Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.


Cursos de capacitación espiritual en esta Web

La iglesia ideal, según Dios. Varios estudios en esta Web.

Curso sobre la Unidad de la iglesia. Temas variados y muy detallados.

Sermones en esta Web. Más de 110. Texto completo, audio, video, diapositivas.

 

Para una congregación saludable, o para ser un obrero eficaz, es necesaria la… 

 

“Sincera fidelidad a Cristo”

2 Corintios 11:1-21  

Un varón joven se arrodilla ante el Papa católico romano en esta fotografía que ilustra el tema Sincera fidelidad a Cristo, en editoriallapaz.

¿Esclavo espiritual del hombre?

"Antes bien hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas... Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos(Mateo 23:5-9).

 

¿Esclavo de “otro Jesús… otro espíritu… u otro evangelio”? ¡JAMÁS! 

Versículos claves de 2 Corintios 11

1Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;  18 Puesto que muchos se glorían según la carne, también yo me gloriaré; 19 porque de buena gana toleráis a los necios, siendo vosotros cuerdos. 20 Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno toma lo vuestro, si alguno se enaltece, si alguno os da de bofetadas.de Dios, es indispensable que la feligresía tenga “sincera fidelidad a Cristo” 

Análisis mediante preguntas, ejercicios y comentarios

 

I.  Para una congregación espiritualmente saludable y progresista conforme a las normas de Dios, es indispensable que la feligresía tenga “sincera fidelidad a Cristo” (2 Corintios 11:3).

A.  “Sincera fidelidad a Cristo.”

1.  ¿Qué significa “fidelidad”?

2.  ¿Qué significado tiene el adjetivo “sincera”?

3.  ¿Qué es lo contrario de “sincera fidelidad”?

4,  ¿Quién es el único meritorio de nuestra “sincera fidelidad”?

5.  Algunos miembros de la congregación en Corinto tenían “sincera fidelidad a Cristo”. Sin embargo, el apóstol Pablo temía por ellos, “que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados” (2 Corintios 11:3). ¿Qué quiere decir “sentidos… extraviados”?

B.  “Sincera fidelidad a Cristo”, y no “a otro Jesús… otro espíritu… u otro evangelio” (2 Corintios 11:4).

1.  El apóstol Pablo fundó la iglesia en Corinto, deteniéndose en la ciudad “un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios” (Hechos 18:1-11). Después de su partida, llegaron a la congregación otros predicadores y obreros, “predicando a otro Jesús… otro evangelio” (2 Corintios 11:4). Referente a estos “falsos apóstoles, obreros fraudulentos” (2 Corintios 11:13), ¿qué error mayúsculo cometió la congregación en Corintio? ¡Los recibieron, tolerándolos!

a)  “Si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis” (2 Corintios 11:4). “Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno toma lo vuestro, si alguno se enaltece, si alguno os dé de bofetadas” (2 Corintios 11:20).

b)  En este contexto de congregaciones y obreros, ¿qué significa “toleráis”?

c)  ¿Qué consecuencias sufrieron los cristianos en Corinto por ser tan receptivos a todo tipo de “obrero”, sin conocerlo, sin probarlo (1 Juan 4:1)? ¿Por ser tan abiertos a quienquiera que llegara a la congregación con algún mensaje, agenda o proyecto? ¿Por ser “tolerantes” en extremo? Respuesta: fueron…

(1)  Esclavizados.

(2)  Devorados.

(3)  Despojados de lo suyo.

(4)  Humillados.

(5)  Agolpados.

(6)  Engañados.

d)  ¿Qué medidas debía tomar la iglesia en Corinto para evitar semejantes consecuencias dañinas, dolorosas, vergonzosas y potencialmente desastrosas en términos de la supervivencia de la congregación y la salvación de las almas que la componían?

(1)  Probar a todo “obrero”, predicador, “ministro”. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).

(2)  No recibir a quien no traiga la “doctrina de Cristo”“Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Juan 9 -11).

2.  Aplicaciones a la actualidad.

a)  Referente a usted y la congregación a la que pertenece, ¿cuán “sincera”, completa e intransigente es su “fidelidad a Cristo”?

b)  ¿Cuán pronto es usted, o la congregación, a recibir, sin investigar, a cualquier “obrero” que llega?

c)  ¿Cuán “tolerante” es usted, o la congregación, de cualquier “obrero” que hace algún acercamiento, bien sea por carta, mensajero o personalmente?

d)  ¿Suele usted o la congregación “confiar” en el “nuevo obrero” sin verificar sus credenciales espirituales? ¿Ponerlo a trabajar, entregarle ministerios, someterse a su voluntad, antes de saber y confirmar su historial espiritual?

e)  ¿Cómo se llaman los últimos tres o cuatro “obreros nuevos” que han hecho algún acercamiento a usted o a la congregación?

(1)  ¿Tomó usted, o la congregación, la precaución de cerciorarse de la “sincera fidelidad a Cristo” de ellos?

(2)  ¿Acaso se abriera usted, o la congregación, sin reservas a ellos, sin verificar su procedencia, historial, credenciales o agenda espirituales? De haber cometido tamaño error, ¡cuidado que no los esclavicen, devoren, despojen, maltraten o engañen!

II.  ¿A quién sigue usted, o la congregación a la que pertenece? ¿Acaso permite usted, o la congregación, que algún “obrero” o “grupo de obreros” le manipule para sus propósitos, proyectos, agendas, programas personales, etcétera, sin examinar rigurosamente tanto a ellos como lo que traen?

A. Ejercicio:

1.  Apuntar los nombres de los cinco “obreros” no pertenecientes a su congregación (predicador, anciano, maestro, evangelista) que más impacto tienen en usted y su congregación.

2.  Honestamente, ¿qué porción de su tiempo y demás recursos controlan ellos?

3.  Con la misma honestidad, ¿hasta qué medida determinan ellos la doctrina y práctica de usted y su congregación?

4.  Para obras evangelísticas, o para instrucción, edificación y dirección  espiritual, ¿se recuesta usted, o la congregación, de ellos? ¿Por qué?

B.  ¿Qué condición descubre el “Ejercicio”?

1.  Auto suficiencia en Cristo. Madurez. Independencia.

2.  Dependencia. Insuficiencia espiritual. Inmadurez. Tolerancia peligrosa.

C.  Tanto el “obrero maduro” como la “congregación madura” sigue solo a Cristo.

1.  No se somete a voluntades ajenas.

2.  No tolera la intervención de voluntades ajenas, sin las necesarias investigaciones o los acuerdos mutuos concertados inteligentemente conforme a las normas bíblicas.

 

Cursos de capacitación espiritual en esta Web

La iglesia ideal, según Dios. Varios estudios en esta Web.

Curso sobre la Unidad de la iglesia. Temas variados y muy detallados.

Sermones en esta Web. Más de 110. Texto completo, audio, video, diapositivas.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.