¿Deben los cristianos guardar el día de reposo (el séptimo día, o sábado)? Análisis de Mateo 5:17-20.

Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

¿Deben los cristianos guardar el día de reposo (el séptimo día, o sábado)?

 

Análisis de Mateo 5:17-20

Cabe señalar que los Cuatro Evangelios sinópticos (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) son incluidos en el canon del Nuevo Testamento porque narran la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, pero técnicamente, FORMAN parte de la LEY MOSAICA debido a que Cristo estaba vivo, y por ende, enseñan el cumplimiento de la Ley Mosaica por ser Él nacido bajo la Ley (Gálatas 4:4). Teniendo claro que Jesús era JUDÍO, nacido bajo la Ley, el día que debía Él, como judío, y el resto de los judíos guardar por mandamiento del Padre (monte Sinaí, Éxodo 20), era EL SÉPTIMO DÍA (Sábado), conocido como "el día de reposo".

Con respecto al Sábado en el huerto del Edén, veamos lo siguiente: "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo” (Génesis 2:1-2). Como se deduce del texto, Dios utilizó seis días para la creación. En seis días fue creado todo, por tanto, ya el séptimo día NO HABÍA MÁS NADA QUE HACER, y por esta razón Dios "reposó", "paró", "concluyó", el séptimo día.

Basado en la razón de que Dios había descansado un séptimo día, entendió que debía darles libre a los israelitas para que no hicieran ningún tipo de trabajo y recogieran el maná durante seis días porque ciertamente el séptimo sería de reposo para Dios y no se hallaría maná en el campo (Éxodo 16:26).

Nota importante: observemos este texto: "Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes? (Éxodo 16:28)

La palabra "MANDAMIENTOS" en este contexto NO SE REFIERE A LOS DIEZ, puesto que estos aún no habían sido dados. La palabra "mandamientos" aquí significa “ORDEN, LEY, MANDATO”. Obviamente los israelitas testarudos no obedecían los mandatos ni las leyes que Dios les había dado, ya que hubo algunos del pueblo que salieron testarudamente el séptimo día a recoger y no hallaron nada (Éxodo 16:27).

Ahora bien, NO ERA MANDAMIENTO PERPETUO de Dios el guardar como santo el día séptimo hasta que dio por fin los Diez Mandamientos (Éxodo 20), en particular, al pueblo “ISRAELÍ” por medio de Moisés. Fíjate que no se los dio a los demás pueblos, sino solamente “A ISRAEL”, ya que era el pueblo escogido de Dios (literalmente) porque de este pueblo vendría el Mesías a salvar a la humanidad, un Mesías judío, israelita, y nacido bajo la ley (Gálatas 4:4).

Resumen: El mandamiento por perpetuidad no fue dado como ley obligatoria en Edén sino EN SINAÍ. A partir del episodio del Sinaí, el que no cumpliera la ley MORÍA IRREMISIBLEMENTE. “El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente” (Hebreos 10:28).

Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo. Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. Y Jehová dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como Jehová mandó a Moisés.” (Números 15: 32-36)

¿QUIEN MANDÓ A APEDREAR AL HOMBRE POR NO HABER GUARDADO EL SÁBADO?  DIOS. NO MOISÉS sino DIOS. Dios conoce los corazones de cada cual y desde Su Trono observa y sabe quién ha guardado o no el sábado. ¿Creen los sabatistas que estarían vivos si Dios estuviera aún bajo la Ley Mosaica viendo que a veces algunos no guardan el día de reposo? ¡CLARO QUE NO LO ESTARÍAN! Dios mismo sabe que ahora no nos rige la Ley Mosaica sino la Ley de Cristo porque la antigua fue para Israel y la Nueva es para el Israel espiritual, o sea LA IGLESIA, la cual se rige por las pautas y mandamientos de Cristo Jesús dados en el Nuevo Testamento. Esto es, el pacto sellado con Su sangre el cual entró en vigor después de Su resurrección. "Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, (Nuevo Testamento) para que interviniendo muerte por la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto (Antiguo Testamento), los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive." (Hebreos 9:15-17

Es necesario saber la razón por la cual el pueblo de Israel debía de guardar el sábado como día santo. Tenía UN SOLO PROPÓSITO: el mismo era el de recordar que Jehová Dios los había sacado con mano poderosa de la tierra de Egipto. Por eso y por más nada es que Dios encomienda a los israelitas (repito.......a los hijos de Israel, entiéndase a los judíos de aquel tiempo durante la Era Mosaica) a guardar el sábado como día solemne.

Analicemos: “Guardarás el día de reposo para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo a Jehová tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.” (Deuteronomio 5:12-15)

Note el verso 15: “Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; POR LO CUAL Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo"¿Por cuál razón? El contexto mismo del verso lo responde: JEHOVÁ TU DIOS TE SACÓ DE ALLÁ CON MANO FUERTE Y BRAZO EXTENDIDO”. O sea, por la razón de que Dios sacó a Israel de Egipto es que ellos debían de guardar el sábado como día solemne en respeto a Dios por ello.

Ningún sabatista del presente recibió directamente este mandato de Dios sino que EL PUEBLO DE ISRAEL de aquel tiempo, a quienes Él había sacado de Egipto. Ellos y sus hijos tenían por obligación que guardar este estatuto por sus generaciones.

¿HASTA CUÁNDO?

Hasta que la Ley fuera cumplida por el Mesías y luego abrogada por el mismo Mesías para instituir la Nueva Ley o Nuevo Pacto, el cual uniría en un solo hombre tanto a judíos como a gentiles. Esto es LA IGLESIA, bajo el Nuevo Testamento de Cristo Jesús. Ya no en la Ley sino EN LA GRACIA. 

 

Mateo 5:17-19

 

Pero, ¿qué dijo Jesús en Mateo 5:17-19 sobre "abrogar" la Ley Mosaica? Procedamos, pues, a analizar el texto de Mateo 5:17-20.

Lo primero que debemos arrancar del pasaje es la condición socio-cultural de la época. La dispensación en ese tiempo era LA LEY MOSAICA, en la que Jesús vivía porque era JUDÍO, NACIDO BAJO LA LEY (Gálatas 4:4). En este pasaje en particular, Jesús se encuentra dando lo que es conocido como el Sermón del Monte o las Bienaventuranzas. Esto abarca mayormente los capítulos 5, 6 y 7 de Mateo. Estos tres capítulos resumen lo que es la doctrina de Cristo y todos sus "MANDAMIENTOS" (ordenes, mandatos). Aclaramos que este sermón fue dado por Cristo en las PRIMERAS ETAPAS DE SU MINISTERIO EN LA TIERRA. Él no podía abrogar nada en aquel entonces porque primero debía de cumplir.

A escuchar este sermón no solo acudían multitudes de hombres y mujeres humildes de todo lugar, de todas las clases sociales, sino que también acudían a escuchar a Jesús los escribas, saduceos y fariseos. Estos últimos, como algunas personas que les apoyaban por ser ellos la autoridad imperante (conjuntamente con Roma) en aquel tiempo, ACUSABAN a Jesús de Nazaret de VIOLAR, CAMBIAR, o tratar de ABROGAR la Ley que por medio del profeta Moisés había sido dada, ya que las enseñanzas del Maestro CONFLIGÍAN directamente con lo expresado en el libro de la Ley y a través de los profetas. Ejemplo: "Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. PERO YO OS DIGO...” (Mateo 5:21 en adelante).

Claramente este "PERO YO OS DIGO" asustaba a los fariseos y demás fundamentalistas de la Ley, de manera que el pueblo (los que estaban en combinación con los dirigentes) LO ACUSABAN DE VENIR A ABROGAR LA LEY Y LOS PROFETAS, de ahí la expresión siguiente: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”.                                 

Nuevamente aclaro que esto ocurre para el año 27 aproximadamente y Jesús abroga la Ley cuando muere en la cruz para el año 30, a la edad de 33 años. Aquí, Jesús aclara a la multitud que Él no estaba diciendo todo aquello con las intenciones de ABROGAR lo que había sido dicho por los profetas, sino que había venido más bien A CUMPLIR lo que había sido dicho por Moisés y los profetas en general.

Los judíos, desde que se diera la Ley en el Monte Sinaí, la habían guardado y tratado con todo respeto y honor. Cualquier cambio en el estatus de esa ley por supuesto iba a ser recibido por ellos en una forma desfavorable. Jesucristo, desde temprano en su ministerio, se valió de echarles en cara SU verdad, mostrándoles a la misma vez Su correcta relación y observancia de la Ley de Moisés. Sin embargo, la diferencia entre "CUMPLIR" y “ABROGAR" la Ley de Moisés era prácticamente lo mismo que la diferencia entre "PAGAR" una promesa y "REPUDIARLA". En ambos casos, ha sido efectivamente REMOVIDACristo QUITÓ DE EN MEDIO LA LEY (Colosenses 2:14), y así lo hizo, NO VIOLÁNDOLA sino CUMPLIÉNDOLA.

1. Por su intachable obediencia a la misma

2. Por su exacta manifestación como el Mesías esperado.

3. Por medio de expandir las enseñanzas de la Ley, realzándolas a un nivel más puro, y por medio de traer todas las enseñanzas del Antiguo Pacto a la perfección en la Perfecta Ley de la Libertad (Santiago 1:25).

Mateo 5:18“Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.”  La expresión "hasta que pasen cielo y tierra" es una FIGURA RETÓRICA que debe analizarse. Significa TIEMPO TRANSCURRIDO (meses, años). Es un HEBRAÍSMO. En ningún momento denota FIN DE LA EXISTENCIA DE LA HUMANIDAD, ni denota la Segunda Venida de Cristo, porque para no cometer éste error interpretativo debemos de seguir leyendo la frase de manera que podamos determinar EL SENTIDO USUAL Y ORDINARIO (primera regla de hermenéutica).  El tiempo que denota (meses, años) se determinará con lo que sigue en la expresión“…ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido”. ¿Ni una jota ni una tilde DE QUÉ EN ESPECÍFICO? DE LA LEY MOSAICA. El adverbio HASTA” es precisamente un ADVERBIO DE TIEMPO, El tiempo que abarcará se determina con el resto de la frase "TODO SEA CUMPLIDO". 

¿Hasta cuándo? HASTA QUE TODO SE HA CUMPLIDO.”

¿Qué es “todo”?

Por supuesto, la palabra "TODO" es un vocablo que engloba TODO LO ESCRITO EN LA LEY, con todas sus tildes, comas y jotas. TODO LO ESCRITO SOBRE LA PERSONA DE JESÚS EN LA LEY y EN LOS PROFETAS. Isaías, Jeremías, el mismo Moisés y muchos profetas más PROFETIZARON (valga la redundancia) SOBRE LA VENIDA DE JESÚS, así como de su ministerio, de Su muerte y de Su resurrección. Una vez que Jesús viniera, al ser nacido bajo la Ley Mosaica, TENÍA QUE CUMPLIRLA TODA -las 660 ordenanzas o leyes que componen EL PACTO o LEY- tal y como fue escrito que EL MESÍAS haría. De hecho, TODAS SE CUMPLIERON, de manera que los judíos actuales no tienen excusa para negar a Cristo como Mesías y Salvador. Continuemos entonces con el resto del pasaje.

Las tildes y las jotas significan (interpretando este hebraísmo) las diminutas marcas y rasgos los cuales conforman las partes de las letras del alfabeto hebreo. Jesucristo aquí expresa total confianza en las Escrituras del Antiguo Testamento, con la fuerte advertencia de que el mismo no debe ser tomado a la ligera ni pasado por alto. El  Nuevo Testamento enseña que todas las profecías del Antiguo serían cumplidas (Lucas 24:44), que han sido escritas para darnos ejemplo (1 de Corintios 10:11) y para nuestro aprendizaje (Romanos 15:4). La ley del sacrificio fue cumplida en la muerte de Jesús. La ley de la circuncisión fue reemplazada por la circuncisión no hecha de manos (Colosenses 2:11). La Pascua judía dio lugar a “la Cena del Senior” y el Sábado judío al “Día del Señor” (Domingo). 

Mateo 5:19. “De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.” ¿De cuáles mandamientos hablaba Jesús? ¡OJONO SE DEBE GENERALIZAR la palabra "MANDAMIENTOS" como si solo se refiriera a los Diez del decálogoLa palabra "mandamiento" significa ORDEN, MANDATO, ORDENANZA.

"Uno de estos mandamientos." Favor ubicarse en el año 27, el tiempo presente de Jesús cuando hablaba a la multitud. “Uno de estos mandamientos” significa cualquier mandato o cosa expresada, en este caso dentro del sermón del monte, que Cristo haya determinado que debe hacerse y las personas no los hagan, ni tampoco los enseñen. Obviamente son reglas que continúan para toda la posteridad puesto que estamos bajo “la ley de Cristo”.

¿Qué traerá como consecuencia? QUE ESA PERSONA TENDRÁ POCA ESTIMA O POCO VALOR en el reino de los cielos, o sea SERÁ MUY PEQUEÑA (poco valor ante la Deidad, y los ángeles, y entidades que conforman el reino de los cielos). Estamos nuevamente en presencia de un hebraísmo. Y luego viceversa, cualquiera que los ejecute sin fallar será DE GRAN ESTIMA O VALOR ante DIOS y todo lo que conforma el Reino Celestial ("será llamado grande en el reino de los cielos"). O sea, en este verso Jesús claramente se refiere a SUS PROPIOS MANDAMIENTOS, con la fuerte advertencia a los hombres de que DEBEN guardar y observar las leyes o mandatos que ÉL (Cristo Jesús) ordena y que debemos hacerlo con infinito respeto y obediencia

Mateo 5:20 “Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.” La religión de los fariseos y escribas, a pesar de la rectitud que los caracterizaba, consistía en lo exterior. Se enfocaban en ritos, ceremonias, liturgias y formalidades de toda especie, expresando poca o ninguna atención al estado del alma y las cosas del corazón. Cristo denuncia con franqueza tal concepto e indica a la multitud en este discurso que NADIE SERÁ SALVO EN TAL ESTADO, o sea, tal cual el de los fariseos y escribas de Su tiempo. 

Aclaraciones finales. Jesús, al decir que "RESUME" toda la Ley, no es que dejó la Ley mosaica vigente y puso los mandamientos del decálogo más bonitos y más cortos como tal vez quisieran decir los adventistas, sino que QUITÓ LO PRIMERO para ESTABLECER LO ÚLTIMO (Hebreos 10:9). Una cosa vieja tuvo que ser quitada de en medio para poder establecer la Nueva (Hebreos 8:13). La Escritura NO SE CONTRADICE, y en 2 de Corintios 3:5-17 aparece el decálogo ABOLIDO, realzando las características espirituales del Ministerio del Espíritu (Pacto Nuevo de Cristo). No son los diez en DOS, sino que son DOS NUEVOS. Esto le cuesta mucho a los sabatistas creerlo porque tienen ya la mente con ideas preconcebidas y no aplican la “Regla de Oro” de la hermenéutica, a saber, DEJANDO QUE LA BIBLIA SEA SU PROPIO INTÉRPRETE.

 

 

Escribe Ana María Perera  

 

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.