Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.


Adoración en la Iglesia de Cristo según directrices del Nuevo Testamento. Adoración contemporánea.

LISTA, con enlaces, del Contenido completo de estos estudios

Lección 2 del curso La cena del Señor. Guía para clases.

 

La cena del Señor

Lección 2

Texto para el maestro

El cordero de “la pascua de Jehová” era tipo de Jesucristo, “el Cordero de Dios, que quita el pecado al mundo” (Juan 1:29).

Instituyendo la fiesta de la pascua para el pueblo de Israel, Jehová dice: “En el diez de este mes (abib) tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia.El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. … Lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes”. (Éxodo 12:3, 5) (En la fotografía, ovejas en el país de Israel. “iLumina”.)

 

Jesucristo instituye “la cena del Señor” 

Contestadas las preguntas de la Guía para el desarrollo de clases bíblicas, o el autodidactismo

 

-Mateo 26:17-30.   (17) “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua? (18) Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. (19) Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la pascua. (20) Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. (21) Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar. (22) Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor? (23) Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. (24) A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. (25) Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho. (26) Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. (27) Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; (28) porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (29) Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. (30) Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.”

-Orientación. Textos paralelos se encuentran en Marcos 14:12-25 y Lucas 22:7-23. Seguimos el relato de Mateo, incluyendo datos de Marcos y Lucas no encontrados en Mateo.

Modelo de una mesa preparada para la celebración de la pascua judía. Bajita, con bancas bajitas y cojines, en las que los
participantes se recostaban para comer. En la mesa, pan sin levadura, carne asada de un cordero sin defecto, hierbas amargas y vino con agua.

1.  ¿En qué día de qué mes del calendario judío sagrado caía “el primer día de la fiesta de los panes sin levadura”, según Éxodo 12:1-19; Números 28:16-25 y Deuteronomio 16:1-8?

-El día catorce del mes de abib (también llamado “nisán” después del cautiverio en Babilonia).

a)  El día diez, separaban el cordero para la pascua (Éxodo 12:3).

b)  El día catorce, debían inmolarlo “entre las dos tardes” (Éxodo 12:6). “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?” (Mateo 26:17). Era “el primer día de la fiesta de los panes sin levadura” cuando los discípulos van donde Jesús, preguntándole: “¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?” Aún no habían comido la pascua. Debían prepararla el día catorce de abib, y por lo tanto, “el primer día de la fiesta de los panes sin levadura” era el catorce de abib.

c)  “Aquella noche” comían “la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas…” (Éxodo 12:8). “Aquella noche” sería la noche que seguía el día catorce, el que terminó con la puesta del sol, conforme a la medición de “día” por los israelitas. Por lo tanto, “aquella noche” pertenecía al día quince.

d)  En “el primer día de la fiesta de los panes sin levadura” no solo se preparaba la pascua sino que también había “santa convocación”. “El primer día será santa convocación; ninguna obra de siervos haréis” (Números 28:18). “Y el séptimo día tendréis santa convocación…” (Números 28:25). “Seis días comerás pan sin levadura, y el séptimo será fiesta solemne a Jehová tu Dios…” (Deuteronomio 16:8).

2.  (Diferencias notables entre “la pascua” y “la cena del Señor” se identifican detalladamente y se estudian en la “Lección 7” de esta serie.)

3.  Los discípulos preguntan a Jesús: “¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?” Él responde: “Id a la ciudad…” ¿En qué “ciudad” fue instituida “la cena del Señor”?

-En Jerusalén.

a)  Con toda probabilidad, Jesús estaba en el monte de los Olivos cuando los discípulos vinieron a él “el primer día de los panes sin levadura”, pues “enseñaba de día en el templo; y de noche, saliendo, se estaba en el monte que se llama de los Olivos” (Lucas 21:37).

b)  Del monte de los Olivos, Jesús y sus discípulos pasan a Jerusalén para comer la pascua. Jerusalén no se menciona de nombre en ninguno de los evangelios como “la ciudad” donde Jesús y sus discípulos comieron la pascua. Sin embargo, los israelitas no podían “sacrificar la pascua en cualquiera de las ciudades… sino en el lugar que Jehová tu Dios escogiere para que habite allí su nombre” (Deuteronomio 16:5-6), y consabido es que Jerusalén era el lugar que él escogió.

c)  Después de la pascua y la institución de “la cena del Señor”, “salieron al monte de los Olivos” (Mateo 26:30). Lucas 22:39 dice: “Y saliendo, se fue, como solía, al monte de los Olivos…”. En Juan 18:1, encontramos otros detalles. “Habiendo dicho Jesús estas cosas, salió con sus discípulos al otro lado del torrente de Cedrón, donde había un huerto, en el cual entró con sus discípulos.”

(1)  El monte de los Olivos. Elevación que forma parte de la cadena de montañas que corre de norte a sur a través del centro y el sur de Palestina. Por el oeste mira hacia Jerusalén y está separado de ella por el torrente del Cedrón. Tiene unos 800 metros de alto y consta de tres cimas. La primera, al nordeste de Jerusalén, es la más alta y la ocupa actualmente la Universidad Hebrea. La segunda puede identificarse con el monte Nob (1 Samuel 21.1) del Antiguo Testamento. La tercera es el monte de los Olivos propiamente dicho, ocupado hoy por la basílica de la Eleona; aunque la mera erección de un templo no demuestra que tal monte sea el mismo mencionado en los Evangelios. El nombre de monte de los Olivos se debe a la existencia de grandes plantaciones de olivos y los que hasta hoy se conservan son de gran antigüedad.”

(2)  Cedrón. “(en hebreo, torrente turbio o negro). Arroyo y valle que separa a Jerusalén del Monte de los Olivos. Comienza 2 km al noroeste de Jerusalén y luego gira al sur formando una cañada al este de la ciudad. La primera parte se llama actualmente Wadi el-juaz y la que está frente a Jerusalén, Wadi Sitti-Miriam. Al sudeste se une con el valle de Hinom, formando el Wadi en-Nar, y sigue serpenteando hasta desembocar en el mar Muerto. Entre la Puerta de Esteban y el huerto de Getsemaní, donde el Cedrón tiene 30 m de profundidad y 120 de ancho, un puente atraviesa el valle.”

(2)  Betania. Pueblecito al sudeste del Monte de los Olivos, a 3 km de Jerusalén, en el camino a Jericó (Marcos 11.1).” )

"

4.  El lugar específico donde fue instituida “la cena del Señor”.

a)  Cierto o Falso. _________ Jesucristo y sus discípulos celebraron la pascua en una casa particular, y esta circunstancia enseña que “la cena del Señor” fue instituida en una casa privada, y no en el templo de los israelitas o en alguna sinagoga.

-“Cierto.” Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos.”

b)  ¿En qué parte de aquella casa fue instituida “la cena del Señor”, según Marcos 14:14 y Lucas 22:11-12?

-En “un gran aposento”. “El os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto…”

5.  Los discípulos “prepararon la pascua” (Versículo 19).

a)  ¿Cuántos discípulos “prepararon la pascua”, según Marcos 14:13? Dos. ¿Quiénes eran, según Lucas 22:8? Pedro y Juan. “Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos.”

b)  ¿Qué alimentos prepararon, según Éxodo 12:5-9; Marcos 14:12 y Lucas 22:7?

-“La carne asada al fuego” de un cordero “sin defecto, macho de un año”. “Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas.” Además, “panes sin levadura; con hierbas amargas…”

-“Hierbas amargas.” “Eran parte de la cena pascual (Éxodo 12.8; Números  9.11) y símbolo de la amargura de la servidumbre en Egipto. Se ha tratado de identificarlas con la lechuga, menta, berro y achicoria, pero sin resultados positivos. Para celebrar la Pascua hoy los judíos usan el rábano rústico como hierba amarga.” (Diccionario bíblico ilustrado, del programa “iLumina”, de www.caribe-betania.com)

6.  Cierto o Falso. _________ Los discípulos del Señor eran cocineros.

-“Cierto.” Asumiendo que no contaran con los servicios de terceras para la preparación de los alimentos.

7.  ¿Aproximadamente cuánto tiempo tomarían los discípulos en la preparación de los alimentos para la pascua?

-¿Cuánto tiempo se requiere para asar un cordero del tamaño adecuado para alimentar a trece varones –Cristo con los doce apóstoles?

-¿Dónde consiguieron el cordero y las hierbas amargas? ¿Cocinaron ellos mismos el pan sin levadura? ¿O acaso ya tuviera todo a la mano el dueño de aquella casa?

-Estas preguntas se hacen, no por qué tengan gran importancia, sino para ayudarnos a visualizar mejor las circunstancias relevantes a la celebración del “la pascua”, fiesta durante la cual fue instituida “la cena del Señor”.

8.  El Señor Jesús, cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce” (Versículo 20). La definición de “Día”, según las enciclopedias del programa “iLumina”, es la siguiente: “Unidad de tiempo equivalente a veinticuatro horas, que a través de la historia se ha medido de diferentes maneras: de mañana a mañana por los caldeos, de puesta a puesta de sol por los hebreos y griegos, o asignándole cierta cantidad de partes. Actualmente es común medirlo de medianoche a medianoche.”

a)  Cierto o Falso. _________ Esta “noche” en particular era la noche del “primer día de la fiesta de los panes sin levadura”.

-“Falso.” El cordero fue inmolado el día catorce del mes de abib, siendo el catorce el “primer día de la fiesta de los panes sin levadura”. Los israelitas comían la carne, con hierbas amargas y pan sin levadura, la noche del día quince, la cual pertenecía al segundo día de la fiesta de los panes sin levadura.

b)  Cierto o Falso. _________ Jesucristo resucitó muy de mañana del primer día de la semana. Mateo 28:1.

-“Cierto.” “Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro”, hallándolo vacío.

c)  Cierto o Falso. _________ Durante todo el sábado antes de su resurrección, el cuerpo físico de Jesucristo yacía en la tumba.

-“Cierto.” “Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí” (Juan 19:31).

-Aclaración. Según estas palabras del apóstol Juan, el sexto día de aquella semana cuando Cristo fue crucificado “era la preparación de la pascua”, implicando que la pascua fuese programada para el séptimo día, o sea, “el día de reposo”. Sin embargo, Cristo y los apóstoles ya habían comido la pascua durante las horas nocturnas del sexto día, previo al arresto y la crucifixión del Señor. Lucas 23:54 dice que aquel sexto día de la semana “era día de la preparación y estaba para comenzar el día de reposo”. Al respecto, Marcos dice: “Cuando llegó la noche, porque era la preparación, es decir, la víspera del día de reposo” (Marcos 15:42). El que escribe entiende que la aparente contradicción desaparece si tomamos en cuenta que “cada uno de los siete días” de “la fiesta de los panes sin levadura” los israelitas debían ofrecer “vianda y ofrenda encendida en olor grato a Jehová… además del holocausto continuo…” (Números 28:16-25). También, que toda “la fiesta de los panes sin levadura” estaba vinculada a la pascua. “Y guardaréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día saqué vuestra huestes de la tierra de Egipto” (Éxodo 12:17). Por estas circunstancias, “el día de reposo” que caía entre los siete días de “la fiesta de los panes sin levadura” se calificaba “de gran solemnidad” (Juan 19:31?.

d)  Cierto o Falso. _________ Jesús fue crucificado durante el “día de la preparación” antes de que comenzara el día de reposo (el séptimo día). Lucas 23:50-56; Juan 19:31, 42). Su crucifixión comenzó desde aproximadamente “la hora tercera” (Marcos 15:25), o sea, las nueve de la mañana, conforme a nuestra medición del tiempo, y duró hasta “cerca de la hora novena” (Mateo 27:46; Lucas 23:44), es decir, para nosotros, las tres de la tarde. Este tiempo corresponde a las horas diurnas de nuestro día viernes. Para los israelitas, era el sexto día de la semana.

-“Cierto.” Todas estas afirmaciones son ciertas, apoyadas por los textos citados.

e)  Cierto o Falso. _________ Aquel “sexto día” abarcó, para los israelitas, las horas nocturnas previas a las horas diurnas durante las que fue llevada a cabo la crucifixión de Jesucristo.

-“Cierto.”

f)  Cierto o Falso. _________ Jesús y sus discípulos comieron la pascua durante aquellas horas nocturnas del sexto día. Por ende, comieron la pascua durante el espacio mismo de las veinticuatro horas del sexto día, o sea, la comieron el mismo día de su crucifixión. Mateo 26:17 – 27:1-66).

-“Cierto.”

g)  Cierto o Falso. _________ “La cena del Señor” fue instituida en el mismo día cuando Jesucristo fue crucificado, según la medición de “día” por los israelitas.

-“Cierto.”

h)  Cierto o Falso. _________ Las primeras horas de aquella noche, hasta la medianoche, corresponden a nuestro jueves por la noche, hasta la medianoche.

-“Cierto.”

i)  Cierto o Falso. _________ Según nuestra medición de “día”, “la cena del Señor” fue instituida jueves por la noche.

-“Cierto.”

j)  Cierto o Falso. _________ Todas estas consideraciones significan que, para aquel año de la crucifixión de Jesucristo, “el primer día de los panes sin levadura”, o sea, el día catorce del mes de abib (también llamado “nisán”), fue el quinto día, para los israelitas, de aquella semana de la crucifixión.

-“Cierto.”

-“El mes hebreo era un mes lunar. El cálculo se hacía en base a veintinueve días y medio, pero se ajustaban treinta días para un mes y veintinueve para el siguiente. Los primeros meses se llamaban «completos» y los de veintinueve días «incompletos». Cada uno comenzaba en el momento en que se vislumbraba la primera creciente de la nueva luna al atardecer. Muy antiguamente, se apostaban observadores para vigilar la aparición, y luego la anunciación formaba parte del rito del templo. Al pasar los años se utilizaron métodos de cálculo más seguros. El primer día de cada mes se consideraba día santo.” (Enciclopedias del programa “iLumina”)

9.  Cierto o Falso. _________ El “pan” que Jesús tomó en sus manos mientras comían la pascua, bendiciéndolo, partiéndolo y entregándoselo a los apóstoles, diciendo “Tomad, comed; esto es mi cuerpo”, era pan leudado.

-“Falso.” “Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel” (Éxodo 12:15).

10.  ¿Es aceptable comer pan leudado en conmemoración del sacrificio de Cristo?

-Negativo.    

-¿Por qué?

-Porque la levadura suele simbolizar la corrupción. “¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura, como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad” (1 Corintios 5:6-8).

-Por “vieja levadura” entendemos que se refiere a las leyes y prácticas del judaísmo, las que fueron abolidas en la cruz (Colosenses 2:14-17). También a cualquier evangelio falso, a filosofías huecas y tradiciones de hombres.

-“Nueva masa, sin levadura.” La iglesia fiel a Cristo es la “nueva masa”. Debiendo ser “sin levadura” la iglesia, ¿cómo pensar o justificar que los cristianos pongan pan leudado sobre “la mesa del Señor”? Pese a esta enseñanza tan clara, algunas iglesias usan pan leudado en su celebración de “la cena”.

-Cristo es el “cordero pascual” de la iglesia. Él es “nuestra pascua”.

-“La fiesta” es “la cena del Señor”. Los cristianos no celebran aquella “pascua a Jehová” ordenada para Israel. En la “Lección 7” de esta serie se identifican muchas diferencias importantes entre aquella pascua y “la cena del Señor”.

-El lenguaje metafórico de “panes sin levadura, de sinceridad y de verdad” perdería por completo su sentido para la iglesia que usara pan leudado en “la mesa del Señor”. El pan leudado representaría más bien la malicia, la maldad y la enseñanza corrupta.

-“También se prohíbe la levadura en las ofrendas (Levítico 2.2, 4, 5, 11), puesto que esta simbolizaba la corrupción. Basados en esta enseñanza los escritores del Nuevo Testamento piden a los cristianos limpiarse de toda levadura de maldad (Mateo 16.5–12; Lucas 12.1; 1 Corintios 5.6–8; Gálatas 5.9). Este uso figurado se extiende aun a las ideas que pueden menoscabar la vitalidad espiritual del creyente. Para muchos estudiosos la parábola de la levadura (Mateo 13.33) es el único pasaje bíblico donde la levadura tiene un significado honroso; sin embargo, otros opinan que aun aquí significa corrupción.” (Diccionario bíblico ilustrado, del programa “iLumina”, de www.caribe-betania.com)

11.  Cierto o Falso. _________ En el acto de instituir Jesucristo “la cena”, él hizo una sola oración, bendiciendo mediante ella tanto el pan como la copa.

-“Falso.”

-Bendijo el pan. Luego, bendijo también la copa. Pero no en la misma oración. “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo… Y tomando la copa, y habiendo dado gracias…” (Mateo 26:26-27).

12.  Refiriéndose a la copa, Cristo instruye a los apóstoles, diciendo: “Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto”. En la cláusula “porque esto es mi sangre del nuevo pacto”, “esto” es neutro. ¿Por qué? ¿A qué se refiere “esto”?

a)  “Este, ta, to. (Del lat. iste, ista, istud, istos, istas). pron. dem. Designa lo que está cerca de la persona que habla, o representa y señala lo que se acaba de mencionar.” (Diccionario de la Real Academia, de Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos)

b)  Jesús dice “esto”, pronombre que “representa y señala lo que” él tiene de “cerca”, aun en sus manos, a saber, “la copa”. Pero, se sobreentiende que “esto” no es la copa misma, sino el contenido de la copa, particularmente lo que representa y significa el contenido. El contenido Cristo mismo lo identifica como “este fruto de la vid”, y “esto” simboliza, metafóricamente, su “sangre del nuevo pacto”.

-“Metáfora. (Del lat. metaphŏra, y este del gr. μεταφορ, traslación). f. Ret. Tropo que consiste en trasladar el sentido recto de las voces a otro figurado, en virtud de una comparación tácita; por ejemplo, Las perlas del rocío. La primavera de la vida. Refrenar las pasiones. 2. Aplicación de una palabra o de una expresión a un objeto o a un concepto, al cual no denota literalmente, con el fin de sugerir una comparación (con otro objeto o concepto) y facilitar su comprensión; p. ej., el átomo es un sistema solar en miniatura. ~ continuada. f. Ret. Alegoría en que unas palabras se toman en sentido recto y otras en sentido figurado.” (Diccionario de la Real Academia, de Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos)

13.  Identificar el “nuevo pacto”, en la cláusula “porque esto es mi sangre del nuevo pacto”.

-Este “nuevo pacto” de Cristo no es meramente una “renovación” de los pactos hechos con Abraham, Isaac, Jacob, Moisés y el pueblo de Israel. Tampoco es la “espiritualización” del pacto hecho con Israel en Sinaí. Es “nuevo” en el sentido de que sus leyes y mandamientos son distintos a los que estaban en vigor durante la Era Patriarcal y la Era Mosaica. “La cena del Señor” es un ejemplo excelente de nuevas instituciones, nuevas formas de adorar a Dios, nuevas directrices, no habidas bajo el “viejo pacto”. El “nuevo pacto” de Cristo, rociado, figurativamente, con la sangre de Cristo, consagrado con “mejores sacrificios” que aquellos bajo el “viejo pacto” (Hebreos 9:15-25), autoriza un nuevo “sacerdocio santo” compuesto de todos los discípulos fieles de Jesucristo, recibiendo estos la encomienda de “ofrecer sacrificios espirituales”, y no carnales como bajo el “viejo pacto” (1 Pedro 2:4-9). Estos ejemplos son representativos de muchos que ilustran cuan nuevo y diferente es el “nuevo pacto” del Señor, sellado con su sangre.

14.  El autor de Hebreos 9:13-28 establece un paralelo muy instructivo entre el “primer pacto” y el “nuevo pacto”, particularmente en lo concerniente a la santificación, o purificación, por “sangre”. Tarea: leer el pasaje, identificando y discutiendo los contrastes descubiertos por el autor.

a)  “…la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne”. En contraste, “la sangre de Cristo” limpia “conciencias de obras muertas” (9:13-14).

b)  La sangre de Cristo santifica tanto a los obedientes que vivían “bajo el primer pacto” (9:15) como a los que están bajo el “nuevo pacto”, y esto tenía que ser así porque “nada perfeccionó la ley” (Hebreos 7:18-19), “porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados” (Hebreos 10:4).

c)  Tomando Moisés “la sangre de los becerros y de los machos cabríos, con agua, lana escarlata e hisopo”, rocía “el mismo libro y también a todo el pueblo”. Además, “el tabernáculo y todos los vasos del ministerio” (9:18-22). Todas aquellas cosas del “primer pacto” eran “figuras de las cosas celestiales” (9:23). “Las cosas celestiales mismas” son purificadas, o santificadas, “con mejores sacrificios” que aquellos sacrificios de animales, específicamente, con la sangre de Cristo, entrando el Señor en el cielo y presentándose “ante Dios… una vez para siempre… para quitar el pecado” (9:23-28).

d)  He aquí otro contraste notable: “no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios…” (9:24). “El santuario hecho de mano” era el tabernáculo, o templo, de Israel, donde efectuaban los sacerdotes levíticos sus oficios.

e)  Y todavía otros contrastes sobresalientes: Cristo no entra en el cielo “para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena” (9:25). Al contrario, “se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado” (9:26). “El Lugar Santísimo” era el segundo cuarto del tabernáculo, o templo, de Israel.

15.  Preguntas que enfocan la participación de Jesucristo mismo en aquella primera “cena”.

a)  Cristo comió “la pascua” aquella noche. Luego, instituye “la cena del Señor”. ¿También comió Cristo del pan sin levadura y bebió de la copa, juntamente con los apóstoles, cuando tomó en sus manos estos elementos, bendiciéndolos, en el acto mismo de instituir “la cena del Señor”? Evidencias.

a)  Quizás sí. Dice Cristo: “Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vida, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre” (Mateo 26:29). La cláusula “no beberé más de este fruto de la vida” bien pudiera entenderse como implicando que Jesús tomara de la copa en el acto de instituir “la cena”, pero tal vez también pudiera interpretarse como una referencia a su participación en la pascua.

b)  Quizás no. “Tomad, comed…” “Bebed de ella todos…” Mandamientos para los apóstoles. Ninguna indicación clara hay de que Jesús mismo también comiere del pan y tomara la copa, con la excepción de lo que él dice en Mateo 26.29. El sentido natural de su forma de dirigirse a los apóstoles parece indicar que Jesucristo mismo no comiera de aquel pan o tomara de aquella copa.

b)  Al Cristo bendecir, en aquella noche, el pan sin levadura y la copa, diciendo “esto es mi cuerpo… esto es mi sangre”, ¿se transustanciaron el pan sin levadura y el fruto de la vid –ahí mismo, en aquel aposento alto, y en aquel mismo instante- en carne literal y sangre literal, con el alma y la divinidad de Cristo? O sea, ¿se transustanciaron (transubstanciaron) en el “Cristo todo entero”, conforme a la definición de “transustanciación” emitida por el Concilio de Trento? Apoyar su respuesta con argumentos bien trazados.

a)  Suponiendo que se transustanciaran el pan y la copa desde Pentecostés en adelante, cuando los primeros cristianos comenzaron a celebrar “la cena del Señor”, se induce que también se transustanciaran en aquel aposento alto en Jerusalén en la ocasión de la institución de “la cena del Señor” cuando Cristo mismo bendice el pan y la copa. Pero, surgen complicaciones. Por ejemplo, al Cristo instituir “la cena”, bendiciendo el pan y la copa, aún estaba vivo él en su propio cuerpo físico. No había sido sacrificado todavía. El “Cristo todo entero” estaba presente delante de los apóstoles.

b)  En realidad, Cristo se expresaba metafóricamente. Aquel pan representaba su cuerpo; aquella copa, su sangre. Nunca se transustanciaron. Ni en aquel aposento alto, ni desde Pentecostés, en adelante, incluyendo el presente. Pese a la teología del clero católico romano o los edictos de “concilios ecuménicos”.

c)  Aquella noche, ¿se transustanciaron el pan sin levadura y el fruto de la vida en la boca de todos y cada uno de los apóstoles, incluso, Judas Iscariote, convirtiéndose en carne literal y sangre literal de Jesucristo? Fundamentar su respuesta en razones lógicas.

-Negativo.  Recalcamos: Cristo hablaba metafóricamente. Ni siquiera había sido sacrificado como el “Cordero de Dios”. En los relatos inspirados de la institución de “la cena del Señor”, sencillamente no encontramos ninguna expresión, incidente o reacción que intime tal “transustanciación”. De haber querido Cristo enseñar o proyectar semejante conversión de los elementos, la falta de proclamaciones al respecto de su parte sería realmente inexplicable.

d)  Suponiendo que Jesucristo mismo participara de aquellos elementos consagrados en la institución de “la cena del Señor”, ¿también se volvieron carne literal y sangre literal en su propia boca? Hacemos esta pregunta solo para quienes creen en la transustanciación.

16.  Al leer Lucas 22:14-20, observamos que, según el relato particular de Lucas, Jesucristo toma la copa dos veces –una vez durante la pascua (Versículo 17), y otra vez “después que hubo cenado” (Versículo 20). Además, observamos que toma la copa la primera vez, diciendo “Tomad esto, repartidlo…”, antes de tomar el pan, partiéndolo y entregándoselo a los apóstoles. ¿Se contradice Lucas? ¿Contradice él a Mateo y Marcos? Explicar.

a)  Referente a tomar Jesús la copa la segunda vez, diciendo “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre”, quizás lo hiciera de esta manera para volver a enfatizar la verdad que proclamaba respecto al “nuevo pacto”. Lucas dice que lo hizo “después que hubo cenado” (Lucas 22:20).

-¿Cuánto tiempo duró aquella reunión en el “gran aposento alto”? Tal vez unas cuantas horas. Consideremos todo lo que pasó en el aposento alto.

-Suben Cristo y los apóstoles al “gran aposento alto”, se sientan “a la mesa” y comienza la celebración de la pascua judía.

-“Cuando cenaban”, Jesús se levanta de la cena, se quita su manto, “y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un librillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido”. Su acción provoca el intercambio entre Simón Pedro y él, y se abre paso a sus comentarios al efecto de que “El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que él que le envió” (Juan 13:1-20)

-Enseguida, Cristo “se conmovió en espíritu”, declarando que uno de los apóstoles lo iba a traicionar, y su anuncio suscita un intercambio al respecto (Juan 13:21-30).

-Entonces, ahí mismo en aquel “gran aposento alto”, después de salir Judas Iscariote (Juan 13:30), Jesucristo trae muchos temas corridos.

-Sobre “el nuevo mandamiento” (Juan 13:31-35).

-La negación de Pedro (Juan 13:36-38).

-“En la casa de mi Padre muchas moradas hay…” (Juan 14:1-14).

-“Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15-24).

-“El Consolador, el Espíritu Santo… os enseñará todas las cosas…” (Juan 14:25-31).

-“Yo soy la vid verdadera…” (Juan 15:1-17).

-“El mundo os aborrece” (Juan 15:18-27; 16:1-4).

-“El Espíritu de verdad… os guiará a toda la verdad…” (Juan 16:5-15).

-“Yo voy al Padre” (Juan 16:16-33).

-Luego de todas estas enseñanzas, Jesús pronuncia la oración larga registrada en Juan 17:1-26.

-Solo después de todo esto, “salió” Jesús “con sus discípulos al otro lado del torrente de Cedrón, donde había un huerto…” (Juan 18:1).

-Nos parece razonable pautar unas cuantas horas para la reunión de Cristo y sus apóstoles en el aposento alto aquella noche antes de su arresto y subsecuente crucifixión.

-Dada la duración de aquella reunión, es del todo concebible que Cristo tomara la copa en más de una instancia, explicando su significado.

b)  En cuanto a la secuencia de repartir los elementos de “la cena del Señor”, Lucas difiere de Mateo y Marcos. Lo cierto es que Lucas no era testigo presencial de la institución de “la cena”, como tampoco lo era Marcos. Pero, lo consideramos igualmente cierto que todos los detalles de aquella reunión no los tenemos en los cuatro evangelios. Tengamos presente que la reunión duró varias horas. Por lo tanto, no arriesgamos pronunciar “contradictorio” el relato de Lucas. De todos modos, ¿qué importancia tendría la “secuencia”? Cualquiera sea la “secuencia”, el pan sin levadura y el fruto de la vida siguen teniendo el mismo significado en “la cena del Señor”.

17.  Según Mateo 26:29, Cristo dice: “Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”. El texto paralelo en Lucas 22:15-18 lee como sigue: “Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios. Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga”.

a)  ¿Qué es “fruto de la vid”?

-La uva.

b)  ¿Por qué usa el Señor la expresión “fruto de la vid”, y no “vino” o “jugo de la uva”?

-No pretendemos atribuir al Señor nuestras percepciones personales. Él es quien sabe el por qué. Con todo, podemos emplear alguna lógica al respecto. Probablemente se trate de otra metáfora, y de ser así “fruto de la vid” representa el jugo de la uva, pues jugo de uva, o vino mezclado con agua, es lo que había en la copa.

c)  ¿Qué es el sentido de “nuevo”, en la cláusula “hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros…”? ¿Por qué dice “nuevo”, y no “de nuevo”?

-Una de las definiciones de “nuevo” es Distinto o diferente de lo que antes había o se tenía aprendido”. (Diccionario de la Real Academia, de Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos) Quizás esta misma idea sea la que Cristo quisiera proyectar. Parafraseando: “Voy a beber esto con ustedes en el reino de Dios, pero allá su significado va a ser muy distinto o diferente al que tiene en este momento. No será en el contexto de esta pascua que estamos celebrando. Nada tendrá que ver con esta ley mosaica, con el pueblo terrenal de Israel. Será la nueva fiesta solemne de un nuevo pueblo, la iglesia”.

-O talvez “nuevo” signifique, sencillamente, “de nuevo”, “nuevamente”.

d)  En la misma cláusula, identificar “aquel día”, sosteniendo su respuesta con textos bíblicos o argumentos.

-Entendemos que “aquel día” era el día de Pentecostés, del año 33 d.C., fecha para cuando el reino de Dios fue hecho realidad en la tierra. Los primeros cristianos, “como tres mil personas” convertidas en el día de Pentecostés (Hechos 2:41), empezaron de inmediato a perseverar en “el partimiento del pan”, o sea, en “la cena del Señor” (Hechos 2:42). Ya que Cristo está presente dondequiera “están dos o tres congregados en” su “nombre” (Mateo 18:20), él estaba “en medio” de aquellos que se hicieron hijos suyos en Jerusalén, en el día de Pentecostés. No, desde luego, en cuerpo de carne y sangre sino “en espíritu”.

e)  En la misma cláusula de Mateo 26:29, identificar “el reino de mi Padre”.

-“El reino de Dios” es uno de los temas expuestos con más frecuencia por el mismo Señor Jesucristo. “El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo… a la levadura que tomó una mujer… a un tesoro escondido… a un mercader que busca buenas perlas… a una red…” (Mateo 13). En cuanto al tiempo del establecimiento de este reino en la tierra, él dijo: “De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder” (Marcos 9:1). Los apóstoles vieron al reino de Dios venir con poder (Hechos 1:6-8) en el día del Pentecostés, del año 33 d.C. (Hechos 2). Desde aquel día lo predicaron como una realidad en la tierra. “Entre quienes he pasado predicando el reino de Dios”, dice el apóstol Pablo (Hechos 20:25). Refiriéndose a todos los cristianos fieles, él escribe: Dios “nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo(Colosenses 1:13). Ser añadido a la iglesia por el Señor (Hechos 2:47) es sinónimo de ser “trasladado al reino de su amado Hijo”.

f)  Según Lucas 22:16, Jesucristo dijo que no comería más la pascua “hasta que se cumpla en el reino de Dios”. Explicar cómo se cumple la pascua “en el reino de Dios”.

-Se cumple la pascua en el reino de Dios cuando Cristo es sacrificado como “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. “Nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Corintios 5:7). Particularmente, cuando resucita, y luego asciende al cielo, donde se sienta sobre su trono a la diestra de su Padre celestial. Nuestro “Cordero” no permanece muerto. Resucitando y subiendo a su Padre, aparece en el cielo como “el Cordero… digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra., la gloria y a alabanza” (Apocalipsis 5:12).

g)  Según Lucas 22:18, Jesús dice: “no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.

(1)  Para el tiempo presente (principios del Siglo XXI), ¿ya ha venido “el reino de Dios”, o no ha sido establecido todavía? Evidencias.

-Ya ha venido, y presentamos algunas evidencias al responder a la partida “f)”. Hay muchas adicionales, las que no traemos en esta lección para no alargarla demasiado y porque el tema principal de estas lecciones no es el del reino de Dios sino el de “la cena del Señor”.

(2)  Si “el reino de Dios” existe en la tierra, y Cristo está a la diestra de su Padre en el cielo, ¿cómo es posible que él beba del fruto de la vida con sus discípulos en la tierra?

(a)  Ver la anterior partida “e)” para una explicación parcial. Estando él en espíritu “en medio” de los que se congregan en su nombre, está en comunión con ellos, participando con ellos en espíritu. Proyectarse como “presente en espíritu” hasta los seres humanos podemos hacerlo, y si nosotros, pues mucho más efectivamente el Señor mismo. “Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante en espíritu estoy con vosotros, gozándome y mirando vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo” (Colosenses 2:5). “Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho” (1 Corintios 5:3).

(b)  Metafóricamente, Cristo bebe la copa con los cristianos que son ciudadanos del reino de Dios. Se quiere de decir que él está presente “en espíritu” en las celebraciones de “la cena del Señor”. En todas ellas. Que está en plena comunión con los que le obedecen.

h)  Cierto o Falso. _________ La expresión en Mateo 26:29, “hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”, quiere decir que Cristo, juntamente con todos los que se salvan eternamente, celebrarán “la cena del Señor” allá en el cielo. Cualquiera sea su repuesta, respaldarla con textos bíblicos o argumentación sólida.

-“Falso.”

-Deducimos que “aquel día” no puede ser el día cuando los justos de todas las edades son admitidos al lugar en el cielo que Dios está preparando para ellos, llamado “tierra nueva”, con “cielo nuevo” (Apocalipsis 21:1; 2 Pedro 3:13), porque allá no se estará celebrando “la cena del Señor” en conmemoración de la muerte de Cristo, ya que Dios habrá consumado su plan para el mundo material con sus habitantes.

18.  Cierto o Falso. _________ Según el relato de Mateo, los apóstoles se arrodillaron para recibir el pan sin levadura y beber la copa.

-“Falso.”

-“Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce(Mateo 26:20). Aquellos trece varones se sentaron “a la mesa”. No se arrodillaron los apóstoles para comer el pan y beber la copa.

 

Lección 2 del curso La cena del Señor. Guía para clases.

Adoración en la Iglesia de Cristo según directrices del Nuevo Testamento. Adoración contemporánea.

LISTA, con enlaces, del Contenido completo de estos estudios

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.