Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

PA$TORE$ A$ALARIADO$

http://3.bp.blogspot.com/_UIlxXhWn_fs/STgtW39JICI/AAAAAAAAAJc/nAcZJ0texjA/s200/asalariados.gif


Cash Luna. El escritor Ángel Nevárez lo identifica como "pastor asalariado", sinónimo de "lobo rapaz".

Por Ángel Nevárez 

sanadoctrina1@hotmail.com  

LUCAS 10:29-37 

Al meditar en este pasaje bíblico, le doy gracias a Dios por todas las cosas que Él ha hecho en mi vida. Cristo me encontró tirado y abandonado a la orilla del camino de este mundo; golpeado, desangrando y muerto espiritualmente. Él, cual buen Samaritano, me curó, me tomó en sus brazos, me dio vida y me puso en su redil. Ahora que soy su hijo y por su gracia también ministro de su palabra, puedo ver la condición tan lamentable en que vive el mundo. Por eso, cada vez que tenga la oportunidad, hablo a las almas sin Dios, del gran amor y del sacrificio de Jesús en la cruz por ellos.

Pero también estoy consciente y me doy cuenta, que dentro de este rebaño, que dentro de este redil del Señor, hay ovejas heridas. Otras están agonizando y muchas ya han muerto.

¿Cuál es la causa? ¿Acaso el Pastor Jesús no las curó bien? ¿No las atiende bien? ¿O qué es lo que pasa?

Es muy triste la respuesta, pero como la sé, tengo que darla. Existen seres, no sé si llamarlos humanos, porque más bien parecen animales, y se han introducido, disfrazados de siervos de Dios, al redil de las ovejas, y haciéndose pasar como tales, han despojado de su fe y de su lana a las ovejitas que, tristemente, no han aprendido aun a conocer la voz del Pastor Jesús. Muchas de esas ovejas, seducidas y encantadas por el son de la flauta de los lobos músicos, cuando vuelven a la realidad, se dan cuenta del engaño y traición por parte de aquellos extraños en quienes depositaron toda su fe y confianza, y al verse burladas regresan al cieno del pecado y bajo el yugo del enemigo de las almas, y ya no quieren saber nada del Salvador ni de su pueblo. Quienes hacen esto a las ovejas son aquellos a quienes el Apóstol Pablo se refiere: “Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño” (Hechos 20:29).

Ah, pero, existen también otras ovejas engañadas que, a diferencia de las anteriores, no se regresan a las tinieblas, si no que sufren una trasformación anormal, porque de ser ovejas, se convierten en lobos, y al experimentar ese cambio, se dedican a hacer a otras ovejas lo mismo que hicieron con ellas. De estos también habló el Apóstol: “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” (Hechos 20:30).

Pero, lo más trágico y más terrible de todo esto es que muchos de los que han sido puestos por Dios para cuidar y apacentar al rebaño, son testigos presenciales de la carnicería que los lobos extraños, y los que se convirtieron en semejantes, están haciendo con el pueblo de Dios. Estos, lejos de mover un dedo para defender al rebaño, miran de lejos cual sacerdote o levita cuando vieron al hombre golpeado a la orilla del camino. Y otros hasta participan de las matanzas y asisten a los convites y se sientan a la mesa con los asesinos para devorar la carne de las ovejas de Dios. De estos nos habla Dios: “¿No tienen conocimiento todos los que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Dios no invocan?” (Salmo 53:4) Estas palabras se están cumpliendo hoy, más que nunca, al pie de la letra, y para muestra, escuché a un supuesto ministro llamado Jesús García, Director de una radio en Dallas, acompañado de una supuesta profetisa llamada Estela, ministrando a una oveja en necesidad. (Audio) [No se incluyó en el artículo la transcripción del audio.] A todas luces, se ve que a estos impostores lo único que les interesa es la lana de las ovejitas insensatas.

Y mi pregunta es: ¿Donde está el pastor que Dios puso para cuidar de esa oveja? Y la respuesta la escuchamos de los labios del Señor Jesús: “Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas” (Juan 10:12-13). Esa clase de pastores son cobardes y no le hacen frente a los lobos rapaces, porque lo único que les interesa es el sueldo que reciben por “cuidar” a las ovejas, y se escudan con pretextos anti bíblicos tales como: “No me gusta criticar”; “No debo juzgar” y “Yo todo se lo dejo al Señor”.

Se cumple en ellos también la escritura de Isaías 56, de donde meditaremos un poco: “Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado” (Isaías 56:10-11). Así es, a esta clase de pastores de nada les aprovecha tener ojos, ya que para lo único que les sirven es para llenar esos huecos de la cabeza, porque con mucha pasividad miran como por la televisión que los asesinos despedazan a las ovejas y ni siquiera se inmutan. Escuchen a un rufián de apellido Saldaña y quien trabaja para el mercader del evangelio Roberto Gómez, de Dallas, dueño de varios medios de comunicación en USA y México. (Audio) [No se incluyó en el artículo la transcripción del audio.]

Cabe mencionar que este hombre, está enfermo de una pierna desde hace mucho tiempo, y no me explico cómo les dice a los televidentes que pacten para sanidad, cuando él no ha sanado. La respuesta es sencilla: estos barbajanes hacen creer a otros las mentiras que ni ellos mismos las creen. ¿Y donde están los pastores? Sí, ya los veo.  Echados en el colchón de la ignorancia, porque no pueden refutar con la palabra de Dios las herejías y mercadería de los lobos rapaces y terminan aceptando la mentira. Ay de ellos, porque son semejantes al perro cuyo dueño pagó por él una buena suma de dinero con el propósito de que cuidara su casa y todas sus propiedades, pero lejos de ladrar y así dar la alerta a su amo, mira con profunda calma, cómo sube y baja por el muro a aquel cuya intención es robar, matar y destruir. A ese perro su dueño lo escogió  para proteger y ahora está jugando con el ladrón. Dios dice a través del profeta que son “soñolientos”, y Judas, en su carta, el versículo 8, los llama “soñadores”. Esta clase de pastores son los que sufren delirios de grandeza y se la pasan soñando con fama, riquezas y aplausos. Estos son seguidores e imitadores de otros soñadores como Benny Hinn, Joel Osten, Paulino Bernal, Jonás Gonzáles, Fernando Sosa y de otros maestros de la prosperidad económica, el evangelio de la avaricia, quienes hacen promesas de abundancia y milagros a sus seguidores y que vendrá sobre ellos una lluvia de oro y diamantes, si les dan grandes suma de dinero.

Y hablando de Paulino Bernal, el lobo de la frontera México-USA, le escuché, desde su “changarro” llamado La Radio Cristiana, hablando para los ignorantes de las escrituras. (Audio) [No se incluyó en el artículo la transcripción del audio.]  Este come ovejas instala sus antenas en la frontera para robar pesos mexicanos y dólares americanos. Mientras los pastores asalariados duermen en sus laureles. Pero bien, que corran como asna montés en celo tras sus amantes, maestros de modelos herejes y apóstatas de igle-crecimiento para llenar los templos, que para ellos ya no son lugares para adorar a Dios e instruir al pueblo, sino que en sus mentes pervertidas a la casa de Dios la ven como corrales y a las almas como ganado vacuno al que alimentan con basura y les obligan a producir para mantener sus altos estilos de vida, y así les explotan a su antojo. Ay de ellos porque le han dado la espalda al Maestro de Galilea y se han amontonado maestros, maestros falsos. Han vendido a Cristo, al Mesías, al Hijo de Dios, a Jesús cuyo nombre es sobre todo nombre, y ahora son seguidores de falsos Cristos, sobre quienes el Cristo bendito nos advirtió. “Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán” (Mateo 24:4-5). Algunos son prosélitos de los falsos mesías Cesar Castellanos y su modelo satánico G12, y de Cash Luna y su menos herético Modelo de Jesús, quienes les prometen que si sueñan ganarán el mundo, que si suben la escalera del éxito, o la pirámide, obtendrán los antojos del corazón, y que si aplican con eficacia la visión, serán como Jesús y tendrán a sus propios doce discípulos trabajando y produciendo para él y para ellos.

Ay de ellos porque han reemplazado las Sagradas Escrituras por los libros y manuales heréticos de Cesar Castellanos y Cash Luna. Ay de ellos porque están utilizando las células para reclutar miembros y hacerlos seguidores dispuestos a dar sus vidas por Cesar Castellanos y la Visión G12, y por Cash Luna y su Modelo de Jesús. Ay de ellos, por que han cambiado los retiros evangélicos auténticos, donde el propósito era apartarse un tiempo para buscar el rostro del Señor y meditar en la palabra de Dios, y los han reemplazado por los satánicos y oscuros “encuentros”, donde les practican a conversos e inconversos, y hasta a pastores, la sucia regresión psicológica como lavado de cerebro, para que renuncien y se retracten del verdadero Evangelio. Gracias a esos encuentros, muchas parejas se han divorciado y muchas familias se han destruido y ministros fieles a Dios están siendo tildados de rebeldes, por no haber querido someterse al yugo del G12, D12, M12 o a cualquiera de estas pandillas.

A continuación, les comparto el contenido de una carta de protesta contra el sistema G12 escrita por un fiel ministro, a quien conozco personalmente. El pastor de este hermano, después de ser un defensor de la sana doctrina, fue hechizado por el sistema piramidal del G12 y quedó cautivo al ver las ganancias económicas que deja a los socios de ese programa de mercado técnica. La carta fue enviada a uno de los ancianos de esa congregación. Hemos omitido algunos nombres, pero no el del pastor ni el del autor de esta carta, que dice así:


Estimado Anciano:

A través de la presente, me dirijo a usted para darle a conocer nuestra decisión de retirarnos de la iglesia.

Son varios los motivos de tal decisión, mas sin embargo, quiero darles a conocer lo que pienso que es necesario.

Ante la negativa acción del pastor Gilberto de no recibirnos en su oficina en dos ocasiones para tratar lo relacionado entre la situación existente entre la familia X con mi hija y nosotros, creo firmemente que la postura que tomó el pastor es cobarde, por no enfrentar un problema que implica y fomenta la desintegración familiar.

No me extraña esta acción del pastor Gilberto, ya que él solamente defiende sus intereses personales, que incluyen el dinero, la manipulación y el control, que sin lugar a dudas son características de hechicería. Mientras le den dinero, tiempo, trabajo, y servicio, les atiende y les recibe. Pero si alguna persona se rehúsa a hacerlo, ya no te toma en cuenta.

No puedo seguir asistiendo a una iglesia donde un pastor promueve la desintegración de la familia, la separación de matrimonios y hasta fomentar y apoyar el divorcio, para sacar ventaja personal a través del dinero que la gente le da, a los mismos que tiene por líderes.

Otra razón es que mi familia y yo no estamos de acuerdo con la doctrina del G12 que la iglesia promueve. Porque tal sistema es usado para manipulación y control de la gente, a la cual someten a “encuentros” que solamente implican asuntos financieros por el costo a dichos “encuentros”, lo cual se convierte en puro negocio.

Además, es anti bíblico llevar a la gente a la regresión mental sin considerar el sacrificio que Cristo Jesús hizo en la cruz, el cual anulan por completo.

Tampoco estamos de acuerdo con la falsa doctrina de los falsos profetas de la “prosperidad”, ya que los únicos que prosperan son ellos, haciendo creer a la gente que ellos vayan a ser bendecidos, y el único “bendecido” es el falso profeta de la “prosperidad”, como lo es el pastor Gilberto Herrera.

Es triste decirlo pero existen familias que pierden propiedades, automóviles y hasta el crédito por tal de hacerle caso al falso autonombrado “apóstol”. En lugar de estar bendecidos, están endeudados.

La intimidación es otra característica que acompaña al autonombrado “apóstol” Gilberto Herrera. Todos le tienen miedo. Es una persona anarquista que solo usa a la gente para su servicio personal.

Ancianos, despierten. Se ha cambiado completamente el Evangelio de la salvación por el falso evangelio de la “prosperidad”.

Espero que esta carta le haga reflexionar sobre lo que está sucediendo dentro de la iglesia. Tome su autoridad que Dios le ha dado como anciano y sea responsable de su cargo. No permita que un pastor tome el control completo para manipular aun a usted. Defienda la sana doctrina, usted tiene la responsabilidad y autoridad de parte de Dios.

Sin más.

José Luis Pérez



Estos pastores, ahora doctores y apóstoles, son los que tienen siervos bajo sus órdenes, los que secan el sudor de sus frentes mientras predican o cantan. Los mismos que necesitan de guardaespaldas hasta para ir al baño y que enseñan a sus seguidores a llamarles “Papi” y a sus mujeres “Mami”. Ay de ellos porque se han enseñoreado de lo que no les pertenece.

El Apóstol Pablo les dijo a los ancianos de la Iglesia de Éfeso: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hechos 20:28). Así que, la Iglesia, señores pastores asalariados, no es propiedad privada de ninguno de ustedes. Las ovejas ya tienen dueño y se llama Jesucristo, el Hijo de Dios. Él las compró con su propia sangre. Si aún les queda un poco de amor por sus propias almas, arrepiéntanse, antes que el Príncipe de los pastores y dueño legítimo del rebaño, les llame a cuentas.

Y ustedes, ovejas del Señor, pueblo de Dios redimido con la sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo, no se dejen enseñorear de ningún hombre, de ninguna mujer de este mundo, por muy grande que sea el titulo que lleve en la frente. Ustedes pertenecen a Dios. Y oren siempre por sus pastores, por esos pastores que aman la sana doctrina, por esos pastores que amonestan con amor del Señor. Oren por ellos, porque están en peligro de extinción, porque Satanás los está buscando para destruirlos, para hacerlos desviar del camino correcto. El “dios” mamón, los baales de este mundo, están sedientos de la adoración de los verdaderos siervos de Dios. Oren por sus pastores, oren por sus líderes que les predican la sana doctrina y a ellos, como dice la palabra, háganlos partícipes de toda cosa buena. No a estos infiltrados a la iglesia del Señor. No a esos que se levantan dentro de la iglesia y que causan divisiones para arrastrar tras ellos a los discípulos, a las ovejas del Señor. Cristo viene pronto, Iglesia; mantente firme, despierta. Cristo viene por su pueblo muy pronto.

Que Dios te siga bendiciendo.  

Por Ángel Nevarez 

sanadoctrina1@hotmail.com

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.