Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

"Las señales de los tiempos" LISTA de recursos para esta serie

"¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis" (Mateo 16:1-4).

"Las señales de los tiempos"

Crónica de eventos, decisiones y conductas que acercan al mundo al temible "poco de tiempo" apocalíptico, el cual precede de inmediato la Segunda Venida de Cristo y el fin del universo, incluso el del tiempo mismo.

La Iglesia Presbiteriana (USA) ordena a Scott Anderson, de 56 años de edad, como su primer reverendo gay. Cambia su constitución. Comentarios nuestros. Mucho "humo del pozo del abismo".

Documento en Microsoft Word

08 de octubre de 2011. Madison, Wisconsin, Estados Unidos de América

 


Scott Anderson  


Scott Anderson, ministro presbiteriano gay, luciendo su vestimenta eclesiástica.

-En el día de su ordenación, el Sr. Anderson agradeció a los “miles de presbiterianos que han trabajado y orado por este día”.

-Cuando fue presentado a los cientos de miembros y amigos congregados para la ordenación, “la audiencia, de pie, le dio una ovación estruendosa, prorrumpiendo en vítores”.

-Nancy Enderle, directora interina de la Covenant Network de Presbiterianos, dijo a Prensa Asociada que la ordenación fue una celebración gloriosa que conmovió a todos, especialmente a Anderson.

-Antes de ser ordenado, Anderson ya ocupaba la posición de Director Ejecutivo del Concilio de Iglesias de Wisconsin. Su ordenación significa que ahora podrá administrar los sacramentos tales como la comunión.

-Para el sermón de ordenación, Anderson seleccionó al Reverendo Mark Achtemeier, de Dubuque, Iowa. Anteriormente, este figuraba entre los más fuertes oponentes a la ordenación gay, pero anunció que había cambiado completamente de parecer después de que su amistad con cristianos gay le motivara a revaluar las enseñanzas de las Escrituras sobre el homosexualismo. Dijo estar esperanzado en que el ministerio de Anderson trajera “buenas noticias sanadoras” a todos los que se hayan sentido excluidos y alienados de la iglesia.

-Anderson se enamoró de un varón durante su primer año en un seminario. Encubriendo su homosexualidad, sirvió de ministro a la Iglesia Presbiteriana en Sacramento, California, de 1983 a 1990, cuando, descubierta su orientación sexual, renunció.

 

 

La Iglesia Presbiteriana cambia su constitución para acomodar a los gay. 

-Antes del año 2010, la constitución requería que los clérigos vivieran “en fidelidad conforme al convenio de matrimonio entre un hombre y una mujer, o solos en castidad”.

-En 2010, la Asamblea Nacional Presbiteriana endosó la remoción de la regla.

-En mayo, el cambio fue aprobado por una mayoría de las 173 organizaciones regionales de la denominación.   

Comentarios nuestros 

Mucho “humo del pozo del abismo” sale de la Iglesia Presbiteriana, aturdiendo y envenenando a ingenuos. 

 “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. 2 Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. 3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra.” Apocalipsis 9:1-3. 

-HUMO. Que Dios reciba entre sus santos hijos a parejas gay que se casan, permaneciendo sexualmente fiel el uno al otro. Que Romanos 1:18-32 y 1 Corintios 6:9 no sean aplicables a los tales.

 

-La REALIDAD. Estos dos textos no hacen ninguna distinción entre homosexuales promiscuos y los que se conviven o se casan, comprometiéndose a ser fiel el uno al otro. El enfoque de Romanos es sobre cambiar, o dejar, “el uso natural de la mujer”, o el uso natural del varón. He aquí el lenguaje específico y clave:  “...sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza... los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravió.” La mente no turbada por el “humo del pozo del abismo” comprende que estas afirmaciones se aplican tanto al gay casado y fiel como al promiscuo. Cambiar la mujer “el uso natural”; dejar el hombre “el uso natural de la mujer”. Tanto el gay casado y fiel a su pareja como el no casado hace esto mismo. Ningún subterfugio altera el sentido natural de estas palabras. Ninguna interpretación basada en la sexualidad de emperadores romanos tales como Calígula o Nerón. Ninguna exegesis que dé más importancia a cuestiones de cultura que a las expresiones claras e inequívocas sobre dejar “el uso natural”  y “contra naturaleza”.

 

En cuanto a 1 Corintios 6:9, notamos que “no heredarán el reino de Dios” no solo “los que se echan con hombres”, dejando “el uso natural de la mujer”, sino tampoco “los afeminados”. “Y esto eran algunos” de los corintios, pero se arrepintieron. Fijemos bien en el verbo “eran”. “…eran…” sí, ¡pero ya no! Los que se echaban “con hombres” ¡se arrepintieron! Convertidos a Cristo, ¡ya no lo hacían! Los que “eran… afeminados” ¡se arrepintieron de serlo! Cambiaron su mentalidad, su proyección personal, el concepto que habían tenido de sí mismos, su estilo de vida. Motivados por el deseo de salvación y temor al castigo divino por conducirse “contra la naturaleza” misma, ¡cambiaron! Lavados en la sangre de Cristo, ya no vivían como antes.

-Entonces, la realidad innegable es que la Biblia que Scott Anderson  sostiene en sus manos en la fotografía al principio de este artículo condena explícitamente a homosexuales y afeminados.

 

-El ministro presbiteriano Mark Achtemeier, de Dubuque, Iowa, dice que cambió de parecer sobre la ordenación de ministros gay porque su amistad con cristianos gay le motivara a revaluar enseñanzas bíblicas. ¿Cuáles enseñanzas bíblicas? Qué cite y exponga los pasajes. Más humo es lo que él suelta en el ámbito moral-espiritual de este mundo. La “amistad” con homosexuales que sean “buena gente” –amigables, corteses, aun elegantes en el trato social- asegurando también seguir a Cristo, ¿cómo darla tanto valor e importancia que cambiemos enseñanzas claras del Nuevo Testamento para mantenerla?

 

-Por cierto, también son HUMO las palabras de este mismo Mark Achtemeir sobre  “buenas noticias sanadoras para los alienados”, pues lo único “sanado” por un evangelio corrompido serían sentimientos humanos y no alma alguna.

 

-HUMO es la expresión “celebración gloriosa” dicha por Nancy Enderle, directora de la Covenant Network de Presbiterianos, en referencia a la ordenación de un ministro gay. Más bien celebran el triunfo del error sobre la verdad; de sentimientos sobra la razón.  

-HUMO sale en nubes al cambiar la Iglesia Presbiteriana su constitución. El Nuevo Testamento, único credo inspirado, la iglesia verdadera no lo puede cambiar.

-“Hacia una iglesia tan generosa y justa como la gracia de Dios”, el lema de algunos presbiterianos, es HUMO soporífero para no pocos.

-A la luz de los acontecimientos señalados en estas noticias, diríase que su SENTIDO VERDADERO sería más bien: “Hacia una iglesia SOCIAL y POLITICAMENTE CORRECTA, que abrace a pecadores impenitentes”. Sucede, pues, que las bellas palabras “generosa, justa y gracia de Dios” que figuran en el lema encubren agendas tenebrosas de egoísmo y maldad. 

¡ARREPENTIRSE, presbiterianos! Como los corintios.
CONVERTIRSE de verdad a Cristo. 

Otras iglesias protestantes principales también enfilándose hacia la “Sodoma” futura: La Episcopal, la Luterana y la Iglesia de Cristo Unida. 

Iglesias llenas del “humo del pozo del abismo” que conducen a sus feligreses y simpatizantes al temible “poco de tiempo” de naciones engañadas y multitudes opuestas a Dios. Apocalipsis 20:1-10.

 

Las señales de los tiempos LISTA de recursos para esta serie

 

Todas las imágenes (diapositivas) relacionadas con las "señales" manifestadas en el Año 2011, para PowerPoint, en un solo archivo
 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.