Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Índice de todo el contenido, incluso gráficas.

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

Profecías de Jesucristo sobre Jerusalén y el templo. LISTA.

Profecías de Jesucristo sobre la destrucción del templo judío y Jerusalén

Esta gráfica de un hambriento moribundo ilustra el documento Una gran hambre azota a Jerusalén y Judea durante la década 50 del Siglo I d. C., en cumplimiento de la profecía de Jesucristo de que habría hambres, terremotos y otras señales antes de la destrucción del templo judío, evento acaecido en el año 70 d. C.

 

"Habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares" (Mateo 24:7).

 

"Habrá... HAMBRES..."
Cumplimiento de esta profecía en el Siglo I, antes del año 70.

Una gran hambre en Jerusalén durante el tiempo de Izates, rey de Adiabana, y su madre, la reina Elena. Década de los 40 del Siglo I d. C.

Antigüedades de los judíos, Libro XX, Capítulo II, 5. Por Flavio Josefo.

Tiempo

46 – 48 d. C.

Tiberius Julio Alexander es el procurador romano en Judea

Claudio es el emperador del Imperio Romano

Izates, rey de Adiabana (en el área de Mesopotamia), y su madre, Elena, brindan muchísimo socorro a los hambrientos en Judea. Anteriormente, se habían convertido al judaísmo.

Escribe Flavio Josefo…

5. Elena, la madre del rey, veía que la paz reinaba en el reino [de Adiabana] y que su hijo [Izates] era feliz y envidiado de todos, incluso entre los pueblos extranjeros, gracias a la providencia divina. Deseó visitar la ciudad de Jerusalén para postrarse en el Templo de Dios, célebre en todo el mundo, y ofrecer sacrificios de acción de gracias. Para ello pidió permiso a su hijo. Izates accedió al pedido de su madre; hizo grandes preparativos para el viaje y le entregó una fuerte cantidad de dinero.

Descendió, pues, a la ciudad de Jerusalén, acompañándole su hijo durante un largo trecho. Su llegada resultó sumamente provechosa para Jerusalén, pues en aquel momento la ciudad sufría por el hambre y muchos morían a causa de la indigencia. La reina Elena envió a algunos de sus esclavos, unos a Alejandría para que compraran trigo, otros a Chipre para que trajeran un cargamento de higos. Regresaron lo antes posible, y ella distribuyó estos alimentos a los nativos, dejando por este motivo un recuerdo imperecedero en nuestro pueblo.

Su hijo Izates, cuando supo que en Jerusalén pasaban hambre, envió una gran cantidad de dinero a los principales de la ciudad. Pero contaremos más adelante todo lo que estos reyes han hecho en beneficio de nuestro pueblo.”

 

Antigüedades de los judíos, Libro XX, Capítulo V, 2. Por Flavio Josefo.

Fecha verificada para aquella gran hambre en Jerusalén

Tiberio Alejandro fue procurador romano de Judea del 46 al 48 d. C.

“2.  Sucedió a Fado Tiberio Alejandro, hijo de Alejandro, que fuera alabarca de Alejandría, el primero de sus contemporáneos por su nobleza y riqueza y que sobresalió también por su piedad hacia Dios a su hijo Alejandro, pues éste no permaneció fiel a las costumbres y las leyes patrias. En su tiempo fue cuando sobrevino en Judea la época de gran hambre, en cuya oportunidad la reina Elena compró con su dinero mucho trigo en Egipto, según dijimos antes.”

Mapa que indica la ubicación del Reino de Adiabana en el Siglo I d. C.

Ubicación del Reino de Adiabana

En este mapa del Imperio Armenio del Siglo I de la Era Cristiana, se indica que el pequeño Reino de Adiabana ocupaba un territorio al este del río Tigris, entre Osrhoene en el occidente y Media Atropatene en el oriente. Su capital era Arbela.

Adiabene (del griego antiguo ἈδιαβηνήAdiabene, a su vez derivado del idioma siríaco: ܚܕܝܐܒḤaḏy’aḇ o Ḥḏay’aḇantiguo persa: Nodshirakan,armenio: Նոր ՇիրականNor Shirakan) fue un antiguo reino en Asiria, su capital era Arbela (actualmente Arbil, Irak). En el siglo I sus gobernantes se convirtieron del ashurism judaísmo. La reina Helena de Adiabene (a quien las fuentes judías denominan Heleni HaMalka) se mudó a Jerusalén donde mandó construir palacios para ella y sus hijos, Izates bar Monobaz Monobaz II en la zona norte de la ciudad de David, al sur del Monte del Templo. Según el Talmud, tanto Helena como Monobaz donaron gran cantidad de riquezas al Templo de Jerusalén.

Gobernantes del Reino de Adiabana

-Izates I (c. 15 d. C.)

-Bazeus Monobazus I (20?–30? d. C.)

-Heleni (c. 30–58 d. C.)

-Izates II bar Monobazus (c. 34–58 d. C.)

 

Monobazes, rey de Adiabana, padre de Izates, se casó con su propia hermana Elena. La reina Elena y su hijo Izates se convierten al judaísmo. Muerto Monobazes, Izates fue nombrado rey. Fiel a la ley de Dios dada a Moisés, Izates se circuncidó.

El relato completo de estos eventos y circunstancias se puede leer en:

Antigüedades de los judíos, Libro XX, Capítulo II, 1. Flavio Josefo.

 

Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones. Índice de todo el contenido, incluso gráficas.

Índice de solo los textos que componen el comentario sobre Apocalipsis

Profecías de Jesucristo sobre Jerusalén y el templo. LISTA.

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.