Capítulo Ocho del Análisis

 “La gran ramera… gran ciudad”

Escandaloso drama convulsionado de una poderosa mujer inmoral, avara,
perseguidora, increíblemente cruel y hasta sangrienta, la que también pretende
gobernar al mundo entero y ser adorada por todos los seres humanos.
 

Los capítulos 17, 18 y 19 de Apocalipsis

 Acto 7

La mujer ebria de la sangre de los santos

“Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre
de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé
asombrado con gran asombro.”

Instrumentos y procedimientos utilizados para torturar
y matar a los que fueron denunciados como "herejes"
por la Iglesia Católica Romana

Diapositiva 1

 

La "Virgen de hierro" 

La "Rueda", con fuego para los pies 

Tortura por agua 

-Pinzas para sacar uñas de manos y pies, también ojos,
y, además, lastimar otros miembros del cuerpo físico

 

La Santa Inquisición de la Iglesia Católica Romana operó durante unos siete siglos, o más, infligiendo indecible sufrimiento a grandes multitudes de seres humanos, muriendo millones de ellos -ahorcados, en hogueras, mediante garrotes, en mazmorras, descoyuntados, a espada, tirados por barrancos, en la "virgen de hierro", a consecuencia de la "santa trinidad", a latigazos, etcétera, etcétera.

La iglesia verdadera, la que sigue fielmente a Cristo, nunca ha torturado ni dado muerte a nadie.

Le animamos a leer todo el Capítulo Ocho, La gran ramera... gran ciudad, para historias confirmativas, enfoques bíblicos y orientaciones espirituales más completas.

 

 

Diapositiva 2 sobre instrumentos de tortura   Diapositiva 3   Diapositva 4   Diapositiva 5

 

Contenido completo del Capítulo Ocho

Lista del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las diapostivas.

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

"Salid de ella, pueblo mío..." Salid, sí, de la Iglesia Católica Romana, institución apóstata religiosa que concibió la Santa Inquisición, con sus torturas más que barbáricas, culpable de la matanza de millones de seres humanos que no aceptaban sus dogmas humanos. Creer en el verdadero Cristo -pacífico, y no violento- arrepentirse de participar en una iglesia creada por eclesiásticos mundanos-seculares-políticos, y no por Dios, bautizarse por inmersión, "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38), pues su bautismo a lo católico no es bautismo bíblico.

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.