APOCALIPSIS

Capítulo Seis de

 Análisis de las profecías y visiones

 

Espantoso drama

de dos

grandes bestias apocalípticas

 

Acto 2

Escena 1

TEMA

La iglesia con sede en Constantinopla

identificada como uno de los dos cuernos

Diapositiva

 

 

Aclaración. Históricamente, nunca hubo un imperio llamado "Bizantino". Desde el siglo XVI, algunos historiadores empezaron a llamar "Bizantino" al Imperio Romano de Oriente. Los emperadores y los ciudadanos del Imperio Romano de Oriente, con su capital en Constantinopla, se identifcaban como romanos y no como como bizantinos.

A continuación, el texto incluido en esta diapositiva.

La Segunda Bestia de Apocalipsis 13 “tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón”.

La iglesia con sede en Constantinopla identificada como uno de los dos cuernos.

El siguiente texto es la traducción de información encontrada en el artículo "El Imperio Bizantino", National Geographic. Diciembre, 1983. Página 723.

“Así fue la visión global de los bizantinos: un reino Dios-céntrico, universal y eterno, siendo el emperador el vice regente de Dios, rodeado por un séquito que reflejaba la jerarquía celestial de ángeles, profetas y apóstoles."

Un Dios, un mundo, un emperador. Fuera de este cosmos solo había ignorancia y guerra, una furia de bárbaros. El emperador tenía un mandato divino de propagar la fe verdadera, trayéndolos bajo su dominio.

La ceremonia reforzaba su rol.

Su procesión de coronación pasaba a través del Puerto Dorado, continuando a lo largo de la Mese, la avenida arcada de tiendas que conducía a través del Foro de Constantino, pasando el Hipódromo, hasta llegar a la Augusteura, la plaza principal con su estatua adornada de Justino montado a caballo, señalando, desde su columna, hacia el oriente, el Milión, piedra que marcaba donde se convergían las rutas del Imperio.

Durante la travesía, el sucesor legítimo, o bien sea un usurpador victorioso, se transformaba a sí mismo, mediante una serie de mudas de vestimenta, de un héroe en armadura resplandeciente a una personificación de Cristo vestida de túnica.

En la Pascua y la Navidad, doce cortesanos vestidos simbólicamente como apóstoles
lo acompañarían en procesión a adorar en Hagia Sophia, el populacho postrándose en adoración.”

Dos fotografías, con él siguiente texto acompañante:

En el centro, Justino, emperador del Imperio Romano oriental durante el siglo VI. Gobernaba desde Constantinopla.

A su derecha, oficiales seculares; izquierda, prelados de la iglesia. Los emperadores del Imperio Romano de Oriente se consideraban “vice regentes de Dios en la tierra”.

Mosaico del siglo VI, Iglesia San Vitale, Rávena, Italia.

A la izquierda, una corona del siglo X.

 


 

Índice completo del Capítulo Seis

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de SOLO los TEXTOS que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.