Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

La iglesia que se rige por el Nuevo Testamento

Encontrando una congregación que se rige por el Nuevo Testamento

Más estudios e intercambios en esta Web sobre los dos Testamentos

Intercambios entre Ilia y Homero Shappley de Álamo sobre la vigencia de la ley de Sinaí, en particular, la de los diez mandamientos.


Intercambio 2

La dama Ilia piensa haber explicado 2 Corintios 3:6-17 de modo que los diez mandamientos no queden eliminados.

Sostenemos que se equivoca.

Copiamos electrónicamente el estudio que Ilia nos envió, intercalando en él nuestros “Comentarios” propios.

La dama Ilia escribe: “En 2 Corintios 3:6-17 Pablo nunca dijo que la ley fue abolida. Si leemos el texto con cuidado, con la luz del Espíritu Santo de Dios y sin ideas preconcebidas entenderemos claramente que Pablo esta diciendo exactamente lo que dijo, sin quitar ni añadir palabras a lo que Pablo escribió.  Claramente Pablo esta hablando del Ministerio de Muerte v.7, Ministerio de Condenación v.9, No de la Ley. La palabra ley no esta en ningún lugar en 2 de Corintios. En otras palabras, la palabra “Ley” no aparece in ninguno de los 13 capítulos de 2nd Corintios, Pablo nunca uso la palabra ley en ese libro. Sin embargo en 1 Corintios el use lo palabra ley 14 veces.  ¿Porque Pablo no use la palabra Ley ni una sola vez en toda la segunda carta a la Iglesia de Dios en  Corintios? Simplemente, porque el no estaba hablando de la ley. El simplemente y claramente estaba hablando de  “el ministerio de muerte”, o “ministerio de condenación”.”

-Comentarios nuestros.

a)  Estimada Ilia, lo siguiente es lo que le planteamos en el primer “Intercambio”: “…que escriba usted una explicación detallada de 2 Corintios 3:6-17, probando que ‘el ministerio de muerte’, o ‘ministerio de condenación’, el que perdió su gloria al morir Cristo en la cruz, no incluya los diez mandamientos”. Qué conste: el tema es el de los diez mandamientos, y no el de “la ley”. De acuerdo con su explicación, se infiere que para usted “la ley” es sinónima de los diez mandamientos, pero no lo es para este servidor por la razón de que se puede probar que “la ley” abarca muchísimo más que los diez mandamientos. De todos modos, definir “la ley” no es el enfoque de este diálogo sino la vigencia o abolición de, recalco, los diez mandamientos. Usted asegura que “la palabra ley no esta en ningún lugar en 2 de Corintios”. ¿Y qué? Vuelvo a indicar, perdone mi insistencia y tediosa repetición, que los diez mandamientos son el tema. Ya sé: en su mente, “ley” y “diez mandamientos” son una misma cosa. Así que procedo a afirmar que los diez mandamientos aparecen sí, en definitiva, en 2 Corintios, específicamente, en 2 Corintios 3:7. Claro, los tres vocablos “los diez mandamientos” no figuran como tal en el versículo. Más sin embargo, una expresión sinónima de ellos es el sujeto principal del texto, y por consiguiente, el sentido es el mismo como si fuera que el apóstol Pablo hubiese escrito aquellos tres vocablos “los diez mandamientos”. Aludida expresión es “el ministerio de muerte”.

(1)  Un poco más adelante en su estudio, usted dedica bastante espacio a definiciones y traducciones variadas de “ministerio de muerte”. Pero, me parece que tal vez no tomara en cuenta una sencilla realidad, a saber, en 2 Corintios 3:7, “ministerio de muerte” hace la función de una frase sustantiva que identifica acertadamente la cosa que representa. Sin pretensiones el que escribe de “erudición” en materias de figuras de lenguaje, me limito a observar que se trata de un tropo llamado “metonimia”.

-“Metonimia. (Del lat. metonymĭa, y este del gr. μετωνυμία). f. Ret. Tropo que consiste en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada, etc.; p. ej., las canas por la vejez; leer a Virgilio, por leer las obras de Virgilio; el laurel por la gloria, etc.” (Diccionario de la Real Academia Española, en Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

En 2 Corintios 3:7, “el nombre de otra cosa”que designa a los diez mandamientos es, precisamente, “el ministerio de muerte”. A manera de comparación y ampliación, “leer a Virgilio”, en la definición citada de “metonimia”, corresponde exactamente al tropo “leer a Moisés” en 2 Corintios 3:15. ¿Verdad que es comparativamente fácil discernir estos tropos en los escritos del Nuevo Testamento?

(2)  Con todo, no es necesario dominar “figuras de lenguaje” para entender que “el ministerio de muerte” es sinónimo de “los diez mandamientos”, no importando los significados dados a “ministerio” y “muerte”. Y esto es así porque la cláusula adjetival “grabado con letras en piedras” determina con exactitud inconfundible la definición, o el entendimiento, de “ministerio de muerte”. Fíjese:

-“El ministerio de muerte” es el sujeto de la oración.

-“…grabado con letras en piedras” es la expresión adjetival que califica al sujeto, estableciendo, en este caso, su significado inequívoco.

-¿Qué fue “grabado con letras en piedras”? Ya usted sabe: los diez mandamientos. O al menos lo sabe el lector promedio.

-Por lo tanto, “el ministerio de muerte” ha de ser identificado, necesaria e ineluctablemente, como los diez mandamientos.

-Estimada Ilia, todavía más adelante en su estudio usted define “ministerio” como pacto… sistema, servicio, way, diakonia de muerte”. Sustituyendo su definición compleja por “ministerio de muerte” en 2 Corintios 3:7, el texto leería como sigue: “Y si el pacto, sistema, servicio, way, diakonía de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria…”.  Sin embargo, casi cualquier novato que lea 2 Corintios 3:7 sabría que “el servicio”, o administración, de los diez mandamientos no es, en absoluto, lo que Dios escribió en las dos tablas sino los propios diez mandamientos. “…grabado.” ¿Qué grabó Jehová Dios en las dos tablas? ¡Bendito sea! Hasta los niños saben que Dios grabó los diez mandamientos en dos piedras. Él no grabó en las piedras la forma de administrar los diez mandamientos, sino los mismos diez mandamientos.

(3)  ¿Acaso piensa usted haber formulado algún argumento contundente a favor de su tesis mediante algunas comparaciones que hizo en su escrito, de las que la siguiente es un ejemplo?  “Si yo hago un pacto/contrato/compromiso/servicio de pagar una deuda y cancelo el pacto/contrato/compromiso/servicio, ¿Se cancela la deuda (el objeto de ese pacto)?” En esta comparación suya, “deuda” representa “la ley” o “los diez mandamientos”, y “pacto/contrato/compromiso/servicio” representa “el ministerio de muerte”. Dos sujetos figuran en esta comparación. En cambio, un solo sujeto figura en 2 Corintios 3:7, seguido por una cláusula adjetival, la que fija con incuestionable certeza el significado del sujeto. Reitero: “el ministerio de muerte” es el sujeto, y “grabado con letras en piedras” es la cláusula adjetival que elimina, efectivamente, todo significado para el sujeto que no sea el de “los diez mandamientos”. Así que, sus comparaciones, por “lógicas” que las tenga usted, en realidad, ni siquiera son aptas, pues son confeccionadas sobre una premisa falsa, a saber, que “el ministerio de muerte” no sea “los diez mandamientos”. Hemos probado concluyentemente que “el ministerio de muerte” es una metonimia justamente para los diez mandamientos.

b)  De manera que permanecen comprobadas y válidas las enseñanzas sobre estos temas que este servidor ha presentado para la consideración del público, y en particular, para la de toda alma deseosa de entenderlos, con el loable propósito de someterse a la ley divina vigente durante la Era Cristiana. La “ley de Cristo”(1 Corintios 9:21), sinónima de “la doctrina de Cristo”(Hebreos 6:1; 2 Juan 9-11), es superior en todo aspecto a los diez mandamientos. Estos sirvieron admirablemente su función durante la Era Mosaica, pero llegado Jesucristo, él mismo comenzó a cambiarlos, hecho claramente evidenciado en los Capítulos 5, 6 y 7 de Mateo. Luego, al ser crucificado Jesucristo, fueron clavados (metafóricamente) los diez mandamientos en la cruz, juntamente como el resto de la ley de Sinaí. Citamos como fuente autoritativa para estas enseñanzas lo que escribió el apóstol Pablo, por inspiración del Espíritu Santo, en 2 Corintios 3.

(1)  Hasta el sol de hoy, ninguno, incluso usted, respetada dama Ilia, ha podido establecer lo contrario. No habiendo usted tenido éxito en su esforzado empeño de probar que “el ministerio de muerte” no sea los propios diez mandamientos, todos los demás argumentos que usted desarrolla en su tesis quedan sin efecto. Que “el pacto” y “el compromiso” o “servicio” sean elementos distintos a la ley de Sinaí. Que “pacto” sea distinto a “testamento”. Que hoy día los diez mandamientos sean escritos en el corazón de quien quisiera obedecerlos. Que en el presente se obedece la “intención” de la ley, como lo expresa usted, y no la letra. Que la muerte física no fuese el castigo para el quebrantamiento de ninguno de los diez mandamientos. Que la ley de Sinaí sea eterna. Etcétera. Etcétera. Etcétera. Sinceramente, ninguno de ellos tiene peso. Porque hemos probado una vez más que los diez mandamientos caducaron, entrando en vigor una nueva ley marcadamente superior, a saber, “la ley de Cristo” sellada con su propia sangre, la cual es “la perfecta ley, la de la libertad”. Bien pudiéramos analizar los argumentos adicionales que usted ha confeccionado laboriosamente, pero ¿con qué justificación? Digo, en términos de tiempo y trabajo. Pues, el fundamento de su torre de argumentos ha sido destrozado y la “torre” completa, cuán alta sea, con cuántos pisos tenga, se desploma irremediablemente.

(2)  Obviamente, usted estudia mucho y se afana grandemente en defensa de su tesis, tomando para sí el papel de “maestra”. Mientras escudriñar asiduamente la Biblia sea elogiable, siempre y cuando hecho con propósitos sanos, ser “maestra” es algo arriesgado, pues advierte Santiago: “Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación” (Santiago 3:1), advertencia que, personalmente, tomo muy en serio. Quien escudriña afanosamente las Sagradas Escrituras en el empeño de encontrar, a como dé lugar, “pruebas” para alguna teología, doctrina o práctica  tenida por “correcta o lógica”, corre el gran riesgo de engañarse a sí mismo, y esto es así porque tiende a buscar y rebuscar hasta encontrar “la quinta pata al gato”, no poseyendo el gato normal más de cuatro patas. Tengamos, pues,  cuidado, tanto usted como yo, de no caer en este error mayúsculo, pues el que va a tales extremos pierde credibilidad ante el público en general, mayormente ante mentes más objetivas y racionales.

(3)  En el primer “Intercambio”, le pedí que leyera todos los estudios sobre “leyes divinas” en www.editoriallapaz.org/leyes_compilacion2.htm, pero usted respondió al final de su aportación para este “Intercambio 2”: “Hermano, usted me rogó que lea de antemano todos los estudios al respecto en su sitio de Internet, perdone pero no lo hice, no quería entrar en este estudio con ideas preconcebidas. Quiero dejar que la Biblia se interprete ella misma, sin quitar ni añadir.” Mi opinión es que su escrito da lugar a poner en tela de juicio el que usted NO entrara “en este estudio con ideas preconcebidas”, pero, sea como sea, ahora le pregunto: Después de componer usted su exposición sobre 2 Corintios 3, ¿tomó el tiempo para analizar todos los estudios ya preparados por este servidor sobre estos temas, incluso Mateo 5:17-20?

c)  Querida Ilia, como ya dijera este servidor, la gran torre de argumentos que usted levantó yace deshecha en el suelo al probarse que “el ministerio de muerte” es una metonimia para los diez mandamientos, y que, por consiguiente, estos son lo que pereció, y no meramente la “administración o servicio” de ellos. Pese a que se rinden inefectivas sus abundantes argumentaciones, las incluiremos todas en este documento, con la siguiente salvedad: Una vez probado que los diez mandamientos fueron abolidos, cualquier otra interpretación o argumento traído en el intento de sostener que “la ley” esté vigente en el presente ha de catalogarse como sin fuerza y superfluo. A continuación, el resto de la aportación suya.

 

Ilia escribe:

“Así que queda establecido que Pablo no menciona la ley en toda la carta, solo menciona el ministerio de muerte/condenación. Pues para poder entender 2 Corintios solo tenemos que entender que es el ministerio de condenación/muerte.

  Primero, que quiere decir ministerio?

  El griego original que Pablo uso fue: diaconia que proviene de diacono (Strong Greek # 1248 and 1249, i.e. G1248; G1249) que quiere decir Servicio.

  La misma palabra griega “diakonia” fue usada en Rev 2:19  "Yo conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio (G1248) y tu perseverancia, y que tus obras recientes (postreras) son mayores que las primeras.   Rom 15:31  para que sea librado de los que son desobedientes (incrédulos) en Judea, y  mi servicio (G1248)  a Jerusalén sea aceptable a los santos,

      Nuestra palabra “diacono” proviene de esa misma raíz griega “diakono” que significa servidor o ministro. Dejemos que traductores expertos nos enseñen la definición de  “diakonia”:

   La version NLT (New Living Translation) dice: 2Co 3:7 The old way, with laws etched in stone, led to death, though it began with such glory that the people of Israel could not bear to look at Moses' face.

La version The Message dice: 2Co 3:7  The Government of Death, its constitution chiseled on stone tablets, had a

La version Amplified Bible dice: 2Co 3:7  Now if the dispensation of death engraved in letters on stone [the ministration of the Law],

La versión Reina Valera Antigua dice: Aquel mortal ministerio de leyes grabadas con letras en la piedra

La versión “Biblia En Lenguaje Sencillo” dice: “Ahora Dios nos ha preparado para que anunciemos a todos nuestro nuevo compromiso con él. Este nuevo compromiso no se apoya en la ley, sino en el Espíritu de Dios. Porque la ley condena al pecador a muerte, pero el Espíritu de Dios da vida”.

  El compromiso y la ley son dos cosas distintas. Aquí dice que el compromiso se apoya en la ley no dice que la ley se apoya en la ley. Eso obviamente se contradice solo.

  Si un ministerio (servicio) es basado en cierta doctrina, al quitar el ministerio, ¿Acaso se quita o se desaparece la doctrina?

Si yo hago un contrato de compra de un carro, y luego rompo el contrato, ¿el carro se rompe? ¡Absurdo!

Si yo hago un pacto de pagar renta por un apartamento y luego yo violo ese pacto ¿Entonces el apartamento (objeto de ese pacto) queda violado?  ¿Como se puede violar un apartamento por romper el pacto o contrato?

  Si yo hago un pacto/contrato/compromiso/servicio de pagar una deuda y cancelo el pacto/contrato/compromiso/servicio, ¿Se cancela la deuda (el objeto de ese pacto)?

  ¡Suena ilógico, pero muchos piensan así! Y le doy gracias a Dios que ya no lo veo así.

    El pacto, compromiso, juramento o deuda es independiente del objeto de ese pacto, compromiso, juramento o deuda.

  ¿Si el pacto, ministerio, sistema, servicio, way, diakonia de muerte fue desvanecido entonces le Ley (el objeto de ese pacto) fue desvanecida?

   El pacto cambio, La ley no cambia, “ni una tilde, ni una jota” (Mateo 5:18)

¡El pacto desvaneció, “la ley es eterna!” (Salmo 119:152)

El diccionario VOX de la lengua española dice en la página 558 edición Junio 1996:

Ministerio – Servir un oficio.

Se puede ver claramente que ningún verso anterior reemplaza “diakonia” por “ley”. Ley en griego se escribe: nomos (Strong’s #G3551)

NOMOS y DIAKONIA son dos palabras distintas.

  Si fueran iguales, Pablo hubiera dicho “ley” y no “ministerio”, en otras palabras hubiera usado NOMOS y no DIAKONIA.

    Entonces preguntemos, ¿Cual fue el servicio de muerte o servicio de condenación?

Y quien fue el “diacono” de ese servicio? Pablo claramente dice que el diacono de ese sistema de muerte, gobierno de muerte, dispensación de muerte, Viejo compromiso, fue Moisés, en el versículo 13.

  Si, hermano, el ministerio de muerte incluía en su corazón los diez mandamientos dados a Moisés y escritos con el dedo de Dios. De eso no cabe duda. Pero en esta carta Pablo nunca dijo que ellos fueron abolidos. Pablo claramente dijo que el sistema, el ministerio, la dispensación FUE abolida, no la ley.

    Leamos de Nuevo: 2Co 3:13  Y no somos como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro para que los Israelitas no fijaran su vista en el fin de aquello que había de desvanecerse. ¿Que había de desvanecerse? No la ley, leamos lo de nuevo, Pablo no esta diciendo que la ley había de desvanecerse, el claramente dice que el ministerio había de desvanecerse, el ministerio NO la ley!

    ¿Como sabemos entonces que fue el ministerio y no la ley? Porque Pablo lo dijo. Y no queremos hablar donde la Biblia no habla. Decir que Pablo dijo que la ley había de desvanecerse es añadirle a la palabra de Dios.

  Si Pablo hubiera querido referirse a la Ley de Dios, el lo hubiera dicho sin mucho rodeo. El no use la palabra griega NOMOS sino DIAKONIA. Donde la Biblia habla nosotros hablamos.

  ¿Fue la ley o el ministerio de esa ley lo que había de desvanecerse? Leamos de nuevo: verso 11 dice “…si lo que se desvanece fue con gloria…”   ¿Que fue con gloria? Verso 7 tiene la respuesta: “… el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria…” El “diakonia” fue desvanecido no el “nomos”!!!

    Ninguno de los diez mandamientos dice: El hombre que no hiciera esto morirá. 

Ni el primero, ni el segundo mandamiento, ni el tercer punto, ni el cuarto, ni el quinto, ni el sexto dice que el que no hiciera esto morirá, ni el séptimo, ni el octavo, ni el noveno, ni tampoco el décimo. 

  ¿Donde en el decálogo dice que el hombre será condenado si no obedece? ¿En cual mandamiento? ¿Donde escribio Dios en el decaloge que el hombre sera maldecido si no obedece esos mandamientos? Los diez mandamientos son ignorantes e inocentes del la diakonia o ministerio en el cual ellos fueron usados. Como por ejemplo, un cuchillo en manos de un criminal puede quitar una vida, pero en manos de un doctor cirujano puede salvar una vida.

El ministerio en el cual los diez mandamientos fue dado, fue un ministerio de muerte por que al darlos Dios dijo:

    “la paga del pecado es muerte” (Rom 6:23) ¿Y que es pecado? “… el pecado es infracción de la ley…” (1 Juan 3:4)  ¿Cual ley? “… yo no hubiera sabido lo que es la codicia, si la Ley no hubiera dicho: "NO CODICIARAS."  (Romanos 7:7) ¿Que ley dice “No Codiciaras”?   

Exo 20:17  "No codiciarás la casa de tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu prójimo, etc.” Obviamente los diez mandamientos fueron dados bajo un diakonia (o dispensación) de muerte. Gal 3:10  Porque todos los que son de las obras de la Ley están bajo maldición, pues escrito está: "MALDITO TODO EL QUE NO PERMANECE EN TODAS LAS COSAS ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY, PARA HACERLAS." Deu 27:26  'Maldito el que no confirme las palabras de esta ley para ponerlas por obra.' Y todo el pueblo dirá: 'Amén.'"

A pesar que aquí directamente se refiere a la ley escrita de Moisés y no a los diez mandamientos podemos inferir referencia a ellos también.

Si su padre es abusivo a su hijo con la correa, no es la correa el culpable sino la acción del papa. Si pierdo mi familia por culpa del alcoholismo, no es la botella la culpable sino mi alcoholismo. La pistola no es la culpable del crimen sino la acción. La ley no es culpable del pecado sino su transgresión.  El pecado es la acción de adulterar no el mandamiento que dice “No adulteraras”.  El pecado es el matar no el punto que dice “No Mataras”. Al contrario de muchas personas, la ley no es pecado, la ley es buena y sus mandamientos son buenos. “De ninguna manera la ley es pecado” Romanos 7:7. ¿Y si la ley es pecado porque muchos dicen que la ley es el ministerio de muerte?

 ¿Quiso Pablo decir que la ley es el ministerio de muerte?  De ninguna manera, todo lo contrario; “la Ley es santa,  y el mandamiento es santo, justo y bueno. (Romanos 7:12)

  Pero a pesar de lo que Pablo claramente dijo, muchos todavía dicen que la ley es un sistema de muerte y condenación. ¡Es todo lo contrario!

 La ley que es santa, justa y buena fue dada bajo un sistema de muerte y condenación, para que todo aquel que la violara fuera maldito ante Dios y tuviera la necesidad de un Salvador y redentor, para que nadie se gloríe. (Efesios  2:8)

 Y de esa manera la Gracia de Dios y sus promesas y bendiciones fueran aun más necesarias.

  “Para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen. “ Gálatas 3:22.

 Es por eso que donde abundo la transgresión de la ley, (bajo el ministerio de muerte)  sobreabundó la gracia. (Romanos 5:20)

  ¡De que haría falta la Gracia de Dios si todos fuéramos justificados por la ley!!! Gálatas  capitulo 3.

 A pesar de lo que otros creen, la Biblia claramente dice que

  La ley NO ES CONDENACION, solo su violación CONDENA.

  La ley es Santa, justa y buena.

  La ley no es pecado, solo nos enseña lo que es pecado.

  La violación de la letra de la ley mata, pero el guardar el Espíritu de la ley vivifica (da vida).

  Dios quiere que obedezcamos su ley de corazón, y que el Espíritu de Dios nos guíe para obedecer sus mandamientos, incluyendo el sábado.

  Así como el que viola la letra de la ley (por ejemplo Codiciando) es condenado, de la misma manera el que guarda la intención de la ley será justificado, Romanos 2:13. Así como el que viola la letra de la ley del cuarto mandamiento es condenado por la letra, de igual modo el que guarda el Espíritu (intención) de la ley es justificado.

  ¿Eso quiere decir que observaremos la ley para justificación? ¡De ninguna manera! Pues los que van tras ella por justificación de la Gracia han caído. Pero los que la guardan guiados por el Espíritu, no están bajo la condenación de la ley. Gálatas 5:18.

Comentario de Homero. Querida Ilia, como ya dijera este servidor, la gran torre de argumentos que usted levantó yace deshecha en el suelo al probarse que “el ministerio de muerte” es una metonimia para los diez mandamientos, y que, por consiguiente, estos son lo que pereció, y no meramente la “administración o servicio” de ellos. Pese a que se rinden inefectivas sus abundantes argumentaciones, las incluiremos todas en este documento, con la siguiente salvedad: Una vez probado que los diez mandamientos fueron abolidos, cualquier otra interpretación o argumento traído en el intento de sostener que “la ley” esté vigente en el presente ha de catalogarse como sin fuerza y superfluo.

Ilia sigue escribiendo...

 

    La ley es eternal, el ministerio No.

  Salmo 93:5  Tu ley real no puede cambiarse.  Son para siempre. (Versión: New living Translation in Spanish.) Mat 5:18  Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley… (La última vez que yo mire por la ventana de mi casa, el cielo y la tierra no han pasado todavía.)

  La ley es eternal: JESUS DIJO Mat 5:17  "No piensen que he venido para poner fin a la Ley o a los Profetas; no he venido para poner fin… Pero muchos dicen que Jesús puso fin a la ley, contradiciendo directamente la palabra de Dios!!! Cuando Jesús dijo que no vino a anular la ley, el quiso decir eso mismo, que el NO vino anular la ley. Entonces, ¿Porque la iglesia insiste en contradecir a Jesús y malinterpretar  a Pablo?  ¡Pablo nunca contradijo a Jesús, Pablo recibió su ministerio del mismo Jesús y Jesús no se pudo contradecir el mismo! “el ministerio que  recibí del Señor Jesús” (Hechos 20:24) Queda entonces establecido contundentemente que Pablo dijo que lo que fue desvanecido no fue la ley (NOMOS) sino EL MINISTERIO DE MUERTE (DIAKONIA).

  El ministerio de muerte era el SYSTEM o GOVIERNO en el cual el pueblo de Israel estaba bajo. Un SYSTEMA de muerte. ¿Y porque de muerte?

  Por que tal sistema decía: El que no obedezca MORIRA.

  Es horrible vivir bajo ese compromiso, contrato, gobierno, sistema, ministerio de muerte.

El sistema Nuevo NO ES DE MUERTE, SINO de VIDA, y ¿Por que?

  Por que el sistema Nuevo dice lo siguiente: EL JUSTO VIVIRA POR LA FE. (Gálatas 3:11)

  ¿Y quien es el justo? Rom 2:13  Porque no son los oidores de la Ley los justos ante Dios, sino los que cumplen la Ley; ésos serán justificados. Santiago 1:25  Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace. Santiago 1:22  Sean hacedores de la palabra y no solamente oidores que se engañan a sí mismos.

En resumen:   El sistema que decía “El que no obedezca morirá” fue cambiado por uno que dice “El que crea vivirá”. Viejo Sistema de Muerte: El que NO obedece morirá  Nuevo Sistema del Espíritu: El que SI crea vivirá.  El sistema de muerte decía: El que no obedezca LA LETRA de la LEY MORIRA.   El sistema Nuevo dice: El que crea (tenga fe) en Jesús vivirá.

    ESTE ES EL PACTO QUE HARE CON ELLOS DESPUES DE AQUELLOS DIAS--DICE EL SEÑOR: PONDRE MIS LEYES EN SU CORAZON, Y EN SU MENTE LAS ESCRIBIRE. (Hebreos 10:16)

          Entonces la ley de Dios (Los 10 Mandamientos) será escrita en nuestros corazones. No como fue escrita en tablas de piedra sino en tablas de carne del Corazón.  Esta vez la ley que fue escrita en piedra (los 10 mandamientos) bajo el sistema, gobierno, ministerio de muerte será escrito en nuestros corazones no de piedra como bajo en el viejo pacto sino en tablas de carne como nuevo pacto.  Por esta razón, le doy gracias a Dios por la oportunidad de establecer su Nuevo Pacto escribiendo sus leyes en las tablas de mi corazón y no de piedra. "Yo les daré un solo corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Y quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne, para que anden en Mis estatutos, guarden Mis ordenanzas y los cumplan. Entonces serán Mi pueblo y Yo seré su Dios. (Ezequiel 11:19-20

   “siendo manifiesto que sois carta de Cristo redactada por nosotros, no escrita con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de corazones humanos.” 2 Corintios 3:3

    Lo invito a leer un poquito mas allá de lo típico, incluyamos el versículo 3, 4 y 5, para ver el contexto. ¿Porque en el versículo 3, Pablo hace un contraste entre las “tablas de piedra” y las “tablas de Corazón humano”? ¿No será quizás que Pablo sabia perfectamente lo que es el Nuevo pacto?  (El nos ha capacitados para ser  servidores de un Nuevo pacto) versículo 6!!!

  ¿Por que muchos pretenden saber mas que Pablo, diciendo lo que el nunca dijo? Fíjese, que Pablo no dice que el Nuevo pacto es el Nuevo Testamento, tampoco dice que es la Gracia, ni siquiera el menciona la gracia en este capitulo!!!  ¿No será quizás que el que escribió Hebreos 8:8 también escribió 2 Corintios 3:3,6?

  Hebreos 8:10 “…Este es el pacto…escribiré mis leyes en sus corazones.”

  2 Corintios 3:3,6 “sois carta de Cristo redactada. No en tablas de piedra, sino en tablas de corazones humanos… pare ser servidores (diakonos) de un Nuevo pacto.”

    Hermano, usted esta muy correcto. Los diez mandamientos y solo los 10 mandamientos  escritos en piedra eran la base del ministerio de muerte y condenación. Fíjese, que solo  los 10 mandamientos fuero escritos en piedra mientras que la ley de Moisés fue escrita en tinta. Es imposible que Pablo se refiera a la ley ceremonial, como dicen los Adventistas del Séptimo Dia. La ley ceremonial NO fue escrita en piedra. Queda claro que el ministerio de muerte incluía como base SOLAMENTE la ley de los 10 mandamientos, versículo 7 lo comprueba claramente: “El ministerio de muerto grabado en piedras”. Decir o insinuar que el ministerio de muerte era otra ley y no los 10 mandamientos es un error. Donde la Biblia habla nosotros hablamos y la Biblia bien claramente habla que el ministerio de muerte incluía los 10 mandamientos y nada más.

Queda entonces  sencillamente y bien claro comprobado que leyes que fueron escritas con el dedo de Dios en tablas de piedra serán ahora escritas en tablas de carne del Corazón. Esas mismas leyes que consistían en 10 puntos, incluyendo el sábado, son ahora escritas en la mente y el Corazón del cristiano. Ahora guardamos el espíritu (la intención)  de la ley, no justificación y mucho menos para salvación sino por obediencia y amor a Cristo, pues como dice Pablo en el versículo 6; “la letra mata pero el espíritu vivifica”

1Jn 2:6  El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo. ¿Y cómo él anduvo?   Joh 15:10 “yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.”

    Hermano, usted me rogó que lea de antemano todos los estudios al respecto en su sitio de Internet, perdone pero no lo hice, no quería entrar en este estudio con ideas preconcebidas. Quiero dejar que la Biblia se interprete ella misma, sin quitar ni añadir. Callar donde ella calla y hablar donde ella habla. No es difícil. Como puede ver mi hermano, lo que Pablo escribió es lo que el quiso decir, sin quitar ni añadir.

  Hermano, si tiene alguna pregunta o vea usted algún punto que no entienda o que no esté basado SOLAMENTE y EXCLUSIVAMENTE en la Biblia, hágamelo saber y con gusto se lo explicaré mejor.

    En el amor de Dios, Su hermana en Cristo Jesús, Ilia

 Dios le bendiga hermano Shappley;

Gracias por su interés en entender por que pienso como pienso ahora. Con usted si puedo hablar y expresarme por que veo que tiene interés sincero y no con un espíritu de contienda. Y ya sabemos que así no es como Dios quiere que escudriñemos.”

Comentario de Homero. Querida Ilia, como ya dijera este servidor, la gran torre de argumentos que usted levantó yace deshecha en el suelo al probarse que “el ministerio de muerte” es una metonimia para los diez mandamientos, y que, por consiguiente, estos son lo que pereció, y no meramente la “administración o servicio” de ellos. Pese a que se rinden inefectivas sus abundantes argumentaciones, las incluiremos todas en este documento, con la siguiente salvedad: Una vez probado que los diez mandamientos fueron abolidos, cualquier otra interpretación o argumento traído en el intento de sostener que “la ley” de Sinaí esté vigente en el presente ha de catalogarse como sin fuerza y superfluo.

 

Intercambio 3 entre Ilia y Homero sobre la vigencia de los diez mandamientos

La iglesia que se rige por el Nuevo Testamento

Encontrando una congregación que se rige por el Nuevo Testamento

Más estudios e intercambios en esta Web sobre los dos Testamentos

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.