Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

Evangelio de prosperidad. Muchos artículos relacionados en esta Web.

Rodolfo Font, adúltero

Rodolfo Font se establece en Houston, Texas

Perfecto ejemplo de una católica indefensa parada frente al “Gigante Pentecostalismo”

 
Rodolfo y Normarelis Font, ¡linda pareja de adúlteros carismáticos! Ubicados en Houston, Texas, después de enorme mercadería religiosa en Puerto Rico, divorcio de Rodolfo y su primera esposa, y nuevas nupcias con Normarelis.
 
Rodolfo y Normarelis Font, ¡linda pareja de adúlteros carismáticos! Ubicados en Houston, Texas, después de enorme mercadería religiosa en Puerto Rico, divorcio de Rodolfo y su primera esposa, y nuevas nupcias con Normarelis.

 

Psicóloga católica defiende a Rodolfo Font y su
Concilio Pentecostal Fuente de Agua Viva.

Estimada Psicóloga Católica:

La gracia del Señor llene su vida, iluminando su entendimiento la sabiduría celestial.

¿Me permite intercalar en su carta algunos comentarios y explicaciones que tienen importancia, a mi juicio, para la vida espiritual en Cristo y la salvación de nuestras almas? Espero que sean edificantes, no lastimando o perjudicando de manera alguna a su precioso espíritu.

Escribe usted: Buenas noches; Mi nombre es _____. Soy psicóloga y acabo de leer lo escrito sobre el reverendo Rodolfo Font.”  Soy católica y lógicamente tenía una imagen muy similar a lo que expresan en su estudio. Entiendo que antes de criticar debemos adentrarnos un poquito más en lo que realmente se predica en la iglesia Fuente de Agua Viva.

Confieso estar sumamente perplejo, pues, respetuosamente, le pregunto: ¿es posible ser católico fiel y, a la vez, simpatizante y defensor del tipo de pentecostalismo que representa el Sr. Rodolfo Font? O se es católico o se es pentecostal, ¿no? Pero, ¿ambos a la vez? ¿La aceptarán como miembro en Fuente de Agua Viva, a pesar de que siga usted identificándose como “católica”? El párroco de su iglesia ¿aplaude que visite y defienda usted Fuente de Agua Viva? ¿No existe barrera alguna entre la Iglesia Católica Romana y Fuente de Agua Viva? ¿O acaso está intentando usted implementar personalmente el tipo de ecumenismo que abraza toda iglesia, toda fe, tolerando toda doctrina y práctica, sin la aprobación o el apoyo de su párroco?

Usted sabrá que algunas personas de carisma, sin jamás haber estudiado  psicología, la saben utilizar con asombrosa destreza y profesionalismo, al extremo de manipular aun multitudes de personas. A esta categoría pertenecen algunos políticos; también no pocos predicadores. Este servidor ha presenciado sus actuaciones tanto en campañas como por televisión. Su presencia física, sus movimientos en la tarima, sus gestos, su interacción emocional con la audiencia, su elocuencia, su poder de crear ambientes electrizantes llenos de promesas y expectativas grandiosas –todo es impresionante en gran manera, particularmente para el susceptible que desconoce la “sana enseñanza” del Espíritu Santo. Sin embargo, el cristiano de verdad comprende la naturaleza de lo que está pasando, observándolo de modo desapasionado y comparándolo con los mensajes y las obras de los apóstoles, sin encontrar similitud, pues el “carismático” emplea “palabras persuasivas de humana sabiduría” (1 Corintios 2:4) y “estratagemas de hombres para engañar… con astucia” mediante “artimañas de error” (Efesios 4:14), pero el ministro competente del Nuevo Pacto (2 Corintios 3:6) se vale solo del “evangelio” puro, no adulterado, que es “poder de Dios para salvación” (Romanos 1:16).

Su servidor ha visto al Sr. Rodolfo Font en acción. Sin duda, él es un “carismático por excelencia”, superando, en algunos aspectos, aun al famoso evangelista Yiye Ávila. Qué conste: he dicho “carismático por excelencia”, y no “ministro competente del Nuevo Pacto” (2 Corintios 3:6). Usted es católica y, quizás, le ruego no se ofenda, tenga, como la mayoría de los católicos, poco conocimiento del Nuevo Testamento. De ser así, le faltarían los recursos espirituales vitales para evaluar objetivamente al Sr. Font y su concilio, ¿cierto? La veo parada frente al “Gigante Pentecostalismo”indefensa usted, aunque no lo crea, por no tener el indispensable conocimiento doctrinal que proporciona el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento. Está al punto de postrarse a sus pies, ¿no? Doblegarse ante él y convertirse en “pentecostal”. ¡Deténgase!, se lo suplico, por amor a Dios y su verdad. Por favor, no se apresure a entregar su alma al “Gigante” antes de acatar el consejo del Espíritu Santo: “Examinadlo todo; retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21). ¿Me permite hacerle un pequeño reto? Leer los libros del Nuevo Testamento desde Hechos de los Apóstoles, después del evangelio de Juan, a Judas, la carta breve que precede Apocalipsis, buscando un mensaje, un culto, una iglesia, un método de evangelismo parecidos siquiera un poco a los del Sr. Font y su Iglesia Fuente de Agua Viva. Luego, me informe, si quiere, los resultados de sus investigaciones exhaustivas.

¿Qué es “lo que realmente se predica en la Iglesia Fuente de Agua Viva”? El “evangelio de la prosperidad”, ¿sí? Querida alma, ¡no hay ni la sombra de tal “evangelio” en el Nuevo Testamento! Y si usted cree que sí, entonces su deber ante Dios es buscarlo, y al encontrarlo, enseñármelo para que pida perdón y rectifique mis errores.

-Escribe usted: He visitado la iglesia en varias ocasiones y creo que hay muchas más cosas buenas que malas dentro de la doctrina …”

¿Su criterio para esta evaluación, cuál es? ¿Y sus credenciales espirituales para emitirla? ¿”Cree”, o sabe, a ciencia cierta, por conocer no solo a la iglesia del Sr. Font sino también a la iglesia del Nuevo Testamento? “…más cosas buenas que malas.” ¿Así se describe la iglesia fundada por Jesucristo y dotada de “toda la verdad” (Juan 16:13) revelada por el Espíritu Santo? “¿Más cosas buenas que malas?” Toda la doctrina y todas las prácticas de la iglesia edificada por Cristo no solo son “buenas” sino que componen “la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

“… y que están convirtiéndose muchas almas al Señor…”

¿A cuál “señor”? ¿Al Señor Jesucristo, o acaso al Sr. Rodolfo Font?

“… que han cambiado sus vidas…”

Respetada dama, casi toda iglesia “cambia vidas”. Este resultado no es sello seguro de que Cristo sea su Fundador, Cabeza y Salvador. ¿Qué medio se utiliza para lograr el cambio: el evangelio puro del Nuevo Testamento, algún “evangelio social” o algún mensaje de “superación personal”? ¿Qué motivación, o motivaciones, obran el cambio: temor al infierno, amor a Dios y la verdad, ilusiones de sanidad y prosperidad material, compañerismo social, aceptación en una fraternidad, dominio psicológico de un personaje carismático, soluciones a serios problemas psíquicos, complacer a familiares o amigos? Cambiar la conducta moral, sin obedecer los “mandamientos del Señor”redunda en beneficio de la vida terrenal pero no resulta en la salvación del alma. Para ser perdonado, es necesario pasar por el “lavamiento de la regeneración” (Tito 3:5), o sea, lavar los pecados por medio de sumergirse en las aguas bautismales“Y, ahora, ¿por qué te detienes? Levántate, y bautízate, y lava tus pecados, invocando el nombre del Señor” (Hechos 22:16). ¿Así predica el Sr. Font en todos sus llamamientos a “conversión”?

“… y ocurren muchos milagros.

¿Milagros auténticos, incuestionables, o acaso “prodigios mentirosos”? ¿Se sanan, al instante, parapléjicos? ¿Reciben restauradas a perfección sus extremidades personas que han perdido una mano, un brazo, una pierna, dos piernas? ¿Salen de las tumbas los muertos? ¿Desaparecen, de repente, huracanes? Es preciso saber las características verdaderas de un “milagro de verdad” para poder distinguir entre milagros auténticos y manifestaciones o eventos que aparentan ser sobrenaturales pero que, examinadas, resultan lo contrario.

Yo entiendo que donde hay milagros está Dios.

¡De acuerdo! Si ocurren milagros de verdad en el Coliseo y la Torre de Oración, en Carolina, ¡Dios está allí! Y si Dios está allí, suplico perdone mi osadía, ¿no debemos todos nosotros correr para la Iglesia Fuente de Agua Viva, entregándonos de lleno? Me consta que la Iglesia Católica, su iglesia, reclama miles de milagros. De nuevo, se adueña de mi pobre mente la perplejidad: ¿Quiere decir que Dios está obrando muchos milagros en ambas iglesias, a pesar de la brecha doctrinal insalvable entre las dos?

Mi recomendación: visiten la iglesia, lean sus libros y compartan con la gente que practican esa fe y han vivido lo que es este concilio. Vamos a proponernos eliminar las barreras que dividen al pueblo cristiano y en lugar de luchar contra las demás religiones o sectasluchemos juntos para cada día ganar más almas para el Señor. 

Noble propuesta. ¿Se la ha comunicado usted al Sr. Font? Él es quien levanta y fortalece grandemente la “barrera” de “evangelio de prosperidad”. Él lucha para revolucionar al pentecostalismo tradicional, burlándose de quienes no aceptan su mensaje de “prosperidad”. Los demás pentecostales luchan contra él, denunciándolo como “oportunista”, “falso maestro”, “charlatán”, “payaso”, “divisionista” y, quizás peor. ¿Está el Sr. Font en plena comunión con el Sr. Yiye Ávila y los demás líderes pentecostales?

Al haber leído usted, aunque sea una pequeña parte de lo que predicamos, comprende que no somos partidarios de ningún tipo de “pentecostalismo”, y no lo somos por encontrarlo errado en casi todo detalle. Deseamos ganar muchas almas para el Señor, Dios es nuestro testigo, anunciando el evangelio puro de su Hijo, pero nunca jamás lo intentaremos mediante promulgar la maraña de creencias y prácticas creada por William J. Seymour, a principios del Siglo XX, en Los Ángeles, California, y que se conoce como “pentecostalismo”. Una vez más, le ruego lea el Nuevo Testamento, y, al disponer del tiempo, también varias obras nuevas disponibles en nuestro sitio de Internet que arrojan luz sobre estos temas, por ejemplo:

-“¿Quién es cristiano de verdad ante Dios?”

-“¿Es cristiano de verdad el creyente pentecostal?”

-“El pentecostalismo: su origen en Estados Unidos de América.”

-“Tres dilemas comunes de quienes se convierten al pentecostalismo.”

-“Examen doctrinal para el pentecostal.”

-“La parábola de la prenda falsa. Conocimiento espiritual versus ignorancia espiritual.”

-“Amor a las personas, amor a la verdad, amor a Dios, amor y obedecer, amor y desobedecer, amor y obras. ¿Confusión acerca de los distintos amores y las prioridades?”

“Pentecostés: los magnos eventos y mensajes del día analizados y relacionados con las creencias y prácticas actuales de iglesias, evangelistas y teólogos.”

-“El pentecostalismo llega a Puerto Rico vía Hawai y Los Ángeles.”

-“¡De pastor pentecostal a ministro competente del Nuevo Pacto!”

-“El pentecostalismo en Chile”

-“El pentecostalismo en Perú”

Disponibles en "Salón dedicado a investigaciones y evaluaciones del Pentecostalismo".

También en "Archivos de reacciones y evaluaciones de personas que visitaron al Salón Pentecostalismose encuentran veintenas de aportaciones revelavantes, con nuestros comentarios añadidos, las que enfocan muchas doctrinas, como además actitudes, de pentecostales de varios países. 

El Señor le favorezca con la luz espiritual que su alma anhela recibir. Con reverencia para su espíritu, le invito a ser “cristiana”; ni “católica” ni “pentecostal” sino “cristiana”. ¿Qué le parece? Estamos a sus órdenes.

“Estudien lo que es Fuente de Agua Vivasi lo peor que les puede pasar es que sean BENDECIDOS. Gracias.”

Ya recibimos bendiciones a granel, tanto materiales como espirituales, estando en la iglesia que fundó nuestro Señor amado. Nos basta. Gracias a usted por sus buenos deseos. Que su decisión sobre la trayectoria futura para su alma sea informada y sabia, conforme a la revelación del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento.

Para servirle en Cristo,

Homero Shappley de Álamo

Revelador testimonio contra Rodolfo Font
y el Concilio Fuente de Agua Viva.
Autora era miembro por doce años.

 

     “¡ Wao ! Acabo de leer lo que escribió acerca de Rodolfo Font y me parece que se me acaba de caer una venda de los ojos. Yo fui miembro de la Iglesia Fuente de Agua Viva por 12 años y me llené de envidia, de frustración, de impotencia, de rabia y no sé que otras cosas más. Mi familia jamás prosperó, financieramente hablando. Para uno hacer algo para la obra de Dios tenía que tener instituto, y llenar cien requerimientos y morirte en el asiento. Era frustrante porque tú no tienes hermanos de oración y de compartir. Mi hija  fue violada y yo pedí oración y que fueran a mi casa, y por vivir en un residencial público jamás fueron a mi casa.  Escuché cómo se burlaban de los pentecostales y de los pobres. Tenía que confesar y decretar para que Dios, como el genio de la lámpara, me diera lo que yo le pedía. Me frustré porque veía que nada de lo que pedía llegaba, y la maravillosa explicación: ‘No tienes fe’. Otra cosa era el restarle importancia a las estrategias del diablo, donde él no tiene poder; que un cristiano no puede, o mejor dicho, no debe estar pendiente a lo que el diablo hace. Dios te quiere rico y próspero, y si hay alguien en necesidad, que se pudra; nadie sabe nada.  La cosa es que por poco me divorcio a consecuencia de todo esto y los consejos en consejería pastoral. ‘Tu esposo no va a cambiar; déjalo’, y cosas por el estilo: ‘tú no tienes que sufrir’. No le sigo diciendo porque creo que no terminara. Con decirle que me fui de la iglesia y creo que ni cuenta se han dado. Fue tremenda experiencia.” S.R.

Evangelio de prosperidad. Muchos artículos relacionados en esta Web.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.