Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.


“Seis vertientes principales
del cristianismo en el Siglo XXI”

A grandes rasgos, como vistas desde
la cima de una montaña alta.

¿Hacia dónde conduce cada una?
Dejando que la Biblia lo indique,
sin pretender juzgar el autor de este estudio.

“La palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero” ( Juan 12:48 ).

A principios del Siglo XXI, el cristianismo, acaso la religión con más adeptos a nivel global, es una conglomeración compleja, aun caótica, de miles de iglesias y movimientos distintos. Desde la cima de la montaña “Vistas Espirituales Objetivas”, discernimos “Seis vertientes principales”, las que simplifican notablemente el panorama religioso.

1.  La doble vertiente “Tradicionalismo católico romano” y “Tradicionalismo ortodoxo”.

a)  Su origen: emerge de las múltiples tradiciones religiosas desarrolladas durante los primeros seis siglos de la Era Cristiana, concretándose estas en los decretos de concilios ecuménicos y las bulas de los Papas católicos. Se incorporaron tradiciones tanto del judaísmo como del paganismo de los antiguos romanos, griegos y egipcios. Todo estudioso imparcial de la historia sabe que existen enormes cantidades de evidencias para probarlo.

b)  ¿Hacia dónde conduce?

(1)  “Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición . … Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” ( Mateo 15:6-9 ). Palabras de Cristo.

(2)  Las tradiciones religiosas transmitidas de generación en generación pertenecen a la “vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres ( 1 Pedro 1:18 ).

(3)  “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres , conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” ( Colosenses 2:8 ).

 

2.  La vertiente “Protestantismo tradicional”.

a)  Su origen: nace de la Reforma que estremeció a Europa, comenzando en el Siglo XIII. Entre sus destacados fundadores figuran Juan Wycliff, Juan Hus, Martín Lutero, Zwingli y Juan Calvino. Sale del seno del catolicismo romano, separándose y distanciándose de este, pero arrastra tras sí varias tradiciones tales como el bautismo de niños y, en algunas iglesias de esta categoría, también el sacerdocio tipo levítico-pagano.

b)  ¿Hacia donde conduce? En adición a los tres textos citados en la partida “b)” de la primera vertiente, aplican otros.

(1)  Efectivamente, las iglesias que componen el “Protestantismo tradicional” son hijas de la Iglesia Católica Romana, pese a que lo nieguen enérgicamente. Sus rasgos particulares y conducta descubren su identidad espiritual. Se señalan en Apocalipsis 17:4-5 . “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: Babilonia la Grande, la Madre de las Rameras y de las Abominaciones de la Tierra.” “Madre” implica “hijas”. La “madre iglesia romana” tiene “hijas”. A menudo, estas la resisten, aun peleando contra ella, más sin embargo, llevan la marca de su madre, es decir, doctrinas y prácticas características de ella.

(2)  “Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada” ( Mateo 15:13 ).

 

3.  La vertiente “Calvinismo”.

a)  Su origen: los extensos comentarios del reformista francés Juan Calvino. La doctrina de este escritor prolífico se resume en las frases “depravación total, predestinación particular, gracia irresistible y salvo, siempre salvo” . Su teología, con variaciones, la siguen muchas iglesias protestantes, como también no pocas evangélicas y aun hasta cierto punto los pentecostales. Quienes la creen suelen minimizar la participación del ser humano en el plan divino de redención, sosteniendo la tesis de “salvación solo por gracia” o “por fe sola”, sin la necesidad de bautizarse o hacer obras.

b)  ¿Hacia dónde conduce?

(1)  “Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. … ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta ?” ( Santiago 2:18-20 ).

(2)  De Cristo os desligasteis , los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído ( Gálatas 5:4 ).

(3)  “El Señor… es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento ( 2 Pedro 3:9 ). Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” ( 1 Timoteo 2:3-4 ). Dios no hace acepción de personas , sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia ( Hechos 10:34-35 ). Estos textos refutan completamente las doctrinas de “predestinación particular” y “gracia irresistible”.

(4)  “Bautícese… para perdón de los pecados” ( Hechos 2:38 ). “El bautismo ahora nos salva” (1 Pedro 3.21). El ser humano deseoso de salvación eterna ha de participar activamente en el plan divino de redención, según indica el Espíritu Santo. ¿Con qué lógica resistir esta enseñanza bíblica tan clara? Más nos vale leer y creer la Biblia que dar credibilidad a la enredada teología de Juan Calvino.

 

4.  La vertiente “Existencialismo”, sinónimo, en esta época, del “Pentecostalismo”.

a)  Su origen: los escritos del filósofo danés Soren Kaikeguard. Este valuaba las emociones y los sentimientos por encima del conocimiento y la razón. En el cristianismo del Siglo XXI, el “Pentecostalismo” creado por William Seymour, en Azusa Street, Los Ángeles, California, en el año 1906, es la máxima expresión del existencialismo religioso, pues sus protagonistas, proponentes y multitudes de simpatizantes dan prioridad a las experiencias emotivas y psíquicas, relegando a segundo plano el conocimiento de la Biblia, la doctrina y la razón.

b)  ¿Hacia dónde conduce?

(1)  “Hágase todo para edificación. … Dios no es Dios de confusión. … Hágase todo decentemente y con orden” ( 1 Corintios 14:26-40 ). “Quítense de vosotros toda… gritería” ( Efesios 4:31 ).

(2)  “Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual ( Colosenses 1:9 ). “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” ( Juan 8:38 ). Dar más importancia al sentimentalismo religioso que a “toda la verdad” revelada por el Espíritu Santo ( Juan 16:13 ) resulta en desorientaciones y desatinos desastrosos para el alma.

 

5.  La vertiente “Iglesia comunitaria”, fuerte movimiento en pleno apogeo actualmente.

a)  Su origen: la “Iglesia Willow Creek”, en Chicago, Illinois, EE AA. Las decenas de miles de congregaciones que se identifican como “de la comunidad” proyectan la imagen de “interdenominacionales”, como también la de “programadas para responder a las necesidades, tanto morales y espirituales como materiales, de la comunidad”. Obviamente, el paradigma de “nueva iglesia contemporánea para la comunidad, no aliada con viejas iglesias tradicionales” agrada muchísimo a multitudes. Este tipo de iglesia apela a las nuevas generaciones, siendo quizá su mayor atracción “la adoración contemporánea”.

b)  ¿Hacia dónde conduce?

(1)  “Sobre esta roca edificaré mi iglesia” ( Mateo 16:18 ). Cristo tiene su propio paradigma para la iglesia, “la cual él ganó por su propia sangre” ( Hechos 20:28 ).

(2)  “Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” ( Gálatas 1:9-10 ). Todo el movimiento de “iglesia comunitaria” está propulsado por el deseo de “agradar a los hombres” , particularmente a la juventud.

(3)  No os conforméis a este siglo , sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” ( Romanos 12:2 ). Conformarse a la cultura que la rodea es precisamente lo que hace la “iglesia comunitaria” con su “adoración contemporánea”.

 

6.  La vertiente “Iglesia regida solo por el Nuevo Testamento”.

a)  Su origen: en Jerusalén, el día de Pentecostés, diez días después de la ascensión de su Fundador, y cincuenta después de su resurrección (Hechos 2). Su pacto espiritual: el Nuevo Testamento, sinónimo de “el régimen nuevo del Espíritu” ( Romanos 7:6 ), “la ley de la fe” ( Romanos 3:27 ), “la ley de Cristo” ( 1 Corintios 9:21 ) o “la doctrina de Cristo” ( Hebreos 6:1 ). De menos fuerza que las primeras cinco vertientes identificadas, esta se mantiene vigente en el mundo, pese a la gran competencia de las demás iglesias y movimientos, ofreciendo una alternativa a las corrientes del cristianismo que giran en torno a tradiciones o doctrinas de hombres. Al lector interesado en conocerla más de cerca le recomendamos “ Salón dedicado al evangelio de nuestra salvación y a la iglesia por Cristo edificada ”, de www.editoriallapaz.org.

b)  ¿Hacia dónde conduce?

(1)  Hacia la libertad en Cristo. “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres” ( Gálatas 5:1 ). Libre del “yugo de esclavitud” del Antiguo Testamento de Moisés, de vanas tradiciones y de mandamientos de hombres.

(2)  Hacia la salvación eterna. “Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” ( Hechos 2:47 ). “Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” ( Efesios 5:23 ). “Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas” ( 1 Pedro 1:9 ).

 

-Su servidor en Cristo, H. Shappley de Álamo.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.