Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

DANIEL. Unos cuantos recursos para el estudiar al profeta y su libro.

El MILENIO. Un caudal de estudios e intercambios en esta Web proporciona los recursos para escrutar las múltiples ramificaciones de este tema.

El RAPTO. Abundantes estudios de textos bíblicos relevantes y distintas interpretaciones, más intercambios edificantes, se hallan en esta Web.

APOCALIPSIS: análisis de las profecías y visiones. Comentario extenso ilustrado, equivalente a mil cien páginas tamaño carta.

 

Documento sobre las...

Profecías fracasadas de los testigos de Jehová


Cuartel general de los testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York.

Esta fotografía de Robert Ciranko, presidente de los testigos de Jehová desde 2014, ilustra el tema Profecías fracasadas de los testigos de Jehová, en editoriallapaz.org.

Robert Ciranko, actual presidente (2017) de los testigos de Jehová.

 

Según las profecías de los testigos de Jehová, a lo menos cuatro acontecimientos estremecedores deberían haber acaecido en el año 1975, a saber:

1.  La batalla de Armagedón.

2.  La aniquilación de la Iglesia Católica Romana y de las demás iglesias opuestas a la obra de los testigos.

3.  La destrucción de los poderes políticos (gobiernos seculares).

4.  El comienzo del Milenio en la tierra.

Estimados señores y señoras de los testigos de Jehová, ¿por qué no se dieron estos cuatro eventos? A estas alturas (2017), han transcurrido cuarenta y siete años después del año 1975. ¿Qué hemos de concluir? ¿Con qué razón tomar en serio a ustedes y su Sociedad?

A decir la verdad, los testigos de Jehová tienen por qué sentirse completamente frustrados, aun abochornados. ¡Tantas profecías fracasadas! ¡Tanta teología tramada ingeniosamente y vuelta completamente hueca! Tanto esperar en vano lo anunciado, proyectado, profetizado, infinidad de veces, por los dirigentes, grandes maestros, escritores, profetas, de la Sociedad de la Torre de Vigilancia, con sede en Brooklyn, EE UU. No obstante, siguen predicando con ahínco su mensaje del reino y de vida eterna en esta misma tierra, la que será transformada, según sus tesis, en un verdadero paraíso material eterno. Y vendiendo, o regalando, sus distintas publicaciones tales como "La Atalaya" "Despertad”. Osadamente procediendo como si toda palabra y profecía suya hubiese sido confirmada y vindicada. Desde luego, las nuevas generaciones de personas convertidas a la organización Watchtower o ignoran lo de 1975 o sus maestros se las ingenian para disimilar el fracaso rotundo de sus profecías fracasadas.

Más honesto sería enfrentarse valiente y honestamente a los hechos irrefutables. Su organización ha fallado repetidas veces al pronunciar profecías sobre el reino, el tiempo del fin, Armagedón y el Milenio. Para ellos, el tiempo ya lo ha dicho todo. Con presunción hablaron los testigos, pues no aconteció lo que profetizaron"Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliera lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él" (Deuteronomio 18:22).

 


Según las enseñanzas de los testigos de Jehová, la generación de 1914 vería la creación por Dios de un "reino milenario en la tierra", es decir, de un "paraíso terrenal". En 2017, ¿cuántas personas de la generación de 1914 aún viven?

"EL OTOÑO de 1975"

Escribió algún dirigente de los testigos (¿Knorr? ¿Franz? No se sabe cuál de ellos, pues no firman sus escritos.)"Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzarán el otoño de 1975(Vida eterna, en libertad de los hijos de Dios, Página 29, publicado en 1966 por la Watchtower Bible and Tract Society).

En la tabla de fechas presentada en las páginas de 31 a 35 del mismo libro, se destaca el año 1975, con la explicación siguiente: "Fin del SEXTO DÍA de mil años de la existencia del hombre (temprano en el otoño)". La próxima fecha que aparece en la tabla es la del año 2975 y de él se dice: "Fin del SÉPTIMO DÍA de mil años de la existencia del hombre (temprano en el otoño)"Para otras declaraciones proféticas sobre el año 1975, ver la revista Despertad, edición del 8 de octubre de 1966 y La Atalaya, del 1 de mayo de 1968.

La doctrina corriente de la Sociedad de los testigos es que el séptimo periodo de mil años es el Milenio, o sea, la época de mil años a la cual se alude en Apocalipsis 20:1-10. La Sociedad también ha enseñado que la batalla de Armagedón sería luchada en los días previos al comienzo del Milenio. Mediante referido conflicto global la Iglesia Católica Romana quedaría destruida, junto con todas las demás iglesias y sectas de la cristiandad, y además, los poderes políticos (presidentes, cancilleres, reyes, príncipes, senados, cámaras de representantes, cuerpos legislativos de toda categoría, cuerpos judiciales, etcétera, etcétera).

Recalcando para énfasis, según las profecías de los testigos de Jehová, a lo menos cuatro acontecimientos estremecedores deberían haber acaecido en el año 1975, a saber:

1.  La batalla de Armagedón.

2.  La aniquilación de la Iglesia Católica Romana y de las demás iglesias opuestas a la obra de los testigos de Jehová.

3.  La destrucción de los poderes políticos (gobiernos seculares).

4.  El comienzo del Milenio en la tierra.

¡Ninguno de estos acontecimientos transcurrió! ¡Ni siquiera uno! ¡Nada en el año 1975 para los testigos! Sus presidentes, vicepresidentes, ancianos, maestros, escritores y profetas quedan desacreditados una vez más. La Iglesia Católica Romana sigue en pie; también las demás iglesias. Los poderes políticos permanecen. Y, ¿los testigos? Pues, ¡helos ahí en las calles, aún vendiendo La Atalaya y Despertad! Dicen que son esclavos, y se lo creemos. No cabe duda: son esclavos, voluntariamente sojuzgados a la junta dictatorial religiosa que les gobierna con mano dura desde su sede en Brooklyn. Según nuestros estudios, bastante exhaustivos, por cierto, de su organización y doctrina, no podemos menos que pensar que sean víctimas de un buen lavado de cerebro administrado hábilmente por referida junta.

Hundiéndose en un mar de fechas y profecías fracasadas, se agarran de un hilito ya roto. Afirman que Adán fue creado en septiembre del año 4026 antes de Cristo. Después, fue creada Eva, pero no se sabe cuánto tiempo después, según ellos. Si Eva fue creada seis meses después de Adán, entonces el Milenio comenzaría en marzo de 1976. Y si un año después, el Milenio comenzaría, pues, en el otoño de 1976. Así razonan. Más sin embargo, antes de encontrarse en el impasse creado por sus profecías en torno al año 1975, habían afirmado que Eva también fue creada en el 4026, conforme a las siguientes fuentes: La Atalaya, del 1 de mayo de 1968; Despertad, del 8 de octubre de 1968, y El propósito de Dios, Página 51, 1974. Además, si el Milenio terminará, como se señala en la tabla de fechas dada en el libro Vida eterna, en el otoño del 2975 d. C., lógicamente tendría que empezar en el otoño del año 1975. De otro modo, no se completarían los mil años en el 2975 d. C. Esto significa que, según la cronología de los testigos, Armagedón debiera haber tomado lugar ya el Milenio debiera haber comenzado hace muchos años. Así que, realmente no vemos escapatoria para los testigos. El laberinto de sus propias doctrinas los enreda y traiciona.

¡A los testigos de Jehová se les acabó el tiempo! Que sean humildes y honestos, admitiéndolo. No pueden tapar el cielo con la mano ni pueden ocultar sus fracasos proféticos y errores doctrinales con más subterfugios, negaciones o nuevas profecías.

 


Charles Taze Russell, fundador de organizaciones de las cuales emergió la Torre de Vigilancia.

Una HISTORIA de PROFECÍAS FRACASADAS

Los estudiosos que estamos al tanto de la historia de los testigos de Jehová sabemos que la secta se originó con la promulgación de un sistema de doctrinas basado principalmente en fechas, tiempos y profecías. La vida de la secta, como también su impulso evangelístico, se deriva de sus creencias sobre el cumplimiento de los tiempos y de las profecías. ¿Cuánto tiempo más podrá sobrevivir la Sociedad de los testigos ya que su alimentación a través de los años ha sido, de continuo, la de profecías muertas y esperanzas frustradas? Pero, hasta el día de hoy (2017), décadas después del año 1975, siempre se las arreglan para seguir con vida. Los favorece grandemente el levantamiento de nuevas generaciones que desconocen lo de 1975, como, además, una plétora de fechas adicionales que marcan la proclamación de profecías jamás cumplidas. Si usted, estimado lector, lectora, considera objetivamente las siguientes profecías y declaraciones de los testigos, seguramente no le asombrará el que sus predicciones sobre el 1975 no fuesen sostenidas, pues su historia es plagada de numerosas profecías fracasadas.

Año 1877. "El fin del mundo, es decir, el fin de la época del evangelio y el comienzo de la Edad Milenario, es más cercano de lo que suponen la mayoría de los hombres. De hecho, ya hemos entrado en el periodo de transición el cual será Tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces (Daniel 12:1)". (Charles Taze Russell, Tres mundos, y La cosecha de este mundo, Página 17)

Año 1889. "Pues, no se sorprendan cuando, en capítulos subsiguientes, presentamos pruebas que ya ha comenzado el establecimiento del reino de Dios el cual, según señala la profecía, empezaría a ejercer poder en el 1878, y de que ‘la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso’, la cual terminará en el 1914 cuando hayan sido derribados los gobiernos actuales de la tierra, ya ha comenzado" (El tiempo se acerca, Página 101).

Errores y contradicciones: 

1. El reino espiritual de Dios no fue establecido en la tierra en el año 1878 d. C. sino en el año 29 de la Era Cristiana, durante la vida de los apóstoles escogidos por Cristo, tal cual profetizado por el Señor mismo en Marcos 9:1. (Mateo 16:28Colosenses 1:13). 

2. Charles Taze Russell, el fundador de los testigos, profetizó que Armagedón terminaría en el 1914. Al fallar su profecía, los testigos cambiaron la fecha, siendo su última predicción la que se emitió para el otoño de 1975.

3. Los gobiernos seculares de la tierra no fueron derribados en el 1914, ¡ni tampoco en el 1975!

Año 1894. "No vemos por qué cambiar las fechas. No podríamos cambiarlas aunque quisiéramos. Creemos que son las fechas de Dios, no las nuestras. Tenga presente el que el año 1914 no es el principio sino el fin del tiempo de angustia(Russell, La Atalaya de Sión, 15 de julio de 1894).

Comentarios: Nótese la confianza con que escribe el Sr. Russell sobre "las fechas de Dios" y el énfasis sobre la terminación de todo en el año 1914. Pero, dice Cristo: "No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su sola potestad" (Hechos 1:7). Qué conste: "...en su sola potestad", y no en la potestad de Charles Russell y sus seguidores.

Año 1904. "Según nuestras expectaciones, pronto, entre el 1910 y el 1912, nos sobrevendrán las tensiones del gran tiempo de angustia, culminando al finalizarse los 'tiempos de los gentiles’ en octubre de 1914(Russell, La creación nueva, 1904).

Año 1914. "Aunque es posible que comience Armagedón en la primavera del año entrante, decir exactamente cuándo sería mera especulación" (Russell, Reimpresiones de La Atalaya, VI, 1 de septiembre de 1914, Página 5527).

Observaciones: ¿Comenzó Armagedón en el 1915? ¡De modo alguno! ¡Ni tampoco en el 1975! Cabe preguntar por qué rechazaron los testigos la cronología de su fundador el Sr. Charles Russell. ¿No afirmó él que sus fechas eran de Dios y que no podían ser cambiadas?

Año 1915. "La batalla de Armagedón, para la cual está abriendo paso esta guerra, significará la derrota total y eterna del mal y el establecimiento del reino justo del Mesías..." (Russell, Reimpresiones de La Atalaya, VI, Página 5659).

Comentarios: La guerra a la que se aludía Russell era la Primera Guerra Mundial. Aquella guerra no abrió paso a Armagedón ni fue establecido un reino milenario terrenal después de la guerra. Bíblicamente, no hay tal cosa como "reino milenario terrenal". El verdadero reino espiritual de Dios permanece antes, durante y después del Milenio.

(Estimado lector, si desea usted analizar exposiciones más amplias sobre el reino de Dios, el Milenio y temas relacionados, le recomendamos buscar estos temas en el "Índice de temaspara este mismo sitio de Internet.)

Año 1916. "Dentro de pocos años veremos el colapso total (del tiempo de los gentiles) y el establecimiento completo del reino de Dios en manos del Mesías" (Russell, Reimpresiones de La Atalaya, VI, Página 5950).

Comentarios: ¡Otra profecía fracasada! En vano esperaron los testigos el establecimiento del reino milenario después de la Primera Guerra Mundial. Tome nota de la contradicción referente al Tiempo de los gentiles. Russell había dicho que referido período terminaría en octubre de 1914. Sin embargo, Russell mismo admite, en 1916, que referido "Tiempo de los gentiles" seguía.

Año 1917. "La gran guerra en Europa es el comienzo del Armagedón de las Escrituras" (Sermones del pastor Russell, Página 676).

Comentario: ¡Y los testigos del presente aún están esperando Armagedón!

 


Joseph Franklin Rutherford, tercer presidente de la Torre de Vigilancia. c. 1910.
Conocido como "Juez Rutherford".
www.wikipedia.org


El Juez Rutherford llega a Ohio en su Cadillac. www.wikipedia.org

Año 1918. El día 24 de febrero de 1918, el Sr. Rutherford, sucesor de Charles Taze Russell, pronunció por primera vez su famosa conferencia "Millones ahora vivos nunca morirán". Estimados testigos, henos aquí en el año 2017. ¿Dónde se encuentran aquellos millones que nunca morirían?

Año 1920. "Apoyándonos en el argumento ya expuesto de que el sistema viejo de cosas, el mundo viejo, está feneciendo... y que se está acercando el sistema nuevo y de que en el 1925 resucitarán los fieles ilustres del pasado y comenzará la reconstrucción, es razonable concluir que millones de personas que ahora viven en la tierra estarán aún vivas en el 1925. Pues, de acuerdo con las promesas dadas en la Palabra divina, tenemos que llegar a la conclusión positiva e indisputable de que millones ahora vivos nunca morirán". (Rutherford, Millones ahora vivos nunca morirán, Página 97).

Comentarios: ¿Qué pasó en el año 1925? ¡Ningún evento que llenara las atrevidas profecías del Sr. Rutherford! ¿Resucitaron los fieles de los tiempos pasados? ¡NEGATIVO! ¿Se inició el Milenio? ¡NEGATIVO! Y, ¿aquellos millones que nunca morirían? Pues, ¡ya han muerto! Estamos viviendo el año 2017. Aquella generación del año 1918, efectivamente, ha pasado ya a la historia, quizás con raras excepciones. De cierto, a los testigos se les acabó el tiempo.

 


Beth Sarim, San Diego, California. www.wikipedia.org

Año 1929. Fue construida "Beth Sarim" (o sea, "Casa de los Príncipes") en San Diego, California. Según la doctrina de los testigos, Abraham, Isaac, Jacob y otros personajes de épocas pasadas vendrían a morar en Beth Sarim. Pero, ¡bendito! Beth Sarim fue vendida en el 1942, después de la muerte del Sr. Rutherford. Estimados testigos de Jehová, ¿POR QUÉ? ¿Por qué la vendieron? Obviamente, por la sencillísima razón de que lo profetizado sobre la "Casa de los Príncipes" no se hizo realidad. ¿Hasta cuándo seguirán multitudes de personas confiando en los teólogos equivocados de la Torre de Vigilancia?

Año 1940. "Tal parece que el trabajo de testimoniar a favor de la Teocracia esté para terminar en la mayoría de los países de la cristiandad " (Rutherford, La Atalaya , 1 de septiembre de 1940, Página 265).

Comentarios: ¡Estas palabras fueron pronunciadas hace setenta y siete años! Y, todavía siguen "testimoniando" los nuevos testigos, ignorando, presumimos, gran parte de la historia de su organización. Dada la conglomeración de teorías humanas que promulgan, mejor hubiese sido jamás haber iniciado semejante trabajo. ¿Ahora dejarán de "testimoniar" ya que sus profecías para el 1975 se fueron a pique? Dudoso. Los dirigentes de la Sociedad en Brooklyn poseen no solo una enorme imprenta sofisticada sino tremenda organización mundial de "esclavos", una maquinaria proselitista quizás casi sin igual, y por ende, un "poder" sobre multitudes de mentes, el que muchos envidiarían y pocos estarían dispuestos a entregar. Grandes recursos humanos y materiales a su disposición. ¿Cómo permitir que todo su imperio se viniera abajo? ¿Que el trabajo de más de un siglo quedara en cero, cayendo en descrédito y vergüenza? Astutamente, se las ingenian para seguir su obra nefaria.

Año 1941. En el libro Hijos (Rutherford, Página 366), Juan, uno de los personajes del libro, dice a su novia: "Sin duda, se acerca Armagedón... Desde ahora en adelante le daremos toda la devoción de nuestros corazones a la Teocracia, sabiendo que pronto viajaremos juntos por la eternidad en la tierra. Nuestra esperanza es que dentro de pocos años sea consumado nuestro matrimonio y que tengamos hijos buenos que traigan honor al Señor. Bien podemos posponer nuestro matrimonio hasta que haya paz duradera en la tierra".

Comentarios: Si Juan y su novia Eunice hubiesen sido personas reales, ¡todavía estarían esperando la consumación de su matrimonio! Juan tendría 102 años de edad y Eunice, 100. ¿Y esos hijos buenos que querían tener? Pues, ¡no los tendrían jamás! Cruel es aquel sistema religioso que desorienta y engaña, por medio de profecías falsas y alarmas huecas, a los seres humanos ingenuos, llevándolos a rechazar el matrimonio, evitar tener hijos, suprimir la preparación académica, renunciar empleos o vender sus propiedades, en esperanza de ocupar pronto un "paraíso terrenal". ¡Tal sistema es el que los testigos de Jehová siguen sosteniendo!

Año 1942. "El nuevo mundo está a las puertas... el tiempo es corto" (El nuevo mundo, Página 10).

Año 1944. "Se acerca el fin del sistema mundano" (Se acerca el reino, Página 342). "El desastre de Armagedón, más grande que el que cayó sobre Sodoma y Gomorra, está a la puerta" (Sea Dios veraz, Página 194).

Año 1950. "El tiempo de Jehová ha llegado cuando, de manera definitiva, será decidida la cuestión de la soberanía universal."

Luego, la famosa profecía sobre 1975

Año 1966. "Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en el 1975, y el séptimo periodo de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975’. (Vida eterna, Página 29).

 

Y ahora, ¿QUÉ?

 

Estimados testigos de Jehová, sinceramente, a ustedes se les acabó el tiempo.

El tiempo de la generación de 1914 ya pasó. Si no, favor de explicarnos cuántos años dura una generación. ¿Dónde se encuentran los "millones que nunca morirán"?

Pasó el año 1975 sin que fuesen cumplidas sus profecías.

Los dirigentes de la Sociedad en Brooklyn culpan a ustedes por haber esperado que Armagedón se librara en 1975 y comenzara el Milenio en la tierra. Pero, ellos, y no ustedes, son los que escriben La AtalayaDespertad. Ellos, y no ustedes, son los autores de esas profecías que fallaron. Ellos enseñaron a ustedes una doctrina errónea y los alentaron con vanas esperanzas. Al seguir yendo de casa en casa los testigos convertidos antes del 1975, callan los fracasos proféticos de aquel año, como también los de años anteriores, tapando los errores mayúsculos cometidos. De manera que sus nuevos adeptos ignoran la triste historia de la "Teocracia", añadiendo sus fuerzas en el empeño de preservar una "Torre" religiosa cuyo fundamento descansa sobre las arenas de una teología acomodaticia y patentemente falsa.

Respetuosamente, llamamos a todo testigo de Jehová al arrepentimiento: que se arrepienta de propagar profecías de origen humano, las que confunden a personas carentes de conocimiento bíblico Que se arrepienta de someterse a una organización religiosa para la cual no hay patrón o precedente en el Nuevo Testamento. Que se arrepienta de promover una "Teocracia terrenal" y no el verdadero reino espiritual de Dios, es decir, la iglesia auténtica establecida por Cristo. Que se arrepienta de alimentar a las almas ingenuas con vanas esperanzas de un "reino milenario perfecto" en la tierra. Instamos a todo testigo de Jehová a meditar largamente sobre las palabras claves y claras de Cristo: "Mi reino no es de este mundo... Mi reino no es de aquí" (Juan 18:36). Y que desista de contender sobre palabras, cambiando el significado natural y espiritual del lenguaje bíblico. Animamos a todo testigo de Jehová a bautizarse bíblicamente "para perdón de pecados", para que reciba el "don del Espíritu Santo" y sea añadido a la verdadera iglesia de Cristo (Hechos 2:36-47), para que sea trasladado al reino de Jesucristo, tal y como los cristianos del Siglo I (Colosenses 1:13), juntamente con los creyentes obedientes de toda la Era Cristiana. Que tome solo el nombre "cristiano" (Hechos 11:26) y que se una a los demás cristianos auténticos del mundo quienes pertenecemos a un solo cuerpo espiritual, teniendo una sola fe y una sola esperanza (Efesios 4:1-7).

Su servidor en el amor del Señor, Homero Shappley de Álamo.

 


 

 

DANIEL. Unos cuantos recursos para el estudiar al profeta y su libro.

El MILENIO. Un caudal de estudios e intercambios en esta Web proporciona los recursos para escrutar las múltiples ramificaciones de este tema.

El RAPTO. Abundantes estudios de textos bíblicos relevantes y distintas interpretaciones, más intercambios edificantes, se hallan en esta Web.

APOCALIPSIS: análisis de las profecías y visiones. Comentario extenso ilustrado, equivalente a mil cien páginas tamaño carta.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.