Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

-Una página

-Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Contenido completo.
Más de 900 páginas.

Contenido completo del Capítulo Siete del "Análisis"

 

Contribución papal sobre ingresos

De Wikipedia, la enciclopedia gratuita. www.wikipedia.org. Categoría: Income taxes. Papel revenues of the Holy See.

El Papa Inocente III era el primero que impusiera una contribución sobre ingresos. 

“La contribución papal sobre ingresos fue impuesta por primera vez en el año 1199 d. C. por el Papa Inocente III, requiriéndose originalmente que todo el clero católico pagara anualmente la cuadragésima parte de sus ingresos eclesiásticos para costear las cruzadas. La segunda contribución sobre ingresos no fue exigida hasta el Cuarto Concilio Lateranense en el año 1215, constituyéndose ella la vigésima parte cada tres años.

Este precedente fue continuado frecuentemente por los sucesores de Inocente III, siendo ejecutado por censura eclesiástica, por secuestración, y a menudo, por el uso de la fuerza. Al imponerse por primera vez esta contribución, se les prometió a los contribuyentes que una cuarta parte de sus penitencias sería remetida de ellos efectuar sus pagos de buena voluntad y honestamente; la segunda vez, la amenaza para el incumplimiento fue sencillamente la excomulgación. En unas pocas ocasiones, los Papas convocaron un concilio general antes de legislar una contribución sobre ingresos, pero con más frecuencia la impusieron valiéndose solo de su propia autoridad.

Este poder fue usado más adelante a favor de las cruzadas efectuadas fuera de la Tierra Santa. Por ejemplo, en el año 1228, el Papa Gregorio IX ordenó una contribución del 10 % sobre ingresos para financiar su guerra contra Federico II, emperador del Sacro Imperio Romano.

Los papas de los Siglos XIV y XV cobraron contribuciones de la misma categoría para su uso personal, como además para guerras contra los turcos otomanos y otros. Las contribuciones podían ser cargadas a la iglesia universal, al clero de algún país particular o aun a un grupo de provincias. Mientras las primeras contribuciones fueron pagadas directamente a los cruzados, ya para mediados del Siglo XIII la costumbre era pagarlas directamente a reyes, príncipes o nobles, los que prometieran unirse a la cruzada. De no realizarse la cruzada, el dinero sería devuelto a la Cámara Apostólica. El impago de la contribución fue rampante, y los gobernantes seculares de siquiera modesto poderío usualmente pudieran tener éxito en la imposición de restricciones a las contribuciones papales colectadas en sus dominios, si bien no en obtener una porción para sí mismos (con o sin el pretexto de la cruzada). Por ejemplo, Eduardo I y Eduardo II obtuvieron para sí mismos más de la mitad de la acostumbrada décima parte, como también los reyes franceses durante el Papado Avignon.”

(Información tomada del libro Papal Revenues in the Middle Ages –Ingresos papales durante la Edad Media- por William E. Lunt. Publicado en 1950 por Columbia University Press. Dos tomos. Páginas 70-77. Traducción del inglés por Homero Shappley de Álamo)

 

-Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Contenido completo.
Más de 900 páginas.

Contenido completo del Capítulo Siete del "Análisis"

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.