Suscríbase para recibir notificaciones de nuevos artículos.

 

Intercambios en esta Web. Diecinueve archivos en esta Web llenos de intercambios y datos sobre muchos temas y textos bíblicos.

Pentecostalismo y pentecostales. Gran cantidad de estudios e intercambios en esta Web.

 

"Perfume de santidad por doquier" que exuda del Movimiento Misionero Mundial

 

En esta fotografía aparece el pastor Rodolfo González, líder peruano del Movimiento Misionero Mundial, ilustración para el Intercambio: Perfume de santidad doquier, en editoriallapaz.

“El pastor Rodolfo González, líder peruano del Movimiento Misionero Mundial, es acusado de ser supuestamente un estafador. Según Fernando Moreno, ex yerno de González denunció en Panorama que los “diezmos” que se dan a la organización cristiana son usados por el pastor para pagar sus propiedades. Moreno, señaló que de tanto dinero que posee el pastor Gónzalez, ha fundado un canal de televisión que transmite desde el Perú a 60 países del mundo, según publica el diario de Perú 24 Horas. www.noticiacristiana.com  Miércoles 13 de Abril de 2016”

 

Obispo de Dios y Predicador Pentecostal protesta, retándonos a oler "el perfume de santidad por doquier" que exuda de su iglesia "Movimiento Misionero Mundial".

 

Intercambio

 

Estimado amigo Pentecostal Peruano:

Saludos en el nombre del Señor, esperando que usted se encuentre bien de salud.

Respetuosamente, este servidor responde a sus planteamientos, intercalando mis comentarios en su carta para brevedad y más claridad.

Usted escribe…

“SOY UN OBISPO DE DIOS…

Comentario. Se deduce que usted llene al pie de la letra las requisitos para “obispo” que asienta el Espíritu Santo en 1 Timoteo 3:1-7 Tito 1:5-9, entre ellos, casado de una sola mujer, con hijos creyentes, es decir, bautizados bíblicamente y sujetos a sus padres, y que no sea usted neófito. De acuerdo con los datos de su carta, usted tendrá unos treinta y cuatro años de edad, quizás demasiado joven para ser “anciano”, o sea, “obispo” de una iglesia, como también, quizás, para tener hijos cristianos (convertidos, bautizados bíblicamente y fieles).

¿Es usted el único "obispo" de su congregación? El Espíritu Santo dispone que haya una pluralidad, es decir, a lo menos dos obispos en cada congregación. “Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quién habían creído” (Hechos 14:23). ¿Se da cuenta? “…ANCIANOS…” Plural. “…en cada iglesia.” La iglesia en Jerusalén contaba con ancianos, plural (Hechos 15:4). La congregación en Filipos tenía “obispos y diáconos” (Filipenses 1:1), plural. “…ancianos”, plural, también identificados como “obispos” (Hechos 20:28), plural, gobernaban a la iglesia en Troas (Hechos 20:17). Bien se sabe que las iglesias pentecostales no siguen este patrón bíblico en su organización. Más bien, cada congregación se somete a un solo “pastor”. La pluralidad de obispos (sinónimo de ancianos, pastores o presbíteros) evita dictaduras de la naturaleza de la que impuso el infame Diótrefes (3 Juan 9-10).

“…Y PREDICADOR PENTECOSTAL, POR 19 AÑOS.

Mi observación al respecto es que se encuentran en el Nuevo Testamento, el cual es la “ley de Cristo” para su iglesia (1 Corintios 9:21), a buenos ministros de Cristo (1 Timoteo 4:6), ministros competentes del “nuevo pacto” (2 Corintios 3:6), “colaboradores de Dios” (1 Corintios 3:9), y términos tales como “ministro de Cristo”, “ministro de la iglesia”, evangelista, etcétera, pero hasta la fecha no he topado con ningún “predicador pentecostal” en las Sagradas Escrituras. El vocablo “Pentecostés”, transliteración del griego al español, quiere decir “quincuagésimo”, refiriéndose la palabra tal cual usada en Hechos 2 a la fiesta anual judía que caía cincuenta días después de la Pascua. Por lo tanto, “predicador pentecostal” significaría, literalmente, “predicador quincuagésimo”, “predicador de la fiesta hebrea de las semanas” o “predicador de la fiesta hebrea de la cosecha”. ¿Tal clase de “predicador” es usted?

ME CONVERTÍ A LOS 16…

Comentario. Así que, se convierte usted al pentecostalismo a los 16 años edad. Dada esta circunstancia, surge, naturalmente, la pregunta: ¿cuánta “sana doctrina” (1 Timoteo 4:16) del Nuevo Testamento sabía usted antes de convertirse? ¿Suficiente para una evaluación inteligente y objetiva de los primeros mensajes evangélicos que escuchara?

“…Y HE PODIDO ESTUDIAR TEOLOGÍA E HISTORIA (QUE POR CIERTO DONDE PODRÁ ESTUDIAR TEOLOGÍA SUS ESCRITORES SIN QUE SEA EVANGÉLICA O PROTESTANTE). QUIZÁS HAYA ESTUDIADO SOLO Y HAYA DESCUBIERTO AMÉRICA EN EL SIGLO PASADO.

Comentario. ¿Estudiaría usted “teología e historia”, tal y como concebidas e impartidas por líderes pentecostales, antes de aprender la “sana doctrina” del Nuevo Testamento? El contexto de su testimonio indica que sí.

Observamos que en la misma situación peligrosa se encuentra la inmensa mayoría de los varones que estudian para el sacerdocio católico romano. Estos jóvenes o adultos jóvenes reclutados por la jerarquía católica, ¿cuánto conocimiento puro de la Biblia tienen antes de iniciarse en los cursos teológicos impartidos por maestros de la Iglesia Católica? He ahí, su dilema mayúsculo: criados en el seno del catolicismo y empapados de sus dogmas y tradiciones, carecen de la preparación necesaria para un análisis inteligente de la teología que se les imparte. Seguramente, de aprender y entender previamente la “sana enseñanza” (Tito 1:9) de Cristo y sus apóstoles, por el Espíritu, quizás muchos de ellos, en vez de ilusionarse con ser sacerdotes, abandonarían de una vez al catolicismo. Por ejemplo, la persona que aprende que el celibato obligatorio figura entre “doctrinas de demonios”, según 1 Timoteo 4:1-5, y que dos de los veintitrés requisitos para servir a la iglesia como “obispo” es que el candidato ha de ser casado y tener hijos creyentes no acusados de disolución (1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-9), ¿estaría dispuesta a obviar estas enseñanzas tan claras? Pienso que ninguno en sus cabales se atrevería a sostener justamente lo contrario de lo que expone y manda el verdadero Espíritu de Dios.

Aplicado esto al varón que abrace a la teología pentecostal sin haber adquirido previamente conocimiento adecuado de doctrinas básicas de la nueva “ley de Cristo” (1 Corintios 9:27), ciertamente, el proceder del tal varón no sería sabio. Por ejemplo, escrutando las Escrituras sin prejuicios o idea preconcebidas, aprendería que el Espíritu Santo ordenó a los cristianos en Corinto a hablar lenguas por turno, estipulando que no más de tres las hablaran en una reunión y que, de no haber intérprete, se callaran. Además, que las mujeres no hablaran durante el culto, que todo se hiciera “para edificación”, al igual que “decentemente y con orden” (1 Corintios 14:26-40). Armado con este conocimiento, comprendería que la teología pentecostal de actualidad contradice estas directrices asentadas por el Espíritu Santo. Entonces, ¿con qué sentido o lógica se dedicaría, como “predicador pentecostal”, a proclamar enseñanzas y promover prácticas opuestas diametralmente a las del Espíritu?  

Respetado Predicador Pentecostal, a estas alturas en su vida, después de sus estudios “teológicos”, ¿puede usted pasar el Examen doctrinal pentecostal?

Pregunta usted: ¿Dónde aprender nosotros “teología” si no somos “evangélicos o protestantes”? ¡Fácil! ¡En la Biblia! Leer las Sagradas Escrituras infinidad de veces. Leerlas constantemente. Aprenderlas de memoria. Comparar textos. Escuchar sí a predicadores y maestros “competentes” del Nuevo Pacto (2 Corintios 3:6), que usan “bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15), que son “idóneos” y aptos para enseñar (2 Timoteo 2:2, 23-26), en virtud de haber aprendido ellos mismo correctamente aquella misma “palabra de verdad”, pero, cotejando siempre el alumno, con la Biblia abierta, toda ponencia de todo maestro, probando “a los espíritus” (1 Juan 4:1).

Querido amigo, estudiar uno “solo” las Escrituras, tiene enormes beneficios. La mente y el espíritu libre de teologías, teorías o interpretaciones desarrolladas por otros seres humanos, analiza con más libertad y objetividad toda enseñanza, todo dato, ¿no le parece? El perezoso de mente, el flojo de espíritu, embotella la información impartida por el profesor, sin cuestionarla, sin examinarla, cosa que hace no pocos “estudiantes de teología” de todas las confesiones cristianas. De ahí, se hacen, a su vez, portavoces, de los errores de sus profesores.

Referente a la indirecta de descubrir este servidor a “América en el siglo pasado”, pues, amado, ojalá tenga usted la astucia y buena fortuna de descubrir, allá en Jerusalén, Corinto, Troas, Roma y Antioquia, en el primer siglo de esta Era Cristiana, a la iglesia verdadera, con su doctrina pura, pues en las regiones y los tiempos espirituales de su vida, el pentecostalismo que usted ha descubierto solo data del año 1906, teniendo su origen en la iglesia pentecostal fundada en Azusa Street, Los Ángeles, California, Estados Unidos de América, por el afro americano casi iletrado William J. Seymour. ¿Ha leído usted El Pentecostalismo: su origen y desarrollo en Estados Unidos de América”?

“PERTENEZCO AL MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL QUE TRABAJA MAS DE 50 AÑOS EN EL MUNDO. PARECE QUE NUNCA SE HA TOPADO CON ESTA CONGREGACIÓN.

Comentario. La conozco. Se trata de otra organización de la prolífera descendencia espiritual de William J. Seymour. Personalmente, pertenezco a la iglesia de Jesucristo que trabaja casi dos mil años en el mundo. ¿Conoce usted a esta iglesia?

“LE RETO A QUE LA INVESTIGUE Y ENCONTRARA PERFUME DE SANTIDAD POR DOQUIER.

Comentario. ¿Conque encuentre este servidor "perfume de santidad por doquier” en el Movimiento Misionero Mundial? Bueno. A ver. Al tener mis primeros contactos con el pentecostalismo en Puerto Rico, donde también existe el tal Movimiento Misionero Mundial, me quedé muy impresionado con su fervor evangelístico, el horario de cultos todas las noches, las modas decentes de las damas pentecostales y el fuerte llamado a “santidad”. Grande fue mi decepción cuando comprobé que un porcentaje alarmante de los pastores, profetas, evangelistas, reverendos, obispos o apóstoles pentecostales había sido acusado de “adúlteros y fornicarios”. No pocos se habían llevado a alguna doncella o dama de su propia congregación. Algunos cometían pecados sexuales con mujeres pentecostales casadas. No faltaban quienes reclamaran alguna “revelación o sueño divino”, alegando que el mismo Espíritu Santo les había indicado que se divorciaran y se casaran de nuevo. “El Espíritu Santo me ha revelado en sueños que la hermana María López y este servidor salgamos en misión evangelística a la República Dominicana”, siendo casado el que lo dice, ¡pero no con la hermana María López! Este patrón de conducta inmoral se sigue hasta el sol de hoy entre muchos pentecostales. Cada rato brotan nuevos escándalos

¿Reconoce usted los nombres de Jim BakkarTammy Bakkar y Jimmy Swaggart? Se trata de renombrados tele evangelistas pentecostales de Estados Unidos de América que fueron denunciados en los medios de noticias internacionales por sus pecados sexuales. ¿Y qué me dice de Rodolfo Font? Este famoso predicador pentecostal puertorriqueño divorció a su esposa legítima, casándose luego con una feligresa de su iglesia y trasladándose a Houston, donde sigue, como si nada, su ministerio de prosperidad y salud. Gran número de pastores y evangelistas pentecostales han caído en pecados sexuales semejantes.

Además, la inmensa mayoría de los líderes pentecostales también hace mercadería del evangelio mediante la venta de artículos religiosos, como también de golosinas, pasteles, etcétera, y, además, la exigencia de diezmos y múltiples ofrendas en cada reunión, pecado rotundamente denunciado por el verdadero Espíritu Santo. “Por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas” (2 Pedro 2:1-3) advierte el Espíritu, pero los pentecostales le hacen caso omiso.

"¿Perfume de santidad por doquier”? No, de cierto, conforme a mis experiencias y observaciones. Le pido perdón si mi franqueza lastima su preciosa alma, pero me incumbe decir que “podredumbre de corrupción moral y doctrinal por doquier” es lo que huele este servidor en el pentecostalismo. “Santidad” solo de la boca para afuera es la que se palpa. ¿De qué vale el traje largo si solo encubre corazón carnal? Se vuelve símbolo de hipocresía, ¿no le parece?

¿Sabe que la inmoralidad e hipocresía han sido rasgos del pentecostalismo desde su origen? Considere los testimonios siguientes tomados de El Pentecostalismo: su origen y desarrollo en Estados Unidos de América.

Excesos e inmoralidad. Las “manifestaciones de la carne” que observó Charles Fox Parham en Azusa Street las ven muchos testigos que examinan desapasionadamente el movimiento. “Al nacer el Pentecostalismo, casi de inmediato la rama del cristianismo que parió el movimiento rechazaba al vástago. Su engendrador, el evangelismo radical, consideraba al hijo un mutante feo” (Grant Wacker, en su artículo Apasionamiento desenfrenado concebido en el infierno, Christian History–Historia cristiana- Tomo XVII, Número 2, Publicación número 58, página 28. PO Box 606, Mt. Morris, IL 61054-0606, U.S.A. www.christianhistory.net).

a) En 1907, A. T. Pierson, editor de la publicación “Missionary Review of the World”, observó para sus lectores que incidentes de “impropiedades escandalosas” ocurrían en las campañas pentecostalesDos meses más tarde, dijo haber sido demasiado blando y moderado en su evaluación.

b) El evangelista W. B. Godbey, del movimiento “Santidad”, detectó en los círculos pentecostales lo que calificó de “apasionamiento desenfrenado nacido en el infierno”, añadiendo que gariteros, ateos, prostitutas y ladrones también hablaban lenguas.

c) El reconocido predicador Reuben A. Torry aseguró que las campañas pentecostales “hervían con inmoralidad de la peor naturaleza”.

“CREO QUE USTEDES SON OFENSIVOS, EXCLUYENTES Y EXCLUSIVISTAS, PARECIDOS A LOS DISCIPULOS CUANDO PROHIBIERON PREDICAR A QUIEN NO ANDABA CON ELLOS.

Comentario. Sentimos que nuestra franqueza le sea ofensiva. A nuestro parecer, más sabio sería armarse de valentía espiritual para confrontar varonilmente a realidades y verdades irrefutables. “Excluyente” confieso ser, pues el mismo Espíritu Santo ordena que no digamos “¡Bienvenido!” a quienquiera que “no persevera en la doctrina de Cristo” (2 Juan 9-11). “Exclusivista” también, por la misma razón. Ahora bien, aquel que echaba demonios, pero que no andaba con los apóstoles (Lucas 9:49-50), se sobreentiende que tal poder y autoridad se los había dado Cristo mismo. Por lo tanto, no predicaba “otro evangelio” sino el mismo que anunciaba el Señor. En cambio, los pentecostales anuncian un “evangelio diferente”.

“COMO AMANTE DE LA SANA DOCTRINAPUES PREDICAMOS SANTIDAD DE VIDA Y PODEREN FIN, DESPUÉS DE LA AMARGURA, PIDO A DIOS QUE ASÍ COMO USTEDES CREEN QUE SON DE CRISTO, ASÍ TAMBIÉN ENTIENDA QUE HAY OTROS QUE SOMOS DE CRISTO.”

Comentario. No dudamos que haya muchas, muchas almas sinceras que se identifican espiritualmente como “pentecostales”. Esto se debe, diría yo, principalmente a que el primer mensaje “evangélico” que escucharon y aprendieron era el de algún pentecostal. Aún hasta el día de hoy no saben que existe un mensaje mucho más puro. Nuestro deseo ferviente es que tengan la oportunidad de aprender la verdadera “doctrina de Cristo”. Amado, si usted tiene el valor de abrazarla y proclamarla, será “utensilio de oro” en las manos de Dios (2 Timoteo 2:20-26), utilizado para la salvación de quizás muchos de sus compatriotas.

Para servirle en Cristo,

Homero Shappley de Álamo

 

Intercambios en esta Web. Diecinueve archivos en esta Web llenos de intercambios y datos sobre muchos temas y textos bíblicos.

Pentecostalismo y pentecostales. Gran cantidad de estudios e intercambios en esta Web.

 

  

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.