buenas,” colocándolas en la caja grande.


“Hijos , nietos y biznietos”

I.        Introducción.  

A.    Preciosos hijos, nietos y biznietos, les saludamos en el nombre del Señor, deseando muchas, muchas bendiciones para todos ustedes.

B.    Quisiera saber cómo se comportan ustedes, grandes y pequeños, en su casa, en la escuela, en la calle, en la iglesia y en la las clases bíblicas. Todos como angelitos, ¿verdad?

C.    Queridos padres, abuelos y bisabuelos, ¿se comportan sus hijos, nietos y biznietos como angelitos? ¿Quieren que los transformemos a toditos en angelitos para que se comporten bien todos los días, y para que, cuando terminen su tiempo en la tierra, puedan volar al Paraíso de Dios?    [ Orientado ya, el hechicero va entrando mientras hace el predicador esta pregunta.   ]

D.    ¿Quién es este tipo que está entrando osadamente en medio nuestro?  

1.    [Bellisario]   “¡Yo los cambiaré a todos en angelitos, con dos alas y una corona para cada uno, diciéndoles tres palabras mágicas!”

2.    [Predicador]    ¿Quién es usted?

3.    [Bellisario]    “Yo soy el hechicero Bellisario Fronticio (o algún otro nombre inventado) , más poderoso que Harry Potter.” (Hudini, u otro mago o hechicero famoso.)

4.    [Predicador]   En esta iglesia no creemos en hechiceros. Pero, ya que se atrevió usted a presentarse, estamos intrigados: ¿cuáles son esas tres palabras mágicas?

5.    [Bellisario]    “Verá usted. Son las palabras Atentos, Tranquilos y Obedientes.”

6.    [Predicador]    Repito: aquí no creemos en magos o hechiceros, pero vamos a hacer la prueba. Proceda.

7.    [Bellisario]    “Van a ver. Hijos, nietos y biznietos, al escuchar las tres palabras mágicas, se transformarán todos ustedes en angelitos, con alas y corona. Desde este instante en adelante, se comportarán como angelitos.    [   Bellisario extiende la vara del encanto, diciendo solemnemente las tres palabras mágicas. Camina hacia la derecha, s e para frente a la audiencia y repite las palabras. Camina hacia la izquierda, se para frente a la audiencia y repite las palabras.]    “Atentos. Tranquilos. Obedientes.”

8.    [Predicador]    ¡No funcionó! Ninguno tiene alas o corona. Como hechicero, ¡usted es todo un fracaso! No tiene usted poderes mágicos. ¡Quítese la capa de hechicero y conviértase a Cristo! Bellisario, ya que ha fracasado usted como hechicero, ¿qué se le ocurre ahora?

9.    [Bellisario]    “Pues, parece que habrá que enseñarles a comportarse como angelitos.”

10. [Predicador]    ¿Qué dice usted? ¿Enseñarles a ser como los ángeles? Sinceramente, lo veo muy difícil, pero lo intentaremos porque los amamos tanto a todos, y queremos que anden como los ángeles de Dios, que un día vuelen con los ángeles, que no caigan, sin alas, en el Foso de la Gran Oscuridad Eterna. De cierto, para llegar al cielo, a cada uno le hace falta dos alas grandes y fuertes:  

a.    La “Gran Ala de la Tranquilidad Emocional y Espiritual.”

b.    La “Gran Ala de la Obediencia Gozosa.”

c.    También, la brillante “Corona de la Buena Conducta.”  

¿Enseñarles, dice usted? ¿Me ayuda? Bien, comencemos con el tema de la “Organización ideal de la familia.”  

II.        “La organización ideal de la familia.” Crear una familia no es tan difícil. Hasta las personas más ignorantes y carentes de valores sociales, morales o espirituales crean familias. El reto tan grande como una enorme montaña es organizar sabiamente la familia, logrando que cada integrante funcione responsablemente. -Seis niños nos ayudan a organizar a los distintos integrantes de la familia.    

-[Seis niños escogidos por sus maestras de Escuela Bíblica, suben a la tarima, cada uno llevando un rotulito laminado. Los rotulitos leen: “Primer Lugar,” “Segundo Lugar,” “Tercer Lugar,” “Cuarto Lugar,” “Quinto Lugar” y “Sexto Lugar.”]

- El “Primer Lugar” es el lugar de más importancia en la familia; el “Segundo Lugar” es importante, pero no tan importante como el “Primer Lugar,” y así, sucesivamente, con los Lugares “Tercero,” “Cuarto,” “Quinto” y “Sexto.”  

-Cinco parejas y Tres Seres Invisibles también nos asisten en la organización de la familia.  

-[   Cada participante lleva un rotulito que lo identifica, por ejemplo, una hoja tamaño carta, laminada o no laminada, con la palabra (Papá, Hijo, Abuelo, etcétera) que le identifica. Preferiblemente, lo lleva sobre el pecho, guindando del cuello. Las cinco parejas se sientan en la primera fila de sillas o bancas, dispuestas a desempeñar su papel en el instante de indicárselo el predicador. (1)   Hijos (varón y hembra), (2)   Padres (Papá y Mamá), (3)   Abuelos (abuelo y abuela), (4)   Amigos (varón y hembra) e (5)   Iglesia (un hermano fiel y una hermana fiel). Los Tres Seres Invisibles son: Dios, Cristo y el Espíritu Santo. Se prepara una cartulina con sus Nombres, y se fija la cartulina en un cartón teso o en una tabla, de tal manera que se pueda mover y parar frente a la audiencia en cualquier de los Seis Lugares de importancia para la organización de la familia.   ]  

-Presentamos cinco formas distintas de organizar la familia. La audiencia expresará su aprobación o desaprobación de cada organización. Además, contamos con un Panel de Expertos en Asuntos Familiares, el cual emitirá su evaluación.  

-[   Para el “Panel de Expertos,” se seleccionan dos parejas (padre y madre) de la congregación, de testimonio intachable y reconocidos entre la mayoría.   ]  

A.    (Primera forma de organizar la familia) Me dejo llevar por la conducta que observo en algunas familias fuera de la iglesia, y organizo la familia de la siguiente manera:  

-Primer lugar: Hijos...

-[   Los dos “Hijos” se paran frente al niño que tiene el rótulo que dice “Primer Lugar.” De no haber tarima en que pararse los niños, las parejas se paran detrás de los niños. Es preciso planificar la presentación de tal manera que los rótulos “Primer Lugar”, etcétera la audiencia los pueda ver en todo momento. ]      

-Asigno el “Primer Lugar” en el hogar a los “Hijos,” porque los hijos mandan. En el hogar, se impone la voluntad de los hijos. La vida social de la familia gira en torno a los gustos y los antojos de los Hijos.  

-Segundo lugar: Amigos...

-[   Los “Amigos” se paran frente al niño que tiene el rótulo que dice “Segundo Lugar.” ]  

-Asigno el “Segundo Lugar” a los “Amigos,” porque los hijos dan más importancia a sus amigos que a sus propios padres.  

-Tercer lugar: Padres...

-[   Los “Padres” se paran frente al niño que tiene el rótulo que dice “Tercer Lugar.” ]  

-Asigno el “Tercer Lugar” en esta familia a los “Padres,” porque estos padres son débiles frente a sus hijos, demasiado complacientes, manipulables, melosos, blandingos. En no pocos casos, se trata de padres niños, es decir, de padres que no han madurado emocional o socialmente, de padres que actúan como niños o adolescentes, de padres que persiguen placeres infantiles, que no han pasado de la etapa de la juventud, a pesar de una preparación académica adecuada.  

1.    ¿Aprueba la audiencia esta organización? Sí o No.

2.    ¿Qué evaluación hace el Panel de Expertos en Asuntos Familiares? [ Los integrantes del Panel se consultan brevemente. El portavoz del Panel, debidamente orientado antes de comenzarse el mensaje, emite de parte del Panel una evaluación concisa, señalando el defecto principal de la organización presentada, y no explicando o presentando él mismo el patrón ideal para la familia bíblicamente organizada, lo cual, de hacerse, restaría del impacto deseado.   ]  

B.    (La segunda forma de organizar la familia) [ Predicador]     Me dejo llevar por la conducta de otras familias fuera de la iglesia, y organizo la familia de la manera siguiente:  

-Primer Lugar: Hijos.

-Segundo Lugar: Padres.

-Tercer Lugar: Amigos.

-Cuarto Lugar: Abuelos.  

1.    ¿Aprueba la audiencia esta organización? Sí o No.

2.    ¿Qué evaluación hace el Panel de Expertos en Asuntos Familiares?  

C.    (La tercera forma de organizar la familia.) Aguarden. Estoy siguiendo un patrón equivocado al organizar la familia de acuerdo con los ejemplos de las familias que no siguen a Dios. Esta vez, me dejaré llevar por la conducta que observo en algunas familias que alegan ser religiosas.  

-Primer Lugar: Padres.

-Segundo Lugar: Hijos.

-Tercer Lugar: Amigos.

-Cuarto Lugar: Abuelos.

-Quinto Lugar: Dios, Cristo y el Espíritu Santo.

-Sixto Lugar: Iglesia.  

1.    ¿Aprueba la audiencia esta organización? Sí o No.

2.    ¿Qué evaluación hace el Panel de Expertos en Asuntos Familiares?  

D.    (La cuarta forma de organizar la familia.) Paciencia. Me dejo llevar por las alegaciones y las afirmaciones de algunas familias de la iglesia de Cristo.  

-Primer Lugar: Dios, Cristo y el Espíritu Santo.

-Segundo Lugar: Padres.

-Tercer Lugar: Hijos.

-Cuarto Lugar: Abuelos.

-Quinto Lugar: Iglesia.

-Sixto Lugar: Amigos.  

1.    ¿Aprueba la audiencia esta organización? Sí o No.

2.    ¿Qué evaluación hace el Panel de Expertos en Asuntos Familiares?  

E.   (La quinta forma de organizar la familia.) Esta vez, me dejo llevar por el patrón de organización que observo en las familias más fieles de la iglesia.  

-Primer Lugar: Dios, Cristo y el Espíritu Santo. Porque el primer mandamiento, el más importante de todos, es este: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” ( Mateo 22:34-40 ).

-Segundo Lugar: Iglesia. Porque Cristo dice: “Buscad primeramente el reino de Dios (la iglesia de Cristo) y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” ( Mateo 6:33 )

-Tercer Lugar: Padres. Porque el padre es cabeza del hogar. ( Efesios 5:23-33 ) Porque la madre ha de gobernar bien su casa. ( 1 Timoteo 5:14 ). También porque Cristo dice: “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí.” ( Mateo 10:37 )

-Cuarto Lugar: Hijos. Porque los hijos deben amar, respetar y obedecer a sus padres. ( Efesios 6:1-2 )

-Quinto Lugar: Abuelos. Porque los abuelos deben ser honrados, y aun consultados, pues sus consejos se basan en muchos años de experiencia.

-Sexto Lugar: Amigos. Porque los buenos amigos desempeñan un papel importante en la vida, pero no pertenecen, por sangre, a la familia. Por consiguiente, no debemos permitir que alteren la organización de la familia o que perjudiquen la vida espiritual de la familia.  

1.    ¿Aprueba la audiencia esta organización? Sí o No.

2.    ¿Qué evaluación hace el Panel de Expertos en Asuntos Familiares?  

3.    ¡PERFECTO! Por fin, logramos la organización ideal, lógica, sabia, práctica y espiritual para la familia.  

a.    ¿Aprueban los ángeles?

b.    Queridos padres, ¿es su familia organizada de esta manera?

c.    Para los niños, los adolescentes y los jóvenes tenemos el siguiente consejo : ya que aún no cuentan ustedes con el conocimiento, la experiencia o la madurez para crear o guiar un hogar, por favor, no intenten imponer su voluntad en la familia . Hacerlo sería poner en gran peligro a la familia, quizás destruirla. Su turno llegará cuando crezcan y alcancen la edad de casarse. Prepárense bien para ser padres y abuelos sabios .  

4.    Niños, jóvenes y adultos, agradecemos que nos hayan ayudado a organizar correctamente a la familia. Pueden tomar asiento.    

III.       El músculo más poderoso del cuerpo: la LENGUA .  

A.    Los niños, los adolescente y los jóvenes del presente son más altos, pesan más y son más robustos físicamente que los de las generaciones anteriores. También tienden a ser más hiperactivos, más agresivos, más violentos .

B.    Queridos hijos, nietos y biznietos, ¿quiénes son los dos más fuertes entre ustedes?  

-Que cada uno “haga mollero” (así se dice en Puerto Rico. Quiere decir: flexionar los músculos del brazo) .

-Bellisario, ¿quiere usted pulsear con el más fuerte?

-¿Cuál es el músculo más poderoso de su cuerpo? [ Es probable que respondan: el del brazo o el de la pierna. ]  

-¡Equivocados! Es la LENGUA.  

-Que se paren todos y saquen la lengua.

-Bellisario, ¿cuál de ellos tiene la lengua más larga y más grande?   [ Cuidado el predicador de no perder el control de la audiencia durante este ejercicio. ]  

- “Atentos, tranquilos y obedientes.” Siéntense, por favor.  

C.    ¿Por qué dice este servidor que la lengua es el músculo más poderoso del cuerpo? Porque hace posible pronunciar palabras . De no tener lengua, ¿podían hablar?

D.    Muchos niños, adolescentes y jóvenes del presente tienen la lengua muy activa y poderosa . Con su lengua, es decir, con sus palabras, hacen mucho mal o hacen mucho bien . Por ejemplo:  

1.    Con su lengua (las palabras), sacan a sus hermanos, padres, primos y abuelos de la iglesia , encaminándolos hacia la vida materialista, los placeres mundanos y el infierno.  

a.    “Papá, mamá, hermano, hermana, abuelos, hoy es domingo. Vamos para la playa. Vamos a pasear. Vamos a jugar baloncesto, pelota, voleibol. Vamos de picnic. Vamos para la casa de tío.”

b.    Palabras poderosas, acompañadas, si no surten por sí solas el efecto deseado, con súplicas, lágrimas, acusaciones de “No me aman,” o con arrebatos de ira y golpes.

c.    Los padres y los abuelos blandingos y débiles consienten. Los padres cristianos mundanos y tibios dicen que sí.

d.    Con el andar de los años, los abuelos y los padres envejecen y mueren. Los hijos y los nietos, ya hechos adultos, pero todavía faltos de verdadera espiritualidad, se paran frente a la tumba y dicen: “Abuelo, abuela, papá, mamá, nos veremos en el cielo donde pasaremos buenos tiempos juntos eternamente.”  

(1)    ¡NEGATIVO! Ilusión engañosa.   La poderosa LENGUA sacó a todos de la iglesia, de los caminos del Señor, y los llevó a todos por caminos equivocados. Por consiguiente, lamentablemente, todos terminarán en el infierno .

(2)    En el infierno, no lo pasarán entreteniéndose el uno al otro, paseando juntos, jugando juntos, abrazándose y riéndose. Más bien, lo pasarán, pienso, recriminándose amargamente . “Papá, ¿por qué me hiciste caso? ¿Por qué no nos llevaste a la iglesia? ¿Por qué no actuaste con autoridad? ¿Por qué no te hiciste cabeza espiritual de nuestro hogar? Mamá, ¿por qué te dejaste persuadir tan fácil y tan pronto? ¿Por qué no insististe en que buscásemos primero a Dios? Hijo, ¿por qué me persuadiste con tus insistentes palabras, con tus lágrimas y tus arrebatos?”  

e.    Precioso hijo, nieto, joven, joven adulto, ¡cuidado con sus invitaciones persuasivas! ¡Cuidado con sus palabras! Que no saquen ustedes a sus padres, hermanos, abuelos, primos, tíos de los caminos del Señor.  

2.    En algunos casos raros, el hijo, el nieto es más sabio y espiritual que sus padres o abuelos .  

a.    Dice: “Papá, mamá, abuelos, hoy es domingo. Vamos todos para la iglesia.”

b.    Amados hijos, nietos y biznietos, ¿así hablan todos ustedes al levantarse los domingos por la mañana? “Vamos todos para la iglesia.” Si lo hacen, y cumplen todos los miembros de la familia con su deber espiritual, al morir en el Señor, feliz será su reunión en el cielo.

c.    Conocí a una joven que influyó de tal manera en su familia que sus padres y hermanas también se hicieron cristianos fieles. Además, otros familiares. También su novio, quien es, hoy por hoy, su esposo, y diácono de una congregación.  

IV.      La Escuela Secular versus la Escuela Bíblica .  

A.    ¿Cuál es más importante?  

1.   [ Nombrar a dos adolescentes de la congregación. ]   ________________   y    _________________, quisiera que vayan a la puerta, miren hacia aquel lado, y que regresen en un dos por tres, informándonos qué edificio se encuentra al lado de nuestro lugar de reunión.

[ En el caso de la iglesia de Cristo en Bayamón, Puerto Rico, una escuela grande de dos plantas ocupa el terreno adyacente al local de la congregación. Adaptar esta parte del mensaje a la situación de su congregación. ]

2.    [ Nombrar a otros dos adolescentes de la congregación. ]   _________________ y __________________, quisiera que vayan al salón cuya entrada es por aquella puerta, y que regresen de inmediato, informándonos para qué se utiliza el salón.

[ Referente a la congregación en Bayamón, se trata de un salón amplio utilizado para clases bíblicas. ]  

B.    _______________ y ________________, ¿qué es el edificio que vieron? ¿Cuál de los dos edificios es el más grande ? ¿Cuál es el más importante ?  

1.    La Escuela Secular .  

a.    ¿Cuántas horas pasan en la escuela cada semana? Cinco días, de lunes a viernes, y de treinta a cuarenta horas.

b.    ¿A qué hora se levantan para llegar a tiempo?

c.    ¿A qué hora se acuestan para que puedan levantarse temprano?

d.    ¿Sus padres o abuelos los obligan a levantarse temprano? ¿Los obligan a ir a la escuela?

e.    ¿Qué aprenden en la escuela? [ Mencionar los temas comunes. ]   Pregunto no sólo a los niños sino también a los adolescentes, los jóvenes y los universitarios. La información y las destrezas útiles para una carrera secular, para ganarse la vida, para un oficio o una profesión, ¿correcto?

f.    ¿Qué más aprenden muchos alumnos? A hablar malo, ¿verdad? A maldecir. Aprenden el vocabulario callejero que utilizan la mayoría de los jóvenes para hablar del sexo, ¿correcto? Aprenden acerca de las perversiones sexuales. Aprenden a fumar, a consumir bebidas alcohólicos y drogas.

g.    Conclusión: en nuestra cultura, a la escuela secular se le da tremenda importancia, tanta importancia que referida institución tiende a suplantar al hogar y a desplazar del todo a la iglesia . Comparemos la Escuela Secular con la Escuela Bíblica.  

2.    ___________________ y ________________, ¿para que se utiliza el salón allá atrás?   Para la Escuela Bíblica . Este salón también. Además, los adultos jóvenes tienen su clase en la amplia sala de entrada, y proyectamos la preparación de nueve salones adicionales para clases bíblicas.  

a.    ¿Cuántas horas pasan en la Escuela Bíblica? Un máximo de una hora con quince minutos, domingo y miércoles.

b.    ¿Tienen que levantarse temprano para llegar a la Escuela Bíblica los domingos?

c.    ¿A qué hora se acuestan los sábados por la noche para levantarse a tiempo para participar en la Escuela Bíblica?

d.    ¿Sus padres o abuelos les obligan a asistir a la Escuela Bíblica?

e.    ¿Qué aprenden en la Escuela Bíblica? ¿Cosas malas o cosas buenas? Aprenden información esencial para una vida sana y fructífera en la tierra. Además, Información que prepara para la vida, para la muerte y para la eternidad.  

  3.    Conclusión: la Escuela Secular gana a la Escuela Bíblica por mucho, aun en los hogares de una mayoría de los miembros de la iglesia .  

a.    Cartulinas: (1)   De treinta a cuarenta horas semanal en la Escuela Secular. (2)   Un hora y quince minutos, media hora o cero tiempo en la Escuela Bíblica.

  b.    Padres y abuelos, ya que es así el asunto para la mayoría, ¿ qué proyectan ustedes para sus hijos, nietos y biznietos? Si no se atreve usted a hacer la proyección, permítame hacerla. Es fácil y evidente: Hijos, nietos y biznietos seculares, materialistas, sensuales, sin espiritualidad, y, por consiguiente, con toda probabilidad, inmorales y problemáticos, algunos en grado sumo, hasta el extremo de cometer crímenes.

c.    Queridos hijos, nietos y biznietos, si entienden ustedes estas palabras y no quieren que esta proyección se haga realidad en su vida, denle a las clases bíblicas, los cultos y las demás actividades espirituales de la iglesia la importancia que merecen .  

V.       Discernir entre el bien y el mal . Para concluir, nos hace falta tres voluntarios que ocupen estas tres sillas calientes : uno de once años de edad, uno de quince y uno de dieciocho. [ Se colocan una mesa con tres sillas a un ángulo frente a la tarima. Se trae la caja grande con las “Cosas Buenas” y las “Cosas Malas,” y también la caja para las “Cosas Buenas” y la caja para las “Cosas Malas.” ]  

A.    El hno. Jorge Ginés tiene una caja llena de “Cosas Buenas” y de “Cosas Malas.” Al sacar él cada objeto, identificándolo, cada uno de ustedes emitirá su decisión, diciendo “Buena” o “Mala.” De acuerdo con su decisión, el hno. Ginés colocará el objeto en la “Caja para Cosas Buenas” o en la “Caja para Cosas Malas.” Nosotros observaremos atentamente el procedimiento, con el propósito de determinar su capacidad para discernir entre el Bien y el Mal , es decir, para cotejar su “inteligencia espiritual.”

B.    Hno. Ginés, proceda, por favor. [ Las “Cosas Buenas” y las “Cosas Malas” están mezcladas en la caja grande. ]  

1.    “Cosas Buenas.”  

a.    Una Biblia.

b.    Un manual de estudios bíblicos.

c.    Un juego inocente.

d.    Una hoja con palabras de elogio para obras buenas bien hechas.

e.    Una hoja con un billete pegado y las palabras: “Ayuda para necesitados.”

f.     Una hoja con las palabras: “Respetar, honrar y obedecer a los padres.”

g.    La escena de una fiesta sana.

h.    Una pelota.

i.     [ Cualquier otro objeto perteneciente a las “Cosas Buenas.” ]  

2.    “Cosas Malas.”  

a.    Una jeringuilla para inyectar drogas.

b.    Una botella de cerveza.

c.    Una cajetilla de cigarrillos.

d.    Una hoja con los signos para malas palabras, escritas en la hoja las palabras “Maldiciones” y “Mentiras.”

e.    Un video envuelto en papel negro con una línea de “XXXXX” rojas (indicando contenido pornográfico).

f.     Una cajita con las palabras: “Joya robada.”

g.    Una cajita plástica de un disco de música violenta y de contenido sexual explícito.

h.    Un afiche de un personaje corrupto de la farándula (de los cantantes o de las bandas de heavy metal, etcétera.)

i.    [ Cualquier otro objeto perteneciente a las “Cosas Malas.” ]  

C.    Les felicitamos. Es evidente que saben discernir entre el Bien y el Mal, que son moralmente sensibles e inteligentes . Por consiguiente, serán enjuiciados en el estrado de Dios como adultos, y no como adolescentes o jóvenes . [ Con el propósito de dirigirse a todos los congregados, el predicador agradece a los tres voluntarios su cooperación, indicándoles que se retiren de la mesa, desocupando las tres sillas calientes. ]  

    Amados adolescentes y jóvenes todos, la realidad es que ustedes no son niños inocentes , pues saben discernir entre el Bien y el Mal, conocen a Dios, como también a Satanás, y tienen la capacidad para elegir inteligentemente entre el uno y el otro. Por lo tanto, en cuanto a sus acciones morales, no deben intentar esquivarse de su responsabilidad personal e individual, o escudarse, apelando a su estado de adolescente, joven o joven adulto.  

1.    Son capaces de discernir como adultos.

2.    Son capaces de hablar y pecar como adultos; también de hacer el bien .

3.    A lo mejor, quisieran ser tratados como adultos , ¿cierto?

4.    Por lo tanto, me dirijo a ustedes, como a adultos .

5.    Y les insto a obedecer, como adultos, el evangelio , a vivir la vida cristiana como adultos , no diciendo en su corazón: “El evangelio y la iglesia son , para viejos como el hno. Predicador. Yo soy joven. Yo tengo que vivir mi vida.” ¡Mentira! Usted es viejo, con cara de joven. Adulto, con cara de muchacho. Conocedor de la maldad. Conocedor de ideas, palabras, pasiones y acciones malas. Conoce a Satanás, como él ya conoce a usted. Su inocencia de niño se esfumó cuando usted llegó a tener el conocimiento del Bien y del Mal, en su contexto moral y espiritual. Y porque sabe, y porque entiende mis palabras, y porque puede razonar y porque es capaz de decidir entre el Bien y el Mal, entre obedecer o no obedecer, vuelvo a decirle que en la corte celestial, donde el Juez será Cristo, usted será enjuiciado como adulto .  

a.    ¿No sabe usted que muchos adolescentes y jóvenes que cometen delitos graves en esta tierra son enjuiciados como adultos ?

b.    Además, apoyo mi conclusión con las palabras de Eclesiastés 11:9-10 donde dice: “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios . Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.”

c.    Me atrevo a añadir que su adolescencia y su juventud no serán vanidad si usted las dedica valientemente a Cristo, pues Proverbios 20:11 dice: “Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta fuere limpia y recta.”  

VI.      Invitación.

A.    Adolescente, joven, adulto joven, usted que aún no sigue a Jesucristo, una vez más le animo a obedecer como adulto , confesando el nombre de Cristo, arrepintiéndose de sus pecados y bautizándose para perdón de pecados. ( Marcos 16:16 ; Hechos 2:37-47 )

B.    Padres y abuelos débiles y desobedientes, que hagan ustedes otro tanto, dando el ejemplo.

C.    Padres y abuelos que profesan seguir a Cristo, pero que se dejan llevar por sus propios hijos o nietos, sacándolos de la iglesia para diversiones carnales dañinas, cediendo a sus antojos mundanos y fallando como cabeza espiritual del hogar, les instamos a arrepentirse de sus errores fatales para el alma, pedir a su familia perdón, instruir a su familia en los caminos del Señor, buscar primeramente el reino de Dios y llevar a su familia al cielo, pues de no hacerlo, ¡la estará llevando al infierno!  

Preparado por Ho mero Shappley de Álamo .

-Volveral principio de este mensaje.

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.