Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento: ¿cuál está en vigor durante la Era Cristiana?

Simbología del tabernáculo-templo de Israel mediante imágenes en PDF

Parte 5 de: El Tabernáculo terrenal versus el Tabernáculo espiritual –El tabernáculo terrenal: desde Josué hasta Salomón.

 

El Tabernáculo terrenal versus el Tabernáculo espiritual

Tipos y antitipos

Sombras-figuras-símbolos de lo que había de venir y sus contrapartes en ámbitos espirituales de la Era Cristiana

Por Juan Colón

[Imágenes seleccionadas e identificadas por Homero Shappley de Álamo]

Parte 4

EL TABERNÁCULO TERRENAL

CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA

PREPARATIVOS PARA LA MARCHA

PDF de este estudio

En esta Imagen, el tabernáculo se ve en el mismo centro del campamento de los israelitas. Al frente, hacia el oriente, se acampaban Moisés, Aarón y sus hijos. Al oeste, sur y norte, los demás levitas. Entonces, alrededor de la agrupación céntrica, las demás tribus, conforme a instrucciones detalladas de Jehová Dios.

En esta Imagen, el tabernáculo se ve en el mismo centro del campamento de los israelitas. Al frente, hacia el oriente, se acampaban Moisés, Aarón y sus hijos. Al oeste, sur y norte, los demás levitas. Entonces, alrededor de la agrupación céntrica, las demás tribus, conforme a instrucciones detalladas de Jehová Dios.

 

EL TABERNÁCULO TERRENAL

CAMINO A LA TIERRA PROMETIDA

(Números 1-4) Estando en el desierto de Sinaí, Dios mandó a Moisés a hacer un censo del pueblo israelí. De todas las tribus con excepción de la tribu de Leví. En este censo solo serían contados los que podían ir a la guerra, de veinte años de edad en adelante, todos los hombres. La composición de las tribus quedó como sigue:

           TRIBU                              NÚMERO DE GUERREROS                       JEFE

1- Rubén                                         46,500                                  Elisur, hijo de Sedeur

2- Simeón                                        59,300                                  Selumier, hijo de Zuridai

3- Gad                                              45,650                                  Eliazaf, hijo de Deuel

4-Judá                                              74,600                                  Naason, hijo de Aminadab

5- Isacar                                           54,400                                  Natanael, hijo de Zuar

6- Zabulón                                      57,400                                  Elías, hijo de Helón

7- José

           a)Efraín                                 40,500                                  Elisama, hijo de Amiud

           b)Manasés                           32,200                                  Gamalier, hijo de Pedasur

9- Benjamín                                    35,400                                  Abidan, hijo de Gedeoní

10- Dan                                            62,700                                  Ahiezer, hijo de Amisadai

11- Aser                                           41,500                                  Pagiel, hijo de Ocrán

12- Neftalí                                        53,400                                  Ahira, hijo de Enán

 

12 tribus                                         603,550 Guerreros                      =Total de hombres
                                                         (Números 1:46)                             contados de años
hacia arriba

No se contó en aquel momento a la tribu de Leví que, de paso, se convierte en la tribu número 13. Tampoco se contaron a las mujeres (de ninguna edad) ni los jóvenes de menos de diecinueve años, ni los niños, lo que posiblemente duplique o triplique el conteo.

Los levitas (Números 1:50-51) fueron designados a las labores relacionadas al tabernáculo del testimonio y sobre los utensilios. Estarían a cargo del tabernáculo, de todos sus enseres, y acamparían alrededor del tabernáculo. Tenían a cargo la guardia, armar el tabernáculo si iban a acampar y desarmarlo si tenían que moverse. Los restantes israelitas tenían que acampar junto a su campamento por tribus junto a su bandera, por sus ejércitos, bajo las enseñas de la casa de sus padres.

(Números 2) Para marchar había una orden fija que era la misma para acampar. Según Números 2:17, el tabernáculo quedaba en el centro del campamento. Cuando se produce la marcha también queda en medio de la caravana. El orden de la caravana fue establecido como sigue:

A.  Judá, Isacar y Zabulón -186,400.

B.  Rubén, Simeón y Gad -151,450

C.  El tabernáculo y la tribu de Leví.

D.  Efraín, Manasés y Benjamín -108,100.

E.  Dan, Aser y Neftalí -157,600.

Los levitas fueron contados de una forma diferente (Números 3:15). Todo varón de un mes hacia arriba, según las casas de sus padres, por sus familias. (Ver figura relacionada).

El principal de los jefes de los levitas era Eleazar, hijo del sumo sacerdote Aarón. Era el jefe de los que tenían la guardia del santuario. Al oriente del tabernáculo de reunión acampaban Moisés, Aarón y sus hijos Eleazar e Itamar (Números 3:38).

Todos los contados de la tribu de Leví, varones de un mes hacía arriba fueron 22,300. Pero solo aquellos que tuvieran entre los treinta  a cincuenta años podían servir en el Tabernáculo de Reunión.

 

Solo los levitas fueron autorizados por Jehová Dios a armar el tabernáculo, con todos sus muebles, desarmarlo y transportarlo.

Solo los levitas fueron autorizados por Jehová Dios a armar el tabernáculo, con todos sus muebles, desarmarlo y transportarlo.

 

PREPARATIVOS PARA LA MARCHA

Aarón y sus hijos estaban obligados a hacer todos los prepa­rativos pertinentes para la movilización del tabernáculo. En el Lugar Santísimo, les tocaba desarmar el velo que dividía el Lugar Santo del Lugar Santísimo, cubrir el arca del testimonio con el velo, y luego poner una cubierta de pieles de tejones y encima un paño azul. En el Lugar Santo tenían que preparar la mesa de la proposición, cubrirla con un paño azul y sobre ella las escudillas, las cucharas, las copas, los tazones y el "pan continuo" sería cubierto con un paño carmesí y luego pieles de tejones. Se le ponían las varas para cargarla.

El candelero seria cubierto también con un paño azul. Todo completo sería cubierto: sus lamparillas, sus despabiladeras, sus platillos y todos los utensilios del aceite con que se sirve. Luego todo sería cubierto con piel de tejones. El altar de inciensoiría cubierto con un manto azul. Había que quitar la ceniza y cubrirlo  con piel de tejones, poniéndole las varas para su transporte. Los utensilios del servicio diario que se usaban en relación al altar serían guardados de la misma manera, y serían puestos sobre unas "parihuelas" (camilla para transportar peso).

Parihuela: mueble compuesto de dos varas gruesas con unas cuantas cruzadas, donde se coloca una carga para llevarla entre dos o más personas.

El oficio de los hijos de Coat. Estos eran los designados a transportar las cosas sagradas antes mencionadas con todos sus utensilios. No les era permitido siquiera ver cuando se cubrieran las cosas santas ni mucho menos tocarlas, a no ser que murieran. Esa era labor de Aarón y sus hijos (Números 4). Eleazar, sacerdote hijo de Aarón, estaba a cargo del aceite del alumbrado, el incienso aromá­tico, la ofrenda continua y el aceite de la unción; también, a cargo de todo el tabernáculo y de todo lo que estaba en él (Números 4:22). Los miembros de este grupo capaces de trabajar en el tabernáculo eran 2,650 varones de treinta a cincuenta años de edad (Números 4:36).

El oficio de los hijos de Gersón. Estaban a cargo de llevar las cortinas del tabernáculo, su cubierta, sus cuerdas y todos los instrumentos de su servicio. Itamar estaba a cargo de super­visar estas labores (Números 4:29-33). El número de los miembros de este grupo que podían servir en el tabernáculo eran 2,630 varones de treinta a cincuenta años de edad (Números 4:40).

El oficio de los hijos de Merarí. Este grupo estaba a cargo de las tablas del tabernáculo, sus barras, sus columnas y sus basas, las columnas del atrio y sus basas, sus estacas y sus cuerdas con todos sus instrumentos y todo su servicio. El número de varones con capacidad para laborar en el tabernáculo era de 3,200 miembros (Números 4:44).

El total de servidores que ministraban de alguna manera en el servicio del tabernáculo de reunión eran 8,580 levitas, más Aarón y sus hijos, como también Moisés (Números 4:48). Los demás levitas podían servir solo en la guardia. Los ministros del tabernáculo tenían a su disposición seis carros cubiertos y doce bueyes.

-2 carros y 4 bueyes a los hijos de Gersón. Total de 6.

-4 carros y 8 bueyes a los hijos de Merarí. Total de 12.

Los hijos de Coat no tenían carros asignados porque ellos llevarían sobre sí el servicio del santuario.

Un dato bien importante es que toda persona considerada inmunda sería echada fuera del campamento para que no contaminara a las personas entre las cuales Dios habitaba. Esto es, sin dudas, tipo de lo que Dios hará en el día del juicio final cuando aquellos que sean considerados inmundos para Dios serán echados fuera a las tinieblas. A eso apunta la parábola de la Red (Mateo 13:47-50). "Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peses; y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. Así será el fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán  en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes." La enseñanza bíblica apunta a que los inmundos serán alejados de los puros; los carnales de los espirituales.

Después que todo estuvo echo conforme a la voluntad de Dios, todo fue ungido y santificado, con todos los utensilios; también los levitas fueron consagrados. Dios sustituyó a los primogénitos por los levitas como propiedad exclusiva de Dios (Números 8:16-18).

Este fue un periodo de preparación para el pueblo israelí. Al finalizar este periodo, Israel abandonó el monte Sinaí e inició su gran jornada hacía la tierra prometida (Números 10:11-13). Sin embargo, a causa de la rebelión e incredulidad de este pueblo, su entrada a Canaán fue pospuesta por cuarenta años. Durante ese tiempo vagó por el desierto, hasta que todo varón robusto mayor de veinte años (al momento del castigo) muriera. Durante aquellos cuarenta años Dios proveyó todo lo indispensable para la subsistencia de Israel en el desierto (pan, agua y carne).

Al finalizar el período de cuarenta años, Moisés estaba a la cabeza de una nueva generación, preparada  ahora para la obediencia. Esta obediencia fue el resultado de la dureza del desierto. El pueblo estaba listo para poseer la tierra prometida. En ese período aparece una ADVERTENCIA contra Israel, la que creo, perso­nalmente, tuviera su cumplimiento con la destrucción de Israel y su templo en el año 70 d. C. a manos del ejército romano; lo que la hace paralela a la profecía de Cristo en Mateo 24.  Esta profecía se encuentra en Deuteronomio 28:49-68, y su lenguaje es muy parecido a la descripción que narra el historiador Josefo sobre la destrucción del Israel en el primer siglo de nuestra era.

Dos meses antes de morir Moisés, este preparó la mente de la nación para esta nueva etapa de su historia. También terminó de escribir o completó "el libro de la ley", que comenzó a escribir en Sinaí, y lo entregó a los levitas a cargo del arca del pacto para que fuera guardado al lado del Arca del pacto como testimonio contra el pueblo (Deuteronomio 31:24-26).

 

Parte 5 de: El Tabernáculo terrenal versus el Tabernáculo espiritual –El tabernáculo terrenal: desde Josué hasta Salomón.

El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento: ¿cuál está en vigor durante la Era Cristiana?

Simbología del tabernáculo-templo de Israel mediante imágenes en PDF

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.