Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales.


 

El SIDA en ÁFRICA

§          Número de personas con SIDA en todo el mundo: 40 millones . Número en el África subsahariana: 26 millones .       

             Porcentaje de individuos VIH  positivos entre 15 y 49 años de edad en todo el mundo: 1.1% ; porcentaje en el África subsahariana: 8% .

§          Número de personas en el África subsahariana que contraen VIH diariamente: 8,500 ; número de personas que mueren diariamente de SIDA: 6,300 .

§          Número de menores de 18 años huérfanos por causa del SIDA en todo el mundo (hasta 2003): 15 millones ; número en el África subsahariana: 12.3 millones .

§          Número de sudafricanos VIH positivos: 5.3 millones , más que en cualquier otro país del mundo.

§          Porcentaje de mujeres embarazadas en Sudáfrica que dieron positivo para el VIH en 2005: 27.9% .

(Datos de National Geographic, Septiembre de 2005. Página 72.)

 

-Los pecados sexuales (homosexualismo, adulterio, etcétera) constituyen una  de las causas principales del SIDA. Desde tiempos antiguos, quienes los practican reciben en sus propios cuerpos “la retribución debida a su extravío” , es decir, enfermedades venéreas y los terribles efectos del temido SIDA.  

-“Cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío ( Romanos 1:23-27 ). 

-¿Cómo refrenar la plaga del SIDA? Entre los medios:

-Practicar la pureza sexual, según la enseñanza del Ser Supremo que creó al hombre y la mujer.

- Cero relaciones sexuales antes de casarse.

- Casarse un hombre con una mujer, y no dos personas del mismo sexo.

- Fidelidad sexual al cónyuge después de casarse.

- Remedio este que no cuesta ni un centavo. Tan sencillo. Tan sensato. Tan económico. Pero, tan difícil de practicar para la persona no motivada por el pavor al infierno o el fuerte anhelo del cielo.

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.