Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Historia de la Era Cristiana. Muchos documentos en esta Web.

Poncio Pilato, prefecto romano de Judea en el tiempo de Jesucristo y Juan el Bautista

Prefecto de Judea del 26 al 36 d. C.

La inscripción que menciona a Poncio Pilato, prefecto romano de Judea, hallada en una piedra encontrada en las ruinas del antiguo teatro de Cesarea.

La inscripción que menciona a Poncio Pilato, prefecto romano de Judea, hallada en una piedra encontrada en las ruinas del antiguo teatro de Cesarea.

 

En el año de 1961, excavaciones de arqueólogos italianos realizadas en Cesarea (la antigua Torre de Estratón refundada por Herodes en la costa mediterránea), descubrieron que el antiguo teatro de la ciudad había sido reedificado en diversos momentos posteriores a la época herodiana. En los escombros bajo los escalones encontraron una piedra de dos por tres pies (unos sesenta por noventa centímetros), que llevaba inscripciones. La cara izquierda de la piedra había sido alisada para volverla a usar pero en el otro lado había inscripciones entre la que se destacaba el  nombre de PILATVS. Se le describe como “Prefecto” de Judea y se dice que había levantado un santuario en honor del emperador Tiberio. Esta piedra se conserva en el Museo de Jerusalén y nos permite saber ahora que el título que se daba oficialmente a los gobernadores de Judea era en realidad el de PREFECTO, y que el término de Procurador (que el historiador Tácito da a Pilato) debió en realidad ser usado posteriormente por sus sucesores.

Datos sobre Poncio Pilato incluidos en Antigüedades de los judíos, por Flavio Josefo. 

13 Poncio Pilato, al igual que sus antecesores en la gobernación de Judea, era un caballero, es decir pertenecía a la orden ecuestre (la clase media alta). Llevó a Judea a su esposa (mencionada en  Mateo 27: 19), ya que una ley dada por Augusto levantó la prohibición de que un gobernador pudiera llevar a su cónyuge a una provincia no pacificada. Gobernó entre los años 26 y 36. Aparte del relato de su gobierno por Josefo y el papel que le cupo en el proceso de Jesús relatado en los Evangelios, es mencionado fugazmente por el historiador Tácito (Anales XV, 44) como el gobernador bajo cuyo mandato fue crucificado Jesús; existe también menciones en la obra del filósofo Filón el judío: en Legatione ad Gaium 301 se lo describe como “por naturaleza rígido y porfiadamente duro” y “de naturaleza rencorosa y hombre excesivamente iracundo”; se habla también de los sobornos, los actos de soberbia, los actos de violencia, los ultrajes, los casos de tratamiento basados en el rencor, los constantes asesinatos sin juicio, la incesante y sumamente agravante brutalidad” de los que podían acusarlo los judíos ante el emperador, lo que al final ocurriría. Mención aparte merecen los numerosos “Hechos de Pilato” (Acta Pilati), libros de inspiración cristiana que se contradicen entre sí y se consideran apócrifos. (Antigüedades de los judíos, Libro XVIII, Capítulo III, Nota 13.)

Poncio Pilato después de la ascensión de Jesucristo

1. Tampoco a los samaritanos les faltaron agitaciones. Los excitó un hombre que no daba importancia ninguna a la mentira y que nada dejaba de hacer para conquistarse la simpatía del pueblo. Ordenó que subieran con él al monte Garizim, que para ellos es el más célebre de todos los montes, por morar en él la divinidad. Aseguraba que una vez allí les mostraría los vasos sagrados que Moisés escondió y enterró. El pueblo, que dio crédito a lo que decía, tomó las armas y se reunió en un pueblo llamado Tiratana donde se les agregaron otros en gran número, para subir al monte. Pero Pilatos se anticipó y ocupó el camino con soldados de caballería e infantería. Estos mataron a algunos, a otros pusieron en fuga e hicieron muchos cautivos. Pilatos hizo matar a los principales.

2. Apaciguada la sedición, el senado de los samaritanos se presentó ante Vitelio, varón consular y gobernador de Siria, y acusó a Pilatos de las muertes. No se habían reunido en Tiratana para rebelarse contra los romanos, sino para escapar a la violencia de Pilatos. Entonces Vitelio, luego de enviar a Marcelo, su amigo, para que se informara sobre los problemas de los judíos, ordenó a Pilatos que regresara a Roma, para responder ante el César por los crímenes de que se lo acusaba. Así es como Pilatos, después de pasar diez años en Judea, se dirigió a Roma, por orden de Vitelio, a quien no podía oponerse. Antes de llegar a Roma, falleció Tiberio” 19. (Antigüedades de los judíos, Libro XVIII, Capítulo IV.)

 

Poncio Pilato: ¿desterrado a Galia por Calígula, suicidándose, o se convirtió al cristianismo?

 

19 “Nada sabemos del resultado del juicio que se le siguió a Pilato. Según una tradición, fue desterrado por el emperador Cayo (Calígula) a la ciudad de Viena, en la Galia. El historiador Eusebio de Cesarea, basándose en informes de analistas griegos de las Olimpiadas (los cuales se han perdido), completa la historia, afirmando que el antiguo gobernador de Judea puso fin a sus días suicidándose, lo que debió ocurrir hacia el año 39 [d. C.]. Existen también unos libros apócrifos conocidos como Acta Pilati o “Hechos de Pilato” que recrean la figura de un Pilato “cristiano”: según dicha versión, Pilato y su esposa (de nombre Prócula o Claudia), al final se convirtieron al cristianismo; Pilato figura así como un santo de la Iglesia Oriental [Iglesia Ortodoxa Griega]. La iglesia Copta le considera mártir y celebra su festividad el 25 de Junio.(Antigüedades de los judíos, Libro XVIII, Capítulo IV, Nota 19.)

Historia de la Era Cristiana. Muchos documentos en esta Web.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.