Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Deidad. Trinidad. Solo Jesús. Lista de estudios e intercambios disponibles en esta Web.

El niño Jesús de Nazaret: desde su concepción hasta los doce años de edad. PDF Catorce diapositivas

Jesús de Nazaret, Jesucristo, Mesías, Hijo de Dios, Hijo de Hombre. Concepción, nacimiento, niñez, adolescencia, juventud y adultez. Procedencia, poderes, funciones divinas y destino. LISTA de RECURSOS en esta Web.

El EVANGELIO de JUAN. Textos de los veinte capítulos en Ariel 12.
LISTA de los CAPÍTULOS
, con ENLACES.
Comentarios sobre porciones
mediante escritos y diapositivas.

 

Juan 7

 

Gráfica del título El evangelio de Juan Para el capítulo 10, con el texto completo del capítulo y comentarios sobre porciones.

 

El TEXTO completo

seguido por COMENTARIOS

sobre algunas porciones

 

Después de estas cosas, andaba Jesús en Galilea; pues no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle. 2 Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos; 3 y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces. Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo. Porque ni aun sus hermanos creían en él. Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo siempre está presto. No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas. 8 Subid vosotros a la fiesta; yo no subo todavía a esa fiesta, porque mi tiempo aún no se ha cumplido. 9 Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea. 10 Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto. 11 Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél? 12 Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo. 13 Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos. 14 Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba. 15 Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado? 16 Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió. 17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta. 18 El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia. 19 ¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme? 20 Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte? 21 Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis. 22 Por cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres ; y en el día de reposo circuncidáis al hombre. 23 Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposopara que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo sané completamente a un hombre? 24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio. 25 Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle? 26 Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo? 27 Pero éste, sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea. 28 Jesús entonces, enseñando en el templo, alzó la voz y dijo: A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis. 29 Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió. 30 Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora. 31 Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace? 32 Los fariseos oyeron a la gente que murmuraba de él estas cosas; y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendiesen. 33 Entonces Jesús dijo: Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió. 34 Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir. 35 Entonces los judíos dijeron entre sí: ¿Adónde se irá éste, que no le hallemos? ¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos? 36 ¿Qué significa esto que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir? 37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado. 40 Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: verdaderamente éste es el profeta. 41 Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo? 42 ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén,de donde era David, ha de venir el Cristo? 43 Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él. 44 Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno le echó mano. 45 Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído? 46 Los alguaciles respondieron: !Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre! 47 Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? 48 ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos? 49 Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es. 50 Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos: 51 ¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho? 52 Respondieron y le dijeron: ¿Eres tú también galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta. 53 Cada uno se fue a su casa.

 

 

 

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960.
Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

 

El EVANGELIO de JUAN. Textos de los veinte capítulos en Ariel 12.
LISTA de los CAPÍTULOS
, con ENLACES.
Comentarios sobre porciones
mediante escritos y diapositivas.

 


 

 

COMENTARIOS

 

Juan 7:5. Ni aun sus hermanos creían en él. En Capernaum, le identifican como "el hijo de José, cuyo padre y madre conocemos".

Juan 7:41-42. Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo? 42 ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén,de donde era David, ha de venir el Cristo?

En la diapositiva, la columna a la derecha.

 

Antes de bautizarse Jesús de Nazaret a los treinta años de edad ¿le tenían como el Mesías sus hermanos de sangre, vecinos de Nazaret y conocidos de Galilea?, diapositiva con la respuesta bíblica mediante gráficas y textos.

 

Antes de bautizarse JESÚS de Nazaret a los treinta años de edad,
¿le tenían como el Mesías sus hermanos de sangre,
vecinos de Nazaret y conocidos de Galilea?

Bautizado Jesús, ¿a dónde es llevado y por cuánto tiempo?

Al desierto, por cuarenta días.

¿A dónde va luego, y qué hace?

A Galilea. Predica en las sinagogas.

Jesús se crió en Nazaret, viviendo en el poblado durante veintiséis años antes de bautizarse. ¿Sus vecinos le tenían como el Mesías durante aquellos años?

¡NEGATIVO! Cuando predica en su sinagoga le identifican como “el hijo de José”. Lucas 4:22. Como el hijo del carpintero “¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?” Mateo 13:55-56

Al escucharle, ¿le creen el Mesías?

¡NEGATIVO! Primero impresionados, luego escandalizados de él, ofendidos y airados, le echan de la ciudad, empeñados en matarle.

Sus hermanos, ¿le creían el Mesías?    

¡NEGATIVO! “Ni aun sus hermanos creían en él.”  Juan 7.5

En Capernaum, ¿le creían el Mesías?    

¡TAMPOCO! Le identifican como “el hijo de José, cuyo padre y madre conocemos. Juan 7:41-42

Deducciones. Contrario a miles de pinturas, gráficas, tradiciones y teologías, las gentes que conocían a Jesús durante sus veintiséis años en Nazaret no le tenían como el Mesías sino como el hijo natural de José y María, los únicos dos que sabían su verdadera identidad, la cual no divulgaban ni a familiares ni a vecinos.

 


 

Juan 7:28. El lado derecho en la diapositiva.

Juan 7:29. El lado izquierdo en la diapositiva.

 

Jesús de Nazaret, ¿de dónde vino usted?, con respuestas de Jesús a la pregunta y gráficas que las ilustran en esta Diapositiva sobre la Deidad y las funciones distintas de Dios el Padre y Jesús el Hijo.

 

Jesús de Nazaret, ¿de dónde vino usted?

La respuesta de Jesús: “Sé de dónde he venido y a dónde voy”. Juan 8:14

¿Estaba Jesús plenamente consciente de dónde había venido? ¡Claro que sí! Su respuesta respira completa seguridad.

¿De dónde, pues, había venido precisamente?

La respuesta de Jesús: “…yo de Dios he salido, y he venido; pues NO he venido de mí mismo, sino que él me envió.”  Juan 8:42; 7:28; 16:28.

Uno, el Hijo, que SALE de OTRO, a saber, de Dios el Padre. Pues, ¡DOS DISTINTOS!

Uno que ha venido, pero NO de SÍ MISMO sino que FUE ENVIADO. Pues, ¡DOS DISTINTOS!

Refiriéndose Jesús a su Padre dice: Yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió.”Juan 7:29

Explica: He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la… del que me envió”.

Añade que “estaba primero” en el cielo antes de descender. Juan 6:38, 62

Conclusiones. Conocer el uno al otro, proceder el uno del otro, hacer uno la voluntad del otro. ¡DOS DISTINTOS! En dos lugares distintos, con distintas funciones.

No una ilusión o ficción de “dos Seres celestiales fundidos en un solo Ser, el que tuviera dos o tres caras distintas, ni dos o tres personalidades distintas, las que se proyectaran de un solo Ser o Ente divino”.

Fijémonos bien:

El Dios y Padre permanece en el cielo. NO va a la Tierra.

En cambio, el Hijo, despojándose de sus privilegios y poderes celestiales, va sí al planeta Tierra.

Dos seres en dos lugares distintos, dos esferas distintas, dos mundos distintos. El uno en el cielo; el otro en la tierra.

¿Con qué justificación concebirlos, o presentarlos, como dos Seres fundidos en uno? ¿Como dos personalidades del mismo Ser?

El monoteísmo radical de los judíos del tiempo del ministerio terrenal de Jesús de Nazaret impidió que aquellos judíos, en su mayoría, aceptaran a él como el “Hijo de Dios”.

Por ser Hijo de Dios, tenía, naturalmente, derecho al apellido de su Padre Dios. O sea, a ser llamado “Dios”. Porque era de la misma sustancia espiritual de su Padre Dios. Y, por ende, en este sentido, ser contado como “igual a Dios”.

Mas, sin embargo, tal igualdad de esencia no significaba que el Hijo de Dios compartiera, absoluta y perfectamente, antes de su encarnación, todos los poderes de su Padre ni toda su autoridad.

Sostienen esta conclusión las referencias de Jesús, Hijo de Dios, Hijo de Hombre, a su relación para con su Padre antes del evento de la encarnación.

Por ejemplo, el Padre Dios es quien manda a su Hijo Unigénito a ir, como Ser espiritual despojado de sus poderes, privilegios y derechos celestiales, a habitar el feto creado en la matriz de la doncella María. Al Hijo le corresponde obedecer, o no obedecer.

Justamente a esta realidad se debe su expresión: “…pues NO he venido de mí mismo, sino que él me envió.” Juan 8:42. Parafraseando, con todo respeto tanto al Padre como al Hijo: “No me mandé a mi mismo a ir a encarnarme en la tierra. No tomé la decisión de hacerlo. El Padre es quien tomó la decisión. Él es quien me envió. Me instruyó a ir, sinónimo de mandarme”.

También dijo Jesús, explicando su dependencia del Padre y el origen del mensaje que predicaba en la tierra: “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Juan 12:49.

El Padre envía al Hijo.

El Padre manda al Hijo lo que había de decir.

No había entre los dos Seres igualdad de autoridad y poderes antes de la carnación. Ni tampoco durante el ministerio del Hijo en la tierra.

 


 

El EVANGELIO de JUAN. Textos de los veinte capítulos en Ariel 12.
LISTA de los CAPÍTULOS
, con ENLACES.
Comentarios sobre porciones
mediante escritos y diapositivas.

Jesús de Nazaret, Jesucristo, Mesías, Hijo de Dios, Hijo de Hombre. Concepción, nacimiento, niñez, adolescencia, juventud y adultez. Procedencia, poderes, funciones divinas y destino. LISTA de RECURSOS en esta Web.

El niño Jesús de Nazaret: desde su concepción hasta los doce años de edad. PDF Catorce diapositivas

Deidad. Trinidad. Solo Jesús. Lista de estudios e intercambios disponibles en esta Web.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.