Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Cursos de capacitación ministerial.

Una lista, con enlaces, de los disponibles en este sitio de Internet.

PDF's del Curso completo Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios.

El TEXTO de las cinco sesiones

La Cubierta y el Contenido de la versión impresa

Sesión 1 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

Sesión 2 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

Sesión 5 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

 

 

Iniciándose…

                …y perfeccionándose…

                                      …en los ministerios espirituales…

               …del Reino de Dios

 

Sesión 4

 

Unas cuantas figuras fantasiosas, contra un trasfondo misterioso de grises y negro, representan a demonios, en sentido simbólico, que asechan a los cristianos que ejercen ministerios espirituales en el Reino de Dios.

 

Algunos DEMONIOS…

que asechan a los que ministran en la congregación

El demonio Flojo Dejado

 

La familita de demonios…

Repetitivo Reiterativo,

Vagancia Me da lo Mismo

y su cría Rito Aburrido

 


 

Sacando "cosas nuevascosas viejas"

de tu TESORO

 

Formato de conferencia presentada en vivo

 

Queridos hermanos y hermanas, tal vez este tema de DEMONIOS que asechan a los que ministran en la congregación nos incentive a prestar aún más atención a los temas que componen este curso.

¿Acaso hayas visto a dos o tres de esos malvados en tu congregación?

Efectivamente, ya comenzamos a quitarle el disfraz a uno de ellos en la última parte de la Sesión 3 al presentar a la "P" GRANDE y a la "P" un poco menos grande.

¿Cuál era la "P" GRANDE? PREPARACIÓN.

¿Y la "P" no tan grande? POSICIÓN. Para entrar en acción en el momento preciso de efectuar cualquier ministerio.

Pues bien, cuando el cristiano que ministra en la congregación no se prepara bien ni se posiciona estratégicamente antes del momento de entrar en acción, dando excusas flojas y justificándose débil, aun irracionalmente, podemos dar por sentado que detrás de él, aun dentro de él, en su mente, corazón, alma y espíritu, el primero de los "demonios" está activo. ¿Su nombre? Se llama Flojo Dejado.

¡No se alarmen! Este no es tan feo. No está envuelto en llamas. Casi no se ve su colita. No se mueve mucho. Al fin y al cabo, su nombre es ¡Flojo Dejado!

Este es el mismo que habitualmente se esfuerza insistente y sutilmente para lograr que el incauto colaborador de Dios no cumpla satisfactoriamente, tropiece o fracase penosamente.

Su empeño es anular la efectividad del colaborador espiritual. Lograr que desista de anhelar ministerios espirituales. Privar a la congregación de sus posibles aportaciones valiosas, empañar su testimonio y robar a Cristo la gloria que el consiervo fiel y competente suele traer. En fin, troncharlo, dejándolo inútil para futuros servicios en el Reino espiritual de Dios y Cristo.

Bien pudiéramos culpar al demonio Flojo Dejadopor nuestras deficiencias y fracasos en ministerios, pero la irrefutable realidad es que él solo puede acercarse a nosotros, haciéndonos daño, aun estragos que rayen en lo irreparable, si se lo permitimos. Reitero, subrayando: ¡si se lo permitimos!

Amados, qué conste: al nombrar a "demonios" en este contexto, estoy expresándome retóricamente. En el intento de "personificar" las actitudes negativas, la dejadez, la flojedad, la vagancia mental y espiritual que menoscaben nuestros buenos deseos de ser útiles a Dios y su iglesia. Mejor dicho: "Demonizarlas", como si fueran un "hato de demonios de verdad".

Lenguaje retórico que utilizo adrede para hacer impactar la seriedad del conflicto de fuerzas buenas y malas dentro de nosotros los que sentimos el llamado, el impulso, es más, el DEBER de contribuir a la administración de la Palabra de Dios dentro y fuera de la iglesia.

¿Cuáles fuerzas predominarán? ¿Las buenas o las malas?

Los "enemigos" son fuertes y astutos; sus artimañas, muchas y sutilmente engañosas en extremo.

A esto obedece lo de representarlos como "demonios", orando que las sensibilidades de los presentes no se escandalicen demasiado.

Pensándolo: en estos contextos espirituales retóricos, hay "demonios" realmente corruptos, violentos y criminales que arruinan reputaciones, cuerpos humanos y almas; mentes y espíritus; matrimonios y familias.

Por otro lado, los menos malos hay que se limitan, más o menos, a frustrar, dañar o anular cosas buenas y hermosas.

Por ejemplo, el aura o espíritu de una congregación. Sus obras benévolas y evangelísticas. Y, certeramente, los MINISTERIOS de cristianos bien intencionados.  

See the source imageEn el contexto de estos preciosos ministerios, a dos "Demonios", en particular, padre e hijo que son, les tengo bastante temor. Me refiero al padre demonio "Repetitivo Reiterativo" y a su hijo "Rito Aburrido".

Los vi en acción por primera vez allá en Tennessee, donde crecí y fui bautizado, cuando, aún bastante joven yo, me di cuenta de que algunos varones que dirigían oraciones en las congregaciones decían, casi siempre, exactamente lo mismo. Domingo tras domingo, mes tras mes, año tras año.

Más adelante en mi vida, en otros lugares de habla inglesa, ya casado este servidor y tratando, pese a ser novato medio ignorante, de funcionar como buen evangelista, observaba, en algunas congregaciones, la misma tendencia a una repetición ritualista en ciertos ministerios. Como también, aún más adelante, en algunos lugares de habla hispana. Culpable yo en una que otra medida del mismo error.

See the source imageDigo, "ERROR", porque Repetitivo Reiterativo, unido a Doña Vagancia Me da lo Mismo, engendran a Rito Aburrido, su hijo peligrosamente dañino que lleva la música soporífica por dentro. Fruto malo ese niño siniestro que todo buen ministro de Jesucristo debería impedir producirse, a como dé lugar.

¡Romper las ataduras dañinas de la aburrida repetición de contenidos y formatos en sermones, clases bíblicas, la administración de la Mesa del Señor, las oraciones y otros ministerios! El reto para todo aquel que efectúe ministerios espirituales.

¿Acaso haya hecho acto de presencia esta familita dañina en tu congregación? Repetitivo Reiterativo, Vagancia Me da lo Mismo y su cría Rito Aburrido.

See the source imageSi se les da la "Bienvenida" y se les tolera año tras año, su espíritu nocivo comienza a permear toda la congregación, a lo mejor sin que se den cuenta del mal muchos miembros. Debilitando poco a poco a la congregación y matando paulatinamente su entusiasmo espiritual, condiciones que bien podrían causar, más pronto que tarde, la desaparición de la congregación.

"Tengo contra ti, que has dejado tu primer amor", censura Cristo a la iglesia en Éfeso.

Entiendo que el ritualismo en formatos para reuniones y ministerios, incluso, en el lenguaje acostumbrado de los que ministran, contribuye a que algunos cristianos dejen su "primer amor". ¿Qué opinas tú?

Lo mismo, más o menos lo mismo, domingo tras domingo, año tras año.

En tal ambiente, Rito Aburrido crece tanto que tal vez algunos débiles, aún algunos que eran bastante fuertes, dejen de congregarse todo el tiempo, refunfuñando: "¡Esto está demasiado aburrido, lleno de interminables repeticiones! Lo mismo; lo mismo, siempre. La misma letanía."

Fácil replicar que deberían resistir y soportar.

Más sabio tomar medidas fuertes contra Rito Aburrido.

¿Cuáles medidas?

Un nuevo y diferente saludo cada domingo para los congregados al principio de cada reunión. Bien pensado. Conciso. Muy espiritual. Nada de lo mundano. Con entusiasmo espiritual disciplinada. Un llamado elegante a la adoración "en espíritu y en verdad".

Nuevos y diferentes enfoques cada domingo para la Cena del Señor.

¿Por qué leer 1 Corintios 11 casi todos los domingos? Habiendo decenas de textos bíblicos relevantes. Y veintenas de enseñanzas espirituales relevantes.

A propósito, en el sitio de Internet editoriallapaz.org, hay un curso de quince lecciones sobre la Cena del Señor, recurso para los textos y temas.

Entre paréntesis, no dejando de tener presente que la Cena es para meditarse cada participante individualmente en su significado, estando en profunda comunión personal con Cristo, y no para sermones ni himnos.

¿Cuáles medidas?

Nuevos y diferentes enfoques concisos en lo relacionado a las Ofrendas.

Numerosos textos y ejemplos bíblicos disponibles. ¿Por qué citar solo a 1 Corintios 16 o 2 Corintios 9?

Datos sobre el uso actual de las ofrendas de la congregación. Ejemplos específicos. Tal ayuda enviada a los hermanos en Nicaragua, Venezuela, la República Dominicana o El Salvador.

Nuevos temas para clases bíblicas.

Una LISTA de los temas presentados durante los últimos veinticuatro meses se prestaría para evitar la repetición de materias.

Durante los últimos dos meses de 2018 y los primeros tres de 2019, en cierta congregación de Florida, el tema de la ORACIÓN fue enseñado a lo menos cuatro veces. No una sola clase sino varias clases por cada maestro. Diríase: REPETICIÓN innecesaria, aun contraproducente, pues, ¿a cuál alumno le agrada repetir la misma clase seguidamente, una y otra vez? Como si no hubiese cientos y cientos de temas grandes y maravillosos en la Biblia, todo un caudal enorme entre los que escoger.

¡Ni se eximen predicadores!

Cada domingo, prédicas de contenido sustancialmente diferente. Totalmente bíblicas, pero diferentes, con nueva información y nuevos enfoques para los oyentes.

NO, por favor, la misma avena con leche domingo tras domingo.

Ni tampoco las mismas curitas y vendajes para nuestras heridas espirituales.

Ni tampoco las mismas verduras amargas.

Como tampoco la misma carne difícil de digerir.

¡SÍ!, por favor, variedad y sabores distintos, para paladares distintos.

Leche fresca, claro, y papas majadas, pero también alimentos sólidos, en su punto, como preparados con amor y esmero por un chef maestro, con la sazón especial de la gracia divina.

Distintos formatos también.

¿No eres capaz de variar tu estilo ni el formato de tus mensajes?

Bueno………. Quiera el Señor que el único que tengas sea adecuado, y comprendo que eso puede ser el caso para algunos predicadores, mas, sin embargo, no para la mayoría de nosotros.

Cierto hermano, al iniciarse en el ministerio de predicar en una congregación, donde ya otros hermanos se tornaban en el púlpito, solía dedicar de tres a diez minutos de cada sermón al mismo subtema de "fiel en la asistencia", con admoniciones y regaños a granel. Creciendo y perfeccionándose en el ministerio, cortó esa repetición ya un tanto molestosa, añadiendo, a su repertorio, mensajes ilustrados mediante objetos apropiados, diapositivas, etcétera.

Jamás se me olvida el mensaje suyo sobre los OLORES de 2 Corintios 2, con una mesa en la tarima llena de frascos de distintos productos que emitían olores, algunos agradables al olfato; otros, que apestaban malamente.

Ni se me olvida nunca un mensaje por uno de los ancianos de otra congregación sobre el mismo texto y tema. Trasfondos históricos. Diapositivas apropiadas. Aplicaciones sabias. ¡Realmente Inolvidable e impactante! Instructivo y edificante. 

¿Cuántas horas y cuánto trabajo para confeccionar mensajes de tan elevada categoría? Muchas. Mucho trabajo. Te lo aseguro. Y mucha oración. Y mucha disciplina mental-espiritual. Y mucho leer la Biblia. Y mucha visión iluminada por lo celestial. Y mucho deseo de edificar a los hermanos y a las visitas. Y mucho de todo lo bueno.

A resumida cuenta, al comenzar a ejecutar ministerios en la iglesia, ¡no te dejes enjaular tras las rejas duras de repeticiones aburridas y ritualistas!

No seas meramente una lora que repita sin pasión espiritual personal lo que otros también vengan repitiendo.

Eres original, único.

Pon tu mente, corazón y espíritu a explorar y hacer tuyas "las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios" (Romanos 11:33), del "evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo" (Efesios 3:8), "todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento." (Colosenses 2:2-3).

Observa el Señor Jesús: "todo escriba docto" -por "escriba"sustituyo "predicador, maestro, dirigente de cultos, de la Mesa del Señor, de oraciones, de cánticos"- cualquier "docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevascosas viejas". (Mateo 13:52).

docto, a (Del lat. doctus < docere, enseñar.) adj./ s. Que tiene muchos conocimientos. Entendido, versado.

Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

Y tú y yo, ¿somos doctos "en el reino de los cielos"?

¿Tenemos un rico tesoro de que sacar "cosas nuevascosas viejas"?

Para deleite de la congregación y la salvación de visitas.

 

Agradezco infinitamente tu atención, paciencia y bondad.

 


 

Sesión 5 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

Sesión 1 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

Sesión 2 de Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios

PDF's del Curso completo Iniciándose y perfeccionándose en los ministerios espirituales del Reino de Dios.

El TEXTO de las cinco sesiones

La Cubierta y el Contenido de la versión impresa

 

Cursos de capacitación ministerial.

Una lista, con enlaces, de los disponibles en este sitio de Internet.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.