Intercambios entre la dama Ilia y Homero Shappley de Álamo
sobre la enseñanza de 2 Corintios 3, particularmente el Versículo 7,
referente al significado de "ministerio de muerte" y
la vigencia de los diez mandamientos.

DOCUMENTOS ORIGINALES

Estimado lector, dadas las gravísimas acusaciones hirientes lanzadas por la dama Ilia contra mi persona, mediante las que ella pone en tela de juicio mi honestidad y espiritualidad, he tomado la decisión de publicar los originales de las comunicaciones entre nosotros dos relacionadas con el "Intercambio 3". Detesto personalismos. Siento con toda mi alma verme prácticamente obligado a divulgar los ataques personales de Ilia contra este servidor. Pido perdón, tanto a Ilia como a mis hermanos y al público en general, por cualquier falla de mi parte, o culpa que tenga, en este asunto, particularmente por no publicar el documento completo de Ilia, pese a que sigo teniendo por válidas mis razones. Contender "por la fe una vez dada a los santos" (Judas 3) es un mandamiento del Espíritu Santo, pero tristemente, a menudo los intercambios agitan ánimos, los que suelen manifestarse en personalismos dañinos y contraproducentes. Al suceder esto, sufre la verdad de Dios, y sufre la imagen de la iglesia. Dios nos libre de hacer daño de esta índole.

Desglose del "Contenido" de esta Página

-Original del escrito de Ilia, enviado el 31 de marzo de 2009 a Homero.

-Carta de Ilia para Homero. 12 de abril de 2009.

-Homero responde a la carta de Ilia.

-El "Intercambio 3" publicado.

-Reacción de Ilia al "Intercambio 3".

-Respuesta de Homero a la carta de Ilia. 19 de abril de 2009.

-Los "DOCUMENTOS ORIGINALES" publicados en esta presente Página.

 

//////////////////////////////////////////////////////////

Original del escrito de Ilia, enviado 31 de marzo de 2009 a Homero.

Ocupa unas diecisiete páginas tamaño carta.

En este se fundamenta el "Intercambio 3".

From: salgadoilia@yahoo.com [mailto:salgadoilia@yahoo.com]
Sent: Tuesday, March 31, 2009 10:34 PM
To: iglesia_de_cristo@msn.com
Cc: sana_doctrina@yahoo.com; cosquillada@hotmail.com
Subject: RE: 2 corintios 3:7

 

Dios le bendiga hermano; 

Gracias por publicar estos estudios entre usted y yo en su página de Internet. Esto definitivamente va a ser para el crecimiento espiritual de los que buscan la verdad ya revelada en la palabra sin interpretaciones humanas. 

Continuando con el intercambio interior, aquí le repaso los puntos bíblicos que vengo defendiendo:  

1 – La Ley de Dios es Eterna. (Salmo  119:160)  

2 – Jesús no abolió la ley. (Mateo 5:17)  

La premisa de nuestro querido hermano Shappley es que “los diez  mandamientos” y “el ministerio de muerte” son uno y lo mismo. Por lo tanto, si el ministerio desapareció entonces Los Diez Mandamientos también desaparecieron.

En resumen los  puntos de nuestro hermano Shappley son estos:  

1. El Ministerio de Muerte es los Diez Mandamientos. (En sentido semántico)  

2. “Los Diez Mandamientos fueron abolidos”  

Puedo simplemente afirmar que un ministerio de sangre, condenación y muerte no puede referirse a una lista de consejos divinos para nuestro bien, (Los Diez Mandamientos). Es absurdo pensar que matar y degollar corderos, apedrear al pecador,  condenar al hombre, lo que forma un ministerio o servicio de muerte, sea sinónimo de diez sencillos consejos de amor que son santos, justos y buenos. (Romanos 7:12) y no difíciles de obedecer. (1 Juan 5:3)  

También pudiera yo decir que el Espíritu (la intención) de Pablo en 2 Corintios 3:7 no fue la de sustituir el ministerio de muerte por los diez mandamientos (los cuales el mismo llama, mandatos de santidad, justicia y bondad. Romanos 7:12) a pesar que la letra y  no el espíritu de ese versículo aparentemente demuestre lo contrario. Fijémonos en el Espíritu de su palabra y no en la letra (reglas gramaticales, figuras lingüísticas, licencias idiomáticas, etc.)  

Tales argumentos por más válidos y lógicos que sean, no le hace justicia al punto pertinente que nuestro hermano Shappley ha levantado para consideración. A decir, que Pablo hizo uso de una figura lingüística (metonimia) para demostrar que Los Diez Mandamientos eran (substituye) El Ministerio de Muerte.  

Sigamos la lógica de nuestro hermano Shappley y veamos a donde nos lleva:

(nota: Lógica es el uso de inferencias para distinguir el razonamiento correcto del incorrecto comparando premisas y conclusiones. Por ejemplo si A = B y B = C entonces podemos inferir que A = C)  

(nota: En este estudio me tomo la libertad de llamar y sustituir “Los Diez Mandamientos”  por “La Ley de Dios”.)  

Empezando con la premisa de nuestro hermano, que podemos sustituir Ministerio de Muerte por los Díez mandamientos por virtud de contigüidad y semántica entonces:  

Si el ministerio de muerte produce muerte entonces la ley produce muerte  

Así que, los diez mandamientos son muerte.  

Y puesto que la Biblia dice que,  “la paga del pecado es muerte.” (Romanos 6:23) y que “la muerte entro por el pecado”, (Romanos 5:12) 

Entonces concluimos que:  

Los Diez Mandamientos es pecado.

{Repasemos de nuevo. Usando notación lógica decimos:

A = Los Diez Mandamientos = La Ley de Dios.

B = Ministerio de Muerte

C= Muerte

D = Pecado  

A = B     (según nuestro hermano Shappley.)

B = C      (obviamente el ministerio de muerte es de muerte.)

C = D     (según la Biblia, Romanos 5:12; 6:23)  

A = B = C = D  por lo tanto  A = D}  

Puesto que A = La Ley de Dios y D = Pecado  

Concluimos que A = D o sea que  

(A = La Ley de Dios)  =  (D = Pecado)  

Y por ende:  

Conclusión # 1:    La ley de Dios es pecado.

¡De esta lógica conclusión no nos podemos escapar! ¡No hay de otra!  

Permítame añadir otra lógica:  

Pablo dice que el ministerio de muerte es el mismo ministerio de  condenación.  2Co 3:9  “Porque si el ministerio de condenación tiene gloria…”  

El ministerio de Muerte = Ministerio de Condenación

Por lo tanto,   

Los Diez Mandamientos son el Ministerio de Muerte y Condenación.  

Entonces;  

La Ley de Dios es Muerte y  Condenación.  

Limitándonos al aspecto de condenación solamente concluimos que  

La ley de Dios es Condenación.  

La Biblia dice: “todo lo que no proviene de fe, es pecado.” (Romanos 14:23)  

Puesto que la muerte y condenación no proviene de fe, y reafirmando que la ley es pecado (Conclusión # 1) queda entonces sentado que:  

La ley no es de fe

La Biblia dice  que lo que no es de fe no es del espíritu. Gálatas 3:5,14.  

Por lo tanto,

La ley no es del Espíritu porque no es de fe  

Por lo tanto concluimos:  

Conclusión # 2:     La ley no es espiritual.  

Comparemos estas dos conclusiones con la Biblia:  

Hermano Shappley, Conclusión # 1: La ley de Dios es pecado.  

Biblia:   La Ley NO es pecado.

Romanos 7:7  ¿Qué diremos entonces? ¿La ley es pecado? ¡De ninguna manera!”  

Hermano Shappley, Conclusión # 2: La ley no es espiritual.  

Biblia: La ley ES espiritual.

Romanos 7:14  “Porque sabemos que la ley es espiritual  

¡Como podemos ver, las conclusiones contradicen la Biblia, por lo tanto la premisa es inválida!  

Es interesante notar que Pablo sabia que algunos iban a malinterpretar sus escritos, por eso mismo el hizo la pregunta: “¿Qué diremos entonces? ¿La ley es pecado?”  El Espíritu Santo inspiro a Pablo hacer esa pregunta pues el sabia que algunos llegarían a tal errónea conclusión.

¿Entonces donde erramos?  

Aceptamos la premisa de nuestro hermano Shappley y llegamos a una conclusión que contradice la Biblia. Busquemos ahora el error.  

Si las conclusiones son erróneas entonces la premisa es inválida.

Pero la premisa esta basada en la figura lingüística que el hermano Shappley identificó, metonimia. Por lo tanto, el problema tiene que estar en la definición de metonimia. Revisemos la definición de nuevo para ver si podemos identificar algún problema:  

Metonimia:  

-“Metonimia. Tropo que consiste en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada, etc.  

La premisa de que Los Diez Mandamientos se pueden sustituir por El Ministerio de Muerte esta basada en la definición de Metonimia; sustituir una cosa (los mandamientos) por la otra cosa (ministerio de muerte).  

Pero ya vimos que tal substitución contradice la Biblia.  

Como podemos reconciliar este dilema?  

La exégesis simple de la Biblia, claramente indica que El Ministerio de Muerte incluía TODO lo relacionado con la dispensación Mosaica – degollar sacrificios, condenar pecador, rociar sangre, etc. También, se entiende que los Díez mandamientos eran PARTE de ese ministerio y no el ministerio mismo. ¿Entonces porque parece que Pablo asume una contigüidad entre los diez mandamientos y el ministerio de muerte cuando en ningún otro lugar de la Biblia el hace tal substitución?  Sin embargo, no podemos negar que si existe una “asociación intima” entre los diez mandamientos y el ministerio de muerte que le da licencia a pablo a usar una metonimia!  

Si pablo entendió una relación intima entre esas dos cosas y no una substitución per se, quiere decir que la definición que el hermano Shappley  nos da de metonimia es artificialmente limitada. ¿Existe una definición de metonimia mas amplia donde la parte (Los Diez Mandamientos) substituyes el todo (Ministerio de Muerte) en base a la asociación intima entre estas dos cosas?  

Para nuestra grata sorpresa, Si lo hay!!!  

Se llama una ¡Sinécdoque¡  

La sinécdoque es un tropo (o una metonimia especial) en el cual  

1. Una parte de algo es usada para representar el todo,

2. El todo es usado por una parte,

3. La especie es usada por el género,

4. El género es usado por la especie, o

5. El material de que algo está hecho es usado por la cosa.

(http://es.wikipedia.org/wiki/Sin%C3%A9cdoque)  

En contraste con la metonimia, la sinécdoque no figura una contigüidad entre las dos cosas sino una “asociación íntima”. 

Usando esta nueva luz, podemos modificar nuestra premisa de la siguiente  manera:  

En 2 Co. 3:7 Pablo usa una sinécdoque para representar “la parte” (Los Diez Mandamientos)  por “el todo“(El Ministerio de Muerte). Tal substitución es basada en la “asociación intima” entre esas dos cosas y no con la intención de remplazarlas figuradamente. Nuestra premisa refinada es la siguiente:  

Los Díez mandamientos están asociados íntimamente con el ministerio de muerte debido a que el primero (los Díez mandamientos) forma parte intrínseca de la segunda (El Ministerio de Muerte).  

   Hermano Shappley, yo concuerdo con usted en que si existe una metonimia en 2 Co. 3:7 y por lo tanto una substitución figurada entre los diez mandamientos y el ministerio de muerte. En lo que yo difiero con usted es que yo percibo mas aya, una metonimia especial (una sinécdoque), basada en la asociación intima entre los diez mandamientos y el ministerio de muerte donde Pablo substituye la parte (los diez mandamientos) por el todo  (el ministerio de muerte).  

Usemos la lógica anterior de nuevo y veamos si nuestra nueva definición contradice  o no la Biblia de la misma manera que la original del hermano Shappley contradijo la Biblia.  

Premisa refinada:

Los Díez Mandamientos están asociados “íntimamente” con el ministerio de muerte.

{Usemos  ≈  para denotar asociación y no igualdad.}  

Los Díez Mandamientos (A)  están asociados con El Ministerio de Muerte (B):

                    A ≈ B  

El Ministerio de Muerte (B) es de Muerte (C)  

                   B = C  

La paga del pecado (D) es muerte (C) pues, donde hay pecado (D) hay muerte (C)

                   C = D  

Tenemos que:  

          A ≈ B = C = D       

Por lo tanto:

          A ≈ D  

          Ley de Dios (A)  Asociada (≈) con el pecado (D)  

Conclusión # 1B:  

        La ley de Dios está asociada con el pecado.

Concluimos, NO que la ley de Dios es pecado como anteriormente, sino que existe una asociación entre la Ley de Dios y el Pecado.  

¿Acaso dice la Biblia que existe una asociación entre La Ley de Dios y el pecado?  

¡SI!  

Por la ley es el conocimiento del pecado. Romanos 3:20  

El pecado es infracción de la ley. 1 Juan 5:17  

¡Excelente!  La Biblia confirma que si existe una asociación entre la ley de Dios y el pecado, una asociación de “conocimiento” e “infracción”.  

Usemos la segunda lógica:  

(Para no alargar el discurso brinco a la conclusión, si quiere una demostración detallada de la lógica con gusto se la puedo proveer.)  

La ley de dios ≈ con el espíritu.  

O sea que: La Ley de Dios esta asociada con el espíritu.  

Por lo tanto la ley es espiritual.  

La Biblia dice: La ley de Dios es Espiritual. Romanos 7:14  

Corroboramos otra vez mas que nuestra premisa sostiene la validez bíblica que Los Diez Mandamientos no son y nunca fueron El Ministerio de Muerte  sino que siempre fueron una parte intrinca de el. Cualquier otra conclusión es contraria a la simple palabra de Dios y a la lógica.  

   En este estudio he hecho una exposición robusta de 2 Corintios 3:7.

Quiero añadir que la gramática y la lingüística son dos construcciones distintas del idioma y  que a pesar de haber analizado la reglas lingüísticas expuestas en el versículo, no tengo ningún interés en considerar las gramática (sujeto, cláusula adjetival, etc.) de ese o cualquier otro versículo por la siguiente obvia y sencilla razón: A muchos se les olvida que las escrituras NO FUERON ESCRITAS en Español, sino en Griego, Arameo y Hebreo.  

   Lo que tenemos hoy en día en español es una traducción hecha por hombres humanos, imperfectos. La traducción de la Biblia del Griego al Español no fue inspirada por Dios. Ninguno de los escritores de la Biblia siguieron las reglas gramaticales del idioma Español. Toda traducción del griego al español pierde su gramática original griega por necesidad. Por eso, y otras razones, no perderé mi tiempo analizando la gramática de los traductores de la Biblia. La semántica se mantuvo no la gramática. Las reglas gramaticales no fueron inspiradas por Dios.  

   Quiero que usted entienda que es peligroso utilizar reglas gramaticales  imperfectas humanas, no inspiradas por Dios, perdidas en traducciones humanas para basar nuestras ideas doctrinales. Uno de los riesgos es que por mas erudito que nos creamos, somos humanos y siempre existe el riesgo de que apliquemos la regla lingüística o gramaticales incorrectamente (como hizo nuestro hermano Shappley) y lleguemos a conclusiones equivocadas. Por eso hemos de utilizar el espíritu de la palabra de Dios, su intención semántica, bajo el contexto del versículo en cuestión. Usualmente, utilizando una simple exégesis logramos esa meta.  

CONSEJOS DIVINOS:  

Los 10 mandamientos no so nada más que una lista de diez buenos consejos que Dios nos ha dado para que vivamos y seamos felices. Dios dice que sus consejos producen vida y no muerte.  

“He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios” Deuteronomio 11:26-28. 

Por ejemplo:  

Consejo # 7, “No Codiciaras”  

¿Donde usted ve en este consejo muerte? ¿Condenación? ¿Sangre?

¿Acaso el no codiciar produce pecado? ¿Muerte? ¿Condenaron?

Si usted lo ve hágamelo saber, pues ahí yo no veo nada de condenación, sino un mandamiento BUENO.  

Consejo # 6, “No Mataras”  

¿Donde ve usted la condenación en este consejo? ¿Me la puede mostrar?

¡Yo veo un mandamiento JUSTO!  

Consejo #1, “Amaras a Dios”

¿Dónde ve usted la condenación? ¿La muerte?

¡Yo veo un consejo SANTO!  

Lo mismo con los demás otros consejos.  

En resumen yo veo que los consejos divinos son Santos, buenos y justos, (Romanos 7:12).  

   Así como yo aconsejo a mi hijo por amor así mismo Dios nos da consejos de amor. Los mandamientos no son difíciles, (1 Juan 5:3). Los Mandamientos nos libran del pecado (Romanos 7:7), y son libertad, (Santiago 1:25, 2:12). Son muy buenos, (Romanos 7:13).  

La ley es santa y sus mandamientos santos, justos y buenos. (Romanos 7:12).  

No son los oidores de la ley sino los hacedores los que serán justificados. (Romanos 2:13).  

(nota: Que la ley no justifica pero sus hacedores serán justificados es otro lindo estudio que puedo proveer.)  

LA GLORIA DE MOISES  

En esta sección de este estudio veremos claramente que la gloria que había de perecer era la administración/servicio de Moisés entre Dios y el pueblo de Israel y no los 10 Mandamientos. Ese servicio que Dios impuso a su pueblo a través de Moisés era un servicio de Muerte, Sangre y Condenación. De que había sangre, muerte y condenación no cabe duda, el pecador estaba condenado, las ofrendas eran degolladas y el condenado era muerto irremisiblemente. Ese servicio tenia muerte, sangre y condenación por todos lados. Los Díez Mandamientos son consejos divinos de amor para que vivamos felices los unos con los otros, no mataras a tu prójimo, no le hurtaras, lo amaras  y también amaras a Dios, de manera que la ley á la verdad es santa, y sus mandamientos santos, y justos, y buenos.  (Romanos 7:12). Sus mandamientos no son difíciles. (1 Juan 5:3) Los diez mandamientos solo requieren una obediencia sincera.  

En 2 Corintios 3:7 Pablo dice:  

“Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,”  

Para poder entender 2 Corintios 3:7 debemos de leer Éxodo 34:29-35.  

 27 Y Jehová dijo a Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel.

    28 Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.

    29 Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios.

    30 Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él.

    31 Entonces Moisés los llamó; y Aarón y todos los príncipes de la congregación volvieron a él, y Moisés les habló.

    32 Después se acercaron todos los hijos de Israel, a los cuales mandó todo lo que Jehová le había dicho en el monte Sinaí.

    33 Y cuando acabó Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro.

    34 Cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía; y saliendo, decía a los hijos de Israel lo que le era mandado.

    35 Y al mirar los hijos de Israel el rostro de Moisés, veían que la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios.  

Pablo dice que "el ministerio de muerte" era con gloria. Solo tenemos entonces que descubrir que era lo que tenia esa gloria o brillo. Si encontramos que era lo que brillaba encontraremos que fue lo que pereció. Analicemos el 2 Corintios  3:7 para ver que era lo que había de perecer:  

v7 “… el ministerio de muerte… fue con gloria… en el rostro de Moisés… la gloria de su rostro, la cual había de perecer,”  

Pablo dice claramente que “la gloria” “en el rostro” de moisés había de perecer. Fíjese que Pablo no dice que Los Diez Mandamientos habían de perecer. La sinécdoque utilizada en 2 Corintios 3:7 nos permite separar Los Diez Mandamientos de “La Gloria en el rostro” de Moisés.  

La Biblia es bien clara, el brillo estaba en la cara de Moisés, NO EN LOS TABLAS DE PIEDRA.   

Repito, La Biblia es bien clara en esto: La Gloria estaba en Moisés, NO EN LOS DIEZ MANDAMIENTOS.

¿Porque?  

La Biblia da la respuesta:  

“Por que yo, Moisés, fui mediador entre ustedes y Dios",  Deuteronomio 5:5.  

Moisés era el Mediador entre Dios e Israel, No los diez mandamientos.  

Los diez mandamientos no eran el mediador entre Dios e Israel. Moisés era el mediador. (Det. 5:5)  

Para aquellos que todavía no están convencidos que la gloria estaba en Moisés y no en los Diez Mandamientos como ellos dicen (Fíjese que Pablo NUNCA dijo que la gloria estaba en los Diez Mandamientos), yo les pregunto:  

          Donde en la Biblia dice que la gloria/brillo estaba en los diez mandamientos.  

NO LO DICE !!!  

La Biblia nunca dice que la gloria estaba en los diez mandamientos, por más patas que tenga el gato. El brillo/gloria estaba en Moisés, el diacono de ese servicio, no en las tablas de piedra.

Si lo escrito en los diez mandamientos fue con gloria, entonces lo escrito en las diez mandamientos hubiera brillado. Pero Pablo confirma que Moisés y NO LAS tablas era lo que brillaba y en éxodos se repite.  

Leamos de nuevo:   

2 Corintios 3:7:  

“de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,”  

Éxodo 34:29  

“no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios.”

¡Fíjese que en ningún lugar las tablas brillaban!!! Las tablas no tenían gloria. Los mandamientos no brillaban, lo que fue escrito en las tablas no emanaba brillo, ni luz, ni gloria. Queda comprobado otra vez más, que lo que brillaba NO eran los diez mandamientos.  

Repito, lo que brillaba con gloria no eran los diez mandamientos.  

¿Por que el brillo y gloria no salía de los mandamientos?  

Por que el brillo y gloria estaban en Moisés y nunca en Los Diez Mandamientos  

La gloria no era y nunca fue, los Diez mandamientos.  

¿Si lo que fue con gloria no fue Los Diez Mandamientos entonces que fue con gloria?  

Leamos:  

“de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,”, 2 Corintios 3:7  

¡El brillo en el rostro de Moisés!!!!  

¡Mas claro no canta un gallo!  

¿Entonces el Ministerio de Muerte fue el rostro de Moisés?  

¿No será que el rostro de Moisés representa a Moisés mismo como diacono?  

Veamos;  

Cuando usted mira la cara de una persona, usted esta mirando a esa persona misma. Si yo quiero mirar a una persona yo miro el rostro de esa persona. El rostro de una persona representa a esa persona:   

Gen 44:23  “Usted, sin embargo, dijo a sus siervos: 'Si su hermano menor no desciende con ustedes, no volverán a ver mi rostro.”  

Gen 48:11  Israel dijo a José: "Nunca esperaba ver tu rostro, y mira, Dios me ha permitido ver también a tus hijos."  

Lev 17:10  'Si algún hombre de la casa de Israel, o de los extranjeros que residen entre ellos, come sangre, Yo pondré Mi rostro contra esa persona que coma sangre, y la exterminaré de entre su pueblo.  

Óseas 5:15  Me iré y volveré a Mi lugar Hasta que reconozcan su culpa y busquen Mi rostro; En su angustia Me buscarán con diligencia.  

Santiago 1:23  Porque si alguien es oidor de la palabra, y no hacedor, es semejante a un hombre que mira su rostro natural en un espejo; pues después de mirarse a sí mismo e irse, inmediatamente se olvida de qué clase de persona es.  

Mat 18:10  "Miren que no desprecien a uno de estos pequeñitos, porque les digo que sus ángeles en los cielos contemplan siempre el rostro de Mi Padre que está en los cielos.  

Como vemos, el rostro representa la persona misma.  

¡Fíjese que el rostro de Moisés resplandecía solamente cada vez que hablaba con Dios!!!  

¿Cuando le brillaba el rostro a Moisés?  

“Cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar con él”, Éxodo 34:34  

¡CADA VEZ que hablaba con Dios a Moisés le brillaba el rostro!  

Moisés hablaba muchas veces con Dios. Moisés no recibió las tablas una sola vez y nunca mas supo de Dios. Moisés subió hablar con Dios mas de una sola vez, y cada vez que con Dios hablaba, a Moisés, le resplandecía/brillaba el rostro. A eso es lo que Pablo se refiere cuando dice que a Moisés le brillaba el rostro.  

Sin embargo, Moisés hablo con Dios MUCHAS veces, y cada vez que con Dios hablaba la cara de Moisés resplandecía. 

PREGUNTO:  

¿Si los diez mandamientos eran la gloria que Pablo habla, por que entonces el brillo estaba en la cara de Moisés y no en los diez mandamientos?  

¿Por que resplandecía con gloria la cara de Moisés, si ya el había recibido los Díez mandamientos?  Por que los Díez mandamientos no eran esa gloria que había de desvanecerse.  

Si los Díez mandamientos eran la gloria que había de desvanecerse entonces la cara de Moisés hubiera brillado con gloria solamente la vez que recibió los mandamientos y nunca mas otra vez.  

Pero vemos que la Biblia es clara, precisa y perfecta. La gloria en el rostro de Moisés era cada vez que con Dios hablaba, sin que Los Díez  Mandamientos estuvieran presente para nada.  

Es absurdo decir que cada vez que Moisés habla con Dios, Moisés se llevaba al hombro las tablas de piedra. Eso es absurdo, ilógico y contradice la Biblia.  

Entonces pregunto:  

¿Que era con gloria, El rostro de Moisés o las tablas de piedra?  

No podían haber sido las tablas de Los Diez mandamientos pues Moisés no las tenía con el cuando subió hablar con Dios la tercera, cuarta, quinta vez, etc.  

El rostro de Moisés brillaba cuando hablaba con Dios, a pesar de que las tablas de piedras no estaban por ningún lado cuando Moisés subía hablar con Dios.  

El error de muchos es que no entienden que la gloria era en el hablar con Dios, en la mediación de Moisés entre Dios y el pueblo. Ahí era que estaba esa gloria. No en los diez mandamientos.  

“Cuando venía Moisés delante de Jehová para hablar con él… la piel de su rostro era resplandeciente; y volvía Moisés a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba a hablar con Dios. Éxodos 34:34-35.  

Aquí tenemos un problema para a aquellos que insisten que la gloria era solamente y exclusivamente en las tablas de piedra.  La cara de Moisés resplandecía con gloria SOLAMENTE cuando Moisés hablaba con Dios, y sin embargo; ¡Las tablas estaban tranquilitas dentro del arca del pacto, sin brillo alguno!  

Si la gloria era en las tablas, entonces el arca del pacto hubiera brillado  puesto que ahí adentro estaban las tablas. Pero eso nunca fue así.

¿Por que?  

El error de muchos es que confunden la gloria que emanaba del rostro de Moisés con la oscuridad opaca de las tablas de piedra, los Diez Mandamientos. Las tablas no brillaban. Lo que brillaba era la cara de Moisés. La gloria no estaba en las tablas, si así fuera, las tablas hubieran brillado por si misma, pero no eran ellas las que brillaban, sino el rostro de Moisés. Solo el rostro de Moisés brillaba no las tablas.  

Queda entonces comprobado CONCLUYENTEMENTE que la gloria estaba en el rostro  de Moisés y no en las tablas.  

Pablo dice claramente que lo que brillaba era la cara de Moisés y no las tablas de piedra fría. Le pregunto a usted hermano, ¿donde estaba la gloria? ¿En las tablas o en el rostro de Moisés?  

Contesto: La gloria estaba en la cara de Moisés y NO en los diez mandamientos.  

La gloria era en el rostro de Moisés pero no solo una vez, sino muchas veces, cada vez que con Dios hablaba, aun cuando los mandamientos no estaban por ninguno de los alrededores.   

¿Entonces, que fue con gloria?   

A. Los Díez Mandamientos

B. El rostro de Moisés

C. El brillo en la cara de Moisés

D. La intercesión de Moisés entre Dios y su pueblo  

La contestación correcta es la ultima 'D'. La intercesión de Moisés entre Dios y su pueblo, no los Diez mandamientos.  

La Biblia claramente dice que Moisés fue el Mediador del ministerio/servicio de Muerte y Condenación.  

"Por que Yo Moisés, fui mediador entre ustedes y Dios"  Deuteronomio 5:5  

Conclusión:  

Como puede usted ver, la gloria no provenía de las tablas sino del rostro de  Moisés. Únicamente y exclusivamente cuado Dios hablaba con Moisés. La Biblia es bien clara. La gloria no provenía de las tablas, sino del  ministerio de Moisés entre Dios e Israel.  

Como podemos ver, fue la administración de Moisés entre Dios e Israel lo que tenía gloria y pereció. Nunca fueron los Díez mandamientos. Era ese servicio (diakonia) con Dios, esas conversaciones con Dios, ese way/forma/ministerio entre Dios e Israel, del cual Moisés era el intercesor o diacono. Det. 5:5.

Según Pablo lo que pereció fue la gloria de aquel servicio,  

Y si aquel servicio fue la mediación de Moisés entre Dios y el pueblo, y el servicio era basado en sangre y muerte entonces…  

  Lo que pereció fue ese servicio de condenación, muerte y sangre, el que se entiende perfectamente como un ministerio de Muerte, Condenación y Sangre.  

Ya no estamos bajo ese sistema de muerte, condenación y sangre sino bajo uno de vida, libertad y espíritu.  

Y el mediador ya no es Moisés, sino Cristo.  

Y si aquel servicio de muerte, sangre y condenación, del cual Moisés era el diacono, era  con gloria, ¿cuan mas gloria es el nuevo servicio/ministerio del espíritu, en el cual el hijo de Dios es el mediador?  Es obvio que no fueron Los Díez Mandamientos sino el ministerio lo que fue cambiado.  

Y si lo que pereció fue la intercesión de Moisés entre Dios y su pueblo, entonces el Ministerio de Muerte era el servicio de diacono que Moisés intermedio. El servicio basado en sangre, muerte del condenado, muerte del pecador, muerte de la ofrenda de  sacrificio. Eso, mi hermano, es un servicio de muerte y sangre por todos lados.  

Concluimos que esa administración entre Israel y Dios (Moisés el intermediario) es la que Pablo llama Ministerio de Muerte que quiere decir “Servicio de Muerte” y NO Los Diez Mandamientos.

Hermano, como puede ver la palabra del Dios es consistente.  

Dios le bendiga,

Ilia G. Salgado (La dama Ilia) J

 

Carta de Ilia para Homero

12 de abril de 2009

Original

From: salgadoilia@yahoo.com [mailto:salgadoilia@yahoo.com]
Sent: Sunday, April 12, 2009 11:24 PM
To: iglesia_de_cristo@msn.com
Subject: El Ministerio de Muerte, intercambio #3

 

Dios le bendiga hermano: 

  He visto que no ha publicado mi último intercambio en su sitio de Internet. Solo asumo que no ha encontrado nada erróneo en mi último intercambio o quizás nunca lo recibió. Aquí se lo envío de nuevo en caso que no lo haya recibido. También yo voy a publicar nuestros intercambios en mi propia pagina de Internet para que muchos otros también puedan recibir esta hermosa y nueva luz que el Espíritu Santo me ha dado el privilegio de compartir. 

   No creo que de repente haya perdido el entusiasmo en nuestro intercambio debido ha alguna luz nueva que haya recibido. Tampoco quiero asumir que esta evadiendo nuestro intercambio debido a la clara verdad que le he presentado. Aquellos que pretenden de maestros tienen la obligación de compartir y presentar la verdad a sus estudiantes sin tapar y esquivar a conveniencia para mantener doctrinas humanas, pues mayor castigo recibirán. Y que conste que nunca me he puesto el titulo de “maestra” ni lo pretendo ser, solo le contestaba su pregunta hermano como usted mismo me lo pidió “con detalle”. 

Usted me desafió a darle una explicación detallada de 2 Corintios 3:7, la cual acepté y con la ayuda del Espíritu Santo para la gloria de Dios se lo demostré. No quiero que crea en lo mas mínimo que lo que escribí fueron palabras mías, NO, fueron palabras del Espíritu Santo hablándole a usted y demás para que se le abran los ojos, como se me abrieron a mi.  

No creo que sea justo que usted entusiasmadamente me haga un desafío y luego esconda el rabo cuando el desafío es demostrado bíblicamente. 

Si usted es humilde y acepta su error, el Espíritu Santo está ansiosamente esperando su arrepentimiento para brindarle verdades aun más bellas para la luz de su alma. Y junto con usted, el resto de la Iglesia de Cristo encontrará la verdad y la verdad os hará libres de la mentira en la que hemos estado todos estos años. 

Hermano, yo sinceramente creo que Dios lo puso a usted en una posición donde tiene acceso a tocar el corazón de muchas almas por medio de literaturas que se supone que estén llenas de verdad y no llenas de doctrinas respaldadas por hombres (Justino Mártir, Constantino, Alexander Campbell etc...) 

Como ya le mencione’, el tomar la cena todos los domingos no es bíblico, ni mucho menos que el domingo es el día del Señor. La iglesia toma a Hechos 20:7 totalmente fuera de contexto, pero eso es otro tema. ¿Como es posible que la Iglesia de Cristo concuerde en todo lo que dice en los diez mandamientos menos el cuarto mandamiento? Este mandamiento parece ser la piedra de tropiezo para la iglesia. 

El Espíritu Santo tiene muchas otras verdades lindas que compartir con nosotros. 

Su hermana en el amor de Cristo,

Ilia

 

 

Homero responde a la carta de Ilia

 

Estimada Ilia, quizás usted asuma demasiado. Este servidor recibe muchos, muchos correos de personas a través del mundo de habla hispana interesadas en aprender la verdad de Jesucristo, con preguntas, inquietudes, etcétera. Usted es una sola de entre la multitud. Miré su respuesta al análisis mío de los argumentos suyos sobre 2 Corintios 3. Tal cual anticipaba este servidor, usted sigue buscando “nueva luz”, enredándose cada vez más en subterfugios de su propia confección en el esfuerzo desesperado de probar que 2 Corintios 3 no eche para el suelo su tesis sobre los diez mandamientos. “Luz del Espíritu Santo” reclama usted haber encontrado pero ninguno que lea objetivamente sus ingeniosas porfías aceptaría que provinieran del Espíritu de Dios. Tenga un poco de paciencia, y tendrá usted, con el favor de Dios, nuestro análisis de su escrito. Atentamente, Homero Shappley de Álamo

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

El "Intercambio 3" publicado

La dama Ilia vuelve a intentar explicar 2 Corintios 3:6-17 de modo que los diez mandamientos no queden eliminados.


www.jornallivre.com.br

Arremetiéndose contra nuestra “Afirmación principal”, dice:

“No tengo ningún interés en considerar las gramática (sujeto, cláusula adjetival, etc.) de ese o cualquier otro versículo por la siguiente obvia y sencilla razón: A muchos se les olvida que las escrituras NO FUERON ESCRITAS EN ESPAÑOL, sino en Griego, Arameo y Hebreo”.

Hundiéndose cada vez más, añade:

“Toda traducción del griego al español pierde su gramática original griega por necesidad. Por eso, y otras razones, no perderé mi tiempo analizando la gramática de los traductores de la Biblia. La semántica se mantuvo no la gramática. Las reglas gramaticales no fueron inspiradas por Dios”.

Intercambio 3 entre Ilia y Homero Shappley de Álamo

(Copiamos electrónicamente el estudio que Ilia nos envió, intercalando en él nuestros “Comentarios” propios. El escrito de Ilia aparece en letra itálica. En su versión original, ella añadió muchas líneas en blanco entre párrafos, oraciones y aun frases, las que eliminamos en esta versión para que el texto no ocupe espacio innecesario. No alteramos en nada el texto mismo que ella compuso.)

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Reacción de Ilia al "Intercambio 3"

Carta completa de Ilia para Homero

18 de abril de 2009

Original

 

From: salgadoilia@yahoo.com [mailto:salgadoilia@yahoo.com]
Sent: Saturday, April 18, 2009 11:00 PM
To: iglesia_de_cristo@msn.com
Subject: Otra forma de mentir

 

Hermano, ¡Estoy sorprendida! (aunque no debería de estarlo) que usted rehúse publicar mí contestación completa.  

Los hermanos, por causa suya, no tienen la oportunidad de comparar mí respuesta con la suya porque usted convenientemente suprimió mi  contestación a su carta.  

Que yo no quiera analizar la traducción en español, pero si la semántica, NO fue la base de mi contestación. Usted sabe muy bien que la base de mi contestación fue en la lógica, su contradicción a la Biblia, los consejos divinos en los diez mandamientos y la gloria en el rostro de Moisés.  Yo lo desafío a que publique mi contestación completa sin tapar esas partes tan importantes de mi carta.  

Yo elaboré en la semántica y figura lingüística. Usted convenientemente y por terror a que la verdad sea  expuesta, no publicó mi lógica por que sabe que usted esta directamente contradiciendo la Biblia.  

Que los 10 mandamientos son consejos divinos no lo publicó por miedo y terror a  la verdad.  

La lógica que los Díez mandamientos no son el ministerio de Dios, fue probado contundentemente pero usted rehúsa publicar la verdad.  

Que la gloria de Dios estaba en el rostro de Moisés también convenientemente lo escondió.  

Solo se pegó a mi rechazo de analizar la gramática de los traductores de la Biblia. Eso no fue la base de mi respuesta y usted lo sabe. Si usted quiere un análisis de la gramática completa de 2 Corintios 3:7 se lo puedo dar con la condición de que usemos el griego original como base y no la traducción humana al español. Yo puedo fácilmente demostrar gramaticalmente que 2 Corintios 3:7 nunca dice que los diez mandamientos fueron abolidos.  

Yo usé la semántica y la figura lingüística que usted mismo trajo, para demostrar su error y usted sabe que así fue por eso tiene terror de publicar mí carta completamente.  

En contraste con usted yo he publicado TODO nuestros intercambios sin tapar NADA de lo que usted dijo, a conveniencia mía pues no tengo NADA que esconder.  

También, los hermanos en Puerto Rico se enterarán que usted no publicó mi contestación completa sino lo que le conviene (fuera de contexto obviamente), ¡eso es otra forma de mentir!  

¿Por que tiene usted terror de publicar toda la verdad?  

En mi pagina de Internet voy a decir que usted NO PUBLICÓ mi contestación completa, eso es mentir, eso es engañar, eso es ser falso, eso es esconder, eso es tenerle miedo a la verdad. Cuando los hermanos se enteren que usted no publica todo sino solo lo que le conviene la validez de sus aserciones se desplomará rápidamente. Por amor a su reputación y a usted, yo le voy a dar tiempo para que considere publicarlo TODO sin tapar ni una tilde de mi contestación. Si veo que prefiere mentir por miedo a la verdad entonces asumiré que tiene miedo de publicar lo más importante que yo envié y solo entonces divulgaré la verdad:  

La verdad es que usted no lo publica todo.  

Usted sabe que su "Afirmación principal" fue detalladamente expuesta en mi contestación pero usted se rehúsa a publicarla. Que yo no quiera basar mi respuesta en la traducción al español fue solo un comentario pertinente y no la base de mi respuesta. La base de mi respuesta es lo que usted tiene miedo de publicar. Puerto Rico es pequeño y le sugiero que publique TODO lo que le envié sin miedo a la verdad expuesta pues los hermanos se van a enterar y sus respuestas "objetivas" serán puestas en duda. Si usted cree que lo que usted no publicó no es necesario ni importante entonces deje que los hermanos se convenzan por sí mismo y lleguen a sus propias conclusiones y no que rumores destruyan la objetividad de sus respuestas. 

Usted dijo: "ella añadió muchas líneas en blanco entre párrafos, oraciones y aun frases, las que eliminamos en esta versión para que el texto no ocupe espacio innecesario. No alteramos en nada el texto mismo que ella compuso."  

Usted no alteró el texto pero si alteró el contexto y grandemente al punto que lo que usted publicó es una falsa representación de lo que yo contesté, y de eso los hermanos en Puerto Rico se van a enterar.  

Lo que usted no publicó de mi respuesta no fue "Líneas en blanco, entre párrafos, oraciones y aun frases" sino la base misma de mi contestación. Lo desafío a que permita que los hermanos y sus lectores hagan su propia conclusión si lo que usted "eliminó" fueron "líneas en blanco entre párrafos, oraciones y aun frases".  

Hermano, su actitud evasiva a mi respuesta me convence más que el Espíritu Santo está conmigo, por que veo que usted  no está siendo sincero ni justo. La intención de nuestros intercambios es para escudriñar las escrituras y no para porfiar sus interpretaciones privadas. Si usted verdaderamente cree que yo estoy objetivamente equivocada, demuéstrelo permitiendo que los demás hermanos inteligentes y objetivos de la iglesia, lleguen a sus propias conclusiones sin interferencia suya.  

Respetuosamente,

Su hermana en la fe en Cristo,

Ilia

 

//////////////////////////////////////////////////////////////

Respuesta de Homero a la carta de Ilia

19 de abril de 2009

Estimada Ilia, permaneciendo en pie mi “Afirmación principal”, no había razón para publicar en nuestro sitio de Internet sus demás puntos, argumentos, etcétera. ¿Qué? ¿Acaso piense usted que publiquemos en nuestra Web todos los libros de la profetisa Elena White, fundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, más todos los escritos suyos y todos los de toda persona en el mundo que escriba en defensa de guardar el séptimo día? Dios es mi testigo, hasta comencé a incluir su correo electrónico en el “Intercambio 3”, con el propósito de indicar al lector interesado que hiciera contacto con usted de querer escudriñar todo su escrito. No lo hice en el momento porque no quería que miembros de la iglesia de Cristo, o estudiosos de cualquier otra iglesia, me culparan de exponer su identidad. Pero, le digo con gran pena en mi corazón que su irracionalidad, agresividad ofensiva e impertinencias han llenado la copa hasta rebosar. Por lo tanto, su correo electrónico será añadido a los “Intercambios”. De ahí, usted podrá seguir adoctrinando a su modo a cualquier visita a nuestra Web que desee entablar algún diálogo.

De mi parte, sigo firme en mi decisión de no sostener intercambios con cualquier persona, no exceptuándose usted, que descarte la gramática como herramienta absolutamente indispensable para una comunicación entendible y cuerda. Bien que siga usted esquivando argumentos centrales, desenfocando el punto principal y distrayendo con veintenas de planteamientos secundarios, el analista conocedor, perceptivo e imparcial sabe que todo su esfuerzo es inútil porque hemos establecido irrefutablemente que 2 Corintios 3:7 enseña la abolición de los diez mandamientos, suplantándolos Dios mismo con un código moral my superior, a saber, el que divulga el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento. La piedra angular de su templo doctrinal es que los diez mandamientos son eternos. Habiendo sido destruida referida “piedra angular”, todo su estructura viene abajo, rompiéndose. ¿Por qué habría yo de enseñar al público todos y cada uno de los pedazos, examinándolos detenidamente?

Un asunto más: el formato, la sintaxis y otros rasgos de sus escritos yo los encuentro problemáticos y deficientes. Por ejemplo, su último escrito ocupa veintidós páginas tamaño carta. Muchos espacios innecesarios. Cláusulas separadas por tres o cuatro líneas en blanco. No estoy dispuesto a publicar escritos de tal índole, ni estoy dispuesto a tomar el tiempo necesario para eliminar semejantes errores, los que dicen mucho acerca de usted como escritora.

Atentamente, Homero Shappley de Álamo

 

 

 

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.